Andrés Iniesta y Thiago Silva, embajadores de Nissan


Nissan se ha estrenado como nuevo sponsor de la UEFA Champions League, un compromiso que le unirá al fútbol europeo hasta la temporada 2017/2018 y cuyo primera piedra de toque tuvo lugar ayer en la ciudad galesa de Cardiff, con motivo de la disputa de la final de la Supercopa europea, brillantemente ganada por el Real Madrid contra el Sevilla por 2-0.

Andrés Iniesta, nuevo embajador de Nissan
Andrés Iniesta, nuevo embajador de Nissan

Por eso, y aprovechando el tirón del “deporte rey”, el fabricante nipón ha designado a dos futbolistas de primer nivel como son el manchego Andrés Iniesta y el brasileño Thiago Silva como sus embajadores de la marca a nivel mundial, especialmente para aquellos eventos relacionados con el mundo del fútbol.

Así pues, y entre otras actividades, ambos deportistas participarán activamente en diferentes actos de promoción de Nissan, así como en la primera campaña de lanzamiento del patrocinio de la UEFA Champions League y protagonizarán diversos contenidos en las redes sociales, donde la marca japonesa tiene presenca (Facebook y Twitter, principalmente).

Actualmente, y además de ser patrocinador de la Champions League, también es patrocinador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Rio 2016, de la Copa de Naciones de África, la Liga NCAA de fútbol americano o la Liga de fútbol canadiense y entre su elenco de embajadores deportivos cuenta con los medallistas olímpicos Usain Bolt y Sir Chris Hoy.

Anuncios

España ¡¡¡campeona del mundo!!!


Aunque evidentemente poco o nada tiene que ver con el mundo del Motor, espero que me perdonéis la “licencia” y comprendáis que abra el blog hoy con una entrada homenaje a nuestra Selección, la de todos, que por primera vez en la Historia se ha proclamado campeona del mundo de fútbol.

Como además España llevaba históricamente consigo una losa en este tipo de competiciones que hacía que, bien por no tener un equipo competitivo, bien por malos arbitrajes o simplemente por la mala suerte, lamentablemente teníamos que ver por televisión estos acontecimientos. Las finales de Mundiales o las celebraciones de los campeones nos pillaban siempre tan lejos que uno las miraba con un punto de envidia o de nostalgia, pensando además que jamás nos veríamos en una de éstas.

¡¡¡Campeones del Mundo!!!

Sin embargo, ayer la Selección Nacional nos hizo vibrar a todos los españoles y, sobreponiéndonos a las coces -porque no merecen otro calificativo- que nos propinaron una y otra vez los holandeses, con la permisividad del infame árbitro Howard Webb, sufrimos como siempre pero ganamos como nunca, cambiando por primera vez las tornas de aquel viejo dicho, tan nuestro -especialmente en los partidos de cuartos de final- que decía eso de “jugamos como nunca, perdimos como siempre”…

Este gol del manchego Andrés Iniesta pasará a la historia de nuestro país por ser el que nos dio la gloria y nos permitió, por vez primera, levantar el trofeo de campeones del mundo y culminar por todo la alto la revolución de nuestro deporte de élite, que vive estos años una auténtica “Edad de Oro”.  Además, espero que  este triunfo sea un verdadero punto de inflexión para muchas cosas en nuestro país, desde todos los puntos de vista.