Todas las asociaciones del sector de la automoción en España solicitan al Gobierno la prórroga del Plan PIVE


logo-plan-pive

Que el Plan PIVE ha sido un éxito rotundo es un hecho palmario. No hay más que ver que prácticamente ha agotado los fondos previstos y ya está a punto de finalizar con casi tres meses de adelanto frente al plazo inicialmente estipulado.

Los últimos datos de ventas registrados en nuestro país, correspondientes al mes de diciembre, pese a ser tremendamente negativos, despertaron el optimismo en todas las asociaciones del sector de la automoción. Todos los responsables de las principales patronales españoles coincidieron en considerar que, de no haber existido este plan de incentivos a la compra de vehículos, las ventas de coches en España habrían cerrado el ejercicio anual con unas pírricas cifras, sensiblemente inferiores a las ya de por sí paupérrimas 700.000 unidades vendidas con las que finalizó el año 2012.

Esto ha llevado a la patronal del mundo del motor a pedirle al Gobierno español la prórroga del Plan PIVE Así pues, Faconauto, Anfac, Aniacam y Ganvam han pedido su renovación de forma unánime. Entre otras cosas porque ha reactivado de por sí el tráfico de visitas a concesionarios, algo que había caído en picado entre 2011 y 2012 y, sobre todo, porque ha frenado la peligrosa escalada de destrucción de empleo a la que el sector se hallaba inmerso desde el inicio de la crisis.

En un comunicado conjunto, las distintas asociaciones del sector en España han manifestado lo siguiente: “Este Plan ha hecho posible que el mercado alcanzara las 700.000 matriculaciones en 2012, cifra que hubiera sido muy inferior de no haberse puesto en marcha, el pasado mes de octubre. Además, las redes de distribución han mejorado ostensiblemente su situación, al verse incrementado entre septiembre y diciembre su tráfico de exposición más del 60%. Asimismo, la mejora en las ventas ha permitido romper la tendencia de destrucción de empleo”.

Añade el comunicado que “todos estos efectos positivos deberían mantenerse, e incluso potenciarse, puesto que se ha demostrado que este Plan genera crecimiento y confianza. Es bueno para la sociedad y economía española y, gracias al retorno fiscal, contribuye a luchar eficazmente contra el déficit público. Por ello, desde el sector del automóvil estamos convencidos de que un nuevo Plan PIVE significaría una inyección de confianza adicional para el consumo español y un apoyo significativo en la coyuntura económica más inmediata”,

Continúa el desplome de las ventas de automóviles en octubre a pesar del Plan PIVE


Las matriculaciones de automóviles alcanzaron 44.873 unidades durante el pasado mes de octubre, lo que supone un severo retroceso del 21,7% con respecto al mismo mes de 2011, según han informado las tres grandes patronales del sector (Ganvam, ANFAC y Faconauto).

En lo que al acumulado de ventas se refiere, en los meses de enero a octubre, las ventas de turismos y todoterrenos sumaron apenas 600.237 unidades, que equivalen a una reducción del 11,9% en comparación con el mismo período del año anterior.

Aun así y pese a la escandaloso del dato, las patronales se muestran muy optimistas con respecto a las cifras que el mercado habrá de arrojar el próximo mes, gracias al estímulo que ha supuesto para el sector el Plan PIVE. El plan gubernamental entró en vigor a partir del 1 de octubre si bien no fue hasta el pasado día 16 cuando comenzó a funcionar de forma efectiva.

En realidad, los datos que el plan gubernamental arrojan nos permiten tener una visión francamente esperanzadora de la situación a corto plazo, ya que durante este tiempo se han registrado ya 11.000 reservas, en los apenas ocho días hábiles de vigencia del Plan PIVE. Esto equivaldría a más de 1.000 reservas de coches cada día, esto es, un total de 11.000 reservas en los ocho días hábiles contabilizados hasta la fecha.

Además, otro dato que invita al optimismo estriba en el hecho que en el mes octubre se han registrado 200.000 visitas a los concesionarios, que se han traducido en un total de 36.000 pedidos, lo que representa un 70% más que en septiembre. Estos pedidos  no han podido tener su traslación efectiva en ventas este mes  por motivos meramente técnicos y operativos, pero que se verán reflejados con toda seguridad en las ventas de noviembre.

Por canales, las ventas a particulares han descendido un 22%, con un total de 24.344 unidades matriculadas, lo que en el dato acumulado a octubre supone un total de 280.687 unidades y un descenso acumulado del 12%.

Por su parte, el canal de empresas sigue desplomándose. En esta ocasión, la caída es de un 26,4 % en el mes de Octubre, con un volumen de apenas 17.401 unidades. En el período entre enero y octubre, este canal registra un descenso del 16,8 % con un volumen total de 191.478 unidades.

Sin embargo, el canal de empresas alquiladoras ha roto con su tendencia bajista de los últimos meses y parece haberse reactivado, Ha registrado un incremento del 28,9%, con un total de 3.128 unidades vendidas. Aun así, en el acumulado hasta octubre, las ventas de este segmento caen un 3,1%, registrando un total de 128.072 unidades matriculadas hasta la fecha.

Estrepitosa caída de las ventas de coches en España en septiembre


 

çDespués del espejismo que supuso la pequeña subida de las ventas del pasado mes de agosto, en la que tal y como nos temíamos, lo único que se produjo fue el adelantamiento de la decisión de compra de aquellos que no deseaban que les cogiese de pleno la subida del IVA de septiembre, hoy nos hemos desayunado con una terrible noticia. El sector del automóvil ha sufrido una de las mayores caídas de su historia al registrar un descenso en las matriculaciones del 35,8% en el recientemente finalizado mes de septiembre.

Se trata de un desastre sin paliativos, con un mes de septiembre absolutamente paupérrimo en cuanto a ventas, con un registro de 35.146 unidades matriculadas. Estos datos han situado al sector en una situación ciertamente alarmante, con unas cifras que no se veían en nuestro país desde el año 1989.

En el acumulado anual, de enero a septiembre de 2012, las matriculaciones de turismos en España suman tan solo 555.362 unidades que, comparadas con las 623.921 del mismo período pero de 2011, representan un importante retroceso del 11%.

De nuevo, el Canal de Empresas, uno de los únicos sostenes del sector que lo mantenían mínimamente a flote, continúa con su particular descalabro, sumando un nuevo mes en caída libre, al sumar unas ventas totales de 16.538 unidades en septiembre (un 29,5% menos que el mismo mes de 2011) y acumula ya una caída del 15,7% en los nueve primeros meses del año, con 174.077 unidades vendidas frente a las 206.484 registradas en los mismos meses del pasado año.

Tampoco ha ayudado mucho el Canal de Alquiladores, otrora punto fuerte del sector especialmente al inicio de la crisis, al añadirse al descalabro generalizado con una pobre cifra de 1.671 vehículos vendidos en septiembre. Esto representa un 8% menos que el año pasado y el descenso en lo que va de año llega ahora al 3,7%, con 124.944 unidades.

Por último, el Canal de Particulares sigue con su tónica habitual, con 16.937 unidades vendidas. Las 256.341 unidades que llevamos vendidas en lo que va de año suponen un retroceso del 10,9% con respecto al pasado ejercicio y hacen tambalearse las más optimistas previsiones de llegar a 700.000 unidades al finalizar el año, lo que podría considerarse un auténtico desastre.

El Plan PIVE, como última esperanza

Ante este desolador panorama, las tres grandes asociaciones del sector, Ganvam, Anfac y, sobre todo Faconauto, han manifestado que el nuevo plan para incentivar con 2.000 euros la compra de vehículos eficientes conocido como Plan PIVE, recientemente aprobado por el Gobierno español, es actualmente su última esperanza.

En concreto, la Patronal de Concesionarios (Faconauto) ha hecho público un reciente estudio de la consultora MSI por el cual el citado plan de incentivos podría reportar al sector una demanda adicional de, al menos, 50.000 unidades de aquí a final de año. De hecho, la asociación presidida por Antonio Romero-Haupold ha indicado que no habrá mejor momento para adquirir un vehículo en mejores condiciones que éste que se abre desde hoy mismo, fecha de entrada en vigor del Plan PIVE. Nunca más se podrán encontrar coches mejor equipados que requieran una inversión más baja que ahora.

Por su parte, David Barrientos, expresó desde Anfac su convencimiento de que las próximas ofertas comerciales de los fabricantes, junto al impulso del Plan PIVE se podrán superar las cifras que se han venido registrando en el mercado a lo largo de todo el año, algo que, visto lo visto, tampoco parece muy difícil de conseguir.

Las marcas y modelos más vendidos

Por marcas, el mes de septiembre nos ha dejado al fabricante francés Peugeot al frente del ránking,  con 2.834 unidades vendidas, seguida muy de cerca por Volkswagen, 2.714 y Ford. con 2.708 unidades matriculadas el pasado mes.

En lo relativo a los modelos, el Renault Mègane vuelve a liderar la clasificación nuevamente, con el Nissan Qashqai en segundo lugar, que destronan al líder del mes pasado, el Citroën C4. En el acumulado anual, el líder destacado es el Renault Mègane, seguido del Citroën C4 y del Seat Ibiza, con 24.087, 22.862 y 19.817 unidades vendidas entre enero y septiembre, respectivamente.

Por territorios, ni una sola de nuestras CC.AA. se salva del batacazo, destacando únicamente Baleares como la región que registró una menor caída, (un 16,8 %), en absoluto comparables a los tremendos descalabros registrados, por ejemplo, en Asturias (45,2 %); Castilla y León (42,9 %); Cantabria (42,6 %) y Castilla-La Mancha (40,5 %).

En cuanto a combustibles, el diésel sigue ascendiendo, con una cuota de mercado del 72,7 %, frente al 71,6 % de agosto. Asimismo, los vehículos híbridos y eléctricos continúan en una lenta pero imparable ascensión, logrando de nuevo en septiembre batir su mejor marca de siempre con una cuota de mercado que ya es el 2,2% del total de las matriculaciones registradas.

El Gobierno español subvencionará al sector del automóvil con 220 millones de euros


Aunque no lo parezca, aún hay sitio para buenas noticias en el sector del automóvil. Si hace unos días las ventas de coches nuevos le daban una pequeña tregua a este sector productivo, parece que las plegarias de la patronal (o al menos parte de sus reivindicaciones) han sido escuchadas y el Ejecutivo de Mariano Rajoy, por fin, va a inyectar una buena cantidad de dinero público en el castigado sector de la automoción española.

Así pues, y pese al jarro de agua fría arrojado durante esta misma semana por el Ministro de Industria José Manuel Soria al anunciar que no habría Plan Prever para el 2013 (la máxima reivindicación de todas las asociaciones del sector), el Consejo de Ministros ha aprobado este viernes ayudas a la industria automovilística por importe de 220 millones de euros.

El objetivo es dotar de fondos públicos los 117 planes de competitividad de la industria española del sector que se van a desarrollar este año. Estas ayudas se encuentra circunscritas en el Plan de Fomento de la Competitividad de Sectores Estratégicos, se destinarán a proyectos del Plan de Competitividad de Automoción.

Este plan ya fue aprobado el pasado 20 de julio por el Ministerio de Industria, dentro del cual figuraba este importante empujón a la industria del automóvil de nuestro país. No obstante, hemos tenido que esperar hasta el Consejo de Ministros de hoy para su aprobación definitiva, en cumplimento de la Ley de Subvenciones, que establece que el máximo órgano colegiado deberá ratificar todos aquellos proyectos que superen los 12 millones de euros de ayudas públicas.

La finalidad del Plan de Competitividad para el sector de la automoción es potenciar actividades estratégicas con el fin de acelerar la evolución de este sector hacia modelos de producción más avanzados, eficientes y respetuosos con el medio ambiente, así como a productos de mayor valor añadido y que contribuyan a la generación o mantenimiento del empleo.

Julio se cierra con su peor registro en ventas de la historia


El mes de julio tradicionalmente está considerado por el sector como uno de los mejores y más provechosos meses del año para la venta de coches nuevos en nuestro país. Sin embargo, este mes que acabamos de finalizar se ha cerrado como el peor mes de julio en ventas de la historia, con un retroceso igualmente histórico y unas cifras de matriculaciones sencillamente irrisorias, para el mes del año del que se trata.

Y es que las estadísticas, como el algodón, no engañan y los datos están ahí, a la vista de todos. De este modo, el mes de julio se ha cerrado con apenas 66.322 unidades vendidas, lo que supone una caída del 17,2% con respecto a julio de 2011 y eso que por aquel entonces ya estábamos sumidos de hoz y coz en plena retracción del mercado.

La foto resultante es, cuando menos, inquietante. El resultado acumulado en los siete primeros meses del año muestra un volumen total de 471.393 unidades matriculadas, es decir, un 9,5% menos que en 2011. Esto ha obligado a replantear por enésima vez y, por supuesto, a la baja las previsiones de ventas anuales, que la patronal del sector sitúa ya por debajo de los 700.000 coches al final del año. Esto viene a signficar que las actuales previsiones estarían en más de un 10% por debajo de las peores previsiones de apenas un par de meses.

Para completar el desolador panorama hay que hacer referencia al tremendo descenso en las ventas que ha sufrido el canal de Empresas (un 16,4%), lastrado sin duda por la espectacular caída del sector del alquiler de vehículo. El sector del Rent-a-Car había sido hasta ahora el más activo y el que venía sosteniendo las cifras globales de ventas estos últimos años. Por eso preocupa y mucho la bajada del citado sector, cifrada en un 29,1% si lo comparamos con el mes de julio del año pasado, lo que supone un descenso acumulado del 3,2 % en el presente ejercicio.

Por tanto, los importantes esfuerzos comerciales que prácticamente todas las marcas han venido realizado este último mes y, en general, desde el final de la primavera –precisamente de cara a mejorar sus ventas en los meses de junio y julio- han sido baldíos. Es más, lejos de lograrse este objetivo, la patronal de los concesionarios Faconauto ha previsto que este año 2012 echarán el cierre entre un 10 y un 15 % de estos negocios, lo que supondrá la pérdida automática de entre 1.500 y 2.000 puestos de trabajo directos.

El por qué de este descenso se puede deber a un conjunto de factores que Aránzazu Mur, responsable económica de Anfac, ha centrado principalmente en la falta de confianza del consumidor unida a un  entorno económico difícil, con una tasa de desempleo cada vez más alta (próxima ya al 25%), así como un acceso casi cerrado a la financiación tanto para particulares como para empresas  y a una menor renta disponible por parte de los ciudadanos.

Sigue leyendo “Julio se cierra con su peor registro en ventas de la historia”

Anfac prevé que en 2013 todos los coches monten ESP


En un informe realizado conjuntamente entre la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) y la empresa electrónica Bosch denominado “Barómetro sobre Seguridad Vial y Medio Ambiente”, se desgrana la trayectoria de ese gran vigilante desconocido de nuestra seguridad llamado dispositivo de control de estabilidad o ESP. Asimismo ha llegado a la conclusión de que muy probablemente, a partir del año próximo, lo llevarán instalado el 100% de los automóviles nuevos que se comercialicen en nuestro país.

Como muchos ya sabréis, el ESP consiste en un dispositivo electrónico de seguridad activa que, de forma selectiva, frena controladamente una de las cuatro ruedas del vehículo. Entra en acción automáticamente en aquellas situaciones de riesgo en las que se puede superar el límite de adherencia del neumático (como una curva con velocidad excesiva, o una maniobra brusca para sortear un imprevisto del tráfico), reduciendo el peligro de deslizamiento del vehículo y, sobre todo, mejorando la estabilidad durante la conducción. Además, por mucho que el conductor pise el pedal del acelerador, gracias  al ESP el vehículo mantiene la velocidad impuesta por el sistema para asegurar una correcta adherencia.

Su importancia en la evitación de accidentes es de tal calibre y ha sido incluso puesta de manifiesto en un estudio de la Universidad de Colonia al respecto, que determinó en su día este sistema de seguridad podría evitar hasta el 80% de los accidentes por derrape y hasta 4.000 muertes en carretera al año en Europa. Este estudio fue complementado por otro similar, realizado en nuestro país por el RACC, que estableció que el uso del ESP habría podido evitar nada menos que 600 muertes al año tan solo en España.

Como ocurrió en su día con el ABS o los distintos tipos de airbags, este sistema sólo estaba disponible en vehículos de alta gama hasta hace bien poco. De hecho, resalta el citado informe que resulta cuando menos curioso que un dispositivo inventado nada menos que en 1995, no empezó a implantarse en los turismos hasta el año 2000, eso sí, de una forma lenta y paulatina, quizás  motivado por el hecho que muy pocos vehículos lo llevaban de serie y apenas sí podía encontrarse su posible incorporación en las listas de los distintos equipamientos opcionales de la mayoría de coches del mercado.

Es a partir del año 2007 cuando comienza a verse su inclusión no sólo en las listas de equipamientos de serie de gama alta sino que además, comienza a despertar su oferta en turismos de gamas media y media-alta (en torno al 39% del parque automovilístico nuevo de entonces) y ya se puede hablar de una popularización en la inclusión del ESP en los turismos españoles ya que se calcula que al menos un 75% de los coches que se venden entonces ya cuentan con el dispositivo de control de estabilidad en su interior.

De todas formas hay que esperar a la nueva década para asistir al despegue definitivo de la implantación del ESP en nuestros coches, en tanto en cuanto un 70% de los turismos matriculados en 2011 ya lo incorporan de serie y para cerca de un 13% está en el equipamiento opcional, muchos de ellos incluso de gama baja, en los que su implantación es ya de un 31%.

Hoy día, por CC.AA., es Madrid la que cuenta con un parque automovilístico más nutrido de turismos nuevos equipados con ESP, al contar con una tasa del 93,2% en 2011, seguida de Navarra con un 92,6%, Aragón (91,6%) así como País Vasco y Cataluña, en las que su parque automovilístico de vehículos nuevos con ESP llegó el año pasado hasta un importante 91,3%. Por el contrario, Baleares es la que cuenta con una penetración más  baja de toda España, cuyos vehículos nuevos con ESP desciende hasta el 84,9%.

Sigue leyendo “Anfac prevé que en 2013 todos los coches monten ESP”

La nueva subida del IVA, ¿el rejón de muerte para el sector del automóvil?


Cuando aún no se han apagado los ecos del tremendo varapalo para el sector del automóvil en España que han supuesto las ventas de coches en nuestro país este primer semestre, el presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, anunció ayer en sede parlamentaria un paquete de medidas tendentes a conseguir, por un lado, un recorte en el gasto público y, por otro, un incremento en la recaudación de las arcas del Estado. Entre estas medidas, la más significativa fue una que nadie en el sector deseaba oír como es la subida del IVA y nada menos que en tres puntos, pasando del 18% actual al 21%, una subida que entrará en vigor el próximo lunes día 16 de julio.

Sin embargo y, cuando todas las asociaciones del sector estaban reclamando una batería de medidas que, bien a través de incentivos fiscales, bien a través de subvenciones directas, favoreciesen la compra de vehículos y reactivase un sector en estado de coma, la entrada en vigor del nuevo tipo de IVA ha supuesto un mazazo brutal y se ha acogido con tristeza y mucho temor por las asociaciones del sector, ante el negro panorama que se presenta a partir de ahora.

De entrada y sin anestesia, se ha calculado que la subida lineal del IVA va a suponer un encarecimiento de los coches próximo a los 700 euros por unidad (en concreto, se estima que 691 euros de media) Por tanto, si antes ya estaba resultado difícil vender coches en España -y con unos precios más bajos que nunca y, lo que es peor, triturando al máximo los márgenes por venta- ahora va a resultar casi imposible. Sin apenas posibilidad de acceder a la financiación privada, ante la crisis bancaria desatada que ha agravado aún más el acceso a particulares y a empresas al crédito, este incremento adicional e imprevisto en los precios puede suponer, de hecho, el rejón de muerte a un sector ya moribundo.

En este sentido, el presidente de Faconauto, Antonio Romero, se ha manifestado en términos muy duros cuando, preguntado por el impacto de la subida en el sector ha dicho: “Si lo que quiere el Gobierno es castigar al automóvil, la medida es de lo más acertada. Si lo que quiere es recaudar más dinero, el efecto será nulo en lo que a la automoción se refiere, ya que el aumento del IVA tendrá un efecto disuasorio, tanto sobre la adquisición de coches como sobre su uso, porque no hay que olvidar que subirá también la gasolina”

La asociación de fabricantes de coches y camiones ANFAC, por su parte, ha calculado que por sí sola, la subida del IVA traerá aparejado un descenso en las ventas de entre 20.000 y 25.000 coches en lo que queda de año, por lo que apenas sí se podrá llegar a la exigua cifra de 700.000 vehículos vendidos en todo el año 2012.

Pero es que, además, Faconauto ha ido más allá y ha calculado que al menos un 10% de las operaciones ya señalizadas y en marcha -y que se verán afectadas por la subida-se perderán porque este incremento supondrá la cancelación de las mismas. De esta manera, advierte la patronal de los concesionarios, que no sería de extrañar que las matriculaciones de dos meses de por sí flojos, como son agosto y septiembre, sean todavía peor de lo esperado.

Por otra parte, esta subida no sólo va a afectar a la venta de coches -especialmente los nuevos- sino que además va a tener una repercusión negativa sobre el mantenimiento de los coches en los servicios oficiales. Una práctica cada vez más en desuso según los últimos informes del sector, de modo que si hasta ahora cada vez menos gente optaba por llevar sus coches a los talleres de la marca, ahora con más motivo seguirán su paulatino abandono. Los expertos ya han prevenido de esto y auguran que, junto a un cada vez más importante envejecimiento del parque automovilístico español, nuestros coches estarán peor mantenidos, lo que traerá consigo un incremento en la peligrosidad y un mayor riesgo por accidente en las carreteras españolas.

Por este motivo, la patronal del sector del automóvil integrada por sus tres grandes asociaciones, Faconauto, ANFAC y Ganvam, ya se han movilizado para pedir de inmediato algún tipo de medida o incentivo que reactive como sea un sector que, visto lo visto, seguirá en caída libre al menos durante todo lo que queda de año. El pan de al menos 10.000 familias está en juego…

Nuevo descenso de las matriculaciones en España: Se cierra un semestre negro en el mercado nacional


Pese a la victoria ayer de nuestra Selección en la Eurocopa de fútbol y la euforia desatada en las calles de nuestro país, desgraciadamente los datos de matriculaciones formalizadas en el pasado mes de mayo nos han trasladado de nuevo a una triste realidad. Y es que el sector sigue sin levantar cabeza. Quizás por eso no debería sorprender la enésima caída del mercado automovilístico nacional.

Así pues, el mes de mayo ha finalizado con un total de 73.258 vehículos matriculados, lo que en términos absolutos supone una caída de un 12,1% con respecto al mismo mes del año anterior, cuando se registraron 83.385 matriculaciones. Este dato es especialmente malo, si tenemos en cuenta que la comparación se lleva a cabo con un año -el 2011- que se caracterizó por una caída espectacular que dejó las matriculaciones totales prácticamente en registros de los primeros años 90.

Asimismo, el semestre se cierra también en números rojos y con un dato preocupante. Las 406.070 unidades matriculadas entre enero y mayo de este año representan una caída del 8,2% si lo comparamos con el primer semestre de 2011, cuando se recogieron 442.212 matriculaciones en dicho periodo.

La patronal de los concesionarios, Faconauto, ha dado nuevamente la voz de alarma y además de calificar esta situación como “insostenible”, advierte de que no se prevé cambio alguno de tendencia en las ventas. Más bien todo lo contrario y todo apunta a que incluso el segundo semestre puede ser todavía peor, habida cuenta del hecho que el factor de la estacionalidad de los meses más fuertes (como julio o diciembre) prácticamente es ya irrelevante. Por este motivo Faconauto ha rebajado nuevamente su previsión de ventas anuales, situándola ahora en apenas 720.000 vehículos, lo que viene a suponer unas cifras similares a las de hace ya 25 años.

Del mismo modo, denuncia Faconauto que, junto a este bajísimo nivel de adquisiciones, el peso del canal de particulares, esto es, la venta que hacen los puntos de venta directamente a las familias, es cada vez menor (únicamente 40% del total) y su actividad se está basando casi exclusivamente en promociones muy agresivas, que sobrepasan los 3.000 euros de media, lo que está comprometiendo definitivamente la viabilidad de las redes de concesionarios. Sigue leyendo “Nuevo descenso de las matriculaciones en España: Se cierra un semestre negro en el mercado nacional”

Nuevo descenso en las matriculaciones de vehículos durante el mes de febrero


Pese a ese minúsculo brote verde que supuso el repunte de apenas un 2,5% en las ventas del mes de enero, el mercado ha vuelto a su verdadera situación, que no es otra que la de caída libre -lenta pero inexorable- en las matriculaciones.

Así pues, el pasado mes de febrero, las matriculaciones de turismos y todoterrenos se situaron en unas exiguas 64.732 unidades. Esto supone una caída del 2,1%, en comparación con el mismo mes de 2011, conforme a los datos de matriculaciones facilitados por las asociaciones de fabricantes (Anfac) y vendedores (Ganvam).

De esta manera, y tomando en consideración estos dos meses del año, las ventas de automóviles alcanzaron un total de 119.695 unidades, lo que representa en el acumulado anual un descenso del 0,1% con respecto a 2011. Un descenso leve pero preocupante, sobre todo si tenemos en cuenta que el pasado año 2011 fue el peor en cuanto a ventas en los últimos 20 años. En todo caso, el volumen de matriculaciones continúa congelado, situándose en mínimos históricos, a niveles que sólo veíamos desde el año 1993.

Asimismo, alerta Anfac del progresivo envejecimiento de nuestro parque automovilístico, motivado por las escasas ventas,  Tal es así que, siguiendo esta misma tendencia, la Asociación de Fabricantes prevé que, en apenas dos años más, el 50% de los turismos que circulen por nuestras carreteras tendrá una antigüedad superior a 10 años, con las consecuencias medioambientales y de seguridad vial que ello conlleva.

Estas cifras de envejecimiento prematuro, lejos de acercarnos a países como Alemania o Francia, nos están acercando a países como Rumanía, Turquía, Estonia o Grecia, lo cual no dice nada en favor de nuestro parque automovilístico ni de la situación del país.

En cuanto a canales de distribución, el canal de Particulares sigue cuesta abajo y sin frenos, acumulando su vigésimo mes consecutivo de caída. Y lo que es peor, las previsiones para marzo son desastrosas, si tenemos en cuenta el pésimo comportamiento de los pedidos registrados en febrero.

Por su parte, el canal de Empresas, que hasta la fecha había mostrado algún dato positivo, retrocede de manera significativa, con un descenso en el mes de febrero del 6,7%, y un volumen de 19.343 unidades. En el período acumulado del año, este canal se sitúa con un total de 38.338 matriculaciones y una caída del 7%.

El único dato positivo de febrero ha venido por parte de las empresas de alquiler, cuyas ventas se han incrementado un 3,8%, con 15.850 unidades matriculadas, acumulando en lo que llevamos de año un total de 25.568 unidades, lo que supone un crecimiento del 19,4%

Por marcas, la más vendida este mes de febrero ha sido Volkswagen, con 5.663 unidades vendidas, seguida muy de cerca por Peugeot, con 5.516 vehículos matriculados y por Citroën, con 5.374 coches vendidos.

Por modelos, el más popular el pasado mes ha sido el Citroën C4, con 2.985 unidades vendidas. El segundo más vendido ha sido el Seat Ibiza, con 2.517 coches matriculados y en tercer lugar se ha situado el Renault Mègane, con 2.374 unidades.

El Citroën C4, líder en ventas en febrero, un mes marcado por un nuevo descenso en las matriculaciones

El sector del automóvil pedirá en bloque al Gobierno un nuevo Plan Renove


Tal y como informa hoy la edición de El Confidencial Digital, todo el sector del automóvil en pleno, representado tanto por los fabricantes (agrupados en ANFAC), como por las patronales de los concesionarios y compraventas (Faconauto y Ganvam), están ultimado un plan de acción para tratar de suturar la brecha abierta en el sector y evitar su actual sangría de empleo y dinero producida por la brutal crisis que les azota desde hace ya varios años.

Dicho plan tendría como principal finalidad el tratar de evitar que las 11 fabricantes que actualmente mantienen su producción en España se marchen y evitar así la tan temida deslocalización de sus plantas productivas hacia otros mercados más rentables. Para ello se va a pedir a la Administración que se vuelva a los incentivos fiscales (Plan Renove) que tan buen resultado dieron entre 2009 y 2010.

De esta forma, el estudio elaborado por las patronales del sector prevé que con la vuelta de un plan similar se podría retornar a aquellas cifras de ventas superiores al millón de unidades de hace años. Estas cifras, sin ser espectaculares, permitirían acercarnos al punto óptimo de nuestro mercado potencial, estimado por estas asociaciones entre 1,3 y 1,4 millones de unidades, y provocar una nueva inyección de dinero y empleo tanto en el sector como en la propia Administración.

Esta llamada desesperada del sector viene a colación de las últimas previsiones de crecimiento de nuestra economía, en caída libre nuevamente. Una caída que, según la UE, estaría en torno al 1,5%. Esto equivaldría a unas ventas que, probablemente no supondrían ni 800.000 unidades este año, lo que podría ser el rejón de muerte del sector, ya muy tocado -y casi hundido- tras tres años de continuas pérdidas. Una crisis que, desde su inicio allá por el año 2008 (y pese al espejismo de las cifras de finales de 2009 y principios del 2010) ha obligado a echar el cierre a más de 2.500 concesionarios y compraventas. Algo que, de no cambiar las cosas, condenaría a su desaparición al menos a otros 500 concesionarios y compraventas a finales de este año.

Para finalizar, hay que recordar que el sector del automóvil es el sustento actualmente de más dos millones de familias en España, si tomamos en cuenta tanto las 16 factorías abiertas, así como otras 1.000 empresas anejas, como son las de componentes y auxiliares. Por no hablar de las redes de concesionarios y compraventas, talleres de reparación, cadenas y tiendas de repuestos del automóvil, compañías alquiladoras y empresas de transporte de vehículos.