Caterham inicia el proceso de subasta


Parece que los días de Caterham como equipo de Fórmula 1 están contados y afronta sus últimos momentos con el anuncio de la inminente salida a subasta de sus últimos bienes.

Wyles Hardy & Co gestionarán la subasta de bienes de Caterham
Wyles Hardy & Co gestionarán la subasta de bienes de Caterham

Después de que el equipo británico liquidase gran cantidad de su “fondo de armario” en aquella inédita subasta llevada a cabo en noviembre para que Caterham pudiese estar en la carrera final de la temporada pasada en Abu Dhabi- y que le llevó a recaudar de manos de sus fans y seguidores la friolera de tres millones de dólares- ahora saldrá a subasta el resto de bienes de la escudería.

Para ello, los administradores actuales de Caterham han puesto en manos de la prestigiosa casa de subastas británica Wyles Hardy & Co lo poco que les queda aún a su nombre.

Desde la misma fábrica, con su planta de Investigación y Desarrollo, hasta trofeos, pasando por ropa de trabajo y los chasis de sus vehículos, todo saldrá a pública subasta  a partir del próximo día 11 de marzo, en vísperas del GP de Australia, inicio de la temporada.

Cuando todos esos bienes tengan nuevos compradores, la corta historia de Caterham en la Fórmula 1 habrá puesto su triste punto final y las esperanzas -mínimas, eso sí- de que pudiera volver en un futuro próximo al Gran Circo se habrán desvanecido para siempre.

Caterham subastará sus últimos bienes a partir del próximo 11 de marzo
Caterham subastará sus últimos bienes a partir del próximo 11 de marzo

Recordemos que Caterham inició su andadura en la Fórmula 1 en la temporada 2012, cuando el magnate malayo Tony Fernandes, entonces dueño del equipo Team Lotus, compró Caterham Cars y cambió el nombre de su escudería por el de Caterham Team F1, toda vez que había perdido su batalla con el equipo Lotus Renault GP por el nombre comercial de “Lotus” para la Fórmula 1.

Desde entonces, Fernandes, primero, y el francés Cyril Abiteboul después, intentaron sin éxito mediante una alianza estratégica con Renault, crear un monoplaza que pudiese al menos lograr siquiera puntuar en alguna carrera.

Incluso llegaron a contar con pilotos experimentados como el finlandés Heikki Kovalainen, el ruso Vitaly Petrov o incluso el japonés Kamui Kobayashi. Sin embargo, ni estos ni otros pilotos con menos caché como Charles Pic, Giedo Van der Garde o Marcus Ericsson, nada pudo evitar el desastre y, tras un esperpéntico proceso de venta después del verano de 2014, todo se acabó yendo a pique de forma tan rápida como sorprendente.

En apenas un par de meses pasó de intentar clasificarse en Monza e incluso contratar al joven y prometedor piloto español Roberto Mehri como probador a desintegrarse y quedarse fuera del GP de EE.UU. por falta de fondos.

Por último y tras una heroica cuestación para darle un último empujón para tratar de llevar a Caterham a Abu Dhabi, se ha llegado a esta situación en la que el equipo de Leafeld pasará a la historia de la Fórmula 1 como un fracaso más de los muchos que, por desgracia, han trufado este deporte

Will Stevens, segundo piloto de Caterham en Abu Dhabi


Finalmente no pudo ser y, tras la negativa de André Lotterer a correr con Caterham en Abu Dhabi, el equipo de Leafield ha deshojado la margarita y el elegido para acompañar este fin de semana a Kamui Kobayashi será Will Stevens.

El británico Will Stevens será el segundo piloto de Caterham en Abu Dhabi
El británico Will Stevens será el segundo piloto de Caterham en Abu Dhabi

El piloto británico, de 23 años, no es un desconocido en la Fórmula 1 y, ni mucho menos, en Caterham, ya que salió de su academia de jóvenes pilotos, Caterham Racing Academy, y ya estuvo en el seno del equipo de Leafield en 2013 y parte de 2014 como probador.

Además, ha participado las últimas tres temporadas en la Fórmula Renault 3.5, terminando sexto este año, consiguiendo dos victorias.

“Estoy absolutamente encantado de estar recibiendo esta oportunidad y estoy muy agradecido a todos los que participan en Caterham por dármela. Me siento preparado para el reto de mi debut en la Fórmula 1 y espero con interés trabajar como parte del equipo en una carrera después de todo el trabajo que hemos hecho juntos previamente en las pruebas . He realizado y volver a Leafield en el simulador. Esperemos que esto será algo que vamos a ser capaces de llevar a cabo para la temporada 2015 en conjunto”, ha afirmado el piloto británico.

Por su parte, Gianluca Pisanello, jefe de operaciones de ingeniería de Caterham, añadió: “Conocemos muy bien a Will a través de su participación en la Caterham Racing Academy y lo más importante que ha hecho una gran cantidad de tiempo en nuestro simulador, completando unos 10.000 kilómetros, en los que ha construido su experiencia tanto del coche de este año como con el equipo de ingeniería que van a Abu Dhabi”.

Asimismo, añade Pisanello que la contratación de Stevens ya estaba hecha desde hace una semana. El problema es que no se pudo hacer público hasta que el británico hubo cumplimentado un test en Silverstone, donde sumó los kilómetros necesarios para acceder a la preceptiva Superlicencia.

“Su prueba de 2014 en Silverstone con nuestro coche actual, donde completó más de 500 km, fue todo un éxito y su ritmo de carrera era muy bueno. Como resultado, él fue uno de nuestros mejores candidatos para este fin de semana y estamos encantados de haber asegurado sus servicios para nuestro regreso a la parrilla de la F1.“Nosotros, de hecho, Will firmado la semana pasada, pero hemos tenido que esperar para la confirmación de su Súper licencia antes de hacer nuestro anuncio”.

Esta contratación -que más bien parece un trabajo temporal y con fecha de caducidad- ha impedido darle a Roberto Merhi la oportunidad que, sin duda, merecía para haberse ganado. Sin embargo, me pregunto cómo van a pagarle si la semana pasada Caterham despedía a los 220 trabajadores de su división de Fórmula 1 precisamente por no poder hacer frente a sus deudas.

Caterham estará en Abu Dhabi


Contrariamente a todos los pronósticos y cuando nadie habría apostado un euro por ello, Caterham ha anunciado que será de la partida en el próximo GP de Abu Dhabi.

Estar en la última cita del Mundial de 2014 parecía una auténtica utopía hace apenas 48 horas pero a última hora del viernes, el equipo británico publicó un tuit en el que confirmaba su presencia en el circuito de Yas Marina el próximo fin de semana.

Un anuncio que, horas más tarde, se tradujo en un comunicado hecho público en la propia web de Caterham en el que, de forma oficial, se comunicaba la buena nueva para los de Leafield.

Lo que no ha dicho Caterham es cómo se ha obrado el milagro ya que resulta cuando menos sorprendente que el pasado jueves por la noche el equipo apenas había logrado recaudar algo más de la mitad del dinero necesario para acometer su aventura. Sin embargo, a última hora del viernes, el equipo había conseguido casi dos millones de libras, más de un 80% del capital solicitado.

Un milagro que dejaría al de los panes y los peces convertido en un vulgar truco de magia, a no ser que haya tenido algo que ver el ofrecimiento de la piloto británica Alice Powell de esta semana. Recordemos que la joven piloto de GP3, a cambio de poder pilotar en los libres del viernes del GP de Abu Dhabi, élla pagaría 45.000 euros de su bolsillo y traería además del brazo a una serie de sponsors, que podrían reflotar siquiera temporalmente el proyecto.

De confirmarse este extremo, se sentaría un pésimo precedente que haría bueno el viejo refrán castellano de que “entre el honor y el dinero, lo segundo es lo primero”

En todo caso, parece evidente que estas aportaciones con independencia de su orginen, “han hecho posible lo imposible”, tal y como el propio Finbarr O’Connell, administrador concursal de Caterham ha manifestado

Caterham, sin segundo piloto en estos momentos

Curiosamente, con la oficialidad del anuncio, ahora Caterham se encuentra con un pequeño problema a la hora de determinar quién será el compañero de Kamui Kobayashi al volante de su segundo monoplaza.

André Lotterer, corriendo con Caterham durante el pasado GP de Bélgica
André Lotterer, corriendo con Caterham durante el pasado GP de Bélgica

Esta misma semana, Marcus Ericsson, pensando tal vez que no se obraría el milagro, anunció su total desvinculación de Caterham, por lo que a fecha de hoy, el equipo verde tiene vacante su segundo volante.

Por este motivo, fuentes del equipo han manifestado que ya han contactado con el piloto alemán André Lotterer. El actual piloto de Audi en el DTM es un viejo conocido de Caterham ya que corrió este mismo año en el GP de Bélgica, supliendo la baja por lesión de Kamui Kobayashi.

En caso de que el alemán no respondiese afirmativamente a esta oferta, no se descarta que el español Roberto Merhi, que ya estuvo en los entrenamientos libres de los Grandes Premios de Italia y Japón con Caterham, pudiese ocupar el volante.

 

Desvelado el reparto de ingresos de la Fórmula 1 de 2013


El diario deportivo italiano La Gazzetta Dello Sport ha desvelado las cantidades que la FOM repartió el pasado año a cada escudería proveniente del reparto de ingresos comerciales generados por el Gran Circo en 2013.

Ferrari, los más beneficiados por el reparto de ingresos en 2013
Ferrari, los más beneficiados por el reparto de ingresos en 2013

Así pues, la Fórmula 1 generó en 2013 un total de 1.400 millones de dólares en ingresos, de los cuales 820 millones se repartieron entre las 11 escuderías que ocuparon el paddock el pasado año.

Contrariamente a lo que se podría pensar, de esa cantidad, el equipo que obtuvo una mayor cantidad no fue Red Bull, en calidad de mejor equipo del año sino que fue Ferrari.

La Scuderia percibió la friolera de 171 millones de dólares, de los cuales sólo 72 millones se debieron al tercer puesto en el Campeonato de Constructores. El resto, un total 99 millones, le fueron entregados como reconocimento a los éxitos del pasado y el valor histórico del equipo.

El segundo equipo en ingresos fue Red Bull. La escudería austríaca ingresó 162 millones. 90 millones por el título de Campeón de Marcas y un bonus de 72 por conseguir su cuarto Mundial consecutivo.

A partir de ahí las diferencias con respecto al resto de escuderías es abismal. Curiosamente Mercedes, que finalizó segundo en el Mundial de 2013 “sólo” percibió 80 millones de dólares por este hecho. Muy poco premio, si lo comparamos sobre todo con el importe percibido por Ferrari y por un peor resultado.

Williams percibió casi 60 milones de euros pese a su pésima temporada en 2013
Williams percibió casi 60 milones de euros pese a su pésima temporada en 2013

Otras marcas consideradas “históricas”, como McLaren, Lotus y Williams también se llevaron un buen pellizco en el reparto. Así pues, sorprenden los 74 millones que percibieron los de Woking, en una temporada más que aciaga, divididos en 62 millones correspondientes al quinto puesto del año pasado y 12 por los éxitos pasados.

Tampoco se fue de vacío Lotus. Sus 65 millones obtenidos le sitúan en un interesante cuarto lugar con un cuarto lugar en los constructores del mundo, mientras que el “botín” de Force India ascendió a los 59 millones.

Pero más aún sorprenden los 56 millones percibidos por Williams, en la que fue una de los peores años (si no el peor) de la  escudería de Grove. De esos 56 “kilos”, nada menos que 49 se debieron a su ridículo noveno puesto en el Mundial y otros siete, en concepto de éxitos pasados.

Por su parte, los suizos de Sauber se llevaron a la saca la 53 millones por su séptimo lugar en el campeonato de constructores, mientras que Toro Rosso se hizo con 50 millones en el reparto.

Completan el ranking, Caterham con sus 40 millones recibidos por la entrada en el top 10 mientras que los más modestos fueron los desaparecidos Marussia, con sólo 10 millones de dólares en el reparto.

Un reparto desigual

Si ponemos en una balanza las cantidades percibidas y los méritos deportivos vemos que hay un desfase colosal entre los más ricos y los más modestos. Parece ridículo pensar que Ferrari sea el mejor pagado (y además de forma excesiva), sobre todo cuando sus últimas temporadas no han sido precisamente las mejores de su historia.

Con parte del dinero de Ferrari en 2013 podrían haberse salvado Marussia y Caterham
Con parte del dinero de Ferrari en 2013 podrían haberse salvado Marussia y Caterham

Sin embargo, los costes de estar en la primera línea del automovilismo son iguales para todos. Por más que las estructuras deportivas sean diferentes, el esfuerzo a realizar es enorme, especialmente para los más débiles que, como Marussia y, con toda seguridad Caterham, han doblado el brazo ante tan desigual reparto.

No es de recibo que, si se busca la máxima igualdad y evitar el desfase entre ricos y pobres que ha llevado a la actual Fórmula 1 al marasmo en el que está sumido, un equipo como Marussia tenga que soportar la pesada mochila presupuestaria anual de mantener el equipo operativo, así como una serie de cambios reglamentarios que, para más “inri”, apenas sí se pueden aprovechar de un año para otro.

En un año además como el 2014, en el que estaba prevista la revolución mecánica que tuvo lugar, no se puede pretender que unas migajas de 10 millones de euros para Marussia o 40 para Caterham, puedan equilibrar mínimamente sus cuentas.

Además, esta circunstancia genera una desigualdad aún mayor ya que, a más inferioridad peores resultados. Como una pescadilla que se muerde la cola es que esta falta de competitividad ha traído aparejado el paulatino abandono de los sponsors.

Unos patrocinadores que, a mayor abundamiento, ya no traen a las arcas de los equipos los ingresos que traían antes debido al entorno de crisis que vivimos. Y es que resulta muy triste ver las carrocerías de equipos como Caterham y Marussia casi vírgenes, corriendo cada carrera sin apenas patrocinadores en sus coches.

Por ello, estoy convencido de que tanto Caterham como sobre todo, Marussia habrían podido salvarse e incluso haber sobrevivido sin agobios con un simple reparto más equitativa y razonable de los ingresos, en vez de pagarle ingentes cantidades de dólares a un equipo como Ferrari, por los éxitos de un pasado cada vez más lejano.

Si tenemos en cuenta que montar un equipo de Fórmula 1 cuesta de media unos 95 ó 100 millones de dólares al año, está claro que sin apoyos publicitarios, producido por la falta de resultados y sin apoyo por parte de Bernie Ecclestone, los pequeños estaba condenados a muerte y la clase media, como Force India, Sauber y Lotus están pasando un auténtico calvario.

Por tanto, y a la luz de estos datos, ofenden aún más las hirientes palabras de Bernie Ecclestone de hace unas semanas, criticando a Marussia y Caterham por ir “pidiendo limosna”.

Alice Powell, dispuesta a pagar por correr en Caterham


La situación de Caterham, lejos de mejorar, sigue francamente mal, hasta el punto que la campaña de donaciones que pusieron en marcha la semana pasada no parece que acabe por dar sus frutos.

Alice Powell ofrece 45.000 libras por correr con Caterham en Abu Dhabi
Alice Powell ofrece 45.000 libras por correr con Caterham en Abu Dhabi

Pese a que en apenas seis días de crowdfunding, Caterham ha logrado recaudar la nada despreciable cifra de 1.280.000 libras esterlinas (unos 1.616 millones de euros). aún se encuentra muy lejos del objetivo marcado de alcanzar los 2.350.000 libras (casi tres millones de euros) imprescindibles para, al menos, levantar algo de cabeza y correr el último Gran Premio de la temporada en Abu Dhabi el próximo día 23 de noviembre.

Por este motivo, la piloto británica Alice Powell ha ofrecido a Caterham la entrega de 45.000 libras -algo más de 56.000 euros- a cambio de poder subirse al CT03 en Yas Marina en los entrenamientos libres del viernes. Y es que la joven británica, de 21 años y que ha militado en la GP3 ha prometido que, además de la cantidad citada, traería de su mano algunos sponsors que podrían ayudar bastante a reflotar al equipo de Leafield en estos momentos.

De momento, la administración concursal de Caterham no se ha pronunciado ya que, pese a lo interesante de la oferta, Powell tiene el hándicap de no poseer la preceptiva Superlicencia para poder tomar parte en este tipo de competiciones. Y lo que es peor, no hay tiempo material para obtenerla por lo que la última decisión estaría en manos de la FOM, que podría dar su visto bueno a la participación de Powell amparándose en su dilatada experiencia a bordo de monoplazas en distintas competiciones oficiales.

No olvidemos que, además de correr las últimas temporadas en la GP3 y pese a su juventud, Alice Powell cuenta en su haber el hecho de estar compitiendo desde 2010. Además, la piloto británica tiene el honor de haber sido la primera mujer en ganar una carrera en la Fórmula Renault y la primera en puntuar en la GP3.

Fuente: PitlaneF1.com

Caterham inicia una colecta para ir a Abu Dhabi


El mismo día que se certificaba la defunción de Marussia, el equipo Caterham ha lanzado un llamamiento desesperado, a la vez que ciertamente imaginativo para tratar de salvar a la escudería británica.

Arranca la colecta para que Caterham pudeda correr en Abu Dhabi
Arranca la colecta para que Caterham pudeda correr en Abu Dhabi

A través de lo que se conoce con el nombre de crowdfunding, es decir, una especie de financiación a través de suscripción popular entre sus aficionados, Caterham espera recaudar antes del proximo día 14 de noviembre los 2,35 millones de libras esterlinas necesarios para participar en el próximo GP de Abu Dhabi.

Para ello ha abierto una web en la que, bajo el lema #ReFuelCaterhamF1 (“recarguemos Caterham”) y desde 10 libras en adelante, los fans podrán donar la cantidad que deseen con el fin de reflotar, siquiera temporalmente la escudería.

A cambio y en función de la cantidad donada, los fans podrán elegir de entre un amplio catálogo de artículos del equipo (desde camisetas, gorras, guantes, botas y hasta monos de piloto). Incluso, en el caso de conseguir su propósito, aquellos que hayan donado más de 1.000 libras podrán ver su coche escrito en el monoplaza.

Hasta hay ofertas para empresas desde 5.000 libras que deseen ver su logo en la carrocería del CT03 y dos pases VIP por 45.000 libras cada uno que prometen emociones fuertes para vivir ese fin de semana desde el corazón del paddock.

La campaña cuenta con el hándicap del tiempo ya que el administrador  y jefe interino del equipo, Finbarr O’Connell y su equipo sólo dispone de un semana para presentar el dinero ante la FOM y pagar los derechos de participación en la última carrera de la temporada.

Sin embargo, la respuesta a la iniciativa, sin ser masiva, en tan solo unas horas ha recaudado ya más de 307.000 libras y ya se han agotado muchos de los productos a la venta, como los guantes del equipo o de los pilotos y artículos infinitamente más caros, como los alerones delantero y trasero del monoplaza de 2013, cuyos precios estaban entre las 2.500 y las 3.000 libras.

“El equipo le está dando a los aficionados y a los patrocinadores la oportunidad única de ser la fuerza que empuje al equipo. Este equipo se merece un futuro y estoy seguro de que habrá muchos aficionados y compañías que estarán de acuerdo con nosotros”, afirmó el propio O’Connell ante el arranque de la campaña.

Ecclestone dispensará a Caterham de correr en EE.UU. y Brasil mientras busca comprador


Poco a poco se va acercando el triste final para Caterham. De momento, en el paddock se da por sentado que Caterham no sólo no estará en Austin la próxima semana sino que tampoco lo estará en Sao Paulo, en virtud de una especie de “amnistía” que le permitirá ausentarse de estas dos citas del calendario sin ningún problema legal.

Caterham no estará ni Austin ni en Sao Paulo mientras busca comprador
Caterham no estará ni Austin ni en Sao Paulo mientras busca comprador

Esta dispensa, negociada entre Bernie Ecclestone y la administración de Caterham, representada por Sir Finbarr O’Connell, abarcaría los dos próximos Grandes Premios (EE.UU. y Brasil) aunque sólo tendría por objeto encontrar un comprador que pueda reflotar la escudería británica.

A través de comunicado,  el nuevo equipo de administración había pedido a Bernie Ecclestone su apoyo para desatascar el complicadísimo atolladero en el que se encuentra sumido Caterham y éste le había autorizado a perderse los dos próximos eventos.

El comunicado ha informado que : “En una conversación telefónica entre hoy Finbarr O’Connell y Bernie Ecclestone, el Sr. Ecclestone acordó apoyar los administradores en su deseo de vender el equipo de Fórmula 1 a una fiesta con la fortaleza financiera para sostenerla en el futuro.

“El Sr. Ecclestone también acordó dar dispensa a Caterham F1 de tal manera que podría hacerlo si es necesario se pierda los Grandes Premios de Estados Unidos y de Brasil, pero espera que un nuevo propietario estaría en condiciones de competir con el equipo en el Gran Premio de Abu Dhabi”.

La administración de Caterham reconoce la existencia de algunas ofertas procedentes de empresas muy  interesadas en la compra del equipo, lo que alimentaría  la esperanza no sólo salvar la temporada sino la supervivencia del propio equipo y su viabilidad a corto y medio plazo.

Sin embargo, este nuevo panorama aparentemente esperanzador, tiene el hándicap del tiempo, que no juega precisamente a favor de estos posibles compradores. No olvidemos que queda menos de un mes para el GP de Abu Dhabi  y la liberación del compromiso para estar en Austin y Sao Paulo dura apenas dos semanas, ya que las dos carreras se disputarán de forma consecutiva los dos próximos fines de semana.

En este sentido, O’Connell dijo: “Creemos que este acuerdo nos da una mejor oportunidad de ser capaces de alcanzar una mejor solución para el equipo de carreras y todos sus acreedores. Si bien éste es un gran paso adelante, de momento, no hay necesidad de volver al sitio de Oxford en Leafield hasta que se produzca la venta del equipo de Fórmula 1″.

“Esta es una situación difícil que no es culpa nuestra. Lamentamos cualquier impacto personal en los empleados de la casa. Como administradores estamos tratando de maximizar los resultados para satisfacer a sus acreedores y otras partes interesadas”, concluyó el comunicado.