Multa histórica a las petroleras por pactar los precios de los carburantes


La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha impuesto una multa histórica a cinco de las grandes compañías petrolíferas españolas al considerar probado que pactaban los precios de los carburantes.

Sanción histórica a las petroleras españolas por pactar los precios
Sanción histórica a las petroleras españolas por concertar los precios de sus carburantes

En concreto, Repsol, Cepsa, Meroil, Galp y Disa han sido condenadas al pago de una multa de 32,4 millones de euros por su responsabilidad en la concertación de precios, tal y como el Organismo regulador español ha logrado demostrar.

El grueso de esta multimillonaria sanción recae sobre Repsol y Cepsa, que tendrán que afrontar el pago de 20 y 10 millones de euros, respectivamente, mientras que el resto queda distribuido entre Disa, que tendrá que pagar 1,3 millones, frente a los 800.000 euros que tendrá que pagar Galp y los 300.000 euros de Meroil.

Las investigaciones por parte del regulador comenzaron en julio de 2013 por la antigua Comisión Nacional de la Competencia, cuando se comenzaron a detectar incrementos significativos en el precio de los carburantes así como intercambio de información comercial sensible en los mercados de distribución de combustible de automoción.

En el caso de Repsol y Cepsa, la Comisión comenzó a sospechar de este posible acuerdo desde julio de 2013. Entonces iniciaron la incoación de un expediente en julio de 2013 a raíz de un acuerdo manifiesto entre ambas petroleras en una serie de estaciones de servicio en las localidades zaragozanas de Brea de Aragón e Illueca.

A raíz de esta investigación se descubrieron una serie de acuerdos ocultos de “no agresión” y de intercambio de información comercial estratégica en los años 2011, 2012 y 2013 .

Sin embargo, este expediente que ahora se cierra con esta millonaria multa, no es el único que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia mantiene abierto contra las compañías petrolíferas en España, ya que en próximas fechas se conocerá la resolución de otra investigación similar contra Repsol, Cepsa y BP por pactar precios con empresarios de su red de distribución de gasolinas.

Anuncios

Samsung “arma el taco” en Madrid al ofrecer gasolina gratis a sus clientes de telefonía


cepsa-samsung-madrid

Absolutamente caótico fue el episodio vivido ayer en Madrid por la oferta publicitaria que lanzó Samsung  en las redes sociales,  por la cual el gigante tecnológico ofrecía 50 euros de combustible a todo aquel conductor que se presentase en la gasolinera Cepsa sita en las inmediaciones del Campo de las Naciones de Madrid y mostrase un móvil de la citada compañía.

Con esta curiosa iniciativa la compañía surcoreana quería conmemorar que Samsung había logrado alcanzar la comercialización de la unidad número 5.000.000 de su conocido smartphone Samsung Galaxy Note II en todo el mundo.

El resultado de esta campaña no tardó en hacerse notar y en muy poco espacio de tiempo llegaron a darse cita cerca de 1.000 vehículos en la gasolinera. Además de grandes esperas de casi una hora para poder repostar, la acumulación de coches en la zona provocó un atasco monumental que afectó gravemente no sólo a una parte estratégica del corazón empresarial de Madrid como es la zona del IFEMA sino que, además afectó seriamente a la circulación en la M-40, en ambos sentidos.

De hecho, el caos fue de tal calibre que, pasadas cinco horas y en vista del colapso circulatorio producido, que afectaba ya a varios kilómetros de la citada arteria madrileña, Samsung comunicó el cierre de la gasolinera siguiendo instrucciones de la Policía Municipal, con lo que tuvo que poner fin a su campaña de forma prematura.

Esta no es la primera vez que Samsung fija sus ojos en la capital de España para promocionar alguno de sus productos, aunque es cierto que nunca se habían “atrevido” a llegar tan lejos. La última vez que la empresa surcoreana dispuso una campaña publicitaria al máximo nivel en Madrid fue el pasado mes de marzo. En aquella ocasión alquiló la conocida estación de Metro de Sol durante un mes, cambiándole su nombre por el de Sol Galaxy Note y modificó toda su decoración por el azul corporativo de Samsung.