Los jefes de equipo solicitan la supresión del nuevo sistema de calificación en la Fórmula 1


Los entrenamientos de calificación del GP de Australia de 2016 disputados esta mañana en Albert Park nos han dejado la primera -y probablemente la última- sesión disputada bajo el nuevo sistema de calificación por eliminación.

team-conference
Los jefes de equipo, radicalmente opuestos al nuevo sistema de calificación

El resultado no ha podido ser más desalentador y, después de la primera pole del año, firmada por Lewis Hamilton, los directores de todos los equipos, sin excepción, han solicitado una reunión de urgencia con Bernie Ecclestone y Charlie Whiting para pedir la inmediata supresión de este nuevo sistema.

Y es que, tras lo vivido en Melbourne una vez que la bandera a cuadros ha caído sobre el asfalto, las críticas al nuevo sistema no se han hecho esperar por parte de prácticamente todos los agentes implicados en la Fórmula 1, especialmente los directores de equipo.

El denominador común en las críticas ha sido el caos vivido y, sobre todo, la falta de espectáculo. Un enorme fiasco que ha motivado que todos, en mayor o menor medida, hayan solicitado volver de inmediato al sistema clasificatorio anterior

Los jefes de equipo, en pie de guerra contra el nuevo sistema

Por regla general, todos los jefes de equipo han mostrado sus discrepancias con el nuevo sistema. Sin embargo, el más duro y beligerante, sin duda, ha sido Toto Wolff.

El Director de Mercedes ha llegado a calificar de “basura” al sistema recién estrenado y pidió volver de inmediato al sistema anterior.

“Soy el primero en decir que no debemos hablar en público de lo malo que hay en la F1. Pero la nueva calificación es basura”, afirmó.

“Teníamos un formato de clasificación que fue bastante bien. Por darle interés hemos acabado así. Ahora tenemos una opción obvia que es volver a lo que teníamos antes. Está en el reglamento”, añadió.

“Si vamos a reinventar un formato diferente debemos pensar cuidadosamente sobre cómo debería ser. No debemos cerrar nuestros ojos para tratar de conseguir el mejor espectáculo. Es importante, pero debe ser un pensamiento tras un proceso”, concluyó Wolff.

En esta misma línea se mostró Niki Lauda. El actual asesor de Mercedes fue también bastante duro con los responsables de la Fórmula 1 por haber aprobado este sistema, en especial, con Charlie Whiting, al que situó en el centro de la diana, acusándole directamente de haber perdido el norte.

“Charlie Whiting llegó con este nuevo sistema y nos ha llevado a un gran error, la peor decisión que podía haber tomado la Fórmula 1, hemos perdido toda dirección como deporte”, afirmó Lauda.

Por último y aunque sin ser tan explícito como su colega de Mercedes, Christian Horner también se mostró en contra del nuevo sistema de calificación y exigió la vuelta al modelo antiguo.

“Desde Red Bull exigimos que retiren este formato para volver al sistema de calificación anterior“, afirmó el británico.

Los pilotos también en contra del nuevo sistema

Algunos pesos pesados del paddock también se han mostrado en contra del actual modo de calificar, tras su primera experiencia.

Así pues, Nico Rosberg ha manfiestado su total contraposición a este sistema y, como su director, exige la vuelta al anterior sistema.

Está bien que la Fórmula 1 pruebe cosas, pero éste está mal, así que pienso que deberíamos volver al antiguo sistema, sobre todo por los aficionados”, afirmó el doble subcampeón mundial.

Por su parte, Fernando Alonso también se mostró en contra, argumentando en su caso que es un sistema injusto, que penaliza a los más débiles y refuerza a los más fuertes.

“Creo que favorece a los equipos más fuertes y es un poco injusto para los equipos menos competitivos”, dijo el asturiano.

 

 

McLaren y Red Bull, a la gresca por la contratación de Dan Fallows


En esta ocasión, la guerra entre Red Bull y McLaren no está en los circuitos sino en los despachos, a cuenta de Dan Fallows. Este ingeniero británico, experto en aerodinámica y mano derecha de Adrian Newey se convirtió en el sustituto de Peter Promodou tras su anunciarse su marcha a la escudería de Woking.

Red Bull y McLaren, a la gresca por Dan Fallows
Red Bull y McLaren, a la gresca por Dan Fallows

Pues bien, Fallows ha cobrado un protagonismo especial e inesperado al convertirse en objeto de deseo por ambos equipos ya que, al tiempo que es promocionado como sustituto del citado Promodou en Red Bull, desde McLaren se pretende hacer valer un presunto contrato que le unía a la escudería británica.

Por este motivo, Eric Bouiller ha amenazado con denunciar al equipo austríaco ante los Tribunales. “Dan Fallows tiene un contrato vigente con nosotros y el asunto puede ponerse en manos de nuestros abogados”, dijo el nuevo director deportivo de McLaren.

De hecho, el propio Ron Dennis está indignado con la cuestión y ha arremetido contra Red Bull por el presunto incumplimiento de un contrato, que según la escudería de Woking, se firmó en septiembre del año pasado.

“Fallows firmó en septiembre y teníamos que comenzar en marzo. Esto es inaceptable para nosotros. El contrato se firmó después de que comenzara su período de preaviso en Red Bull. Sin embargo, Red Bull le ha nombrado jefe de aerodinámica. Ellos (Red Bull) no tienen ningún derecho legal para cambiar esto”, dijo el máximo responsable de McLaren.

Dan Fallows, en el pódium con Sebastian Vettel
Dan Fallows, en el pódium con Sebastian Vettel

Por su parte -y como era de esperar- Red Bull ha anunciado que no tiene la más mínima intención de desprenderse de su flamante especialista mientras que en McLaren han anunciado que llevará el caso hasta los Tribunales.

Según Christian Horner, la decisión última de Dan Fallows es la de seguir en Red Bull y no la de tomar las maletas rumbo a McLaren, como defiende Bouiller.

La explicación que da el director deportivo de Red Bull es bien sencilla: “Dan había decidido irse el año pasado por razones personales pero con los cambios introducidos en McLaren, decidió que no se marcharía. Ron Dennis afirma que le hemos hecho una oferta a Dan para retenerlo, pero él ha decidido al 100% quedarse con nosotros. Fue su decisión”.

Sobre la decisión de McLaren de llevar a Red Bull ante la Justicia ordinaria, Christian Horner, afirmó que no se puede obligar a trabajar a alguien en un sitio que no se desea, pero ha advertido a McLaren que si finalmente decidiesen ir a los tribunales, será responsabilidad exclusivamente suya:

“Si McLaren quiere involucrar a los abogados, entonces así lo haremos. Tengo un gran respeto por Ron, pero no estoy muy seguro de lo que quiere decir, cuestionan nuestra contratación ética, pero no puedo responder a ello porque es su elección”, ha manifestado Horner.

“Nadie puede obligar a nadie a trabajar donde no quiere. A veces las situaciones cambian con rapidez en la Fórmula 1 y Ron lo sabe”, añadió el director de Red Bull, que confirmó la vuelta al trabajo de Dan Fallows de vuelta a Milton Keynes. Y lo hará en un par de semanas para, como dijo el propio Horner, “continuar con nosotros en las próximas semanas y meses”.

Por último, Horner acusó a McLaren de usar este tema para tapar sus evidentes problemas en la aerodinámica del MP4-29. “Obviamente, es muy fácil para McLaren alejar el foco de sus grandes problemas, es decir,  el por qué están buscando un especialista en aerodinámica”, concluyó.

Lo que está claro es que las posturas están muy enfrentadas y no parece que haya posibilidad de un arreglo amistoso, al menos a corto plazo, por lo que la única salida viable será la de encontrarse ante un juez.

Sebastian Vettel, coronado oficialmente como tetracampeón mundial en la gala de la FIA


El viernes por la noche se celebró en París la gala oficial de la FIA, en la que se procedió a la entrega anual de trofeos que reconocen a los mejores de cada temporada.

Jean Todt entrega a Sebastian Vettel su cuarto título consecutivo
Jean Todt entrega a Sebastian Vettel su cuarto título consecutivo

En la Cite du Cinema de la capital francesa, el alemán Sebastian Vettel fue coronado como campeón del mundo y su equipo, Red Bull, también se llevó los honores del Campeonato de Constructores por cuarta temporada consecutiva. Allí recibió el premio de manos del recientemente reelegido como presidente de la FIA, el francés Jean Todt.

En la misma gala, Fernando Alonso y Mark Webber recogieron también sus trofeos, que les reconocieron como subcampeón y tercer clasificado del Campeonato del Mundo de Pilotos.

En una temporada de ensueño, Vettel no sólo batió el récord de Alberto Ascari y Michael Schumacher de victorias consecutivas (al conseguir nueve victorias seguidas) y el de puntos en una temporada (397), sino que igualó el del heptacampeón alemán de 13 victorias en una temporada. Por eso no es de extrañar la emoción que expresó el tetracampeón al recoger su premio: “Cuando pienso en los momentos que he vivido con el equipo en los últimos años, es increíble”, dijo el piloto alemán.

“Es un placer para saltar en el coche cada fin de semana y para tratar de darle todo lo que tengo. He trabajado muy duro junto con el equipo y lo que nos hace fuertes es que nos encanta lo que hacemos y nos apasionan las carreras. Este año no fue una temporada fácil, pero superar eso y dar la respuesta en la pista me hace sentir muy orgulloso. No tengo palabras para describir lo increíble que es retener el campeonato de pilotos por un año más”, concluyó Vettel en su discurso.

Mark Webber, Robert Kubica y Fernando Alonso, en la gala de la FIA 2013
Mark Webber, Robert Kubica y Fernando Alonso, en la gala de la FIA 2013

Este récord también se reflejó en otro año glorioso para su equipo, Red Bull, que se llevó de calle su cuarto Mundial, con unos registros de vértigo, difícilmente repetibles. Junto a las 13 victorias, logradas todas por Vettel, el equipo austríaco se anotó nada menos que 13 podios y 11 poles, terminando la temporada con 596 puntos, una cifra absolutamente increíble, a nada menos que 236 puntos de Mercedes, su rival más próximo.

Al recoger el premio como mejor escudería del año, su director Christian Horner, dijo: “Ganar un cuarto Mundial de Constructores es algo que el equipo sólo podría haber soñado cuando comenzamos nuestra primera temporada en 2005. Este logro no debe ser subestimado”, dijo el británico.

“Todo el equipo ha trabajado en conjunto con un enorme compromiso y determinación. Cuando ganamos el campeonato por primera vez, la presión estuvo en defenderlo. Lo retuvimos y lo volvimos a ganar. Tras lograr el tercer, pensamos que no había nada mejor que eso y la posibilidad de hacer una doble cuádruple parecía estadísticamente improbable. Pero la pasión, la determinación y la dedicación en el conjunto del equipo, junto con la forma en que Sebastian y Mark pilotaron, totalmente entregados este año, ha sido absolutamente fenomenal”, agregó Horner.

Por último, Fernando Alonso se mostró bastante satisfecho con el subcampeonato y por el hecho de haber sido junto a Vettel el más regular de la temporada, con un total de dos victorias y siete pódiums: “En todos los deportes quieres ser campeón, es normal, somos competitivos, pero para mí la segunda posición es un privilegio”, dijo el piloto asturiano al recoger su trofeo.

Mark Webber arremete contra Sebastian Vettel, Christian Horner y Helmut Marko


No es un secreto que las relaciones entre Mark Webber y el equipo Red Bull, o al menos una parte importante del equipo, nunca fueron precisamente las mejores. Lo que no imaginaba es que el australiano iba a tardar tan poco en rajar de su ya ex-equipo y que lo iba a hacer de la forma en que lo ha hecho.

Malasia, uno de los momentos de máxima tensión entre Webber y Vettel
Malasia, uno de los momentos de máxima tensión entre Webber y Vettel

Sin grandes exabruptos pero sí con una contundencia fuera de lo común en un tipo generalmente comedido como lo ha venido siendo Webber a lo largo de estos años, el australiano se ha despachado con dureza contra Red Bull, especialmente, contra su “mandamás”, Helmut Marko, su director deportivo Christian Horner y su ex-compañero Sebastian Vettel.

Curiosamente, esta misiva fue editada después por el propio Webber y suavizó mucho los términos de sus críticas. Sin embargo, fue demasiado tarde. Las redes sociales ya se habían hecho eco del texto inicial por lo que, pese a los esfuerzos del piloto australiano por borrar las “pruebas del delito”,no pudo evitar que trascendiese el contenido incial de la carta.

En una carta pública de despedida hecha pública en su propia web, Mark Webber bajo el título “Significant Others” (algo así como “Otras personas relevantes”), el australiano fue muy crítico hacia Helmut Marko, del que llegó a decir que nunca supo exactamente a qué se dedica en el conglomerado austríaco . “Todavía no sé qué papel tiene en el equipo. Sólo sé que fue uy crítico conmigo desde el primer día, pero al final él trajo a Sebastian (Vettel), por lo que ha hecho un buen trabajo con esto”.

Asimismo ironizó acerca de la posible estima que Marko pudiese haber sentido hacia él, Webber dijo del directivo austríaco que “probablemente, está decepcionado con el hecho que los equipos de Fórmula 1 tengan dos coches”. Vamos, que si por Helmut Marko hubiese sido, Red Bull debería haber corrido sólo con el monoplaza de Vettel todos estos años.

Tampoco salió bien parado su ex-director, Christian Horner. El australiano reconoce cómo la magnífica relación que tenía con él se fue enfriando a lo largo de las últimas temporadas hasta hacerse prácticamente nula al final de su periplo en Red Bull. Es más, culpa al propio Horner de haber tensado la relación sólo para beneficiar a Vettel.

Christian (Horner) va a estar en el equipo mucho tiempo, indefinidamente, a menos que consiga una propuesta de otro lugar. Así que tenía que asegurarse de mantenerlo todo lo más tranquilo posible. En algunos casos, no me beneficiaba a mí, por lo que puso tensión en la relación”, dijo Webber.

Sebastian Vettel también recibió lo suyo por parte de su ex-compañero. Y por lo que cuenta, da la sensación que la cosa no proviene del famoso episodio del “Multi 21” en Sepang sino que, por lo que dice de Vettel, parece que el mar de fondo existente entre ambos pilotos viene de mucho más atrás en el tiempo, probablemente desde su incidente durante el GP de Turquía de 2010.

Helmut Marko y Mark Webber, como el agua y el aceite para el australiano
Helmut Marko y Mark Webber, como el agua y el aceite para el australiano

Así pues, en su carta de despedida, lo que al principio son unas tímidas loas hacia su figura, se acaban tornando en duras críticas hacia el tetracampeón alemán. “Tiene un talento natural fantástico, sabemos que su punto fuerte está en los entrenamientos clasificatorios y las cinco primeras vueltas de carrera, es su marca de la casa, esta es la parte más complicada de controlar y ha brillado con ello”, dijo Webber sobre el piloto germano.

Sin embargo,cuando se refiere a la convivencia con el alemán y a la relación que mantuvieron como compañeros de equipo, Webber se volvió mucho más crítico. “En nuestra relación resulta más difícil pensar en la parte positiva que en la negativa, así que ha sido una decepción, porque quieres mantener una opinión respetuosa de todo el mundo, les das tantas oportunidades como puedes”, añadió el australiano.

“Han pasado demasiadas cosas entre nosotros. Quizás cuando tengamos más de 50 años todo sea diferente, pero tras lo que ha ocurrido entre nosotros es difícil hacer borrón y cuenta nueva. Por supuesto, no me importa nada, e imagino que a él tampoco”, concluyó.

Por último, y para ahondar en la herida, Webber no perdió la oportunidad para meterle el dedo en el ojo a su ex-compañero, posicionándose claramente del lado de Fernando Alonso, amigo personal del australiano y el gran rival de Vettel de estos últimos años.

“El domingo por la tarde es el mejor. Increíble. Su habilidad para llevar al coche a ese nivel durante dos horas es absolutamente excepcional. Repasando al número de incidentes que ha tenido, son poquísimos, lo que es otro recordatorio de que, como piloto en carrera, es la referencia el domingo por la tarde. De todas formas, a una vuelta probablemente hay pilotos que son un poco más rápidos, pero sobre 19 carreras y en todo tipo de condiciones, el domingo es tu hombre”.
Fernando Alonso, el mejor piloto para Mark Webber
Fernando Alonso, el mejor piloto para Mark Webber

Adrian Newey, el único en salvarse de la quema

Pese a que no dejó prácticamente títere con cabeza, Mark Webber salvó de la quema expresamente a su director técnico, Adrian Newey. El ingeniero británico es la única persona de la que parece guardar un buen recuerdo de sus años en Red Bull. “Es una de las razones por las que he seguido hasta ahora”, dijo el ex-piloto del equipo austríaco.

El australiano se deshizo en elogios hacia el genio británico y al que considera de verdad el alma máter de los éxitos de la escudería de bebidas energéticas.“Adrian es, con mucho, el mejor con el que he trabajado para entender un coche de carreras”, afirmó tajantemente el piloto.

“He trabajado con mucha gente, pero la habilidad de Adrian para llevar a cabo lo que el piloto y el coche necesitan es simplemente extraordinaria. Es alguien inspirador para trabajar. La gente le podría ver como alguien tímido, pero es alguien increíblemente competitivo, le he visto cuando nos han batido claramente, y no es algo con lo que disfrute, y le he visto cuando hemos hecho el doblete, y sus reacciones no han sido diferentes”, concluyó Webber.

Aparte del carácter aparentemente bonancible del británico, Webber no olvidó que Newey fue el único que le mostró su apoyo pública y privadamente cuando en 2010 y en plena pelea por el título de aquel año, el australiano sufrió un accidente de bicicleta que le provocó una lesión en el hombro.

Una lesión que, sin embargo el australiano ocultó a su equipo y mermó su rendimiento en las últimas cuatro carreras del año, hasta el punto que mucha gente en el equipo, empezando por el propio Horner, considerase que aquello le pudo suponer la pérdida de un Mundial que, justo a esas alturas de campeonato, tenía en su mano.

Llega el Red Bull RB9, preparado para lo imposible


Red-Bull-RB9-webber-vettel

Al mediodía de hoy, en la localidad británica de Milton Keynes, donde está el cuartel general del equipo Red Bull, el último de los grandes que quedaban por presentarse en sociedad ha mostrado sus poderes con la aparición estelar del nuevo Red Bull RB9.

En un acto bastante sencillo, ante poco público, integrado en su mayor parte por socios de la marca, sponsors y protagonizado por Adrian Newey, Christian Horner, el tricampeón Sebastian Vettel y Mark Webber, hemos podido ver por vez primera el aspecto del monoplaza, con el que la escudería austríaca quiere continuar en la senda del éxito, de la que no se separa desde hace ya tres largos años.

Adrian Newey explicó que el nuevo Red Bull RB9, lejos de ser revolucionario, habría de ser considerado como “evolucionario”. El monoplaza para esta temporada que está a punto de echar a andar no presenta apenas novedades importantes puesto que esta temporada no va a estar marcada por cambios normativos importantes sino quizás por el rendimiento que aporten los nuevos compuestos de Pirelli para este año.

“El RB9 es un coche evolutivo. Probablemente el cambio más significativo no esté en el Reglamento, sino en los nuevos neumáticos Pirelli. Tuvimos una prueba rápida tras el Gran Premio de Brasil, pero en verdad no aprendimos mucho a causa de las condiciones. Pirelli nos ha proporcionado datos acerca de cómo se comportan los neumáticos nuevos, pero la experiencia nos dice que sólo cuando vamos a probarles es cuando realmente podemos averiguar su rendimiento”, dijo Newey.

De hecho, apenas se aprecian diferencias notables entre el Red Bull RB8, con el que Vettel logró su tercer Mundial y el Red Bull RB9, con el que la escudería de la marca de bebidas energéticas ha presentado sus credenciales para seguir haciendo historia.

A diferencia del resto de escuderías que se han presentado el nuevo RB9 continúa con el diseño del frontal en forma de “nariz de pato” y su aspecto general es muy similar al coche del año pasado, tal y como ha hecho Lotus. Sólo la reducción del tamaño de los pontones, que le otorgan una imagen más afilada, y unas nuevas inserciones en color morado podrían delatar que estamos ante un coche aparentemente nuevo.

Esta política continuista se manifiesta también en la estabilidad que supone ver un año más a los mismos pilotos al frente de los dos monoplazas durante cinco años consecutivos, algo que no se recuerda en la historia de este deporte. Es más, Mark Webber afronta con ésta su séptima temporada en Red Bull, que le permiten batir el récord de permanencia de un piloto al frente de la misma escudería.

“La reputación de mi séptima temporada con el equipo es una gran ventaja”, dijo el piloto australiano. “Yo no podría haberlo previsto cuando me incorporé y me cuesta creer que podría estar en un mismo equipo de Fórmula 1  durante siete años, ya que la continuidad no siempre es fácil de lograr en este deporte.

“Creo que la forma en que la gente se anime y mantener motivados aquí es importante”, agregó. «Es una operación bastante pequeña, pero es evidente que son grandes en la ambición y el deseo y que nos hace funcionar muy bien. He disfrutado mucho de los años que he tenido aquí hasta ahora y no puedo esperar para ponerse en marcha esta temporada “.

red-bull-RB9-front-01

Sebastian Vettel, por su parte, habló de lo bien que le ha venido el parón invernal para recargar pilas tras la intensa temporada pasada, así como para enfrentarse al enorme reto que supone lograr un cuarto Mundial consecutivo. Un reto que sólo se ha alcanzado en dos ocasiones en la historia de la Fórmula 1 y que el piloto alemán se declaró más que listo para afrontar.

“Hemos tenido un final muy fuerte la temporada pasada que fue importante para mí disfrutar de estar en casa. Sin embargo, muy pronto empecé a entrenar de nuevo, preparándome para la nueva temporada y estoy muy emocionado porque ésta es la primera vez que he visto el coche de una sola pieza. He visto pedacitos, pero se ve muy bien, así que ahora vamos a llegar a ver si funciona como se esperaba”, dijo Sebastian Vettel.

Preguntado por sus posibilidades de repetir título, el alemán se mostró cauto. “Tengo muchas ganas de ponerme en marcha de nuevo, para volver al coche, empezar a probar y luego ir a competir. Entonces, por fin, sabremos dónde estamos”, añadió el tricampeón.

Para acabar, Christian Horner destacó el valor de la estabilidad en el equipo para afrontar con garantías la defensa de los dos títulos tan brillantemente ganados en 2012. “La temporada de 2012 fue larga y dura, pero nuestro éxito fue el testimonio a todo el trabajo duro y la dedicación en la fábrica”, dijo el recientemente renovado como director del equipo Red Bull.

“Tenemos suerte de que hemos podido mantener la continuidad dentro de nuestro grupo. Este es el quinto año que esta pareja de pilotos están juntos y tenemos continuidad a lo largo de todos los equipos técnicos y todas las áreas clave. Creo que eso es prueba de que existe una determinación feroz para mantener ambos de estos trofeos en el gabinete durante otro año”, concluyó Horner.

El equipo sale hoy mismo para España, para comenzar los primeros tests de pretemporada en Jerez el próximo día 5. Webber será el encargado de hacer  debutar al nuevo RB9 en la pista del trazado español, conduciendo el martes 5 y el miércoles 6, mientras que Vettel se pondrá a los mandos los dos últimos días, el jueves 7 y el viernes 8 de febrero.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Christian Horner renueva con Red Bull hasta 2017


El británico Christian Horner ha firmado su renovación como director del equipo Red Bull. Del contrato que le vinculará a la escudería de bebidas energéticas se sabe que será hasta el año 2017, sin que haya trascendido la cantidad que cobrará Horner durante su vigencia.

Hay que decir que Horner, de 39 años, lleva unido al equipo de Milton Keynes desde que al escudería accedió a la Fórmula 1 en 2005 con la compra por Red Bull de la licencia del equipo Jaguar. Aquel año, el director británico llegó al equipo procedente de la F3000, en la que había sido campeón un año antes dirigiendo al equipo Arden.

Desde ese momento, la exitosa carrera de Horner como director ha quedado vinculada íntimamente a la trayectoria del propio equipo. Un equipo al que vio nacer, crecer y convertirse en lo que es actualmente, una escudería casi imbatible, capaz de ganar tres títulos de constructores de forma consecutiva así como 34 grandes premios y 46 poles.

christian-horner

Sebastian Vettel y Red Bull, protagonistas de la entrega de los Premios de la FIA 2012


fia-awards-2012-vettel-horner

La noche del pasado viernes, la flor y nata del automovilismo mundial se dio cita en el elegante Palacio de Cigaran de Estambul para la entrega anual de los premios que la FIA concede a los mejores pilotos y marcas de la temporada. Una ceremonia que supuso el colofón a la Asamblea General de la Federación, llevada a cabo entre los días 3 y 7 de diciembre pasados en la capital del país otomano.

El acto fue presentado por el ex-piloto escocés David Coulthard y estuvo acompañado en el escenario por Ece Vahapoğlu, una de las más conocidas presentadoras de Turquía. Allí, una vez más y por tercer año consecutivo, tanto  Sebastian Vettel como el equipo Red Bull fueron los protagonistas absolutos de la fiesta al recibir de manos de Jean Todt los galardones que les distinguen como Mejor Piloto y Mejor Escudería del año 2012.

En la misma gala, Fernando Alonso y Kimi Raikkönen también fueron distinguidos con sendos premios, en calidad de segundo y tercero de la clasificación final de la temporada, respectivamente. Se dio la curiosa anécdota que Sebastian Vettel llegó tarde a la ceremonia por problemas con su pasaporte.

El nuevo y flamante tricampeón más joven de la historia de la Fórmula 1 dijo al recibir su premio que “Es una sensación fantástica estar aquí esta noche y poder llevarme este trofeo de vuelta a casa por un año más”, dijo Vettel en el momento de recoger su trofeo.

“Ganar el título con Red Bull Racing tres veces consecutivas es algo que me hace sentir muy orgulloso. Esta fue una temporada con muchos altibajos y el equipo tuvo que trabajar duro para ganarlo. En el box y la fábrica todos hicieron un trabajo increíble, como lo fue el apoyo que recibimos también de Renault”, concluyó el alemán.

Por su parte, Christian Horner también se mostró exultante al recibir en nombre del equipo Red Bull el trofeo que acredita a la escudería austríaca como Mejor Equipo por tercer año consecutivo. “Este ha sido un éxito increíble para todo el equipo”, expresó Horner. “El duro trabajo y la dedicación de todo el equipo han sido ejemplares.

Por último, el director del equipo Red Bull no quiso perder la oportunidad para darle un pequeño palo a la FIA, ya que desde el seno del equipo austríaco existe la convicción de que este año la Federación le ha puesto bastantes trabas legales a la escudería azul, con el fin de evitar un nuevo triunfo de la escuadra liderada por Vettel.

Por eso dijo Horner que “no parecía posible que pudiésemos mejorar nuestro rendimiento después de lo logrado el año pasado, pero creo que lo que hemos conseguido a pesar de todo. El equipo ha utilizado hasta el último gramo de su habilidad e ingenio, han creído en sí mismos pero, sobre todo, se han negado a ceder bajo la presión más enorme. Por ello es para mí un inmenso honor recoger este trofeo en nombre de todos”.