Caterham inicia el proceso de subasta


Parece que los días de Caterham como equipo de Fórmula 1 están contados y afronta sus últimos momentos con el anuncio de la inminente salida a subasta de sus últimos bienes.

Wyles Hardy & Co gestionarán la subasta de bienes de Caterham
Wyles Hardy & Co gestionarán la subasta de bienes de Caterham

Después de que el equipo británico liquidase gran cantidad de su “fondo de armario” en aquella inédita subasta llevada a cabo en noviembre para que Caterham pudiese estar en la carrera final de la temporada pasada en Abu Dhabi- y que le llevó a recaudar de manos de sus fans y seguidores la friolera de tres millones de dólares- ahora saldrá a subasta el resto de bienes de la escudería.

Para ello, los administradores actuales de Caterham han puesto en manos de la prestigiosa casa de subastas británica Wyles Hardy & Co lo poco que les queda aún a su nombre.

Desde la misma fábrica, con su planta de Investigación y Desarrollo, hasta trofeos, pasando por ropa de trabajo y los chasis de sus vehículos, todo saldrá a pública subasta  a partir del próximo día 11 de marzo, en vísperas del GP de Australia, inicio de la temporada.

Cuando todos esos bienes tengan nuevos compradores, la corta historia de Caterham en la Fórmula 1 habrá puesto su triste punto final y las esperanzas -mínimas, eso sí- de que pudiera volver en un futuro próximo al Gran Circo se habrán desvanecido para siempre.

Caterham subastará sus últimos bienes a partir del próximo 11 de marzo
Caterham subastará sus últimos bienes a partir del próximo 11 de marzo

Recordemos que Caterham inició su andadura en la Fórmula 1 en la temporada 2012, cuando el magnate malayo Tony Fernandes, entonces dueño del equipo Team Lotus, compró Caterham Cars y cambió el nombre de su escudería por el de Caterham Team F1, toda vez que había perdido su batalla con el equipo Lotus Renault GP por el nombre comercial de “Lotus” para la Fórmula 1.

Desde entonces, Fernandes, primero, y el francés Cyril Abiteboul después, intentaron sin éxito mediante una alianza estratégica con Renault, crear un monoplaza que pudiese al menos lograr siquiera puntuar en alguna carrera.

Incluso llegaron a contar con pilotos experimentados como el finlandés Heikki Kovalainen, el ruso Vitaly Petrov o incluso el japonés Kamui Kobayashi. Sin embargo, ni estos ni otros pilotos con menos caché como Charles Pic, Giedo Van der Garde o Marcus Ericsson, nada pudo evitar el desastre y, tras un esperpéntico proceso de venta después del verano de 2014, todo se acabó yendo a pique de forma tan rápida como sorprendente.

En apenas un par de meses pasó de intentar clasificarse en Monza e incluso contratar al joven y prometedor piloto español Roberto Mehri como probador a desintegrarse y quedarse fuera del GP de EE.UU. por falta de fondos.

Por último y tras una heroica cuestación para darle un último empujón para tratar de llevar a Caterham a Abu Dhabi, se ha llegado a esta situación en la que el equipo de Leafeld pasará a la historia de la Fórmula 1 como un fracaso más de los muchos que, por desgracia, han trufado este deporte

Marussia sueña con el milagro


Aunque la desaparición de Marussia se da por hecha, lo cierto es que se ha encendido una pequeña luz que hace albergar una mínima esperanza de poder ver al equipo anglorruso en la parrilla de la nueva temporada.

marussia-auction-postponed

Pese a que gran parte de los bienes del equipo, incluida su propia sede, ya han sido subastados, lo cierto es que GA European Valuations, empresa de subastas y partners de la compañía norteamericana CA Global Partners, que se ha encargado de gestionar la venta de distintos activos de Marussia, ha anunciado la suspensión sine die y por sorpresa de la subasta prevista para este miércoles.

Inmediatamente se han disparado todo tipo de rumores, empezando por la aparición de un posible comprador en las próximas fechas que pudiesen rescatar in extremis al equipo de Banbury de su casi segura desaparición. No olvidemos que Manor Motorsport, el consorcio anglorruso propietario del equipo, sigue figurando en la lista provisional de equipos inscritos para la disputa del campeonato de 2015.

Paralelamente, el que fuese su director deportivo el último año, el británico Graeme Lowdon ha realizado unas sorprendentes declaraciones a la cadena británica Sky Sports, que han acrecentado los rumores, más aún si cabe.

“Técnicamente es posible. Manor ha estado en la competición de motor mucho tiempo. Es un equipo muy preciado y significa mucho para mucha gente y también para muchos fans. Estamos trabajando muy, muy duro; no es sencillo, pero sigue siendo posible que el equipo llegue y creo que serían buenas noticias para la F1 y también para nuestros aficionados”.

Se da el hecho que esta subasta, ahora cancelada, tenía por objeto la colección más mollar de todo lo subastado hasta la fecha. En concreto, el último lote estaría integrado por los dos coches de 2014 y todos sus repuestos, tres coches del equipo de GP3, además de todo el equipamiento del equipo para boxes.

Según el propio Lowdon, la cancelación de esta subasta es muy importante, ya que la desaparición del citado material habría comprometido seriamente la continuidad del equipo para el futuro.

Es más, para el antiguo responsable deportivo de Marussia, los artículos que se han venido subastando hasta el momento serían de escasa relevancia y no supondrían una excesiva hipoteca para una posible vuelta al primer plano de la actualidad.

“Es cierto que ya ha habido algunas subastas, pero nada del equipamiento que se ha vendido hasta ahora es esencial para que el equipo siga adelante. Eso significa, pues, que todavía es posible”, concluyó Lowdon.

 

 

 

Pérdidas millonarias para Ferrari y McLaren por la quiebra de Marussia


Poco a poco se van conociendo más detalles de la inmensa deuda que obligó al repentino cierre y desaparición de la escudería Marussia.

El cierre de Marussia hace perder 30 millones de euros a Ferrari y McLaren
El cierre de Marussia hace perder 30 millones de euros a Ferrari y McLaren

Así pues, según el rotativo británico The Sunday Telegraph, la quiebra del equipo anglorruso le habría supuesto tanto a Ferrari como a McLaren unas pérdidas de cerca de 24 millones de libras esterlinas, esto es, unos 30 millones de euros. .

La fuente estaría en una serie de documentos internos del equipo desvelados por la asesoría financiera británica FRP Advisory, que es la empresa encargada de llevar a buen fin el proceso final de disolución del equipo.

En dicha documentación quedaría acreditado que tanto Ferrari como McLaren estarían entre los más de 200 acreedores reconocidos de Marussia.

En concreto, el equipo de Banbury debería a Ferrari la nada despreciable cifra de 16,6 millones de libras (21 millones de euros) por los motores de este año y 7,1 millones de libras (9 millones de euros) a McLaren, en concepto de servicios de ingeniería así como diversos desarrollos.

De hecho, la deuda de Ferrari no es baladí puesto que,  junto al banco británico Lloyds, con una deuda reconocida de 13,2 millones de libras (casi 13 millones de euros), es de largo uno de los más importantes acreedores de la escudería.

El problema está en que, mientras Lloyds tenía parte de la deuda asegurada (en torno a dos millones de euros) y por tanto, no se irá del proceso con las manos vacías, ni Ferrari ni McLaren verán un solo céntimo con casi total seguridad, en lo que habrá sido sin duda un negocio absolutamente ruinoso para ambas firmas.

 

Ford cierra su factoría de Genk


Una de las consecuencias de la globalización y, por qué no decirlo, de la galopante crisis que ha azotado al sector de la automoción estos últimos años, ha sido el fenómeno de la “deslocalización”. Un eufemismo con el que se edulcora una triste realidad como es el cierre de una fábrica, generalmente con la intención de llevársela a otros mercados más baratos, donde los costes laborales son menores y es más rentable la producción.

La fábrica de Ford en Genk echa el cierre
La fábrica de Ford en Genk echa el cierre

Eso es lo que le ha ocurrido la fábrica de Ford en la localidad belga de Genk, que echará el cierre tras más de 50 años de actividad. Esta factoría, cuyas obras comenzaron en 1962, empezó a funcionar en enero de 1964 para complementar la producción del Ford Taunus 12M, que en esos momentos se llevaba a cabo en Amberes, y en menos de un año ya produjo más de 62.000 unidades.

Desde entonces, la fábrica de Genk ha venido produciendo varios de los más exitosos modelos de la marca del óvalo, como el Ford Escort, el Mondeo, el Galaxy y, más recientemente el S-Max. Sin embargo, en los últimos cinco o seis años fue perdiendo importancia en detrimento de otras plantas de producción, como la factoría valenciana de Almussafes.

Ahora, esta semana ha salido de sus puertas el último de los coches allí fabricados, en concreto, un Ford Galaxy blanco que ha sido firmado por todos los trabajadores de la planta y será donado a una organización benéfica.

Marussia, a subasta en diciembre


La historia de Marussia en la Fórmula 1 llega a su punto final. Sin expectativas de volver e inmersos en un proceso de cierre irreversible desde principios de noviembre, al equipo anglorruso culminará su disolución con la subasta de todos sus bienes, que se producirá los días 16 y 17 de diciembre, a través de la web de CA Global Partners.

 

Marussia subastará todos sus coches en el portal de CA Global Partners
Marussia subastará todos sus coches en el portal de CA Global Partners

Dicha empresa, multinacional norteamericana especializada en la liquidación de empresas a través de las subastas, ha sido la encargada por la administración concursal de Marussia para liquidar todos los bienes del equipo susceptibles de ser vendidos al mejor postor. Con ellos van a tratar de hacer frente de alguna manera a la elefantiásica deuda acumulada en estos meses por la dirección de la empresa y que les ha conducido a la quiebra de forma irremisible.

De momento no hay un catálogo cerrado de los bienes que se van a subastar ya que el listado definitivo de bienes por los que pujar se determinará tras la visita que los representantes de CA Global Partners harán a las ya clausuradas instalaciones de Marussia en Banbury los días 13 y 15 de diciembre.

No obstante, tras un primer análisis de los bienes que podrán ser subastados se encuentra un jugoso surtido de objetos que, sin duda, harán las delicias de los más avezados fans de la Fórmula 1, que estén dispuestos a rascarse el bolsillo por hacerse con algunos de estos productos.

Por lo pronto se sabe que, entre los artículos que verán la luz se encuentran todos los coches del equipo de Fórmula 1 aunque sin motores, el laboratorio de pruebas al completo, los camiones de la escudería así como un elevado número de piezas de repuesto de todo tipo y equipamiento de última generación, tanto de pilotos como de mecánicos.

Desde luego, nadie podría imaginar hace tan solo unos meses que asistiríamos a este triste momento. Y es que resulta un auténtico contrasentido que, en la mejor temporada de su corta vida (novenos en el Mundial de Constructores, después de sumar dos históricos puntos en Mónaco de la mano de Jules Bianchi), tengamos que asistir a su desaparición definitiva.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Caterham estará en Abu Dhabi


Contrariamente a todos los pronósticos y cuando nadie habría apostado un euro por ello, Caterham ha anunciado que será de la partida en el próximo GP de Abu Dhabi.

Estar en la última cita del Mundial de 2014 parecía una auténtica utopía hace apenas 48 horas pero a última hora del viernes, el equipo británico publicó un tuit en el que confirmaba su presencia en el circuito de Yas Marina el próximo fin de semana.

Un anuncio que, horas más tarde, se tradujo en un comunicado hecho público en la propia web de Caterham en el que, de forma oficial, se comunicaba la buena nueva para los de Leafield.

Lo que no ha dicho Caterham es cómo se ha obrado el milagro ya que resulta cuando menos sorprendente que el pasado jueves por la noche el equipo apenas había logrado recaudar algo más de la mitad del dinero necesario para acometer su aventura. Sin embargo, a última hora del viernes, el equipo había conseguido casi dos millones de libras, más de un 80% del capital solicitado.

Un milagro que dejaría al de los panes y los peces convertido en un vulgar truco de magia, a no ser que haya tenido algo que ver el ofrecimiento de la piloto británica Alice Powell de esta semana. Recordemos que la joven piloto de GP3, a cambio de poder pilotar en los libres del viernes del GP de Abu Dhabi, élla pagaría 45.000 euros de su bolsillo y traería además del brazo a una serie de sponsors, que podrían reflotar siquiera temporalmente el proyecto.

De confirmarse este extremo, se sentaría un pésimo precedente que haría bueno el viejo refrán castellano de que “entre el honor y el dinero, lo segundo es lo primero”

En todo caso, parece evidente que estas aportaciones con independencia de su orginen, “han hecho posible lo imposible”, tal y como el propio Finbarr O’Connell, administrador concursal de Caterham ha manifestado

Caterham, sin segundo piloto en estos momentos

Curiosamente, con la oficialidad del anuncio, ahora Caterham se encuentra con un pequeño problema a la hora de determinar quién será el compañero de Kamui Kobayashi al volante de su segundo monoplaza.

André Lotterer, corriendo con Caterham durante el pasado GP de Bélgica
André Lotterer, corriendo con Caterham durante el pasado GP de Bélgica

Esta misma semana, Marcus Ericsson, pensando tal vez que no se obraría el milagro, anunció su total desvinculación de Caterham, por lo que a fecha de hoy, el equipo verde tiene vacante su segundo volante.

Por este motivo, fuentes del equipo han manifestado que ya han contactado con el piloto alemán André Lotterer. El actual piloto de Audi en el DTM es un viejo conocido de Caterham ya que corrió este mismo año en el GP de Bélgica, supliendo la baja por lesión de Kamui Kobayashi.

En caso de que el alemán no respondiese afirmativamente a esta oferta, no se descarta que el español Roberto Merhi, que ya estuvo en los entrenamientos libres de los Grandes Premios de Italia y Japón con Caterham, pudiese ocupar el volante.

 

Marussia echa el cierre definitivamente


Tal y como se preveía y pese a los denodados esfuerzos de sus administradores, Marussia ha echado el cierre definitivamente, confirmando así su desaparición como empresa y, por consiguiente, como escudería de Fórmula 1.

Marussia cierra definitivamente sus puertas en el año que sumó sus primeros puntos en la F1
Marussia cierra definitivamente sus puertas en el año que sumó sus primeros puntos en la F1

En un comunicado publicado por FRP Advisory LLP, la consultora que se hizo con la administración del equipo anglorruso, ha confirmado que, desgraciadamente, no ha sido posible encontrar un comprador en los términos previstos, por lo que en el día de hoy, la empresa ha cerrado sus puertas y ha procedido al despido de los 200 empleados que aún matenía en plantilla.

Así pues, el administrador principal Geoff Rowley manifestó: “No hace falta decir que es muy lamentable que una empresa con un gran seguimiento en el automovilismo británico y el mundo haya tenido que cesar en su actividad y cerrar sus puertas”.

Rowley confirmó la existencia de conversaciones con algunos grupos inversores con el fin de un salida in extremis al previsible cierre del equipo, pero por desgracia no acabaron por cuajar. Las deudas y los plazos han sido una losa tremenda que ha acabado por enterrar de forma definitiva a Marussia.

“El grupo se puso en administración el mes pasado después de un déficit de financiación en curso y el proceso de administración proporcionan una moratoria para permitir los intentos de hallar una solución viable a largo plazo para la compañía dentro de un plazo de tiempo muy limitado. Lamentablemente no ha habido solución que  haya podido permitir a la empresa a continuar en su forma actual. Nos gustaría dar las gracias a todo el personal por su apoyo durante este difícil proceso”, concluyó el administrador.

Sin duda, la peor de las noticias y que se une al enorme drama humano que, en paralelo, están viviendo con la situación clínica de Jules Bianchi, que sigue luchando por su vida en un hospital japonés. Es como si el destino se hubiese cebado con Marussia en  un año que se preveía grandioso para los de Banbury al lograr sumar los primeros puntos de su historia en el GP de Mónaco, hace apenas seis meses.

Marussia, intervenida por un administrador


Desgraciadamente para Marussia, se acaba de clavar un nuevo clavo en el ataúd del equipo anglorruso, que camina con paso firme hacia su desaparición, iniciada este fin de semana cuando Bernie Ecclestone avisó que no estarán el próximo fin de semana en Austin, en el Circuito de las Américas.

Marussia, intervenida por un administrador
Marussia, intervenida por un administrador

La consultora británica FRP Advisory ha confirmado que se ha hecho con la administración del equipo de Banbury ya que, como un portavoz de la citada consultora, ha manifestado, el actual propietario, el ruso Andrey Cheglakov, ha sido incapaz de aportar la inversión necesaria y el equipo no ha podido recabar el suficiente respaldo financiero que exigen los accionistas.

“Mientras que el equipo ha hecho un progreso significativo durante su relativamente breve período de funcionamiento, cuyo hito más destacado ha sido asegurar dos puntos para el campeonato de constructores en esta, la posición sigue siendo que el funcionamiento de un equipo de Fórmula 1 requiere una inversión continua significativa”, afirmó el nuevo administrador del equipo Geoff Rowley.

Con las finanzas del equipo cuesta abajo y sin frenos, el equipo directivo trató incansablemente de aportar nuevas inversiones para asegurar la viabilidad del equipo a largo plazo pero, lamentablemente, no se ha podido alcanzar a tiempo. Ahora las deudas han acabado por comerse al equipo hasta el punto de tener que ser intervenido.

La primera medida que ha tomado la nueva administración es confirmar la ausencia de Marussia en el próximo Gran Premio, si bien no han garantizado enque puedan volver en alguna de las tres últimas carreras del año. El problema es que no parece que haya mucho margen para la maniobra dado que sólo quedan 20 días para que finalice la temporada.

A cambio se van a tratar de salvar los más de 200 puestos de trabajo que conforman la plantilla actual del equipo y que ahora mismo están en riesgo.

 “No habrá despidos en la Compañía a raíz de entrar la administración y se ha pagado a todo el personal a finales de octubre. Sin embargo, la posición de la dirección dependerá de si la compañía puede asegurar nuevas inversiones en el tiempo que nos queda. Seguimos estando muy centrados en lograr la participación de las partes interesadas”, concluyó el comunicado de FRP Adversory.

Ecclestone dispensará a Caterham de correr en EE.UU. y Brasil mientras busca comprador


Poco a poco se va acercando el triste final para Caterham. De momento, en el paddock se da por sentado que Caterham no sólo no estará en Austin la próxima semana sino que tampoco lo estará en Sao Paulo, en virtud de una especie de “amnistía” que le permitirá ausentarse de estas dos citas del calendario sin ningún problema legal.

Caterham no estará ni Austin ni en Sao Paulo mientras busca comprador
Caterham no estará ni Austin ni en Sao Paulo mientras busca comprador

Esta dispensa, negociada entre Bernie Ecclestone y la administración de Caterham, representada por Sir Finbarr O’Connell, abarcaría los dos próximos Grandes Premios (EE.UU. y Brasil) aunque sólo tendría por objeto encontrar un comprador que pueda reflotar la escudería británica.

A través de comunicado,  el nuevo equipo de administración había pedido a Bernie Ecclestone su apoyo para desatascar el complicadísimo atolladero en el que se encuentra sumido Caterham y éste le había autorizado a perderse los dos próximos eventos.

El comunicado ha informado que : “En una conversación telefónica entre hoy Finbarr O’Connell y Bernie Ecclestone, el Sr. Ecclestone acordó apoyar los administradores en su deseo de vender el equipo de Fórmula 1 a una fiesta con la fortaleza financiera para sostenerla en el futuro.

“El Sr. Ecclestone también acordó dar dispensa a Caterham F1 de tal manera que podría hacerlo si es necesario se pierda los Grandes Premios de Estados Unidos y de Brasil, pero espera que un nuevo propietario estaría en condiciones de competir con el equipo en el Gran Premio de Abu Dhabi”.

La administración de Caterham reconoce la existencia de algunas ofertas procedentes de empresas muy  interesadas en la compra del equipo, lo que alimentaría  la esperanza no sólo salvar la temporada sino la supervivencia del propio equipo y su viabilidad a corto y medio plazo.

Sin embargo, este nuevo panorama aparentemente esperanzador, tiene el hándicap del tiempo, que no juega precisamente a favor de estos posibles compradores. No olvidemos que queda menos de un mes para el GP de Abu Dhabi  y la liberación del compromiso para estar en Austin y Sao Paulo dura apenas dos semanas, ya que las dos carreras se disputarán de forma consecutiva los dos próximos fines de semana.

En este sentido, O’Connell dijo: “Creemos que este acuerdo nos da una mejor oportunidad de ser capaces de alcanzar una mejor solución para el equipo de carreras y todos sus acreedores. Si bien éste es un gran paso adelante, de momento, no hay necesidad de volver al sitio de Oxford en Leafield hasta que se produzca la venta del equipo de Fórmula 1″.

“Esta es una situación difícil que no es culpa nuestra. Lamentamos cualquier impacto personal en los empleados de la casa. Como administradores estamos tratando de maximizar los resultados para satisfacer a sus acreedores y otras partes interesadas”, concluyó el comunicado.

Marussia, también al borde del precipicio


Aunque todos los focos del desastre se encuentran sobre Caterham, cuya desaparición se está dando casi por segura, parece que tampoco soplan buenos vientos para Marussia.

Marussia, en grave riesgo de desaparecer
Marussia, en grave riesgo de desaparecer

Al drama humano que están viviendo con Jules Bianchi, del que no hay noticias sobre su delicadísimo estado de salud desde hace bastantes días, se le ha sumado una crisis financiera que puede poner en serio riesgo su viabilidad como equipo, hasta el punto que se está dudando de que pueda ser de la partida el próximo GP de EE.UU., en Austin.

Así lo ha contado Michael Schmidt, corresponsal de la revista alemana Auto Motor und Sport. El periodista alemán, que cuenta con muy buenas fuentes en el paddock, ha afirmado que el equipo ha estado viviendo prácticamente al día desde el pasado GP de Bélgica, a finales del mes de agosto. De hecho, como cuenta el propio Schmidt, el británico Max Chilton estuvo en un tris de no poder participar debido a cuestiones contractuales.

El problema está en que la situación financiera de Marussia es tan grave que ni siquiera cuenta con la cantidad necesaria para poder viajar a Austin y Sao Paulo, lo que habría obligado al dueño del equipo, el magnate ruso Andrey Cheglakov a tener que poner en venta su participación en en la empresa.

Por si fuese poco, se acerca peligrosamente la fecha de vencimiento de los pagos pendientes a Ferrari por sus propulsores y, visto lo visto, cuando ni siquiera se dispone del dinero para poder pagar los viajes, parece ciertamente improbable que la deuda contraída con el fabricante italiano pueda ser saldada, al menos en el plazo y condiciones previstas.

Quizás por eso se rumorea que Ferrari habría dejado de suministrar información técnica y de instalación a Marussia sobre el motor del año 2015, con lo que la situación se nos antoja dramática y el fantasma de la desaparición se cierne con más fuerza que nunca sobre el equipo de Banbury.