Un Brabus B63 S Widestar 700 para la Policía de Dubai


Después de sorprendernos con la adquisición de un flamante Lamborghini Aventador este mismo año, las autoridades del pequeño emirato de Dubai ha vuelto a revolucionar las redes sociales con su última incorporación a su parque automovilístico. 

Un Brabus B63 S para la Policía de Dubai
Un Brabus B63 S para la Policía de Dubai

Así, tras la compra citado superdeportivo, el Cuerpo de Policía de Dubai ha anunciado la adquisición de un espectacular Brabus B63 S Widestar 700.Se trata de una versión mejorada del conocido todoterreno Mercedes Clase G, llevada a cabo por Brabus, el conocido preparador alemán especialista en la marca de la estrella.

Una auténtica fiera que usa una evolución del imponente motor 5.5 V8 biturbo del Mercedes Clase G 63 AMG, cuyos 700 CV son capaces de llevarle a 240 km/h y pasar de 0 a 100 kms/h en tan solo 4,9 segundos.

Una máquina velocísima y sumamente ágil que, imaginamos, disuadirá a los amigos de lo ajeno, al menos para retar los agentes locales a una persecución sobre ruedas ya que, además de su poderío mecánico, se trata de un vehículo altamente versátil para todos los terrenos.

El coche ha sido presentado en el reciente Salón de Dubai, que se está celebrando en el citado emirato desde el pasado día 5 y permanecerá abierta hasta el próximo día 9.

Por último, y aunque no está confirmado oficialmente por las autoridades locales, el diario árabe The National, ha desvelado que, junto a su último “juguete”, la Policía de Dubai también habría incorporado un Mercedes SL63 AMG, un Nissan GT-R y una segunda unidad del Audi R8.

Más potencia que añadir a un garaje de ensueño, integrado por auténticos supercoches como el mencionado Lamborghini Aventador, un Chevrolet Camaro SS, un Ferrari FF, un Aston Martin One-77 y un Bugatti Veyron, entre otras joyas similares

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Travtec Tecdrah o cómo convertir un Dacia Duster en un Mercedes Clase G “low cost”


La imaginación y las ansias por tener algo mejor despiertan el ingenio de muchas personas, deseosas de transformar la realidad y lograr eso que se desea al menor coste posible.

Después de ver cómo se podía transformar un Citroën en un Ferrari (aquel mítico “Citrorrari“) creía haberlo visto todo. Sin embargo, y especialmente por motivo de la crisis, esto de transformar vehículos aparentemente normales en coches de apariencia muy superior, lejos de ser un hecho puntual está empezando a convertirse en algo muy serio.

El ejemplo más claro lo tenemos en el preparador alemán Travtec, que ha creado el Travtec Dectrah TTI. Se trata de un todoterreno que ha logrado convertir un modesto Dacia Duster en todo un poderosísimo Mercedes Clase G aunque, evidentemente, sólo en su aspecto y no en su mecánica.

Empleando el motor 1.5 DCi de 110 CV del Dacia Duster y una caja de cambios manual de seis velocidades, el fabricante alemán ha logrado crear un todoterreno de dos puertas, que se puede adquirir además en dos carrocerías distintas (con techo duro y techo de lona).

Su aspecto es muy robusto, similar como decimos al Clase G de Mercedes, aunque con elementos propios de otros vehículos, como las puertas, casi idénticas a las del Jeep Wrangler, así como unas pequeñas ventanas triangulares que recuerdan a las del Land Rover Freelander en sus primeras generaciones.

Ahora bien, esta robustez y sobriedad que destila no se compadece para nada con la realidad. Es más, desde aquí aconsejamos a los interesados en su adquisición que no se atrevan a realizar según qué actividades campo a través puesto que, pese su tracción integral 4×4 (aunque también se puede adquirir en su versión 4×2), la práctica totalidad de su carrocería está elaborada en plástico reciclado.

Presume, eso sí, de montar un chasis elaborado en aluminio muy resistente para aligerar el peso del vehículo, así como de contar con todo tipo de dispositivos de seguridad activa y pasiva, tales como airbags de conductor y acompañante, ABS con sistema de distribución automática de frenada, ESP, luces diurnas de LED, etc. También cuenta con un práctico sistema que permite adaptar la tracción del vehículo bien de forma manual o automática en función de las condiciones de la carretera.

Los precios de esta recreación oscilan entre los 13.000 euros de la versión más sencilla, con tracción 4×2, hasta los 18.250 euros de la versión con tracción 4×4

El pase de diapositivas requiere JavaScript.