Dura sanción de la CNMC a siete concesionarios por la creación de un cártel


La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha sancionado con un total de 1,72 millones de euros a siete concesionarios de la marca Chevrolet y a una empresa de consultoría comercial por una infracción del artículo 1 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia, constitutiva de un cártel.

concesionarios-chevrolet
La CNMC sanciona con 1,7 millones de euros a siete concesionarios de Chevrolet por cártel

El Regulador ha considerado probado que, en el lapso de tiempo transcurrido entre enero de 2011 y enero de 2012,  estos siete concesionarios no sólo acordaron precios y otras condiciones comerciales, sino que además intercambiaron información sensible, procedente de sus clientes.

Asimismo, la CNMC ha podido confirmar que estos concesionarios, que actuaban entre la Comunidad de Madrid y la provincia de Guadalajara, limitaron la competencia entre los distribuidores de Chevrolet de la zona, con el consiguiente perjuicio para el consumidor.

En este sentido, la CNMC ha determinado que la consultora investigada, ANT Servicalidad (con sede social en Alicante) jugó un papel clave en la estructura del cártel. Su función era la de hacerse pasar por compradores y recabar ofertas de los concesionarios de la marca. Sobre esas ofertas, la consultora elaboraba posteriores informes que ponía después a disposición de las empresas integrantes del cártel.

Duras sanciones económicas para los implicados

En base al resultado de  las investigaciones y, atendiendo a la gravedad de lo ocurrido, la CNMC ha impuesto duras sanciones económicas.

Las cuantías van desde los 393.000 euros impuestos al concesionario Roauto S.A. hasta los 16.571 euros de la consultora ANT Servicalidad, pasando por varias sanciones superiores a los 300.000 euros, como los impuestos a Autotodo, S.L. (321.440 euros) o Seligrat de Automoción, S.A. (307.879 euros), o los 285.402 euros que tendrá que abonar Corredor Gil Motor, S.A.

Esta resolución sigue la línea de otras sanciones similares por el organismo regulador de la competencia  contra otros concesionarios por conductas parecidos.

 

Anuncios

Multa histórica de 40 millones de euros a los concesionarios de Volkswagen, Audi y Seat en España


La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto una multa de 40 millones de euros a 107 concesionarios independientes de la red comercial de Volkswagen, Audi y Seat en España, la más dura impuesta por este organismo al sector en nuestro país.

Sanción histórica de 40 millones de euros a la red comercial del Grupo Volkswagen en España
Sanción histórica de 40 millones de euros a la red comercial del Grupo Volkswagen en España

Con esta dura sanción, la CNMC ha querido castigar a dichos concesionarios sus prácticas anticompetitivas, constitutivas de un delito de cártel, al considerar probado que habían pactado precios y otras condiciones comerciales, así como por intercambiar información comercial sensible.

Lo curioso del tema es que la denuncia provino a instancias del propio Grupo Volkswagen, en una especie de huida hacia adelante llevada a cabo por la firma germana en España.

Dado que desde el año 2013 la CNMC estaba llevando a cabo una profunda investigación sobre esta cuestión, el Grupo Volkswagen detectó que en parte de su red comercial -concretamente, la sometida a una gestión independiente- se estaban llevando a cabo prácticas monopolísticas, terminantemente prohibidas.

Por este motivo, y antes de ser denunciada por el regulador español, Volkswagen tomó la iniciativa de denunciar ante la CNMC a sus propios concesionarios independientes.

A cambio de su colaboración, la filial del grupo en España pidió a la Comisión la exención de responsabilidad para sus propios concesionarios oficiales así como una rebaja en la inevitable sanción para los condenados, de forma que no cayese sobre ellos todo el rigor reglamentario previsto por el regulador para este tipo de conductas.

Por eso, y contrariamente a lo que podría pensarse por la elevada cuantía, la CNMC ha adoptado las sanciones más leves contempladas para este tipo de conducta, cuya cuantía se calcula siempre en función de la facturación de cada uno de los concesionarios afectados.

Así pues, la CNMC ha calculado la cuantía de la multa tomando como referencia una horquilla marcada entre el 0,5 % y el 2,5 % de la facturación de los distintos implicados, en vez de la franja legalmente estipulada, que abarcaría entre el 2 % y el 10%

Faconauto, en contra de la medida

Como era previsible, la patronal de los concesionarios, Faconauto, ha mostrado de inmediato su más frontal oposición a la medida adoptada por la CNMC.

Además de negar cualquier participación de los concesionarios sancionados en los hechos y confirmar que recurrirán la sanción ante la Audiencia Nacional, han tachado de “absolutamente desproporcionada” la medida.

El motivo, que el regulador no ha tenido en cuenta la capacidad y la situación económica de las PYMES sancionadas a la hora de imponer sus sanciones.

Por otra parte, el comunicado de la patronal acusa a la CNMC de “poner en peligro la solidez económica de los concesionarios”, lo que conduciría, según Faconauto, hacia “un mercado menos competitivo”.

Por último, Faconauto previene en su comunicado del importante perjuicio económico que esta medida acarrearía en el sector. Un sector bastante debilitado ya por lo elevado de las promociones que soportan los concesionarios en nuestro país y que, según la propia patronal, ascendería a 4.197 euros de media por vehículo (un 65% más que en los cinco principales mercados de la UE)

Por ello, la patronal de los concesionarios advierte de que esta sanción podría en riesgo la viabilidad efectiva de todas las empresas afectadas, lo que acarrearíaa la pérdida de al menos 135.000 puestos de trabajo.

la CNMC sanciona con 3,2 millones de euros a 10 concesionarios de Land Rover


La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto una multa de 3,19 millones de euros a un grupo de 10 concesionarios de Land Rover por prácticas constitutivas de cártel, según informó la organización en un comunicado.

Competencia sanciona a 10 concesionarios españoles de Land Rover
Competencia sanciona a 10 concesionarios españoles de Land Rover

En concreto, la CNMC ha multado la comisión de dos infracciones independientes la una de la otra e imputables a cada grupo de concesionarios. El regulador considera como totalmente probado que varios concesionarios de Land Rover establecieron acuerdos para fijar precios y otras condiciones comerciales e intercambiaron información estratégica en las provincias de Madrid y Barcelona.

El Organismo español señaló que dichos acuerdos tenían como objeto limitar la competencia entre los integrantes del cártel y resaltó que una de las particularidades fue la participación de empresas externas, contratadas por dichos puntos de venta para controlar el cumplimiento del pacto.

Estas empresas realizaban visitas periódicas a los concesionarios con el fin de recoger información que más tarde se ponía a disposición del resto de centros.

El grueso de la actuación fraudulenta se desarrolló en Madrid, donde la CNMC ha procedido a sancionar a siete de los 10 concesionarios denunciados. En concreto, Adventure Center, Bruselas Motor 4×4, C. de Salamanca, Deysa Land Rover, Divento 4×4, Movilcar y Quiauto han sido sancionados con multas que van desde los 21.030 euros a los 939.313.

Por su parte, en Barcelona los centros sancionados han sido Accesoris Manresa 4×4, Auto Pla de Vic 4per4 y Land Motors, a los que el regulador considera probado que cometieron dichas irregularidades en colaboración con ANT. Las sanciones económicas para estas concesiones oscilan entre los 40.697 euros y los 422.578 euros.

Asimismo, la CNMC ha impuesto una multas de 14.514 euros para ANT y de 45.594 euros para Horwath Auditores España, las empresas externas contratadas por estos concesionarios.

Esta sanción es irrecurrible de forma administrativa para los 10 afectados y les deja únicamente libre la vía contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional en un plazo de dos meses en caso de querer recurrirla.

La CNMC, concienciada con la lucha contra las prácticas monopolísticas

Esta sanción se suma a otra también millonaria impuesta el pasado mes de marzo a un total de 45 centros de las marcas Toyota, Hyundai y Opel y a otra aún mayor contra varias petroleras en España por prácticas similares.

Hay que decir que la CNMC se ha marcado como objetivo prioritario para este año la lucha contra los cárteles y, en general, contra todo tipo de asociaciones destinadas a fomentar oligopolios de control de precios y limitación de la libre competencia.

Por eso ha puesto en marcha un buzón de colaboración ciudadana para que cualquier particular o empresa pueda aportar información a las autoridades sobre este tipo de actuaciones fraudulentas. Además, ha arrancado un programa específico llamado Programa de Clemencia de la CNMC.

Se trata de un mecanismo por el que la Comisión podrá exonerar total o parcialmente de su responsabilidad a aquella empresa o directivo que, habiendo participado en algún tipo de actividad contra la competencia, aporte cualquier información que permita su desmantelamiento.

La CNMC multa con 9 millones de euros a 45 concesionarios de Opel, Toyota y Hyundai


La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto multas por importe de nueve millones de euros a un grupo de concesionarios españoles de las marcas Opel, Toyota y Hyundai en España, al considerar que han incurrido en prácticas prohibidas constitutivas de diversos cárteles.

La Red de Concesionarios Opel, condenada por la CNMC por prácticas monopolísiticas
La Red de Concesionarios Opel, condenada por la CNMC por prácticas monopolísiticas

En concreto, el organismo regulador ha considerado como un hecho probado la contratación por parte de dichos centros de venta de automóviles de una empresa especializada en servicios de atención al cliente, estudios de mercado y realización de evaluaciones de “comprador misterioso”, denominada ANT Servicalidad, con la que controlaban el cumplimiento de los acuerdos anticompetitivos adoptados por los concesionarios en las llamadas zona de Madrid y zona de Galicia.

El caso más relevante es el de Opel, para el que la CNMC ha considerado totalmente acredaita la participación de la asociación de concesionarios Opel España (Ancopel). Prácticamente toda su red comercial adoptó e implementó acuerdos de fijación de precios y otras condiciones comerciales e intercambiaron información sensible relativa a varios modelos.

A la red de Opel habría que sumar una serie de concesionarios aislados pertenecientes a otras marcas -especialmente Toyota y Hyundai– cuya relación se conocerá en breve y contra los que el regulador de la Competencia ha incoado una serie de expedientes sancionadores similares.

Por otra parte, la CNMC aseguró que ha quedado acreditado que estas empresas adoptaron sus acuerdos “con manifiesta ocultación y secretismo” y que contrataron a un tercero para que vigilase el cumplimiento de los mismos.

Ante la resolución de Competencia,uno de los concesionarios afectados, Toyota Madrid Cars, ha salido a la palestra para afirmar que no han cometido ninguna irregularidad y que siempre han actuado dentro de la legalidad establecida, por lo que se han mostrado “en completo desacuerdo” con dicha resolución.

Asimismo, señaló que el sector del automóvil es uno de los más competitivos en España y afirmó que están analizando la posibilidad de interponer un recurso ante la Audiencia Nacional.

Multa histórica a las petroleras por pactar los precios de los carburantes


La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha impuesto una multa histórica a cinco de las grandes compañías petrolíferas españolas al considerar probado que pactaban los precios de los carburantes.

Sanción histórica a las petroleras españolas por pactar los precios
Sanción histórica a las petroleras españolas por concertar los precios de sus carburantes

En concreto, Repsol, Cepsa, Meroil, Galp y Disa han sido condenadas al pago de una multa de 32,4 millones de euros por su responsabilidad en la concertación de precios, tal y como el Organismo regulador español ha logrado demostrar.

El grueso de esta multimillonaria sanción recae sobre Repsol y Cepsa, que tendrán que afrontar el pago de 20 y 10 millones de euros, respectivamente, mientras que el resto queda distribuido entre Disa, que tendrá que pagar 1,3 millones, frente a los 800.000 euros que tendrá que pagar Galp y los 300.000 euros de Meroil.

Las investigaciones por parte del regulador comenzaron en julio de 2013 por la antigua Comisión Nacional de la Competencia, cuando se comenzaron a detectar incrementos significativos en el precio de los carburantes así como intercambio de información comercial sensible en los mercados de distribución de combustible de automoción.

En el caso de Repsol y Cepsa, la Comisión comenzó a sospechar de este posible acuerdo desde julio de 2013. Entonces iniciaron la incoación de un expediente en julio de 2013 a raíz de un acuerdo manifiesto entre ambas petroleras en una serie de estaciones de servicio en las localidades zaragozanas de Brea de Aragón e Illueca.

A raíz de esta investigación se descubrieron una serie de acuerdos ocultos de “no agresión” y de intercambio de información comercial estratégica en los años 2011, 2012 y 2013 .

Sin embargo, este expediente que ahora se cierra con esta millonaria multa, no es el único que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia mantiene abierto contra las compañías petrolíferas en España, ya que en próximas fechas se conocerá la resolución de otra investigación similar contra Repsol, Cepsa y BP por pactar precios con empresarios de su red de distribución de gasolinas.