Cristina Fernández de Kirschner nacionaliza el 51% de YPF en Argentina


Se cumplieron los peores presagios para la multinacional petrolera con el anuncio realizado esta misma tarde por parte de la presidenta del gobierno argentino, Cristina Fernández de Kirschner, por el cual se ha declarado “de interés público” la producción de hidrocarburos.

De esta forma toma carta de naturaleza la cacicada al más puro estilo peronista que va a permitir al Ejecutivo del país austral el tomar el control del 51% de las acciones de YPF, la filial de Repsol en dicho país, tras cuatro meses de acusaciones infundadas y de una campaña infame de calumnias por parte de la Presidenta argentina hacia Repsol, responsabilizando a la petrolera española de una caída en la producción por falta de inversión. Una mera excusa para nacionalizar de nuevo la empresa española, al menos en su división austral.

Sin embargo y pese a los esfuerzos diplomáticos y políticos, acelerados desde el pasado jueves por parte del Gobierno de Rajoy y de la Comisión de Competencia de la Unión Europea, en un ejercicio de irresponsabilidad política y económica, Cristina Fernández de Kirschner ha llevado a cabo su amenaza y tomará el control de la filial de la petrolera española en Argentina, aun cuando hasta hace bien poco, nuestro Ministro de Industria, José Manuel Soria, llegó a afirmar que la cosa estaba “bien encauzada”.

De momento, la primera medida que ha adoptado la dirigente argentina ha sido la designación de su Ministro de Planificación Federal, Julio de Vido y al Vicepresidente de Economía, Axel Kicillof, al frente de la operación como interventor de YPF y su gestión dará comienzo este mismo lunes.

Esta medida, además de injusta y absolutamente arbitraria, deja en muy mal lugar al gobierno argentino, que manda un mensaje de falta de seriedad ante sus compromisos bastante peligroso de cara a los inversores internacionales. Pero es que además este ejercicio de populismo, lejos de ser barato le puede resultar muy caro a las arcas argentinas puesto que deberán pagarán un justiprecio por ese paquete accionarial inicialmente designado por ellos,  frente al que cabe recurso por parte de Repsol ante la Corte argentina, en caso de que la compañía dirigida por Antoni Brufau no lo considerase adecuado.

De esta forma, Argentina recupera por las bravas Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), una de las joyas de la corona del gobierno argentino hasta su privatización en 1998 y su adquisición, previo pago de su importe, por parte de Repsol, lo que dio lugar a la creación de una de las tres empresas petroleras  más importantes del mundo.

Sigue leyendo “Cristina Fernández de Kirschner nacionaliza el 51% de YPF en Argentina”