Imagen del día: El Nissan Deltawing, destrozado tras un accidente en Road Atlanta


El famoso prototipo de Nissan para la American Le Mans Series, conocido como Nissan Deltawing ha sufrido un importante varapalo en el autódromo norteamericano de Road Atlanta, durante la disputa de  la 15ª Edición del Petit Le Mans. Allí su piloto, el estadounidense Gunnar Jeannette sufrió un espeluznante accidente que provocó importantes destrozos en el vehículo y del que salió milagrosamente ileso.

Así pues, cuando rodaba a menos de un segundo del mejor prototipo, en la sexta posición de la general durante los entrenamientos de la tarde, a la salida de la curva 10, el Nissan Deltawing de Jeannette recibía el brutal impacto de un Porsche GTC. El golpe, con una fuerza de 7Gs (según la telemetría del equipo) le hizo volcar de inmediato, y tras varias vueltas de campana, quedó casi atomizado en mil pedazos sobre una escapatoria.

Por fortuna para el piloto, que fue inmediatamente evacuado al centro médico del circuito para descartar la posibilidad de lesiones importantes, el escalofriante accidente no más tuvo consecuencias físicas que el tremendo susto y algunas magulladuras y, por ello, fue inmediatamente dado de alta.

No es la primera vez que este prototipo sufre un accidente de importancia ya que durante su bautismo de fuego en las pasadas 24 Horas de Le Mans, sufrió otro aparatoso accidente que le dejó fuera de carrera y nos impidió disfrutar de su espectacular y revolucionario diseño.

No os perdáis el vídeo del accidente porque pone los pelos de punta…

Nissan DeltaWing: Llega la revolución a Le Mans


Nissan se ha propuesto poner patas arriba el mundo de la competición, en concreto en el mundo de la resistencia, con el lanzamiento del proyecto de competición más revolucionario de los últimos tiempos, conocido como Nissan DeltaWing.

Este proyecto, en el que Nissan no estará ni mucho menos solo, el fabricante japonés contará con el diseñador británico afincado en Estados Unidos Ben Bowlby, el conocido promotor de eventos y equipos Don Panoz Motorsport. También prestan su ayuda socios como All-American Racers, la empresa dirigida por el expiloto de Fórmula 1 Dan Gurney, Duncan Dayton, máximo responsable de Highcroft Racing y Michelin Tyres North América,la división norteamericana del conocido fabricante de neumáticos francesa de neumáticos.

El coche, absolutamente revolucionario en todos los aspectos (tanto de diseño como de motor) se ha propuesto hacer historia y para ello Nissan ya ha anunciado su participación en las míticas 24 Horas de Le Mans, que tendrán lugar entre los días 16 y 17 de junio próximos en el citado trazado.

Evidentemente, el objetivo de este proyecto no será ni mucho menos ganar la carrera. Ni siquiera aspira Nissan a cumplir con una buena clasificación. El objetivo del fabricante nipón es modesto pero a la vez muy exigente y ambicioso. Mediante el uso de una tecnología pionera en el mundo de las carreras de resistencia (y de la alta competición en general), Nissan pretende iniciar un camino diferente para los deportes de motor en el futuro así como avanzar en el desarrollo de soluciones técnicas que puedan incorporarse a sus coches de calle.

El sorprendente vehículo, cuyo aspecto exterior en forma de ala-delta (de ahí su nombre en inglés) se asemeja más al Batmóvil que veíamos en los cómics y las películas de Batman que a un coche de competición y le dota de una imagen fantasmagórica y terrorífica, absolutamente alejada de lo visto hasta ahora en un coche de esta categoría. Sin embargo, gracias a esta imagen futurista, sus creadores han logrado reducir prácticamente a la mitad su índice de resistencia al aire que un coche “normal” de esta categoría y además, su peso se ha reducido en casi un 50%.

Desde el punto de vista estético, el nuevo Nissan DeltaWing es totalmente rompedor y radicalmente distinto a cualquier otro coche de competición actual. El piloto se sitúa en la parte trasera, casi por encima del eje posterior, y tiene la visión de una carrocería larga y estilizada que aloja dos ruedas delanteras estrechas diseñadas especialmente para este coche por Michelin, que. como hemos dicho, también es socio tecnológico del proyecto.

Con el motor colocado en posición trasera, aumentando su apoyo y estabilidad, que lo hace muy maniobrable, mientras que su poco peso y forma aerodinámica le proporcionan una gran eficiencia y rendimiento.

Aun así, y pese a todo este amplio catálogo de novedades, lo auténticamente revolucionario no está por fuera sino en su interior. El Nissan DeltaWing estará propulsado por un motor de apenas 1.600 centímetros cúbicos, cuatro cilindros con inyección directa y dotado de turbocompresor,

El motor, bautizado con el nombre de DIG-T (Direct Injection Gasoline – Turbocharged), entregará una potencia aproximada de 300 CV, suficiente para conseguir unos tiempos por vuelta en Le Mans similares a los de coches de las clases LMP1 y LMP2, a pesar de disponer de la mitad de potencia que éstos. Contará con la misma tecnología que los coches de serie Nissan como el Juke DIG-T, el vehículo superior de la gama.

Nissan ha confirmado ya la fecha de “puesta de largo”del coche, que realizará sus primeras vueltas de prueba en el Circuito de Sebring, en Florida, el próximo 15 de marzo.

Del mismo modo, también se conocen ya  los nombres de los dos primeros pilotos confirmados para pilotar este ingenio mecánico, que serán serán el escocés Marino Franchitti y el alemán Michael Krumm, actual campeón mundial de GT1.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.