Sorpresa en Sepang: Los "grandes", fuera en la Q1


Sorprendente clasificación en la que, como en botica, ha habido de todo. Desde un patinazo casi insuperable de Ferrari y McLaren (con sus 4 pilotos fuera a las primeras de cambio) hasta una suspensión indefinida (que afortunadamente duró poco) de la Q1 ante el enorme aguacero que amenazaba suspender la carrera como el año pasado ocurrió.

Alonso naufraga en Sepang

Al final, tras las sorpresas mayúsculas de ver a Alonso, Massa y Hamilton eliminados en la Q1 y Button fuera en la Q2 (aunque no pudo dar ni una vuelta porque en la Q1 mandó su monoplaza a la puzolana), una emocionante clasificación final en la que pudo ocurrir de todo (especialmente brillante Sutil con su Force India y de nuevo sorprendente Robert Kubica con su Renault) pero que acabó con la pole del australiano Webber y un tercer puesto del alemán Vettel a los mandos del otro Red Bull (que siguen manteniendo su hegemonía en la categoría hasta que la mecánica diga basta) con el alemán Rosberg acompañándoles entre medias.

Triste, tristísimo el espectáculo que han dado Ferrari y McLaren que, en aras de esperar un mejor tiempo, dudaron qué gomas montar y pensando que se iban a dar un paseo militar (puesto que de las 7 plazas de corte pensaban que 6 ya estaban “reservadas” para los modestos) se equivocaron con la predicción del tiempo, primero y la elección de gomas, después.

Salieron tarde, muy tarde junto a los Mercedes GP (que lograron sin embargo, salvar los muebles no sin dificultades) y erraron en la selección de las gomas. Los estrategas de ambas escuderías eligieron intermedios pero la pista estaba demasiado mojada tras un aguacero colosal y luego, con todo en contra y a la desesperada, pese a que cambiaron a neumáticos de lluvia extrema y  tras  trompos incluidos de Alonso, Hamilton y sendas salidas de pista de Button y Massa, no tuvieron tiempo material de mejorar los cronos y quedaron fuera.

Mark Webber, pole en Sepang

Con una clasificación como la que ha quedado al final, en la que Alonso saldrá 19º, justo delante de Hamilton y Felipe Massa aunque Button saldrá un poco más adelante, el 17º y con un pronóstico del tiempo de que mañana caerá nuevamente la mundial durante la carrera, las estrategias y la elección de neumáticos tendrán un papel fundamental para la prueba de mañana y promete un Gran Premio muy emocionante y lleno de sorpresas.

Al final la clasificación para mañana queda como sigue:

Pto.   Piloto Equipo Q1 Q2 Q3  
1   Mark Webber RBR-Renault 1:51.886 1:48.210 1:49.327  
2   Nico Rosberg Mercedes GP 1:52.560 1:47.417 1:50.673  
3   Sebastian Vettel RBR-Renault 1:47.632 1:46.828 1:50.789  
4   Adrian Sutil Force India-Mercedes 1:49.479 1:47.085 1:50.914  
5   Nico Hulkenberg Williams-Cosworth 1:49.664 1:47.346 1:51.001  
6   Robert Kubica Renault 1:46.283 1:46.951 1:51.051  
7   R. Barrichello Williams-Cosworth 1:50.301 1:48.371 1:51.511  
8   M. Schumacher Mercedes GP 1:52.239 1:48.400 1:51.717  
9   Kamui Kobayashi BMW Sauber-Ferrari 1:48.467 1:47.792 1:51.767  
10   Vitantonio Liuzzi Force India-Mercedes 1:49.922 1:48.238 1:52.254  
11   Vitaly Petrov Renault 1:47.952 1:48.760    
12   Pedro de la Rosa BMW Sauber-Ferrari 1:47.153 1:48.771    
13   Sebastien Buemi STR-Ferrari 1:48.945 1:49.207    
14   Jaime Alguersuari STR-Ferrari 1:48.655 1:49.464    
15   Heikki Kovalainen Lotus-Cosworth 1:52.875 1:52.270    
16   Timo Glock Virgin-Cosworth 1:52.398 1:52.520    
17   Jenson Button McLaren-Mercedes 1:52.211      
18   Jarno Trulli Lotus-Cosworth 1:52.884      
19   Fernando Alonso Ferrari 1:53.044      
20   Lewis Hamilton McLaren-Mercedes 1:53.050      
21   Felipe Massa Ferrari 1:53.283      
22   Karun Chandhok HRT-Cosworth 1:56.299      
23   Bruno Senna HRT-Cosworth 1:57.269      
24   Lucas di Grassi Virgin-Cosworth 1:59.977      
Anuncios

GP de Australia: El campeón no se rinde


Las cosas que tiene la F1…Cuando ayer nadie daba un duro por Hamilton (ni por Button) y dábamos todos por descontado un paseo militar de los Red Bull y un monólogo de Sebastian Vettel junto a los Ferrari resulta que hemos podido ver una de las carreras más emocionantes y divertidas que recuerdo en los últimos años y en los que probablemente haya habido en las 58 vueltas que ha durado más adelantamientos y más emoción que en toda la temporada pasada.

De la carrera de hoy, aparte de confirmarse la escasa o nula fiabilidad mecánica de los Red Bull, que una vez más, como ocurrió con Vettel en Bahrein, ha vuelto a privar a su estrella Vettel de un triunfo que tenía en sus manos (en esta ocasión por problemas en los frenos), ha dejado en mi retina varios momentos no sé yo si para la historia pero sí para guardar en vídeo:

1º) Las remontadas fantásticas de Fernando Alonso yLewis Hamilton. En el caso del español salía tercero pero al que un toque con el McLarende Button mandaba al final del todo nada más empezar para acabar cuarto; por su parte, en el caso del británico, que recordemos que salía undécimo y llegó a auparse hasta el tercer puesto (hasta que tuvo que entrar a cambiar ruedas) y que, aun así, llegó a recortar más de 20 segundos a los Ferrari hasta que Webber decidió obviar ese principio universal de la Física que habla de la impenetrabilidad de los cuerpos sólidos y empotró su Red Bull contra el McLaren.

Estas remontadas dieron lugar a incontables adelantamientos, muchos de ellos antológicos como el que le hacía Hamilton a los Ferrari de Alonso y de Massa, en especial a éste último en el que llegaron a tocarse, o el que le hacía el británico al alemán Nico Rosberg.

2º) El adelantamiento de Webber a Rosberg, tras la última salida de boxes del australiano en el que llegaron a circular en paralelo durante un buen trecho hasta que el piloto de Red Bull logró hacerse con la posición.

3º) La maniobra defensiva de Alonso, apurando hasta el extremo la frenada (de hecho, llegó a bloquear las ruedas) y exprimiendo como un limón sus ya exiguos neumáticos (recordemos que Ferrari sólo hizo una parada en boxes) ante el empuje del británico que venía como un tiburón a dar buena cuenta del asturiano.  No en vano, Hamilton venía de limarle una diferencia de más de 20 segundos en apenas 10 vueltas tras la última parada en boxes del McLaren cuando rodaba por delante de ambos Ferrari y todo apuntaba a que se acabaría encaramando al final a la cuarta y probablmente la tercera posición.

Mención aparte merece, por un lado, la carrera absolutamente impecable de Jenson Button, al que muchos dábamos por muerto y enterrado pero que supo nadar y guardar la ropa y aprovechar el enésimo fallo mecánico del Red Bull de Vettel que le dejó en bandeja una más que merecida victoria. Por otro lado, la grandísima sorpresa de la jornada, a mi modo de ver, ha sido el segundo puesto del Renault del polaco Robert Kubica, otro “cadáver deportivo” que sin embargo en la carrera de hoy ha demostrado gozar de muy buena salud. El polaco supo aguantar como un campeón las acometidas de Felipe Massa y su Ferrari y se hizo con un gran segundo puesto, devolviéndole al primer plano de la actualidad a él y a su escudería, ambos en horas bajas hasta el día de hoy.

Quien se tiene que estar acordando de la carrera y maldiciendo su suerte y el error de pilotaje de Webber es Lewis Hamilton que tenía a tiro a Alonso y en la maniobra defensiva del español, el británico vio con desesperación cómo el Red Bull de Mark Webber se empotraba literalmente contra su McLaren y le mandaba maltrecho a la puzolana y frustraba de un plumazo todas sus posibilidades de sobrepasar a Alonso cuando estaba claro que iba más rápido que el español y con todos los pronunciamientos a su favor para haberse hecho incluso con la tercera plaza ya que Massa tampoco iba muy rápido y con las gomas casi “en carne viva”.

No obstante, y visto el golpe que le propinó el australiano (que al final fue quien se llevó la peor parte ya que tuvo que ir directo a boxes a cambiar el morro de su monoplaza) hay que decir que Hamilton tuvo mucha fortuna porque el porrazo fue de órdago y pese a todo logró acabar la carrera en un más que aceptable 6º puesto tras Nico Rosberg, el gran beneficiario del accidente ya que, sin comerlo ni beberlo se encontró detrás de Alonso al que estuvo, de hecho, a punto de dar caza al final.

Dos cosas más a reseñar: la primera, la magnífica carrera de Jaime Algersuari, que aun acabando fuera de los puntos tuvo a raya toda la carrera al “Señor Mayor”, que es  como empieza a ser conocido el kaiser hasta casi el final, y la segunda precisamente esa: la decepción que supuso ver para los fans de Schummy ver cómo era maltratado literalmente por un chaval de 19 años con una máquina sensiblemente peor y que al final se las vio y se las deseó para poder adelantarle.

Por último, decir que la clasificación final quedó de la siguiente forma:

1º) Jenson Button (McLaren Mercedes) con 1:33:36

2º) Robert Kubica (Renault) a 12”

3º) Felipe Massa (Ferrari) a 14”

4º) Fernando Alonso  (Ferrari) a 16,3”

5º) Nico Rosberg (Mercedes GP) a 16,6”

6º) Lewis Hamilton (McLaren Mercedes), a 29”

7º) Vittantonio Liuzzi (Force India), a 59”

8º) Rubens Barrichello (Williams), a 1’01”

9º) Mark Webber (Red Bull Renault), a 1’07”

10º) Michael Schumacher (Mercedes GP), a 1’09”

Por su parte, la clasificación del Mundial queda como sigue, tras la disputa de los dos primeros grandes premios:

1º) Fernando Alonso, 37 puntos.

2º) Felipe Massa, 33 puntos.

3º) Jenson Button, 31 puntos.

Ojalá todos los Grandes Premios que quedan tenga la emoción y la competitividad de este inolvidable Gran Premio de Australia porque carreras así son las que hacen que merezca la pena un madrugón como el de hoy y disfrutar de todo lo que en élla ha acontecido.

Probando a todo un campéon del mundo


De nuevo os traigo un fenomenal vídeo de la gente de Top Gear en el que esta vez deciden darse una vuelta con el Renault R25 con el que Fernando Alonso ganó el campeonato mundial de Fórmula 1 en 2005.

Por ese motivo y para ir preparándose para lo que le viene encima, el probador del programa, en este caso Richard Hammond se pone primero  a los mandos de un par de coches de “menor” entidad,  un Fórmula Renault y un Renault de las World Series para acabar luego mostrándonos sus peripecias a los mandos de un flamante Renault R25.

Viendo el vídeo podremos apreciar lo enormemente meritorio que es ser piloto de F1 y la extraordinaria complejidad de su conducción cuando tienes a tu espalda  cerca de 900 caballos empujándote sin descanso.

GP de Bahrein: Fernando Alonso vuelve por la puerta grande


Fantástico y por la puerta grande. No se puede calificar de otra forma el retorno de Fernando Alonso a lo más alto de la élite mundial de la Fórmula 1 al vencer ayer en su debut oficial con la Scuderia Ferrari y tras pasar dos años alejado de lo más alto del pódium.

Y es que Alonso ayer disfrutó de una más que cómoda victoria en una carrera en la que los Ferrari hicieron doblete (ya que al asturiano le acompañó su compañero el brasileño Felipe Massa)  y que tuvo al británico Lewis Hamilton como acompañante en el cajón, en tercer lugar.

La carrera discurría sin apenas emoción ya que desde el primer giro se notó la superioridad manifiesta del Red Bull Renault del alemán Sebastian Vettel y de los Ferrari de Alonso y Felipe Massa, rebasado en una maniobra espectacular por el asturiano, que se marcharon abriendo una importante brecha con respecto al cuarto, el alemán Nico Rosberg de Mercedes y al quinto, el McLaren del británico Hamilton y al resto de monoplazas de la parrilla.

Sin embargo, y pese a que la carrera parecía controlada por el alemán, que mantenía una cómoda distancia en torno a los 3-4 segundos con el asturiano y otros tantos con el brasileño, de repente y a falta de 13 vueltas para el final se vio afectado por una avería en el motor, no tan grave como para abandonar pero sí lo suficientemente importante para que tuviera que dejar de luchar por la victoria, siendo rebasado por el asturiano, primero, e instantes después por Massa y hasta por Hamilton, que pudo limar la desventaja que llevaba en relación con el alemán de Red Bull. No pudo ocurrir así, sin embargo, con  su compatriota Nico Rosberg ya que la distancia entre ambos era de tal calibre que el piloto de Mercedes GP, pese a sus esfuerzos, no pudo arrebatarle al final esa cuarta plaza.

A partir de ahí, un monólogo constante de Alonso que demostró estar en plena forma, dominando desde ese momento la carrera con una superioridad casi insultante sobre el resto de pilotos, incluido su propio compañero e impartiendo una clase magistral de regularidad y control sobre su máquina que le sitúa como máximo favorito al título a poco que la mecánica le respete.

En el capítulo de decepciones hay que señalar tres por encima del resto: la del heptacampeón, Michael Schumacher, muy lejos de su compañero Rosberg y siempre muy lejos de los tiempos de cabeza durante todo el fin de semana, la del vigente campeón, el británico Jenson Button, mucho más lento que su compañero Hamilton y al que nunca se le vio cómodo en su nueva montura y por último, el australiano Mark Webber que sufrió de lo lindo para entrar en los puntos y que tuvo constantes problemas de mecánica en su Red Bull Renault, el verdadero talón de Aquiles de la escudería y que le privó de la victoria en el día de ayer.

Por último, decir que los españoles, con la excepción hecha de Fernando Alonso, corrieron una suerte dispar ya que, por un lado Pedro Martínez de la Rosa, de cuyo Sauber se esperaba más el fin de semana, tuvo que abandonar cuando luchaba por entrar en los puntos por un problema hidráulico mientras que, por otro, Jaime Algersuari acabó 13º con su Toro Rosso y tras adelantar nada menos que 5 puestos en salida, en una actuación más que meritoria.

Así pues, la clasificación de la carrera (y de la clasificación general, como es lógico) en sus primeros 10 puestos quedó de la siguiente forma:

1º) Fernando Alonso (Ferrari) – 1:39:20.396

2º) Felipe Massa (Ferrari), a 16,0”

3º) Lewis Hamilton (McLaren), a 23,1”

4º) Sebastian Vettel (Red Bull Renault), a 38,7”

5º) Nico Rosberg (Mercedes GP), a 40, 2”

6º) Michael Schumacher (Mercedes GP), a 44,1”

7º) Jenson Button (McLaren Mercedes), a 45,2”

8º) Mark Webber (Red Bull Renault), a 46.3”

9º) Vittantonio Liuzzi (Force India Mercedes), a 53”

10º) Rubens Barrichello (Williams Cosworth), a 1’02”

 

Ferrari desvela nuevas armas


Con el fin de evitar de nuevo aquellas tristes imágenes de las “ruedas voladoras” de los Renault de Fernando Alonso en sendos Grandes Premios y en años distintos (GP de Hungría en 2006 y GP de Europa en 2009) la Scuderia Ferrari ha presentado recientemente el novedoso sistema de sujeción para las ruedas de sus monoplazas que estrenarán precisamente hoy, con motivo de los entrenamientos libres del Gran Premio de Bahrein, que da el pistoletazo de salida a la competición de 2010.

Dicho sistema consiste en la creación de un nuevo eje de la rueda que cuenta con un elemento a cada lado de la tuerca que se queda encajada en su posición cuando el mecánico retira la pistola neumática tras el cambio de ruedas, evitando que en modo alguno la rueda pueda salirse.

Sistema de aseguramiento de tuercas de rueda

Asimismo, Ferrari ha presentado un dispositivo para sus  ruedas, en concreto se trata de un instrumento aerodinámico exclusivo para la llanta, que además es removible y del mismo material que ésta, algo imprescindible para su homologación por la FIA  y que, según indican fuentes de la propia Scuderia, nadie podrá imitar en ningún equipo durante toda la temporada, lo que les dotará de  una fuente adicional de carga aerodinámica a sus coches que les hará más competitivos aún.

Dispositivo aerodinámico exclusivo para las ruedas

Fórmula 1: La nueva temporada ya está aquí


Efectivamente amigos. Parece que fue ayer cuando corría el pasado mes de septiembre de 2009 y Luca Cordero de Montezemolo, a la sazón mandamás de Ferrari, y Emilio Botín, presidente del Banco de Santander y uno de los banqueros más influyentes del mundo, anunciaban a bombo y platillo la colaboración entre el citado Banco y la Scuderia Ferrari y nos econtramos de nuevo a las puertas del  arranque de un nuevo y apasionante campeonato de F1.

Y qué lejos queda ese momento en el que se vio el sueño cumplido de la inmensa mayoría de los fans de Fernando Alonso que no era otro que verle vestido con el rojo Ferrari y a los mandos de uno de los monoplazas más legendarios del Gran Circo de la F1, algo que se produjo también aquel lejano mes de septiembre de 2009…

Y es que, tras una larga pretemporada, inciada en enero con los tests celebrados en Cheste (Valencia), Jerez y finalmente en Montmeló (Barcelona) la expectación para la presente campaña se ha disparado. Y no sólo ya por el debut de Alonso con la marca del cavallino rampante sino porque por primera vez en muchos años se da la circunstancia de que coincidirán en pista 4 de los 5 últimos campeones del mundo (Button, Hamilton, Alonso y Schumacher) y por el morbo generado por el retorno a la alta competición del “kaiser”, el heptacampeón Michael Schumacher que, con la friolera de 43 años y tras 3 de retiro, ha vuelto de la mano de Mercedes, reciente compradora de Brawn GP, la escudería campeona del mundo del año pasado.

Se presenta sin duda una temporada apasionante,  marcada también por la entrada de nuevas escuderías,  de modo que junto a las ya conocidas (Ferrari, McLaren, Red Bull, Williams, Force India, etc.) se han incorporado otras nuevas marcas como Mercedes, que compró recientemente a los vigentes campeones Brawn GP, la legendaria Lotus, que vuelve tras varios años de retiro a la F1 (con Kovalainen y Trulli en sus volantes) , Virgin y la española Hispania Racing Team. No obstante esta entrada de nuevas escuderías, especialmente en estos tiempos de crisis,  ha motivado que marcas históricas como Toyota o BMW decidieran plantarse y que otras escuderías de nuevo cuño, que si bien contaban ya con licencia para participar en este campeonato, han visto fracasar sus proyectos antes incluso de ver la luz como les ha ocurrido recientemente a USF1 y Campos Meta.

En el primer caso, los norteamericanos directamente no pudieron continuar con su sueño de tener un coche en la parrilla para este año mientras que en el segundo, y tras una serie de vaivenes económico-financieros que han dado incluso con el fundador del equipo, el valenciano Adrián Campos, fuera de su propia escudería, se han presentado recientemente con un proyecto aparentemente sólido para la primera carrera, aunque con muchas dudas acerca de su futura viabilidad, ahora bajo el nombre de Hispania Racing y de la mano del empresario José Ramón Carabante y del fabricante italiano Dallara.

Además, tras los tests realizados por España este invierno, ha quedado de manifiesto que, si bien Alonso y su Ferrari parecen estar un punto por encima del resto (ha sido el mejor en la práctica totalidad de las pruebas realizadas)  la igualdad entre los grandes (Ferrari, McLaren, Red Bull y Mercedes) ha sido la nota dominante en el global de las pruebas, con constantes alternancias en lo más alto con especial mención, aparte de los tiempos del asturiano, a Sebastian Vettel y a Hamilton, muy cerca del español y con Schumacher, Button y Massa aparentemente un paso por detrás del español, el alemán y el británico.

Otra circunstancia que también ha dado una relevancia especial a esta nueva temporada ha sido el baile inusitado de pilotos entre las distintas marcas, marcado sobre todo por el fichaje de Alonso por Ferrari y por el del vigente campeón del mundo Jenson Button por McLaren, que a su vez, dio de baja como segundo piloto al finlandés Heikki Kovalainen.

Asimismo, también cambiaron de volante gente como el alemán Nico Rosberg, que acompañará a Schumacher en Mercedes, Robert Kubica que conducirá para la francesa Renault, en horas bajas tras los escándalos del pasado año, el subcampeón del año pasado Rubens Barrichello, ahora en Williams junto al debutante Nico Hulkenberger. Es de reseñar igualmente  la vuelta al primer plano del veterano Pedro Martínez de la Rosa que, a sus 38 años, por fin verá satisfecho su sueño de poder convertirse en primer piloto, en este caso de Sauber, la heredera de la desaparecida BMW.

Por otra parte, es de reseñar que este año será el año del automovilismo español que no sólo sigue siendo el único país con dos carreras en el calendario (Montmeló y el Circuit de Valencia) sino que por primera vez tendremos a 3 pilotos entre lo más granado del automovilismo mundial ya que junto a Fernando Alonso podremos seguir viendo a  Jaime Algersuari, que continuará al menos un año más en Toro Rosso (con una progresión importante con respecto al año pasado, dicho sea de paso, según se ha podido apreciar en las pruebas de pretemporada) y al citado Pedro Martínez de la Rosa, que ha causado una inmejorable sensación a los mandos de su Sauber y del que esperamos que nos dé más de una alegría a lo largo de esta campaña.

Por último, hay que reseñar los nuevos cambios en la Reglamentación de la presente edición, de los cuales, el más importante y significativo es la prohibición de los repostajes en carrera, algo que no ocurría desde 1993, permitiéndose únicamente la parada en boxes sólo para cambiar neumáticos, lo que en teoría debería dotar de más dinamismo a las carreras y, al mismo tiempo, tratar así de evitar los cada vez más frecuentes adelantamientos en boxes e incentivar los adelantamientos en pista ya que el tiempo que se tardará en las paradas se estima que no sobrepasen los 4-5 segundos.

También ha sido modificado el sistema de puntuaciones, de tal manera que ahora puntuarán los 10 primeros (a diferencia de antaño, donde sólo puntuaban los 8 primeros) y los puntos que se repartirán  irán desde los 25 puntos para el ganador, 18 para el segundo, 15 para el tercero y así sucesivamente hasta 1 punto que se llevará el décimo en discordia.

Por tanto, las espadas ya están en todo lo alto y la suerte está echada para la primera prueba que podremos ver desde el circuito de Bahrein este mismo viernes 12, fecha en la que empezarán los primeros entrenamientos libres. Como es ya tradicional, podremos seguirlas por televisión en directo a través de LaSexta, con los comentarios del consabido Antonio Lobato que contará este año como comentaristas de excepción nada menos que con el piloto probador de Ferrari y compañero de Fernando Alonso, el catalán Marc Gené y al bicampeón de rallies, Carlos Sáinz, que sustituirán en el micrófono a Pedro Martínez de la Rosa.

¡Hagan juego, señores…!