París desvela el trazado de su circuito para la Fórmula E


La dirección ejecutiva de la Fórmula E ha presentado el trazado del que será el circuito urbano por el que discurrirá el primer ePrix de París de ka corta historia de la competición eléctrica.

Trazado del circuito urbano de París para la Fórmula E
Trazado del circuito urbano de París para la Fórmula E

La carrera, prevista para el próximo 23 de abril, discurrirá en un tramo de 1,93 kilómetros y tendrá lugar por el mismo centro de la capital francesa. En concreto, los pilotos darán 14 vueltas a un circuito urbano que discurrirá alrededor de la cúpula de los Inválidos y la histórica Musée de la Armée, desde donde los corredores podrán ver la Torre Eiffel.

El encargado de presentar en sociedad el ePrix parisino ha sido el actual CEO de la Fórmula E, el español Alejandro Agag, quien se deshizo en elogios sobre la carrera francesa:

“Durante una temporada tenemos la suerte de correr en algunos lugares increíbles, pero no hay nada más espectacular que tener a la ciudad de París como telón de fondo . El espíritu de la Fórmula E es correr carreras urbanas en el corazón de grandes ciudades de todo el mundo. París sin duda cumple todos esos requisitos”

“Francia también es un mercado clave para el campeonato como el hogar de la FIA, socio oficial de fundación y Tiro Proveedor Michelin, y socios de equipo como el DS y Renault. El ePrix París será un escenario emblemático para la Fórmula E. Por tanto, es totalmente lógico que un país como Francia, que siempre ha estado a la vanguardia de la innovación, se debe acoger un ePrix en su capital.”, añadió.

 

Anuncios

Renault-Nissan y sus socios instalan 90 nuevos puntos de carga alrededor de París para la COP21


alianza-renault-nissan-logoLa alianza Renault-Nissan ha anunciado la instalación de 90 nuevos puntos de recarga para vehículos eléctricos en los alrededores de París, con motivo de la celebración  de la próxima Cumbre Mundial sobre Cambio Climático, conocida también como COP21, que tendrá lugar en la capital francesa entre el 30 noviembre y el 11 diciembre

Esta instalación se va a llevar a cabo gracias a la colaboración de los socios del fabricante galo para el desarrollo de vehículos eléctricos, tales como el proveedor energético francés EDF, Schneider Electric, la empresa pública Aeropuertos de París, el Ayuntamiento de París y SNCF, la compañía ferroviaria nacional de Francia.

Estas estaciones de carga, varias de los cuales serán donados por Schneider Electric, abastecerán a los 200 vehículos eléctricos que darán servicio para el traslado de los personajes VIP que asistirán a la cumbre (negociadores, delegados y los medios de comunicación).

Renault-Nissan y sus socios instalan 90 nuevos puntos de carga alrededor de París para la COP21
Renault-Nissan desplegará 90 puntos de carga alrededor de París

Las estaciones de carga, entre ultrarrápidas (que permiten recargar hasta un 80% de la batería en apenas 30 minutos) y estándar que se desplegarán por París, utilizarán electricidad renovable y generarán muy bajas emisiones de carbono de EDF. Esto permitirá a la flota de vehículos de la alianza Renault-Nissan cubrir más de 400.000 kilómetros en dos semanas sin generar apenas emisiones contaminantes.

“La COP21 es una llamada a la acción para reducir el impacto del cambio climático, incluyendo el calentamiento global resultante de transporte personal”, afirmó Carlos Ghosn, CEO de la corporación francesa.

“Los vehículos eléctricos son la única solución de transporte existente, práctico y asequible a los retos ambientales de nuestro planeta y están disponibles en la actualidad. La ampliación de la infraestructura de los vehículos eléctricos es obligatoria para cualquier ciudad o Estado que se tome en serio el cuidado del medio ambiente “, añadió.

Se espera que más de 20.000 participantes de 195 países de la ONU asistián a la 21ª Conferencia Anual de las Partes

 

Francia prohíbe matricular a Mercedes hasta que no elimine su refrigerante R-134a


Francia veta la matriculación de los Mercedes Clases A, B y CLA

Mercedes no podrá matricular ningún vehículo en Francia de las Clase A, B y CLA hasta que el Gobierno francés reciba unas directrices claras de la Comisión Europea al respecto, toda vez que el fabricante alemán, contrariamente a lo dispuesto por Bruselas, se haya negado rotundamente a cambiar su líquido anticongelante y mantenga el R-134a.

En un comunicado conjunto de los Ministerios de Ecología y Transporte galos han afirmado taxativamente que “La matriculación de vehículos Daimler/Mercedes clase A, B,y CLA seguirá estando prohibida en Francia hasta que la firma no se adapte a la reglamentación europea en vigor”.

Al parecer todo proviene porque el líquido anticongelante R-134a que utilizan los modelos antes citados de Mercedes contribuyen al efecto invernadero, motivo por el cual, desde enero de 2013,  Bruselas ha impuesto a los fabricantes europeos de coches la obligación de utilizar nuevos fluidos más fiables, como el R-1234yf, que ya equipan muchos vehículos.

Las discrepancias con Mercedes provienen porque, tras someter estos fluidos a estudio y después de un periodo de pruebas, el fabricante germano concluyó que en determinadas circunstancias, el R-1234yf y asimilados podrían ser motivo de incendio. De este modo, la marca de la estrella solicitó a Bruselas una moratoria de seis meses para poder seguir utilizando el gas R-134a (el ahora prohibido) en sus nuevos modelos.

Pese a que algunos países como la propia Alemania aceptaron esa moratoria, otros como Francia optaron por aplicar sin excepciones la legalidad vigente y por ese motivo dictaminó a principios de julio un bloqueo temporal a la matriculación de los vehículos fabricados después del 12 de junio de 2013 por Mercedes. Un bloqueo que se ha traducido en la suspensión temporal de las matriculaciones.

La firma ha estimado que entre 1.000 y 1.500 vehículos serían los que actualmente se verían afectados por esta prohibición  y sin poder ser matriculados. Por ello, los dirigentes de la marca de la estrella han mostrado su deseo de trabajar junto con la Unión Europea para tratar de encontrar una rápida solución a este problema.

Esta situación, sin embargo, no afecta para nada a las ventas y matriculaciones de estos modelos en España, donde se siguen comercializando sin problemas.

Renault entrega las llaves de su primer ZOE a Arnaud Montebourg, Ministro de Recuperación Industrial francés


montebourg-renault-zoe

Con motivo del pasado Salón de París, el Ministro de Recuperación Industrial del gobierno francés, Arnaud Montebourg, tuvo el honor de realizar a fábrica el primer pedido de un Renault ZOE, el primer gran utilitario 100% eléctrico de la marca del rombo.

En aquella ocasión, Montebourg anunció la aportación de una subvención gubernamental de nada menos que de 7.000 euros para la adquisición de este tipo de vehículos, con la intención de popularizar su compra y utilización por el gran público, gracias entre otras cosas a un precio que se calcula que no superará los 14.000 euros (IVA incluido).

Pues bien, tras casi tres meses de espera, el Ministro galo ha recibido hoy las llaves de este primer Renault ZOE salido de la fábrica en un solemne acto llevado a cabo en el Tribunal de Honor del Ministerio de Finanzas galo, de manos de Carlos Tavares, actual CEO del Grupo Renault.

Tras esta primera entrega, Renault tiene prevista la entrega de llaves de otros tantos Renault ZOE antes de final de año, pertenecientes a varios compromisos de carácter institucional, con carácter previo a su despliegue masivo por la red comercial de Renault a partir del primer trimestre de 2013.

Además, el lanzamiento del nuevo Renault ZOE estará acompañado por una implementación generalizada de estaciones de recarga públicas y privadas  y la tarea de estimular y respaldar los proyectos de infraestructura en las grandes aglomeraciones urbanas. La medida es parte del “Plan de Automóvil” anunciado por el gobierno de Francoise Hollande el pasado mes de julio, por el cual se prevé la instalación de puntos de recarga en los ministerios del gobierno y la inclusión de los vehículos eléctricos en las flotas públicas.

Para aquellos que aún no lo conocieran, el Renault ZOE es el buque insignia de la gama de vehículos eléctricos ZE de la marca francesa. Englobado en el Segmento B, su tamaño le situaría a caballo entre un Renault Clio y un Twingo.

A diferencia del otro vehículo eléctrico del fabricante galo, el conocido Renault Twizy, mucho más limitado en cuanto a tamaño y prestaciones, el Renault ZOE cuenta con un motor 100% eléctrico de 80 CV de potencia. Un empuje que le permitirá alcanzar una velocidad máxima de 130 kms/h y una aceleración de 0 a 100 en 8,1 segundos y su autonomía estará en torno a los 200 kilómetros.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Francia confirma el incremento de ayudas a los coches eléctricos como incentivo al sector automovilístico galo


El Gobierno francés ha desvelado hoy de forma oficial el paquete completo de medidas que integrará su plan integral de apoyo a la industria automovilística francesa. Se trata de un ambicioso plan que incluye entre otras medidas, un aumento hasta finales de año de las ayudas para la adquisición de vehículos menos contaminantes, eléctricos e híbridos fundamentalmente. Por este motivo, las ayudas para la compra de vehículos eléctricos se aumentarán hasta un máximo de 7.000 euros por unidad, mientras que las destinadas a la adquisición de vehículos híbridos serán de 4.000 euros, lo que supone un incremento prácticamente del doble de lo que actualmente el Ejecutivo galo venía destinando a estos fines.

Este incremento estará vigente hasta finales de 2012 y además el Estado se compromete a que el 25 % de los vehículos que adquiera para su parque oficial sean eléctricos o híbridos. Del mismo modo, las reducciones de precios para vehículos térmicos menos contaminantes aumentarán entre 100 y 150 euros, precisó el ministerio en un comunicado.

Además, estas medidas (cuya cuantía y dotación definitiva se verán reflejadas en los Presupuestos Generales del Estado francés para 2013), van a venir acompañadas de otras campañas en paralelo, con el fin de potenciar la compra y el uso de esta nueva tecnología. Para ello, el Gobierno galo se ha comprometido a acelerar la extensión de la red de puntos de recarga de vehículos eléctricos e híbridos recargables y, por si fuera poco, apoyará al sector del reciclado de componentes de automóviles.

Por último, el plan incluye la decisión de dedicar 350 millones de euros del programa de inversiones de futuro hacia proyectos de innovación tecnológica del sector y la creación de un instituto de investigación tecnológica dedicado al automóvil.

Y es que, tal y como adelantábamos ayer, este plan ha surgido como respuesta a la urgente necesidad de frenar la descomposición cada vez más acelerada de la poderosa industria automovilística gala, que se está enfrentando a una crisis sin precedentes. Una crisis traducida en una importante destrucción de empleo y la bajada de producción del sector en Francia, que fabricará este año un total de unos 2 millones de vehículos, frente a los 3,5 millones que se fabricaban hace apenas siete años, en concreto el año 2005 (uno de los más exitosos de la industria gala).

El empleo en la industria del automóvil en Francia se ha reducido un 30 % en 10 años, aunque de una forma más acelerada estos últimos cuatro, según precisó el Ministro de Recuperación Productiva, Arnaud Montebourg. El ministro galo eligió pues de forma deliberada el momento del anuncio de estas medidas, como respuesta a una profunda demanda social iniciada hace unas semanas, apenas empezaron a filtrarse los pormenores del brutal plan de recortes que se iba a llevar a cabo en una de las joyas de la corona francesa como es el Grupo PSA Peugeot Citroën.

El importante grupo galo ha anunciado que despedirá a 8.000 personas en Francia y cerrará definitivamente su planta de Aulnay el año 2014, una de las cinco factorías que PSA tiene en territorio francés, debido a unas pérdidas netas semestrales de nada menos que 819 millones de euros y una reducción de su facturación del 5,1 %, hasta los 29.600 millones, durante el mismo período.

De esta manera, PSA entra así en números rojos, ya que en 2011 sus beneficios bajaron un 48 % pero eran positivos, de 558 millones de euros y, por si fuera poco, ha perdido en la Bolsa francesa un 47,7 % desde el inicio del año, aunque ha avanzado un 7,9 % en la última semana, tras conocerse su futura reestructuración.

Arnaud Montebourg ha anunciado un importante paquete de medidas para el sector del automóvil en Francia

Francia presenta su plan de ayudas al sector de la automoción ante la grave crisis del Grupo PSA


No sólo España está atravesando una crisis profunda en el sector del automóvil sino que, por desgracia, esta situación se ha extendido como la pólvora por media Europa. Incluyendo a la siempre poderosa industria automovilística francesa, encarnada en este caso por el Grupo PSA Peugeot-Citroën, que está atravesando por uno de los momentos más delicados de su larga historia.

Por eso es tan importante el anuncio que va a hacer el nuevo Presidente francés, el socialista François Hollande. El mandatario francés va a dar a conocer su plan de ayudas al sector, para tratar de contrarrestar la tormenta política desatada en el país vecino al conocerse el draconiano plan de recortes que se esperan en el citado Grupo ante los terribles datos de ventas del primer semestre de este año y que, precisamente, también se harán públicos en breve.

Los resultados de PSA no pueden ser más desalentadores ya que el grupo cerrará el primer semestre de 2012 con sensibles pérdidas por la caída de las ventas en Europa, lo que le ha llevado a preparar un plan de reestructuración industrial que puede mandar al paro a nada menos que 6.500 trabajadores sólo en Francia y suponer el cierre de hasta dos de las factorías que el grupo mantiene operativas actualmente en territorio galo.

Así pues, el patrón del Grupo PSA, Philippe Varin, se ha comprometido a reindustrializar la factoría de Aulnay (que echará el cierre en 2014) y a negociar el recorte de empleo. Por su parte, la planta de SevelNord también está en grave riesgo de cierre. De momento se están negociando medidas de flexibilidad laboral para acoger el lanzamiento del proyecto K-Zéro, al que además también opta Vigo. De modo que si finalmente fuese la ciudad gallega la que se llevase el gato al agua, la continuidad operativa de la citada factoría francesa quedaría seriamente comprometida.

Por su parte, las líneas maestras de la estrategia a seguir por el Ejecutivo galo fueron adelantadas recientemente por el Primer Ministro francés, Jean-Marc Ayrault, que prometió un “apoyo masivo para los vehículos innovadores y limpios”, en línea con la estrategia de un sector que intenta mantener en Francia los puestos que generan mayor valor añadido. Estas ayudas a vehículos eléctricos e híbridos se completarán con exenciones fiscales a la actividad de innovación y desarrollo, según prevén los analistas del sector, aunque habrá que esperar a que el Ejecutivo galo las haga oficiales a lo largo de esta semana.

La factoría de Aulnay, en grave riesgo ante los malos resultados del Grupo PSA

Pese a que las asociaciones y patronales de nuestro país demandan paquetes de medida similares, la caótica situación de las arcas públicas en estos momentos hace inviable que el Ejecutivo de Rajoy pudiera siquiera plantearse unas ayudas ni siquiera parecidas.  Y es que en un país como la España actual, incapaz de contener su déficit público, que mantiene la prima de riesgo absolutamente desbocada y por encima de los 600 puntos básicos, las arcas públicas semivacías  y acogidos a un brutal rescate bancario por parte de Bruselas de 100.000 millones de euros, parece absolutamente imposible abordar ningún tipo de medida de ayuda al sector.  Y menos aún por parte de las CC.AA., muchas de las cuales ya empiezan a ponerse a la cola del Ministerio de Hacienda como Valencia, Murcia o Cataluña para pedir un rescate al Estado central…