Google lanzará su propio coche


Tras dar sus primeros pasos en el desarrollo del coche autónomo, Google ha sorprendido a todos con la presentación de su primer vehículo autónomo, diseñado y creado por el gigante tecnológico norteamericano.

Google presentó su prototipo de coche autónomo
Google presentó su prototipo de coche autónomo

Hasta el momento Google había experimentado con vehículos de otros fabricantes (especialmente Toyota y Lexus), híbridos y en los que había venido mostrando sus importantes avances en la conducción autónoma. Sin embargo, en esta ocasión han ido más lejos.

Durante la conferencia Codecon, que se celebra en Rancho Palos Verdes, California, el cofundador de Google, Sergey Brin, ha presentado un vehículo propio en el que se han compendiado todo el conocimiento atesorado sobre durante estos últimos años y que ha dejado boquiabiertos a todo el mundo.

Se trata de un pequeño compacto 100% eléctrico y biplaza, cuya principal característica es que carece de volante y de pedales. Con una autonomía en torno a los 160 kilómetros, actualmente su velocidad máxima está limitada a 40 kms/h, si bien según Brin,  «no hay razón para que no vayan más deprisa si se demuestran seguros» . El frontal del coche tiene una capa de espuma de 61 cms.y su acristalamiento es de plástico.

Diseñado y desarrollado en exclusiva  por los ingenieros de Google, tan sólo cuenta con un botón de encendido y de parada de emergencia, así como una pantalla que muestra, entre otras cosas, la ruta que seguirá el vehículo, la temperatura del aire, la hora de llegada. Incluso permitirá a sus usuarios navegar por Internet y consultar su correo electrónico, ya que su conducción será totalmente autónoma, sin que quepa intervención humana en absoluto en su manejo.

Con este vehículo, Google quiere anticiparse al futuro, donde según fuentes de la compañía californiana, «los coches del mañana no tendrán volante, ni acelerador, ni pedal del freno, porque no los necesitarán. Nuestro software y los sensores se encargarán de todo el trabajo», indicó el director del Proyecto de Vehículo Autónomo de Google, Chris Urmson.

En este sentido, el directivo norteamericano añadió que «los vehículos serán muy básicos. Queremos aprender de ellos y adaptarlos tan rápido como sea posible, pero te llevarán adonde quieras ir pulsando simplemente un botón».

Para un arranque del proyecto más en serio, desde Google no han querido pronunciarse aunque si las cosas van bien, la idea es construir en torno a 200 coches en un par de años, con el fin de iniciar un proyecto piloto exclusivamente por California y extenderlo después a otras partes de EE.UU., bien en solitario o en compañía de algún otro socio empresarial.

 

 

 

Internet, pieza esencial para la elección del taller según Google


Google ha llevado a cabo un estudio en el que desvela la estrecha interrelación entre el uso de Internet, la postventa y el comportamiento de los clientes en España y sus conclusiones son francamente reveladoras.

Un 60% de los usuarios consulta en Google cuándo tiene que llevar su coche a reparar
El  60% de los usuarios consulta en Google cuándo tiene que llevar su coche a reparar

Así pues, Internet ha cobrado una importancia capital a la hora de influir sobre la toma de decisiones de los clientes cuando deciden llevar sus coches al taller, hasta el punto que un 60% de los usuarios consulta en buscadores cuándo tiene que llevar su coche a reparar. Tras obtener esa información, el 73%  tarda un máximo de una semana la decisión de a qué taller va.

Asimismo, el estudio revela que un 32% de los usuarios que va al taller, tras buscarlo previamente en el buscador de la firma norteamericana, ha contactado previamente por teléfono con el centro en cuestión.

Además, un 22% de esas consultas ya se realiza directamente mediante dispositivos móviles y no desde el ordenador personal. Una tendencia creciente que confirma el auge de este tipo de dispositivos, en detrimento de las búsquedas tradicionales.

En este sentido, los usuarios valoran mucho los buscadores, en especial los móviles, porque permiten comparar informaciones pero sobre todo porque sienten que ahora están más cerca de sus talleres gracias a los sistemas de geolocalización disponibles en estos dispositivos. También tienen muy en cuenta las opiniones de otros conductores.

En este sentido, el 19% de los automovilistas considera un elemento relevante con videos de los talleres y la información más amplia de sus servicios. Si el contenido es bueno, el 56% de ellos reconoce su impacto positivo en la decisión de compra.

Del mismo modo, las redes sociales también son importantes. Según el estudio de Google, nada menos que un 48% de los demandantes de servicios de taller ha usado de al menos una de las diferentes redes sociales  más usadas (Faceboo,k, Twitter, etc.) durante su investigación, previa a la toma de la decisión definitiva.

Por último, Google desvela en su informe cuáles son los talleres más buscados y que más interés despiertan en los consumidaores finales, destacando Norauto, con un 25%, seguido por Carglass, con un 17% y Feu-Vert con el 16%.

Google acerca el museo Lamborghini a todos los públicos


Lamborghini y Google han anunciado un acuerdo por el cual el fabricante de Sant’Agata Borghese ha conseguido acercar su mítico museo a todos los públicos,

Imagen del Museo Lamborghini desde Google Street View
Imagen del Museo Lamborghini desde Google Street View

 

Gracias a la magia del gigante de Mountain View y su aplicación Google Street View ya es posible disfrutar del Museo Lamborghini y realizar una visita completa por sus 1.500 metros cuadrados y pasear por sus dos plantas, sin límite de tiempo, cuantas veces se desee y, lo mejor de todo, totalmente gratis y sin moverse de casa.

Allí nos espera una selección de las mejores creaciones del fabricante italiano. Desde los inolvidables Lamborghini Countach, Miura o Murciélago hasta el misterioso Lamborghini Sesto Elemento, un exclusivo superdeportivo del que sólo se hicieron 20 unidades. Además, la aplicación nos permitirá disfrutar no sólo del exterior sino incluso del interior de algunos de los más emblemáticos coches de la marca transalpina.

Para acceder al museo, bastará con introducir las palabras clave en el famoso buscador desde nuestro equipo o dispositivo móvil o haciendo click directamente en este enlaca al Museo Lamborghini desde Google Maps.

Google contra todos


Google_conduccion_autonoma

Cuando apenas el proyecto de coche sin conductor de Google ha echado a andar, el gigante tecnológico de Mountain View ya ha comenzado a recibir presiones por parte de los fabricantes de automóviles convencionales y de la Administración estadounidense al respecto de su coche autónomo, según han reconocido fuentes de la propia compañía.

El problema viene porque tanto unos como otros tienen serias dudas que el gigante tecnológico norteamericano ofrezca una total garantía de seguridad para este tipo de vehículo que permita lanzarse al mercado y comercializarlo sin cortapisas el año 2017, fecha prevista por Google para su comercialización inicial. Por el contrario, los detractores de este proyecto, abogan por un desarrollo paulatino de una versión base que garantice los mínimos de seguridad y, a partir de ahí, ir implementándolo de forma gradual en el mercado.

En este sentido, Google baraja la posibilidad de variar sus prototipos, que ya han recorrido 500.000 kilómetros sin accidentes, con modificaciones tales como un tope de velocidad de 40 km/h o la inclusión de un parachoques de gomaespuma en el frontal, que minimice los daños personales ante una eventual colisión.

La cuestión es que, pese a estar a cuatro años vista para la eventual incorporación de este tipo de vehículos a nuestras carreteras, el problema principal proviene precisamente de los tiempos. Así pues, la empresa californiana se ha encontrado con un problema de previsión y de plazos. Y es que, como las principales empresas del sector automovilístico norteamericano han denunciado –sin duda para torpedear el proyecto- los tiempos para la producción y diseño en la industria automovilística son ciertamente elevados.

De esta forma, y para que estas iniciativas puedan arrancarse a medio y largo plazo, el problema radica en que muchas de las decisiones sobre el coche autónomo se deberían empezar tomar ya, a muy corto plazo,  cuando el proyecto (al menos para estas empresas y, por qué no decirlo, para las autoridades de EE.UU.), estaría aún muy verde, lo suficiente para dar el salto a la producción, aunque éste sea a medio plazo.

Pero ¿es éste el único motivo que importa a fabricantes de coches y a las aseguradoras? Seguro que no. Como en todos los grandes avances tecnológicos en la historia de la industria, a nadie se le escapa que detrás de todo esto sólo se encuentran los intereses económicos de fabricantes y aseguradoras de coches.

No cabe duda que estas empresas, constituidas en lobby o grupo de presión, están presionando a las autoridades estadounidenses para que impidan a Google el lanzamiento comercial, a nivel global, de un vehículo de estas características, al que considerarían como una seria amenaza para sus propios intereses.

De hecho, Google ya lleva años metiendo la cabeza en el sector de la automoción, tanto en el segmento de la distribución como en el de los seguros, algo que no ha sido en absoluto bien recibido por los que, en teoría, serán sus competidores en esta larga carrera que no ha hecho más que empezar.

Google, al asalto de la venta de coches en Internet


Google, el gigante tecnológico norteamericano, no conoce límites en su ambición de dominar prácticamente todas las áreas de negocio que tengan que ver con Internet como plataforma.  El mérito de Google está no sólo en afrontar todo tipo de retos sino, sobre todo, atreverse a llevarlos a cabo en una época de crisis como la actual.

Guiados sin duda por esa máxima que convierte una situación de crisis en la creación de una oportunidad, el gigante califoniano ha creado Google Cars, un buscador de coches que le ofrece la mejor oferta de entre varios concesionarios.

La búsqueda se hace en  función de una serie de parámetros, tales como el tipo de motor, acabados, paquetes de terminación y hasta el color de la carrocería y por medio de la cual, se le muestra al posible comprador un comparador de precios sobre un vehículo determinado. Incluso se nos permite seleccionar si queremos un coche nuevo o de ocasión, si bien por defecto selecciona primero los nuevos.

De esta forma, dicho comparador, que actúa como intermediario entre el concesionario y el comprador final, permite ofrecer de un vistazo los mejores precios y contactar con los distintos concesionarios asociados de la zona, entre otras cosas porque uno de los criterios definidos para mostrar los diferentes coches en pantalla es precisamente el domicilio del comprador.

Este buscador está de momento en fase Beta y su radio de actuación sólo se circunscribe a la zona de San Francisco (EE.UU.) Lo que no tenemos tan claro es si una iniciativa así podría funcionar en nuestro país, en el que ya ha habido intentos parecidos por parte de algunas grandes cadenas de distribución y se encontraron con incontables problemas que hicieron fracasar, en mayor o menor medida, dichos proyectos.

De hecho, uno de los principales hándicaps que se puede encontrar una iniciativa como ésta es el recelo de los propios fabricantes a montar una red paralela a la de su propia red de distribución comercial, ya suficientemente castigada por la crisis, que pudiera llevar incluso a desatar una guerra fratricida de precios entre concesionarios de la misma marca e incluso de la misma localidad, de incalculables consecuencias.

Precisamente la reticencia que las propias marcas tienen a “puentear” a su propia red comercial ha sido el motivo por el que han fracasado históricamente iniciativas similares, siempre tendentes a vender coches a través de Internet al mejor precio, como las llevadas a cabo en su día por grandes cadenas como El Corte Inglés o Eroski, entre otras. Sin embargo, hay que decir que ninguna ha tenido el calado que, a priori, tiene el proyecto desarrollado por Google ni tampoco se ha llevado a cabo en un panorama tan desolador como el que azota a nuestro país, por lo que estamos expectantes ante esta noticia.  

Google logra guiar con éxito un Toyota Prius con un ciego al volante


Una vez más Google, el gigante tecnológico norteamericano ha vuelto a dar un golpe en la mesa en su tarea de revolucionar el mundo de las nuevas tecnologías, en este caso aplicadas a la conducción, logrando guiar con éxito un coche por una ciudad con un invidente al volante.

Se trata del proyecto  «Self-Driving Car Test», por el cual Steve Mahanun hombre con una discapacidad visual de un 95%, ha logrado llevar a cabo un recorrido por su ciudad a bordo de un Toyota Prius equipado con tecnología de Google para autoconducción, eso sí, siempre bajo supervisión y en condiciones de tráfico acordes.

El vehículo estaba equipado con un sistema de radares y láser para conocer su ubicación y durante la prueba el copiloto de Mahan usaba un ordenador portátil que estaba conectado al coche.

Esta experiencia es la continuación de un proyecto mucho más ambicioso, iniciado durante el año 2010, en el cual la empresa de Mountain View se propuso desarrollar coches que fuesen capaces de andar por sí solos, sin ayuda de conductor. Google considera que los vehículos no tripulados podrían ayudar a reducir los accidentes de tráfico y a realizar una conducción más eficiente.

Address is Approximate: Cómo cruzar EE.UU. de costa a costa usando Google Streetview


De la mano del director estadounidense Tom Jenkins y Google nos ha llegado un corto de lo más original, basado en la tecnología Stop Motion, llamado «Address is Approximate».

En él, un grupo de muñecos que decoran una sencilla oficina en Manhattan deciden abandonar imaginariamente su hogar y viajar hacia la costa del Pacífico, simplemente usando la tecnología cartográfica digital Google Streetview.

El resultado es espectactular. Juzgad vosotros mismos…

Barrichello gana una demanda millonaria a Google Brasil


Parece que la actualidad hoy se ha empeñado en ponernos al bueno de Rubens Barrichello como protagonista absoluto del día. Sin embargo, y al menos en esta ocasión, lo es por una noticia positiva.

Así pues, si esta misma mañana su futuro en la Fórmula 1 se oscurecía con ese rumor que le situaba fuera  de Williams, ahora hemos podido conocer que el piloto brasileño acaba de ganar una demanda millonaria  contra Google Brasil.

Con esta victoria -en este caso en los Tribunales- Barrichello deberá ser indemnizado con la nada despreciable cifra de 118.000 euros porque la filial brasileña de la todopoderosa empresa norteamericana no borró en tiempo y forma los numerosos perfiles falsos que había en las distintas redes sociales, dirigidos a burlarse del piloto carioca.

Desde luego, le va a salir bastante cara a Google la animadversión que un tipo tan afable y buen piloto como es Rubens Barrichello ha venido generando entre la torçida local desde los tiempos en los que era el «número 2» de Michael Schumacher en Ferrari

 

Rubens Barrichello gana una demanda a Google Brasil

 

Google desarrolla el coche sin conductor


Google, la multinacional norteamericana, no contenta con revolucionar el mundo de las comunicaciones e Internet desarrollando el buscador más famoso e importante del mundo así como infinidad de aplicaciones para hacernos la vida más fácil, acaba de dar un paso adelante en el mundo de la investigación, el desarrollo y la innovación, en este caso de la automoción.

En esta ocasión la empresa californiana de Mountain View nos ha sorprendido anunciando el desarrollo de la «conducción autónoma», una nueva tecnología que permitirá que los coches puedan conducirse solos sin conductor, con un pequeño matiz. No se trata de un proyecto a largo plazo que habite en el escritorio o en el ordenador de algún investigador sino que esta revolucionaria tecnología ya ha sido aplicada con éxito en coches que han circulado de forma autónoma y sin conductor durante más de 200.000 kilómetros por tierras de California, tanto por el interior de ciudades como por autopistas.

El sistema que ha puesto en práctica Google utiliza videocámaras, sensores de radar y tecnología láser para analizar y ver todo lo que sucede alrededor de un automóvil, usando inteligencia artificial para obtener el mismo comportamiento en tiempo real que tendría un conductor convencional.

Es más, Google, beneficiándose de la tecnología aplicada para el desarrollo Google Maps, también ha utilizado en estas pruebas mapas detallados creados utilizando coches convencionales, y que según explica la misma compañía, estos y otros datos han sido procesados por los centros de datos de Google, convirtiéndolos en un elemento clave gracias a su gran capacidad para procesar estas enormes cantidades de información obtenida por sus coches sobre el terreno.

Google, pionero en circular sin conductor con varios Toyota Prius

Las pruebas se han realizado utilizando seis Toyota Prius y un Audi TT, y en todo momento los coches han tenido en su interior tanto un conductor preparado para tomar en cualquier momento el control manual del vehículo si fuese necesario, como de un técnico que supervisaba el correcto funcionamiento del software.

De esta manera Google, tras revolucionar Internet con su buscador y el mercado de móviles y ordenadores con el sistema operativo Android, parece andar buscado el que podría ser un auténtico «Eldorado»: el sistema operativo del coche del futuro. ¿Serán capaces de lograrlo?