GP de Australia: Victoria contra pronóstico de Sebastian Vettel y Ferrari sobre Mercedes


La temporada 2017 ha echado a andar de forma oficial con la disputa de la primera carrera del año, el GP de Australia, celebrado en el trazado de Albert Park (Melbourne).

Sebastian Vettel, feliz en el podium tras su victoria en Albert Park
Sebastian Vettel, feliz en el podium tras su victoria en Albert Park

Una temporada marcada por los cambios en la reglamentación, en la búsqueda de una mayor igualdad entre los equipos y una mejora, por tanto, en el espectáculo, cada día más languideciente debido al aplastante dominio de Mercedes estos tres últimos años.

Pues bien, la primera carera de la temporada se ha saldado con la victoria contra todo pronóstico de un brillantísimo Sebastian Vettel, que supo conjugar una no menos brillante estrategia de Ferrari, una gran gestión de sus neumáticos y, por qué no decirlo, una pequeña dosis de fortuna.

Y es que nadie -o muy pocos- daban un euro por la victoria de Ferrari, a pesar de que tanto Vettel como Raikkönen apuntaron muy buenas maneras tanto en los libres como sobre todo en los entrenamientos de calificación.

Especialmente, Vettel, que logró incrustar su monoplaza entre los Mercedes de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas, los grandes favoritos para copar el pódium en Australia.

Sebastian Vettel, en pugna con Max Verstappen
Sebastian Vettel, en pugna con Max Verstappen

Sin embargo, Vettel no sólo logro resistir el empuje de Hamilton en los primeros giros de la carrera, sino que en cuanto pudo liderar la prueba, dominó con autoridad hasta el final de la misma.

Por su parte, Mercedes fue hoy la viva imagen de la impotencia. Con continuos problemas de degradación en sus compuestos, especialmente los más blandos, Lewis Hamilton sólo tuvo fuelle durante las primeras 10 vueltas.

Por su parte, el tercero fue Valtteri Bottas, que debutó con buen pie en carrera y dejó ver atisbos de ser muy rápido y con ganas de no ser una mera comparsa en Mercedes. De hecho, su carrera fue de menos a más.

El piloto finlandés empezó con dudas, tratando sobre todo de no descolgarse demasiado de sus dos rivales y de mantener  la suficiente distancia con respecto a su compatriota Kimi Raikkönen. Pero a medida que se fue encontrando más a gusto a bordo del monoplaza, se fue creciendo y acabó pisándole los talones a su compañero.

Españoles en carrera

La carrera no pasará a la historia por ser la mejor de nuestros compatriotas sino más bien todo lo contrario. Si decepcionante fue el octavo puesto de Carlos Sáinz más duro aún fue el calvario que tuvo que pasar Fernando Alonso, que encima tuvo que abandonar.

Carlos Sáinz tuvo que conformarse con la octava plaza
Carlos Sáinz tuvo que conformarse con la octava plaza

El piloto madrileño se las prometía muy felices tras una gran sesión de calificación, en la que Toro Rosso logró meter a sus dos monoplazas en la Q3. Sin embargo, entre que no anduvieron muy despiertos con la estrategia y que el STR12 estuvo carente de ritmo durante toda la prueba, Sáinz bastante hizo con meter su coche en los puntos.

En una carrera que no pasará a la historia de entre las más brillantes de la historia de Sáinz, finalmente acabó superado por su propio compañero, el único que optó de forma voluntaria por una estrategia a dos paradas, en una discreta novena plaza.

Por su parte, no hay mucho que decir de Fernando Alonso que no se haya dicho ya en sus ya largos -interminables- dos temporadas completas y el desastroso inicio de ésta en McLaren.

A pesar de que el asturiano logró la machada de meter su coche en la Q2, tras realizar la que en sus propias palabras fue una de las mejores vueltas de calificación de toda su vida, Alonso vivió una auténtica tortura durante el tiempo que estuvo en pista.

Incrustado en la 10ª plaza durante casi toda la carrera, el español supo sufrir para mantener su posición ante los ataques casi constantes del Force India de Esteban Ocon.

Mal día para Fernando Alonso y McLaren en Australia
Mal día para Fernando Alonso y McLaren en Australia

Pero desgraciadamente para él y, cuando todo apuntaba a que Alonso se llevaría el premio de consolación con ese puntito, en la vuelta 52 era rebasado por el francés y, además, por Nico Hulkenberg, que se había sumado a la fiesta aprovechando el tapón que había provocado el McLaren.

Lo más triste es que, con un Alonso hundido y ya sin opciones de entrar en los puntos, apenas una vuelta más tarde entraba a boxes y decía adiós a la carrera, volviendo a dejar en evidencia la palmaria falta de potencia y fiabilidad que los propulsores de Honda han fabricado para el inicio de esta temporada.

Sebastian Vettel, Esteban Ocon y Antonio Giovinazzi, los grandes protagonistas 

Sin duda alguna, lo mejor del día ha sido la excepcional carrera del no siempre bien ponderado Sebastian Vettel. Hoy ha sabido sacarle el 120% a su monoplaza y con un pilotaje magistral y sin complejos, ha vencido a Mercedes en una plaza donde no se veía un ganador que no llevase la estrella plateada en su carrocería desde 2013.

También hay que hacer mención a la progresión creciente de Valtteri Bottas, que ha decidido presentar sus credenciales y posicionarse no como una mera comparsa de Lewis Hamilton sino como una alternativa real al británico.

El duelo entre Mercedes y Ferrari se solventó a favor de los de Maranello
El duelo entre Mercedes y Ferrari se solventó a favor de los de Maranello

Aunque hoy no ha habido lugar a la pelea entre los dos Mercedes, el finlandés ha ido de menos a más y se le ha visto cada vez más asentado a los mandos del W08 AMG y promete dar guerra.

Mirando hacia la zona templada de la tabla, hay que hacer mención a Esteban Ocon, que logró hoy su primer punto como profesional. Un punto labrado a fuego, tras una dura pugna con Fernando Alonso y después con Nico Hulkenberg.

Pero curiosamente, y a pesar de no puntuar, ha sorprendido gratamente el rendimiento del italiano Antonio Giovinazzi. El joven piloto transalpino fue llamado a última hora del viernes a filas por Sauber ante la negativa de los médicos de darle el visto bueno para correr a Pascal Wehrlein.

Además de superar claramente a su compañero Marcus Ericsson, el italiano se sintió muy cómodo -y rápido- a bordo del Sauber C36, llegando a rodar incluso un par de veces en 12ª posición, haciendo incluso soñar al box de la escudería helvética con los puntos.

Ante la casi segura baja de Wehrlein de cara al GP de China, Giovinazzi tiene ante sí una nueva oportunidad para confirmar que el talento mostrado hoy en Albert Park no es flor de un día.

Mercedes, Red Bull y Haas los grandes derrotados

Mal día para Lewis Hamilton y, en general, para Mercedes, que se las prometía muy felices tras la pole del británico. Sin embargo, lo que nadie se iba a esperar es que a los Mercedes se les iban a atragantar tanto los compuestos, especialmente en el primer stint.

El italiano Antonio Giovinazzi apuntó grandes maneras en su debut con Sauber
El italiano Antonio Giovinazzi apuntó grandes maneras en su debut con Sauber

Pero quienes se llevaron la palma hoy en Australia fueron los Red Bull. Cierto es que ya venían avisando de que ésta no iba a ser su carrera pero nadie se esperaba que, un año más, podrían naufragar de la forma que lo hicieron hoy.

En primer lugar, Daniel Ricciardo vio cómo se paraba el monoplaza en la vuelta de instalación por un problema en la caja de cambios y, a pesar del duro trabajo en el box, no pudieron tener el coche listo para la salida.

Aun así, y en un ejercicio de profesionalidad impresionante, Ricciardo saltó a pista desde el pitlane con la carrera ya iniciada. Y aunque lo intentó todo, el coche se le volvió a parar en la vuelta 29, teniendo que abandonar.

Por su parte Verstappen no pudo encontrar el ritmo para disputarle la cuarta plaza a Kimi Raikkönen, teniendo que conformarse con la quinta posición, en tierra de nadie, por delante de Felipe Massa.

Por último, de auténtico despropósito se puede tachar la carrera de los dos Haas. No sólo porque ninguno de ellos logró acabar la carrera sino por los motivos por los que ambos tuvieron que abandonar.

En el caso de Kevin Magnussen, que debutaba oficialmente con los colores del equipo americano, un accidente estúpido en la primera vuelta con Marcus Ericsson dañaba la suspensión de su coche, teniendo que abandonar  unas pocas vueltas después.

gp-australia-magnussen
No pudieron irle peor las cosas a Haas y a Kevin Magnussen

Peor fue lo de Romain Grosjean. El francés estaba llevando a cabo una buena carrera, luchando por los puntos pero un problema en el motor le mandó a la cuneta en plena pelea con Felipe Massa.

Clasificación de la carrera

Después de 58 vueltas, así quedó el GP de Australia

  1. Sebastian Vettel (Ferrari), en 1h24’12”
  2. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), a 9,9”
  3. Valtteri Bottas (Mercedes AMG), a 11,2”
  4. Kimi Räikkönen (Ferrari), a 22,3”
  5. Max Verstappen (Red Bull-TAG Heuer), a 26,8”
  6. Felipe Massa (Williams Mercedes), a 1’23”
  7. Sergio Pérez (Force India Mercedes), a 1 vuelta
  8. Carlos Sáinz (Toro Rosso Renault), a 1 vuelta
  9. Daniil Kvyat (Toro Rosso Renault), a 1 vuelta
  10. Esteban Ocon (Force India Mercedes), a 1 vuelta

Clasificación del Mundial de Pilotos

Evidentemente, al tratarse de la primera carrera del año, el primer líder del campeonato de 2017 es Sebastian Vettel, que suma los primeros 25 puntos y se encarama a lo más alto de la tabla.

Se da la circunstancia de que Vettel se convierte en el primer líder que no pertenece a Mercedes desde el GP de Abu Dhabi de 2013, cuando precisamente el propio piloto alemán, or aquel entonces en Red Bull, encabezó la última clasificación de aquel año.

gp-australia-vettel-podium
Sebastian Vettel, festejando su primera victoria del año
  1. Sebastian Vettel (Ferrari), 25 puntos
  2. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), 18 puntos
  3. Valtteri Bottas (Mercedes AMG), 15 puntos
  4. Kimi Räikkönen (Ferrari), 12 puntos
  5. Max Verstappen (Red Bull-TAG Heuer), 10 puntos

Clasificación del Mundial de Constructores

La primera tabla clasificatoria del año nos deja a Ferrari en lo más alto aunque seguido a tan solo cuatro puntos de Mercedes, con Red Bull como tercero en discordia, aunque ya a más de 20 puntos.

Esto hace prever que, aunque todo apunta a que Red Bull irá cogiendo tono a lo largo de la temporada, que al menos en este primer tercio de la temporada, la lucha estará principalmente entre un esperanzador Ferrari y un terrenal Mercedes.

Sin embargo, sí se ha apreciado mucha igualdad entre el resto de rivales, especialmente entre Williams, Force India e incluso Renault y Haas (si la fiabilidad y las manos de sus pilotos no lo impiden), que pueden dar tardes interesantes, al menos en lo que a la pelea en la zona media de la tabla se refiere.

  1. Ferrari, 37 puntos
  2. Mercedes AMG, 33 puntos
  3. Red Bull TAG-Heuer, 10 puntos
  4. Williams Mercedes, 8 puntos
  5. Force India Mercedes, 7 puntos
  6. Toro Rosso Renault, 6 puntos
  7. Renault, 0 puntos
  8. Sauber Ferrari, 0 puntos
  9. McLaren Honda, 0 puntos

GP de Australia: Nico Rosberg da el primer zarpazo el día que Fernando Alonso volvió a nacer


El semáforo de la temporada 2016 se ha puesto en verde en la primera carrera del año, una carrera marcada por la competitividad de Ferrari, el  enésimo doblete de Mercedes desde 2014 pero sobre todo por el tremendo accidente sufrido por Fernando Alonso.

El GP de Australia se salda con la primera victoria de Nico Rosberg
El GP de Australia se salda con la primera victoria de Nico Rosberg

Sin ningún temor a equivocarme he de decir que, de haberse producido el espeluznante accidente sufrido por el asturiano en tiempos pasados -no tan lejanos- no habría salido por su propio pie, como afortunadamente le ha pasado.

De hecho, que Alonso resultase ileso viendo en qué amasijo de hierros quedó convertido su McLaren puede considerarse ya como un auténtico milagro de la Santina. Sin embargo, no exagero ni un ápice cuando digo que ese accidente pudo ser mortal y que el asturiano puede darle gracias a Dios de no haber sufrido ni una magulladura.

Por lo demás, la carrera tuvo al menos lo que no tuvo prácticamente la temporada pasada ni tampoco la infausta jornada de calificación del sábado: Emoción y alternativas aunque, por lo visto, todo apunta a que este año volveremos a asistir al dominio hegemónico de Mercedes.

Se notó el salto hacia delante de Ferrari, cuyos pilotos protagonizaron una salida espectacular y lideraron, de la mano de Vettel, gran parte de la prueba. La lástima para los de Maranello fue el parón provocado por el accidente de Alonso, que obligó a “resetear” la prueba y, de nuevo, partiendo de cero, esta vez los Mercedes no se dejaron sorprender.

Por último, destacar el duelo fratricida -casi suicida- mantenido por los dos Toro Rosso durante toda la carrera, en especial en su tercio final. Un desatado Max Verstappen, que no paraba de decirle a su equipo por radio que era más rápido que Carlos Sáinz y que quería adelantarle.

De hecho, el fogoso piloto holandés estuvo a punto de arruinar toda la carrera para ambos ya que, a falta de pocas vueltas para el final, Verstappen arremetió con su Toro Rosso contra el de su compañero en un ataque desesperado por adelantarle.

Afortunadamente para los de Faenza, el incidente se saldó sin consecuencias, a pesar de los trozos de fibra de carbono que saltaron del choque y el subsiguiente trompo de Verstappen tras el impacto.

Análisis de la carrera

Como si de una premonición se tratase, la carrera comenzó de forma accidentada ya que cuando estaba a punto de cerrarse la parrilla de salida, tras la pertinente vuelta de formación, el Red Bull de Daniel Kvyat se quedó clavado como una estaca a escasos metros de su posición.

Esto provocó que se activase el protocolo de salida y, mientras retiraban a boxes el monoplaza del ruso, se tuvo que dar una segunda vuelta de formación.

Eso sí, en cuanto se dio la salida las cosas empezaron de forma sorprendente, poniendo patas arriba todos los pronósticos. Los dos Ferrari protagonizaron una salida vertiginosa, que sorprendió a los dos Mercedes, que se las prometían muy felices.

Momento del adelantamiento de Sebastian Vettel a los Mercedes en la salida
Momento del adelantamiento de Sebastian Vettel a los Mercedes en la salida

Si brutal fue el adelantamiento de Vettel, metiendo su monoplaza como un cuchillo en mantequilla entre los dos Mercedes, no menos espectactular fue la maniobra de Raikkönen, que logró situar su coche justo detrás del de su compañero.

De hecho, la salida de los dos Mercedes fue tan mala que no sólo Rosberg perdió su segunda posición sino que el poleman, Lewis Hamilton, fue engullido por el pelotón, cayendo hasta la sexta plaza.

A partir de ahí, el ritmo de los Ferrari, sobre todo el de Vettel fue infernal y comenzó a tirar como un poseso, marcando un par de vueltas rápidas consecutivas, al tiempo que por detrás, tanto Rosberg como un sorprendido Hamilton, trataban de recuperar el tiempo perdido.

Hasta el primer pitsop, que empezó a partir de la vuelta 9 con la entrada de Carlos Sáinz y hasta la vuelta 17, las cosas no cambiaron demasiado, con Vettel al comando y con Rosberg, que ya había dado buena cuenta de Raikkönen, por detrás.

El peor parado en esos momentos seguía siendo Lewis Hamilton, quien había logrado escalar a la quinta plaza tras rebasar sin demasiados problemas a Felipe Massa pero que estaba sudando sangre para seguir la estela de Max Verstappen, que defendía con uñas y dientes su inesperada cuarta plaza.

Sin embargo, todo cambió radicalmente en la vuelta 17, cuando Fernando Alonso, que venía lanzado a más de 300 kms/h, fue a rebasar por el interior al Haas de Esteban Gutiérrez, que circulaba bastante más lento.

Sin embargo, aquel adelantemiento, una maniobra aparentemente intrascendente y sencilla estuvo muy cerca de convertirse en tragedia. Alonso, como él mismo reconoció más tarde, calculó mal la distancia y embistió con su rueda delantera derecha la rueda trasera izquierda del monoplaza del mexicano y se desató el caos.

Con el eje delantero partido y ya sin control, el McLaren de Alonso fue a impactar con rudeza contra el muro y, acto seguuido, salió volando literalmente más de un centenar de metros, dando varias vueltas en el aire hasta que acabó empotrado contra las protecciones, convertido en un auténtico amasijo de hierros.

En paralelo, el Haas de Gutiérrez, con el eje trasero destrozado se iba contra la grava fuera de pista, sin posibilidad de volver a andar.

El sepulcral silencio que se hizo durante unos segundos en las gradas, se transformó en una ovación intensa cuando se pudo ver cómo emergía de entre los hierros la figura de Fernando Alonso, aparentemente ileso.

Esteban Gutiérrez interesándose por el estado de Fernando Alonso tras el accidente
Esteban Gutiérrez interesándose por el estado de Fernando Alonso tras el accidente

Evidentemente, este incidente provocó la salida del Safety Car , que fue sustituido por la bandera roja prácticamente de inmediato y, con ello, la suspensión de la prueba durante más o menos media hora.

Desgraciadamente para Ferrari, con el relanzamietno de la carrera desde el pitlane, aquello supuso el fin a sus aspiraciones de victoria. Ahora en igualdad de condiciones y con compuestos nuevos, Nico Rosberg no tuvo piedad de Vettel.

Vuelta a vuelta, el Mercedes décima a décima, vuelta a vuelta, acabó por darle caza y aunque el tetracampeón vendió cara su derrota, un error en el último pitstop de Ferrari en la vuelta 36 acabó por destrozar sus posibilidades de ganar ya que cuando Vettel volvió a pista, lo hizo por detrás de Rosberg y ya no pudo darle caza.

A partir de ese momento la única emoción que quedaba era saber si Hamilton, que sufrió una sorprendente transformación tras el parón de la carrera. Aunque se las tuvo tiesas con Sáinz durante varias vueltas por la quinta plaza, acabó por sacar a pasear su conocido “martillo”, y rebasó también a Vettel, dejando las cosas prácticamente decididas, al menos en la parte de delante.

Por detrás, las cosas eran bastante diferentes, con una infinidad de alternativas. De los aspirantes, el primero en caerse fue Kimi Raikkönen, quien tuvo que despedirse en la vuelta 23 por un problema en el motor de su Ferrari, que acabó soltando fuego como un dragón por la toma de aire frontal, justo por encima de la cabeza del propio Kimi.

Ricciardo fue el más activo de todos y, tras una dura pugna con los dos Toro Rosso, primero, y con Massa, al que acabó por rebasar en la vuelta 46, se llevaba la cuarta plaza ante el delirio de las gradas, que jalearon cada maniobra de su ídolo.

El último gran duelo del día lo protagonizaron los dos Toro Rosso, en especial por un encabritadísimo Max Verstappen, al que un mal pitstop le dejó fuera de combate en la vuelta 33 cuando rodaba cuarto.

A pesar de ello, el holandés se lanzó a cuchillo contra todo y contra todos y tras una remontada espectacular, se encontró enfrascado en la batalla que estaba manteniendo su compañero Carlos Sáinz con el británico Jolyon Palmer por la última zona de puntos desde la vuelta 37.

El español se encontró de bruces con el británico quien se defendió como gato panza arriba de las acometidas del madrileño. Esto provocó una ralentización de la carrera que enfadó muchísimo a Verstappen, que venía lanzado desde atrás pidiendo paso por radio.

Sáinz tuvo que esperar casi seis vueltas hasta que pudo rebasar a Palmer, momento que también aprovechó el holandés para hacer lo propio y comenzó un duelo fratricida que duró casi hasta el final.

El problema es que la ansiedad de Verstappen fue en aumento a medida que Sáinz no podía con Bottas y él, considerando que tenía más ritmo que el español, a falta d tres vueltas para el final, trató de rebasarle en una zona imposible del circuito y ocurrió lo que tenía que ocurrir.

gp-australia-sainz
Carlos Sáinz finalizó en novena posición

El monoplaza de Verstappen arremetió contra la trasera del de su compañero y, afortunadamente y aunque saltaron unos trozos del alerón delantero del holandés, no fue a mayores y el incidente se saldó con un simple trompo del joven piloto neerlandés, que tampoco fue a mayores.

Sin tiempo para mucho más, cayó la bandera a cuadros sobre Nico Rosberg para sumar su primera victoria del año y la cuarta consecutiva, si tenemos en cuenta que el alemán venció en las tres últimas carreras del año pasado.

Análisis de los equipos

Mercedes: Poco se puede decir salvo que, como ya ocurrió en 2014 y 2015, va a costar un riñón y parte del otro desbancarlos de lo alto del pódium este año.

Nico Rosberg ha estado hoy soberbio. No soy precisamente “hincha” del rubio piloto alemán pero lo cierto es que hoy ha sabido jugar sus cartas, a pesar de su mala salida. Ha explotado la mayor potencia y fiabilidad de su monoplaza y, favorecido sin duda por la fortuna de la bandera roja, ha acabado llevándose el gato al agua.

Nico Rosberg, brillante vencedor en Albert Park
Nico Rosberg, brillante vencedor en Albert Park

Por su parte, Lewis Hamilton no ha tenido hoy su día. Lastrado por una infame salida (de las peores que le recuerdo en años) tuvo que capear el temporal y cuando quiso poner solución, ya era demasiado tarde, a pesar de que sacó a pasear su ya mítico martillo durante el último tercio de la carrera. Aun así, se llevó un jugoso botín con la segunda

Ferrari: Como ya le pasó el año anterior, también en Albert Park, los de Maranello han tenido que probar el dulce sabor del pódium logrado por Vettel, combinado con la amargura de un nuevo abandono -y otra vez por causas mecánicas- de su compañero Raikkönen.

Poco se puede decir de ambos salvo que dieron todo lo posible e hicieron soñar a sus fans con un doblete en el pódium e incluso una victoria contra todo pronóstico de Vettel. Sin embargo, la suerte les fue esquiva por dos veces.

La primera, con la suspensión de la prueba cuando el alemán lideraba con brazo firme la carrera y mantenía a raya a Rosberg. Además, estaba bien secundado por Kimi. La segunda con el homenaje a las Fallas de Valencia que ha protagonizado hoy el finlandés, al que una avería en el motor de su SF-16H convirtió la tobera de la toma superior de aire del monoplaza en un auténtico lanzallamas.

Red Bull: La firma de las bebidas energéticas, que sonaban como auténticos outsiders hoy, vivieron un episodio muy similar al de Ferrari. Si bien tocaron techo, con un cuarto puesto trabajadísimo por el héroe local Daniel Ricciardo, labrado a fuerza de trabajo y constancia, el pobre Daniil Kvyat ni siquiera pudo ser de la partida.

gp-australia-ricciardo
Excelente carrera de Daniel Ricciardo y su Red Bull RB12

El motor de su RB12 se paró justo cuando se disponía a situarse en su puesto en la parrilla de salida tras la vuelta de formación y no pudo ser arrancado, de modo que, tal y como le ocurrió en 2015, quedó fuera de combate sin haber dado ni una sola vuelta a Albert Park.

Williams: Los de Grove viven sumidos en la nada más absoluta, en una especie de “quiero y no puedo”, tal y como acabaron el pasado año. Con unos excelentes mimbres para haber hecho un coche ganador, que siguiese la línea del exitoso FW36 de 2014, desgraciadamente, la línea continuista con el gris FW37 del pasado año sólo ha traído eso, continuismo.

Aunque los de Sir Frank dan por bueno el quinto puesto de Massa e incluso el octavo de Bottas. Siendo honestos, viendo cómo se batió el cobre hoy el finlandés -lastrado por su penalización de cinco puestos en carrera sufrida ayer tras tener que cambiar la caja de cambios de su coche- lo cierto es que se les vio faltos de ritmo, especialmente al brasileño.

Muy poco bagaje para Williams. Un coche un año más con un potencial enorme pero que, como dicen de Brasil cada año, es la alternativa del futuro…y siempre lo será.

Haas: Un auténtico sorpresón el vivido hoy con Romain Grosjean, por el que ni los más optimistas del lugar le habríamos situado no ya en la sexta posición final que el galo muy brillantemente ha firmado, tras una estrategia muy valiente. Es que el hecho de haber acabado siquiera en la 10ª plaza ya era considerado por el equipo norteamericano como un triunfo.

De ahí la alegría desbordante del propio Gene Haas, que ha celebrado junto a sus mecánicos en lo alto de la valla del muro como si de una victoria se tratase.

gp-australia-grosjean-haas
Inesperado y sorprendente sexto puesto de Haas con Romain Grosjean

La nota negativa la ha puesto Esteban Gutiérrez. A diferencia de su compañero, el mexicano ha vivido un auténtico calvario durante el tiempo que estuvo en pista. Enseguida cayó a la parte trasera del pelotón aduciendo problemas de potencia en su motor Ferrari y de ahí ya no pudo salir.

Además, fue el protagonista involuntario del accidente de Alonso, si bien su reacción tras el golpe fue sencillamente encomiable y digna de elogio. A pesar del susto sufrido, lo primero que hizo fue preguntar por radio por Alonso y, nada más echar pie a tierra, se fue como un poseso hacia los restos del McLaren para ayudar al asturiano, al que saludó afectuosamente tras ver que éste estaba de una pieza. Un auténtico caballero, sin duda.

Force India: La cara y la cruz en todos los aspectos. La cara, como casi siempre, ha venido del lado del alemán Nico Hulkenberg, que siempre ha estado muy por encima de su compañero y rodando siempre en la zona de puntos.

Ahora bien, y a pesar de los puntos obtenidos por el piloto germano, se esperaba mucho más de los indios, en especial de Sergio Pérez. El mexicano estuvo francamente desdibujado todo el día, siempre peleándose con el “furgón de cola” y siempre fuera de los puestos de priviliegio.

McLaren Honda: Con independencia del susto sufrido por Alonso, lo cierto es que los de Woking han vuelto a dar la de arena. A pesar de las buenas sensaciones ofrecidas por sus dos pilotos en los libres del viernes y, en cierto modo, en la jornada de calificación, donde pasaron sin problemas a la Q2, firmando un digno papel, hoy han vuelto a decepcionar.

gp-australia-alonso
McLaren, hoy sin suerte y fuera de los puntos

Sin ritmo y con una carencia absoluta de competitividad, tanto Alonso como Button fueron pasto de sus rivales. Salvo un tramo inicial de la prueba, en el que el español parecía asentado en la décima posición, en cuanto la pelea empezó a subir de tono, enseguida se le vio el cartón a los dos MP4-31, adoleciendo de una sorprendente ausencia de potencia.

Una vez retirado Alonso, con el británico Button en pista como único representante de Mclaren en pista, y a pesar de sus esuferzos, el último stint se le hizo muy largo y, a pesar de que lo intentó todo, fue superado por sus rivales directos, hundiéndose finalmente en la clasificación, en la 14ª plaza, a una vuelta de la cabeza de carrera.

Desde luego, un auténtico “baño de realidad” que deja en muy mala situación a los triunfalistas mensajes de la dirección del equipo, filtrados desde su presentación el mes pasado. Desde luego, tienen mucho trabajo por delante…

Renault: El debut de los franceses en su vuelta al asfalto sólo puede calificarse como de ciertamente decepcionante. Ahora bien, no todo es negativo en esta “rentrée” de la marca del Rombo, más bien todo lo contrario.

A pesar de que tanto Magnussen como Jolyon Palmer se quedaron sin el premio de los puntos, hubo bastantes momentos en los que se les pudo ver rodando entre los 10 mejores.

Interesante debut de Jolyon Palmer hoy en Australia
Interesante debut de Jolyon Palmer y Renault hoy en Australia

Además, Palmer dejó unas pinceladas muy interesantes en algunas fases de la carrera en las que se mostró como un piloto duro y rocoso, defendiendo hasta el final la 10ª posición hasta que tuvo que entregar la cuchara ante el empuje de los dos Toro Rosso.

El británico acabó en 11ª posición y, en su particular lucha con su Magnussen, acabó un puesto por delante del danés, al que batió por algo más de un segundo y medio.

Sauber: El caso del equipo suizo es francamente lamentable. Aun cuando mantuvieron en pista a sus dos monoplazas, ninguno de sus dos pilotos pudieron mostrar nada relevante. Siempre en el furgón de cola, la carrera de Nasr y de Ericsson, hasta que tuvo que abandonar por una avería mecánica, fue claramente mala.

Lo peor no es la sensación de impotencia mostrada hoy en el asfalto de Albert Park sino el peligroso horizonte económico que se le avecina, que hace pensar que el año se les puede acabar haciendo larguísimo. Están desde luego muy lejos del equipo que sorprendió en este mismo circuito el pasado año.

Manor: Los británicos cumplieron en su papel de comparsa y, aunque su actuación está a años-luz de los ridículos ofrecidos el pasado año, aún están muy lejos de ser mínimametne competitivos.

Haryanto tuvo en debut desafortunado, al tener que abandonar al poco de darse la salida por un problema en su monoplaza, de modo que pudimos ver muy poco del indonesio.

Pascal Wehrlein dejó buenas pinceladas de clase a pesar de acabar último
Pascal Wehrlein dejó buenas pinceladas de clase a pesar de acabar último

Cosa distinta fue la carrera de Pascal Wehrlein, quien respondió a las expectativas depositadas en él. A pesar de las evidentes limitaciones de su montura, el piloto germano dejó algunas muestras del enorme potencial que atesora.

Incluso. durante algunas partes de la carrera logró rodar fuera del farolillo rojo, aunque finalmente se tuvo que conformar con cerrar la clasificación.

Clasificación de carrera y del Mundial

Tras 57 emocionantes vueltas, el GP de Australia de 2016 finalizó de la siguiente manera:

  1. Nico Rosberg (Mercedes AMG), en 1h48’165”
  2. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), a 8,060”
  3. Sebastian Vettel (Ferrari), a 9,463”
  4. Daniel Ricciardo (Red Bull TAG-Heuer), a 24,330”
  5. Felipe Massa (Williams Mercedes), a  58,979”
  6. Romain Grosjean (Haas Ferrari), a 1’12”
  7. Nico Hulkenberg (Force India Mercedes), a 1’14”
  8. Valtteri Bottas (Williams Mercedes), 1’15”
  9. Carlos Sáinz (Toro Rosso Ferrari), a 1, 16”
  10. Max Verstappen (Toro Rosso Ferrari), 1,17”
gp-australia-rosberg
Nico Rosberg, feliz tras su primer triunfo de la temporada

De esta forma, como es lógico, el Mundial de Pilotos empieza comandado por el vencedor de hoy, Nico Rosberg, seguido a siete puntos de su compañero Lewis Hamilton, en lo que se prevé un tercer duelo fratricida en Mercedes.

Por su parte, y al igual que acabó el año pasado, la temporada comienza con Sebastian Vettel como invitado de lujo a la pelea, ya a 10 puntos de Rosberg, seguido del resto de pilotos que han puntuado hoy en Albert Park.

  1. Nico Rosberg (Mercedes AMG), 25 puntos
  2. Lewis Hamilton (Mercedes AMG),  18 puntos
  3. Sebastian Vettel (Ferrari),  15 puntos
  4. Daniel Ricciardo (Red Bull TAG-Heuer), 12 puntos
  5. Felipe Massa (Williams Mercedes), 10 puntos
  6. Romain Grosjean (Haas Ferrari), 8 puntos
  7. Nico Hulkenberg (Force India Mercedes), 6 puntos
  8. Valtteri Bottas (Williams Mercedes), 4 puntos
  9. Carlos Sáinz (Toro Rosso Ferrari), 2 puntos
  10. Max Verstappen (Toro Rosso Ferrari), 1 punto

Por su parte, el Mundial de Constructores sigue en la misma línea hegemónica de los dos últimos años, de nuevo en todo lo alto y abriendo ya el primer gran hueco. No sólo gracias al primer doblete de las Flechas Plateadas sino porque, además, ha venido acompañado por el abandono del Ferrari de Kimi Raikkönen y del Red Bull de Daniil Kvyat, dos de sus grandes rivales.

  1. Mercedes AMG, 43 puntos
  2. Ferrari, 15 puntos
  3. Williams Mercedes, 14 puntos
  4. Red Bull TAG-Heuer, 12 puntos
  5. Haas Ferrari, 8 puntos
  6. Force India Mercedes, 6 puntos
  7. Toro Rosso Ferrari, 3 puntos

 

 

Luz verde parcial para el nuevo sistema de calificación en Melbourne: Sí para la Q1 y la Q2, no para la Q3


El nuevo sistema de calificación sigue dando de qué hablar. A pesar de que contaba con todas las bendiciones del Grupo de Estrategia y su entrada en vigor estaba prevista para el GP de Australia, Bernie Ecclestone lo pospuso hasta el GP de España como mínimo.

El GP de Australia estrenará parcialmente el nuevo sistema de calificación del sábado
El GP de Australia estrenará parcialmente el nuevo sistema de calificación del sábado

Al parecer, problemas con el software de cronometraje -competencia directa de la FOM del Supremo de la Fórmula 1- harían inviable el arranque de este nuevo sistema, marcado por la eliminación paulatina de competidores en turnos de 90 segundos, al menos hasta el 15 de mayo, en España.

Sin embargo, y según informa la prensa alemana, Ecclestone habría reconsiderado sus intenciones, admitiendo una avance importante en este tema.

Sabedor de que un cambio de este calibre en mitad de la temporada sólo generaría confusión (tanto a los equipos como sobre todo a los espectadores), Ecclestone se habría comprometido a que el software -o gran parte del mismo- estaría disponible para la primera prueba del año en Melbourne.

Por este motivo, Charlie Whiting se habría reunido con los Jefes de Equipo de las distintas escuderías, llegando a una solución intermedia por la cual se introducirá el nuevo sistema sólo para la Q1 y Q2, dejando la Q3 como hasta ahora

Esto implica que en las primeras dos rondas, de 16 minutos cada una, a los siete minutos de su inicio comenzará un proceso paulatino de eliminación. De esta forma, los pilotos más lentos irán siendo descartados progresivamente, quedando los ocho mejores para disputar la pole en la Q3.

Sin embargo, la Q3 se disputará conforme al sistema tradicional. Esto es, en un espacio de tiempo de 12 minutos, los ocho mejores pilotos se batirán el cobre durante todo el tiempo, clasificándose en función de los tiempos marcados, sin eliminados.

De momento, no hay

confirmación oficial de esta medida ni tampoco hay prevista ninguna fecha para determinar cuándo se producirá la implementación definitiva del nuevo sistema en su totalidad.

 

 

Pirelli ya ha anunciado sus primeros compuestos para el GP de Australia de 2016


La primera consecuencia de la nueva reglamentación sobre neumáticos para la Fórmula 1 ya se ha producido y es ciertamente sorprendente.

Pirelli ya ha anunciado los primeros compuestos para el GP de Australia de 2016
Pirelli ya ha anunciado los primeros compuestos para el GP de Australia de 2016

En concreto, Pirelli ya ha anunciado los tres compuestos que llevará ¡a Australia! el próximo 20 de marzo. Es la primera vez que el fabricante italiano anuncia con tanta antelación su elección de neumáticos, algo aún más chocante si tenemos en cuenta que ni siquiera están desarrollados los monoplazas para la próxima temporada.

Así pues, el fabricante italiano de neumáticos ha revelado que llevará a Melbourne sus compuestos superblando, junto al suave y al medio. De momento, habrá que esperar para ver en acción el rendimiento de su nueva goma ultra suave, que sólo ha podido ser probada en la jornada de tests de final de temporada, celebrados en Abu Dhabi la pasada semana.

El motivo de esta selección tan anticipada está en la modificación reglamentaria sobre neumáticos recientemente aprobada por la FIA. Una reforma que exige ahora que los equipos -que desde ahora tendrán tres compuestos de seco a su disposición- deberán comunicar a la Federación su decisión al menos ocho semanas antes de la carrera.

El Artículo 24.2 del Reglamento Deportivo establece que “Los competidores deben informar a la FIA no menos de ocho semanas antes del inicio de cada evento que tuvo lugar en Europa y 14 semanas antes del inicio de cada evento que se celebre fuera de Europa, de las especificaciones de neumáticos de seco que desean utilizar para cada uno de sus pilotos en el evento”.

GP de Australia: La temporada arranca con un nuevo martillazo de Lewis Hamilton y el primer doblete de Mercedes


La temporada 2015 ha echado a andar cumpliendo a rajatabla con todos los favoritismos que situaban a Mercedes y a Lewis Hamilton como los más firmes candidatos a llevarse la victoria hoy en Albert Park, en una carrera marcada por la ingente cantidad de abandonos, que dejaron en apenas 11 los coches que lograron cruzar la meta al final de la misma.

gp-australia-2015-podium
Pódium del GP de Australia, con Lewis Hamilton de nuevo en lo más alto

 

El  británico ha dominado todo el fin de semana de principio a fin y la carrera ha sido un auténtico paseo militar, transmitiendo en todo momento un control absoluto sobre la situación. Esto le ha permitido disfrutar de una plácida mañana, pese  a los infructuosos intentos de su compañero Nico Rosberg, segundo hoy en Australia, por darle alcance.

La tercera plaza ha sido una relativa sorpresa. Y no porque Ferrari no viniese avisando de esta importante mejora sino porque Williams, en general, se mostró ayer más rápido, clasificando tercero con Felipe Massa, unas décimas más veloz que el alemán y con Valtteri Bottas, muy cerca y al que un error de pilotaje en su última vuelta le privó de mejor suerte.

Sin embargo, la desgracia se cebó con el finlandés ya que durante la tarde de ayer se empezó a sentir mal, a causa de unas molestias en el espalda que, tras una visita al Hospital incluida, desaconsejaron su salida hoy y acabó por causar baja a última hora.

La nota positiva del día vino por el debut en carrera de Carlos Sáinz Jr., tras una histórica jornada de calificación que le llevó hasta la octava plaza. El madrileño acabó muy cerca de Daniel Ricciardo y logró batir no sólo a su gran rival y compañero, Max Verstappen -que no pasó el corte de la Q2- sino también al Red Bull de Daniil Kvyat, que tampoco pudo pasar a la última ronda de calificación.

Sin embargo, un grave error en su parada, cuando la tuerca de su rueda trasera derecha se quedó atascada y tardaron más de medio minuto en poder sacarla, con lo que la carrera del español se fue al traste cuando rodaba sexto y ofrecía unas inmejorables sensaciones.

Y como no puede ser de otra forma, el Safety Car acudió fiel a su cita en Albert Park, aunque en esta ocasión fue nada más empezar la carrera. En este caso, fue a raíz de un extraño accidente en el que la peor parte se la llevó Pastor Maldonado.

Al llegar a la primera curva, se produjo una pequeña montonera causada cuando Sáinz alcanzaba por detrás a Raikkönen. Esto provocó una serie de frenazos justo por detrás del madrileño que llegaron hasta Maldonado, que no pudo evitar el impacto. El Lotus del venezolano daba un trompo y acababa destrozado contra el muro.

Por último, no hay mucho que añadir a la sarta de injurias y calumnias que se han venido vertiendo sobre McLaren y su hasta ahora frustrado proyecto con Honda. La jornada de calificación fue calamitosa, con los dos monoplazas, por vez primera en su historia, en las dos últimas plazas de la parrilla y la carrera no ha sido mucho mejor.

Pero es que la carrera ha sido aún más esperpéntica. Kevin Magnussen no pudo siquiera tomar la salida porque nada más abrirse el pitlane aproximadamente un cuarto de hora antes del inicio de la carrera, Pero es que Jenson Button, la gran “esperanza blanca” del equipo para hoy ante la ausencia ya conocida de Fernando Alonso, naufragó estrepitosamente y finalizó 11º sobre 11 coches que lograron acabar y lo que es peor, ofreciendo una imagen penosa.

Aunque se da por sentada la vuelta de Alonso para el GP de Malasia, el caso es que los de Woking tienen mucho trabajo por delante lo cierto es que queda muy poco tiempo para desarrollar un coche que, como se ha podido ver, está tremendamente verde y prácticamente en plena pretemporada.

Lo mejor y lo peor del día

Desde un punto de vista meramente positivo la carrera dejó pocas pinceladas reseñables ya que el poderío aplastante de Mercedes y lo accidentado de la prueba la dejó sin apenas emoción desde el primer momento.

Sin embargo, habría que destacar varias cosas. La primera y más importante, la vuelta de Ferrari al primer plano de la actualidad de forma digamos “oficial”, confirmando las buenas sensaciones de la pretemporada. Pese a que Sebastian Vettel fue superado por Felipe Massa en la calificación del sábado, en carrera el nuevo SF15-T se mostró rocoso y con mucho ritmo, inclusive superior al del Williams del piloto carioca, que una vez más decepcionó.

Sebastian Vettel, primera carrera con Ferrari y primer pódium
Sebastian Vettel, primera carrera con Ferrari y primer pódium

No entiendo ese afán de echarle agua al vino, alentado desde muchos sectores alonsistas especialmente, que pretenden hacer ver que lo de Ferrari no es para tanto y que, prácticamente, están donde estaban hace un año.

Nada más lejos de la realidad, Ferrari acabó la temporada en el furgón de cola de la clase media, luchando no ya por el pódium como ahora sino por poder estar entre los 10 mejores y llevarse un miserable punto a la boca. Por tanto y, pese a que la diferencia en tiempo entre Mercedes y Ferrari apenas ha bajado dos segundos si comparamos los Grandes Premios de Australia de 2014 y 2015, las sensaciones son bien distintas.

Por lo demás, poco más reseñable salvo la gran actuación de Felipe Nasr y en conjunto de Sauber, que por fin y tras un terrible año 2014, en el que estuvo incluso en juego su propia supervivencia como escudería, han recuperado el buen tono. Ayudados por la evidente mejoría en la unidad de potencia de Ferrari, hoy han brillado con luz propia.

Marcus Ericsson logró llevar a su Sauber a los puntos
Marcus Ericsson logró llevar a su Sauber a los puntos

El único lunar, la actuación de Marcus Ericsson. El sueco, como pasó en la pretemporada, sigue sin acoplarse a su coche y está muy lejos aún del ritmo y de la calidad de su compañero.

Un error suyo de pilotaje motivó una salida de pista que acabó con sus compuestos al poco de haberlos cambiado y eso motivó que tuviese que entrar una tercera e imprevista vez en boxes, que le condenó a la última plaza. Sólo el excelente rendimiento del motor de su Sauber le permitió deshacerse in extremis de Jenson Button, Sergio Pérez y Carlos Sáinz.

Por contra, la carrera tuvo bastantes notas negativas y, hasta cierto punto, preocupantes. La más importante de todas, la escasez de fiabilidad mostrada por los motores que hicieron llegar a pensar que la temporada de debut de los propulsores híbridos era ésta y no la pasada.

Pese a haber disfrutado de una pretemporada bastante plácida, en especial para los motores Mercedes, sin embargo hubo bastantes averías, alguna de ellas seria como la del motor Honda de Kevin Magnussen que sin duda, motivará que el coche de Fernando Alonso haya perdido una de las cuatro unidades de potencia previstas para todo el año a las primeras de cambio. Y ojo, sin haber rodado una sola vuelta ya que el motor del McLaren reventó nada más saltar a pista, según se abrió el pitlane minutos antes de darse la salida.

Desastroso fin de semana para Jenson Button y McLaren
Desastroso fin de semana para Jenson Button y McLaren

Por otra parte, sorprende el mal papel de Williams al que de nada sirvió su buena calificación del sábado, en el que batieron a Ferrari. Pero la lesión de Bottas, que le impidió ser de la partida y el escaso ritmo tras el último stint de Felipe Massa le sacaron del pódium.

En el box de los de Maranello estuvieron muy hábiles y, pese a que el brasileño tenía la iniciativa, Sebastian Vettel aprovechó su momento. Quizás con Bottas habría sido diferente, porque Massa es muy dado a este tipo de bajones pero eso nunca lo sabremos…

Y qué decir del papel de los mecánicos en esta jornada. Hacía mucho tiempo que no veía tantos errores en los pitstop como en esta carrera. De hecho, un grae error dejó directamente fuera de carrera a Kimi Raikkönen, que arrancó sin tener apretada la tuerca en una de sus ruedas y otro fallo en su parada privó de una mejor clasificación a Carlos Sáinz Jr. cuando iba sexto.

En otro orden de cosas, es ciertamente reprobable el paripé montado por Manor. Nadar y nadar para acabar muriendo en la orilla o, como me malicio, estar presente en el circuito para poder cobrar lo estipulado del año pasado para Marussia, Era mejor estar aunque no corriesen, a sabiendas que era casi imposible preparar dos monoplazas con tan corto espacio de tiempo, que haber renunciado a correr y poder perder los jugosos ingresos que Bernie Ecclestone repartirá en breve como el maná.

Excelente debut de Carlos Sáinz Jr. en Australia
Excelente debut de Carlos Sáinz Jr. en Australia

 

Sin embargo, el ridículo realizado es espantoso y me temo que cada carrera que no se pueda disputar es una oportunidad menos de poder ver a Roberto Merhi, al que o pronto le traen un saco de dinero o no le veremos mucho a bordo del nuevo Manor Marussia.

Finalmente, decepción total tanto en Force India como en Lotus. El primer caso es ciertamente comprensible, dada la “juventud” del VJM08, que apenas está rodado y al que se le vio bastante lento y sin ritmo. Lo de Lotus es bastante peor ya que se esperaba mucho de ellos, habida cuenta además su buena calificación del sábado.

Pese a los destellos mostrados en pretemporada, especialmente en la segunda tanda de entrenamientos en Barcelona, Lotus se ha llevado un enorme batacazo. No sólo con el abandono por accidente de Pastor Maldonado, que había vuelto después de tres años a un Top 10 en una calificación. Eso fue mala suerte y eso que, al menos en esta ocasión, el venezolano no tuvo la culpa.

Peor le fue a Romain Grosjean, que se tuvo que despedir de la carrera cuando apenas había rodado un par de vueltas. El francés comunicó una súbita pérdida de potencia en su motor Mercedes nada más iniciarse la vuelta de formación y, pese a los denodados esfuerzos de los ingenieros desde el box, no se pudo recuperar y se tuvo que retirar a las primeras de cambio.

Se confirmó el dominio apabullante de Mercedes
Se confirmó el dominio apabullante de Mercedes

Clasificación de carrera y del Mundial

Después de 58 vueltas al trazado australiano de Albert Park, la carrera finalizó de la siguiente forma:

  1. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), en 1h 31′ 54”
  2. Nico Rosberg (Mercedes AMG), a 1,3”
  3. Sebastian Vettel (Ferrari), a 34,5”
  4. Felipe Massa (Williams Mercedes), a 38,2”
  5. Felipe Nasr (Sauber Ferrari), a 1’35”
  6. Daniel Ricciardo (Infiniti Red Bull Renault), a 1 vuelta
  7. Nico Hulkenberg (Force India Mercedes), a 1 vuelta
  8. Marcus Ericsson (Sauber Ferrari), a 1 vuelta
  9. Carlos Sáinz Jr. (Toro Rosso Ferrari), a 1 vuelta
  10. Sergio “Checo” Pérez (Force India Mercedes), a 1 vuelta
Reinó la concordia entre Nico Rosberg y Lewis Hamilton tras acabar la carrera
Reinó la concordia entre Nico Rosberg y Lewis Hamilton tras acabar la carrera

En cuanto a la Clasificación del Mundial de Pilotos, como no podía ser de otra forma y tratándose de la primera carrera, las cosas quedan exactamente igual que la clasificación de carrera, con Lewis Hamilton comandando el campeonato, seguido de Nico Rosberg y Sebastian Vettel en las primeras posiciones.

  1. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), 25 puntos
  2. Nico Rosberg (Mercedes AMG), 18 puntos
  3. Sebastian Vettel (Ferrari), 15 puntos
  4. Felipe Massa (Williams Mercedes), 12 puntos4343
  5. Felipe Nasr (Sauber Ferrari), 10 puntos

En lo que respecta al Mundial de Constructores, las cosas continúan donde se quedaron en 2014, esto es, con el dominio apabullante y abrumador de Mercedes, que firma su primer doblete del año.

Max Verstappen se despidió del GP de Australia antes de tiempo
Max Verstappen se despidió del GP de Australia antes de tiempo

El equipo alemán ya comanda la clasficación con 43 puntos con 28 puntos de ventaja sobre Ferrari y 29 sobre Sauber, que con la quinta plaza de Nasr y la octava de Ericsson, vuelve a sumar puntos tras el pasado año, absolutamente aciago para los suizos, en el que dejaron su casillero de puntos a cero.

  1. Mercedes Petronas, 43 puntos
  2. Ferrari, 15 puntos
  3. Sauber, 14 puntos

La próxima carrera

La siguiente cita será en 15 días en el circuito de Sepang, situado en Kuala Lumpur, la capital de Malasia. Se trata de un trazado muy largo (5.543 metros) y exigente en todos lo sentidos, tanto para los monoplazas como para los pilotos.

Espectacular vista aérea del circuito de Sepang
Espectacular vista aérea del circuito de Sepang

No sólo por sus enormes rectas, que obligan a llevar al límite las mecánicas, sino por las condiciones climáticas, de extrema humedad ambiental y las probabilidades de lluvia sean muy altas. Esto hace que los pilotos sufran a menudo deshidrataciones severas y problemas físicos, como le ocurrió por ejemplo a Fernando Alonso, ganador en 2012 y que estuvo a punto de sufrir un desmayo en el podium,

De todas formas, no cabe esperar ningún tipo de sorpresa que no sea otro nuevo doblete de Mercedes, en un trazado que le viene como un guante. Rápidas y fiables, las Flechas Plateadas no deberían tener ningún problema para repetir victoria, en un circuito en el que la velocidad punta de los propulsores Mercedes se convierte en la mejor baza para que sus coches estén arriba.

Si a eso le unimos la  escasa fiabilidad de los motores Honda y Renault, todo apunta a que el próximo GP de Malasia será un festival de Mercedes en las primeras posiciones.

Curiosamente, los motores Mercedes son los que menos veces han ganado aquí. Salvo el doblete del pasado año, en el que se impuso Lewis Hamilton, lo cierto es que desde el año 1999, fecha de la primera carrera en Malasia, el pódium de Sepang no albergaba a un ganador con motor Mercedes desde que Fernando Alonso venciese aquí con McLaren el año 2007.

Máxima tensión entre Webber y Vettel en el pódium del GP de Malasia 2013
Máxima tensión entre Webber y Vettel en el pódium del GP de Malasia 2013

De hecho, habría que remontarse ya hasta el año 2003, con la victoria de Kimi Raikkönen, también con McLaren, para poder volver a ver un vencedor que montase un propulsor del fabricante germano.

Curiosamente, Ferrari ha sido el equipo que más veces ha ganado en este circuito y además el que lo ha hecho con más pilotos distintos. Desde el recordado Michael Schumacher hasta Fernando Alonso, su último ganador, los de Maranello han vencido en nada menos que nueve ocasiones y con cuatro pilotos diferentes (Eddie Irvine, Kimi Raikkönen y los citados Michael Schumacher y Fernando Alonso)

En sus 16 años de historia, los pilotos que más veces ha ganado en Malasia han sido Sebastian Vettel, Fernando Alonso y Michael Schumacher, en tres ocasiones cada uno.

El español tiene en su haber el impresionante registro de haber logrado sus tres triunfos (2005, 2007 y 2012) con tres escuderías diferentes (Renault, McLaren y Ferrari).

Por su parte, el alemán se impuso en las ediciones de 2010, 2011 y 2013, siempre con los colores de Red Bull, Sin embargo, de todos estos triunfos, el de 2013 siempre será recordado por tratrarse del ya mítico “Multi 21”, en una de las insubordinaciones más flagrantes ante unas órdenes de equipo que se recuerdan en la historia de este deporte.

Recordemos que, en aquella  ocasión, el tetracampeón se impuso sobre Mark Webber, pese a que el equipo le dio por radio la orden tajante de dejar ganar al australiano. Eso trajo consigo una escandalera colosal en el seno del equipo austríaco y la ruptura casi total de relaciones entre ambos pilotos y se convirtió en el detonante definitivo para que Webber decidiese finalmente abandonar la Fórmula 1 al finalizar aquella temporada.

Por último, el recordado Michael Schumacher también tiene el honor de haber sido de los pocos que ha podido levantar hasta en tres ocasiones casi consecutivas el trofeo de ganador en Malasia (2000, 2001 y 2005), siempre con los colores de Ferrari, mientras que con dos triunfos se encuentra Kimi Raikkönen, que venció en 2003 y en 2008 con McLaren y Ferrari.

Giedo Van der Garde renuncia a su derecho a correr en Australia


El rocambolesco caso de Giedo Van der Garde ha dado un giro repentino con el anuncio realizado por el propio interesado desistiendo de forma sorprendente a su derecho a correr en Australia, según haconfirmado la cadena británica Sky Sports

Giedo Van de Garde, vestido con el mono de Sauber en la mañana del viernes en Australia
Giedo Van de Garde, vestido de Sauber en la mañana del viernes en Australia

“Con respecto a mi interés a competir en la Fórmula 1 he decidido renunciar a mis derechos legalmente reconicodos a correr este fin de semana. Mis representantes continuarán las conversaciones con Sauber a principios de la semana que viene para encontrar una solución aceptable para esta situación”, ha manifestado el piloto holandés.

Todo apunta a que finalmente habrá una importante compensación económica que logre evitar que se repita el esperpento vivido en la primera sesión de entrenamientos libres en Australia. Ninguno de sus dos coches ha podido participar en dicha sesión por la amenaza que se cernía sobre Sauber.

En concreto, el equipo de abogados de Van der Garde amenazó con embargar todos los bienes del equipo suizo en el caso de que su cliente no pudiese subirse a bordo del Sauber C34. De hecho, el piloto holandés intentó sin éxito subirse al monoplaza de Ericsson, ataviado con el  mono del equipo suizo.

Finalmente, ante lo enconado de la situación y tras una reunión urgente en el box del equipo suizode Sauber, la sangre no terminó de llegar al río y los dos Sauber pudieron tomar parte de la segunda sesión de libres, aunque sin demasiada fortuna ya que Marcus Ericsson rompió la suspensión de su monoplaza al pisar un piano mientras que Felipe Nasr sólo pudo ser 11º.

Recordemos que esta semana Van der Garde ganó el contencioso jurídico que inició contra Sauber por su despido y que acabó con la condena al equipo helvético a readmitir al holandés y devolverle uno de los dos volantes para esta temporada, tras rechazarse el recurso interpuesto por la escudería de Hinwill.

Lío en Sauber: Giedo Van der Garde gana su batalla legal y podría correr en Australia


Giedo Van der Garde ha dado la campanada con la consecución de una victoria que, sin duda, le habrá sabido más a gloria que cualquiera de los triunfos obtenidos por el holandés en su corta carrera profesional. Una victoria que, curiosamente, no se ha producido sobre el asfalto.

Giedo Van der Garde, vencedor en su batalla legal contra Sauber
Giedo Van der Garde, vencedor en su batalla legal contra Sauber

El piloto neerlandés ha logrado una importante victoria legal en su cruzada por recuperar el volante que perdió a finales del año pasado cuando las puertas para su incorporación a Sauber se le cerraron a cal y canto tras la contratación de Marcus Ericsson y Felipe Nasr como pilotos titulares del equipo helvético.

Por este motivo, Van der Garde decidió dar el paso de acudir a la Corte Suprema de Victoria, con el fin reclamar judicialmente su derecho a correr para Sauber este año, amparándose en la existencia de un presunto contrato que le daba derecho a ocupar un asiento en la escudería suiza, incluso por delante de Ericsson y Nasr.

La defensa del holandés fue demoledora. Sus abogados presentaron el contrato firmado para esta temporada y, por si fuese poco, portaron tambien el dictamen de la Oficina de Arbitraje de Contratos, donde se registran los contratos firmados en la Fórmula 1.

La inconsistencia de los argumentos de Sauber fue absoluta y su única defensa pasó por decir que si corría en Australia, sería un grave peligro para la seguridad del propio Van der Garde y el resto de pilotos debido a que no estaría preparado para subirse a un monoplaza como el C34 sin una preparación previa.

Finalmente, la Corte Suprema australiana ha dictado sentencia y acaba de dar la razón a Giedo Van der Garde y, en función del contenido de la resolución, Sauber debería ofrecerle sitio en el equipo para el próximo GP de Australia, con lo que el follón está servido.

Un problema a la vista

Como no podía ser de otra forma, el equipo Sauber, no ha tardado en mostrar públicamente su decepción y su malestar por el resultado de la resolución judicial dictada por la Corte Suprema de Victoria, cuyo veredicto ha caído como un jarro de agua fría en el equipo suizo.

Sin embargo, y de momento, los de Hinwill sólo han acertado a responder con un escueto comunicado firmado por la propia Monisha Kalterborn. En dicha nota se vuelve a insistir en la peligrosidad de dejar al volante a Van der Garde, al que consideran casi como una especie de bomba de relojería ambulante, a la hora de poder hacer frente a un reto como el de pilotar el Sauber C34 en estos momentos.

Pedro De la Rosa, sustityendo a Pérez en Sauber en Canadá 2011
Pedro De la Rosa, a bordo del Sauber C30 en el GP de Canadá de 2011

Esto es algo que podría tener cierto sentido pero choca diametralmente con otras actuaciones seguidas en el seno del propio equipo Sauber en circunstancias similares. Por ejemplo, cuando en junio de 2011 no dudaron en sentar a los mandos del C30 a Pedro De la Rosa para sustituir a Sergio “Checo” Pérez, convaleciente tras su grave accidente en el GP de Mónaco.

En aquella ocasión, el piloto catalán, al que incluso tuvieron que prestar un mono para poder correr, fue convocado por Sauber deprisa y corriendo, sin importarles en modo alguno que el español no se hubiese sentado jamás a bordo del monoplaza ni hubiese rodado una sola vuelta con él.

El resultado no es, por desgracia se esperaba. Estamos decepcionados con esta decisión y ahora necesitamos tomar tiempo para comprender lo que significa y el impacto que tendrá en el comienzo de nuestra temporada”, indicó la nota.

“Lo que no podemos hacer es poner en peligro la seguridad de nuestro equipo o la de cualquier otro piloto en la pista por tener un conductor que no está preparado en un coche que hasta ahora había sido adaptado a otros dos conductores”, continuó Kalterborn en el comunicado.

Por último, la nota finalizó con la previsión de dar más detalles acerca de la respuesta que Sauber prevé dar para este contencioso que puede poner patas arriba el paddock de Albert Park este mismo fin de semana