GP de Austria: Agónica victoria de Hamilton al límite del reglamento


Lewis Hamilton ha logrado una agónica victoria, lograda a sangre y fuego en una polémica maniobra con su compañero Nico Rosberg en la que el alemán salió mal parado.

Hamilton, flanqueado por Verstappen y Raikkönen en el pódium del GP de Austria
Hamilton, flanqueado por Verstappen y Raikkönen en el pódium del GP de Austria

La carrera estuvo marcada por dos incidentes muy relevantes. Uno de ellos, ocasionado en la vuelta 27 cuando el neumático trasero derecho del Ferrari de Sebastian Vettel explotó en plena recta de meta y a casi 300 kms/h, llevando al monoplaza del alemán contra el muro. Afortunadamente para el tetracampeón, y a pesar del susto, el accidente tan solo se saldó con daños en el monoplaza aunque con un nuevo abandono.

El motivo del reventón no fue otro que el agotamiento de sus neumáticos superblandos, que llevaban encima casi 30 vueltas, algo muy alejado del comportamiento normal de este tipo de compuestos.

De hecho, unas imágenes de apenas un par de vueltas antes del accidente revelaban cómo el neumático trasero derecho estaba empezando a deshilacharse. Una verdadera lástima para Vettel puesto que el accidente ocurrió cuando lideraba la carrera y, encima, los tiempos marcados por el alemán hasta el momento del reventón no parecían presagiar tan desagradable desenlace.

El segundo hecho relevante  se produjo en la última vuelta y con el liderato en juego, Lewis Hamilton lograba por fina adelantar a su compañero, tras varias vueltas de infarto y con el británico absolutamente desatado en pos de una victoria que un error en su último pitstop parecía habérsele escapado.

Sin embargo, Rosberg quiso vender cara su derrota. Tanto que en el vértice de la segunda curva aguantó la frenada sobre su compañero, que ya le había ganado la posición por el exterior. El problema es que el germano apuró tanto la frenada que no pudo evitar impactar contra el coche de Hamilton y le sacó fuera de la pista.

Aun así, el británico logró aguantar el envite y al volver a pista volvió a ser embestido por el monoplaza de Rosberg con funestas consecuencias para éste, ya que el morro de su Mercedes quedó destrozado, empotrado bajo el morro.

El puñetazo encima de la mesa que dio Toto Wolff entonces fue de tal calibre que se debió oír en todo el Red Bull Ring. Un enfado monumenal que hace presagiar una semana bastante “intensa” en el seno del equipo. De nuevo, un duelo fratricida ha privado a la escudería germana de un doblete que estaba ya en el bolsillo, aunque afortunadamente con consecuencias menos graves que lo ocurrido en el pasado GP de España, que se saldó con el abandono de Rosberg.

Lewis Hamilton y Nico Rosberg en plena guerra civil
Lewis Hamilton y Nico Rosberg en plena guerra civil

Afortunadamente para el alemán, aquello no acabó tan mal como se esperaba ya que, aunque sin alerón delantero y sin apenas carga aerodinámica, pudo cruzar la línea de meta. Eso sí, en cuarta posición, rebasado in extremis por Max Verstappen y Kimi Raikkönen, en la que supone una nueva vuelta de tuerca a un cada vez más emocionante Mundial de Pilotos.

Además, y por si fuese poco, Rosberg fue sancionado con 10 segundos por su maniobra. Afortunadamente, como acabó a 14 segundos de Daniel Ricciardo se salvó de perder también la cuarta plaza. Sin embargo, de lo que tampoco se salvó el alemán fue de recibir una dura reprimenda por parte de Charlie Whiting por negarse a parar su maltrecho Mercedes, poniendo en riesgo la seguridad de otros pilotos.

Precisamente, y como digo, los máximos beneficiarios de este incidente fueron el holandés de Red Bull, que sigue asombrando al mundo y el Ferrari del finlandés, que salva la cara de Ferrari en una can. Ambos fueron los acompañantes de Hamilton en el cajón en la que ha sido la 46ª victoria en el palmarés del tricampeón británico.

Por lo demás, la carrera estuvo muy entretenida y con bastante emoción prácticamente desde el pistoletazo de salida y para prácticamente todos los puestos, dentro y fuera de los puntos. De hecho, no ha habido tregua en ningún momento, hasta el punto que hubo momentos en que entre el séptimo clasificado y el duodécimo apenas había un segundo de diferencia.

Renace McLaren y Sáinz y Wehrlein brillan con luz propia

Por último, hay que reseñar varios hechos muy significativos. El primero, el importante paso adelante experimentado por McLaren y Honda en este Gran Premio. Algo que se empezó a atisbar en los entrenamientos de calificación del sábado con Jenson Button partiendo desde la tercera posición (la mejor de estos últimos tres años para los de Woking) y que se ha confirmado con la sexta posición del británico.

Nueva remontada de Carlos Sáinz, que volvió a puntuar tras salir 15º
Nueva remontada de Carlos Sáinz, que volvió a puntuar tras salir 15º

Una progresión que, desgraciadamente, no se ha visto reflejada en Fernando Alonso, quien hoy de nuevo ha tenido que abandonar por un problema en las baterías de la unidad de potencia de su monoplaza, cuando peleaba por entrar en los puntos.

El segundo, la nueva e interesante gran remontada de Carlos Sáinz que, al igual que ocurrió en Canadá logró meterse en los puntos a pesar de salir desde la 15ª posición y tras superar dos roturas de motor consecutivas sufridas el sábado. El madrileño ha vuelto a estar muy por encima de su montura y, a base de tesón y mucho valor, logró finalizar octavo.

El tercero y no menos importante, el histórico punto logrado para Manor por Pascal Wehrlein. Un punto que, en el caso del modesto equipo británico, tiene un incalculable valor en lo que ha sido sin duda una hazaña inesperada, equiparable a aquel inolvidable noveno puesto del recordado Jules Bianchi en el GP de Mónaco de 2014 para Marussia.

El jovencísimo piloto alemán -el campeón más joven de la historia del DTM alemán y la más firme promesa de Mercedes-  culminó así un gran fin de semana iniciado el sábado con la clasificación para la Q2 y rematada con este punto, que supone el “sorpasso” (ahora tan de moda) con respecto a Sauber y su aproximación a Renault, sus dos grandes rivales para el Mundial de Constructores.

Histórica 10ª plaza de Pascal Wehrlein y su Manor en Spielberg
Histórica 10ª plaza de Pascal Wehrlein y su Manor en Spielberg

Clasificación de carrera y del Mundial

El GP de Austria nos ha dejado 71 emocionantes vueltas y la siguiente clasificación final:

  1.  Lewis Hamilton (Mercedes AMG), en 1h 27’38”
  2. Max Verstappen (Red Bull TAG-Heuer), a 5,7”
  3. Kimi Raikkönen (Ferrari), a 6,1”
  4. Nico Rosberg (Mercedes AMG), a 26,7” (se incluye la sanción de 10”)
  5. Daniel Ricciardo (Red Bull TAG-Heuer), a 30,9”
  6. Jenson Button (McLaren-Honda), a 37,7”
  7. Romain Grosjean (Haas Ferrari), a 44,6”
  8. Carlos Sáinz (Toro Rosso Ferrari), a 47,4”
  9. Valtteri Bottas (Williams Mercedes), a 1 vuelta
  10. Pascal Wehrlein (Manor Mercedes), a 1 vuelta
Lewis Hamilton, celebrando una más que trabajada victoria
Lewis Hamilton, celebrando una más que trabajada victoria

En lo relativo al Mundial de Pilotos, no hay cambios reseñables aunque de nuevo, la distancia entre el actual líder, Nico Rosberg, y su compañero Lewis Hamilton se vuelve a estrechar hasta los 11 puntos y se hace casi sideral con respecto a Sebastian Vettel.

La diferencia entre los dos pilotos de Mercedes y el piloto de Ferrari es ya de casi 60 puntos con respecto a Rosberg y de 46 sobre Hamilton, por lo que todo apunta a que, por cuarto año consecutivo la lucha por el título será cosa de dos.

Por contra, el abandono de hoy de Vettel, unido a la tercera plaza de Raikkönen, ha llevado hasta un empate a 96 puntos a los dos pilotos de Ferrari. Por su parte, Daniel Ricciardo se mantiene en quinto lugar, pero su diferencia con respecto a estos cae ahora hasta los ocho puntos.

  1. Nico Rosberg (Mercedes AMG), 153 puntos
  2. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), 142 puntos
  3. Sebastian Vettel (Ferrari), 96 puntos
  4. Kimi Raikkönen (Ferrari), 96 puntos
  5. Daniel Ricciardo (Red Bull TAG-Heuer), 88 puntos.

En lo que respecta al Mundial de Constructores, nada nuevo bajo el sol. Continúa el férreo dominio de Mercedes. A pesar del pequeño traspiés final de Rosberg, la escudería germana le saca más de 100 puntos ya a Ferrari, que se aferra al segundo lugar con uñas y dientes.

En tercer lugar se consolida Red Bull, especialmente tras la nueva exhibición de Verstappen, que acerca un poco más a los austríacos a Ferrari en el que parece que será el duelo a tener en cuenta en el campeonato.

Por detrás, se deshinchan Williams y Force India, sobre todo debido a los abandonos de Felipe Massa por los de Grove y de sus dos pilotos, Nico Hulkenberg y Sergio Pérez, por los de Silverstone.

  1. Mercedes AMG, 295 puntos
  2. Ferrari, 192 puntos
  3. Red Bull TAG-Heuer,  168 puntos
  4. Williams Mercedes, 92 puntos
  5. Force India, 59 puntos

La próxima cita, en apenas una semana en el histórico circuito de Silverstone, donde se disputará el GP de Gran Bretaña.

 

Anuncios

Charles Lecrerc probará con Haas en los libres del próximo GP de Austria


Charles Lecrerc debutará en la Fórmula 1 al confirmarse su presencia en la primera sesión de entrenamientos libres del próximo GP de Austria a bordo de un Haas.

charles-lecrerc-haas
Charles Lecrerc estará en los libres del GP de Austria con Haas

El jovencísimo piloto monegasco, de tan solo 18 años, es uno de los talentos más reconocidos de la Ferrari Driver Academy y reemplazará este fin de semana a Esteban Gutiérrez, como complemento a la simbiosis que mantienen la firma de Maranello y el equipo estadounidense, como socio preferente.

Asimismo, Leclerc, que actualmente milita en la GP3, también ha sido confirmado por Haas para los libres de los Grandes Premios de Gran Bretaña, Hungría, Alemania, Malasia y Abu Dhabi y llevará el dorsal 21.

“Sentarse en un Fórmula 1 es una fantástica oportunidad y no sé cómo se lo voy a agradecer a Haas F1 y a Esteban. Me honra la fe que tienen en mí Haas y Ferrari. Es un importante paso hacia delante para conseguir ser un piloto de Fórmula 1”, afirmó Lecrec.

Por su parte, Günther Steiner, responsable deportivo del equipo Haas se manifestó en términos ciertamente elogiosos sobre su joven pupilo y sobre su debut en el Gran Circo:

“Charles Leclerc viene con el aval de Ferrari y sus registros hablan por sí solos. Estamos contentos de ofrecerle esta oportunidad y ayudarle a llegar a la Fórmula 1. Gracias también a Esteban por dejarle su monoplaza y servirle de mentor”, aseveró Steiner.

Un talento tan envidiable como su currículum

A pesar de su juventud, Lecrerc cuenta con un currículum envidiable. Con tan solo ocho años debutó en el mundo del karting corriendo el Campeonato de Francia de la categoría. A partir de ahí comenzó una exitosa carrera en la que su primer gran triunfo llegó en 2012 con la consecución del titulo continental de la WSK Euro Series.

En 2013, su última temporada en el mundo de los karts, pasó a disputar las series mundiales, donde finalizó segundo tras Max Verstappen.

En 2014 dio el salto a los monoplazas con una brillante participación en la Fórmula Renault 2.0, donde finalizó segundo con dos victorias, nueve pódiums y una pole.

En 2015, Leclerc pasó a la Fórmula 3 EuroSeries. Allí logró tres poles, cuatro victorias y 13 podios en 33 carreras, además de finalizar segundo en el prestigioso GP de Macao. Suficiente bagaje para firmar por Haas como piloto de desarrollo y su incorporación, unos meses después, a la academia de jóvenes talentos de Ferrari.

Catarata de sanciones para McLaren y Red Bull en Austria: Alonso, Button, Kvyat y Ricciardo, castigados por cambiar sus motores


El GP de Austria de 2015 pasará a la historia por ser uno de los que más sanciones ha acumulado y eso que la carrera aún no ha tenido lugar.

McLaren y Red Bull, sancionados por cambiar sus motores
McLaren y Red Bull, sancionados por cambiar sus motores

La escasa fiabilidad de los motores Honda y Renault y la estricta normativa en cuanto a la modificación de los motores han motivado que la FIA haya sido implacable con Fernando Alonso y Jenson Button y, en menor medida, con Daniel Ricciardo y Daniel Kvyat a cuenta de las modificaciones llevadas a cabo en su motor.

Los peor parados, sin duda, han sido los dos McLaren, que partirán mañana desde la última línea de la parrilla de salida. Fernando Alonso ya fue castigado con una dura sanción de 15 puestos.

En la primera sesión de libres del viernes, una nueva enésima avería en la unidad de potencia de su McLaren mandó al español al dique seco. Esto motivo la sustitución de varios elementos del motor y, con ello, acumuló sendas sanciones.

Por un lado, hubo que sustituir el motor de combustión interno y, por otro, cambiaron las nuevas unidades turbo y MGU-H de su motor Honda.

En el primer caso, al tratarse de la quinta vez esta temporada, perdió 10 puestos mientras que por los otros dos casos, el español perdió otros cinco puestos más, que le relegaban indefectiblemente a la última línea de la parrilla.

Pero por si fuese poco, tras la tercera manga de libres en la sesión del sábado, una nueva rotura -en este caso la caja de cambios- supuso perder otros cinco puestos más, hasta acumular un total de 20 puestos en la parrilla de mañana, así como un drive-through, que el asturiano tendrá que cumplir durante la carrera.

Por su parte, no le fueron mucho mejor las cosas a su compañero Jenson Button. El británico ha sido castigado con 25 posiciones y saldrá último al haber cambiado prácticamente la totalidad de su unidad de potencia durante la noche del viernes.

Red Bull, también objetivo de la FIA

La FIA tampoco dudó en cargar su mano contra Red Bull, a los que sus problemas con la unidad de potencia de Renault también le han supuesto un duro varapalo a sus dos pilotos.

Tanto Daniel Ricciardo y Daniil Kvyat perderán 10 puestos cada uno, toda vez que ambos pilotos tuvieron que emplear su quinto motor de la temporada, superando las cuatro unidades que el reglamento permite por cada temporada. Y eso que estamos a menos de la mitad de la temporada.

El primero en recibir el castigo fue el piloto australiano, quien tuvo que reemplazar su motor durante el viernes, mientras que su compañero también vio cómo fallaba su motor Renault y durante el sábado también tuvo que reemplazarlo.

Tanto una como otra escuderías decidieron que, dado que los pronósticos no eran precisamente favorables para sus expectativas y que, puestos a sacrificar una carrera, sin duda ésta era el mejor momento para hacerlo.

Tal vez, por este motivo, un resignado Fernando Alonso quiso poner al mal tiempo buena cara y trató de encontrar un lado mínimamente positivo en esta situación.

“Daba igual donde estuviésemos hoy, mañana saldremos últimos y pagaremos una sanción en las primeras vueltas de carrera, así que da igual estar 12º, 13º o 3º. Hacemos la carrera último y penúltimo. El objetivo principal es probar las mejoras del coche, tenemos dos coches con diferentes configuraciones diferentes”, dijo un decepcionado Alonso.

“Creo que vamos en la dirección correcta porque al menos mi coche, que es el que tiene todas las novedades se ha comportado mejor durante el fin de semana. Al menos estou seguro de que es un paso adelante”, finalizó el asturiano.

McLaren logra por fin homologar su nuevo morro corto


El equipo McLaren-Honda ha conseguido por fin la homologación de su nuevo morro, más corto que el actual, cuya implementación está prevista para el próximo GP de Austria.

McLaren logra por fin la homologación de su nuevo morro corto
McLaren logra por fin la homologación de su nuevo morro corto

Los de Woking han tenido bastantes problemas para lograr el visto bueno de la FIA ya que, en un primer momento, el nuevo morro no pudo pasar los preceptivos crash-tests.

Esto hizo dudar que el nuevo morro corto pudiese estar en tiempo y forma en Austria, junto al nuevo paquete de mejoras que está previsto introducir en el McLaren MP4-30. En concreto, y junto al morro ahora homologado, McLaren va a introducir nuevos alerones, suelo, pontones y tapa del motor de cara al próximo Gran Premio.

Finalmente, y tras al menos cinco intentos fallidos, McLaren ha confirmado que el nuevo morro estará operativo y lo podremos ver a bordo de los monoplazas de Fernando Alonso y Jenson Button, esperamos que con mejores resultados que las desastrosas “mejoras” aportadas por el equipo británico para el pasado GP de España.

Según fuentes de McLaren, este nuevo morro permitirá ofrecer una mayor estabilidad en la parte delantera y una mayor eficiencia de la zaga. En definitiva, unos cambios que podrían mejorar varias décimas por vuelta.

Wiliams espera un importante paquete de mejoras de cara al GP de Austria


Después de un decepcionante arranque de temporada, el equipo Williams espera volver pronto al primer plano, tras ser superados claramente por Ferrari e incluso Red Bull, sus principales rivales de cara a la segunda plaza del Mundial de Constructores de este año.

Williams espera una importante actualización para el FW37 de cara al GP de Austria
Williams espera una importante actualización para el FW37 de cara al GP de Austria

En concreto, los responsables del equipo de Grove han marcado en rojo la cita en el Red Bull Ring del próximo 19 de junio, fecha en la que la escudería británica recibirá una importante actualización con el que esperan acercarse a los puestos de cabeza.

Una circunstancia que este año no han logrado, pese a que fueron la escudería que, junto a Mercedes, en mejor estado de forma acabó la pasada temporada y en la que había depositadas muchas esperanzas de cara a este año, con tres cuartos puestos (uno de Massa en Australia y dos de Bottas, en Bahrein y España) en seis carreras, como mejores resultados.

Rob Smedley ha confirmado la llegada de este paquete de mejoras, con el que se espera que el equipo vea relanzado su rendimiento, cada vez más en entredicho, especialmente tras su desastrosa participación en el GP de Mónaco.

Allí sus dos pilotos, Vatteri Bottas y Felipe Massa, quedaron fuera de los puntos, tras finalizar 14º y 15º, respectivamente y firmaron un pésimo papel durante todo el fin de semana, en lo que los responsables del equipo han marcado un antes y un después de Williams esta temporada. Un hecho aislado que no desean repetir bajo ningún concepto.

La clave para esta mejora, según Smedley, está en que las próximas carreras (Canadá y, sobre todo, Austria y Gran Bretaña) se disputarán en circuitos mucho más rápidos y menos técnicos, en los que la velocidad punta -uno de los puntos fuertes de Williams– debe jugar un papel mucho más decisivo que en citas precedentes.

“Están por venir una serie de cambios muy importantes y necesarios para diferentes áreas, de cara a Austria. Tendremos un buen paquete, y sin entrar en detalles, va a ser un paso adelante muy saludable”, confirmó Smedley.

“En España pudimos seguir el ritmo de los mejores equipos, pero en Mónaco no fuimos capaces de conseguir que el coche o los neumáticos funcionasen correctamente. No tuvimos manera de salir de las posiciones de atrás y no pudimos ver dónde estábamos o lo buenos que somos”, añadió.

“En Canadá volveremos a nuestra posición normal, además de que hemos aquellas actualizaciones que se vienen para Austria, un circuito que se adapta a nuestro coche como vimos el año pasado. En Canadá el año pasado fuimos muy rápidos y Gran Bretaña fue el punto de inflexión en el que volvimos a nuestro ser, consiguiendo podios y anotando muchos puntos, por lo que las próximas tres carreras que estoy muy seguro de que estaremos más cerca”, concluyó Smedley.

Force India admite que no tendrá lista la evolución del VJM08 hasta el GP de Austria


El equipo Force India ha admitido hoy la existencia de importantes retrasos en el desarrollo de su monoplaza, que impedirán la llegada de la evolución del VJM08, al menos hasta el GP de Austria.

Force India admite retrasos importantes en el desarrollo y evolución del VJM08
Force India admite retrasos importantes en el desarrollo y evolución del VJM08

Este retraso, unido al que sufrió el equipo de Silverstone durante la pretemporada -que obligó a presentar su coche de 2015 hasta la segunda cita invernal, disputada en Barcelona- supone un nuevo e importante revés y ha vuelto a desatar todas las alarmas sobre el verdadero estado de sus finanzas.

Sin embargo, el subdirector del equipo británico, Bob Fernley, ha descartado cualquier tipo de problema económico y lo ha achacado únicamente a problemas técnicos, derivados del cambio al túnel del viento de Toyota en Colonia.

Recordemos que esta cuestión, unida a problemas con los proveedores, ya le acarreó importantes problemas a Force India a la hora de presentar el monoplaza de este año, hasta el punto que se perdieron los tests de Jerez y llegaron con retraso a Barcelona.

“Ahora estamos empezando a tener operativo nuestro túnel del viento y el desarrollo del trabajo deberá continuar durante el mes de abril”, aseguró Fernley a Autosport.

En concreto, Force India esperaba que la primera gran evolución del VJM08 estuviera lista para el próximo GP de Mónaco, previsto para el fin de semana del 22 al 24 de mayo.

Sin embargo, estos planes han cambiado drásticamente y ahora habrá que esperar hasta el GP de Austria, casi un mes más tarde, para poder ver esas mejoras plasmadas sobre el monoplaza.

“El desarrollo va bien, pero no lo vamos a poder ver hasta probablemente que llegue el GP de Austria. Hay más lógica en eso que a ir Mónaco, algo que no supondría ningún beneficio“, afirmó Fernley.

“El VJM08 es un gran coche, en el que estamos buscando introducir una importante actualización. Nos sentiríamos bien si pudiésemos tratar de mantenernos con lo que tenemos y entonces espero que podamos mejorar sensiblemente”, añadió.

“Esto no significa que esto que nos vaya a situar por delante, pero espero que nos pondrá de nuevo al nivel del resto de equipos, que es donde tenemos que estar”, concluyó el directivo británico.

GP de Austria: Gran victoria de Nico Rosberg y debacle de Red Bull


La vuelta del Gran Circo a Austria, donde no se disputaba ninguna carrera desde el año 2003, ha resultado mucho más aburrida de lo que cabía esperar, habida cuenta la victoria de Daniel Ricciardo en Canadá y la inesperada pole de Felipe Massa y Williams para la carrera austríaca.

El pódium de Austria, de nuevo copado por los Mercedes
El pódium de Austria, de nuevo copado por los Mercedes

Se llegaba a esta carrera con la sensación unánime de que la tiranía de Mercedes había acabado y que, por fin, los otros grandes aspirantes al cetro como Red Bull, Williams y hasta incluso Force India, se habían acercado sobremanera al ritmo que hasta hace 15 días había convertido en imbatibles a las flechas plateadas alemanas.

Sin embargo, el GP de Austria nos ha devuelto a la cruda realidad y, pese a lo vivido en el Circuito Gilles Villeneueve en Montreal, Mercedes ha recuperado en tiempo récord el mando del campeonato y, en casa de Red Bull -el flamante y rapidísimo trazado del Red Bull Ring- se ha despachado su sexto doblete de la temporada en apenas ocho carreras.

En la particular y fratricida batalla dentro del equipo alemán por ver quién se lleva el gato al agua, de momento, el mejor colocado sigue siendo Nico Rosberg. El rubio piloto alemán se ha sacudido los complejos y, con un pilotaje prácticamente perfecto, ha superado nuevamente a su compañero Lewis Hamilton, que sólo ha podido ser segundo.

Lo peor para el británico, la sensación de impotencia que ha vivido hoy, cuando no ha podido ni por un momento mojarle la oreja al piloto teutón, que ha dado hoy un importante golpe en la mesa para hacer valer su condición de líder, cada vez más indiscutible, dentro de Mercedes.

En tercer lugar ha finalizado Valteri Bottas, que ha logrado así el primer podium de su vida en la Fórmula 1, tras una inteligentísima carrera y en un circuito, cuya velocidad le ha venido al Williams como anillo al dedo. El finlandés ha superado a su compañero y sorprendente poleman, Felipe Massa, que una vez más ha vuelto a fracasar, quedando fuera del cajón.

Momento de la salida, con Felipe Massa liderando la prueba
Momento de la salida, con Felipe Massa liderando la prueba

Quienes han decepcionado y de forma espectacular han sido todos los miembros de la llamada “familia Red Bull”. La multinacional austríaca llegaba a “su” Gran Premio con las máximas expectativas, en especial Red Bull, eufóricos tras el triunfo de Daniel Ricciardo en Montreal.

Sin embargo, en un circuito que además sólo sus cuatro pilotos conocían de primera mano, el naufragio tanto de Red Bull como de su equipo “satélite” Toro Rosso ha sido brutal ya que sólo el australiano logró cruzar finalmente la línea de meta y lo hizo además en una discretísima octava plaza, a casi un minuto de los puestos de cabeza.

Una debacle comparable a la que ha vivido Ferrari, que sigue sumido en el marasmo más absoluto y del que sólo un espectacular Fernando Alonso ha logrado salvar del ridículo.

Con un ritmo endiabladamente rápido, rodando casi en el mismo tiempo que la cabeza de carrera durante gran parte de la misma, el asturiano logró situarse en quinta plaza pero su compañero Kimi Raikkönen. El finlandés continuó con su ritmo abúlico y apagado durante toda la carrera, bastante tuvo con acabar 10º  a medio minuto de su compañero, arañando al menos un punto para la lucha del Mundial de Constructores.

Lo mejor y lo peor del día

Lo mejor, sin duda, la inteligente carrera de Nico Rosberg, que sigue empeñado en demostrar al mundo que él es algo más que “el compañero de Hamilton”. Hoy le ha superado en prácticamente todos los terrenos. Tanto en la jornada de calificación, donde finalizó tercero tras los dos sorprendentes Williams de Massa y Bottas, como en carrera y se afianza en la lucha por el Mundial de Pilotos, cobrando una sustanciosa ventaja sobre su compañero.

De nuevo, los Mercedes han vuelto a dominar
De nuevo, los Mercedes han vuelto a dominar

Por su parte, Lewis Hamilton ha protagonizado una magnífica salida. Quizás, junto a la de Kimi Raikkönen en Montreal, ha realizado la mejor arrancada de la temporada. Ha ido superando rivales pero, acuciado por el riesgo de una nueva rotura, tuvo que entregar la cuchara ante Rosberg, quizás demasiado tiempo, teniendo que contentarse con el segundo lugar.

También hay que reseñar, como dije al principio, el carrerón de Fernando Alonso. En su día quizás menos espectacular y menos vistoso de cara a la galería, el asturiano fue un martillo pilón en la tabla de tiempos, merced a un ritmo de carrera excelente y una buena estrategia en Ferrari, que le permitió llevar al extremo  a su F14 T y situarlo en la quinta plaza. El lugar más alto posible para un coche que pide a gritos una renovación a fondo.

Por último, merece la pena hablar de la excelente carrera del mexicano Sergio Pérez. El azteca, que tuvo que salir con el lastre de la sanción tras el incidente con Massa en Canadá, lo intentó todo. Incluso una suicida estrategia de ir a una parada que no pudo llevar a cabo, pero estuvo rápido y fue una auténtica cruz para Felipe Massa,al que tuvo a raya durante gran parte del último tercio de carrera. Finalmente, tuvo que retornar a boxes lo que le impidió luchar con Alonso y Massa pero alcanzó una meritoria sexta posición y demostrando que, pese a todo, es un valor en alza.

Gran carrera de los Force India, sobre todo de Pérez
Gran carrera de los Force India, sobre todo de Pérez

En el capítulo de desgracias hoy el cupo se lo lleva Red Bull prácticamente en bloque. Por un lado, el tetracampeón del mundo, Sebastian Vettel sigue con su particular via crucis en forma de averías mecánicas. Con apenas una vuelta disputada, el Red Bull RB10 del alemán se quedaba sin fuerza y era rebasado por todo el mundo. Curiosamente, cuando iba camino del box y era incluso doblado por sus rivales, el monoplaza comenzó a andar.

Vettel, en un arranque de pundonor y, con la intención de aportar al menos algún punto para el equipo decidió reemprender la marcha, a sabiendas que estaba todo perdido. Sin embargo, en un día aciago para él, tuvo que visitar boxes por un toque absurdo con Esteban Gutiérrez, que le hizo perder parte de su alerón delantero para acabar abandonando en la vuelta 37.

Tampoco fue un buen día para Daniel Ricciardo. El joven piloto australiano, que venía de maravillar en Montreal, realizó una muy mediocre salida que le hizo caer hasta el noveno puesto, encajonado en el pelotón intermedio. Esto provocó que enseguida se le marchasen los de delante y sólo pudiera pelear por entrar en los puntos. Sólo una genialidad en la última vuelta, adelantando casi sobre la bandera a cuadros a Nico Hulkenberg le permitió maquillar un poco el resultado y firmar un más que decepcionante octavo puesto.

Sebastian Vettel en el instante de su abandono
Sebastian Vettel en el instante de su abandono

Peor le fueron las cosas a Toro Rosso. El equipo de Faenza partía con la cara y la cruz de la calificación del sábado con la séptima plaza de Daniil Kvyat y el 14º puesto de Jean-Eric Vergne. Sin embargo, ni uno ni otro estuvieron a la altura. El ruso perdía todas las opciones a pelear por un buen puesto en carrera tras una pésima salida y el francés no pudo salir del agujero en el que cayó prácticamente desde la primera sesión de libres del viernes. Para colmo de males, un reventón en la rueda trasera derecha del monoplaza de Kvyat provocó el abandono del ruso en la vuelta 24  y un fallo en los frenos mandaba al francés a boxes antes de tiempo en la vuelta 59.

Y qué decir de Felipe Massa. Ya no tiene excusas para justificar su enésimo fracaso, máxime cuando había logrado la pole el día de antes y, junto a su compañero Bottas, gozaba del monoplaza más rápido en carrera con diferencia. Salió francamente bien pero un error grave de estrategia dilapidó su buen inicio. Su último tercio de carrera fue un auténtico calvario, detrás del Force India de Sergio Pérez.

El brasileño no sólo no pudo con el mexicano sino que, acabó por tener pegado a su cola al Ferrari de Fernando Alonso. Su falta de arrojo en momentos clave, como en Canadá -hasta su accidente- le costó que los tres de delante se le escapasen y perdiese todas las opciones de luchar por el pódium y, quién sabe, si de algo más.

Por último, quien sigue sin levantar cabeza es Kimi Raikkönen. Sin ritmo, sin ganas y cada vez más parecido al Kimi Raikkönen de 2009, hoy tampoco se ha vuelto a sentir cómodo con su monoplaza y acabó nuevamente humillado por su compañero.

Clasificación de carrera y del Mundial

El retorno de la Fórmula 1 a Austria acabó de la siguiente forma:

1º) Nico Rosberg (Mercedes AMG), en 1h 27′ 55”

2º) Lewis Hamilton (Mercedes AMG), a 1,9”

3º) Valteri Bottas (Williams Mercedes), a 8,1”

4º) Felipe Massa (Williams Mercedes), a 17,3”

5º) Fernando Alonso (Ferrari), a 18,5”

6º) Sergio Pérez (Force India Mercedes), a 28,5”

7º) Kevin Magnussen (McLaren Mercedes), a 32”

8º) Daniel Ricciardo (Infiniti Red Bull), a 43,5”

9º) Nico Hulkenberg (Force India Mercedes), a 44,1”

10º) Kimi Raikkönen (Ferrari), a 47,5”

Nico Rosberg, festejando su tercera victoria de la temporada
Nico Rosberg, festejando su tercera victoria de la temporada

En lo relativo a la clasificación del Mundial de Pilotos, el alemán Nico Rosberg se asienta en el liderato, con 165 puntos, dejando a su compañero Lewis Hamilton a 29 puntos de distancia. Como es lógico, la diferencia con respecto al tercero en discoria, que es Daniel Ricciardo es abismal ya que el australiano cuenta con 83 puntos, casi la mitad que Rosberg.

Por detrás, la batalla por esa tercera plaza se aprieta y, tras Ricciardo se sitúan Fernando Alonso, con 79 puntos y un poco más atrás Sebastian Vettel, que con este nuevo “cero”, queda ya a 19 puntos del asturiano.

En la batalla por el Mundial de Constructores sólo queda saber si Mercedes se proclamará campeón del mundo matemáticamente antes de Monza o no. De momento domina el campeonato con puño de hierro, encabezando la clasificación con unos insultantes 301 puntos, dejando la emoción para el resto. En segundo lugar se encuentra Red Bull, con 143 puntos mientras que Ferrari continúa en tercer lugar con 98 puntos, únicamente sostenidos por el trabajo de Fernando Alonso. Por su parte, Force India sigue con pie firme en la lucha y es cuarto con 87 puntos, a tan solo 11 de La Scuderia.