GP de Bahrein: Nuevo golpe de mano de Ferrari y Sebastian Vettel


El GP de Bahrein no será de los que pasen a la historia en cuanto a la emoción en la lucha por el triunfo pero sí por el hecho de que Ferrari ha vuelto a comerle la tostada a Mercedes en un circuito, en teoría, bastante propicio como es el de Sakhir.

gp_bahrein_podium2.jpg

Aunque partían desde la pole, en este caso a cargo de Valtteri Bottas, batiendo además el récord del circuito en una calificación, que estaba en manos de Fernando Alonso desde 2005, tal y como pasó ya en Australia, se les volvió a escapar el triunfo.

En esta ocasión una pésima gestión de los compuestos, especialmente los ultrablandos, unido a una lamentable política de equipo, que permitió que Hamilton tuviese que ir chupando rueda detrás de un lentísimo Bottas, les dejó muy pronto fuera de la lucha por la victoria.

A esto hay que unirle una sanción de cinco segundos con la que fue castigado Lewis Hamilton, por frenar indebidamente a Ricciardo en la entrada del pitlane. Sin duda, una serie de ingredientes que, sumado a una inteligentísima carrera de Sebastian Vettel, le pusieron el triunfo en bandeja al alemán de Ferrari.

Y es que el tetracampeón lo hizo todo bien. La victoria de Vettel se cimentó desde el mismo momento en que arrancó la carrera, cuando se puso en cabeza rebasando a Valtteri Bottas con una brutal apurada de frenada en la primera curva, de esas que encogen el corazón.

gp_bahrein_bottas

A partir de ese momento y, a pesar de la entrada de un Safety Car que arruinó la ventaja estratégica que le había otorgado el undercut realizado en las primeras vueltas, adelantando su parada mucho antes de lo previsto, Vettel dominó la carrera sin apenas dificultad.

De hecho, su victoria sólo se vio en peligro casi al final, cuando tuvo que adelantar a los primeros doblados, y Hamilton, que venía como un poseso tras su último pitstop, llegó a acercarse a algo más de cinco segundos, a falta de seis vueltas para el final.

Sin embargo, Vettel se sacó de la manga unas últimas vueltas prodigiosas, que a pesar de que sus compuestos estaban en peor estado que los del británico, le permitieron mantenerle a raya y conservar su ventaja hasta el final.

Por su parte, Lewis Hamilton se tuvo que conformar con el segundo puesto. No tuvo suerte el británico, que como digo, se vio bastante ralentizado por el ritmo paupérrimo de su compañero, lo que fue aprovechado por Vettel para cobrar una distancia que, a la postre fue decisiva.

Precisamente, la lentitud de Bottas, debida en gran parte a que los compuestos superblandos se le atragantaron al Mercedes, Lewis Hamilton decidió hacer su último con los blandos.

gp_bahrein_hamilton

Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos, que le llevaron a hacer un último tercio de carrera ciertamente prodigioso, el británico vio cómo se le escapaba una victoria para la que era uno de los grandes favoritos.

En tercer lugar del cajón acabó finalmente un despistadísimo Valtteri Bottas, que vivió un auténtico calvario durante el primer stint. Ahora bien, su honradez al volante y su talante de auténtico hombre de equipo, le llevó a pedir por radio a su equipo que dejasen pasar a Hamilton, ya que iba mucho más rápido que él.

De hecho, en su afán por dejarse adelantar, el propio Bottas estuvo a punto de causar un accidente ya que, al ver por el retrovisor que se le acercaba su compañero, frenó antes de entrar en una curva y Hamilton, que no es esperaba ese frenazo, casi se lo lleva por delante.

Por lo demás, una carrera bastante accidentada y con numerosos abandonos, algunos por accidentes como Lance Stroll, que volvió a quedar fuera a las primeras de cambio, Carlos Sáinz o Max Verstappen.

Otros tantos por cuestiones mecánicas como Kevin Magnussen, Marcus Ericsson y los ya absolutamente sangrantes casos de Stoffel Vandoorne y Fernando Alonso, que con tan solo tres carreras disputadas han roto ya dos de los cuatro motores de los que puede disponer para todo el año.

La situación en Woking es límite e insostenible y la previsión es que las cosas no sólo no irán a mejor sino que incluso pueden ponerse aún peor de lo que ya están.

gp_bahrein_alonso

De nuevo sendas averías mandaron al box a los dos McLaren, que en el caso del belga ni siquiera pudo tomar la salida por una rotura en el motor, mientras que Alonso tenía que dejar la carrera a falta de dos vueltas por nuevos problemas en su unidad de potencia.

Ahora, tras tres carreras casi consecutivas, la Fórmula 1 llega al Viejo Continente y, más concretamente a Rusia, entre los días 28 y 30 de abril

El Circuito de Sochi alberga por cuarta vez el GP de Rusia, ahora más fuerte tras la llegada de capital privado y la segunda ocasión en que lo hace a estas alturas de año.

Españoles en carrera

La jornada vivida por nuestros dos pilotos en Bahrein ha sido absolutamente negra. En primer lugar, Carlos Sáinz se vio obligado a abandonar cuando rodaba en la zona de puntos, tras una incomprensible embestida de Lance Stroll en las primeras vueltas.

El joven piloto canadiense de Williams no vio cómo el madrileño se incorporaba a pista procedente de boxes y le cerró el paso. El golpe lateral fue durísimo y ambos monoplazas quedaron destrozados, sin posibilidad de volver a pista.

Peor le fueron las cosas a Fernando Alonso. No tanto porque, como dije anteriormente, se volvió a retirar a falta de un par de vueltas para acabar sino por el calvario que el asturiano vivió en pista.

gp_bahrein_sainz-stroll

Hundido en la cola de la clasificación durante toda la carrera, todo su aliciente estuvo en luchar con Jolyon Palmer y Daniil Kvyat por la 12ª plaza.

Desgraciadamente para el español, el coche no andaba de ninguna forma, hasta el punto que Alonso expresó por radio su impotencia, diciendo que no había corrido nunca con un coche con tan poca potencia.

Clasificación de la carrera

Tras 57 vueltas, el GP de Bahrein acabó de la siguiente forma:

  1. Sebastian Vettel (Ferrari), en 1h33’53”
  2. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), a 6,6”
  3. Valtteri Bottas (Mercedes AMG), a 20,3”
  4. Kimi Raikkönen (Ferrari), a 22,4”
  5. Daniel Ricciardo (Red Bull TAG-Heuer), a 39,3”
  6. Felipe Massa (Williams Mercedes), a 54,3”
  7. Sergio Pérez (Force India), a 1’02”
  8. Romain Grosjean (Haas Ferrari), a 1’14”
  9. Nico Hulkenberg (Renault), a 1’20”
  10. Esteban Ocon (Force India), a 1’35”

gp_bahrein_vettel

Clasificación del Mundial de Pilotos

El segundo triunfo de Vettel en este campeonato ha servido para deshacer el empate que había en la cabeza de la clasificación del Mundial de Pilotos y desnivelar la balanza en favor del tetracampeón alemán.

Vettel lidera ahora la carrera por el título con siete puntos de ventaja sobre Lewis Hamilton. Una exigua ventaja, ésa es la verdad, pero que empieza a vislumbrar que el Mundial de este año volverá a ser únicamente cosa de dos.

Y es que el tercero en discordia, Valtteri Bottas, queda ya a más de 30 puntos del liderato. Sin embargo, todo apunta a que la lucha por la tercera posición va a estar bastante más reñida ya que Kimi Raikkönen, Max Verstappen (bastante penalizado por el abandono de hoy) y Daniel Ricciardo le siguen bastante de cerca.

  1. Sebastian Vettel (Ferrari), 68 puntos
  2. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), 61 puntos
  3. Valtteri Bottas (Mercedes AMG), 38 puntos
  4. Kimi Raikkönen (Ferrari), 34 puntos
  5. Max Verstappen (Red Bull TAG-Heuer), 22 puntos.

Clasificación del Mundial de Constructores

Al igual que está ocurriendo con el campeonato de Pilotos, el Mundial de Constructores también es cosa de dos, en este caso Ferrari y Mercedes.

Ferrari ha igualado el mejor arranque de temporada desde 2008 y resulta ciertamente extraño liderar la clasificación, después de una larga travesía en el desierto, por encima de Mercedes, el gran dominador de los últimos años.

gp_bahrein_red bull

Ahora, la duda está en saber si los de Maranello podrán resistir este ritmo y, como ya les pasó por ejemplo en 2015, cuando tras un arranque de temporada bastante bueno, no supieron aguantar el tirón de Red Bull y acabaron siendo superados por la firma de las bebidas energéticas.

Asimismo, destacar el magnífico papel de Force India en este inicio de temporada, puntuando en todas las carreras, con remontada como la de “Checo” Pérez de hoy, incluida y con el rookie Esteban Ocon, reforzando punto a punto su lugar en la élite.

Por último, hay que reseñar que Renault se une al club de los equipos que ya han sumado puntos en lo que va de año, merced al noveno puesto de hoy de Nico Hulkenberg. De esta forma, ya sólo quedan por puntuar Sauber y McLaren, que continúa una semana más como farolillo rojo de la clasificación.

  1. Ferrari, 102 puntos
  2. Mercedes, 99 puntos
  3. Red Bull TAG-Heuer, 47 puntos
  4. Force India Mercedes, 17 puntos
  5. Williams Mercedes, 16 puntos
  6. Toro Rosso Ferrari, 12 puntos
  7. Haas Ferrari, 8 puntos
  8. Renault, 2 puntos
  9. Sauber Ferrari, 0 puntos
  10. McLaren-Honda, 0 puntos

 

 

 

Anuncios

Pascal Wehrlein, apto para Bahrein


Tras varias semanas de convalecencia y después de perderse las carreras de Australia China  además de uno de los dos tests invernales en Barcelona, Sauber ha confirmado que, por fin, Pascal Wehrlein estará en la parrilla de este domingo en Bahrein.

pascal-wehrlein-f1-.png
El alemán Pascal Wehrlein, por fin de vuelta a Sauber

El anuncio, realizado en la cuenta oficial de Twitter del equipo helvético, desmiente radicalmente los rumores publicados en algunos medios, que indicaban que la baja del piloto alemán podría prolongarse por más tiempo.

El motivo, que la lesión en el cuello habría sido mucho más seria de lo inicialmente previsto, llegando a barajarse incluso que Wehrlein podría tener al menos una vértebra rota.

Finalmente, Wehrlein será de la partida este fin de semana en Sakhir y por tanto, el sueño de Antonio Giovinazzi de seguir en la élite, siquiera una carrera más, ha terminado por el momento y el italiano volverá a su labor de tercer piloto en Ferrari.

Fernando Alonso, descartado para Bahrein y duda para China


Malas noticias para Fernando Alonso, al que el tremendo porrazo sufrido en Australia no le ha resultado tan fácil de superar como parecía en un primer momento.

fernando-alonso-bahrein

En concreto, Alonso ha confirmado que no podrá ser de la partida este fin de semana en Bahrein debido a las lesiones derivadas de su aparatoso accidente en Albert Park y que le fueron diagnosticadas con posterioridad a su vuelta a España.

En un primer momento, la existencia de daños personales pasó inadvertida a los galenos que exploraron al español, cuyos fuertes dolores fueron achacados inicialmente a la brutalidad del impacto, aunque descartándose males mayores.

El problema es que, lejos de ir a menos, ese malestar fue en aumento, de modo que, una vez en España, Alonso se sometió a nuevas exploraciones que revelaron entonces la existencia de un leve neumotórax y la rotura de varias costillas.

Unas lesiones que, a pesar del reposo guardado durante estas dos semanas por el piloto español, finalmente y por prescripción facultativa por parte de los médicos de la FIA, se ha desaconsejado su presencia en el próximo GP de Bahrein y se duda incluso seriamente que pueda estar en plenitud de condiciones para el GP de China, dentro de dos semanas.

Finalmente y, aunque Alonso viajó a Bahrein con la intención de correr, allí fue sometido a una nueva revisión, en esta ocasión a manos de los médicos de la FIA y el diagnóstico fue claro. El español no está en condiciones óptimas para correr y el riesgo de un agravamiento de la lesión en el pulmón es muy alto por lo que han desaconsejado su participación en la carrera del domingo.

El propio Fernando Alonso confirmó la noticia durante la rueda de prensa oficial que habitualmente ofrecen los pilotos en la jornada de cada jueves de Gran Premio.

“Para resumir un poco, en Australia me encontraba bien. Un poco de dolor en la rodilla, pero nada grave a priori por lo que recibí la luz verde para salir del circuito ya que todo estaba bien”, indicó el español.

“El lunes sentí un poco de dolor en general, nada demasiado serio. Entonces volé de vuelta a casa, llegué a España y el dolor fue a un poco más, así que hicimos una verificación adecuada y descubrimos que  tenía un pequeño neumotórax en el pulmón”.

“Seguí el consejo de los médicos de relajarme en casa y repetir la exploración el pasado lunes. El neumotórax había remitido pero tenía algunas costillas rotas. El problema está en que la Fórmula 1 sólo admite una posición en el coche y con la fuerza de gravedad los médicos dijeron que existía el riesgo de que dichas fracturas pudieron moverse al pulmón”, añadió.

“No es como fractura en la pierna o el brazo donde se puede lidiar con el dolor, es el pecho, donde existen órganos vitales, por lo que no se puede hacer mucho más”.

Preguntado sobre las posibilidades de participar en China, Fernando Alonso añadió confirmó que habrá que esperar un tiempo prudencia. Para ello, tendrá que someterse a un nuevo examen médico por parte de la FIA, que será quien decidirá entonces y, a la luz de los resultados, si podrá ser de la parida.

“No es seguro al 100%. Habrá una nueva prueba, que tendré que hacerme en los próximos 8 ó 10 días y después de que la FIA me evaluará de nuevo, tal y como lo hicieron hoy”, dijo el piloto asturiano.

“Voy a recuperarme. De hecho ya estoy recuperado del neumotórax, es sólo que las costillas no se pegan, digamos, por lo que podría ser un problema. Es un muy, muy pequeño riesgo, pero entiendo que todos queremos un riesgo cero. Por lo tanto, es sólo una cuestión de tiempo En los próximos 10 días,debería estar bien, pero no podemos garantizarlo, tal vez cinco días, quizás 10, quizá 12”, concluyó.

A diferencia del pasado año, cuando Alonso no pudo tomar la salida en Australia a causa del accidente que sufrió en los entrenamientos de pretemporada en Barcelona, en esta ocasión sí tendrá recambio y será el belga Stoffel Vandoorne.

Se mantiene el sistema de calificación actual para Bahrein


A pesar de las quejas recibidas por parte de directores y pilotos acerca del nuevo sistema de calificación – que entró en vigor el pasado GP de Australia– se confirma que de momento, no habrá cambios, de modo que todo seguirá igual, al menos hasta después del próximo GP de Bahrein

Ecclestone confirma que se mantendrá el nuevo sistema de calificación para el GP de Bahrein
Ecclestone confirma que se mantendrá el nuevo sistema de calificación para el GP de Bahrein

Así lo ha confirmado el propio Bernie Ecclestone, en una entrevista concedida a la agencia de noticias Reuters, por lo que la segunda carrera del año, que se disputará este fin de semana en Sakhir volverá a tener el polémico formato de eliminación que tan esperpéntico espectáculo dejó hace un par de semanas en la primera carrera del año.

En aquella ocasión, este nuevo sistema de calificación recibió una catarata de críticas y, prácticamente todos los equipos y pilotos alzaron su voz contra el mismo, exigiendo la vuelta al formato de las últimas temporadas.

Sólo Force India y Manor, que consideraron que este nuevo sistema les daba una mayor visibilidad en televisión que el anterior, se mostraron a favor del nuevo modelo.

Sin embargo, y tal y como indica Ecclestone, precisamente la ausencia de unanimidad, por más que la queja fuese mayoritaria, impediría un cambio reglamentario de este calado, en base a los estatutos de la Comisión de la Fórmula 1.

Dicho organismo, donde están representados no sólo los equipos sino también la FOM del propio Ecclestone, la FIA y los principales sponsors de la Fórmula 1, exige que para poder llevar a cabo una modificación en el reglamento, es necesaria la unanimidad y debe ser votado.

Por tanto y ante la premura de tiempo, Ecclestone ha optado por continuar una carrera más como mínimo con este nuevo sistema, darle un poco más de tiempo y, en función de cómo resulte la experiencia en Bahrein, votar entonces en la Comisión si se acuerda la vuelta al sistema antiguo o no.

GP de Bahrein: Apurada victoria de Lewis Hamilton y espectacular carrera de Kimi Raikkönen


La carrera de Bahrein, lejos de ser el muermo colosal que fue el de China, ha sido sin duda la más vistosa y sobre todo, la más espectacular y emocionante de esta temporada.

Pódium del GP de Bahrein, con Hamilton firmando su tercer triunfo del año
Pódium del GP de Bahrein, con Hamilton firmando su tercer triunfo del año

Aunque Lewis Hamilton se ha llevado una nueva carrera a la buchaca, hay que decir que ésta ha sido la victoria más sufrida y casi agónica de Mercedes desde la llegada de los motores V6 turbo, período en la que la firma alemana está dominando con puño de hierro.

Lo cierto es que Ferrari llegó a Sakhir con el firme propósito de ponerle las cosas muy difíciles a Mercedes, pero pocos podían haber firmado un final de carrera como el vivido hoy en Sakhir.

Pese a que todo apuntaba a un nuevo diálogo de sordos entre Hamilton y Rosberg, pronto se pudo ver que no iba a ser así y que los dos pilotos de Mercedes iban a tener que sudar sangre para poder llevarse la carrera.

Primero Vettel, que logró colarse en la calificación del sábado entre Hamilton y Rosberg y luego Raikkönen, en una galopada salvaje en su último stint, hicieron trizas los pronósticos que apuntaban al enésimo paseo militar de los dos Mercedes.

La mala suerte quiso que Sebastian Vettel no redondease la excelente actuación de Ferrari ya que un inesperado problema con el alerón delantero de su SF15-T, le obligó a tener que entrar una tercera vez y a perder la batalla que estaba manteniendo con Nico Rosberg por la segunda plaza.

Finalmente, y como se esperaba, ganó Lewis Hamilton aunque con muchas más dificultades y apreturas de las previstas, con su mecánica llevada al límite, seguido de un renacido Kimi Raikkönen, que trituró sin contemplaciones al bueno de Rosberg.

De nuevo, el rubio piloto alemán tuvo que conformarse con el tercer escalón del pódium tras sufrir las “iras” de Kimi, que protagonizó un último stint memorable y cometer un nuevo error de conducción que le puso la segunda plaza en bandeja al finlandés de Ferrari.

Españoles en carrera

El GP de Bahrein nos dejó un sabor agridulce en los nuestros. La nota positiva la puso McLaren, que dio un nuevo paso adelante de la mano de Fernando Alonso, en contraposición a los problemas de Jenson Button que le impidieron rodar el fin de semana.

Como estaba previsto, Alonso acabó fuera de los puntos pero el asturiano se divirtió por vez primera esta temporada. Se batió el cobre con la “clase media” durante toda la carrera y, pese a que pareció superado mecánicamente por sus rivales, su último stint fue francamente bueno.

Logró sacar el máximo de un coche francamente inferior como es el MP4-30 y acabó por batirlos a prácticamente todos, quedándose fuera de los puntos por muy poco.

Fernando Alonso acarició la posibilidad de sumar sus primeros puntos con McLaren
Fernando Alonso acarició la posibilidad de sumar sus primeros puntos con McLaren

Hasta se permitió el lujo de desdoblarse de Kimi Raikkönen cuando éste le rebasaba en el último tercio de la carrera. Es cierto que el finlandés iba casi en las lonas, con su juego de compuestos duros prácticamente en las últimas, pero sin duda debió ser un momento feliz para el español, en cuyos oídos sin duda todavía resonaban esas duras palabras del finlandés de la semnana pasada en China, cuando pedía a voces “quitadme ese McLaren de ahí enmedio”.

La nota amarga la pusieron Carlos Sáinz y Roberto Merhi. En el caso del piloto de Toro Rosso un nuevo error en el pitstop le dejó fuera de combate.

El alicantino, por su parte, volvió a cumplir con la misión de llevar al Manor hasta la línea de meta, pero, finalizó nuevamente último. Lo peor de todo es que, como ocurrió en China, Merhi acabó superado clarísimamente por segunda vez consecutiva por su compañero Will Stevens y su futuro en Manor se empieza a oscurecer por momentos.

Análisis de la carrera

La carrera comenzó con dos sorpresas, de diferente calibre. La primera, la noticia confirmada por McLaren minutos antes de la salida, por la que el monoplaza de Jenson Button no podía superar los incontables problemas mecánicos que le acuciaron durante todo el fin de semana y no tomaría la salida.

Leer más “GP de Bahrein: Apurada victoria de Lewis Hamilton y espectacular carrera de Kimi Raikkönen”

El GP de Bahrein será nocturno


Con motivo de la celebración del 10º aniversario de la llegada del GP de Bahrein al calendario del Mundial de Fórmula 1, las autoridades del circuito de Sakhir han decidido que la carrera sea nocturna.

El Circuito de Sakhir albergará una carrera nocturna en 2014
El Circuito de Sakhir (Bahrein) albergará una carrera nocturna en 2014

De esta manera, tanto la carrera del domingo como la sesión de calificación del sábado se celebrarán a las 18.00 horas, en horario local (una hora menos en la Península)

Así, como ocurre con el GP de Abu Dhabi, la prueba empezará con el atardecer y finalizará completamente de noche.Por este motivo, las autoridades del circuito del emirato desplegaron a finales del año pasado un complejo sistema de luz artificial que cumple con todas las especificaciones de seguridad requeridos por la FIA para este tipo de eventos.

Lo que no está claro es si este nuevo horario se oficializa para años sucesivos o si, por el contrario, se vuelve al horario tradicional.

Con este cambio, el circuito de Sakhir se convierte en el tercer trazado que alberga una carrera bajo la luz de los focos, junto a los circuitos de Marina Bay en Singapur (el primero en implantar este tipo de carreras, en 2008) y Yas Marina en Abu Dhabi.

GP de Bahrein: Sebastian Vettel exhibe poderío ante los Lotus de Kimi Raikkönen y Romain Grosjean y descalabro mecánico de Alonso


GP-Bahrein-podium

Nuevo paseo militar de Sebastian Vettel sobre el asfalto de Sakhir, en una exhibición de poderío insultante que pocos, inclusive el propio piloto alemán, se podía imaginar antes de la carrera. Con una superioridad manifiesta, el tricampeón ha enseñado los dientes imponiéndose sin prácticamente ninguna oposición a los Lotus de Kimi Raikkönen y Romain Grosjean, repitiendo el mismo pódium que el año pasado.

Es de reseñar que  el finlandés, que partía desde una incómoda novena plaza ha finalizado segundo en una valiente estrategia de ir a dos paradas, lo que demuestra nuevamente que, junto a Ferrari, el equipo de Enstone es el que mejor se ha acoplado a los compuestos de Pirelli en este inicio de campaña. Nada que ver con los Mercedes, que hoy -sobre todo Nico Rosberg- hanvuelto a sentir en sus carnes la escasa comunión existente entre el monoplaza y sus neumáticos.

Por su parte, Fernando Alonso se ha tenido que conformar con finalizar en octavo lugar, tras sufrir una avería en su DRS. Fue, además, en las primeras vueltas cuando el asturiano estaba batallando con Sebastian Vettel y con Nico Rosberg por las primeras plazas cuando el dispositivo de su Ferrari se quedó activado, sin que se pudiera bajar de forma mecánica.

Debido a las molestias que el uso de este dispositivo le estaba suponiendo (así como el riesgo de ser sancionado por su uso indebido), el español fue llamado a boxes. Pese a que, en un primer momento, sus mecánicos pudieron bajárselo pero de inmediato, al volverlo a activar, el pequeño alerón trasero se volvió a quedar enganchado, por lo que tuvo que volver a boxes para bajárselo y ya no puedo activarlo más durante el resto de la carrera, dejándole en franca inferioridad con respecto a sus rivales.

Sin embargo y, pese a lo que la superioridad de Vettel pudiera hacer pensar, la carrera sin embargo estuvo llena de emoción y de enfrentamientos memorables para definir los puestos tanto de pódium como de los puntos y no hubo una sola posición entre el segundo y el décimo puesto que no se batallase duramente. Especialmente interesante fue el duelo fratricida en McLaren, con un Sergio Pérez desatado que, hoy sí, nos ha recordado al aguerrido piloto que asombró en Sauber el año pasado.

Análisis de la carrera

La salida fue limpia y Nico Rosberg supo mantener a pie firme su posición. Y algo similar le pasó a Sebastian Vettel. Ambos supieron aguantar muy bien las primeras embestidas de Fernando Alonso, que salió con el cuchillo entre los dientes dispuesto a dar la campanada antes de la primera curva. Y hay que decir que bien cerca estuvo de lograrlo ya que fue el último en frenar y eso le dio ventaja frente a sus dos rivales, logrando situarse en cabeza durante unos instantes. Ahora bien, tanto Rosberg como Vettel lograron responder al asturiano traccionando mejor a la salida de dicha curva, devolviendo las cosas a su estado inicial.

Nadie quería quedarse como estaba y por ello los tres primeros no tardaron en marcar sus respectivos territorios y así, Vettel empezó a achuchar a Rosberg mientras que Alonso hizo lo propio con Vettel, al que de hecho llegó a rebasar en bonito duelo que, sin embargo, finalizó a favor del alemán, que logró recuperar su segunda plaza, con un ojo puesto en su compatriota Rosberg, que tampoco alcanzaba a destacarse.

Y a la tercera fue a la vencida. Después de tres vueltas de asedio y ya con la ayuda del DRS, Vettel logró adelantar no sin demasiados problemas a Rosberg mientras que Alonso permanecía a la expectativa, muy cerca de los dos alemanes aunque sin entrar en la batalla esperando lo que pronto iba a suceder y es que los neumáticos del Mercedes ya empezaban a hacer agua. De hecho, Alonso no tardó más de un par de vueltas en atacar a Rosberg y rebasarle sin problemas.

Por detrás, Paul Di Resta encabezaba un pelotón en el que no había descanso y Sergio Pérez parecía más activo de lo normal, achuchando de lo lindo a un gris Raikkönen, que no parecía dar con la tecla. Este pelotón empezó a acercarse peligrosamente a Rosberg, al tiempo que la brecha con Sebastian Vettel empezaba a abrirse, al igual que con Alonso, los dos con más ritmo en estos momentos.

Pero llegados a la séptima vuelta empezó el calvario mecánico de Fernando Alonso. Pronto se percataron que tras su paso por meta su DRS se había quedado activado y el alerón retráctil no bajaba. Eso suponía un doble problema, ya que por un lado afectaba a la carga aerodinámica del Ferrari en las zonas donde no se podía usar y, por otro -y quizás el más perentorio- le podría generar una sanción por parte de los comisarios de carrera. El caso es que el asturiano fue llamado a boxes de inmediato y, aprovechando la parada, decidieron cambiar de estrategia. Montaron nuevos neumáticos esperando que el F138 -quizás el que mejor los conserva- pudiese alargar el stint y, a mano, le bajaron el alerón retráctil.

Fernando Alonso y Sebastian Vettel, luchando antes de la avería en el Ferrari
Fernando Alonso y Sebastian Vettel, luchando antes de la avería en el Ferrari

Sin embargo, no pudo ser ya que, a las primeras de cambio que Alonso tuvo que echar mano del dispositivo, éste se volvió a encasquillar por lo que, apenas un par de vueltas después, tuvo que volver a parar en boxes para bajarlo de nuevo y pedirle al español que no lo volviese a usar. Esta parada extra supuso el punto final a las expectativas de triunfo hoy en Sakhir -salvo que mediase un milagro- y, sobre todo, dejar al monoplaza en inferioridad a la hora de luchar con sus rivales, que sí podrían usarlo y defenderse o atacar al español en las zonas de DRS.

Paralelamente, a medida que iban pasando pilotos por el pitlane a realizar sus respectivas paradas, Sebastian Vettel decidió que era el momento de volar solo y comenzó a dar un recital de vueltas rápidas que hicieron que, en apenas 10 vueltas, su distancia fuese sideral y, como en temporadas anteriores, no tuviese más problemas que ver pasar el tiempo.

Afortunadamente para el espectáculo, los que venían por detrás del alemán decidieron no dar un minuto de respiro y empezaron a enfrascarse en una serie de duelos ciertamente espectaculares. Di Resta aguantaba sorprendentemente en la segunda plaza mientras que Kimi Raikkönen aguantaba en tercera plaza, estirando lo más que podía su primer juego de neumáticos. Al mismo tiempo, Rosberg se peleaba a brazo partido con Button y Massa por la cuarta posición  y Grosjean y Pérez hacían lo propio por arañar unos puntos.

Tras las paradas de Di Resta y Raikkönen, Vettel volvía a liderar con toda comodidad mientras que las hostilidades entre Rosberg, Massa y Button seguían en todo su apogeo, animados entonces por la llegada de Hamilton, que decidió unirse a la fiesta. Aunque en la vuelta 18 el primero en caer fue Felipe Massa, que sufrió un aparatoso pinchazo que le dejaba fuera de combate, a la batalla se unieron Grosjean, que venía como un cohete, y Sergio Pérez, que también venía muy fuerte.

Espectacular el duelo fratricida entre Jenson Button y Sergio Pérez
Espectacular el duelo fratricida entre Jenson Button y Sergio Pérez

Esta batalla continuó durante cuatro vueltas, hasta que Button entró a boxes pero nos dejó un espectacular duelo entre el mexicano de McLaren y Nico Rosberg, que tras varios adelantamientos mutuos acabó del lado de Pérez, al tiempo que Button, con ruedas nuevas llegó por detrás para terminar de animar el cotarro. Con el Mercedes, embotellado entre los dos McLaren, llegó la batalla más emocionante y singular de toda la jornada. Con Rosberg rebasado por Button, no tardó en emparejarse con su compañero Pérez. Sin embargo, en un acto de valor o más bien de una osadía excesiva, Pérez decidió plantearle una durísima batalla a Button, que estuvo a punto de mandar a los dos McLaren a la arena del circuito durante varias vueltas.

La tensión se palpaba en el ambiente, especialmente cuando Sergio Pérez, que llegó a tocar con su alerón delantero la rueda trasera de Button y alcanzó su punto álgido cuando éste no dudó en cerrar a su compañero a la salida de una curva y mandarle fuera de la pista. Finalmente, merced a esta maniobra y al hecho de que el propio Button pidiese por radio a su equipo para que calmasen a Pérez, el británico logró marcharse por delante.

Llegados al último tercio, la carrera no parecía tener color. Vettel seguía con su monólogo, machacando el crono con un ritmo endiablado vuelta por vuelta, mientras que continuaba segundo un sorprendente Paul Di Resta, que continuaba sacando petróleo a su Force India y Kimi Raikkönen, totalmente decidido por una estrategia a solo dos paradas. Sabedor de su superioridad, el finlandés no dudó en atacar al escocés, protagonizando un espectacular adelantamiento a la salida de la recta principal, mientras que la otra gran sorpresa de hoy, Grosjean hacía lo propio con Button y Pérez.

Tras afrontar las últimas paradas y con todo el pescado vendido en lo relativo al triunfo final, quedaba saber cómo quedarían las siguientes plazas y, sobre todo, si Fernando Alonso, que seguía con su desigual batalla contra el mundo y con una parada más en sus espaldas, podría optar a arañar unos cuantos puntos. Raikkönen seguía a lo suyo y sin tampoco demasiada oposición, sólo pendiente de si su arriesgada apuesta de ir a dos paradas podría ser exitosa o si sus exhaustos compuestos podrían aguantarle bien hasta el final.

Lo divertido venía por detrás. Con un sinfín de cambios de posición, de adelantamientos y de duelos colectivos por tres y hasta cuatro plazas. Rosberg, Button, Grosjean, Webber, Hamilton, Sergio Pérez e incluso Fernando Alonso protagonizaron varios duelos muy interesantes. De todos ellos, el más rápido fue Grosjean, que empezó a limarle tiempo a Di Resta, mientras que Hamilton trató de aprovechar el bajón en el rendimiento de los compuestos de Mark Webber, que parecía instalado cómodamente en la quinta plaza.

Excelente carrera de Hamilton, quinto hoy en Bahrein
Excelente carrera de Hamilton, quinto hoy en Bahrein

A falta de apenas cinco vueltas para el final, mientras que Di Resta era alcanzado por Grosjean, el australiano de Red Bull perdía su posición con Hamilton y pronto parecía que todo estaba decidido. Sin embargo, sólo le duró una vuelta la alegría al británico ya que Webber recuperaba de forma sorprendente la posición con el Mercedes, al tiempo que se les unieron Fernando Alonso y Sergio Pérez. Mientras que Webber se defendía del acoso de Hamilton, Alonso y Pérez protagonizaron el otro gran duelo del día. El mexicano, que venía más fuerte que el español, adelantó de forma espectacular al Ferrari. Alonso, que no se arredró pese a no poder usar el DRS, trató de devolverle la maniobra al azteca. Sin embargo, el piloto de McLaren, no sólo no cedió un ápice sino que, en una maniobra muy similar a la que él mismo había protagonizado anteriormente con Button, cerró todas las puertas y mandó al Ferrari a la arena.

Por último y, pese a que las posiciones habían quedado prácticamente definidas, la emoción continuó hasta el final ya que en la última vuelta Mark Webber, no sabemos si excesivamente confiado o porque sus ruedas habían dicho “basta”, era rebasado in extremis por Hamilton  y, de forma sorprendente, por Sergio Pérez, con lo que el australiano volvía a dar la de arena.

Lo mejor y lo peor del día

Lo mejor, la carrera en sí. Pese a la superioridad manifiesta de Vettel durante todo el día, la igualdad ha sido la nota dominante no sólo de la carrera sino de todo el fin de semana. Con una pole para Rosberg y todos los principales favoritos prácticamente en el mismo segundo, la carrera ha estado plagada de adelantamientos, de duelos intensos y de la máxima emoción.

Por supuesto, hay que hacer mención al carrerón de hoy de Sebastian Vettel y su Red Bull. Con una fulgurante salida, tuvo los arrestos necesarios para atacar cuando hizo falta, defenderse con uñas y dientes cuando fue preciso y, lo más importante, mantuvo un ritmo superior al de todos sus rivales y martilleó los tiempos vuelta a vuelta para llevarse de calle la carrera, casi sin despeinarse. Bien por el alemán y bien por su equipo.

Gran carrera de los Lotus, haciendo doblete en el pódium
Gran carrera de los Lotus, haciendo doblete en el pódium

Excelente la carrera de Lotus en general y de sus dos pilotos en particular. Hay que tener una fe ciega en el monoplaza, en su líder y en su trato a los neumáticos para encomendarse a una estrategia casi suicida a dos paradas y lograr finalizar segundo tras salir en novena plaza. Estaba claro que había que apostar por algo diferente si se quería optar al podium hoy y los estrategas de Lotus han acertado de pleno. Además, por fin hemos podido ver al Romain Grosjean que habíamos visto en los tests de pretemporada. Rápido, agresivo y buen compañero, ha sido el escudero de lujo de Kimi y ha acabado por méritos propios en el tercer lugar.

Por último, no queríamos dejar de alabar la gran carrera de Paul Di Resta y de Sergio Pérez. El piloto de Force India ha estado en todo momento arriba, con un gran ritmo y una estrategia también de ir a dos paradas aunque con menor fortuna ya que, a diferencia del monoplaza de Raikkönen, su coche fue víctima de un bajón final en el rendimiento en sus neumáticos. Seguramente, antes de darse la salida, el equipo hubiese firmado este resultado pero sin vemos la carrera en su conjunto, el escocés mereció mejor suerte pero así son las carreras.

También merece capítulo aparte el carrerón de Sergio Pérez. Por fin el mexicano ha dado la talla y, pese a que su McLaren no es en absoluto el monoplaza competitivo que él esperaba encontrarse en este momento, hoy ha dado todo un recital de agresividad, valor y resistencia mental. Y un aplauso a McLaren, que ha demostrado que esto de las órdenes de equipo no van con ellos, pese al mal trago que, sin duda, hoy ha debido pasar Martin Wishmarsh desde el muro, mientras asistía atónito al duelo fratricida entre sus dos pupilos.

Por su parte, lo peor del día ha recaído hoy casi en exclusiva sobre Ferrari. Conforme a los enunciados de la Ley de Murphy, todo aquello que podía salir mal, salió mal. Por un lado, la incómoda avería del DRS de Alonso cuando estaba batiéndose el cobre con Sebastian Vettel y que le ha obligado a una parada más que ha frustrado sus opciones de pódium. Por otro lado, los dos pinchazos de Felipe Massa, uno de ellos además sin motivo aparente y que tendrá que llevar a reflexión a los ingenieros de Pirelli, ya que Hamilton sufrió otro similar que además le rompió la suspensión trasera a su Mercedes al final de los últimos entrenamientos libres.

GP-Bahrein-

Por último, Mark Webber ha vuelto a fracasar estrepitosamente. Hoy no ha tenido excusas.No hay nadie que pueda achacar ninguna conspiración judeomasónica sobre el piloto australiano porque todo lo que le ha pasado hoy se lo ha buscado él solito. Partiendo de la base que arrastraba una sanción de tres puestos por su incidente con Jean-Eric Vergne en China, su calificación de ayer no fue buena, lo que le motivó partir en séptimo lugar. Pero su mala salida y su pésima gestión de la carrera, le llevó a tener un incidente serio con Rosberg, al que tocó cuando Webber salía de boxes (y que ha sido investigado y concluido sin consecuencias) que a punto estuvo de sacar a ambos de la carrera y, finalmente, cuando de forma lastimosa perdió dos puestos en la última vuelta.

Clasificación de carrera y del Mundial

Una vez finalizadas las 57 apasionantes vueltas de este GP de Bahrein, la clasificación de la carrera quedó así:

1º) Sebastian Vettel (Infiniti Red Bull), en 1h 36′ 00”

2º) Kimi Raikkönen (Lotus), a 9,1”

3º) Romain Grosjean (Lotus), a 19,5”

4º) Paul Di Resta (Force India Mercedes), a 21,7”

5º) Lewis Hamilton (Mercedes AMG), a 35,2”

6º) Sergio Pérez (McLaren Mercedes), a 35,9”

7º) Mark Webber (Infiniti Red Bull), a 37,2”

8º) Fernando Alonso (Ferrari), a 37,5”

9º) Nico Rosberg (Mercedes AMG), a 41,1”

10º) Jenson Button (McLaren Mercedes), a 46,6”

Sebastian Vettel, celebrando eufórico su segunda victoria del año
Sebastian Vettel, celebrando eufórico su segunda victoria del año

Con el triunfo de hoy, Sebastian Vettel es ahora mucho más líder. El tricampeón continúa en primer lugar de la tabla de clasificación con 77 puntos, aumentando a 10 puntos su diferencia con Kimi Raikkönen, con 67 puntos. El finlandés es el único piloto capaz hasta el momento de aguantarle el pulso al alemán hasta el momento y, aunque es evidente que Fernando Alonso estará arriba nuevamente, si Raikkönen sigue haciendo gala de la regularidad que está haciendo gala, será sin duda un poderoso enemigo a batir.

En tercer lugar, pero muy alejado de los dos primeros se encuentra Lewis Hamilton, con 50 puntos, mientras que Fernando Alonso que, pese a todo, hoy ha arañado unos valiosos puntos, es cuarto con 47 puntos, a una distancia sideral ya del resto de competidores como Mark Webber, situando en quinto lugar con 32 puntos.

Tras la carrera de hoy, el Gran Circo abandona su primer ciclo en tierras asiáticas y se inicia el periplo por Europa y España será su primera y tradicional cita obligada. Como todos sabéis, la suspensión del GP de Europa en el Circuito Urbano de Valencia por motivos económicos ha llevado a que sólo un circuito español pueda albergar carreras desde este año. Hasta nueva orden, se irán alternando Montmeló y Valencia y este primer año va a ser el trazado catalán el encargado de recibir el GP de España el próximo 12 de mayo.

Este año la cita en España va a ser clave porque, una vez más, se espera que la mayoría de escuderías traigan las primeras evoluciones para los distintos monoplazas. Se espera con ansiedad cuáles son las novedades prometidas por el equipo McLaren, así como cuál será la posible respuesta de Red Bull y Mercedes a los problemas que los compuestos de Pirelli les están generando, en especial a los alemanes, a los que los PZero están trayendo a mal traer, como hemos podido ver hoy sin ir más lejos.

Nico Rosberg sufriendo el desgaste de sus neumáticos
Nico Rosberg sufriendo el desgaste de sus neumáticos

Ferrari, pese a todo, sigue siendo el equipo a batir. De hecho, hoy sin DRS y con una parada más ha tenido ritmo de carrera suficiente para haber acabado  incluso más arriba por lo que considero que es, de largo, el máximo favorito con Fernando Alonso para llevarse el gato al agua en Montmeló, donde además el asturiano estará arropado por la afición española y es un circuito en el que el piloto de Ferrari ha cuajado de siempre grandes actuaciones.

El podium lo deberían conformar Raikkönen y Vettel, por ese orden ya que son, hoy por hoy y de largo, no sólo los mejores pilotos de la parrilla junto a Alonso y Hamilton, sino los que han sido los únicos capaces de plantar cara al poder de Ferrari en este inicio de temporada.