Suspendido definitivamente el GP de Bahrein


Tal y como era de prever, la carrera inaugural de la temporada 2011, que debía disputarse en el circuito de Shakir el próximo día 13 de marzo, ha sido definitivamente cancelada y, de momento, no se sabe si se podrá disputar en algún otro momento de la temporada.

La suspensión se hacía pública con un escueto comunicado oficial que decía: “El Circuito Internacional de Bahrein ha anunciado que el Reino de Bahrein no acogerá la carrera de Fórmula 1 para que el país pueda centrarse en el proceso de diálogo nacional“.

Esta decisión, que ya se venía barruntando desde  hace días, era más que previsible debido al cariz violento que estaban (y están) tomando los acontecimientos, desarrollados en forma de revueltas sociales, con los tanques en la calle y con decenas de miles de manifestantes exigiendo el cambio de régimen. De hecho, pilotos como Mark Webber eran de la opinión de la suspensión desde ya hace unos días.

Además, la decisión debía ser tomada con rapidez dado que, aunque el GP de Bahrein se disputaría el fin de semana entre el 11 y el 13 de marzo próximos, las escuderías y, en general, todo el staff organizativo así como la logística, debían ponerse de inmediato en marcha para su preparación y los primeros rodajes en el trazado.

Lo que no se ha establecido de momento es alternativa alguna para el Gran Premio, de modo que como ya se rumorea, o se celebra a principios de noviembre (justo antes de la última cita, prevista en Abu Dhabi) o directamente, no se llevaría a cabo, con lo que las opciones para Motorland Aragón, que se barajaron en un principio, quedarían totalmente descartadas.

El GP de Bahrein, en serio peligro


A nadie se le puede escapar la importante y trascendente escalada de protestas sociales que se están produciendo en determinadas zonas del mundo, como Túnez o más recientemente Egipto, que han generado sendos derrocamientos de sus líderes políticos.

Pues bien, esta ola de protestas, lejos de remitir, va in crescendo y se está contagiando a toda prisa por otras zonas del norte de Africa como Argelia y Libia. Estas revueltas, de hecho, han llegado ya, peligrosamente, al propio Bahrein, que está viviendo unas horas inciertas, con un grave incremento de la inestabilidad social y política, con los tanques en la calle y varios muertos y heridos, por causa de estas revueltas.

La situación ha alcanzado tal cariz que tanto la FIA como el propio Bernie Ecclestone han amenazado con la suspensión del Gran Premio, que como recordaremos,  está previsto para el próximo día 13 de marzo y supondrá el pistoletazo de salida para el Campeonato de 2011.

De momento, todo pasa por un serio aviso pero si las circunstancias sociopolíticas no varían (y por las noticias que nos llegan desde esa zona del planeta, no tiene visos de cambiar) estamos en condiciones de aventurar que el GP de Bahrein no se celebrará. Ante esta situación, la organización se plantea varias alternativas, entre ellas la que más está sonando es la candidatura presentada por Motorland Aragón, que estaría en disposición de albergar sin problemas tan importante cita.

En todo caso, pronto se sabrá qué ocurre pues, tras los Test Days en Montmeló que acaban de dar comienzo hoy jueves en el trazado catalán, los equipos deberán dar una pronta respuesta al tema. No olvidemos que pronto tendrán que empezar a mandar sus convoys al circuito de Sakhir, con el fin de poder estar ya a partir del día 6 de marzo en Bahrein y poder empezar a rodar, de cara al Gran Premio citado.

La última referencia de primera mano sobre el estado de las cosas en Bahrein nos las ha facilitado el piloto español de GP2, Dani Clos, que estuvo allí este fin de semana para disputar la primera carrera de la GP2 asiática. De hecho, la segunda prueba puntuable de la GP2 asiática de 2011, que debía iniciarse este jueves con la disputa de los primeros entrenamientos, ha tenido que ser suspendida definitivamente.

En declaraciones a la prensa, el piloto catalán no sólo ha manifestado su pesimismo de cara a la disputa del primer Gran Premio de la temporada de Fórmula 1 sino que, además, ha expresado que, sin llegar a pasar excesivo miedo, pudo ser testigo de excepción de las revueltas y vio las columnas de tanques pasar a escasos metros de su hotel y pudo escuchar continuas ráfagas de disparos.

Fernando Alonso, exultante tras su triunfo en el GP de Bahrein 2010

GP de Bahrein: Fernando Alonso vuelve por la puerta grande


Fantástico y por la puerta grande. No se puede calificar de otra forma el retorno de Fernando Alonso a lo más alto de la élite mundial de la Fórmula 1 al vencer ayer en su debut oficial con la Scuderia Ferrari y tras pasar dos años alejado de lo más alto del pódium.

Y es que Alonso ayer disfrutó de una más que cómoda victoria en una carrera en la que los Ferrari hicieron doblete (ya que al asturiano le acompañó su compañero el brasileño Felipe Massa)  y que tuvo al británico Lewis Hamilton como acompañante en el cajón, en tercer lugar.

La carrera discurría sin apenas emoción ya que desde el primer giro se notó la superioridad manifiesta del Red Bull Renault del alemán Sebastian Vettel y de los Ferrari de Alonso y Felipe Massa, rebasado en una maniobra espectacular por el asturiano, que se marcharon abriendo una importante brecha con respecto al cuarto, el alemán Nico Rosberg de Mercedes y al quinto, el McLaren del británico Hamilton y al resto de monoplazas de la parrilla.

Sin embargo, y pese a que la carrera parecía controlada por el alemán, que mantenía una cómoda distancia en torno a los 3-4 segundos con el asturiano y otros tantos con el brasileño, de repente y a falta de 13 vueltas para el final se vio afectado por una avería en el motor, no tan grave como para abandonar pero sí lo suficientemente importante para que tuviera que dejar de luchar por la victoria, siendo rebasado por el asturiano, primero, e instantes después por Massa y hasta por Hamilton, que pudo limar la desventaja que llevaba en relación con el alemán de Red Bull. No pudo ocurrir así, sin embargo, con  su compatriota Nico Rosberg ya que la distancia entre ambos era de tal calibre que el piloto de Mercedes GP, pese a sus esfuerzos, no pudo arrebatarle al final esa cuarta plaza.

A partir de ahí, un monólogo constante de Alonso que demostró estar en plena forma, dominando desde ese momento la carrera con una superioridad casi insultante sobre el resto de pilotos, incluido su propio compañero e impartiendo una clase magistral de regularidad y control sobre su máquina que le sitúa como máximo favorito al título a poco que la mecánica le respete.

En el capítulo de decepciones hay que señalar tres por encima del resto: la del heptacampeón, Michael Schumacher, muy lejos de su compañero Rosberg y siempre muy lejos de los tiempos de cabeza durante todo el fin de semana, la del vigente campeón, el británico Jenson Button, mucho más lento que su compañero Hamilton y al que nunca se le vio cómodo en su nueva montura y por último, el australiano Mark Webber que sufrió de lo lindo para entrar en los puntos y que tuvo constantes problemas de mecánica en su Red Bull Renault, el verdadero talón de Aquiles de la escudería y que le privó de la victoria en el día de ayer.

Por último, decir que los españoles, con la excepción hecha de Fernando Alonso, corrieron una suerte dispar ya que, por un lado Pedro Martínez de la Rosa, de cuyo Sauber se esperaba más el fin de semana, tuvo que abandonar cuando luchaba por entrar en los puntos por un problema hidráulico mientras que, por otro, Jaime Algersuari acabó 13º con su Toro Rosso y tras adelantar nada menos que 5 puestos en salida, en una actuación más que meritoria.

Así pues, la clasificación de la carrera (y de la clasificación general, como es lógico) en sus primeros 10 puestos quedó de la siguiente forma:

1º) Fernando Alonso (Ferrari) – 1:39:20.396

2º) Felipe Massa (Ferrari), a 16,0”

3º) Lewis Hamilton (McLaren), a 23,1”

4º) Sebastian Vettel (Red Bull Renault), a 38,7”

5º) Nico Rosberg (Mercedes GP), a 40, 2”

6º) Michael Schumacher (Mercedes GP), a 44,1”

7º) Jenson Button (McLaren Mercedes), a 45,2”

8º) Mark Webber (Red Bull Renault), a 46.3”

9º) Vittantonio Liuzzi (Force India Mercedes), a 53”

10º) Rubens Barrichello (Williams Cosworth), a 1’02”