GP de China: Lewis Hamilton vuelve al trono


El GP de China nos ha dejado el retorno a lo más alto del pódium de Lewis Hamilton, que recupera su cetro de máximo favorito al trono del campeonato de este año, tras una carrera tan inteligente como cambiante.

Lewis Hamilton, de vuelta a lo más alto del cajón
Lewis Hamilton, de vuelta a lo más alto del cajón

Le acompañaron en el cajón un brillante pero desafortunado Sebastian Vettel, que hizo lo que buenamente pudo para llevar a su Ferrari a la segunda plaza, y un exhuberante Max Verstappen.

El piloto neerlandés protagonizó la gran remontada del día, saliendo desde la 17ª plaza y, tras una brillante y muy valiente carrera, hasta acabar en la tercera posición final, tras una dura pugna con su compañero Daniel Ricciardo.

Por lo demás, fue una carrera en la que hubo muchas alternativas, especialmente por detrás, con intensas batallas intermedias en todos los asp

Españoles en carrera

El GP de China fue un nuevo cara y cruz para nuestros pilotos. A pesar de que ambos mostraron sus mejores caras al volante, Fernando Alonso y Carlos Sáinz vivieron sus carreras de forma francamente diferente.

El más atrevido fue Carlos Sáinz. El madrileño fue el único que, previendo que no habría más lluvia y que la pista se iría secando, decidió ahorrarse un pitstop y salió directamente con neumáticos lisos.

Esto supuso un hándicap enorme ya que, en su pésima salida, Sáinz arruinó su magnífica calificación del sábado, cayendo al final de la clasificación, con salida de pista incluida.

Carlos Sáinz, trompeando en su primera vuelta
Carlos Sáinz, trompeando en su primera vuelta

Manejar el coche en esas condiciones del asfalto era una tarea heroica y, aunque el madrileño lo intentó, su arriesgada apuesta le salió rana, al menos en las primeras vueltas.

Aun así, la entrada en pista de los Safety Cars, desplegados durante el primer tercio de carrera, le devolvieron su ventaja estratégica, quedando incrustado en una cómoda sexta plaza que le permitió batirse el cobre, entre otros con Fernando Alonso, su compañero Kvyat y los Force India.

Finalmente y, a medida que se fue quedando en tierra de nadie, acabó disfrutando de una plácida carrera y firmó un más que meritorio séptimo puesto.

Sobre Fernando Alonso y, sobre todo, sobre la lamentable fiabilidad de su McLaren Honda, poco hay que añadir que no se haya dicho ya estos dos años y pico. Debe ser frustrante para un tipo tan competitivo como él tener que sufrir día sí y día también los reveses de una mecánica tan escasamente brillante como nula en su fiabilidad.

En Shanghai volvió a dar una nueva lección de pilotaje y de cómo exprimir al máximo un coche tan poco competitivo como el McLaren MCL32.

Al igual que ocurrió en Australia, el asturiano llevó su coche al extremo y aunque lo intentó todo, resistiendo las acometidas de Bottas, Pérez y sobre todo de Carlos Sáinz, su coche volvió a romper, quedando fuera de carrera por segunda vez consecutiva en esta temporada.

En esta ocasión, lo que se rompió fue el palier pero, como dijo el propio Alonso nada más acabar la carrera, no es más que la consecuencia de no haber podido rodar apenas en los tests de pretemporada. Cada carrera descubren nuevos fallos, de modo que las probabilidades de ser fiables y competitivos se diluye en cada carrera.

Análisis de la carrera

La prueba, en la que la climatología fue la gran protagonista, estuvo presidida por una fina pero intensa lluvia que, minutos antes del arranque, dejó la pista bastante mojada. Esto obligó a que todos los pilotos, salvo un osadísimo Carlos Sáinz, optasen por montar de salida los compuestos de lluvia intermedia.

Sin embargo, la lluvia desapareció y, a medida que la pista se secó, obligó a los pilotos a optar por compuestos de seco y es ahí donde la estrategia jugó un papel predominante. Si a eso le unimos una serie de incidentes, especialmente al inicio, cuando con la pista ya seca pero muy fria.

Esto provocó que pilotos como los rookies Lance Stroll o, sobre todo, Antonio Giovinazzi, sufrieran sendos accidentes, que obligaron a desplegar por dos veces al Safety Car. El primero de ellos, virtual y el segundo, tras el enorme trompazo del Sauber del italiano, presencial y que marcaron el devenir de lo ocurrido después.

Hay que reconocer que Lewis Hamilton tuvo una pizca de suerte ya que se puede decir que se le apareció la Virgen en forma del segundo Coche de Seguridad.

Sebastian Vettel le había ganado por la mano, entrando a cambiar sus compuestos de lluvia por unos slicks y había cobrado una ventaja estrategica que, desgraciadamente, con el despliegue del segundo Safety Car le permitió al británico recuperarse y hacer lo propio con sus compuestos de seco.

Lewis Hamilton, liderando la carrera
Lewis Hamilton, liderando la carrera

Para más inri, la pequeña o nula ventaja que le quedaba al alemán para repetir triunfo se esfumó cuando, una vez relanzada la carrera por segunda vez, se encontró con un inesperado tapón formado por su propio compañero, Kimi Raikkönen, incapaz de rebasar al Red Bull de Max Verstappen.

El finlandés, que adoleció todo el fin de semana de ritmo competitivo, estuvo casi 10 interminables vueltas sin poder adelantar al joven piloto holandés.

Esta incómoda situación duró hasta que Vettel, harto de esperar y sabedor de que era más rápido que los pilotos que le antecedían, decidió cortar por lo sano.

El alemán se lió la manta a la cabeza y protagonizó un par de espectaculares adelantamientos a su compañero y a Versappen que, si bien, no le iban a permitir llegar hasta Hamilton, que había aprovechado para poner tierra de por medio, al menos le acercaban hasta el segundo lugar del cajón.

Sin embargo y, a pesar de los esfuerzos de Vettel por dar caza a Hamilton, fueron infructuosos. Cada intento del alemán apretaba a fondo para reducirle un par de décimas al británico, era respondido por éste con una nueva vuelta rápida.

Finalmente y transcurridas unas vueltas desde el último stint del Ferrari, Vettel tiró la toalla y se dedicó a nadar y guardar la ropa, dando por bueno el segundo puesto, ya que sólo un milagro en forma de desfallecimiento mecánico del Mercedes le podría dar la victoria.

Un segundo puesto que intentó poner en riesgo Max Verstappen. El holandés logró sobreponerse al error que le abrió la puerta del podium a Sebastian Vettel y, tras humillar a Valtteri Bottas, intentó sin éxito llegar hasta el alemán.

Valtteri Bottas, emparedado entre Vettel y Ricciardo
Valtteri Bottas, emparedado entre Vettel y Ricciardo

Un sobreesfuerzo que estuvo a punto de acusar cuando un inteligente Daniel Ricciardo le acabó dando caza a falta de cinco vueltas para el final. Sin embargo y a pesar del subviraje, el holandés mantuvo a raya perfectamente a su compañero, ganándose el derecho de acompañar a Hamilton y Vettel en el cajón.

Por detrás, hubo bastante guerra y prácticamente todos los puestos, desde el tercero hasta el último se peleaban al límite.

Muy bonitos fueron, por ejemplo, los duelos de Romain Grosjean con Jolyon Palmer y Nico Hulkenberg por la 12ª posición, casi tanto como el de los dos Red Bull por la tercera.

O los de Esteban Ocon con Felipe Massa y Sergio Pérez por los puntos. Casi tan emocionante como el que sostuvieron casi al final un redivivo Kevin Magnussen con el propio piloto mexicano por la octava posición.

Lo mejor del día

Por derecho propio, si hay un protagonista destacado del GP de China, ése es Max Verstappen. No sólo por su increíble salida, que le permitió recuperar 10 puestos en la primera recta sino por el espectáculo que brinda a diario.

Además de sus adelantamientos, algunos de ellos imposibles, como los que hizo a su compañero Daniel Ricciardo en la vuelta 11 o a Valtteri Bottas en la vuelta 33, el holandés demostró que es un hueso durísimo de roer. Que se lo pregunten a Kimi Raikkönen y a Sebastian Vettel, que tuvo que sudar sangre para poder rebasarle.

gp-china-vestappen
Max Verstappen, el gran protagonista del día

También hay que reseñar la gran carrera de Kevin Magnussen y Haas. El danés sumó los primeros puntos para la escudería norteamericana en una gran carrera en la que estuvo muy por encima de su compañero.

Magnussen supo gestionar perfectamente sus neumáticos, lo que le permitió no sólo superar sino después mantener a raya a los dos Force India y firmar sus primeros puntos desde 2014, cuando militaba en McLaren.

Lo peor del día

Una de las decepciones más grandes del día fue Valtteri Bottas. Un estúpido trompo mientras rodaba detrás del Safety Car acabó relegándole a la parte trasera del pelotón. Auque luchó por recuperarse, tan solo pudo llegar hasta la sexta plaza. Demasiado poco para un coche que daba mucho más de sí.

La otra, entre otras cosas por el buen rendimiento que apuntaba el Williams durante el fin de semana, fue Felipe Massa. Aunque a nadie le debería sorprender a estas alturas, lo cierto es que al carioca se le vieron todas las costuras, especialmente al inicio de la carrera.

En cuanto la pista se moja, es tremendamente significativo el bajón que ofrece Massa en su pilotaje y hoy no ha sido una excepción. Rodando sin ningún tipo de empuje, en ningún momento se mostró competitivo, dando la sensación que lo único que le importaba era que la carrera acabase cuanto antes.

De nada sirvió que el brasileño tuviese que defender el honor de Williams, habida cuenta además del accidente de su compañero Lance Stroll, embestido por detrás por Sergio Pérez en la salida. Massa estuvo gris y muy pasota y finalmente acabó en una más que discreta 13ª posición.

Otra gran decepción fue la de Renault. De Jolyon Palmer, para el que su presencia en la parrilla sigue siendo una incógnita, no se esperaba nada, sí que había mucha expectación por ver hasta dónde podría llevar el RS17, tras una magnífica calificación en la que se metió en la Q3.

gp-china-palmer
Jolyon Palmer en pleno trompo

Sin embargo, entre que su salida no fue muy brillante y que adelantó indebidamente mientras el Safety Car estaba en pista, lo que le hizo acreedor a una sanción de cinco segundos, acabó hundido y fuera de los puntos.

Clasificación de la carrera

Tras 56 vueltas al trazado del Circuito Internacional de Shanghai, así quedó la clasificación final

  1. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), en 1h 37′ 36”
  2. Sebastian Vettel (Ferrari), a 6,2”
  3. Max Verstappen (Red Bull TAG-Heuer), a 45,1”
  4. Daniel Ricciardo (Red Bull TAG-Heuer), a 46,0”
  5. Kimi Raikkönen (Ferrari), a 48,0”
  6. Valtteri Bottas (Mercedes AMG), a 48,0”
  7. Carlos Sáinz (Toro Rosso Renault), a 1’12”
  8. Kevin Magnussen (Haas Ferrari), a 1 vuelta
  9. Sergio Pérez (Force India Mercedes), a 1 vuelta
  10. Esteban Ocon (Force India Mercedes), a 1 vuelta
gp-china-hamilton.jpg
Lewis Hamilton, observando su Mercedes W08

Clasificación del Mundial de Pilotos

Tras dos pruebas disputadas y con los mismos protagonistas principales que en Australia, tanto Lewis Hamilton como Sebastian Vettel empatan a puntos en la clasificación general del campeoanto de pilotos.

Le siguen por detrás, aunque a más de 20 puntos, el siempre sorprendente Max Verstappen, Valtteri Bottas, que ha acusado el “pinchazo” de hoy,  y Kimi Raikkönen, todos ellos en un pañuelo.

  1. Sebastian Vettel (Ferrari), 43 puntos
  2. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), 43 puntos
  3. Max Verstappen (Red Bull TAG-Heuer), 25 puntos
  4. Valtteri Bottas (Mercedes AMG), 23 puntos
  5. Kimi Raikkönen (Mercedes AMG), 22 puntos.

Clasificación del Mundial de Constructores

Las cosas se siguen apretando entre los dos grandes favoritos del año, Mercedes y Ferrari. Aunque por un solo punto, los de las Flechas Plateadas dan el relevo en la cabeza de la clasificación, mientras ambos equipos abren brecha con respecto a sus rivales.

En tercer lugar figura Red Bull, que sigue a duras penas la estela de sus dos competidores aunque ya se distancia del resto de la “clase media”, encabezada por Toro Rosso.

Ferrari, segundos en el Mundial de Constructores
Ferrari, segundos en el Mundial de Constructores

Además, merced a los puntos sumados hoy por Magnussen, ya sólo quedan tres escuderías por puntuar como son Renault, Sauber y McLaren. Los de Woking ocupan el “farolillo rojo” de la clasificación debido a sus cuatro abandonos en estas dos carreras.

  1. Mercedes AMG, 66 puntos
  2. Ferrari, 65 puntos
  3. Red Bull TAG-Heuer, 37 puntos
  4. Toro Rosso Renault, 12 puntos
  5. Force India Mercedes, 10 puntos
  6. Williams Mercedes, 8 puntos
  7. Haas Ferrari, 4 puntos
  8. Renault, 0 puntos
  9. Sauber Ferrari, 0 puntos
  10. McLaren Honda, 0 puntos

 

 

Pascal Wehrlein, también descartado para el GP de China


El equipo Sauber ha confirmado que Pascal Wehrlein sigue sin lograr el preceptivo visto bueno del equipo médico de la FIA y, por tanto, el joven piloto alemán tampoco podrá ser de la partida este fin de semana en Shanghai.

pascal-wehrlein-sauber.jpg
Pascal Wehrlein tampoco correrá en China

Así lo ha confirmado la propia escudería suiza, por medio de un comunicado hecho público en su web durante el día de ayer.

Pascal Wehrlein volverá a ser reemplazado por Antonio Giovinazzi para asegurarnos que el piloto alemán vuelva al cockpit del Sauber C36 Ferrari en la mejor forma física y lo más rápidamente posible, a ser posible en el GP de Bahrein o el de Rusia”, declaró el equipo en su comunicado.

De esta forma, Antonio Giovinazzi tendrá una nueva oportunidad para confirmar las magníficas sensaciones que dejó no sólo en Barcelona, durante la primera tanda de tests invernales, sino sobre todo en el pasado GP de Australia.

Giovinazzi finalizó 12º, tras una gran actuación en Albert Park, superando incluso a Stoffel Vandoorne en su lucha por no ocupar el “farolillo rojo” aquella carrera.

Por su parte, Wehrlein ha declarado que seguirá trabajando al máximo para poder volver cuanto antes, aunque no se ha atrevido a establecer ninguna fecha para su retorno.

“Para mí, lo más importante es que soy capaz de entrenarme intensivamente para asegurarme que puedo rendir al 100% lo más rápidamente posible”. afirmó el piloto germano.

“Volveré cuando sienta que estoy plenamente preparado para poder disputar un fin de semana de carreras completo para Sauber. Esperemos que pueda ser en Bahrein pero si no fuese posible, me tomaré el tiempo que necesite para ver si en Rusia puedo estar completamente preparado”, añadió Wehrlein.

Recordemos que el pasado mes de enero, Pascal Wehrlein sufrió un importante accidente durante la disputa de la Race of Champions en Miami, que le provocó daños especialmente en el cuello, de los que aún sigue recuperándose.

Lewis Hamilton, sancionado con cinco puestos en la parrilla de China


Lewis Hamilton será sancionado con una penalización de cinco posiciones en la parrilla de salida del próximo GP de China.

Lewis Hamilton, sancionado con cinco puestos en China
Lewis Hamilton, sancionado con cinco puestos en China

El motivo, un cambio inesperado en la caja de cambios el Mercedes AMG W07 Hybrid, tras descubrir que dicho elemento de su monoplaza estaba dañado tras el toque sufrido entre el británico y el Williams de Valtteri Bottas.

Mercedes explicó que la decisión posterior para sustituir la caja de cambios tuvo en cuenta el hecho de que Shanghai es un circuito mejor para los adelantamientos que el resto y que, teniendo en cuenta que el ciclo de vida útil de una caja de cambios es de cuatro o cinco carreras, podrían perfectamente asumir la penalización.

Así lo ha confirmado el propio equipo a través de su cuenta oficial de Twitter:

mercedes-twit

Lewis Hamilton no tira la toalla y luchará por la victoria

Lejos de sentirse preocupado por la penalización y por el riesgo de que este Gran Premio supone que Nico Rosberg, su gran rival y compañero en Mercedes, pudiese ganar su tercera carrera consecutiva y separarle aún más en la clasificación.

Así pues, el campeón del mundo ha afirmado que va a estar firmemente buscará su victoria número 44 este fin de semana: “Por supuesto, cuando uno escucha en la mañana del miércoles que este fin de semana empieza con una sanción, cambia el enfoque, mi mentalidad”, afirmó.

“Pero para mí un reto es una oportunidad para crecer, así que estoy muy emocionado por esta oportunidad. Espero, con suerte, poder empezar la carrera en la mejor posición posible con la penalización”, agregó el tricampeón.

“Seguro que va a ser un fin de semana fácil para Nico . Pero eso no quiere decir que no pueda ofrecer una buena carrera desde donde empiece. Voy a empujar tan duro como pueda. Eso no quiere decir que no pueda ganar. Quiero que esto sea una parte de mi proceso de pensamiento, no una simple limitación de daños”, añadió Hamilton.

 

Fernando Alonso, confirmado oficialmente por la FIA para correr en China


Aunque todo apuntaba a que Fernando Alonso iba a ser de la partida en Shanghai, lo cierto es que su presencia en el próximo GP de China de este fin de semana estaba a expensas del visto bueno de los médicos de la FIA.

Fernando Alonso abandonando el centro médico tras su última revisión por la FIA
Fernando Alonso abandonando el centro médico tras su última revisión por la FIA

Finalmente, tras los resultados de esta última revisión, Fernando Alonso ha sido considerado “apto” por la FIA. De esta forma, el asturiano podrá sentarse a los mandos del McLaren MP4-31 desde este mismo viernes y disputará el GP de China sin ningún inconveniente, al menos desde el punto de vista médico.

Eso sí, el “OK” de los galenos de la Federación se ha hecho esperar y, a pesar de que el piloto asturiano se ha sometido a este preceptivo reconocimiento a primera hora de la mañana, la decisión de los médicos ha tardado varias horas en hacerse oficial.

Ahora bien, ésta no será la última revisión a la que deberá someterse Alonso antes de poder correr ya que, de acuerdo al protocolo establecido por la Federación, el asturiano deberá pasar nuevamente por el servicio médico una vez finalice los primeros entrenamientos libres de mañana.

En sus primeras palabras tras conocerse la decisión de la FIA, Fernando Alonso ha valorado  muy positivamente su situación médica pero sobre todo, la mental, para afrontar la carrera.

“Físicamente me siento bien, me siento OK. En Bahréin, mentalmente estaba al 100% listo para pilotar pero físicamente tenía mucho dolor. Estaba listo para intentar al menos ver si podía sobrellevar el dolor con una costilla rota. Ahora la situación ha mejorado mucho y mentalmente estoy al 120% y físicamente estoy al 100%, sin dolor en los últimos dos días”, afirmó el asturiano.

alonso_comunicado
Comunicado de la FIA confirmando la presencia de Alonso en  China

 

 

Fernando Alonso sigue siendo duda para disputar el GP de China


Fernando Alonso ha afirmado que su participación en el GP de China de este fin de semana no está en absoluto garantizada ya que todavía no ha recibido el visto bueno del equipo médico de la FIA.

cto del mundo 16 gp de bahrein 16
Fernando Alonso sigue sin confirmar si estará en el GP de China

Recordemos que el piloto asturiano no pudo ser de la partida el pasado GP de Bahrein debido a que los galenos de la Federación desaconsejaron su participación, a causa del neumotórax y la fractura de varias costillas sufridos tras su grave accidente en la carrera inaugural de la temporada en Melbourne el pasado 20 de marzo.

El piloto de McLaren ha estado ofreciendo diversas instantáneas de su mejoría física a lo largo de estas dos semanas a través de las redes sociales. En ellas se le ha podido ver entrenando sin aparentes problemas.

Sin embargo, no es menos cierto que Alonso ha venido admitiendo que su participación en Shanghai no puede darse por sentada en modo alguno.

“Fue decepcionante que me dijesen que no podía correr en Bahrein, pero respeto plenamente la decisión del equipo médico de la FIA”, dijo el piloto español.

Aunque espero estar de vuelta en la pista este viernes, hasta que consiga el visto bueno de los médicos para la carrera -que ojalá suceda- no podemos nada por seguro, pero estoy continuando con mi preparación para un fin de semana normal de carreras”, añadió.

Por otra parte, a pesar de perderse la carrera, Alonso afirmó que se sintió muy contento viendo el salto de calidad experimentado por los de Woking en Bahrein. Aunque trató en vano a última hora del viernes lograr el visto bueno de la FIA para correr, el asturiano considera que se tomó la decisión más correcta para el equipo.

“Stoffel hizo un gran trabajo en Bahrein y, aunque Jenson sufrió algunos problemas de fiabilidad, fue positivo ver que los dos coches han rodado con mucha fuerza durante el fin de semana”, aseveró el bicampeón español.

“También fue interesante para mí ver el desarrollo de un fin de semana de carreras desde una perspectiva diferente. Esto me ayudó a entender todo lo que pasa para conseguir sacar los coches a pista y aprender mucho sobre los diferentes procesos, ¡aunque preferiría estar corriendo!”, bromeó Alonso.

alonso-china-2005
Fernando Alonso, celebrando en el pódium su victoria en el GP de China de 2005

Por último, el asturiano se mostró  ilusionado con poder correr en China. Una carrera en la que el español siempre ha estado presente desde que se incorporó al calendario en 2004 y que, tradicionalmente, siempre se le ha dado muy bien.

Y es que en estos 12 años en los que la Fórmula 1 ha pasado por China, el palmarés de Alonso es ciertamente brillante. No sólo porque el piloto asturiano ha logrado ganar en dos ocasiones (2005 y 2013),  sino porque además se ha subido al cajón en otras cinco oportunidades y nunca, salvo el pasado año, se quedó fuera de los puntos.

“Siempre me ha gustado conducir en China. He ganado allí dos veces antes y espero que seamos capaces de mantener algunas buenas batallas en la pista y ver más progresos este fin de semana”, finalizó.

Eric Bouiller no suelta prenda: Vandoorne, listo para correr

Por su parte, Eric Bouiller tampoco ha querido confirmar si su pupilo estará en el trazado de Shanghai este viernes o si, por el contrario, Stoffel Vandoorne -que tan buen sabor de boca dejó en su debut, podrá volver a subirse al monoplaza este fin de semana.

“Stoffel se mantendrá en reserva hasta que Fernando tenga su reunión de rutina con los médicos de la FIA este jueves. Hasta entonces vamos a prepararnos con normalidad”, afimó el Director de McLaren.

“Fernando ha estado recuperándose en su casa y entrenándose como de costumbre, y nosotros, como él, tenemos la esperanza de verlo de vuelta en el coche este viernes. En todo caso, aceptaremos el resultado, sea el que sea y actuaremos en consecuencia”, añadió.

Sauber espera estar al corriente de pago antes del GP de China


Los problemas económicos siguen acuciando a Sauber, cuya participación en el próximo GP de China ha llegado incluso a ponerse en entredicho.

Sauber, de nuevo con serios problemas financieros
Sauber, de nuevo con serios problemas financieros

Las deudas se acumulan, el personal sigue sin cobrar y las facturas no se pagan. Sin embargo, un portavoz de la compañía suiza, ha confirmado la llegada de un importante adelanto de dinero procedente de IFS, uno de sus principales sponsors.

Esto permitiría desahogar la alarmante situación económica de Sauber y, al menos, permitir este mismo lunes el cobro de los atrasos a su personal, que no cobraba sus nóminas desde febrero.

Esta difícil situación financiera de Sauber fue confirmada con la ausencia de Monisha Kaltenborn en Bahrein. De hecho, distintas fuentes aseguraron que la máxima responsable de la escudería suiza se quedó en territorio helvético buscando nuevos acuerdos de patrocinio que permitan garantizar la supervivencia del equipo, al menos hasta final de año.

Pan para hoy, hambre para mañana

Y es que, aun mediando este anticipo, la situación de Sauber sigue siendo crítica. De hecha, es crucial que la firma de Hinwill encuentre con urgencia nuevos sponsors en las próximas semanas.

El agujero en las arcas de Sauber es de tal calibre que se especula con que el equipo no pueda afrontar los pagos de la nómina de este mismo mes de abril, por lo que Kalterborn estaría negociando con su otro gran patrocinador, Banco do Brasil, el pago de otro anticipo.

Por tanto, no es de extrañar que a estas alturas Monisha Kalterborn no haya podido confirmar si estará presente en Shanghai la próxima semana o si, como ocurrió en Bahrein, se quede en Suiza buscando nuevas oportunidades de negocio.

GP de China: Nueva exhibición de fuerza de Lewis Hamilton y doblete de Mercedes ante Ferrari


De absolutamente aburrida, anodina y sin apenas historia se podría catalogar la carrera vivida hoy en el Circuito Internacional de Shanghai, en la que todo, prácticamente, ha salido según el guión previsto.

Podium del GP de China, de nuevo con los dos Mercedes en lo más alto
Podium del GP de China, de nuevo con los dos Mercedes en lo más alto

A diferencia del pasado GP de Malasia, ni Mercedes ni, por supuesto, Lewis Hamilton han querido dejar ningún resquicio a la sorpresa, confirmando el dominio casi hegemónico que han venido mostrando durante todo el fin de semana, desde la primera sesión de entrenamientos libres.

El dominio de Mercedes durante la carrera ha sido aplastante, con el único aliciente de poder ver si Nico Rosberg era capaz de “mojarle la oreja” a su compañero o si, por el contrario, Hamilton volvía a sacar su martillo, el de las grandes ocasiones, y le volvía a asestar un nuevo golpe al alemán, como al final ha ocurrido.

Finalmente y tras un segundo stint en el que se ha visto mínimamente amenazada la segunda plaza, Lewis Hamilton ha sumado un nuevo entorchado a su ya larga lista de triunfos y confirmó plenamente su pole de ayer, escalando un nuevo peldaño en su camino a revalidar su título mundial.

En segundo lugar y, como era de esperar, ha finalizado Nico Rosberg, que se ha quejado amargamente de Hamilton, al que nada más bajarse del coche ha acusado de comprometer su puesto en el pódium por culpa de llevar un ritmo más lento del deseable.

Sin embargo, la diferencia final, mínima, no es en absoluto representantiva de la diferencia actual entre ambos pilotos, entre otras cosas porque se ha debido a que las dos últimas vueltas se han cumplido con el Safety Car en pista, lo que ha enjugado los más de seis segundos que había entre ambos Mercedes.

El tercero en el cajón ha sido Sebastian Vettel, que suma su tercer pódium consecutivo vestido de rojo y confirma, una vez más, que en estos momentos sólo Ferrari puede poner mínimamente en aprietos a las Flechas Plateadas.

Por último, decir que nuestros pilotos han firmado un pobre papel hoy. Por un lado, y pese a que siguen filtrando optimismo desde las filas de McLaren, Fernando Alonso ha acabado 12º y, al menos, junto a Button, han podido acabar la carrera.

Fernando Alonso, fuera de los puntos por segunda carrera consecutiva
Fernando Alonso, fuera de los puntos por segunda carrera consecutiva

Por su parte, Carlos Sáinz Jr. ha vivido hoy un auténtico calvario que comenzó con un trompo nada más empezar que le relegó a la cola del pelotón y acabó con un fallo en la caja de cambios. Un fallo que, si bien no le obligó a abandonar, le tuvo más de un minuto rodando casi al ralentí hasta que, tras resetear todos los sistemas, pudo reincorporarse a la carrera, aunqueya sin opción alguna de puntuar.

Roberto Merhi volvió a cumplir con su objetivo de acabar la carrera, aunque como en Sepang, fuese doblado dos veces. El problema está en que, en esta ocasión, ha sido batido claramente por su compañero Will Stevens, que hoy sí ha podido tomar la salida. Además, por si fuese poco, el alicantino se ha llevado una sanción de cinco segundos por acelerar más de la cuenta con el Safety Car en pista.

Análisis de la carrera

La carrera comenzó nerviosa, con una declaración de principios de Lewis Hamilton. El británico dejó literalmente cruzado su monoplaza en la primera plaza de la parrilla con la clarísima intención de defenderse del previsible ataque de Rosberg.

La jugada le salió perfecta porque el alemán intentó un ataque furibundo que, gracias al oficio de su compañero, no prosperó. Quien sí prosperó fue Valtteri Bottas, que protagonizó una fabulosa salida, que le catapultó hasta la cuarta plaza, por delante incluso de su compañero Felipe Massa.

La nota negativa la pusieron los dos Red Bull que, previsiblemente por motivos técnicos, se quedaron clavados como estacas. En especial, Daniel Ricciardo a quien de poco le sirvió pasar a la Q3 ya que cayó estrepitosamente hasta las últimas plazas, junto a su compañero Kvyat.

A partir de ese momento, como una lluvia fina, incesante, de esas que no calan de momento pero que acaban poniéndote como una sopa, las décimas fueron cayendo una tras otra, vuelta tras vuelta entre los distintos grupos formados, tras las primeras vueltas. Unos grupos formados, curiosamente, por parejas de pilotos del mismo equipo.

Hamilton y Rosberg, Vettel y Raikkönen, Bottas y Massa y Grosjean y Maldonado…Todos juntos y en fila de a uno y con posibilidades de lucha encarnizada. Pero no, todo fue un espejismo, entre otras cosas porque la verdadera lucha estaba por detrás, por entrar en los puntos.

Felipe Nasr, luchando a brazo partido con Max Verstappen
Felipe Nasr, luchando a brazo partido con Max Verstappen

Y si no, que se lo digan a Marcus Ericsson, que vio cómo un debutante como Max Verstappen le arrancaba las pegatinas con un adelantamiento escalofriante, quizás el mejor de lo que llevamos de temporada.

De esa lucha se borraron pronto tanto Carlos Sáinz, que trompeaba en la primera curva y Nico Hulkenberg, al que una avería en la caja de cambios obligó a dejar la carrera con apenas 10 vueltas disputadas.

Tras el primer pitstop, las cosas no cambiaron en absoluto. Más bien lo contrario. Los dos primeros, pese a que no lograban abrir el hueco esperado, seguían manteniendo a raya al Ferrari de Sebastian Vettel, al que no le funcionó su intento de adelantamiento en boxes.

En paralelo, los dos Williams, carentes de ritmo todo el fin de semana y encabezados por Massa fracasaban en su intento de acercarse a los Ferrari.

Entramos pues en una fase de aburrimiento pleno, en la que la única chispa la pusieron la barbacoa de Daniil Kvyat, que acababa embadurnado de nieve carbónica y Max Verstappen, que animaba la zona de los puntos con una preciosa lucha con Felipe Nasr, saldada en favor del joven holandés gracias a otro espectacular adelantamiento.

En el ecuador de la carrera, el foco estuvo en dos puntos concretos. Con Hamilton dominando, ocurrió algo que nadie esperaba y es que Nico Rosberg no lograba despegarse de Vettel, al que mantenía a una prudencial distancia de 2,5 segundos y el alemán comenzó a ponerse nervioso. Por otro, lado, había una preciosa lucha por la 10ª plaza entre Nasr, Pérez, Ericsson y Ricciardo.

En ambos casos, las dos luchas duraron poco. El ritmo de Rosberg se volvió inalcanzable para Vettel, al que llamaban a boxes en la vuelta 30 cuando la sangría de décimas empezaba a ser importante. En paralelo, el duelo entre los cuatro pilotos antes citados, acabó cuando Pérez tuvo que entrar en boxes y Ricciardo mostró pronto sus carencias ante el poderío del propulsor Ferrari del Sauber del brasileño.

Decepcionante Gran Premio para Williams
Decepcionante Gran Premio para Williams

Con los últimos pitstops de los protagonistas, la carrera quedó prácticamente finiquitada a partir de la vuelta 35, cuando Hamilton tiró de martillo y Nico Rosberg entregaba la cuchara, casi como hizo Vettel con los Mercedes. El tetracampeón decidió nadar y guardar la ropa y conservar los neumáticos, entre otras cosas porque tenía la amenaza de su compañero Kimi Raikkönen.

El finlandés fue el mejor en el último tercio de la carrera, confirmando el excelente ritmo que mostró en los libres con los compuestos duros. Poco a poco las décimas entre los dos pilotos fueron cayendo, hasta el punto que las últimas 10 vueltas, el alemán empezó a temer por su privilegiada posición.

Esta lucha y la de ver quiénes acababan en los puntos fueron, de hecho, lo único interesante hasta el final de la carrera. Bueno, eso y saber cuándo Pastor Maldonado haría de las suyas. Y lo cierto es que nadie defraudó.

Kimi Raikkönen empezó a achuchar a su compañero, cuyos compuestos duros se estaban desmoronando por momentos y Pastor Maldonado nos dejó una perla en forma de trompo que acabó por costarle los puntos. A falta de 15 vueltas para el final, el venezolano trompeó de forma estúpida perdiendo todas sus opciones de puntuar.

Maldonado cayó hasta las últimas plazas, en concreto, entre medias de los dos McLaren. Le tocó pelear con Jenson Button con el que mantuvo un durísimo duelo que se acabó súbitamente a falta de cuatro vueltas para el final.

El piloto británico, en su afán de recuperar la posición con el venezolano al salir de la recta principal, apuró demasiado la frenada y embistió al Lotus del venezolano, yéndose los dos fuera de pista, rodeados de polvo y trozos de fibra de carbono.

El gran beneficiado fue Alonso, que gracias a este accidente, logró auparse a la 12ª plaza, ya que Button no pudo recuperar la posición y Maldonado tuvo que abandonar un par de vueltas más tarde.

La carrera acabó de la peor forma posible ya que, mientras Maldonado decía adiós, el Toro Rosso de Max Verstappen se quedaba clavado en la recta de meta, junto al muro. La imposibilidad de introducirlo en el box obligó a desplegar el Safety Car, cubriendo bajo su manto las dos últimas vueltas con el resultado ya inamovible.

Bandera a cuadros y misión cumplida para Mercedes y Lewis Hamilton. Y para Ferrari, que sigue en su camino ascendente para enjugar las diferencias con los alemanes.

Lo mejor y lo peor del día

Lo mejor, el excelente momento de forma de Lewis Hamilton, que camina con pie firme hacia su tercer Mundial y con la de hoy suma su segunda Grand Chelem (pole, vuelta rápida, liderar todas las vueltas y victoria final) en su exitosa carrera.

Una victoria a la que no se le puede poner ni un solo “pero”. Ni siquiera Nico Rosberg, cuyas quejas sobre el ritmo del británico, al que acusó de ir demasiado lento y comprometer su segunda plaza, puede ni debe decir nada. Una victoria aplastante, martillo en ristre, “marca de la casa”.

Gran carrera para Mercedes y, sobre todo, Lewis Hamilton
Gran carrera para Mercedes y, sobre todo, Lewis Hamilton

Ferrari sigue dando pasos en la buena dirección. Aunque lejos de los hoy por hoy inalcanzables Mercedes, al menos han estado ahí y durante unos minutos han podido poner en aprietos a Hamilton y, sobre todo, a Rosberg que ha llegado a temer por su segunda plaza.

Muy bien Vettel hoy, extrayendo el máximo de su SF15-T pero mucho mejor aún Kimi Raikkönen, el único piloto capaz de sacarle jugo a los compuestos más duros. De hecho, el último stint del finlandés ha sido colosal, más rápido que su compañero aunque sin tiempo material para darle alcance.

Kimi parece haber recuperado la sonrisa y las buenas sensaciones y eso se nota en su rendimiento, infinitamente mejor que el pasado año.

También hay que destacar la buena carrera de Romain Grosjean, que suma hoy los primeros puntos de la temporada tras un buen fin de semana, con un gran ritmo y sin aparentes problemas y que ayudan a alejar los fantasmas que empezaban a sobrevolar Lotus este año otra vez.

Una lástima lo de Max Verstappen. Qué carrerón se ha despachado hoy el joven neerlandés al que un problema en el motor a falta de tan solo tres vueltas para acabar le han sacado de los puntos cuando estaba protagonizando, sin duda, la remontada del día.

El chaval, que salía desde la 13ª plaza, se ha dado hoy un buen festín en pista, superando a numerosos rivales, dejando un par de adelantamientos de infarto que dejan bien a las claras que aquí hay talento y, sobre todo, mucho desparpajo. Y que si la unidad de potencia de Renault le respeta, dará de qué hablar este año.

Mala suerte para Max Verstappen, al romper el motor de su Toro Rosso
Mala suerte para Max Verstappen, al romper el motor de su Toro Rosso

Asimismo hay que reseñar la buena actuación de los dos Sauber, que de la mano de Felipe Nasr (8º) y Marcus Ericsson (10º) ha vuelto a meter a sus dos coches en los puntos y, como en el caso concreto del brasileño, después de ofrecer una muy buena actuación.

En lo negativo, además del desplome moral que parece cada vez más evidente de Nico Rosberg ante Lewis Hamilton, que se ha podido ver en sus declaraciones de todo el fin de semana, hay otra serie de cosas muy interesantes que destacar.

La primera, el claro estancamiento de Williams ante Ferrari. Los de Grove están empezando a dar muestras de que algo  no va bien y que el FW37 no está siendo el coche tan rápido y fiable que esperaban.

La brecha con Ferrari, lejos de cerrarse con respecto a Australia y Malasia, se ha agrandado y un circuito, en teoría más favorable a su propulsor Mercedes y su presunta mayor velocidad punta, los de Maranello les han barrido en todos los sectores durante todo el fin de semana.

Por su parte, algo está pasando en Red Bull con quienes la mecánica y la involución de las unidades de potencia de Renault parecen haberse cebado. Si el viernes Daniil Kvyat casi se mata al estallarle los frenos de su monoplaza, la carrera de hoy ha vuelto a ser un auténtico despropósito para los de Milton Keynes.

Jornada para olvidar para Red Bull la vivida hoy en China
Jornada para olvidar para Red Bull la vivida hoy en China

Primero con su infame salida. Ni Ricciardo ni Kvyat pudieron salir en condiciones y acabaron el primer tercio de carrera luchando entre ellos en las últimas posiciones de la carrera. Luego un problema con la caja de cambios mandó a casa al ruso, culminado con una alarmante falta de ritmo en el RB11 que permitió a duras penas a Daniel Ricciardo meterse entre los 10 primeros en el último momento.

Esos mismos problemas están acuciando también a sus hermanos pequeños de Toro Rosso. Pese a que hoy no ha sido el día de Carlos Sáinz, al que un error de pilotaje le hacía trompear en la primera vuelta le privó casi de opciones, lo cierto es que hoy se ha notado que el motor de Renault no empujaba. Finalmente la caja de cambios, en el caso del español y un problema en el motor de Verstappen, les han privado de puntuar.

Por otro lado, en McLaren tienen un sentimiento agridulce que ni siquiera la sonrisa impostada de Alonso hoy podía camuflar. Cierto es que han cumplido el objetivo de acabar la carrera y llevar a sus dos monoplazas hasta el final pero la diferencia existente entre ellos y el resto, salvo el esperpento de Manor, es aún abismal.

Duele ver a dos campeones del mundo, cuyo caché es de los más altos de la parrilla peleando no ya por entrar en los puntos, algo absolutamente utópico hoy en día para los de Woking, sino para ver quién de sus pilotos tiene el dudoso honor de quedar 16º.

De hecho, hoy Jenson Button ha mostrado su peor cara, cometiendo un error infantil -algo impensable en el británico- mientras peleaba con Pastor Maldonado por la 12ª posición, le embestía por detrás acabando con ambos coches fuera de pista y, en el caso del venezolano, también fuera de carrera. Un hecho que le ha costado nada menos que cinco segundos en la clasificación final y dos puntos de su licencia.

Mal día en general para McLaren y, en especial, para Jenson Button
Mal día en general para McLaren y, en especial, para Jenson Button

Por último, los dos Force India siguen sin levantar cabeza. A la espera de esa mejora, que no parece llegar nunca, hoy tampoco han podido puntuar. Nico Hulkenberg se ha ido a la hierba con un problema en la caja de cambios y Sergio Pérez, que pese a que lo ha intentado, no ha podido entrar en los puntos.

Clasificación de la carrera y del Mundial

Tras 56 vueltas al Circuito Internacional de Shanghai, la clasificación del GP de China quedó de la siguiente forma:

1º) Lewis Hamilton (Mercedes AMG), en 1h 39’42”

2º) Nico Rosberg (Mercedes AMG), a 0,7”

3º) Sebastian Vettel (Ferrari), a 2,9”

4º) Kimi Raikkönen (Ferrari), a 3,8”

5º) Felipe Massa (Williams Mercedes), a 8,5”

6º) Valtteri Bottas (Williams Mercedes), a 9,8”

7º) Romain Grosjean (Lotus Mercedes), a 19,1”

8º) Felipe Nasr (Sauber Ferrari), a 22,6”

9º) Daniel Ricciardo (Infiniti Red Bull Renault), a 32,1”

10º) Marcus Ericsson (Sauber Ferrari), a 1 vuelta.

Lewis Hamilton, festejando su segunda victoria del año
Lewis Hamilton, festejando su segunda victoria del año

En lo referente al Mundial de Pilotos, Lewis Hamilton ha vuelto a poner otra muesca en su revólver y se asienta aún más en la primera posición del campeonato, a 13 puntos ya de Sebastian Vettel, que siente ya el aliento de su compatriota Nico Rosberg en la nuca.

A partir de ahí, una brecha de casi 20 puntos hasta el cuarto, que es Felipe Massa y un rosario de pilotos, encabezados por Kimi Raikkönen y separados tan solo por unos pocos puntos entre sí.

1º) Lewis Hamilton (Mercedes AMG), 68 puntos

2º) Sebastian Vettel (Ferrari), 55 puntos

3º) Nico Rosberg (Mercedes AMG), 51 puntos

4º) Felipe Massa (Williams Mercedes), 30 puntos

5º) Kimi Raikkönen (Ferrari), 24 puntos.

En lo que respecta al Mundial de Constructores, nada nuevo bajo el sol. Más puntos a la buchaca de Mercedes, que volverá a revalidar título sin ningún género de dudas. Sólo Ferrari les planta cara, aunque ya a 30 puntos de distancia de los alemanes, mientras que Williams se asienta como tercero en discordia.

Sorprende ver en cuarto lugar a Sauber, que con 19 puntos comanda el pelotón de la clase media, seguidos de Red Bull y Toro Rosso.

1º) Mercedes AMG, 119 puntos

2º) Ferrari, 79 puntos

3º) Williams, 48 puntos.

Red Bull firma con la multinacional china Hisense


Aprovechando la estancia del equipo Red Bull en China para la disputa este fin de semana del Gran Premio de dicho país, acaba de anunciar la firma de un contrato de patrocinio con Hisense, el fabricante líder en electrónica de consumo y televisores en China.

Hisense, nuevo patrocinador del equipo Red Bull
Hisense, nuevo patrocinador del equipo Red Bull

El contrato, de varios años de duración, convierte a la multinacional china en proveedor de tecnología para el equipo austríaco. De esta forma, Hisense facilitará todo su gama de electrónica de consumo al equipo tanto en los circuitos como en la fábrica de Red Bull en Milton Keynes.

Al mismo tiempo, el logotipo de Hisense estará presente en la nariz del Red Bull B11,  y suministrará los monitores tanto de Muro del equipo como de los pilotos y figurará en todas las áreas reservadas a los partners del equipo.

Con este acuerdo, Hisense complementa sus programas de patrocinio actuales, que le han permitido posicionarse en la NASCAR norteamericana, en el Open de Australia de tenis y en la Bundesliga, donde patrocina a uno de sus principales equipos como es el Schalke 04 .

El Director del equipo, Christian Horner, ha afirmado que: “Todo el mundo en el equipo Red Bull está encantado de dar la bienvenida a Hisense. Su enfoque hacia la innovación y el desarrollo tecnológico es impresionante y estamos ansiosos de desarrollar nuestra asociación en la temporada”.

Por su parte, el Dr. Lin Lan, actual Vicepresidente de Hisense, se ha manifestado en unos términos similares:

“Red Bull es uno de los más exitosos y más reconocidos equipos en un deporte marcado por la tecnología, el trabajo en equipo y la competitividad”.

“Como lo es Red Bull, nosotros somos una marca de vanguardia y continuamente innovamos en nuestros productos de consumo para mantenernos siempre por delante de los demás. Esperamos poder compartir esto con el equipo para ayudarles a lo largo de la temporada”, concluyó el directivo chino

Victoria de Lucas di Grassi en la carrera inaugural de la Fórmula E


El brasileño Lucas di Grassi se ha impuesto de forma sorprendente en la primera carrera del nuevo campeonato de Fórmula E, que ha dado comienzo en el circuito urbano de Pekín, junto al mítico estadio olímpico del Nido de Pájaro.

gp-china-formulae-podium

El piloto carioca, del equipo Audi ABT, se encontró con una inesperada victoria ya que en la última curva, una maniobra ciertamente sucia de Nicolas Prost cuando luchaba por el triunfo con Nick Heidfeld, del equipo Venturi, acabó con ambos fuera de carrera.

La prueba tuvo momentos de gran brillantez y de emoción y en ella hubo prácticamente de todo en las 25 vueltas que duró.Averías, adelantamientos e incluso accidentes espectaculares, así como un no menos espectacular pitstop en el que, por vez primera, los pilotos cambiaron directamente de monoplaza.

Las primeras vueltas tuvieron como principal aliciente el hecho de que pudimos ver por vez primera al Safety Car en pista debido al accidente del Mahindra del brasileño Bruno Senna, tras colisionar contra los Aguri de Sato y Legge. En esta primera parte, el principal animador fue el francés Franck Montagny, muy activo toda la carrera y que puso incluso contra las cuerdas a su propio compañero Charles Pic, al que estuvo a punto de empotrar contra el muro nada más empezar la carrera.

gp-china-formulae-rae

Tras el obligatorio pitstop, la carrera se reinició con Prost y Heidfeld liderando de forma destacada, con una ligera ventaja del francés sobre el alemán. De hecho, todo apuntaba a un victoria final del piloto de Renault,

Sin embargo, y cuando parecía que el galo se llevaría el gato al agua, Heidfeld -que había reservado parte de la energía de su propulsor para el final- firmó un último giro espectacular, limando su exigua ventaja y situándose a escasas cinco décimas del francés.

Así las cosas, ambos pilotos llegaron  a la última curva prácticamente pegados. En ese momento, Heidfeld se tiró como un poseso por el interior de la trazada y Prost le cerró la puerta, cambiando la dirección de forma inesperada. Esto provocó la colisión entre el Renault del francés y el Venturi del alemán, quedando ambos fuera de carrera.

El peor parado fue Heidfeld, que perdió el control del coche que, tras botar sobre uno de los pianos salió volando literalmente, dando dos vueltas de campana e impactando violentamente contra las vallas de protección, aunque afortunadamente sin consecuencias físicas para ninguno de los pilotos.

Pese al susto, el alemán se fue como un rayo a buscar al francés pero afortunadamente la sangre no llegó al río y todo se saldó con una petición formal de disculpas por parte de Prost a través de las redes sociales, aceptada de muy buen grado por el alemán. Imaginamos que ayudó la resolución de los comisarios, sancionando a Prost con 10 puestos en la parrilla del próximo Gran Premio.

De esta forma, el brasileño Lucas di Grassi, que venía por detrás y a bastante distancia de Prost y Heidfeld, se encontró con un inesperado triunfo que da a Audi su primera victoria en esta categoría. Aunque el carioca no estaba feliz por la forma de obtener el triunfo, no es menos cierto que ha entrado en la historia del automovilismo al convertirse en el primer ganador de una carrera a bordo de un monoplaza eléctrico en una competición mundial de este tipo de coches.

gp-china-formulae-race2

En segundo lugar llegó el francés Franck Montagny, del equipo Andretti Autosport mientras que el tercero en discordia fue el Audi del alemán Daniel Abt, culminando un sorprendente doblete en el pódium de la marca de los cuatro aros.

Sin embargo, poco después Abt fue desposeído de su posición al detectarse un exceso 28 Kw de consumo eléctrico en las baterías de su monoplaza. Esto trajo consigo una penalización de 57 segundos que le relegó a la 10ª posición. Una sanción que también recibieron, por cierto, tanto el español Jaime Alguersuari como la británica Katherine Legge por idéntico motivo.

La carrera también registró los abandonos del chino Ho-Pin Tung, que ni siquiera pudo tomar la salida por problemas mecánicos en el momento de la vuelta de formación, y de Jarno Trulli y Sebastian Buemi, por motivos técnicos.

Por último, decir que Takuma Sato se hizo con los dos puntos procedentes de la vuelta rápida, obtenida por el japonés en el último tramo de la carrera, mientras que los vencedores del Fan Boost fueron Bruno Senna, Lucas di Grassi y Katherine Legge.

gp-china-formulae-prost

 

Clasificación de carrera y del Mundial

La clasificación final del primer ePrix de la temporada quedó de la siguiente forma:

1º) Lucas di Grassi (Audi Sport ABT), en  52’23.413

2º) Franck Montagny (Andretti Autosport) a 2,8”

3º) Sam Bird (Virgin Racing) a 6,5”

4º) Charles Pic (Andretti Autosport), a 19,3”

5º) Karun Chandhok (Mahindra Racing). a 23,9”

6º) Jerome D’Ambrosio (Dragon Racing) a 31,6”

7º) Oriol Serviá (Dragon Racing), a 41,9”

8º) Nelson Piquet (China Racing), a 43,8”

9º) Stephane Sarrazin (Venturi), a 43,9”

10º)Daniel Abt (Audi Sport ABT), a 1’02”5

gp-china-formulae-digrassi

Así las cosas, ésta es la primera clasficación del Campeonato de Pilotos:

1º) Lucas di Grassi, 25 puntos

2º) Franck Montagny, 18 puntos

3º) Sam Bird, 15 puntos

4º) Charles Pic, 12 puntos

5º) Karun Chandhok, 10 puntos

Por su parte la clasificación del Campeonato de Marcas es la siguiente:

1º) Andretti Autosport, 30 puntos

2º) Audi Sport ABT, 25 puntos

3º) Virgin Racing, 15 puntos

4º) Dragon Racing, 14 puntos

5º) Mahindra Racing, 10 puntos

La próxima cita es el próximo 22 de noviembre, en el circuito urbano de Putrajaya (Malasia)

GP de China: Hamilton sigue dominando y Alonso vuelve al pódium


GP de China 2013: Portentosa exhibición de Alonso en Shanghai
GP de China 2012: Rosberg domina un fin de semana perfecto para Mercedes

El GP de China se ha resuelto con una nueva demostración de fuerza llevada a cabo por Mercedes -que se lleva su tercer doblete del año- y, más concretamente por Lewis Hamilton, que se ha llevado el triunfo en una anodina carrera.

Lewis Hamilton, en lo más alto del cajón por tercera vez consecutiva
Lewis Hamilton, en lo más alto del cajón por tercera vez consecutiva

El británico ha logrado su tercera victoria de la temporada, haciendo gala de un poderío y una superioridad francamente aplastante, de principio a fin, demostrando que hoy por hoy, las “Flechas Plateadas” siguen siendo inalcanzables no sólo a una vuelta sino más aún  durante toda una carrera.

Hamilton ha ganado como y cuando ha querido, sin tener que mirar ni una vez el retrovisor. Marcando un ritmo implacable desde la primera vuelta, el piloto de Mercedes no ha tenido rival hoy. Ni siquiera su compañero Nico Rosberg , que bastante ha tenido con llegar a la segunda plaza tras una mala salida y en una excelente remontada y después de estar toda la carrera corriendo a ciegas al estropearse la telemetría de su Mercedes t, ha podido siquiera acercársele

En tercer lugar ha finalizado Fernando Alonso, en una meritoria plaza que ha servido para acallar al menos temporalmente el desbarajuste vivido por Ferrari este año y que culminó esta semana con la dimisión de Stefano Domenicali, sustituido desde este mismo fin de semana por Marco Mattiacci.

El asturiano ha logrado resistir no sólo el impacto del Williams de Felipe Massa en la salida sino, sobre todo, el empuje de Daniel Ricciardo, que una vez más ha vuelto a batir a Sebastian Vettel sin paliativos, desterrando esa vieja tesis de que en Red Bull sólo beneficiaban al alemán en detrimento de sus compañeros.

Y es que el australiano huele a campeón del mundo y además a no tardar mucho. Hoy no sólo ha pulverizado al tetracampeón sino que ha puesto contra las cuerdas a Alonso, al que sólo una vuelta ha separado de perder su privilegiado puesto en el cajón a manos del joven piloto aussie.

Por último, absolutamente intolerable el error cometido hoy por los jueces y comisarios del circuito de Shanghai, que dieron el banderazo final en la penúltima vuelta. Este error, reglamento en mano, ha supuesto que se tomen las posiciones y tiempos obtenidos en la vuelta 54.

Este hecho ha perjudicado gravemente por ejemplo a Kamui Kobayashi, que había logrado rebasar en la última curva a su gran rival Jules Bianchi. Al tomarse como referencia la posición en la vuelta anterior, el adelantamiento del japonés sencillamente no ha existido. Como tampoco habría sido posible contabilizar un posible adelantamiento de Ricciardo a Alonso, que entró echándole el aliento en el cogote al asturiano.

Análisis de la carrera

La carrera arrancó con dos espectaculares largadas de Fernando Alonso y Felipe Massa, respectivamente. El primero ganó dos posiciones adelantando por la derecha, mientras que el segundo lo hizo pegado al muro. El problema vino cuando ambos confluyeron en el centro de la pista ya que, de forma involuntaria claramente, se tocaron con violencia. El que se llevó la peor parte fue el Williams de Massa, que incluso se levantó de las ruedas laterales aunque, de forma milagrosa sin consecuencias para ninguno de los dos pilotos.

Por su parte, tanto Nico Rosberg como Daniel Ricciardo salieron francamente mal. Especialmente el alemán, que además tuvo la suerte de cara ya que, tras caer a la séptima plaza, su rueda trasera izquierda se enganchó con el lateral del Williams de Valteri Bottas. Sin embargo y, de forma milagrosa, ni uno ni otro tampoco sufrieron daños.

A partir de ahí, monólogo de Lewis Hamilton, que asumió con intensidad el liderato y pronto puso pies en polvorosa, sin que Sebastian Vettel, que también había salido bastante bien, bi el resto de sus rivales, pudiera seguirle.

Por detrás, Nico Rosberg inició su particular remontada, adelantando primero a Hulkenberg y poco después a Felipe Massa aunque con mucho mérito puesto que, desde la vuelta de calentamiento, el alemán era informado por su box que tendría que correr prácticamente “a ciegas” puesto que se había estropeado el sistema de telemetría.

El problema empezó a llegar pronto cuando, con ocho o nueve vueltas disputadas, la práctica totalidad de los pilotos empezaron a quejarse de un fuerte graining, lo que obligó sin duda a adelantar las primeras paradas (de hecho, Button tuvo que entrar en la vuelta ocho, con sus ruedas casi en las lonas).

En la vuelta 12, justo cuando más problemas empezaba a tener Fernando Alonso debido al desgaste de sus ruedas y acosado por Ricciardo, fue donde empezó a cimentarse el pódium de Fernando Alonso. El pitstop del español fue perfecto, casi tanto como el que obligó a hacer apenas una vuelta después a Sebastian Vettel, que rodaba en una cómoda segunda plaza. Sin embargo, el alemán volvía a pista unos pocos metros por detrás de su perseguidor.

A partir de ahí, el español no volvió a sufrir ya que, pese al empuje del tetracampeón, logró mantener a raya a su rival que, por contra, se llevó consigo un desgaste excepcional en sus compuestos duros que le hicieron  perder ritmo con respecto al español. Pero es que, además, Vettel pareció sufrir algún tipo de avería o problema mecánico que le obligó a pararse casi en seco, dejar marchar a Alonso y ser rebasado con total facilidad primero por Nico Rosberg, que venía como un cohete en pos de la cabeza de carrera, y acto seguido -y no sin polémica- por su compañero Daniel Ricciardo.

Daniel Ricciardo en el momento de atacar a Sebastian Vettel
Daniel Ricciardo en el momento de atacar a Sebastian Vettel

Digo lo de la polémica porque desde el box se le dio orden a Ricciardo de atacar a Vettel y a éste de no plantar cara. Sin embargo, por razones que no han trascendido, y pese a llevar un indudable y superior ritmo, Ricciardo se quedó más de una vuelta pegado a la rueda de su compañero, sin adelantar. Esta maniobra fue decisiva porque el tiempo que el australiano perdió detrás de Vettel le permitió a Fernando Alonso cobrar una distancia que, a la postre, le impidió adelantarle al final de la carrera.

La maniobra fue del todo punto incomprensible. No es que Vettel ofreciese una resistencia numantina al intento de ataque de Ricciardo sino que, bien por miedo o por un excesivo respeto a los galones del campeón, el australiano no quiso o no supo atacar a tiempo a su compañero y, para cuando lo hizo, fue demasiado tarde.

Desde ese momento, las posiciones en carrera se definieron bastante ya que todos y cada uno de los monoplazas que ocupaban las 10 primeras plazas había cobrado una distancia entre sí de uno o dos segundos.

Una distancia reforzada aún más tras el segundo y último stint, suficiente para que nadie intentase ninguna aventura demasiado importante. De hecho, el único aliciente de la carrera pasó a ser si Fernando Alonso, con evidentes síntomas de agotamiento en sus compuestos duros resistiría el ataque desaforado de Nico Rosberg, con ruedas nuevas. El alemán, a un ritmo de casi un segundo por vuelta más rápido. no tardó mucho en dar caza al piloto asturiano.

Así pues, con todo decidido y tras rebasar al español, la carrera careció del más elemental interés. Por delante Hamilton seguía a lo suyo, sin esfuerzo y a más de 20 segundos de Rosberg, con Alonso, en tercer lugar a más de ocho segundos de ventaja sobre Daniel Ricciardo, quien a su vez, había cobrado una jugosa diferencia sobre su compañero Vettel. Y así sucesivamente hasta el 11º lugar, ocupado por Jenson Button.

Lewis Hamilton, en cabeza desde el primer al último metro del GP de China
Lewis Hamilton, en cabeza desde el primer al último metro del GP de China

El único que pareció no resignarse fue Daniel Ricciardo. Con todo perdido, el australiano optó por dar batalla y, sabedor de la inferioridad mecánica del Ferrari F14 T de Alonso, empezó a empujar como un diablo. Pero su esfuerzo fue en vano. A falta de 10 vueltas para el final de la carrera, Ricciardo recortó sensiblemente las distancias que mantenía con el asturiano pero cuando le tuvo a escasos cuatro segundos, sus compuestos dijeron basta y, aunque rodó más rápido, apenas sí pudo recortarle más tiempo, teniendo que conformarse con la cuarta plaza.

Llegados a la vuelta 55, es decir, una antes de lo previsto, inexplicablemente, los jueces bajaron la bandera a cuadros sobre el Mercedes de Lewis Hamilton, lo que provocó que el pobre Kamui Kobayashi se quedase sin la pedrea que había supuesto para Caterham su espectacular adelantamiento a Jules Bianchi tras la última curva.

Y es que, debido al error de los jueces, al acabar prematuramente la carrera, se tomó como referencia para tiempos y posiciones el paso por meta en la vuelta 54, por lo que lo ocurrido en la vuelta 55 (afortunadamente, nada relevante salvo el adelantamiento del japonés) no se pudo contabilizar.

Un error absolutamente impropio e injustificable que, junto a las desérticas gradas del circuito de Shanghai, deberían hacer reflexionar a la organización, a la FIA y a la FOM, si realmente compensa llevar el Gran Circo hasta este remoto punto del globo.

Lo mejor y lo peor del día

Hoy hay que destacar nuevamente el poder absoluto de Mercedes. Pese a que en los entrenamientos del viernes y en algunos momentos de los entrenamientos de calificación del sábado, dio la sensación que los márgenes entre el equipo alemán y sus grandes rivales se estaban estrechando.

Quizás a una vuelta o bajo el agua. Pero en carrera el ritmo de los dos bólidos germanos es, hoy por hoy, inigualable. Tanto Hamilton, que dominó a placer, como Rosberg, cuya suficiencia para remontar y adelantar uno por uno a todos sus rivales, ha sido insultante.

Muy bien el británico, pero también excelente el funcionamiento de Nico Rosberg, pilotando a la antigua usanza. Es cierto que no tuvo mucha oposición, ni con Ricciardo ni con Alonso, a los que limó sin piedad en apenas unas pocas vueltas la jugosa ventaja que ambos habían acumulado en el primer tercio de la carrera.

Gran carrera de Nico Rosberg, tras una espectacular remontada
Gran carrera de Nico Rosberg, tras una espectacular remontada

Por otra parte, ya no sorprende pero hay que insistir en ello. Daniel Ricciardo es todo un pilotazo. Una estrella en ciernes que está sabiendo aprovechar los problemas mecánicos de su compañero y le está batiendo de forma inmisericorde en todos los terrenos. Incluyendo sobre el agua, un terreno en el que Sebastian Vettel se mueve como nadie. Sin embargo, Ricciardo también logró bartirle en la calificación del sábado.

Muy bien también Fernando Alonso y, por extensión, Ferrari. Si hace apenas un par de semanas todo era un marasmo en la escudería italiana, la gran labor de hoy del asturiano y el buen ritmo de carrera de su Ferrari F14 T, ha traído algo de tranquilidad a Maranello para afrontar con garantías el GP de España, para el que se espera un buen paquete de mejoras. Un día más, Alonso ha sido un reloj suizo, aunque al final sufrió un poco para mantener su pódium frente al empuje de Ricciardo.

También hay que destacar la buena línea mantenida por Force India, de nuevo con sus dos pilotos en los puntos. Hay que decir que no estuvieron tan cómodos como en Bahrein pero sí estuvieron al máximo de sus posibilidades. Excelente el trabajo, una vez más de Nico Hulkenberg, cuyo talento está ya fuera de toda duda. Sergio Pérez no estuvo tan fino como su compañero pero se supo sobreponer a una mala calificación y superó claramente a sus teóricos rivales en su “guerra” particular.

Por último, cara y cruz para Toro Rosso. El equipo italiano ha logrado meter de nuevo en los puntos al joven Daniil Kvyat, que evidencia una adaptación excepcional a su nueva montura pese a su gran juventud. Sin embargo, Jean-Eric Vergne ha vuelto a dar la de arena, sin puntos y sin poder mostrar un ápice de su potencial.

En lo relativo a los aspectos negativos del día, hay que hacer una mención expresa y rotunda al fiasco de McLaren. El equipo de Woking ha sufrido un batacazo, evidenciando un importante retroceso en cuanto al rendimiento, tanto en una vuelta como en carrera, del MP4-29 y que empezó a evidenciarse en Bahrein, donde ninguno de los dos pilotos acabaron la carrera.

Decepcionante actuación de los McLaren en China
Decepcionante actuación de los McLaren en China

En este caso, tanto Button como Magnussen han logrado acabar pero ambos han caído fuera de la zona de puntos. Aquejados por un fortísimo graining y por la imposibilidad de que sus compuestos cogiesen una temperatura adecuada, tampoco las mejoras aerodinámicas propuestas desde Woking para este Gran Premio han surtido efecto. Y eso, en un circuito como el de Shanghai, en el que se precisa una elevada carga aerodinámica, ha sido un lastre para los dos pilotos durante todo el fin de semana.

Otro que sigue gafado y al que no se le ve en absoluto cómodo es al tetracampeón mundial, Sebastian Vettel. Su papel protagonista está siendo eclipsado claramente por su compañero y todo el infortunio que aquejó el año pasado a Mark Webber, se está centrando en él esta temporada. El alemán ha vuelto a estar fuera de juego, lento y desganado, con un monoplaza sensiblemente inferior en rendimiento al de Ricciardo.

Su frialdad al volante ha sido tal que  a mitad de carrera, cuando no sólo no pudo con Alonso sino que fue rebasado con total facilidad por su compañero, fue conminado por radio desde el box para que, al menos, se mantuviese en pista para ayudar al equipo en el Mundial de Constructores. Afortunadamente, la gran ventaja cobrada al inicio de carrera fue suficiente para no tener que sufrir con Hulkenberg, su principal perseguidor en pista.

Tampoco ha sido un buen día para Kimi Raikkönen. El finlandés sigue absolutamente desdibujado y demostrando una preocupante inadaptación a su Ferrari. Siempre hay un “pero” en cada carrera y esta vez no ha sido menos. Sin la chispa ni la agresividad a la que nos tiene acostumbrados, hoy ha pasado sin pena ni gloria por el trazado chino, finalizando en una discretísima octava plaza, muy lejos de su propio compañero.

De nuevo, mal día para Kimi Raikkönen y su Ferrari
De nuevo, mal día para Kimi Raikkönen y su Ferrari

Para acabar, muy mala suerte hoy para Felipe Massa. Tras el golpetazo tremendo que se dio con Fernando Alonso en la salida, el brasileño logró rehacerse y estuvo muy activo, dando bastante guerra en la parte alta de la carrera hasta el descalabro de su primer pitstop. No sólo no estaban preparados en el box de Williams sino que encima, la rueda trasera izquierda del monoplaza se quedó encajada, aparentemente por el golpe de la salida, lo que provocó que el brasileño perdiese casi un minuto y todas sus opciones de puntuar hoy.

Clasificación de carrera y del Mundial

Después de 55 vueltas (una menos de las previstas, debido al citado error de los jueces), la clasificacion del GP de China quedó de la siguiente forma:

1º) Lewis Hamilton (Mercedes AMG), en 1h 33’28”

2º) Nico Rosberg (Mercedes AMG),  a 18”

3º) Fernando Alonso (Ferrari), a 23,6”

4º) Daniel Ricciardo (Infiniti Red Bull), a 27,1”

5º) Sebastian Vettel (Infiniti Red Bull), a 47,8”

6º) Nico Hulkenberg (Force India Mercedes), a 54,3”

7º) Valteri Bottas (Williams Mercedes), a 55,7”

8º) Kimi Raikkönen (Ferrari), a 1’16”

9º) Sergio Pérez (Force India Mercedes), a 1’23”

10º) Daniil Kvyat (Toro Rosso Renault), a 1 vuelta.

Lewis Hamilton "felicita" a su Mercedes nada más llegar al parque cerrado
Lewis Hamilton “felicita” a su Mercedes nada más llegar al parque cerrado

Tras este tercera victoria consecutiva de Lewis Hamilton, las cosas se aprietan en la cabeza entre el británico y su compañero, ahora separados tan solo por cuatro puntos.

Así pues, el Mundial de Pilotos continúa comandado una semana más por Nico Rosberg, con 79 puntos, seguido de Lewis Hamilton, con 75 puntos. Se abre una brecha descomunal entre ambos y sus más directos contrincantes, encabezados por Fernando Alonso, con 45 puntos, Nico Hulkenberg con 36 y Sebastian Vettel, con 33, todos ya muy lejos de la pareja de pilotos de Mercedes.

En lo referente al Mundial de Constructores, este nuevo doblete afianza aún más el dominio estratosférico del equipo Mercedes, que encabeza la clasificación con 154 puntos. En segunda posición se encuentra Red Bull, el primero de los “equipos terrenales”con 57 puntos, esto es, a casi 100 puntos ya del equipo alemán. Por su parte, el tercer equipo en discordia es Force India, que sigue sorprendiendo a propios y extraños, con 54 puntos.