Pierre Gasly no estará en Austin y será sustituido por Brendon Hartley


El equipo Toro Rosso ha vuelto a sorprender a todos anunciando que su más reciente incorporación, el francés Pierre Gasly, no estará en el GP de EE.UU. y su puesto será ocupado por el neozelandés Brendon Hartley.

brendon-hartley.jpg
Brendon Hartley sustituirá a Pierre Gasly en Toro Rosso el próximo GP de EE.UU.

El motivo de esta ausencia está en el hecho de que Gasly se está jugando en estos momentos el título de campeón de la Super Fórmula japonesa.

Se da la casualidad que este próximo domingo se disputará la última carrera del citado campeonato, por lo que los responsables de Red Bull han decidido brindarle al joven piloto galo la posibilidad de ganarlo, antes de continuar con su carrera en la Fórmula 1 en el seno de la firma austríaca.

El reemplazo de Gasly en Austin será el neozelandés Brendon Hartley. Una auténtica sorpresa ya que los de Faenza han preferido buscar en el mercado a un veterano ex-piloto de la casa como Hartley que darle la alternativa a Sean Gelael, actual piloto probador de Toro Rosso.

Hartley, que cumplirá en noviembre 28 años, es piloto de Porsche y lidera actualmente el Mundial de Resistencia, del que ya se proclamó campeón en 2015, además de ganar la edición de este año de las 24 Horas de Le Mans.

El hijo pródigo de Red Bull vuelve a casa

Criado a los pechos del Red Bull Junior Programme, debutó en febrero de 2008, con apenas 18 años, en un show en Rijad, a bordo de un Toro Rosso STR3. En noviembre de ese mismo año fue seleccionado como piloto reserva tanto para Red Bull como para su equipo “satélite”.

Llamado a debutar en la temporada 2009 en las primeras carreras debido a una lesión de Mark Webber, se encontró con el problema de no disponer de la Superlicencia hasta abril de ese año, por lo que no pudo cumplir su sueño y tuvo que ver cómo un piloto retirado como David Coulthard ocupaba su lugar en Albert Park y Sepang.

Debutó como piloto probador en el GP de España de 2009 pero perdió su puesto en Toro Rosso ante el empuje del español Jaime Alguersuari en mitad de la temporada, al tiempo que David Coulthard se quedaba en Red Bull como tercer piloto. De esta forma, Hartley acabó corriendo en la Fórmula 3 y en las World Series by Renault hasta acabar la temporada.

En 2010, Hartley fue nombrado de nuevo piloto reserva para Red Bull y Toro Rosso junto a un joven Daniel Ricciardo hasta la sexta carrera de la temporada. Sin embargo, desavenencias con la dirección de Red Bull provocaron su salida del equipo.

hartley-mercedes-magny-cours
Brendon Hartley, a bordo del Mercedes W03 en Magny Cours

En 2012 ficha por Mercedes como piloto de pruebas y fue precisamente con las Flechas Plateadas con quien vivió su última experiencia a bordo de un monoplaza de Fórmula 1.

Fue en septiembre de ese mismo año, cuando se subió a un Mercedes en una de las tres jornadas de Tests de Jóvenes Pilotos disputadas en el circuito francés de Magny-Cours. Allí marcó el tercer mejor tiempo, por detrás del Ferrari del desaparecido Jules Bianchi y el Force India del venezolano Rodolfo González,

Aunque renovó con Mercedes como probador en 2013, lo cierto es que su carrera como piloto en la Fórmula 1 finalizó sin pena ni gloria.

En 2014 decidió probar suerte como piloto oficial de Porsche en el WEC, donde su carrera cobró un protagonismo inesperado. Tras un año de transición, llegó un triunfal 2015.

Ese año se proclamó campeón de la categoría haciendo equipo con Mark Webber y Timo Bernhard y firmó su primer pódium en Le Mans, detrás del otro Porsche de Nico Hulkenberg, Earl Bamber y Nick Tandy.

Tras un año 2016 en el que no pudo brillar, la presente temporada ha supuesto la consagración definitiva de Hartley.  Además de lograr su primera victoria en las 24 Horas de Le Mans junto a Timo Bernhard y su compatriota Earl Bamber, lidera con suficiencia el WEC, a falta de dos carreras para acabar el campeonato.

“Es una sensación increíble. Esta oportunidad es para mí toda una sorpresa, pero nunca dejé de lado mi ambición y mi sueño de niñez de llegar a la Fórmula 1”,  afirmó Hartley.

“He aprendido mucho desde los días en que fui piloto reserva de Red Bull y Toro Rosso, y los difíciles años que pasé me hicieron más fuerte y decidido. El Circuito de las Américas es un circuito que realmente disfruto y en el que he corrido recientemente. Trato de no poner demasiadas expectativas en mi debut en Fórmula 1, pero me siento preparado para ello”, añadió el piloto neozelandés.

Daniil Kvyat vuelve a Toro Rosso hasta el final de la temporada


La inesperada salida de Carlos Sainz de Toro Rosso rumbo a Renault de cara al próximo GP de EE.UU. ha traído como principal consecuencia la vuelta de Daniil Kvyat al equipo de Faenza.

Kvyat Vuelve a Toro Rosso apenas dos semanas de su relevo por Gasly
Daniil Kvyat Vuelve a Toro Rosso apenas dos semanas de su relevo por Gasly

El retorno de Kyvat es un episodio más dentro de la rocambolesca relación que el ruso mantiene con Red Bull y su equipo “satélite” Toro Rosso, sobre todo si tenemos en cuenta que, tan solo dos semanas antes había sido reemplazado por el francés Pierre Gasly.

Sin embargo, el joven piloto ruso no ha podido disfrutar demasiado de su descanso ya que la marcha de Sainz le ha abierto una inesperada ventana para volver al primer plano de la actualidad, justo cuando peor se le habían puesto las cosas.

Curiosamente, y cuando aún no se habían apagado los ecos provocados por su repentino relevo, Serguey Beloussov, actual responsable de Acronis, uno de los principales sponsors de Toro Rosso ya anticipó que Kvyat volvería a pilotar este año.

Nada más confirmarse la llegada de Gasly a Faenza en detrimento de Kvyat, Beloussov afirmó en una charla con empleados de la compañía de software que preside y que patrocina a Toro Rosso, que el ruso sólo estaría fuera del equipo durante dos carreras (Singapur y Malasia) y que volvería a subirse al STR12 en Austin, como así será finalmente.

De esta forma, el joven piloto ruso volverá a tener una nueva oportunidad de demostrar su valía y, aunque se da por hecho que no seguirá en Toro Rosso en 2018, que al menos le sirva para asegurarse un volante para la próxima temporada en la Fórmula 1.

Por último, decir que en el mismo comunicado en el que se ha anunciado la vuelta de Kvyat a Toro Rosso, su máximo responsable Franz Tost ha aprovechado para despedirse de Carlos Sainz, al que ha agradecido públicamente su dedicación durante los casi tres años que ha estado en Faenza.

“Quiero darle las gracias a Carlos por sus esfuerzos durante estas casi tres temporadas de Fórmula 1. Siempre hizo lo mejor, demostrando una excelente actitud y compromiso con su trabajo, lo que nos ha servido a todos de gran ayuda para a obtener grandes resultados durante este tiempo. Por lo tanto, en nombre de todos en Toro Rosso, le deseo todo lo mejor con su nuevo equipo y esperamos poder vencerlo”, afirmó Tost.

 

Renault rompe con Jolyon Palmer y Carlos Sainz vestirá de amarillo desde el GP de EE.UU.


Se acabó la paciencia de Renault con Jolyon Palmer, cuya carrera en la Fórmula 1, al menos por esta temporada, ha llegado a su fin. La escudería del Rombo ha anunciado de forma oficial el despido del británico, cuyo volante será ocupado por Carlos Sainz.

carlos-sainz
Carlos Sáinz deja Toro Rosso y se incorporará a Renault el próximo GP de EE.UU.

La incorporación del madrileño, inicialmente prevista para 2018, se ha precipitado y Sainz se subirá al RS17 con carácter inmediato, de modo que el próximo GP de EE.UU. veremos al piloto español vestido con el color amarillo de Renault.

Según ha informado la firma gala, la rescisión del acuerdo con Palmer se ha producido de mutuo acuerdo, de forma que la amenaza que su padre y representante Jonathan Palmer realizó hace aproximadamente un mes, cuando se empezó a rumorear que su hijo no acabaría la temporada, no se llevará finalmente a cabo.

Recordemos que Palmer amenazó con llevar a Renault ante los Tribunales si, como apuntaban todos los rumores, su hijo era “cortado” por el equipo de cara al GP de Singapur y su puesto ocupado por Sainz.

En ese momento, el británico logró salvar su primer match-ball pero sus actuaciones no convencieron y, a pesar de que logró puntuar en Singapur y firmó una gran sexta plaza en Malasia,no ha sido suficiente para salvar su asiento, por lo que Japón será la última vez que se suba a un monoplaza de Fórmula 1, al menos vestido de amarillo.

“El Gran Premio de Japón será mi última carrera para Renault. Ha sido una temporada extremadamente desafiante y he pasado por mucho en los últimos tres años, pero ha sido un tremendo viaje en general con el equipo”, afirmó Palmer en un comunicado hecho público en la web de Renault.

“Puedo mirar con orgullo el rendimiento en la segunda mitad de la temporada pasada, mi primer punto en Malasia y, por supuesto, alcanzando el sexto puesto en Singapur este año. Deseo al equipo todo lo mejor para el futuro. Mi objetivo inmediato es ahora lograr el mejor resultado posible en el GP de Japón, y luego evaluaré mis opciones para el futuro”, concluyó.

 

Jordan King debutará con Manor en los libres del GP de EE.UU.


El equipo Manor de Fórmula 1 ha confirmado que Jordan King estará al volante del MRT05 este viernes, para la disputa de la primera sesión de entrenamientos libres del GP de EE.UU.

jordan-king
Jordan King se subirá al Manor durante los primeros libres del GP de EE.UU.

King, de 22 años, es actualmente piloto de desarrollo del equipo Manor y debutará de forma oficial en el Gran Circo aunque Manor no ha decidido aún si se subirá al coche de Pascal Wehrlein o del Esteban Ocon.

Sin embargo, ésta no será la primera vez King se siente a los mandos de un monoplaza de Fórmula 1, tras hacerlo en los tests de Pirelli llevados a cabo en Abu Dhabi y en los tests de temporada en Silverstone, de julio de este mismo año.

Actualmente el joven piloto británico está alternando su labor como probador en Manor con la de piloto del equipo español Racing Engineering de GP2, donde ocupa la quinta plaza, tras dos victorias y tres podiums.

Jordan King durante unos entrenamientos de temporada

“En primer lugar, me gustaría agradecer al equipo por hacer esto posible. Es otro gran paso en la dirección correcta para mí, después de dos pruebas muy positivas en el MRT05 que prepararon el camino para esta oportunidad”,  afirmó el británico.

“Es un sueño hecho realidad, pero al mismo tiempo tengo un trabajo que hacer en el coche el viernes y quiero asegurarme de darle al equipo un montón de información de calidad y datos para ayudar con su desafío en el GP de EE.UU.”, añadió.

“Voy a explorar el equilibrio del coche y su correlación con el trabajo en el simulador del equipo“, continuó.

“Habrá algunos componentes nuevos para evaluar, junto con las especificaciones de neumáticos para este evento. También voy a aprenderme el circuito y a ponerme al día con el coche, que se ha desarrollado bastante desde la última vez que conduje en Silverstone. ¡No puedo esperar!, concluyó King

 

 

 

Peligra la disputa del próximo GP de EE.UU.


La disputa del próximo GP de EE.UU. esta en grave riesgo y no precisamente por motivos deportivos sino más bien institucionales y, en concreto, por los recortes presupuestarios.

Los recorte ponen en riesgo la disputa del próximo GP de EE.UU.
Los recortes ponen en riesgo la disputa del próximo GP de EE.UU.

El actual gobernador de Austin (Texas), Greg Abbott, ha anunciado la reducción en aproximadamente seis millones de dólares la cantidad que destinaba cada año a sufragar parte del coste de los derechos exigidos por Bernie Ecclestone para la disputa anual de la carrera.

Hasta ahora, las autoridades del Circuito de las Américas tenían pactada la percepción de 25 millones de dólares anuales durante 10 años, una cantidad empleada en su mayor parte en la gestión comercial por los derechos para efectuar la carrera, en un acuerdo al que se llegó con el ex gobernador Rick Perry y la ex auditora estatal Susan Combs.

Sin embargo ni Perry ni Combs ocupan ya esos cargos y ese fondo pasó en septiembre a ser gestionado directamente por la oficina del gobernador. El problema ha surgido porque Abbott ha decidido emplear una fórmula distinta a la hora de valorar la carrera, por la cual que el evento vale ahora para el Estado nada menos que un 20% menos de lo que venía valiendo hasta ahora, pasando de los 25 millones antes citados a 19,5.

Por si fuera poco, el temporal que azotó la carrera de este año ha dejado un agujero importante en las arcas de los organizadores, lo que ha agravado aún más la situación económica del Circuito de las Américas, cuya construcción costó nada menos que 300 millones de dólares y un revés financiero como éste supondrá un varapalo importante.

“En términos técnicos, diría que estamos jodidos. Nos ha dejado helados, no veíamos venir esto. Pero la gran pregunta es, ¿volverá a haber carrera?”, ha afirmado Bobby Epstein el máximo responsable del circuito.

GP de EE.UU.: Juego, set y partido para Lewis Hamilton en Austin


El GP de EE.UU. de este año pasará a la historia reciente de la Fórmula 1. La primera, por el enorme temporal de agua y viento sufrido durante todo el fin de semana, que obligó a suspender los entrenos de calificación del sábado, amén de incontables problemas para la disputa de las tres sesiones de libres, tanto el viernes como el mismo sábado.

Lewis Hamilton, flamante nuevo campeón del mundo 2015, junto a Rosberg y Vettel
Lewis Hamilton, flamante nuevo campeón del mundo 2015, junto a Rosberg y Vettel

Un aguacero que, incluso, obligó a suspender la disputa de la calificación del sábado y trasladarla a la primera hora del domingo, aunque ni siquiera pudo completarse del todo. De hecho, la cantidad de agua sobre la pista y la carencia de juegos de neumáticos de lluvia extrema suficientes hizo que la Q3 tuviera que suspendere.

La segunda y, sin duda, la más importante razón por la que este Gran Premio pasará al recuerdo de los aficionados es que, precisamente, debido al agua en la pista y las condiciones atmosféricas, cambiantes pero que respetaron finalmente la disputa de la carrera, le convirtieron en rabiosamente disputada, divertida y emocionante hasta el último metro.

Un Gran Premio en el que los charcos que inundaban el asfalto del Circuito de las Américas igualaron al resto de los mortales el poderío dominante de los Mercedes y puso en serios aprietos la hegemonía de las Flechas Plateadas.

Desgraciadamente, cuando la pista se secó, las cosas volvieron a su sitio dejándonos, pese a ello, infinidad de adelantamientos y duelos individuales que hicieron las delicias de los miles aficionados que poblaban las gradas a pesar de la climatología y de los que vivimos la carrera a través de la pequeña pantalla. Incluso tuvimos la posibilidad de ver hasta dos Safety Car reales y otros tantos Virtuales, debido a distintos incidentes.

Por si fuera poco, el GP de EE.UU. nos dejó una nueva victoria de Lewis Hamilton que le permite entrar por derecho propio en el Olimpo de la Fórmula 1, al sellar con ella su tercer Mundial de Pilotos, a añadir a los ganados en 2008 y 2014.

Sin embargo, y a pesar de lo que pueda parecer, no fue ni mucho menos fácil sino que Hamilton tuvo que sudar sangre para lograr su 10ª victoria de la temporada.

Con un ritmo sorprendente menor del que nos ha tenido habituados todo el año, el británico estuvo prácticamente toda la carrera a rebufo de su compañero Nico Rosberg hasta que éste, de manera sorprendente, le entregó la victoria (y el título) en bandeja a falta de 17 vueltas para el final a causa de un error infantil, en una extraña salida de pista.

Espectacular nuevo duelo entre los dos Mercedes
Espectacular nuevo duelo entre los dos Mercedes

Precisamente, Rosberg fue el escudero de Lewis Hamilton en el pódium en una carrera que, junto al GP de Japón o el de Abu Dhabi del pasado año, son de esas que marcan negativamente en la trayectoria de un piloto. El palo de hoy ha sido sin duda muy duro no tanto por el resultado final (Hamilton iba a ser campeón, si no en Austin, lo iba a ser en México) sino por la forma en que le ha entregado el campeonato a su compañero y rival. De ahí la cara de pocos amigos de Rosberg en el antepodium y durante la entrega de trofeos y el posterior baño de champán.

En tercer lugar, se clasificó  una vez más Sebastian Vettel. El alemán protagonizó un carrerón portentoso. Saliendo desde la 15ª posición, y dando una nueva lección de pundonor, cabeza y estrategia, tanto con el asfalto mojado como cuando éste se secó. Un trabajo que estuvo perfectamente acompañado de una gran estrategia desde el box de Ferrari, entrando en el momento justo a cambiar los compuestos, aprovechando la presencia en pista del último coche de seguridad.

Españoles en carrera

La carrera tuvo un claro protagonismo español, de la mano sobre todo de Carlos Sáinz Jr. aunque tambien, en menor medida, de parte de Fernando Alonso quien, de soñar con puntuar tras una gran calificación que le llevó a salir en novena posición (la mejor de la temporada) acabó viviendo una pesadilla, otra más, a bordo de su McLaren Honda MP4-30.

Carlos Sáinz, por contra, fue de menos a más y protagonizó la remontada del día. Un inoportuno accidente le dejó fuera de combate en la aplazada Q1 del domingo y tuvo que salir 20º. Sin embaro, el madrileño sacó todo su pundonor y su rabia, dejándonos un rosario de adelantamientos y de duelos con la práctica totalidad de los rivales, mientras era jaleado por radio por su equipo.

El denodado esfuerzo de Sáinz tuvo su merecido premio con la séptima plaza. Y eso a pesar de una sanción de cinco segundos por acelerar en el pitlane, que si no hubiese acabado incluso por delante de Sergio Pérez, lo que hubiese sido el colofón ideal-

El caso de Fernando Alonso fue justamente a la inversa de su compatriota. El asturiano apenas sí pudo disfrutar unos metros de su buena calificación porque un trompo de Massa se lo llevaba por delante a las primeras de cambio. Con una rueda pinchada, el asturiano pudo llegar a duras penas a boxes a cambiar sus neumáticos pero sus escasísimas posibilidades de puntuar se iban por el sumidero en tan solo una vuelta.

Aun así, las circunstancias de carrera, marcadas por nada menos que ocho abandonos, no sólo le devolvieron a la zona de puntos sino que, mientras que su mecánica respondió, estuvo durante muchos minutos batiéndose el cobre con su compañero Button por la quinta plaza.

Sigue leyendo “GP de EE.UU.: Juego, set y partido para Lewis Hamilton en Austin”

Las cábalas de Lewis Hamilton para ser campeón en Austin


Aunque a la postre el campeonato ha tenido a los mismos dos grandes protagonistas que el año pasado, Lewis Hamilton y Nico Rosberg, y al mismo fabricante, Mercedes, todo apunta a que la resolución del Mundial no será ni mucho menos tan apretada como lo fue la edición de 2014.

Lewis Hamilton, con muchas papeletas para ganar el Mundial este fin de semana
Lewis Hamilton, con muchas papeletas para ganar el Mundial este fin de semana

Recordemos que, tanto en la edición del pasado año como en la de éste, el favoritismo estuvo del lado del piloto británico, quien tiene todas las trazas de que no tener que esperar hasta la última carrera para coronarse como nuevo campeón del mundo.

Es más, desde el punto de vista matemático, el actual campeón del mundo tiene grandes posibilidades de irse de Austin con su tercer Mundial bajo el brazo. Ahora bien, y aunque el británico tiene a tiro el campeonato, lograrlo no va a ser tampoco un camino de rosas, por más que tenga casi todos los ases en su mano para ganar esta partida.

Así pues, para que Hamilton pueda levantar su tercer entorchado, sus opciones no sólo pasan por sumar dos puntos más que su compañero de equipo, Nico Rosberg, sino que, al mismo tiempo, tiene que lograr nueve puntos más que Sebastian Vettel, quien ocupa actualmente el segundo lugar de la tabla de clasificación, a 66 puntos del británico.

Para que eso ocurra, y dando por sentado que sus dos rivales crucen la meta, pueden darse varias posibles combinaciones que le permtirían a Lewis Hamilton revalidar el campeonato:

  • Hamilton gana la carrera y Vettel es tercero o inferior, con independencia del puesto en el que acabe Rosberg.
  • Hamilton acabaa segundo, Rosberg es tercero o pero y Vettel es sexto o peor.
  • Hamilton finaliza tercero, Rosberg es cuarto o inferior y Vettel es séptimo o peor
  • Hamilton acaba cuarto, Rosberg es quinto o peor y Vettel es noveno o peor.
  • Hamiton finaliza quinto, Rosberg  queda sexto o peor y Vettel es 10º o queda fuera de los puntos

De lograr su ansiado tercer campeonato (tras los logrados en 2008 y 2014), Lewis Hamilton haría historia por entrar en el selecto club de pilotos con tres Mundiales en su haber.

Una gesta sólo lograda por el ídolo de juventud del británico, el brasileño Ayrton Senna, así como por otros cuatro pilotos más como son Jackie Stewart, Nelson Piquet, Niki Lauda y Jack Brabham.

De hecho, la posibilidad de igualar a alguien como Senna ha generado en Hamilton una máxima ilusión, casi más que igualar a Jackie Stewart (la gran figura histórica del automovilismo británico de siempre) y superar a Jim Clark. Asi lo ha declarado recientemente el propio piloto de Mercedes:

“Desgraciadamente yo no crecí viendo a Jackie Stewart. Cuando era un niño, a quien yo quería ver era a Ayrton Senna. No tengo la misma conexión con Jackie que con Ayrton. No tiene nada que ver con la nacionalidad, simplemente es el que atrajo mi atención cuando era un niño y en el que me he inspirado. No he aspirado a ser como otros pilotos”, afirmó.

GP de EE.UU.: Nuevo golpe de martillo de Hamilton al Mundial


El GP de EE.UU. volvió a suponer el enésimo paseo militar para Lewis Hamilton y una nueva muesca en el revólver del británico, que ha demostrado que le tiene totalmente cogida la medida a Nico Rosberg. El alemán bastante tuvo ayer con finalizar segundo y firmar el décimo doblete de la temporada para Mercedes.

Lewis Hamilton se acerca al título
Lewis Hamilton se acerca al título

El británico afronta ahora con más fuerza que nunca su segundo Mundial ya que el golpe moral a su compañero es tan duro como lo fue la lección que le dio bajo el agua en Suzuka. Con un ritmo sensiblemente inferior, Nico Rosberg sólo fue rival para Hamilton en la calificación del sábado. Pero en carrera fue un monólogo del británico que mostró una superioridad exagerada.

El tercero fue un sorprendente Daniel Ricciardo que. merced a una inteligentísima estrategia y un ritmo rapidísimo en carrera, supo sobreponerse a una pésima salida.

Fernando Alonso acabó sexto y pidiendo la hora, con unos compuestos gastadísimos y con el aliento de Sebastian Vettel, que tuvo que entrar nada menos que cuatro veces, en el cogote.

Análisis de la carrera

Aunque la salida, con sólo 18 coches debido a las ausencias de Marussia y Caterham, fue limpia y Nico Rosberg aguantó el empuje de su compañero, el inicio distó mucho de ser tranquilo. Ni medio circuito llevaban recorrido cuando Sergio Pérez cometió un error absurdo e impropio de un piloto de su talento.

Al salir de la curva 15 trató de adelantar a Adrian Sutil por el interior. Sin embargo no vio a Kimi Raikkönen, lo que le obligó a frenar en seco para no tragárselo. Aun así no pudo evitar la colisión y, tras tocar con el morro de su Force India la trasera del Ferrari del finlandés, salió rebotado, tocándose con el Sauber de Adrian Sutil, que en ese momento circulaba por el exterior de la pista. Entonces el monoplaza del alemán, ya sin control, trompeó y acabó por empotrarse contra el Force India del mexicano, quedando ambos coches totalmente destrozados en medio de la pista

Afortunadamente para Raikkönen, no hubo daños reseñables en su monoplaza pero el mexicano no sólo destrozaba el frontal de su coche sino que además mandaba al taller al Sauber del alemán, arruinándole la que había sido su mejor calificación de la temporada, además de una sanción por parte de los comisarios al mexicano que le costará siete puestos en la parrilla del GP de Brasil de la próxima semana.

Este incidente provocó de inmediato la salida del Safety Car a la pista y el primer festival de paradas en boxes de casi todos los pilotos. Tras cuatro vueltas, la carrera se relanzó como se esperaba. Los dos Mercedes, con Rosberg a la cabeza, iniciando su duelo particular seguido de los dos Williams y de Daniel Ricciardo, que lograba deshacerse con facilidad de Fernando Alonso.

En paralelo, y mientras Nico Rosberg cobraba unos pocos segundos de ventaja, Valtteri Bottas se deshacía sin contemplaciones de un dubitativo Felipe Massa que, contrariamente a lo esperado, apuntaba a una estrategia de tres paradas cuando, lo normal, era ir a solo dos.

Nico Rosberg, liderando la carrera en el arranque de la misma
Nico Rosberg, liderando la carrera en el arranque de la misma

Tras las primeras paradas, la carrera pasó por un momento de calma chicha que sólo se rompió cuando llegados a la vuelta 20, Fernando Alonso y Jenson Button nos dejaban el primer duelo interesante del día. El británico siempre ha sido un duro hueso de roer y esta vez no iba a ser una excepción. Pese a las evidentes limitaciones del McLaren, Button le plantó cara al asturiano, con mucho más ritmo y tuvo que sudar tinta para poder rebasarle casi cuatro vueltas más tarde.

Pero lo mejor estaba por delante. Mientras que Rosberg se quejaba de una excesiva degradación de sus compuestos, Lewis Hamilton decidió que el tiempo de jugar al gato y al ratón se había acabado y sacó el martillo pilón y comenzó a demoler la distancia que su compañero había alcanzado tras la primera parada.

Décima a décima, segundo a segundo, la cómoda distancia que Rosberg tenía sobre Hamilton se fue diluyendo y en apenas tres o cuatro vueltas se encontraron y en la vuelta 24, el británico rebasó de una forma insultante a su compañero. Más que un adelantamiento fue una declaración de intenciones, un puñetazo encima de la mesa.

Una demostración de fuerza que, habida cuenta la nula resistencia ofrecida por Rosberg, que casi se tuvo que ir fuera de la pista, dejaba bien a las claras que la moral del alemán había quedado tocada y, quién sabe si hundida, en la lucha por el título.

A partir de ahí, Hamilton decidió que no quería problemas y tiró de forma endemoniada con el fin de cobrarse la mayor distancia posible y evitar cualquier incidencia que le privase de lo que era una victoria casi segura, aun estando casi en el ecuador de la carrera.

Gran carrera de Daniel Ricciardo, que logra subir nuevamente al pódium
Gran carrera de Daniel Ricciardo, que logra subir nuevamente al pódium

En paralelo, y a la chita callando, Daniel Ricciardo se había aupado a la tercera posición gracias a un acierto estratégico del box de Red Bull. Aunque se la jugaron entrando en la vuelta 32, aprovechando el desfondamiento de Bottas que le había obligado a entrar una vuelta antes, el australiano salió en la cuarta plaza, pegado a Felipe Massa. Sin embargo, su elevado ritmo y el hecho de contar con un juego de neumáticos nuevo, obligó a cambiar la estrategia de Williams, que mandó a boxes al brasileño justo una vuelta más tarde.

Sin embargo y pese a la brillantez de la parada en el equipo británico, no pudieron evitar que Daniel Ricciardo le ganase la posición al brasileño y pusiese pies en polvorosa, pese a los esfuerzos del piloto de Williams por darle alcance.

Por detrás, la carrera había entrado en un sopor del que empezaron a despertar tras  el segundo y último pitstop. Con los Lotus como animadores, no hubo más que destacar salvo el duelo que mantuvieron Sebastian Vettel y Fernando Alonso a falta de 11 vueltas para el final.

El alemán, con los compuestos destrozados, quiso vender cara su derrota pero tuvo que doblar el brazo ante el empuje del asturiano y en apenas vuelta y media, dio buena cuenta del tetracampeón, quien de hecho, tuvo que volver a entrar ya que no sólo Alonso pudo con él sino el resto de pilotos perseguidores como Button e incluso Grosjean.

Con todo prácticamente decidido en las primeras posiciones, donde hubo interesantes movimientos fue en la zona media de la carrera, con Grosjean, Vergne, Maldonado y Raikkönen luchando por los últimos puestos que daban derecho a los puntos. Así, pese a los esfuerzos del francés de Lotus, su ritmo inferior se tradujo el típico trenecito que además de desatar los nervios provocó un adelantamiento múltiple en la vuelta 50, del que Vergne fue el que supo sacar mejor tajada.

Felipe Massa dejó escapar una oportunidad de oro para subir al cajón
Felipe Massa dejó escapar una oportunidad de oro para subir al cajón

En un adelantamiento tan memorable como osado, se tocó con Grosjean al que mandó literalmente fuera de la pista. De hecho, los comisarios investigaron la maniobra si bien determinaron que era un incidente de carrera y decidieron no sancionar al piloto de Toro Rosso aunque Grosjean se quedó fuera de los puntos.

Finalmente y ya sin nada por disputar, la carrera contó con un invitado de excepción a esta fiesta que no fue otro que Sebastian Vettel. Cuando todos le dábamos por desahuciado, ya que su último e inesperado pitstop a falta de ocho vueltas para el final y que le hizo caer hasta la 14ª plaza, lejos de desanimarle, desató toda su fuerza sobre el asfalto de Austin.

El alemán comenzó una gran remontada que, en apenas siete vueltas le permitió pasar desde la penúltima plaza hasta la séptima, hasta el punto que de haber estado la meta tan solo 100 metros más adelante, le hubiesen permitido adelantar a Fernando Alonso, del que llegó prácticamente convertido en una prolongación.

Lo mejor y lo peor del día

Lo mejor, la demostración de poderío de Lewis Hamilton que le reafirman no sólo como el mejor piloto británico de la historia sino como el más sólido candidato a título de este año. A falta de dos carreras, el golpe de autoridad asestado al campeonato y, sobre todo, a la moral de Rosberg le sitúan en una situación óptima para levantar su segundo entorchado mundial.

Lewis Hamilton dio una exhibición de fuerza hoy en Austin
Lewis Hamilton dio una exhibición de fuerza hoy en Austin

 

También hay que destacar la labor sorda pero efectiva, una vez más, del joven Daniel Ricciardo. El joven piloto aussie volvió a sacar su manual y, tirando de talento, estrategia y sobre todo de un ritmo impropio para un conductor casi novel en estas lides, se aupó casi sin querer a la tercera plaza y se llevó un nuevo pódium, que le pone a tiro de forma matemática una sorprendente tercera plaza final en el campeonato de Pilotos.

Por otra parte, no podemos olvidarnos de los dos Lotus. Cuando parecía que los de Enstone ya estaban focalizados en el monoplaza de 2015, hasta el punto que en los libres del viernes probaron una nueva nariz, que es la que montará el monoplaza del próximo año, tanto Maldonado como Grosjean firmaron su mejor actuación conjunta de esta temporada.

Tanto el piloto venezolano -que logró sumar sus primeros puntos del año. como su compañero estuvieron siempre en la pomada, con ritmo y fiabilidad (precisamente de lo que han adolecido toda la temporada). De hecho, sólo la mala suerte evitó que por vez primera este año, ambos Lotus puntuasen. Sin embargo, dejaron muy buenas sensaciones que habrá que ver si tienen continuidad de aquí a las dos carreras que restan para el final.

Gran carrera de Lotus y Pastor Maldonado, que suma sus primeros puntos
Gran carrera de Lotus y Pastor Maldonado, que suma sus primeros puntos

Por último hay que citar a Jean-Eric Vergne, que volvió a puntuar y quedando muy por encima de su compañero Daniil Kvyat, después de una carrera ciertamente competitiva y, en algunos casos agresiva. Su adelantamiento final a Grosjean, además de dejar fuera de la pista a su compatriota, fue una maniobra que bordeó la legalidad, por más que fuese espectacular en su desarrollo.

En lo peor hay que hablar una vez más de Ferrari, que sigue sumida en la mediocridad y en una preocupante falta de ritmo de carrera a la que se une la sensación de provisionalidad que se está viviendo en cuanto a su futuro más próximo. En el secreto peor guardado de la historia de la Fórmula 1 todos saben que Fernando Alonso no seguirá y se irá a McLaren, pero también es vox populi que su sustituto será Sebastian Vettel.

Sin embargo, nadie se atreve a dar un paso sin haber asegurado todos los demás y esto ha generado una sensación de improvisación y provisionalidad que se está traduciendo en que en Maranello hace semanas han dado por finiquitada esta temporada y ya están pensando en la que viene y sus caras nuevas. Sólo la profesionalidad de Fernando Alonso está sacando mínimamente de un tremendo marasmo a la escudería italiana.

Jean-Eric Vergne se mostró muy combativo toda la carrera
Jean-Eric Vergne se mostró muy combativo toda la carrera

Porque poco se puede esperar ya de Kimi Raikkönen a estas alturas. Su indolencia casi enfermiza de la que ha hecho gala casi toda la temporada ha alcanzado su cénit en la carrera de hoy. En la primera carrera con sólo 18 monoplazas y con tres abandonos, parece increíble pero el finlandés no sólo no puntuó sino que además finalizó penúltimo. Daba la sensación que el compañero de Alonso iba tomándose un refresco y oyendo música y no compitiendo en un Gran Premio de Fórmula 1.

Tampoco ha sido el día de Force India, que si como dijo su director Vijay Mallya, quería despejar las dudas sobre su potencial y su solvencia, no ha elegido peor momento y manera para hacerlo. Primero, con el accidente de Sergio Pérez, que le dejó fuera a las primeras de cambio y, después, con el abandono 18 vueltas más tarde de su compañero Nico Hulkenberg por problemas mecánicos.

Este hecho no es baladí porque la fiabilidad era hasta la fecha el principal activo del equipo indio y, justo en la semana que se empezó a poner en tela de juicio su solvencia, el motor se rompe. Casualidad, sin duda, pero insisto en que no pudo ocurrir en peor momento.

También hay que decir que sorprende ver tan atrás a un piloto como Jenson Button. El británico se ha encontrado toda la carrera muy incómodo a bordo de su monoplaza e incluso ha hecho algún comentario por radio al respecto. Se le ha visto sin ritmo y ha sufrido mucho, en especial en las últimas vueltas, en las que acabó pasando de una cómoda séptima plaza hasta la 12º posición final.

Ferrari sigue sumida en la mediocridad
Ferrari sigue sumida en la mediocridad

Por último no quiero olvidarme de la extraña situación de Daniil Kvyat, que parece haber encajado mal el anuncio hecho por Red Bull en Suzuka. El joven ruso no es el mismo desde que se confirmó que él sería el sustituto de Sebastian Vettel en la escudería de las bebidas energéticas. No es sólo que Kvyat haya hecho un pésimo papel nuevamente en Austin (que lo ha hecho) sino que la imagen que está ofreciendo es lamentable y no se compadece para nada de su nuevo status de figura, que se le supone ha de tener a no tardar mucho.

Totalmente fuera de juego y con la mente en otro lado, cometiendo errores que antes no cometía y sobre todo sin ritmo de carrera. Hoy ha vuelto a ser pulverizado por su compañero y como en Sochi, ha vuelto a fracasar estrepitosamente.

Clasificación de la carrera y del Mundial

La carrera en el Circuito de las Américas nos ha dejado la siguiente clasificación después de 56 vueltas:

1º) Lewis Hamilton (Mercedes AMG), en 1h 40’79”

2º) Nico Rosberg (Mercedes AMG), a 4,3”

3º) Daniel Ricciardo (Infiniti Red Bull), a 25,5”

4º) Felipe Massa (Williams Mercedes), a 26,9”

5º) Valtteri Bottas (Williams Mercedes), a 30,9”

6º) Fernando Alonso (Ferrari), a 1’35”

7º) Sebastian Vettel (Infiniti Red Bull), a 1’35”

8º) Kevin Magnussen (McLaren Mercedes), a 1’40”

9º) Pastor Maldonado (Lotus Renault), a 1’48”

10º) Jean-Eric Vergne (Toro Rosso Renault), a 1’49”

El equipo Mercedes, celebrando su décimo doblete del año
El equipo Mercedes, celebrando su décimo doblete del año

En lo que respecta al Mundial de Pilotos, Lewis Hamilton ha aumentado la brecha con respecto a su compañero, que ya es de 24 puntos y con sólo dos carreras por disputar. De hecho, aunque de forma muy remota, el británico podría proclamarse campeón de forma casi matemática en caso de ganar en Interlagos y que su compañero no puntúe.

Quien sigue sumando como una hormiguita, haciendo granero, es Daniel Ricciardo. El piloto de la eterna sonrisa tiene hoy otro nuevo motivo para seguir sonriendo ya que este nuevo pódium en su carrera suma el quinto del año, que sumados a sus tres victorias parciales, le sitúan en una situación inmejorable para alzarse con la tercera posición final del campeonato.

Por último, decir que la lucha por la cuarta plaza se ha apretado bastante. De momento, sigue ahí Valtteri Bottas aunque tiene justo detrás y empatados a puntos a Fernando Alonso y Sebastian Vettel.

1º) Lewis Hamilton (Mercedes AMG), 316 puntos.

2º) Nico Rosberg (Mercedes AMG), 292 puntos

3º) Daniel Ricciardo (Infiniti Red Bull), 214 puntos

4º) Valtteri Bottas (Williams Mercedes), 155 puntos

5º) Fernando Alonso (Ferrari), 149 puntos

6º) Sebastian Vettel (Infiniti Red Bull), 149 puntos

Por su parte, el Mundial de Constructores -ya con el título en la mano- sigue siendo un monólogo incesante de Mercedes, para el que ninguno de sus rivales encuentra antídoto ni parece que lo pueda encontrar ya a estas alturas del año.

Con Red Bull consolidado como única alternativa mínimamente seria a las “flechas plateadas”, lo interesante está en saber quién será el tercero en discordia. De momento Williams ha dado un paso muy importante hoy y todo apunta a que serán los de Grove los que ocupen este destacado lugar.

Por detrás, Ferrari sigue en su lucha particular con McLaren, que no ha sabido aprovechar el pinchazo de hoy de los de Maranello ya que Magnussen no ha sido mejor que Alonso y Button ha quedado fuera de los puntos, al igual que Kimi Raikkönen. Por tanto, La Scuderia ha logrado aumentar siquiera tímidamente su ventaja sobre los de Woking y se afianza en la cuarta posición.

1º) Mercedes AMG,  608 puntos

2º) Infiniti Red Bull, 363 puntos

3º) Williams Mercedes, 238 puntos

4º) Ferrari, 196 puntos

5º) McLaren Mercedes, 147 puntos

 

 

Marussia, intervenida por un administrador


Desgraciadamente para Marussia, se acaba de clavar un nuevo clavo en el ataúd del equipo anglorruso, que camina con paso firme hacia su desaparición, iniciada este fin de semana cuando Bernie Ecclestone avisó que no estarán el próximo fin de semana en Austin, en el Circuito de las Américas.

Marussia, intervenida por un administrador
Marussia, intervenida por un administrador

La consultora británica FRP Advisory ha confirmado que se ha hecho con la administración del equipo de Banbury ya que, como un portavoz de la citada consultora, ha manifestado, el actual propietario, el ruso Andrey Cheglakov, ha sido incapaz de aportar la inversión necesaria y el equipo no ha podido recabar el suficiente respaldo financiero que exigen los accionistas.

“Mientras que el equipo ha hecho un progreso significativo durante su relativamente breve período de funcionamiento, cuyo hito más destacado ha sido asegurar dos puntos para el campeonato de constructores en esta, la posición sigue siendo que el funcionamiento de un equipo de Fórmula 1 requiere una inversión continua significativa”, afirmó el nuevo administrador del equipo Geoff Rowley.

Con las finanzas del equipo cuesta abajo y sin frenos, el equipo directivo trató incansablemente de aportar nuevas inversiones para asegurar la viabilidad del equipo a largo plazo pero, lamentablemente, no se ha podido alcanzar a tiempo. Ahora las deudas han acabado por comerse al equipo hasta el punto de tener que ser intervenido.

La primera medida que ha tomado la nueva administración es confirmar la ausencia de Marussia en el próximo Gran Premio, si bien no han garantizado enque puedan volver en alguna de las tres últimas carreras del año. El problema es que no parece que haya mucho margen para la maniobra dado que sólo quedan 20 días para que finalice la temporada.

A cambio se van a tratar de salvar los más de 200 puestos de trabajo que conforman la plantilla actual del equipo y que ahora mismo están en riesgo.

 “No habrá despidos en la Compañía a raíz de entrar la administración y se ha pagado a todo el personal a finales de octubre. Sin embargo, la posición de la dirección dependerá de si la compañía puede asegurar nuevas inversiones en el tiempo que nos queda. Seguimos estando muy centrados en lograr la participación de las partes interesadas”, concluyó el comunicado de FRP Adversory.

Marussia tampoco disputará el GP de EE.UU.


Desgraciadamente se han confirmado los peores presagios y Marussia tampoco será de la partida el próximo fin de semana en Austin. Así lo ha confirmado el propio Bernie Ecclestone en unas declaraciones a la agencia de noticias Reuters: “Ninguno de los dos equipos estará en Estados Unidos”.

Marussia tampoco estará en Austin
Marussia tampoco estará en Austin

De esta forma se ha hecho oficial el rumor que ayer corría por el paddock, por el cual los problemas económicos del equipo anglorruso eran tan sumamente graves que su presencia en el GP de EE.UU. estaba más que comprometida.

Finalmente, el magnate ruso no ha encontrado comprador para su paquete accionarial y el equipo simple y llanamente se ha quedado sin fondos. No puede pagar los motores lo que, sumado al hecho de que Jules Bianchi -que sigue debatiéndose entre la vida y la muerte en un hospital de Japón- tampoco iba a ser reemplazado, como ya ocurrió en Sochi hace 15 días, ha hecho que la directiva de Marussia tomase esta decisión que, como en el caso de Caterham, cuenta con las bendiciones de la FOM.

Así las cosas, y con cuatro coches menos confirmados ya en la parrilla, el circuito de las Américas sólo verá a 18 monoplazas en pista, en una situación que no se vivía en la Fórmula 1 moderna desde el año 2005.

El mes de julio de ese año tuvimos que asistir al bochornoso espectáculo del GP de EE.UU. cuando debido a las quejas de los coches equipados con neumáticos Michelin, cuyos compuestos no soportaban el peralte de la famosa curva del circuito de Indianápolis, decidieron no tomar la salida.

Nada menos que seis equipos (McLaren, Renault, Toyota, Williams, Red Bull  y BAR) se plantaron y aquella carrera se disputó con tan sólo con los seis coches equipados con neumáticos Bridgestone en pista (Ferrari, Jordan y Minardi), en una de las más vergonzosas e impresentables imágenes vividas por este deporte en toda su historia.

Sin embargo, aquella no fue la única carrera en la que no estuvieron en pista los 20 coches inscritos en dicha temporada. Dos meses antes de la carrera de Indianápolis, se vivió una situación igualmente lamentable que dejó en 18 el número de monoplazas sobre la pista. La otra vez en la que menos coches ha habido en un Gran Premio en la reciente historia del Gran Circo.

Ocurrió en Montmeló, durante la disputa del GP de España. Dos semanas antes de aquella carrera, tras el GP de San Marino, los dos BAR fueron sorprendidos por los comisarios de la FIA con un depósito oculto.

Esto motivó una sanción ejemplar por parte de la Federación, que desposeyó de todos los puntos obtenidos en Imola por sus pilotos Jenson Button y Takuma Sato y les prohibió participar en las dos siguientes carreras. A partir de esa temporada y en todas las carreras disputadas, sin excepción, siempre ha habido un mínimo de 20 coches en pista.