Sebastian Vettel prueba por vez primera el Shield


El alemán Sebastian Vettel se convirtió en el primer piloto de la historia en probar el nuevo Shield, el sistema de protección para el cockpit que, tomando como base el Aeroscreen de Red Bull, adoptó finalmente la FIA para proteger las cabezas de los pilotos.

vettel-shield2
Detalle del Shield, a bordo del Ferrari de Sebastian Vettel

Dicho dispositivo, consistente en una cúpula de policarbonato transparante, comenzó en Silverstone su fase de pruebas de cara a su implementación definitiva en 2018, tras abandonarse el proyecto HALO, que se estuvo probando el pasado año, con profundas discrepancias entre los pilotos y directores.

Sin embargo, este primer test llevado a cabo por Sebastian Vettel, que lo montó en su Ferrari en la primera sesión de entrenamientos libres del GP de Gran Bretaña, ha sido francamente decepcionante.

El piloto alemán sólo aguantó una vuelta con el Shield instalado en su monoplaza, teniendo que desmontarlo apenas un par de minutos más tarde, tras quejarse de problemas de visibilidad.

De hecho, las declaraciones llevadas a cabo por el tetracampeón nada más bajarse del coche fueron bastante significativas y apuntan a que los creadores del Shield tienen mucho trabajo por delante a la hora de “pulir” los defectos de este sistema.

Silverstone, la primera prueba para el Shield
Silverstone, la primera prueba para el Shield

“Distorsiona la visión y acabé un poco mareado. Además, produce una turbulencia interior “que te inclina la cabeza hacia adelante”, afirmó Vettel.

Por su parte, hay que decir que tras esta primera experiencia los pilotos españoles se han mostrado bastante interesados en probar este nuevo sistema.

Así pues, Fernando Alonso manifestó: “Soy partidario del Shield y para eso se está probando pues todos estábamos de acuerdo en que había que mejorar la seguridad”.

Por su parte, Carlos Sáinz dijo: “Yo espero probarlo a lo largo del año y poder dar mi opinión”.

 

Anuncios

GP de Gran Bretaña: Y Hamilton cogió su martillo


El GP de Gran Bretaña ha sido una de las pruebas más divertidas y entretenidas de lo que lleva la temporada. Ha tenido de todo, lluvia, emoción, diversidad de estrategias, salidas de pista y adelantamientos a raudales pero el denominador común ha sido el mismo.

GP_GranBretana_podium
Nueva victoria de Lewis Hamilton en Silverstone

Y entre todo ese maravilloso caos surgió la figura imperial de Lewis Hamilton, que volvió a brillar con luz propia por encima de todos sus rivales, con una pasmosa superioridad que le llevó a obtener la tercera “grand chelem” de su carrera. Esto es, la consecución en un mismo fin de semana de la pole position, la vuelta rápida y liderar la carrera de forma ininterrumpida durante todas las vueltas.

Pero si dejamos aparte la cabeza de carrera, ciertamente inalcanzable y en un plano de superioridad absoluto, lo cierto es que el resto de las plazas, tanto las que daban acceso a los puntos como las que no, estuvieron francamente disputadas.

De hecho, la emoción por la segunda plaza duró hasta el final, hasta el punto que el piloto que los jueces tras la carrera desposeyeron a Nico Rosberg de su segunda plaza, al sancionarle con 10 segundos de penalización por uso indebido de la radio con su equipo.

El principal beneficiario de la sanción fue el holandés de Red Bull, Max Verstappen, que había finalizado tercero aunque a menos de cinco segundos del alemán.

Afortunadamente para Rosberg, la distancia que llevaba con respecto al cuarto clasificado hoy, Kimi Raikkönen, era lo suficientemente amplia para que, aun aplicándosele esa sanción de 10 segundos, el compañero de Hamilton pudiese conservar al menos el tercer lugar en el cajón.

En concreto, el objeto de la sanción se produjo cuando, a falta de cinco vueltas para el final, Rosberg reportó por radio un problema de cierta enjundia en la caja de cambios de su monoplaza.

Al parecer no entraba la séptima velocidad de su Mercedes y Max Verstappen, que había vendido carísima su posición precisamente ante Rosberg, se le estaba echando encima poniendo en riesgo la segunda plaza que tanto esfuerzo le había costado conseguir.

Espectacular carrerón de Max Verstappen
Espectacular carrerón de Max Verstappen

En ese momento, y dado que el alemán no tenía demasiada idea sobre qué hacer, desde el box de Mercedes se optó por ofrecer ayuda técnica para tratar de solventar la incidencia, algo estrictamente prohibido por el Reglamento.

Como la comunicaciones por radio son públicas, inmediatamente el Director de Carrera Charlie Whiting, seguramente alertado por otros equipos, entre ellos Red Bull, procedió a abrir una investigación con los comisarios, que se cerró horas después con la decisión ya conocida de sancionar al alemán.

Mal día para los españoles

Por su parte, el día fue francamente gris para nuestros pilotos ya que sólo Carlos Sáinz logró puntuar, gracias a un discreto octavo puesto, mientra que Fernando Alonso volvió a quedarse fuera de los puntos, al acabar en 13º lugar.

Lo peor de todo es que ambos pilotos tuvieron en sus manos la posibilida de acabar con mejores puestos. De hecho, Sáinz estaba sexto y peleando con Raikkönen y Pérez por la quinta plaza cuando dos trompos prácticamente idénticos en la curva 1 (en las vuelta 19 y 27r) le dejaron sin opciones de llegar a mayores.

Carlos Sáinz volvió a puntuar a pesar de dos trompos
Carlos Sáinz volvió a puntuar a pesar de dos trompos

Y algo parecido le ocurrió a Fernando Alonso. El asturiano peleaba a brazo partido con Hulkenberg y Massa por la 10ª posición cuando un error de pilotaje le llevó a la puzzolana de la curva 1 en la vuelta 24, relegándole al furgón de cola del pelotón.

Afortunadamente para el español, y a pesar de lo espectacular del derrapaje del español, su McLaren no llegó a colisionar por bien poco contra las protecciones. Además, Alonso fue lo suficientemente hábil como para desbloquear su coche, encallado a priori en la grava de la escapatoria, para retornarlo a pista si bien perdiendo un tiempo precioso para sus aspiraciones para puntuar.

Esa curva 1, la parte sin duda más mojada del circuito, se cobró numerosas “víctimas” en forma de trompos y salidas de pista. De hecho, ni siquiera Lewis Hamilton se pudo salvar de excursionar por la escapatoria paralela de asfalto de la zona y otros, como Sebastian Vettel -que vivió uno de los peores días que le recuerdo- repitieron sustos en al menos tres ocasiones.

Una carrera marcada por el caos y la lluvia

Sin embargo, antes que eso, la carrera fue maravillosamente caótica. Comenzó bajo un aguacero imponente, que obligó a controlar la salida por medio del Safety Car durante seis larguísimas e interminables vueltas.

GP_GranBretana_Safetycar
La salida fue neutralizada por el Safety Car a causa de la lluvia

Durante un buen rato en el que hubo bastantes escaramuzas, Lewis Hamilton aprovechó para poner tierra de por medio y decirle al resto que esta victoria en casa iba a ser suya y sólo suya. Y para que, de nuevo, pudiésemos ver en acción a un piloto como Max Verstappen, que a sus tiernos 18 años, volvió a dar muestras de una rapidez, un ritmo y una soledad, así como un aplomo y un valor impropios para un piloto de su edad.

La clave y quizás el punto de inflexión estuvo en la vuelta 16. El momento en el que Sebastian Vettel, en un alarde de imaginación y por qué no decirlo, de “testiculina” por parte de Ferrari, optaron por montar los compuestos de seco aun cuando la pista estaba bastante mojada y todos estaban con neumáticos de lluvia intermedia.

La apuesta de Vettel desgraciadamente llegó demasiado pronto ya que, apenas tres vueltas más tarde y cuando estaba marcando la vuelta rápida, se salió de pista en la famosa curva 1, dado que la pista no estaba suficientemente preparada para unos compuestos lisos.

Sin embargo, el resto de pilotos copiaron un poco más tarde su estrategia y se desataron las hostilidades entre todos ellos y para casi todos los puestos.

Fernando Alonso, fuera de los puntos
Fernando Alonso, fuera de los puntos

Incluso en el propio pitstop, más poblado que nunca, se pudieron ver maniobras incluso peligrosas, como una salida de Carlos Sáinz en la que el madrileño se jugó el bigote, así como otra de Jolyon Palmer, que le costó de hecho una sanción de 10 segundos por unsafe release.

Salvo los dos Manor, que abandonaron por sendas salidas de pista,  Jolyon Palmer, Marcus Ericsson y Romain Grosjean, todos por problemas mecánicos, hubo guerra durante las vueltas restantes entre todos los pilotos y a todos los niveles.

De todos los duelos, sin duda, el más emocionante fue el que sostuvieron Nico Rosberg y Max Verstappen por los puestos del pódium.

El holandés, del que no me cansaré de decir que hizo una carrera sensacional, no sólo puso contra las cuerdas a un rival con un coche, en teoría, más rápido como es el Mercedes de Rosberg. Es que le mantuvo a raya durante casi seis vueltas, en los que por más que lo intentó, el alemán fue incapaz de rebasar a un rocoso Verstappen hasta que, con los compuestos exhaustos, entregó la cuchara en la vuelta 38

Asimismo, por detrás, hubo otra pelea interesante que fue la que sostuvieron Sergio Pérez y Kimi Raikkönen. El piloto mexicano, que protagonizó la remontada del día, rodaba en la quinta posición pero Raikkönen, quizá espoleado por el fiasco de su compañero y por la noticia de su reciente renovación por Ferrari, apretó los dientes y se fue a por él.

GP_GranBretana_Sergio_Perez
Sergio Pérez, otra vez el mejor en Force India

Finalmente y tras varias vueltas de duro esfuerzo, el finlandés lograba rebasar al piloto mexicano a falta de nueve giros para el desenlace, salvando el honor de Ferrari en una jornada ciertamente gris para los de Maranello.

Max Verstappen y Sebastian Vettel, la cara y la cruz

Además de Lewis Hamilton, que estuvo a un nivel cieramente superlativo, casi fuera de concurso, lo cierto es que puestos a destacar a un protagonista positivo en la carrera, ése es Max Verstappen.

Se acaban los calificativos para definir el pilotaje de este chico holandés, hijo de piloto y del que muchos dudábamos de su preparación, especialmente para asumir un papel relevante en el paddock, en una escudería como Red Bull.

Lo de hoy, al igual que lo que pudimos ver la semana pasada en Spielberg, ha sido una nueva exhibición de un piloto que, con un poco de suerte, veremos ganando Mundiales y a no tardar mucho.

Verstappen lo tiene todo. Clase, valentía, es rápido y además, está siendo muy bien aconsejado por sus mentores en la escudería austríaca y ese punto casi suicida del que hizo gala el pasado año en Toro Rosso está siendo sustituido por un aplomo, que como dije antes, no se compadece en absoluto con su edad.

GP_GranBretana_verstappen-rosberg
Espectacular el duelo mantenido entre Max Verstappen y Nico Rosberg

Además, ese presunto rol de segundo espada en Red Bull parece que en apenas cuatro carreras se le está quedando pequeño y ya se le ha subido definitivamente a las barbas de su teórico jefe de filas, Daniel Ricciardo, al que ha vuelto a batir de nuevo en pista y en calificación.

Por contra, la gran decepción del día ha venido de parte de Sebastian Vettel, en particular, y en general de Ferrari. Se esperaba mucho más de La Scuderia, que llegaba a Silverstone con presuntas mejoras y con la intención de disputarle la carrera a Mercedes.

Sin embargo, tanto el equipo, a pesar de su arriesgada estrategia, como Vettel, naufragaron bajo el agua del trazado británico, especialmente en una carrera que se presentaba muy del agrado del tetracampeón.

Y es que las desgracias nunca vienen solas. A pesar de una buena calificación el sábado, en la que calificó sexto, tuvo que salir en 11º lugar debido a una sanción por cambiar la caja de cambios de su Ferrari.

La salida neutralizada tampoco ayudo mucho a sus planes ya que, cuando la prueba se lanzó, y a pesar de meterse en la zona “caliente”, no se le vio con excesivo ritmo, al menos no el suficiente como para dar caza a los de cabeza.

GP_GranBretana_Vettel
Día ciertamente para olvidar de Sebastian Vettel

Aun así, la presunta “genialidad táctica” de Ferrari, sacando a pista al alemán con slicks, a pesar de que la pista aún estaba húmeda pudo haber dado la vuelta a la carrera. Pero la salida de pista le descolocó y, desde ese momento, vimos muy poco del grandísimo piloto que es. Más bien todo lo contrario, estuvo excesivamente fallón, cometiendo varios errores de pilotaje que le lastraron.

Como mal menor, hay que reconocerle que el último tercio de carrera fue bastante aceptable, y al menos cumplió con el objetivo de puntuar. Ahora bien, estoy convencido que su novena plaza final, lograda en las últimas vueltas tras adelantar a Felipe Massa y Daniil Kvyat, le sabrán a muy poco al campeonísimo germano, sin ninguna duda.

¿Qué le pasa a Williams?

Por último, no quería dejar pasar la oportunidad de comentar la pésima carrera de unos desdibujadísimos Williams, que hoy han quedado fuera de los puntos y, lo que es peor, han mostrado un nivel francamente bajo y muy preocupante.

Valtteri Bottas ha estado irreconocible, con varios errores y  un ritmo bajísimo que le mantuvo casi toda la carrera muy lejos de la zona de puntos. Por su parte Felipe Massa, fue de más a menos y, de pelear por un buen puñado de puntos.

Williams, de mal en peor, hoy fuera de los puntos
Williams, de mal en peor, hoy fuera de los puntos

Nadie sabe qué le ha podido pasar a la escudería de Sir Frank, pero su rendimiento está siendo bastante preocupante, en términos de rendimiento.

Sorprende que en dos circuitos como son el Red Bull Ring y el de Silverstone, que se acomodan como un guante a la mecánica de Williams, se ha podido ver una peligrosa involución, lo que hace prever que el parón de agosto los ingenieros y mecánicos en Grove tendrán mucho trabajo que hacer.

Clasificación de carrera y del Mundial

Las 52 vueltas del GP de Gran Bretaña nos dejaron la siguiente clasificación final:

  1. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), en 1h 34′ 55”
  2. Max Verstappen (Red Bull TAG-Heuer), a 8,2”
  3. Nico Rosberg (Mercedes AMG), a 16,9”
  4. Daniel Ricciardo (Red Bull TAG-Heuer), a 26.2”
  5. Kimi Raikkönen (Ferrari), a 1’09”
  6. Sergio Pérez (Force India Mercedes), a 1’16”
  7. Nico Hulkenberg (Force India Mercedes), a 1’17”
  8. Carlos Sáinz (Toro Rosso Ferrari), a 1’25”
  9. Sebastian Vettel (Ferrari), a 1’31”
  10. Daniil Kvat (Toro Rosso Ferrari), a 1’32”
Lewis Hamilton, festejando con su equipo su victoria hoy en Silverstone
Lewis Hamilton, festejando con su equipo su victoria hoy en Silverstone

Esta nueva victoria de Hamilton, unido a la pérdida de un puesto para Rosberg, ha apretado al máximo la clasificación del Mundial de Pilotos. Aunque sigue comandada por el alemán, apenas un punto separa a ambos pilotos en la tabla.

Sorprende ver cómo Rosberg ha dilapidado una ventaja sustanciosa, que llegó a ser de casi 40 puntos tras las primeras carreras y ahora ha dejado todos los triunfos en la mano de Hamilton, que camina con paso cada vez más firme a por su cuarto título Mundial y el tercero consecutivo con Mercedes.

Más atrás, Kimi Raikkönen se despega de su compañero Sebastian Vettel que, tras su mala carrera hoy, ha sido superado también por Daniel Ricciardo. El australiano, en plan “hormiguita” ha vuelto a atrapar un buen puñado de puntos y, a la chita callando ya es cuarto.

Lo peor para Vettel es que ya tiene pegado a su rueda a Max Verstappen, que se sitúa en sexto lugar y a tan solo ocho puntos del tetracampeón.

  1. Nico Rosberg (Mercedes AMG), 168 puntos
  2. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), 167 puntos
  3. Kimi Raikkönen (Ferrari), 106 puntos
  4. Daniel Ricciardo (Red Bull TAG-Heuer), 100 puntos
  5. Sebastian Vettel (Ferrari), 98 puntos
Pascal Wehrlein tuvo que abandonar a causa de una salida de pista
Pascal Wehrlein tuvo que abandonar a causa de una salida de pista

En lo referente al Mundial de Constructores, nada nuevo bajo el sol. Más “madera” para Mercedes, que tiene a tiro su cuarto entorchado consecutivo. En lo que hay algo más de emoción es en la lucha por ver quién es el mejor de entre los “mortales”.

Los últimos buenos resultados de Red Bull, unido al perfil bajo de Ferrari estas últimas carreras, han acercado bastante a la escudería de las bebidas energéticas hasta el segundo lugar, que sigue ocupado por los de Maranello, aunque sólo a seis puntos.

  1. Mercedes AMG, 335 puntos
  2. Ferrari, 204 puntos
  3. Red Bull TAG-Heuer, 198 puntos
  4. Williams Mercedes, 92 puntos
  5. Force India Mercedes, 73 puntos

Por último, la próxima cita será en dos semanas, en el circuito húngaro de Hungaroring, el “Mónaco del Este” como es conocido. En ese momento, la Fórmula 1 se irá de vacaciones hasta finales de agosto.

Esteban Ocon volverá a probar con Renault en los libres del GP de Gran Bretaña


El francés Esteban Ocon se subirá por segunda vez en la temporada en los entrenamientos libres de un Gran Premio, tras confirmar que estará a bordo del Renault R16 en la primera sesión del viernes del GP de Gran Bretaña, en lugar de Kevin Magnussen.

Motor Racing - Formula One World Championship - Bahrain Grand Prix - Preparation Day - Sakhir, Bahrain
Esteban Ocon volverá a probar con Renault en los libres del GP de Gran Bretaña

Esperemos que esta vez tenga más fortuna que en su primer intento, en los libres del GP de España, donde tras un pinchazo y un problema eléctrico, apenas sí pudo rodar seis vueltas en los que ni siquiera se registró su crono.

De todas formas, no es la primera vez que el actual campeón de la GP3 se sube al Renault ya que tomó parte en  la primera de las dos jornadas de tests de temporada disputadas en Barcelona en el mes de mayo.

El joven piloto galo, de 19 años y cedido por Mercedes, logró rodar un total de 105 vueltas al trazado catalán, aunque marcó el último de los tiempos del día.

Asimismo, Ocon ha confirmado que estará presente en los tests de temporada que se disputarán la semana próxima, tras el GP de Gran Bretaña y lo hará además haciendo un doblete.

Así pues, en la jornada del martes, el galo se sentará a bordo del Renault mientras que el miércoles hará lo propio con Mercedes..

Actualmente Ocon está corriendo en el DTM de la mano de Mercedes, aunque las cosas no le están rodando excesivamente bien ya que ocupa el”farolillo rojo” de la clasificación, sin que haya podido estrenar su casillero hasta el momento.

GP de Gran Bretaña: Golpe de martillo de Hamilton al Mundial en una vibrante carrera


Que este GP de Gran Bretaña iba a ser atípico y extraño entraba dentro de lo previsible, especialmente si los cielos se abrían como lo hicieron en la mañana del sábado. Pero que sin lluvia iba a tener un desenlace tan emocionante como el vivido hoy no entraba ni la más optimista de las previsiones.

Hamilton, Bottas y Ricciardo, pódium en Silverstone
Hamilton, Bottas y Ricciardo, pódium en Silverstone

Es cierto que, a poco que saliesen las cosas como debían, el vencedor saldría de la dupla de Mercedes, bien Nico Rosberg (brillante poleman ayer bajo la lluvia) o bien Lewis Hamilton, hambriento de triunfos especialmente en su casa. Pero la lucha vivida por detrás, además de inesperada ha sido ciertamente vibrante.

En una accidentadísima carrera, que obligó a suspender la salida, el piloto británico ha sacado a pasear el mazo y ha dado un espectacular golpe de autoridad al campeonato. Aprovechando el abandono de su compañero, Lewis Hamilton ha sido profeta en su tierra, llevándose de calle una carrera en la que tuvo todo en contra, prácticamente desde el sábado.

En segundo lugar, de nuevo un sorprendente Valteri Bottas, que sigue en estado de gracia y aprovechando el excelente momento de Williams. Los de Sir Frank han dado con la tecla y, sobre todo, han sabido exprimir a fondo la capacidad del motor Mercedes y han logrado un coche tan rápido como fiable.

Esto ha permitido al finlandés volver al pódium tras su brillante actuación en Austria y hoy ha dado un recital, protagonizando junto a Alonso, la gran remontada del día. No olvidemos que Bottas salía hoy 14º y, en una carrera memorable, ha logrado la gran machada de subir al pódium en el segundo lugar del cajón.

El tercero ha sido la gran revelación de este año que no es otro que Daniel Ricciardo. El australiano ha conseguido sacar leche de una alcuza y, gracias a una valiente -y arriesgada- estrategia de una sola parada, ha aprovechado el potencial de su Red Bull para atesorar la suficiente distancia con respecto a sus rivales y poder afrontar la recta final resistiendo con unas ruedas absolutamente exhaustas.

Sin embargo, el duelo entre Sebastian Vettel y Fernando Alonso vivido en el tercio final de carrera pasará a la historia como uno de los mejores de los últimos tiempos. Ambos pilotos sostuvieron una dura pugna por la quinta plaza, rayana en la ilegalidad, en la que se jugaron algo más que dos puntos. Finalmente, el alemán se llevó el gato al agua después de que ambos llegasen a circular en paralelo durante un buen tramo y se adelantasen mutuamente en varias ocasiones, demostrando por qué ambos son, de largo, los mejores pilotos del mundo hoy día.

La nota negativa de la carrera ha sido el tremendo accidente de Kimi Raikkönen, quizás el más grave de su carrera en la Fórmula 1, que bien pudo acabar en tragedia.

El finlandés se salió de pista, impactando violentamente contra las protecciones. En ese momento, una de las ruedas salió despedida como un cohete, pasando muy cerca del  Marussia de Max Chilton, al que golpeó de refilón y del Caterham de Kobayashi, que se fue también fuera de la pista.

Imagen de la rueda del Ferrari a punto de golpear a Max Chilton
Imagen de la rueda del Ferrari a punto de golpear a Max Chilton

De haber pasado el británico apenas unas décimas más tarde, la rueda habría impactado de lleno contra su coche y probablemente el desenlace hubiese sido otro bien distinto.

Con la carrera suspendida de inmediato, Raikkönen abandonó cojeando los restos de su monoplaza y, apoyado en el médico, fue evacuado al centro hospitalario del circuito. Allí fue atendido de diversas magulladuras en las piernas que, aparentemente, no revisten gravedad aunque se llegó a rumorear que el finlandés podría haberse fracturado el pie. Sin embargo, y como medida de precaución, el finlandés no será de la partida en los tests que se llevarán a cabo esta misma semana en el trazado británico.

Análisis de la carrera

La carrera arrancó bastante nerviosa y con sorpresas. Mientras que Nico Rosberg salió de manera impecable, defendiendo con solvencia la pole, tanto Sebastian Vettel como Nico Hulkenberg fallaban estrepitosamente. Esto fue aprovechado por los dos McLaren, que de la mano de Button y Magnussen pasaban a ocupar la segunda y la tercera plazas.

Más atrás, Lewis Hamilton se lanzó como un poseso a por su compañero y, después de una gran salida, logró auparse hasta el cuarto puesto. Sin embargo, por detrás los nervios dejaron varios incidentes de distinta consideración. El más perjudicado fue “Checo” Pérez. El mexicano sufrió la acometida de Jean-Eric Vergne y ambos se fueron a la hierba, aunque afortunadamente sin consecuencias ni para ellos ni para sus monoplazas.

Nico Rosberg, liderando la carrera tras la salida
Nico Rosberg, liderando la carrera tras la salida

Lo peor vino unos instantes después y tuvo a Kimi Raikkönen como desgraciado protagonista. El finlandés salió de la curva muy pasado e hizo un recto. Al volver a pista, el piloto de Ferrari pisó un piano que estaba excesivamente alto y el monoplaza botó exageradamente, perdiendo de inmediato el control e impactando de forma brutal contra las vallas a una fuerza de 47 G.

El monoplaza, totalmente destrozado volvió a pista, quedando atravesado. Los coches que le seguían pudieron evitar más o menos el desastre  salvo Max Chilton y Kamui Kobayashi, que tuvieron que salirse por el exterior de la pista, así como Felipe Massa, que venía desde atrás.

El joven piloto británico se salvó de la quema por escasas décimas y, aunque su Marussia quedó algo dañado, de haber impactado contra él la rueda que se soltó del Ferrari de Raikkönen, hoy estaríamos de luto sin el más mínimo género de dudas.

Sigue leyendo “GP de Gran Bretaña: Golpe de martillo de Hamilton al Mundial en una vibrante carrera”

Confirmada la lista de pilotos históricos que participarán en el 50º aniversario de Silverstone


El histórico Circuito de Silverstone está de cumpleaños ya que este fin de semana albergará en su trazado la 50ª edición del GP de Gran Bretaña. Y para celebrarlo nada mejor que reunir a sus más importantes vencedores a lo largo de estos 50 años, junto a las máquinas más representativas.

Emerson Fittipaldi se volverá a sentar en el McLaren M23 de 1974
Emerson Fittipaldi se volverá a sentar en el McLaren M23 de 1974

Así pues, en tres pases -uno por cada día de competición- podremos ver juntos a grandísimos campeones de todas las épocas como Jackie Stewart, Nigel Mansell, Damon Hill, Emerson Fittipaldi, Alain Prost y Nigel Mansell, entre otros. Incluso gente como Adrian Newey, Darío Franchitti (el tetracampeón de la Fórmula IndyCar recientemente retirado) o David Brabham, que rendirá tributo a su padre, Jack Brabham, fallecido hace pocas fechas.

Así pues, Jackie Stewart se sentará a los mandos del Matra MS80, con el que él mismo logró el triunfo en el GP de Gran Bretaña, mientras que Alain Prost pilotará elcon el que Mark Webber ganó en territorio británico en 2012.

Otros ilustres que pilotarán este fin de semana son el ex-campeón del mundo Damon Hill, que estará al volante del Lotus 49B con el que su padre, Graham Hill ganó el Mundial de 1968. Curiosamente, el difunto piloto británico, pese a ganar dos Mundiales, nunca logró ganar en Silverstone, mientras que su hijo, campeón en 1996, logró vencer en el trazado inglés en 1994.

Tampoco ha querido faltar a la cita el mítico Emerson Fittipaldi, dos veces campeón mundial. El piloto carioca conducirá el McLaren M23 con el que él mismo ganó en el GP de Gran Bretaña de 1975 y con el que se proclamó subcampeón del mundo aquel año.

Otra gran estrella de la Fórmula 1 que estará presente en Silverstone será la estrella local Nigel Mansell. El campeón de 1992 estará a los mandos del Williams FW11B con el que el propio piloto británico venció en casa en 1987.

Sir Jackie Stewart
Sir Jackie Stewart

Además, otros pilotos que estarán en la línea de salida del desfile de estrellas son Johnny Herbert y el Tyrrell 006 de 1974, David Coulthard y el Red Bull RB8 de 2012 y Rubens Barrichello y el Williams FW07B que llevó al australiano Alan Jones a ganar en Silverstone en 1979, entre otros pilotos.

Incluso un piloto de la Fórmula IndyCar como Dario Franchitti tendrá su sitio en el desfile. El piloto escocés, que dijo adiós a la alta competición al finalizar el pasado año, se sentará a los mandos del Lotus 25 con el que Jim Clark -ídolo del propio Franchitti-  ganó el Mundial, incluyendo el GP de Gran Bretaña, de 1963.

Finalmente, sorprende encontrar dos nombres que se han colado en esta lista ya que, si bien están vinculados de forma muy estrecha a la Fórmula 1, no son sus logros al volante lo que les ha hecho ser acreedores de poder desfilar junto a este enorme conjunto de grandes campeones y sus míticos coches.

Por un lado, Adrian Newey, que conducirá el March 711 de Ronnie Peterson y con el que el fallecido piloto sueco acabó segundo en el Gran Premio británico de 1971. Por otro, David Brabham. El hijo del desaparecido Jack Brabham se sentará a los mandos del Cooper Climax T53, con el que el campeonísimo australiano venció en 1960.

Los desfiles de celebración tendrán lugar durante los tres días más del GP de Gran Bretaña en los siguientes horarios:

  • Viernes 4 de julio, de 12:50 a 13:05
  • Sábado 5 de julio, de 12:05 a 12:20
  • Domingo 6 de julio, de 11:10 a 11:25

Dani Juncadella se subirá al Force India por vez primera en Silverstone


El español Dani Juncadella tendrá la oportunidad de subirse por vez primera a un Fórmula 1 en Silverstone. Su debut se producirá en la primera sesión de entrenamientos libres del próximo GP de Gran Bretaña, que se disputarán en la mañana del viernes 4 de julio.

Daniel Juncadella debutará en la F1 el próximo GP de Gran Bretaña
Daniel Juncadella debutará en la F1 el próximo GP de Gran Bretaña

El piloto catalán, de 22 años, se sentará en el Force India VJM07 de Nico Hulkenberg y será la primera vez que le veamos a bordo de un monoplaza después de su primera toma de contacto en pretemporada y tras las pruebas disputadas en Montmeló después del pasado GP de España.

Como no podía ser de otra forma, Dani Juncadella se ha mostrado como un niño con zapatos nuevos ante su próximo debut: “Estoy muy contento y listo y me gustaría agradecer a Sahara Force India por esta oportunidad. Esta será la primera vez que participo en una sesión oficial de fin de semana de un Gran Premio, por lo que será un día muy especial para mí. He estado esperando este momento durante mucho tiempo y ha llegado la hora de mostrar que el trabajo duro y la determinación pueden hacerme llegar hasta aquí”, dijo el piloto catalán.

“Desde el inicio de la pretemporada en Jerez, donde tuve mi primera oportunidad de conducir el coche, he estado trabajando muy duro junto con el equipo y he aprendido mucho. Mi segunda salida en la prueba en Barcelona y todas las horas que hemos pasado juntos en el simulador me han dado mucha confianza. También eran la manera perfecta de conocer mejor al equipo, algo que creo que es siempre esencial para poder hacerlo bien”, continuó el joven piloto español.

“Esta es también la carrera local del equipo, lo que hace que éste sea un día aún más especial y que nunca olvidaré“, concluyó Juncadella.

Este año, el barcelonés alterna su puesto como piloto reserva de Force India, donde desarrolla un importante trabajo en el simulador, con su puesto en el equipo oficial Mercedes del Campeonato Alemán de Turismos,DTM, en el que está disputando su segunda temporada.

Silverstone rendirá homenaje a Sir Jack Brabham


Las autoridades del circuito británico de Silverstone han anunciado que, aprovechando la disputa del GP de Gran Bretaña entre los días 4 y 6 de julio próximos, rendirá un merecido tributo a la memoria del piloto australiano, Sir Jack Brabham, recientemente fallecido, coincidiendo con el 50º aniversario de la citada prueba.

David Brabham homenajeará su padre Jack en Silverstone
David Brabham homenajeará su padre Jack en Silverstone

Así pues, durante cada uno de los tres días que tendrá lugar la carrera, se llevará a cabo un desfile conmemorativo en el que estarán los monoplazas más representativos de la historia del GP de Gran Bretaña de estos últimos 50 años.

Aprovechando este evento, en uno de estos desfiles -aún por definir- uno de los hijos de Sir Jack, en concreto David Brabham, se sentará a los mandos del mítico Cooper Climax T53 con el que su padre logró alzarse con la victoria en 1960 en Silverstone y que le catapultó a la consecución del campeonato del mundo ese mismo año.

“Será un gran honor para mí conducir uno de los Cooper de 1960 más icónicos de mi padre. Jack tuvo un tremendo éxito en Silverstone y fue vicepresidente de la BRDC –British Racing Drivers’ Club– durante muchos años. Estoy deseando que llegue el día” , ha manifestado David Brabham, piloto de carreras como su padre.

Por último, hay que decir que otra de las figuras cuya presencia se ha podido confirmar durante ese fin de semana será el escocés  Jackie Stewart, campeón del mundo de los años 1969, 1971 y 1973 y dos veces ganador en Silverstone, a  los mandos del Matra MS80 con el que ganó el GP de Gran Bretaña de 1969 y el Mundial de Pilotos de ese mismo año.