GP de Mónaco: Vettel y Raikkönen firman un histórico doblete de Ferrari


Ferrari ha confirmado el dominio mostrado durante todo el fin de semana en Mónaco, firmando su primer doblete desde el GP de Alemania de 2010, de la mano de Sebastian Vettel y Kimi Raikkönen.

gp-monaco-podim
Sebastian Vettel de nuevo en lo más alto del pódium de Mónaco cinco años más tarde

Aunque la carrera de hoy en el lujoso principado ha sido absolutamente anodina y gris, en una de las carreras más aburridas del año, Sebastian Vettel ha tirado de oficio y estrategia para imponerse a su compañero Kimi Raikkönen, poleman y principal favorito para ganar en las calles de Montecarlo.

El piloto alemán supo jugar sus cartas, lanzando un órdago a Raikkönen cuando circulaba en segundo lugar a través de un undercut en su único pitstop, que le permitió rebasar a su compañero en la misma línea de boxes.

En tercer lugar llegó Daniel Ricciardo. El piloto de Red Bull hizo con Valtteri Bottas lo que Vettel con Raikkönen y finalmente logró colarse por delante del finlandés.

Con su cuarta plaza, el finlandés salvó el honor de Mercedes dado que Lewis Hamilton pagó muy cara la mala calificación del sábado (partía en 15º lugar) y aunque pudo remontar hasta meterse en los puntos, se encontró con un rocoso Carlos Sáinz, teniendo que conformarse con un discreto séptimo lugar final.

Por último, decir que la carrera estuvo marcada por dos accidentes. El primero y más serio, el de Pascal Wehrlein, que acabó de lado en la entrada del túnel, tras chocar con Jenson Button.

En segundo lugar,  el de Sergio Pérez y Daniil Kvyat, en Santa Devota que dejó fuera de combate al ruso y fuera de los puntos al mexicano, quien al menos se llevó el premio de consolación de la vuelta rápida.

Españoles en carrera

La carrera contó con la única presencia española de Carlos Sáinz, dado que, como ya era sabido, Fernando Alonso no iba a ser de la partida dado que estaba en EE.UU., disputando las 500 Millas de Indianápolis.

Precisamente con su sustituto en Mónaco, el veterano Jenson Button, que firmó una gran calificación metiendo por vez primera a un McLaren en la Q1, nos dejó la anécdota del día.

Instantes antes de tomar la salida desde el pitlane, puesto que Button había sido sancionado en la mañana del domingo porque McLaren cambió el setup de su coche la tarde de antes, violando lo estipulado sobre cambios en el Parque Cerrado, recibió una llamada especial por la radio del equipo.

El interlocutor del británico no era otro que Fernando Alonso, quien le dijo que le cuidase su asiento, a lo que Button le respondió que se mearía en él. Algo que desconozco le hizo gracia a Alonso pero sí arrancó la risa generalizada en el box de McLaren.

Pero volviendo a la carrera, hay que destacar el gran papel de Carlos Sáinz durante todo el fin de semana. Cimentada en su gran calificación del sábado, en la que finalizó sexto, el madrileño supo conservar en todo momento su preciado tesoro y disfrutó de una carrera más o menos plácida.

La única amenaza con la que Sáinz tuvo que luchar vino precisamente de manos de Lewis Hamilton, que trataba de recuperar parte del terreno perdido el sábado.

Pero, entre que Mónaco es un circuito donde adelantar es misión casi imposible y que el británico estaba pagando el esfuerzo de su gran remontada, lo cierto es que Sáinz mantuvo al piloto de Mercedes a raya y acabó firmando una magnífica sexta plaza, repitiendo el mejor de los resultados de su cada vez más prolífica carrera.

Análisis de la carrera

La carrera comenzó siguiendo con el guión previsto, especialmente para una carrera como es el GP de Mónaco.

Una salida limpia, en la que nadie quiso arriesgar más de lo debido, que nos dejó la estampa que se esperaba y es que los dos Ferrari empezaron a poner los pies en polvorosa, seguidos a durísimas penas por los dos Red Bull y el Mercedes de Bottas.

GP-Monaco-Ferrari
Ferrari, los grandes dominadores del GP de Mónaco

A partir de ahí la carrera fue un auténtico sopor, en el que prácticamente desde el primer momento los dos Ferrari se marcharon, dejando bien claro que la carrera estaría entre ellos, con Kimi Raikkönen liderando y Sebastian Vettel, apenas a un par de segundos.

Por detrás, tampoco se veía gran movimiento ya que todos, sin ninguna excepción, querían arriesgar más de lo necesario, por lo que nadie, ni siquiera un rezagadísimo Lewis Hamilton optó por salirse del guión y todos mantuvieron su posición.

Así las cosas, y con la perspectiva de un único pitstop, la carrera transcurrió sin apenas sobresaltos, con todas las miras puestas en el momento en el que se abriese la ventana para la, como digo, previsible única parada.

Y asi fue, dado que en los boxes se produjeron los únicos adelantamientos importantes del día. El primero y más importante vino de la mano de Ferrari.

El primero en entrar fue Kimi Raikkönen, que lo hizo en la vuelta 34, mientras que Vettel, más avispado, decidió estirar su stint cinco vueltas más, dado que a pesar de contar con un neumático más viejo, el alemán exprimió a su Ferrari al máximo.

Eso, unido a una parada limpísima, le permitió salir apenas unas décimas por delante de un cariacontecido Raikkönen, que veía cómo de golpe y porrazo se esfumaba su casi seguro triunfo.

No fue un buen día para Lewis Hamilton
No fue un buen día para Lewis Hamilton

Algo parecido pero incluso más espectacular si cabe, le ocurrió a Daniel Ricciardo. El australiano no parecía andar demasiado fino y, aunque lograba seguir a duras penas la estela de Valtteri Bottas y de su compañero Max Verstappen, no parecía en condiciones de darles caza.

Sin embargo, una muy bien pensada estrategia llevada a cabo desde su box le permitió  aguantar un puñado de vueltas más en pista. Mientras que Bottas y Verstappen se peleaban entre sí y calcaban sus estrategias, entrando en las vueltas 32 y 33 respectivamente, prolongó su estancia en pista.

Con un sorprendente gran ritmo, el australiano arañó unos segundos preciosos que le permitieron salir delante de sus dos rivales cuando fue llamado a boxes en la vuelta 38.

A partir de ese momento, no pudimos volver a ver nada interesante en el asfalto de las calles del Principado, salvo el abandono de Nico Hulkenberg (el primero de la temporada) por problemas en el motor de su Renault.

Sin embargo, en la vuelta 57 se produjo un hecho que bien pudo cambiar el devenir de la carrera cuando en la curva que precede a la recta del túnel, Jenson Button se empeñó en buscar un hueco en una zona imposible por el interior de la misma.

Ahí se topó con Pascal Wehrlein que estaba en mitad de la trazada, embistiéndole con tal fuerza que el Sauber del alemán quedó a medio volcar, contra las protecciones.

A pesar de la espectacularidad del accidente, afortunadamente, ambos pilotos salieron ilesos pero debieron abandonar, provocando además la salida del Safety Car a la pista.

Aquello daba una nueva perspectiva a la carrera y situaba las cosas más o menos como al principio, con la salvedad de que Lewis Hamilton ya se había metido en la zona de puntos y amenazaba seriamente la sexta plaza de Carlos Sáinz.

Sin embargo, aquella circunstancia supuso una nueva decepción ya que, a pesar del reagrupamiento general, todos se dedicaron a nadar y guardar la ropa. Ni siquiera Hamilton, a pesar de sus intentos, ni nadie más logró rebasar a ningún otro piloto y las cosas prácticamente siguieron igual.

Bueno, igual no. De forma inexplicable, y con el Safety Car aún en pista, Marcus Ericsson perdía el control de su monoplaza y se empotraba contra las barreras en La Rascasse.

Además, y exactamente el mismo punto donde apenas una vuelta después, ya sin el coche de seguridad en la pista, Stoffel Vandoorne destrozaba su monoplaza en la barrera.

Tampoco acabaron bien las cosas para Daniil Kvyat ni para Sergio Pérez, quienes colisionaron en la curva de Santa Devota, en una maniobra muy similar a la que minutos antes habían protagonizado Button y Wehrlein.

De los dos, el peor parado fue el belga, que tuvo que abandonar aunque Pérez, que tuvo que pasar por boxes, aunque logró llegar a meta, lo hizo en último lugar.

Lo mejor del día

Sin duda, la vuelta a lo más alto de Ferrari, tras nada menos que siete años de travesía en el desierto y, de nuevo, capitaneados por Vettel, se encuentran en el momento más dulce de esta nueva época de la Fórmula 1 y casi, si me apuras, desde 2008.

Muy bien Vettel, sacando el máximo de su coche, apurando hasta el último gramo de potencia y de rendimiento de sus gomas y muy bien los estrategas, logrando esas décimas necesarias para salir delante de su compañero tras su parada.

gp-monaco-vettel
Magnífica exhibición de pilotaje y estrategia de Vettel y Ferrari en Mónaco

Por supuesto que no podemos olvidarnos de Daniel Ricciardo. El australiano ha aprovechado el buen hacer de su equipo en boxes, que le ha permitido jugar sus cartas con astucia.

Y con ese punto de suerte tan necesario y que le ha faltado esta temporada ya que, nada más relanzada la carrera, golpeó las barreras en Santa Devota pero afortunadamente, su Red Bull resistió el impacto.

Mención especial que merece Carlos Sáinz. Insisto en el comentario anterior. Gran parte del mérito de esta sexta plaza depende de la gran calificación del sábado pero hoy, además, ha dado un recital de pilotaje defensivo, resistiendo las acometidas de Hamilton. Bien por Carletes, sin duda.

Por último, muy buena carrera de Haas, que ha logrado a meter a sus dos monoplazas en los puntos, sobre todo gracias a la actuación de un gran Romain Grosjean.

El francés estuvo siempre rodando cómodamente en la zona de puntos mientras que Magnussen sufrió un poco más. El danés se vio beneficiado por los abandonos de Kvyat y Vandoorne y la caída de Pérez, precisamente por su accidente con el belga.

Lo peor del día

Lo peor, el mal trago pasado por los dos Mercedes, el peor que se recuerda en años en el seno de las Flechas Plateadas en el que había venido siendo su feudo desde hace casi cinco años.

Valtteri Bottas no supo gestionar su carrera y se vio privado del pódium por Ricciardo y Lewis Hamilton no pudo levantar el desastre de calificación del sábado, que le lastró durante toda la carrera a pesar de sus esfuerzos.

GP-Monaco-Sainz
Meritoria sexta plaza de Carlos Sáinz en el asfalto monegasco

Tampoco fue un buen día para Renault. No pudo llegar en peor momento el primer abandono por rotura del motor para Nico Hulkenberg, que rodaba en una cómoda séptima plaza hasta que su unidad de potencia dijo basta en la vuelta 15.

Por su parte, Jolyon Palmer sigue sin levantar cabeza y, de nuevo, se le vio carente de ritmo y fuera de posición, de modo que ni siquiera con los abandonos de los pilotos que le antecedían fue capaz de meterse en los puntos.

Para Sauber tampoco fue un buen día, precisamente. Aunque no aspiraban a repetir la actuación del GP de España y no había visos de que ocurriese un nuevo milagro, lo cierto es que ninguno de sus dos pilotos estuvo bien.

A Wehrlein le sacó de la carrera el “ardor guerrero” de Jenson Button mientras que lo de Ericsson resulta, cuando menos, inexplicable. Sin ninguna presión ni problema y con el Safety Car en pista, acabó estampando su monoplaza contra las protecciones.

Por último, no puedo cerrar esta sección sin hablar una semana más de McLaren. A pesar de que hoy no contaban con Fernando Alonso, hay que reseñar la gran mejoría mecánica de sus monoplazas, entrando entre los 10 mejores de la calificación del sábado, a pesar incluso del accidente de Vandoorne al finalizar la Q2.

Sin embargo, entre la citada sanción de Button, que le obligó a salir desde boxes, unida a la de Vandoorne (tres puestos en parrilla por su accidente con Massa en España) , nada les salió bien.

gp-monaco-vandoorne-accidente
Momento del accidente de Sfoffel Vandoorne

Button naufragó en el último lugar hasta que acabó empotrándose contra Wehrlein, mientras que Vandoorne tampoco estuvo a la altura, con independencia de su accidente.

Finalmente, el caso es que por unas cosas u otras, de nuevo McLaren se tiene que ir con las manos vacías, de modo que, una vez más, ninguno de sus coches acaba la carrera.

Clasificación de la carrera

Después de 74 largas vueltas por las calles de Montecarlo, la carrera finalizó así:

  1. Sebastian Vettel (Ferrari); 1 h 44′ 44”
  2. Kimi Räikkönen (Ferrari), a 3,1”
  3. Daniel Ricciardo (Red Bull TAG-Heuer), a 3,7”
  4. Valtteri Bottas (Mercedes), a 5,5”
  5. Max Verstappen (Red Bull TAG-Heuer), a 6.1”
  6. Carlos Sainz (Toro Rosso Ferrari), a 12,0”
  7. Lewis Hamilton (Mercedes), a 15,8”
  8. Romain Grosjean (Haas Ferrari), a 18,1”
  9. Felipe Massa (Williams Mercedes), a 19,4”
  10. Kevin Magnussen (Haas Ferrari), a 21,4”

Clasificación del Mundial de Pilotos

La nueva victoria de Sebastian Vettel, unido al “pinchazo” de Hamilton de hoy en Mónaco le dota de una cómoda y sustanciosa ventaja al frente de la clasificación.

Ahora son ya 25 los puntos que tiene Vettel sobre Hamilton, en un cada día más claro “mano a mano” entre ambos pilotos, habida cuenta que el tercero en discordia, que es Valtteri Bottas, está bastante lejos aún de la pareja de cabeza.

gp-monaco-vettel-win
Sebastian Vettel festejando su tercer triunfo del año

Le sigue de cerca Kimi Raikkönen, ayudado por el pódium de hoy. Apenas ocho puntos de diferencia que son bastantes menos que los que el finlandés de Ferrari tiene ya sobre su más inmediato perseguidor, Daniel Ricciardo, que cae ya a 25 puntos de Iceman.

  1. Sebastian Vettel (Ferrari), 129 puntos
  2. Lewis Hamilton (Mercedes), 104 puntos
  3. Valtteri Bottas (Mercedes), 75 puntos
  4. Kimi Räikkönen (Ferrari), 67 puntos
  5. Daniel Ricciardo (Red Bull TAG-Heuer), 52

Clasificación del Mundial de Constructores

Este doblete de Ferrari, el primero en siete años, supone la confirmación del dominio cada vez mayor de los de Maranello, sobre todo porque se ha producido en un trazado donde no veíamos un ganador que no fuese Mercedes desde 2012, cuando venció Mark Webber.

Por eso no es de extrañar que Ferrari esté ya a 17 puntos de las Flechas Plateadas en otra clara pelea entre los dos “gallos” del paddock.

En tercer lugar, les sigue Red Bull, pero a una distancia sideral, que ha aprovechado que Force India, su más inmediato perseguidor, no ha sumado puntos por vez primera en toda la temporada.

  1. Ferrari, 196 puntos
  2. Mercedes, 179 puntos
  3. Red Bull TAG-Heuer, 97 puntos
  4. Force India Mercedes, 53 puntos
  5. Toro Rosso, 29 puntos
  6. Williams Mercedes, 20 puntos
  7. Renault, 14 puntos
  8. Haas Ferrari 14 puntos
  9. Sauber Ferrari, 4 puntos
  10. McLaren Honda, 0 puntos
Anuncios

Oficial: Jenson Button será el relevo de Fernando Alonso en Mónaco


Aunque era un secreto a voces, McLaren ha confirmado de forma oficial que Jenson Button desempolvará su mono de piloto y se volverá a poner los guantes y el casco el próximo GP de Mónaco.

jenson-button.jpg
Jenson Button volverá a la Fórmula 1 para sustituir a Fernando Alonso en Mónaco

El veterano piloto británico, que como recordaremos se retiró al final de la pasada campaña, tendrá el difícil papel de reemplazar a Fernando Alonso que estará en esos momentos disputando las 500 Millas de Indianápolis.

Alonso ya anunció hace un par de días que este difícil pero ilusionante reto que supone liderar la vuelta de McLaren a la mítica prueba estadounidense le iba a impedir ser de la partida en Mónaco, otra de sus pruebas “fetiche”.

Precisamente, el calado y la dificultad de la prueba en la que Alonso va a necesitar un reemplazo, hacía francamente complicado encontrar un piloto con garantías que estuviese disponible en estos momentos.

Por este motivo, los de Woking han decidido buscar dentro de su casa y han encontrado la figura de Jenson Button quien, a pesar de su retirada, continúa vinculado contractualmente a McLaren en calidad de embajador mundial.

Button, de 37 años, dejó la Fórmula 1 en 2016 tras 17 temporadas en activo, en las que tomó la salida en 305 Grandes Premios. Además de ganar el Mundial de 2009 con Brawn GP, el británico logró un total de 15 victorias, 50 pódiums, 8 poles y 8 vueltas rápidas.

La familia de Jules Bianchi crea una fundación para promocionar a jóvenes pilotos


Aprovechando la disputa este fin de semana del GP de Mónaco de Fórmula 1, una carrera vinculada para siempre a la figura del tristemente desaparecido Jules Bianchi (pues fue allí donde en 2014 logró la hazaña de puntuar por primera y última vez para Marussia), la familia del piloto galo ha presentado la “Jules Bianchi Society”.

Jules Bianchi tendrá su propia Fundación gracias a su familia
Jules Bianchi tendrá su propia Fundación gracias a su familia

Se trata  de una fundación de carácter benéfica, destinada a promocionar a aquellos jóvenes talentos que empiecen a despuntar en el mundo del karting y ayudarles a ascender en su camino a la élite del automovilismo.

Los padres y los dos hermanos de Jules Bianchi decidieron aventurarse en este proyecto, basándose en una máxima que, por desgracia, parece haber caído en desuso en el Gran Circo actual y es que el éxito se debe basar en el talento y no en el dinero.

Por este motivo, la fundación ha arrancado con el objetivo fundamental de lograr introducir al menos a cuatro pilotos de karting en la máxima competición internacional de la categoría.

Pero no sólo se quedará en eso sino que, una vez conseguido ese primer objetivo, la intención de la Fundación es tutelarles durante un período de tres años, introduciéndoles en ese lapso de tiempo en los mejores programas de automovilismo posibles, al tiempo que se cimenta una sólida red de grandes contactos de negocios.

Así lo indican los estatutos fundacionales de la Jules Bianchi Society, que indican  que “el principal objetivo de la Fundación es liberar a los mejores pilotos jóvenes de sus obligaciones financieras. Su objetivo también es ayudarles, guiándolos de manera eficiente durante su carrera “.

Durante la presentación de la fundación, su Presidente de Honor y padre del piloto, Philippe Bianchi, afirmó: “Mi hijo Jules nos dejó demasiado pronto para cumplir con sus objetivos y sueños. Hoy le honraremos a través de esta Fundación”.

“A pesar de la pérdida de Jules, mi misión es conmemorar su carrera a través de la Jules Bianchi Society. Es, para mí, la mejor prueba de mi amor por él”, añadió el padre del francés.

“Estoy convencido de que donde quiera que esté, se sentirá orgulloso de que este nombre, sus colores y sus valores estén vinculados a esta fundación”, concluyó.

Jules Bianchi falleció en Francia el 17 de julio de 2015, tras casi un año en coma como consecuencia de las graves lesiones cerebrales, derivadas del accidente que sufrió durante el GP de Japón de 2014, al impactar contra una grúa.

GP de Mónaco: Un error de estrategia de Mercedes le da la victoria a Nico Rosberg, pero se la quita a Lewis Hamilton


El GP de Mónaco más plácido que se recordaba acabó en una monumental sorpresa debido a un inexplicable error de estrategia de Mercedes, que privó a Lewis Hamilton de una merecidísima victoria e incluso estuvo a punto de dejarle sin pódium.

Pódium del GP de Mónaco 2015, con Rosberg en lo más alto
Pódium del GP de Mónaco 2015, con Rosberg en lo más alto

La carrera, absolutamente sin historia, transcurrió sin apenas problemas como estaba escrito en el guión, con Lewis Hamilton dominando de principio a fin, seguido de Nico Rosberg que se les estaba teniendo tiesas durante toda la prueba con el Ferrari de Sebastian Vettel, muy activo y bullidor durante todo el fin de semana.

Pero cuando todo parecía decidido, un estúpido -y serio- percance sufrido por un hiperactivo Max Verstappen, que motivó la salida del Safety Car a falta de 10 vueltas para el final, supuso el fin del dominio de Hamilton de forma aboslutamente inesperada.

El equipo llamó a boxes al británico a un nuevo pitstop pero al reintegrarse a pista, lo hizo en tercer lugar, por detrás de Nico Rosberg -el gran beneficiario de la maniobra- y, lo peor, de Sebastian Vettel, que supo aprovechar el regalo.

Aunque una vez se relanzó la carrera, Hamilton hizo lo indecible para rebasar al piloto de Ferrari, en un trazado como el de Mónaco, es misión imposible y finalmente se tuvo que conformar con el puesto más bajo del cajón.

Una imagen que contrasta con la de su su compañero Rosberg, quien además ha pasado a la historia del mítico gran premio monegasco, al convertirse en el cuarto piloto que logra ganar tres veces consecutivas, tras Graham Hill, Alain Prost y Ayrton Senna.

Lewis Hamilton, dirigiéndose cabizbajo al pódium tras perder la carrera por un error del equipo
Lewis Hamilton, dirigiéndose cabizbajo al pódium tras perder la carrera por un error del equipo

La cara del piloto británico al bajarse del monoplaza y durante la entrega de premios fue todo un poema y, desde luego, habrá habido más que palabras en el box del equipo Mercedes porque un error de estrategia tan infantil no es admisible,

Aunque a efectos prácticos, la victoria ha recaído en un monoplaza del equipo alemán, la faena que le han hecho a su “cabeza de cartel”, tras firmar su millonaria renovación, es colosal, complicando además su privilegiada posición en el Mundial de Pilotos, amén de arruinar un nuevo doblete.

Y es que, aunque Hamilton sigue líder indiscutible del Mundial de Pilotos, la sustancial ventaja que tenía hace apenas un par de carreras sobre su compañero Nico Rosberg se ha disuelto como por encanto, reduciéndose ahora a tan solo 10 puntos.

Por último decir que la inconsciente y peligrosa maniobra de Max Verstappen se ha saldado con una sanción de cinco puestos en la parrilla del próximo Gran Premio, que se disputará en Canadá en apenas dos semanas.

Españoles en carrera

La cita de hoy en Montecarlo se ha saldado con un cierto sabor agridulce. Amargo, sin duda, para Fernando Alonso no sólo porque, una vez más, el McLaren Honda ha vuelto a fallar, en este caso la caja de cambios,.

El asturiano tuvo que abandonar justo a la salida de Santa Devota, cosechando un nuevo “cero” en su casillero de puntos, en la que está siendo su peor temporada desde su debut en Minardi. Las mejoras prometidas no funcionaron en Barcelona y las “mejoras de las mejoras”, tampoco lo han hecho en Mónaco.

Fernando Alonso sufrió mucho para meterse en la Q2 y aunque afirmó que podía haber calificado octavo o noveno, un problema mecánico (“una auténtica putada” en palabras del propio Alonso) apagó de golpe su monoplaza y le impidió acabar la calificación, dejando su participación del sábado en un mediocre 13º puesto.

Por si fuese poco, Alonso se vio envuelto en un accidente con Nico Hulkenberg al llegar a la primera curva. El McLaren bloqueó el paso al Force India del alemán y le embistió mandándole fuera de pista y afectando también a Felipe Massa, que venía justo por detrás.

Los comisarios entendieron que aquella maniobra fue intencionada y peligrosa, por lo que el asturiano fue castigado con cinco segundos por causar una colisión, que cumplió en su primera y única parada, justo cuando peleaba por entrar en los puntos,

Carlos Sáinz Jr.., por su parte se despachó una calificación sensacional, finalizando en cuarta plaza. Sin embargo, el español ignoró los requerimientos de los comisarios para acudir al pesaje fueron objeto de sanción y Sáinz tuvo que partir desde el pitlane. Aun así, el madrileño luchó a brazo partido y, ayudado por los abandonos y por una buena estrategia, logró sumar un meritorio punto.

Por su parte, Roberto Merhi volvió a finalizar la carrera y, en esta ocasión, logró batir a su compañero Will Stevens por vez primera esta temporada, pese a que el británico había logrado salir por delante del español tras la jornada de calificación del sábado. En una inteligente carrera, el piloto alicantino se aprovechó de su mejor ritmo en pista para acabar por delante de su compañero, firmando la 16ª posición.

Lo mejor y lo peor del día

La carrera, absolutamente aburrida y sin historia, nos ha dejado sin embargo varias pinceladas interesantes, tanto desde un punto de visto positivo como, sobre todo, negativo y preocupante.

Salida del GP de Mónaco, instantes antes de llegar a la primera curva
Salida del GP de Mónaco, instantes antes de llegar a la primera curva

Desde un punto de vista positivo, la carrera nos ha dejado una nueva muesca en el revólver de Sebastian Vettel, el sexto podium consecutivo del alemán en seis carreras, en un inicio de temporada absolutamente incontestable, pese a que los críticos digan que Ferrari sigue lejos de Mercedes.

Aunque es cierto que su segundo puesto ha sido bastante casual y se puede decir que se lo encontró como caído del cielo, no podemos obviar que el piloto germano ha rayado a un grandísimo nivel durante todo el fin de semana, demostrando que su acoplamiento y comunión con la estructura -y al espíritu- de Ferrari es total y empieza a confirmarse como el líder indiscutible del equipo.

Asimismo resulta ciertamente interesante el resurgir mostrado por Red Bull no sólo en la carrera sino también durante todo el fin de semana. Pero si hay que destacar a alguien es a Daniil Kvyat, que se mostró muy agresivo y rápido en la carrera.

La salida del ruso fue memorable, rebasando incluso a su compañero Ricciardo, al que batió en toda la regla, y con un ritmo endiablado, que le permitió firmar la cuarta plaza final, la mejor posición de su corta carrera como piloto de élite.

También destacó Daniel Ricciardo, que protagonizó una maniobra ciertamente discutible con Kimi Raikkönen quien a escasas vueltas para el final era rebasado de forma agresiva por el australiano. Ricciardo tocó clarísimamente al monoplaza de Raikkönen, desplazándolo hacia la izquierda, haciéndole perder la posición.

Sin embargo, la maniobra fue estudiada por los comisarios, que determinaron que aquello había sido un incidente de carrera y por tanto, Ricciardo no fue sancionado y confirmó la quinta plaza, justo por detrás de su compañero.

Muy destacable también la carrera de Sergio “Checo” Perez, que metió de nuevo en los puntos a Force India, repitiendo la séptima plaza del equipo obtenida en Australia , con el mexicano puntuando por segunda vez consecutiva este año. Muy rápido, sólido y agresivo, el mexicano nos ha vuelto a recordar al prometedor piloto que deslumbró con Sauber.

Pero lo realmente interesante ha sido la consecución de los primeros puntos del año para McLaren-Honda, gracias al octavo puesto de Jenson Button, que se estrena esta temporada tras un aciago comienzo para el británico y su equipo.

Sin embargo, no creo que sea cuestión de lanzar las campanas al vuelo ya que, de no haber mediado los abandonos ocurridos hoy el británico habría tenido muy difícil la suma de un solo punto.

Si analizamos el fin de semana en su conjunto hay que decir claramente que, ni por ritmo ni lo que es peor, por fiabilidad McLaren está en condiciones de ofrecer nada positivo. Por más que algunos consideren estos puntos como un verdadero triunfo. Hoy por hoy, y con todo el dolor de mi corazón he de afirmar que los de Woking están aún muy lejos del resto de la clase media de la parrilla.

Auténticamente disparatada la idea de meter a boxes a Lewis Hamilton cuando lideraba la carrera
Auténticamente disparatada la idea de meter a boxes a Lewis Hamilton cuando lideraba la carrera

Por último, hay que reseñar los puntos firmados casi con sangre por Felipe Nasr y sobre todo por Carlos Sáinz Jr., El español  protagonizó la remontada del día. Salir desde el pitlane y acabar en 10ª posición, aun contando con los abandonos (especialmente el de su compañero Verstappen) es algo digno de mérito, en especial en un circuito como el de Mónaco, donde adelantar es casi un milagro.

Por otra parte, la carrera también nos dejó cosas destacables aunque desde un punto de vista negativo. Lo primero, por su gravedad, el error garrafal cometido desde el box de Mercedes. No había motivos que justificasen la llamada a Hamilton, habida cuenta el escaso tiempo que quedaba para finalizar la carrera.

Meterle en boxes fue un suicidio, como se demostró a la postre porque no sólo le costó la victoria -absolutamente merecida- a Lewis Hamilton sino que además sacrificó un doblete que tenía en el bolsillo, regalándole la segunda plaza a Sebastian Vettel.

Otro que merece estar por derecho propio en esta sección es Williams. No entiendo qué le ha pasado al equipo de Grove para un hundimiento como el que está experimentando estas últimas carreras, pero el desplome vivido en Mónaco ha sido espectacular.

Para olvidar el fin de semana de Williams en Mónaco
Para olvidar el fin de semana de Williams en Mónaco

Ya se pudo ver en la jornada de calificación que ésta no sería su carrera. Bottas quedó fuera de combate en la Q1 en la jornada de calificación y se quedó prácticamente sin opciones y Massa se coló en la Q2 pero marcó el penúltimo tiempo de la Q2 y se tuvo que conformar con la 14ª plaza en la parrilla.

La carrera no fue mucho mejor para los dos Williams. Mientras que Bottas estuvo toda la jornada embutido en el furgón de cola, sin ritmo y sin poder explotar la principal virtud del FW37 que es la velocidad punta, Massa quedó KO en la primera vuelta, cuando se vio envuelto en el incidente entre Fernando Alonso y Nico Hulkenberg.

El brasileño acabó perdiendo el morro de su monoplaza y, lo que es peor, más de un minuto en el box reponiendo el frontal. Aunque Massa se reincorporó a pista, bastante tuvo con acabar la carrera aunque, como su compañero, fuera de los puntos.

Tampoco fue el día de Kimi Raikkönen. El finlandés estuvo mal, fuera de sitio y aunque intentó reaccionar a mitad de la carrera, se encontró con Daniel Ricciardo que le privó de aquella forma de una quinta plaza que tenía en el bolsillo.

Jenson Button logró los primeros puntos de la temporada para McLaren-Honda
Jenson Button logró los primeros puntos de la temporada para McLaren-Honda

Por último pero no por ello menos importante, habría que destacar al verdadero protagonista del día que no fue otro que Max Verstappen. El fogoso piloto de Toro Rosso tuvo la gloria en su mano, tras un excelente rtimo tanto en los libres como en la calificación, algo digno de elogio en un rookie como él que además jamás había corrido en este difícil trazado.

De hecho, el joven piloto holandés protagonizó un par de adelantamientos sensacionales, en concreto uno nada más empezar, a Maldonado de los que dejan sin aliento.

Con pie y medio en la octava plaza durante toda la carrera, estuvo rapidísimo y valiente pero pagó su osadía con un despiste, más propio de la inexperiencia y la fogosidad del momento que desembocó en un susto mayúsculo, solventado afortunadamente sin más problemas que un dolor de hombro.

Al llegar a la primera curva y a falta de 10 vueltas para el final intentó un imposible como era atacar desde muy atrás a Romain Grosjean. El holandés calculó mal y embistió con su rueda delantera izquierda la trasera del Lotus del francés y no hubo más.

El Toro Rosso rompió el eje de la rueda y, ya sin control, se empotró frontalmente de forma violenta contra las protecciones. Afortunadamente y, pese a la espectacularidad del impacto, Verstappen abandonó por su propio pie el monoplaza aunque con un buen susto en el cuerpo.

Como dije antes, esta maniobra fue investigada por los comisarios, quienes después de la carrera decidieron castigar al piloto holandés con cinco puestos en la parrilla de salida del próximo Gran Premio, a disputarse en el circuito Gilles Villeneueve de Montreal.

Clasificación de la carrera y del Mundial 

Tras 78 vueltas, el GP de Mónaco finalizó de la siguiente forma:

1º) Nico Rosberg (Mercedes AMG), en 1h49’18”

2º) Sebastian Vettel (Ferrari), a 4,4”

3º) Lewis Hamilton (Mercedes AMG), a 6”

4º) Daniil Kvat (Infiniti Red Bull Renault), a 11,9”

5º) Daniel Ricciardo (Infiniti Red Bull Renault), a 13,6”

6º) Kimi Raikkönen (Ferrari), a 14,3”

7º) Sergio Pérez (Force India Mercedes), a 15,1”

8º) Jenson Button (McLaren Honda), a 16”

9º) Felipe Nasr (Sauber Ferrari), a 23,6”

10º) Carlos Sáinz Jr. (Toro Rosso Ferrari), a 25”

Momento en el que Nico Rosberg recibe el banderazo a cuadros tras su victoria en Mónaco
Momento en el que Nico Rosberg recibe el banderazo a cuadros tras su victoria en Mónaco

En lo relativo al Mundial de Pilotos, las distancias entre Lewis Hamilton y Nico Rosberg se estrechan y ahora sólo les separan 10 puntos.

Por detrás,Sebastian Vettel sigue al acecho y aunque no parece que pueda ser una amenaza seria para el campeonato, sí que está al menos al pie del cañón en lo que está siendo una temporada más que interesante, consolidándose en esa tercera posición, a casi 40 puntos ya de su compañero Kimi Raikkönen, que es cuarto.

1º) Lewis Hamilton (Mercedes AMG), 126 puntos

2º) Nico Rosberg (Mercedes AMG), 116 puntos

3º) Sebastian Vettel (Ferrari), 98 puntos

4º) Kimi Raikkönen (Ferrari), 60 puntos

5º) Valtteri Bottas (Williams), 42 puntos

En el Mundial de Constructores, Mercedes sigue intratable. Nadie en su sano juicio tiene dudas acerca de que la firma alemana será nuevamente campeona de Marcas por lo que la única duda está en saber quiénes estarán detrás.

De momento, Ferrari tiene todas las papeletas para ser segundos ya que la distancia con respecto a los terceros, Williams a los que prácticamente ya dobla en puntos, especialmente tras el “petardazo” que han dado los de Grove hoy en Montecarlo.

Aun así y pese a las enormes desigualdades de este año entre Mercedes y Ferrari sobre el resto. vemos que un equipo hasta ahora ganador como Red Bull comienza a respirar y modestos como Sauber, puntito a puntito, siguen arañando posiciones y ya se sitúan quintos.

1º) Mercedes AMG, 242 puntos

2º) Ferrari, 158 puntos

3º) Williams, 81 puntos

4º) Red Bull, 52 puntos

5º) Sauber, 21 puntos.

GP de Mónaco: Nico Rosberg vence en un nuevo doblete de Mercedes


Nico Rosberg se ha hecho con un accidentado GP de Mónaco, imponiéndose con claridad a su compañero Lewis Hamilton al que superó prácticamente en todos los terrenos durante el fin de semana, incluyendo una polémica pole que ha desatado cierta tormenta en el seno del equipo Mercedes.

Nico Rosberg, de nuevo en lo más alto del cajón
Nico Rosberg, de nuevo en lo más alto del cajón

Con este nuevo doblete, el sexto consecutivo del año, el equipo alemán ha asestado un golpe importante de cara a la pronta consecución del Mundial de Constructores, al tiempo que Rosberg, que perdió el liderato tras el GP de España, vuelve a recuperar la primera posición del Mundial de Pilotos.

La carrera en sí no tuvo demasiada historia ya que desde el primer momento se vio a Nico Rosberg muy superior a Lewis Hamilton, el cual además acusó unas importantes molestias en un ojo, que le impidieron rendir plenamente en el último tercio de la carrera.

Eso sí, la carrera estuvo plagada de incidentes, que motivaron la salida de dos Safety Cars a pista así como numerosos abandonos por motivos técnicos, entre ellos el del campeón Sebastian Vettel -que sigue gafado- el cual tuvo que abandonar en la quinta vuelta.

En tercer lugar finalizó el Red Bull de Daniel Ricciardo, que sigue tocado por una varita que hace que todos los males mecánicos se ceben con su compañero, al tiempo que está demostrando una madurez y un ritmo de carrera impropios para un debutante. El australiano estuvo a punto de rebasar a Hamilton en el tramo final, merced a unas últimas 10 vueltas colosales (vuelta rápida incluida) Sin embargo, la dificultad de adelantar en un trazado como el monegasco y, sobre todo, la enorme velocidad punta del Mercedes le permitieron al británico resistir el acoso de Ricciardo, que se tuvo que conformar con repetir presencia en el cajón.

Por su parte, Fernando Alonso logró acabar cuarto tras una carrera gris, que tras una mala salida, se pudo beneficiar de los problemas de Vettel y Raikkönen para rodar durante gran parte de la carrera en tierra de nadie y disfrutar de una jornada más o menos tranquila.

Por último, reseñar que Jules Bianchi ha pasado a la historia del equipo Marussia, al finalizar en novena posición y entrar en los puntos por vez primera desde su desembarco en la Fórmula 1 en 2010, primero como Virgin y un par de años más tarde ya como Marussia.

Análisis de la carrera

La carrera arrancó con Ericsson y Maldonado partiendo desde el pitlane así como con una gran salida de Nico Rosberg, que pudo defender sin aparentes problemas su pole ante su compañero. Sine mbargo, el protagonismo recayó sobre la figura de Kimi Raikkönen.

El finlandés de Ferrari protagonizó una arranque espectacular, rebasando no sólo a Fernando Alonso, sino que también dio buena cuenta de Sebastian Vettel, que empezaba a acusar problemas mecánicos e incluso a Daniel Ricciardo, sorprendidos por el empuje del finlandés en la salida, lo que le permitió volar hasta la tercera plaza.

Sigue leyendo “GP de Mónaco: Nico Rosberg vence en un nuevo doblete de Mercedes”

GP de Mónaco: Rosberg reina en el Principado tras una accidentada carrera


gp-monaco-2013-nico-rosberg-podim

De auténticamente brillante y muy merecida hemos de catalogar la victoria de Nico Rosberg en Mónaco, en una carrera marcada por una serie de accidentes que motivaron, entre otras cosas, una suspensión temporal y la entrada en pista de varios Safety Car. Sin embargo, no se le puede poner ni un solo pero al triunfo del joven piloto de Mercedes tras dominar de forma también ciertamente meritoria en los entrenamientos de calificación del sábado.

Desterrados al parecer los problemas con los neumáticos, que han venido lastrando al equipo alemán durante este inicio de temporada, Rosberg ha dominado de principio a fin sin sufrir el más mínimo contratiempo y dominando a placer y en todo momento a todos sus rivales. Sus acompañantes en el cajón han sido los Red Bull de Sebastian Vettel y Mark Webber que, si bien, pudieron superar en boxes a Lewis Hamilton -el gran perjudicado hoy- no supusieron ningún problema para el joven piloto alemán, que con el triunfo de hoy logra un hito histórico, como es el que el padre e hijo ganen en la misma carrera, con 30 años de diferencia. Algo que sólo habían conseguido Damon y Graham Hill en el circuito de Monza.

Por otra parte, la jornada ha dejado dos grandes perjudicados como son Fernando Alonso, que finalizó séptimo -y gracias- y Kimi Raikkönen, que acabó décimo. Ambos pilotos tuvieron sus más y sus menos con Sergio “Checo” Pérez, cuya competitividad excesiva mandó a boxes al finlandés y le costó una sanción al español, antes de que el propio Pérez tuviese que poner punto final de forma prematura a su carrera.

Por último, decir que la carrera pasó por momentos de auténtico peligro con los accidentes de Felipe Massa, Pastor Maldonado y Daniel Riccciardo, que bien pudieron acabar de peor forma. Afortunadamente para todos, ninguno sufrió lesiones de importancia. Todo lo más, el brasileño de Ferrari tuvo que ser trasladado al Hospital Princesa Gracia de Mónaco para ser sometido a un examen más profundo, pero fue dado de alta a las pocas horas sin más consecuencia que un buen porrazo y alguna que otra magulladura.

Análisis de la carrera

Tal y como se esperaba, la carrera comenzó de forma muy limpia en la que todos los grandes favoritos lograron mantener sus posiciones. Sabedores sin duda de que la carrera sería larga y había que conservar los neumáticos y en un circuito como Mónaco, nadie quiso arriesgar en el arranque de la prueba. Sólo Sebastian Vettel, que intentó ganarle la posición a Lewis Hamilton, trató tímidamente de asomar el morro de su monoplaza, aunque sin éxito.

Momento de la salida del GP de Mónaco, con el dominio de Mercedes
Momento de la salida del GP de Mónaco, con el dominio de Mercedes

A partir de ahí, la carrera entró en una fase de auténtico tedio y monotonía, en la que nadie, sobre todo los cuatro primeros, querían poner en riesgo el estado de sus neumáticos. En un trazado como el monegasco, donde los adelantamientos son prácticamente imposibles, todos luchaban por mantener la posición y para ello era vital no degradar en exceso las gomas, con el fin de ir, como mucho, a una sola parada. Ese era el objetivo y en ello se centró la práctica totalidad de participantes.

Ello nos dejó un ritmo de carrera francamente cansino, aburrido y en el que durante las primeras 20 vueltas nadie quiso arriesgar más de lo necesario. Salvo hechos puntuales, como el El tren que se había  formado hacía que entre los 12 primeros apenas hubiera 10 segundos de diferencia y nadie, salvo Rosberg, que abría un ligero hueco, pudiera irse más allá de unos metros con respecto de sus rivales.

El miedo a un desfallecimiento de los neumáticos era tal, que durante varias vueltas hasta Guiedo Van der Garde se permitió el lujazo de marcar una vuelta rápida y salvo detalles puntuales, como el hecho de ver el Marussia de Charles Pic en llamas, tras una avería mecánica en su motor, la carrera estaba siendo literalmente un auténtico pestiño, amenizado únicamente por la pugna que mantuvieron los dos McLaren, especialmente el del mexicano Pérez, absolutamente desatado en el día de hoy.

Fue a partir de la vuelta 23 cuando el equipo Mercedes dio orden a Nico Rosberg de empujar. Esto animó el cotarro ya que a este aumento de ritmo le siguieron de inmediato sus rivales, con el fin de dar el último achuchón a unos ya casi exhaustos compuestos. De hecho, fue en la vuelta 26 cuando comenzaron a entrar los primeros monoplazas en boxes a realizar el más que previsible único pitstop de la jornada. Primero Webber, seguido de Raikkönen, Button y Alonso, el cual pese a que estiró su parada un par de vueltas más que el finlandés, no logró su objetivo de rebasarle en boxes, teniendo que conformarse con mantener su discreta sexta plaza a salvo.

Sigue leyendo “GP de Mónaco: Rosberg reina en el Principado tras una accidentada carrera”

GP de Mónaco: Victoria de Mark Webber y Fernando Alonso, líder en solitario del campeonato


Gran victoria del australiano Mark Webber en el circuito urbano de Montecarlo, en una carrera marcada por la igualdad entre los grandes favoritos y sobre todo por la montonera inicial, que dejó prácticamente fuera de combate a Jenson Button (y de la que Fernando Alonso se libró por bien poco) y por la emoción del final, bajo unas gotas de lluvia, que mantuvo al público expectante viendo si Nico Rosberg podía disputarle la carrera al australiano ante el desfallecimiento de las gomas del piloto de Red Bull, que acabó como se dice en el argot futbolístico “pidiendo la hora”.

Sin embargo, como suele ocurrir en casi todas las ediciones del GP de Mónaco, la pole ha vuelto a ser decisiva para la obtención del triunfo. Ante la dificultad que supone adelantar en las calles del Principado, Mark Webber hizo valer en todo momento su primera posición lograda brillantemente en los entrenamientos de calificación del sábado. Una pole, por cierto, que inicialmente fue lograda por Michael Schumacher pero que, debido a una sanción derivada de su incidente con Senna durante el pasado GP de España, le costó perder cinco puestos.

Gracias a ello y a la regularidad mostrada en todo momento por Mark Webber, el piloto australiano se llevó el triunfo sin discusión. Le acompañaron en el pódium tanto el alemán Nico Rosberg como el español Fernando Alonso que, además, merced a este tercer puesto se aúpa a lo más alto de la clasificación del Mundial de Pilotos.

Pese a todo, la carrera fue intensa no tanto en sí por lo que acontecía en pista sino por la enorme igualdad mostrada por los grandes contendientes del campeonato, en la línea de lo que está siendo este Mundial, que con la victoria de Webber logra un hito histórico como es que hayan sido seis pilotos distintos los ganadores de las seis primeras carreras de este año. La tensión se podía palpar en el ambiente, puesto que además las previsiones de lluvia intensa a la mitad de la carrera fueron prácticamente unánimes en todos los equipos. Esto alteró los planes y las estrategias de algunos de ellos, como Red Bull, que llevó a Sebastian Vettel a aguantar media carrera con un juego de neumáticos, lo que le permitió incluso liderar la prueba durante una buena parte de la misma.

Análisis de la carrera

La prueba empezaba de la peor forma posible. Michael Schumacher que había sido el verdadero poleman del día anterior, era relegado  a la sexta posición. Esto dejaba el camino expedito a Mark Webber y situaba al siempre sorprendente Romain Grosjean a la cuarta plaza. Esto fue decisivo porque a los pocos instantes de darse el pistoletazo de salida a la carrera el fogoso francés del equipo Lotus, en una salida desastrosa y muy arriesgada, intentó cerrar a Alonso, que ya le tenía ganada la posición. El galo trompeaba y se tocaba con Schumacher, al tiempo que se quedaba atravesado en mitad de la pista.

Esto generó una tremenda montonera de la que los peor parados fueron Kamui Kobayashi, que salió literalmente volando unos metros y Pedro De la Rosa -que perdía su alerón trasero-, lo que les obligaba a abandonar, junto a Pastor Maldonado. Sin embargo, la carrera también acabó, aunque de otra forma, para Michael Schumacher y Jenson Button.

En ese momento era desplegado el Safety Car, que agrupó a los supervivientes durante tres vueltas relanzándose la carrera con las cuatro primeras posiciones intactas. Webber intentaba poner tierra de por medio con respecto a Rosberg, que venía aprentando, así como Hamilton, que no podía con el alemán. Por su parte,  Alonso, que rodaba cómodo pero al que no se le veía inicialmente con posibilidades de adelantar al británico de McLaren, parecía no querer ono poder aspirar al pódium.

Así las cosas, Webber empezó a marcar vueltas rápidas, lo que le permitió coger algo de oxígeno pero la igualdad de esta temporada hacía que el Red Bull no avasallase como antaño y apenas podía cobrar unas décimas de ventaja sobre el resto, que salvo Alonso, prácticamente rodaban en los mismos tiempos. Por detrás, Felipe Massa sorprendía sacándole todo el jugo posible a su Ferrari y haciendo de tapón para que Sebastian Vettel y Kimi Raikkönen no pudieran dar alcance al español, que poco a poco se iba distanciando del resto.

Pasadas las primeras 20 vueltas, el sopor empezaba a hacerse cada vez más generalizado, esperando que llegase el momento de entrar en boxes a hacer el primer pitstop. El dilema estaba en si hacer una o dos paradas ya que ni el calor era sofocante sobre el asfalto ni la exigencia de la propia carrera estaba sometiendo a un desgaste excesivo de los neumáticos de la práctica totalidad de contendientes. Además y, para más inri, las alertas empezaron a saltar en todos los equipos con la previsión de lluvia intensa. Lo que no estaba claro era cuándo. Para unos, los más pesimistas como la gente de Mercedes la lluvia llegaría en apenas cuatro minutos. Para el resto en 10 ó 12 minutos, pero en todo caso, lo que parecía seguro era que la lluvia estaba muy cerca.

Mientras tanto, los Ferrari empezaban a carburar y Alonso y Massa empezaban a marcharse del resto, pese al esfuerzo de Vettel por seguir su estela. Este esfuerzo extra de los compuestos empezaba a pasar factura y una vez más, los principalmente perjudicados eran Lewis Hamilton, que veía cómo Alonso se alejaba irremisiblemente y, sobre todo Kimi Raikkönen. El finlandés, cuyas gomas estaban en las últimas había montado un “trenecito” impresionante, incapaz de poder rodar a un ritmo decente.

Sin embargo, y pese a la amenaza de lluvia, y ante una más que evidente extenuación de las gomas, Rosberg era el primero en decidir que ya no aguantaba más y decidía entrar en la vuelta 28, desatando las hostilidades en el pitlane para todos los demás.

Gran carrera hoy de Fernando Alonso, adelantando a Hamilton en boxes

Esta maniobra de Mercedes obligaba a Webber y Hamilton a entrar en la siguiente vuelta. Esto dejaba a Alonso liderando provisionalmente la carrera. No sabemos si incentivado por el hecho de verse el primero o porque realmente Hamilton estaba ralentizando su marcha, pero el caso es que el asturiano se despachó con una vuelta sensacional que le permitió afrontar su parada con el tiempo suficiente para adelantar a Hamilton y salir por delante del británico, de forma holgada y lograr en el pitlane algo que en la pista parecía imposible.

Sigue leyendo “GP de Mónaco: Victoria de Mark Webber y Fernando Alonso, líder en solitario del campeonato”