Bélgica y Hungría renuevan sus respectivos contratos con la Fórmula 1


No todo iban a ser malas noticias para la FOM y sus dueños, Liberty Media. Tras una accidentadísima e irregular temporada 2020 por culpa de la terrible pandemia del Coronavirus, se ha confirmado que dos de las pruebas con mayor solera del calendario europeo de Fórmula 1 como son Bélgica y Hungría seguirán en el calendario durante un puñado de años más.

Spa-Francorchamps seguirá en el calendario hasta 2022

Los organizadores de ambos Grandes Premios han confirmado la extensión de sus respectivos contratos a largo plazo. En el caso de Bélgica, la prórroga será hasta la temporada 2022 mientras que en el de Hungría es hasta 2027.

Se trata de sendas apuestas firmes por una Fórmula 1 en crisis por parte de dos circuitos que se puede decir que son sendos clásicos, fijos indiscutibles en el calendario del Gran Circo prácticamente desde siempre.

El GP de Bélgica, un clásico de siempre en el calendario

Tanto en Spa-Francorchamps, sede habitual del GP de Bélgica desde 1985, como en sus sedes de Zolder como Nivelles-Baulers, con los que Spa alternó la organización del citado Gran Premio, Bélgica lleva albergando carreras en su territorio de forma prácticamente ininterrumpida desde la primera edición del Mundial de Fórmula 1, en un lejano año 1950.

De hecho, desde que el mítico Juan Manuel Fangio ganase en esa edición y hasta la victoria de Charles Lecrerc en 2019, sólo ha habido cuatro años en los que no ha haya habido carreras en suelo belga (1957, 1959, 2002 y 2006)

Según se ha afirmado por la organización del GP de Bélgica, el motivo de una ampliación de tan solo dos años se debe a que han querido hacerla coincidir con la entrada de la nueva normativa. En función de cómo vayan discurriendo los acontecimientos, se decidirá una futura continuidad o no de Bélgica en el calendario de la Fórmula 1.

Ahora bien, según ha puntualizado la organización de la carrera, el GP de Bélgica de este año será excluido de las condiciones habituales del contrato con la FOM y la FIA, por lo que no tendrá costes para la región.

«Gracias al trabajo del gobierno de la región, del circuito de Spa, el RACB (Real Club del Automóvil de Bélgica), la FIA y la FOM, el Gran Premio se organizará fuera del contrato actual y sin contribución financiera de la región», confirmó Vanessa Maes, responsable de la organización.

Hungría, renovación hasta 2027

El otro gran protagonista de la jornada ha sido la organización del GP de Hungría, que ha reafirmado su compromiso con la Fórmula 1 con un arriesgado contrato por seis años más.

Desde la victoria de Piquet en 1986, Hungaroring es un fijo en el calendario

El compromiso entre ambas partes finalizaba el próximo año y se ha prorrogado hasta nada menos que la temporada 2027, una apuesta firme y de continuidad con el  Gran Circo. Una apuesta que data desde nada menos que el año 1986 de forma absolutamente ininterrumpida.

El trazado de Hungaroring, considerado como el «Mónaco del Este» es un clásico en el calendario, disputado generalmente entre finales de julio y principios de agosto, que ponía punto final a la primera mitad del campeonato y daba paso al parón veraniego en la Fórmula 1.

Desde su llegada al calendario en 1986, con la victoria de Nelson Piquet, el trazado húngaro ha contemplado triunfos de todos los pilotos campeones del mundo de estas últimas cuatro décadas.

Desde el propio Nelson Piquet u otros campeones como Kimi Raikkönen,  MIkka Hakkinen, Jenson Button o Sebastian Vettel, vencedores en dos ocasiones, pasando por Ayrton Senna en tres, Michael Schumacher en cuatro, hasta los siete triunfos de Lewis Hamilton, el más laureado en Hungaroring, han subido a lo más alto del cajón en estas 43 ediciones disputadas.

Una lista en la que también habría que incluir a Fernando Alonso, quien logró aquí su primer y único triunfo como piloto en 2003.

«Hemos logrado una extensión de nuestro contrato. El aumento anual de la tarifa de derechos también se ha reducido, por lo que hemos ahorrado varios millones al estado ya que el coste de la organización del GP no es menor en el caso de ser a puerta cerrada», afirmó el CEO de Hungaroring Sport, Zsolt Gyulay.

GP de Hungría: Gran victoria de Button en una carrera marcada por el agua


Trepidante la carrera de hoy, especialmente en el tramo inicial y en su segundo tercio, donde merced a unas condiciones climáticas bastante malas, pudimos asistir a una serie de duelos personales.

Sin embargo, la carrera vino decidida finalmente no sólo por la magistral clase de conducción (y, por qué no, de oportunismo) ofrecida por Jenson Button sino por un par de decisiones tácticas que privaron a Lewis Hamilton de una merecida victoria y a Mark Webber de un posible pódium.

Un error de cálculo en los boxes de McLaren y Red Bull a la hora de seleccionar un neumático adecuado para afrontar el último tercio de carrera, justo en el momento que empezó a llover de forma considerable, les llevó a optar por neumáticos de lluvia intermedia cuando quizás lo más lógico hubiera sido esperar un poco a ver el transcurso de los acontecimientos.

Curiosamente, tanto en McLaren como en Red Bull, así como en Ferrari, no se tomó esa misma decisión para Button, Vettel y Alonso, que optaron por compuestos lisos, en especial el británico, que ya había decidido ir a tres paradas, montando ruedas duras con anterioridad. Y estos tres fueron los que, finalmente y en ese orden, se llevaron el gato al agua,  cerrando un mes de julio en el que los Red Bull han mostrado una cierta debilidad y se han mostrado mucho más vulnerables.

Análisis de la carrera

La carrera, como decimos, empezó bajo la lluvia, con todos los coches montando neumáticos de lluvia intermedia. Sin embargo, el aguacero que estaba regando el asfalto de Hungaroring no fue óbice para presenciar una salida muy disputada, así como unas primeras vueltas sencillamente de infarto.

Lejos de mostrar debilidad, la salida fue a cara de perro y ninguno de los favoritos se arredró a la hora de defender su posición, empezando por el poleman, Sebastian Vettel y el segundo, Lewis Hamilton. Inmediatamente por detrás, los Ferrari no podían con Button e incluso un renacido Michael Schumacher lograba «comerle la merienda» al asturiano, que caía a la sexta posición.

El asfalto, aun cuando la lluvia no era torrencial, era una pista de patinaje en la que los coches nos dejaron unas preciosas imágenes, con continuas derrapadas y «latigazos» constantes…y más de un susto, como el que se llevó Alonso en el momento de adelantar a Schumacher, cuando el Mercedes del alemán derrapaba justo cuando era rebasado por el Ferrari del español y a punto estuvo de llevárselo por delante.

Lewis Hamilton y Sebastian Vettel, en plena pugna por el liderato

Aun así, nada comparable al espectáculo que Lewis Hamilton y Sebastian Vettel estaban protagonizando en las primeras vueltas, con el británico asediando sin piedad al líder que, a duras penas sí podía contener las acometidas del piloto de McLaren. Con el estado de la pista sólo era cuestión de tiempo saber quién cometería un error y éste vino en la vuelta 5 por cuenta de Vettel. El campeón del mundo hacían un recto en la curva 2, cediendo su privilegiada posición a Hamilton. Este «regalo» fue aprovechado por el inglés, que, acto seguido, ponía tierra de por medio con el resto.

Por detrás las cosas no estaban mucho mejor, con Alonso y Rosberg protagonizando un espectáculo similar, aunque en este caso era el español el que probaba el frescor de la hierba, cuando en la vuelta 7 se salía en la chicane. Aún así, su ritmo de carrera era superior al del joven piloto de Mercedes y apenas dos vueltas después lograba sobrepasarlo en una gran apurada de frenada a la salida de la recta principal.

Sigue leyendo «GP de Hungría: Gran victoria de Button en una carrera marcada por el agua»