Imagen del día: Ever Banega y su Ferrari a la brasa


Hay personas a las que parece haber mirado un tuerto, al menos en lo que los coches se refiere. Y una de ellas es el futbolista argentino del Valencia CF Ever Banega. Si el pasado día 19 de febrero, el jugador del conjunto ché sufría un aparatoso y absurdo accidente en una gasolinera por el cual se rompió la tibia y el peroné, ahora se ha llevado otro susto -y un disgusto- mayúsculos al tener que abandonar su Ferrari recién comprado y ver cómo éste era pasto de las llamas en apenas unos minutos sin que nadie pudiera hacer nada por evitarlo.

No se sabe aún por qué, pero el caso es que cuando el jugador se dirigía a la Ciudad Deportiva de Paterna a bordo de su flamante Ferrari F360 Módena, a escasos 300 metros de llegar a su destino, el futbolista se percató por el retrovisor de que salía humo y unas pequeñas llamas de la parte trasera de su coche.

Acto seguido se paró y se bajó del coche para ver qué sucedía. El argentino fue recogido por su compañero Diego Alves que le seguía por detrás y ambos corrieron a avisar a la Policía y los bomberos. Sin embargo, cuando acudieron al lugar de los hechos, el argentino sólo pudo asistir impotente al espectáculo de ver cómo en apenas unos pocos minutos su coche ardía por los cuatro costados y quedaba reducido a un amasijo de hierros.

Además, este incendio motivó que los bomberos locales se tuvieran que emplear a fondo porque cuando llegaron, el incendio ya se había propagado a una arboleda cercana, así como un importante atasco en la zona que motivó que el entrenamiento del equipo valencianista se tuviera que demorar.

Se da la circunstancia de que Ever Banega estrenaba aquella mañana su coche -tasado en 80.000 euros– y, aunque de segunda mano, lo acababa de recoger del concesionario por lo que apenas ha podido disfrutarlo durante unos escasos minutos. Unos minutos que esperamos le supieran a mucho al argentino porque ese coche, al menos, es ya insalvable.

Como decimos, Banega es un tipo al que la suerte con los coches no le sonríe en absoluto ya que hace seis meses sufrió un accidente de lo más absurdo y que le costó una importante lesión de la que aún no se ha terminado de reponer, como fue la rotura de su tibia y el peroné. En aquella ocasión, el argentino olvidó de poner el freno de mano al ir a repostar su Audi R8 y cuando el vehículo se venció, no tuvo otra ocurrencia que intentar pararlo poniendo su pierna por delante. El resultado es que Banega tuvo que decir adiós a la temporada de forma prematura. No obstante, en esta ocasión ha tenido más suerte pese a lo espectacular del incidente.

Estado en el que quedó el Ferrari de Ever Banega tras el incendio

Ferrari llama oficialmente a revisión a todos sus 458 Italia


Como os informamos recientemente, los Ferrari 458 Italia estaban siendo objeto de una extraña sucesión de incidencias, especialmente relacionadas con una serie de incendios espontáneos que traían a los técnicos de Maranello a mal traer. Así pues, lo que en principio comenzó siendo una anécdota se estaba empezando ya a convertir en una extraña costumbre, hasta el punto que ya se habían comunicado al menos cinco incendio.

Pues bien, según informa Motorpasión, haciéndose eco de la noticia publicada en la BBC, la marca italiana ha decidido oficialmente llamar a revisión a todos los Ferrari 458 Italia fabricados este año -nada menos que 1.200 unidades- en todo el mundo para llevar a cabo todas las modificaciones oportunas que eviten que, en el futuro, un coche como este sea pasto de las llamas y acabe en el desguace, sin prácticamente haberlo estrenado.

Al parecer, los ingenieros ya han dado con la causa del problema y ésta se encuentra en el adhesivo utilizado en los pasos de rueda traseros. Parece ser que con las altas temperaturas a las que se someten esas zonas, este adhesivo se deformaba, provocando que el material aislante que recubre el vano motor se acercase demasiado a los colectores de escape, calentándose excesivamente y provocando, en caso puntuales, que el adhesivo se inflamase, generándose así el incendio del motor de manera casi irremisible.

En esta revisión se procederá a sustituir el adhesivo del recubrimiento del paso de rueda por unos cierres metálicos y además, se ha comunicado a los cinco infortunados propietarios que vieron sucumbir sus carísimos coches bajo el fuego que les serán reemplazados por otros sin coste alguno, siempre que se pueda demostrar que el motivo del incendio fue por las causas antes citadas.

Eso es un servicio de atención al cliente y lo demás son tonterías…Al menos, 250.000 euros lo merecen ¿no créeis?

Ferrari ha encontrado al fin la causa de los incendios espontáneos de sus F458 Italia

¿Qué ocurre con los Ferrari 458 Italia?


Parece que en Maranello no ganan para disgustos con su Ferrari 458 Italia,  presentado como el “no va más” de la marca del cavallino rampante en cuanto a tecnología y seguridad y que, sin embargo, está registrando numerosos y serios problemas, en especial por su propensión a arder espontáneamente.

De hecho, ya se han registrado al menos 11 accidentes con este coche, de los cuales ya son cinco los incendios, aparentemente de manera espontánea, casualmente todos iniciados en la zona trasera, donde va alojado el motor y es que el coche acumula muchas quejas sobre su sistema de refrigeración y ya está bajo investigación de Ferrari. De hecho, uno de los portavoces de la marca italiana ha manifestado que un equipo de técnicos de la casa se había hecho ya con todos los coches dañados para averiguar las causas de los siniestros.

Imagen de un Ferrari F458 Italia en pleno incendio

De momento sólo se sabe que se han registrado numerosos accidentes ocurridos en extrañas circunstancias, así como varios incendios -todos ellos muy similares- en al menos tres continentes (tres incendios en Europa, uno en EE.UU. y otro, el más reciente, en Asia). El caso más curioso, por llamarlo de alguna manera, fue el registrado en el aeropuerto de Heathrow, cuando una unidad sin estrenar y debidamente embalada y acondicionada para su traslado a Emiratos Árabes, ardió por los cuatro costados instantes antes de ser embarcada en el avión.

¿Qué está ocurriendo? Nada se sabe, salvo que esta extraña oleada de incendios, junto a una serie de siniestros relacionados al parecer con posibles fallos en los sistemas de ayuda a altas velocidades, trae de cabeza a los ingenieros de Ferrari ya que no es de recibo que un coche de más 200.000 euros de vellón arda como una tea o, inexplicablemente, fallen los sistemas de ayuda mientras se circula a gran velocidad (en un circuito, por supuesto).