La firma digital llega hasta las ITV


La firma digital electrónica acaba de llegar a las tarjetas de la ITV con el fin de agilizar las gestiones y ganar en calidad de servicio, a la hora de pasar el siempre engorroso trámite de la Inspección Técnica de nuestros vehículos.

Para ello, y bajo el paraguas de la Consejería de Universidades, Empresa e Investigación de la comunidad murciana, se va a implementar este novedoso sistema de autenticación mediante un programa piloto que tendrá lugar inicialmente en la Región de Murcia, en concreto en las localidades de Cartagena y Espinardo. Se gana así en  calidad y en seguridad y además se podrán evitar los típicos errores manuales que a veces se producen durante el paso de  la inspección técnica, especialmente a la hora de tramitar las fichas.

El arranque de este programa está previsto de una forma inmediata y se utilizará inicialmente en las inspecciones periódicas, tanto de las nuevas tarjetas como de las antiguas. Ahora bien, si el proyecto cuaja, está prevista una segunda fase en la que se implementará también en otro tipo de inspecciones, como las previas a la matriculación, reformas, cambios de servicio, etc.

La nueva etiqueta contiene datos sobre matrícula, número y fecha de inspección, fecha de validez, un holograma de seguridad que hace las funciones de sello, el Código de Verificación Seguro  CVS, la firma electrónica bidimensional o Código de Verificación Seguro QR o ambos y el número de orden de estación,

De este modo, con este nuevo sistema se podrá conocer al firmante real de la tarjeta, en el caso de ser una firma electrónica, o bien se podrán reproducir los datos completos de la inspección sobre la que se está firmando, mediante el enlace a una dirección web.

El Código de Verificación Seguro permite contrastar la autenticidad de cualquier pegatina impresa en papel mediante el cotejo con el documento electrónico original. También, en la pegatina se incluye un Código QR, código bidimensional de respuesta rápida, que mediante la aplicación adecuada puede ser leído por un teléfono móvil smartphone o por un lector de códigos conectado a un PC.

Está previsto que una vez superada la fase de proyecto piloto en las dos estaciones citadas, el sistema se implantará en toda la red de estaciones de ITV de la Región de Murcia, que está compuesta por ocho estaciones, ubicadas en Alcantarilla, Caravaca de la Cruz, Jumilla, Lorca, Molina de Segura, San Pedro del Pinatar  y las anteriormente dichas Cartagena y Espinardo

Fuente: Posventa.info

La UE confirma el endurecimiento de las ITV en función de la antigüedad del vehículo


La Comisión Europea, presidida por el portugués Durao Barroso, ha elaborado una nueva propuesta legislativa, para ser aplicada en todos los Estados miembros, con el fin de endurecer el régimen de las ITV y mejorar en la medida de lo posible la Seguridad Vial y hacer más segura la circulación de determinados vehículos por las carreteras europeas.

Para el citado organismo rector europeo, uno de los principales problemas que hay actualmente en Europa relacionados con la Seguridad Vial radica en la abundancia de vehículos con fallos técnicos y mecánicos que se encuentran hoy en día circulando por nuestras carreteras.

En este sentido, un Estudio sobre Seguridad Vial y fallos mecánicos llevado a cabo por la UE ha determinado la correlación existente entre los fallos técnicos derivados de un mal mantenimento y la siniestralidad en las carreteras. De hecho, se estima que son la causa del 6% de los accidentes de automóvil, lo que representa anualmente 2.000 víctimas mortales y en torno a 50.000 heridos.

En esta misma línea, otros estudios similares realizados han revelado que hasta el 10% de los automóviles sufren en cualquier momento un fallo técnico o mecánico que les impediría pasar la inspección en ese instante. Además, la normativa actual no obliga a controlar de forma exhaustiva una serie de dispositivos electrónicos de seguridad y que, en ocasiones, presentan  un gran número de fallos técnicos que llevan aparejados graves implicaciones para la seguridad (como, por ejemplo, el ABS o el ESP).

Por este motivo, y en la línea de lo que adelantamos en julio, la UE formaliza su propuesta de aumentar la frecuencia actual de las inspecciones técnicas de los turismos. A partir de los seis años de antigüedad la revisión sea anual, frente a los ocho años que establece la normativa actual.

Además, se confirma la penalización que se producirá sobre aquellos turismos, furgonetas y vehículos de transporte ligero (de hasta 3.500 kgs.) que tengan un kilometraje excepcionalmente alto. Esto significa que si, en el momento de su primera revisión obligatoria a los cuatro años si se detecta que han alcanzado un kilometraje superior a los 160.000 kilómetros -equivalente a 40.000 kms./año-, se someterán a partir de dicho momento a inspección anual.

Por su parte, otras novedades que la reglamentación europea van a dejarnos vendrán por el control obligatorio de los diferentes componentes electrónicos de seguridad del vehículo, haciendo especial hincapié en el correcto funcionamiento de dispositivos como el ESP y, sobre todo, el ABS.

Asimismo, la normativa comunitaria prevé registrar la lectura del kilometraje, con el fin de evitar manipulaciones de los cuentakilómetros, algo muy frecuente para la venta en el mercado de segunda mano de determinados vehículos, si bien ésta es una práctica, que al menos en nuestro país, ya llevaba tiempo llevándose a cabo.

Por último, se establece que para los controles de Inspección Técnica en Carretera practicados sobre los vehículos de transporte de mayor tonelaje, se controlará asimismo la correcta sujeción de la carga, ya que se ha apreciado que una inadecuada sujeción es un factor presente en un 25% de los accidentes de camiones.

No obstante, todavía no hay plazos definidos para la entrada en vigor de estas disposiciones si bien se espera que su adaptación a las legislaciones de los distintos países miembros de la UE se produzca de la forma más rápida posible.

Bruselas pretende reducir los plazos de ITV para los 27 países de UE


Si todavía no nos llega la camisa al cuerpo con la subida del IVA, recientemente anunciada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy esta semana -aunque finalmente entrará en vigor el 1 de septiembre y no el lunes 16 de julio como se dijo en un primer momento- nos llega un nuevo mazazo directo a nuestros bolsillos, en este caso desde Bruselas.

No contentos con meternos la mano en la cartera, subiéndonos de golpe y porrazo un 3% todas las gasolinas así como todos los bienes y servicios con el incremento del citado impuesto indirecto, desde la a veces tan lejana Bruselas -al menos en cuanto a la realidad se refiere- nos llega una noticia que puede hacer temblar aún más nuestras ya vacías y exiguas billeteras. Así pues, la UE ha propuesto la reducción del plazo previsto para que nuestros coches y motos pasen por la ITV y aumente ,por tanto, la frecuencia de las revisiones.

Pretenden, pues, las autoridades comunitarias aumentar la frecuencia de paso por las estaciones de revisión de Inspección técnica a partir del sexto año de antigüedad del vehículo, de modo que en vez de acudir a revisión cada dos años como hasta ahora, estas revisiones se deberían producir de forma anual. Recordemos que en España las inspecciones sólo tienen carácter anual a partir del décimo año de antigüedad de los coches. Por tanto, con esta medida, las inspecciones que, hasta este momento se pasaban a los cuatro, seis, ocho y diez años de antigüedad (siendo anuales desde entonces), pasarían a ser anuales directamente desde el sexto.

Pero no se queda aquí la medida ya que la norma aumentará además la frecuencia de las inspecciones técnicas para los automóviles y furgonetas con un kilometraje excepcionalmente alto, establecido en 160.000 kilómetros en cuatro años. Estos vehículos deberán pasar la ITV anualmente a partir del cuarto año.

El por qué de esta medida, según la UE, sería el de tratar de reducir el elevado número de accidentes relacionados con fallos técnicos de los vehículos que, según las estimaciones comunitarias son la causa fundamental de, al menos, el 6% del total de accidentes de coche y del 8%, en el caso de los accidentes de moto. Estos accidentes habrían costado nada menos que 2.000 víctimas mortales al año en territorio comunitario. Bruselas estima que, con esta medida, se podrían salvar 1.200 vidas al año como mínimo.

Sin embargo, y circunscribiéndonos al caso español, viendo cómo son de exhaustivas las inspecciones en gran cantidad de estaciones de ITV, para las que pasar la inspección es algo parecido a una lotería y superarla con éxito está al albur del buen humor o de la carga de trabajo del inspector o incluso de la fama de la propia estación, no parece que esta medida vaya a servir de mucho, al menos en lo que al aumento de la seguridad se refiere. Pero es que ocurre lo mismo si nos vamos de un país a otro. Desde países muy estrictos en las inspecciones como Alemania o Reino Unido nos podemos encontrar con países como Malta o Grecia -y por qué no decirlo, España- cuyos métodos de inspección son, cuando menos, mucho más “relajados” que los de las citadas otras naciones del continente.

Para evitar esta curiosa pero tristemente habitual práctica, Bruselas ha querido armonizar los estándares de calidad para las inspecciones técnicas y obligará a controlar los componentes de seguridad electrónicos. La normativa actual, que data de 1977, no obliga a controlar gran número de fallos técnicos que tienen graves implicaciones para la seguridad, como por ejemplo el ABS, el ESP y otros dispositivos electrónicos de seguridad.

Sin embargo, desde aquí apostamos a que se trata de una medida estrictamente recaudatoria, basada en esa extraña manía que tienen nuestros gobernantes (tanto los de aquí como los de Bruselas) de envolverse en la bandera de la ecología o la Seguridad Vial como una mera excusa para meternos mano en la cartera y seguir sangrándonos de la peor forma posible, en especial en nuestro país.

Sigue leyendo “Bruselas pretende reducir los plazos de ITV para los 27 países de UE”

Se incrementa el número de propietarios que eluden pasar la ITV debido a la crisis


Lo cierto es que esta crisis, que lleva larvada en nuestra economía desde finales del año 2007 y está arrastrando al abismo al sector de la automoción, está generando situaciones ciertamente preocupantes dentro del parque automovilístico español. Según un estudio llevado a cabo por  la Asociación de Estaciones de ITV (AECA-ITV), se ha detectado que el pasado año 2011 se pasó revisión a un total de 16.588.629 vehículos, lo que supone un incremento de un 4,9% respecto al año anterior. Esta es la constatación de un hecho del que llevan años alertando la patronal del sector y las asociaciones de conductores y es el progresivo e inexorable envejecimiento de nuestro parque automovilístico.

Sin embargo, y  he aquí el dato preocupante, nada menos que casi un 20% de los vehículos que, estando obligados a ello, no han acudido a pasar su preceptiva inspección de ITV. En este sentido, se está mejorando el sistema para identificar fácilmente los vehículos que no se presentan a la inspección pero aun así, supone un riesgo tremendo que una cifra tan alta como ésta de vehículos pueda estar rodando libremente por nuestras carreteras.

Pero es que además , según este estudio hemos podido confirmar no sólo que España cuenta con un parque automovilístico viejo sino además que cuenta con muy mala salud. Así, nada menos que 2.876.933 vehículos inspeccionados (en torno al 20% del total) fueron rechazados por carecer de las mínimas y elementales condiciones para circular por la vía pública, especialmente los camiones y los autobuses. Pero es que además, de esos vehículos rechazados en primera instancia, un 6% volvió a ser rechazado por segunda vez, en concreto 183.911 vehículos.

Por último, el estudio de AECA-ITV arroja otro dato de interés, que refleja que cada vez invertimos menos en el mantenimiento de nuestros vehículos. El año pasado, se contabilizaron 5.881.615 defectos graves, lo que supone un incremento de 5,3% de los registrados durante el año 2010. Los defectos graves más comunes  han venido dados por fallos en el alumbrado y la señalización del vehículo, que suman el 19,3% de todos los defectos graves. Le siguen muy de cerca e encuentran defectos en los ejes, neumáticos y suspensiones, con el 18,2%. Los frenos es el tercer defecto más común, con el 15,7% de todos los defectos graves registrados. Por su parte, las emisiones contaminantes, han subido un 2,4% respecto al año 2010, mientras que los defectos leves aumentaron un 11%.

Peugeot regala a sus clientes una revisión pre-ITV hasta junio


Con el fin de sensibilizar a sus clientes sobre la importancia vital que supone el mantener siempre a punto el vehículo, especialmente a partir de que éste tiene va cumpliendo años.

No olvidemos que la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) tiene como objetivo asegurar que los vehículos en circulación mantengan unas condiciones de seguridad superiores a los mínimos exigidos, así como minimizar el riesgo de accidentes por causas técnicas. Igualmente tiene como finalidad contribuir a proteger el medio ambiente a través de la reducción de las emisiones de los gases de escape.

Por ello, Peugeot recuerda que la ITV periódica es obligatoria para todos los turismos que tengan más de cuatro años de antigüedad (2 años en el caso de vehículos comerciales) y que, en función de la tipología y características del mismo, debe realizarse con cierta frecuencia.

En una apuesta firme por la seguridad de sus clientes y preservar la sostenibilidad del medio ambiente, controlando la emisión excesiva de gases, Peugeot ofrece hasta finales del próximo mes de Junio la revisión pre-ITV de forma gratuita.

Con esta campaña pretende fomentar que los vehículos próximos a pasar la ITV efectúen una revisión previa. También una parte importante de la Red Peugeot ofertará el servicio integral ITV, consistente en que el cliente deja el vehículo en el taller de la Red y éste se encarga de efectuar la prestación en su totalidad en nombre de su cliente.

De igual manera, en las incidencias que se detecten en la revisión pre-ITV, los clientes contarán con descuentos del 20% en piezas y mano de obra. Estos descuentos también se aplican a los vehículos que acudan a los talleres de la marca con algún incidente tras pasar la ITV. Estas intervenciones, como cualquiera que se efectúe en la red Peugeot, se benefician de la garantía Peugeot (un año en piezas y mano de obra sin límite de kilometraje, excepto en piezas de desgaste), que mejora ampliamente la garantía legal (tres meses o 2.500 kms.)

Y como último elemento de la oferta, a todos los clientes que acudan a la Red Peugeot a propósito de esta acción, se les entregará un cheque-regalo para su próximo paso por el taller.

La Red Peugeot ofrece una revisión pre-ITV totalmente gratuita a sus clientes

Se acerca el adiós a las actuales tarjetas de la ITV


Las actuales tarjetas de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) tienen los días contados. El Real Decreto que regula los procedimientos de homologación de vehículos a motor establece como fecha tope para su emisón el 24 de julio de 2012. A partir de entonces se empezarán a poner en circulación las nuevas tarjetas.

Así pues, las actuales tarjetas ITV que conocemos serán sustituidas por unas emitidas en soporte electrónico u otras en un nuevo formato de papel, aparentemente imposible de falsificar. La elección entre una u otra correrá por cuenta del fabricante.

No obstante, se ha establecido igualmente una especie de período transitorio, de modo que en los dos años siguientes a su entrada en vigor convivirán los tres tipos de tarjeta de ITV. Una vez trascurrido este periodo se eliminarán las actuales para pasar únicamente a las dos nuevas.

Las tarjetas que se emitan en el nuevo papel estarán impresas y con fondo en tinta azul,  como decimos, con la intención de que no resulte posible la falsificación. Para ello, dispondrán de una protección que consiste en una marca de agua o gráficos coloreados. Los fabricantes otorgarán el original al usuario y enviarán dos copias, una a la Jefatura Provincial de Tráfico correspondiente y otra al servicio de Industria de la provincia que proceda.

En el caso de las tarjetas de soporte electrónico el usuario del vehículo tendrá una copia en papel, en la que se especificarán todos los datos técnicos.

Las actuales tarjetas de ITV tienen los días contados