Plan PIVE 7: Una realidad con fecha de caducidad y escasos fondos


La séptima edición del Plan PIVE es una realidad desde esta semana. Desde el pasado lunes y con una vigencia de 12 meses o hasta agotar los fondos del presupuesto, ya es posible beneficiarse del descuento para la ayuda en la compra de un vehículo nuevo.

Entra en vigor el Plan PIVE 7 con algunas novedades
Entra en vigor el Plan PIVE 7 con algunas novedades

Su funcionamiento y mecanismos continúan siendo básicamente los mismos que en las seis ediciones precedentes. Esto es, el Plan continúa con el formato de ayuda directa de 2.000 euros para la compra de vehículos eficientes, cuya aportación se divide en 1.000 euros otorgados por el Ministerio de Industria y otros 1.000 que otorgan los fabricantes.

Hay una excepción y es que, para el caso de las familias numerosas y exclusivamente para vehículos con más de cinco plazas, se eleva la ayuda pública a 1.500 euros , así como el descuento que ha de aplicar el punto de venta, por lo que el descuento final para los beneficiarios alcanza los 3.000 euros en total.

Novedades para su solicitud

Sin embargo, esta séptima edición cuenta ahora con nuevas e importantes restricciones que harán que muchos vehículos no puedan acogerse a las ayudas, y quienes ya tengan hecha su reserva, puedan tener problemas.

Así pues, y con el fin de evitar la picaresca que actualmente se está registrando en algunos casos, para poder acogerse a esta nueva edición del Plan PIVE el vehículo que se va achatarrar deberá haber estado bajo la titularidad de su actual propietario al menos 12 meses antes de la solicitud de acogimiento al plan gubernamental.

Además, el vehículo que se entregue debe tener la ITV en vigor con fecha, como mínimo, hasta el 2 de marzo de 2015 -fecha de entrada en vigor del Plan PIVE 7– y, lo más importante, debe entregarse el último recibo del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, debidamente abonado, al menos desde 2014.

Para acceder al Plan PIVE 7 es preciso tener en vigor con la ITV del coche que se entrega
Para acceder al Plan PIVE 7 es preciso tener en vigor con la ITV del coche que se entrega

Con ello se pretende evitar una práctica cada vez más común, llevada a cabo por algunos particulares que no podían acogerse a esta ayuda, consistente en la entrega de coches recién comprados a desguaces o particulares, a bajo precio y así poder beneficiarse del descuento.

Un Plan prácticamente agotado

Pese a la euforia en la Patronal por la séptima reedición de una iniciativa que ha reactivado de forma casi milagrosa un sector moribundo como el de la Automoción, lo cierto es que el Plan PIVE 7 nace con un problema presupuestario bastante serio.

Aunque el Ministerio de Hacienda ha dotado con 175 millones de euros a este nuevo plan, actualmente sólo quedarían 45 millones por asignar dado que el resto se pagó de forma anticipada, en forma de prórroga del Plan PIVE  6 solicitada por los principales agentes del sector, debido al aluvión de reservas que se habían generado.

El Gobierno accedió a extender el plan anterior pero en vez de aumentar su dotación, lo que hizo fue autorizar que las reservas formalizadas se cargasen a cuenta de la dotación del actual Plan PIVE 7. Sin embargo, fue tal el éxito de esa prórroga que nada menos que 130 millones de euros quedaron comprometidos, por lo que el nuevo plan gubernamental sólo podrá contar con algo menos de un 20% de su potencial.

Este tipo de ayudas, un sistema con fecha de caducidad

La eficacia de estos planes es indiscutible en todos los aspectos. No sólo por el despegue de las ventas de automóviles hasta niveles similares a épocas anteriores a la crisis, sino a nivel de ingresos tributarios derivados precisamente de la venta y la circulación de estos nuevos coches.

Por ello, tanto las asociaciones del Sector como el propio Gobierno, coinciden en reconocer los beneficiosos efectos reportados para la economía del país, en un momento tan delicado como el que estamos atravesando.

El Ministro José Manuel Soria advierte de que estos planes tienen que acabarse
El Ministro José Manuel Soria advierte de que estos planes tienen que acabarse

Sin embargo, ahora que parece que lo peor de la crisis ha pasado -o al menos eso dicen- cada vez hay más voces dentro del Ejecutivo que están pidiendo la desaparición de este tipo de ayudas.

De hecho, el que esta última edición haya nacido con una importante reducción de sus fondos, precisamente por haber sido empleados previamente en la extensión de la sexta edición del PIVE, hace prever que su duración será breve y ya se baraja con que lo normal es que la séptima edición del Plan se agote al final del primer semestre de 2015.

Así lo ha indicado José Manuel Soria, en unas declaraciones a Radio Nacional de España en las que el titular de la cartera de Industria previno al sector lanzando un mensaje inquietante al decir que “planes como el PIVE no pueden durar eternamente”.

En paralelo, el Ministro quiso tranquilizar al Sector, afirmando que el actual Ejecutivo continuará apostando firmemente por el Sector de la Automoción, aunque no indicó cómo.”El Gobierno seguirá apoyando al Ssctor de la Automoción”, afirmó Soria de forma tajante.

 

El Gobierno español subvencionará al sector del automóvil con 220 millones de euros


Aunque no lo parezca, aún hay sitio para buenas noticias en el sector del automóvil. Si hace unos días las ventas de coches nuevos le daban una pequeña tregua a este sector productivo, parece que las plegarias de la patronal (o al menos parte de sus reivindicaciones) han sido escuchadas y el Ejecutivo de Mariano Rajoy, por fin, va a inyectar una buena cantidad de dinero público en el castigado sector de la automoción española.

Así pues, y pese al jarro de agua fría arrojado durante esta misma semana por el Ministro de Industria José Manuel Soria al anunciar que no habría Plan Prever para el 2013 (la máxima reivindicación de todas las asociaciones del sector), el Consejo de Ministros ha aprobado este viernes ayudas a la industria automovilística por importe de 220 millones de euros.

El objetivo es dotar de fondos públicos los 117 planes de competitividad de la industria española del sector que se van a desarrollar este año. Estas ayudas se encuentra circunscritas en el Plan de Fomento de la Competitividad de Sectores Estratégicos, se destinarán a proyectos del Plan de Competitividad de Automoción.

Este plan ya fue aprobado el pasado 20 de julio por el Ministerio de Industria, dentro del cual figuraba este importante empujón a la industria del automóvil de nuestro país. No obstante, hemos tenido que esperar hasta el Consejo de Ministros de hoy para su aprobación definitiva, en cumplimento de la Ley de Subvenciones, que establece que el máximo órgano colegiado deberá ratificar todos aquellos proyectos que superen los 12 millones de euros de ayudas públicas.

La finalidad del Plan de Competitividad para el sector de la automoción es potenciar actividades estratégicas con el fin de acelerar la evolución de este sector hacia modelos de producción más avanzados, eficientes y respetuosos con el medio ambiente, así como a productos de mayor valor añadido y que contribuyan a la generación o mantenimiento del empleo.