Niza pondrá una calle a Jules Bianchi


El desaparecido piloto francés Jules Bianchi contará con una calle en su Niza natal, tal y como anunciaron el Alcalde de la citada localidad, Philippe Pradal, y el presidente del área urbana de Niza, Christian Estrosi.

jules.bianchi.jpg
Jules Bianchi tendrá una calle en su Niza natal

La Rue du Sapin, la calle elegida para ser renombrada como Rue Jules Bianchi, se encuentra en el barrio de Saint-Isidore es una de las más importantes de la ciudad y se encuentra muy cerca del estadio del equipo de fútbol OGC Nice, que milita en la Primera División gala.

Dicha calle se une a otra recientemente otorgada a Camille Muffat, la nadadora francesa, tres veces medallista olímpica y que falleció en 2015 en un accidente de helicóptero

El acto se llevará a cabo el próximo 23 de enero a las 16:45, justo en la esquina entre la antes citada Rue du Sapin y la Avenida Pierre de Coubertin.  .

Por último, decir que el equipo francés Tech 1 Racing, que milita en la Fórmula Renault 2.0 ha confirmado su apoyo a la fundación del fallecido piloto, la Jules Bianchi SocietyPara ello llevará sus logos en los cuatro monoplazas con los que disputará la citada competición durante este año.

Anuncios

La familia de Jules Bianchi crea una fundación para promocionar a jóvenes pilotos


Aprovechando la disputa este fin de semana del GP de Mónaco de Fórmula 1, una carrera vinculada para siempre a la figura del tristemente desaparecido Jules Bianchi (pues fue allí donde en 2014 logró la hazaña de puntuar por primera y última vez para Marussia), la familia del piloto galo ha presentado la “Jules Bianchi Society”.

Jules Bianchi tendrá su propia Fundación gracias a su familia
Jules Bianchi tendrá su propia Fundación gracias a su familia

Se trata  de una fundación de carácter benéfica, destinada a promocionar a aquellos jóvenes talentos que empiecen a despuntar en el mundo del karting y ayudarles a ascender en su camino a la élite del automovilismo.

Los padres y los dos hermanos de Jules Bianchi decidieron aventurarse en este proyecto, basándose en una máxima que, por desgracia, parece haber caído en desuso en el Gran Circo actual y es que el éxito se debe basar en el talento y no en el dinero.

Por este motivo, la fundación ha arrancado con el objetivo fundamental de lograr introducir al menos a cuatro pilotos de karting en la máxima competición internacional de la categoría.

Pero no sólo se quedará en eso sino que, una vez conseguido ese primer objetivo, la intención de la Fundación es tutelarles durante un período de tres años, introduciéndoles en ese lapso de tiempo en los mejores programas de automovilismo posibles, al tiempo que se cimenta una sólida red de grandes contactos de negocios.

Así lo indican los estatutos fundacionales de la Jules Bianchi Society, que indican  que “el principal objetivo de la Fundación es liberar a los mejores pilotos jóvenes de sus obligaciones financieras. Su objetivo también es ayudarles, guiándolos de manera eficiente durante su carrera “.

Durante la presentación de la fundación, su Presidente de Honor y padre del piloto, Philippe Bianchi, afirmó: “Mi hijo Jules nos dejó demasiado pronto para cumplir con sus objetivos y sueños. Hoy le honraremos a través de esta Fundación”.

“A pesar de la pérdida de Jules, mi misión es conmemorar su carrera a través de la Jules Bianchi Society. Es, para mí, la mejor prueba de mi amor por él”, añadió el padre del francés.

“Estoy convencido de que donde quiera que esté, se sentirá orgulloso de que este nombre, sus colores y sus valores estén vinculados a esta fundación”, concluyó.

Jules Bianchi falleció en Francia el 17 de julio de 2015, tras casi un año en coma como consecuencia de las graves lesiones cerebrales, derivadas del accidente que sufrió durante el GP de Japón de 2014, al impactar contra una grúa.

Nuevos datos del accidente de Jules Bianchi revelan que sufrió un pico de 254 G


La investigación iniciada por la FIA tras el desgraciado accidente que le costó la vida a Jules Bianchi sigue desgranando datos que, precisamente esta semana, después de conocerse la muerte del piloto y su multitudinaria despedida, cobran aún más relevancia.

Jules Bianchi pudo impactar a 254 G en el momento del accidente, según la FIA
Jules Bianchi pudo impactar a 254 G en el momento del accidente, según la FIA

Así pues, el informe llevado a cabo por los investigadores y desvelado por la publicación alemana Auto Motor und Sport, afirma que Bianchi impactó a 126 kms/h contra la base de la grúa que transportaba en ese momento el Sauber de Adrian Sutil, accidentado minutos antes.

Sin embargo, la velocidad en el momento que el galo perdió el control de su vehículo, apenas 2,61 segundos antes del impacto, era de 213 kms/h.

En el momento de la colisión, el Marussia MR02 de Bianchi golpeó a la grúa con un ángulo de 55º, incrustando la nariz del monoplaza contra la trasera del vehículo de recuperación. En ese momento se calculo que el coche del francés pudo registrar una fuerza de 58,5 G; más o menos la misma que podría registrarse en un impacto violento contra un muro.

Sin embargo, el accidente se vio agravado por el hecho que el coche quedó forzado hacia abajo, atravesando los bajos de la grúa a toda velocidad e impactando violentamente contra la cabeza del francés pero funcionando como una especie de freno, lo que incrementó la fuerza G en el momento del golpe.

Así pues, según los resultados iniciales, tomadas de los tapones para los oídos de Bianchi, sugirieron que había sufrido un impacto de 92 G cuando esto sucedió y así se hizo saber en su momento.

Sin embargo, la investigación de la FIA ha desvelado ahora que los tapones se deslizaron en el momento del accidente, desvirtuando los datos inicialmente registrados, quedando muy lejos de lo que los investigadores cifraron en un primer momento.

Por este motivo y con la investigación mucho más avanzada, se ha podido calcuiar que Jules Bianchi recibió en su cabeza un pico de 254 G en el momento de la colisión.

Así lo ha confirmado el Vicepresidente  de la Comisión de Seguridad de la FIA, Andy Mellor:  “El problema estuvo en que el Marussia se introdujo en parte por debajo del tallo de la grúa, y por lo tanto presionó de arriba hacia abajo por la parte inferior de la misma”.

“Funcionó como un freno, con una desaceleración abrupta y además en este proceso hubo contacto entre el casco y la grúa. Nunca habíamos visto esto antes.”.

Un dato demoledor y que revela bien a las claras la virulencia del golpe, prácticamente mortal de necesidad. De hecho sólo la enorme resistencia del casco del piloto francés permitió absorber parte de esa fuerza G, evitando que la muerte de Bianchi se hubiese producido en el acto.

En realidad, sólo la fortaleza física del galo y el pequeño milagro obrado por los doctores del Hospital japonés de Mie permitieron mantener con vida a Bianchi al menos unos meses, logrando aplazar mínimamente un desenlace tan indeseado como indefectible.

Multitudinario último adiós a Jules Bianchi


El joven piloto francés Jules Bianchi ha recibido un multitudinario y postrero homenaje en el funeral celebrado en la Catedral de Niza y en el que prácticamente todas las grandes figuras de hoy y de ayer se dieron cita para despedir al galo en su última carrera.

Multitudinaria despedida a Jules Bianchi hoy en Niza
Multitudinaria despedida a Jules Bianchi hoy en Niza

La ceremonia de despedida a Bianchi se celebró en la Catedral de Sainte Reparate, que fue engalanada para la ocasión con distintas imágenes del piloto y su ataúd estuvo presidido por su casco.

La afluencia de gente fue tal que se tuvieron que disponer altavoces en la explanada exterior de la catedral para que el público asistente y que no pudo acceder al templo pudiese seguir en directo el acto religioso.

Bajo un sentimiento de profunda tristeza en el ambiente el presidente de la FIA, Jean Todt, y los responsables de Manor y Marussia, John Booth y Graeme Lowdon se unieron en el dolor a los familiares y amigos de Jules Bianchi.

Asimismo se pudo ver a pilotos como Alain Prost, Lewis Hamilton, Sebastian Vettel, Jenson Button, Romain Grosjean, Daniel Ricciardo, Daniil Kvat, Nico Rosberg, Nico Hulkenberg, Marcus Ericsson o unos especialmente emocionados Pastor Maldonado y Felipe Massa, algunos de los cuales portaron en hombros el ataúd a su salida del templo hasta el coche fúnebre.

Sebastian Vettel y Romain Grosjean portando el féretro de Bianchi
Sebastian Vettel y Romain Grosjean portando el féretro de Bianchi

El funeral de Jules Bianchi, el martes 21 de julio


La familia de Jules Bianchi ha utlizado la cuenta de Twitter del desaparecido piloto para anunciar de forma oficial que el funeral por la memoria del francés será el próximo martes 21 de julio,

El funeral de Jules Bianchi será en Niza el próximo martes 21 de julio
El funeral de Jules Bianchi será en Niza el próximo martes 21 de julio

La ceremonia religiosa dará comienzo a las 10 de la mañana y se celebrará en la Catedral Sainte Reparate de la ciudad de Niza.y se espera que sea multitudinaria.

Recordemos que Jules Bianchi falleció la madrugada del sábado debido a la gravedad de las lesiones cerebrales sufridas tras su infortunado accidente el pasado mes de octubre de 2014, en el circuito japonés de Suzuka.

Lo que sí se espera es un importante homenaje a su figura por parte de sus compañeros durante el GP de Hungría, que se celebrará este fin de semana en el trazado de Hungaroring. Se prevé que los pilotos guardarán un minuto de silencio en memoria de Bianchi aunque se barajan varios actos similares, tanto a nivel institucional como llevados a cabo por los propios pilotos

De hecho, hay una importante corriente de opinión en las redes sociales para que la pole del circuito húngaro quede desierta, tal y como ya se hizo en el GP de Mónaco de 1994, el primero tras los fallecimientos de Ayrton Senna y Ronald Ratzenberger en Imola, dos semanas antes.

Esperemos que, al menos, este merecido homenaje no se parezca en nada al acto de recuerdo -casi clandestino- con el que los pilotos rindieron tributo a la también desaparecida María de Villota en octubre de 2013, debido a la vomitiva actuación y las infames restricciones impuestas por Bernie Ecclestone, Charlie Whiting y la FIA a su celebración.

La FIA retirará el 17 de los números disponibles

Mientras que la organización del GP de Hungría y los demás estamentos oficiales de la Fórmula 1 deciden qué actos se llevarán a cabo próximamente en recuerdo a Jules Bianchi, la FIA acaba de anunciar que el número 17 se retirará de entre los números disponibles, como señal de respeto hacia la figura del desaparecido piloto galo.

De esta manera, el número 17 -que era el que portaba Bianchi en su monoplaza- nunca más estará disponible para ningún otro piloto con carácter inmediato, según ha confirmado el organismo rector del deporte de Motor por medio de un comunicado hecho público en su web

Jules Bianchi muere en Francia, tras nueve meses en coma


Una vez más, el automovilismo vuelve a estar de luto por la muerte de uno de los suyos, de uno de los nuestros. Tal y como ocurrió hace año y medio con María de Villota, la tragedia se ha vuelto a ensañar con el modesto equipo Marussia, al conocerse la muerte  de Jules Bianchi, acaecida esta noche en el hospital de Niza donde el joven piloto galo permanecía ingresado.

Jules Bianchi ha muerto tras nueve meses en coma
Jules Bianchi ha muerto tras nueve meses en coma

Así pues, y por medio de un escueto comunicado hecho público a las 2:45 de la madrugada de hoy, la familia de Jules Bianchi ha informado de su fallecimiento, como consecuencia de las gravísimas lesiones cerebrales sufridas el 5 de octubre de 2014 durante la disputa del pasado GP de Japón, en el Circuito de Suzuka.

“Jules luchó hasta el final, como siempre, pero hoy su batalla llegó a su fin. El dolor que sentimos es inmenso e indescriptible”, afirmó el comunicado de la familia Bianchi.

Asimismo, la familia expresó su agradecimiento a los médicos de ambos países y a todos aquellos, fans y compañeros, que le habían venido prestado su apoyo desde la distancia durante todo este tiempo.

“Agradecemos a los compañeros de Jules, amigos, fans y, en definitiva, a todos los que han demostrado su afecto por él durante estos últimos meses, lo que nos dio una gran fuerza y ​​ayudó a hacer frente a estos tiempos difíciles. Escuchar y leer muchos mensajes nos hizo darnos cuenta de lo mucho Jules había tocado los corazones y las mentes de muchas personas en todo el mundo”, concluyó el anuncio de su muerte.

Jules Bianchi, de 25 años, permanecía en coma vegetativo desde el pasado octubre, justo cuando su Marussia colisionó de forma brutal contra una grúa de grandes dimensiones.

El vehículo de evacuación se encontraba en la pista en esos momentos tratando de retirar al Sauber de Adrian Sutil, que había sufrido un accidente minutos antes, debido a las malas condiciones de la pista en aquellos momentos.

El accidente de Jules fue espeluznante, tremendo. El francés había perdido el control de su monoplaza debido a la lluvia y, sin control, se empotraba contra la grúa, produciéndose casi todo el impacto en la cabeza del piloto.

Desde ese momento y pese a los denodados esfuerzos de los médicos del Hospital de Mie, en Suzuka, que le sometieron a una intervención quirúrgica, Jules nunca volvería a recuperar la consciencia.

Toda vez que el estado físico de Bianchi pudo ser estabilizado, las noticias que nos llegaban desde Japón eran las peores posibles. Su lesión cerebral era gravísima, quizás de las peores posibles y se informó de que, muy probablemente, no despertaría jamás del coma y, en caso de hacerlo, su estado sería prácticamente vegetativo.

Aun así, Jules comenzó una dura batalla por su vida en la que, desde el primer momento ya se sabía que las esperanzas eran escasas.

De hecho, y pese a lo negativo de todos los pronósticos, la fortaleza física de Jules le permitió ofrecer a su familia y fans un ligero rayo de esperanza. Apenas un mes después del accidente, desde Japón llegaban esperanzadoras noticias que hablaban que el bravo piloto galo había sido desentubado con éxito, podía respirar de forma autónoma y, lo más importante, podía ser trasladado a Niza, donde continuaría su tratamiento.

El francés fue ingresado en un centro hospitalario de Niza y ahí comenzó una etapa en su vida y en la de su familia. Sin embargo, poco a poco la vida de Bianchi se fue apagando. Su estado físico sufrió un estancamiento y la desesperación comenzó a hacer mella en su familia.

De hecho, su padre Phillip Bianchi se mostraba muy abatido durante una entrevista concedida esta misma semana a la cadena francesa France Info, donde confirmó que se sentían cada vez menos optimistas ante la dramática situación de su hijo, debido a la alarmante falta de noticias positivas sobre su estado.

“Es insufrible, esuna tortura diaria. A veces sentimos que nos volvemos locos, porque para mí, es más terrible que si se hubiera muerto porque no podemos ayudarle más allá de lo que está en nuestras manos”, afirmó el padre de Jules.

Lo que nada ni nadie podía prever es que los acontecimientos se precipitasen de esa forma tan rápida y que el joven piloto francés falleciese apenas unos días más tarde.

Una vida intensa dedicada al Motor

Desde su más tierna infancia, Jules siempre supo que quería ser piloto de coches, pues lo llevaba en los genes. Su tío-abuelo, Lucien Bianchi había sido considerado uno de los mejores pilotos de Bélgica de todos los tiempos, contando en sui haber nada menos que 17 Grandes Premios de Fórmula 1, incluyendo un pódium en Mónaco en 1968. El mismo año que ganó las 24 Horas de Le Mans, antes de encontrar la muerte trágicamente en Le Mans apenas un año más tarde.

Jules comenzó una exitosa carrera en monoplazas el año 2007, en la Fórmula Renault 2.0 francesa, proclamándose campeón en su primera temporada.

De ahí dio el salto un año más tarde al equipo Art de Fórmula 3, dirigido por aquel entonces por el manager de Felipe Massa, su compatriota Nicolas Todt, cumpliendo un buen papel, al finalizar tercero en el campeonato de aquel año.

En 2009 confirmó su excelente trayectoria en la Fórmula 3 proclamándose campeón de la categoría, tras nueve triunfos parciales, imponiéndose sobre viejos conocidos de la Fórmula 1 actual como Valtteri Bottas o Esteban Gutiérrez.

Impresionados por su forma de pilotar, ese mismo año Ferrari puso sus ojos sobre Bianchi y le incorporó a la Ferrari Driver Academy, la factoría de jóvenes talentos de Maranello y le dio la oportunidad de probar en los Tests de Jóvenes Pilotos, disputados en diciembre de 2009 en Jerez.

Jules Bianchi, probando con Ferrari en los Tests de  Jóvenes  Pilotos de 2009
Jules Bianchi, probando con Ferrari en los Tests de Jóvenes Pilotos de 2009

En paralelo, Jules Bianchi continúo su progresión como piloto, pasando a la GP2, de nuevo con el equipo Art, donde completó dos temporadas, 2010 y 2011, en las que acabó tercero en ambas.

De esa etapa, 2010 fue un año muy especial ya que Ferrari le firmó su primer gran contrato, al fichar como piloto reserva para el equipo italiano en 2011

2012 fue un año de transición para Bianchi, en el que su carrera parecía dar un paso atrás. Dejó Ferrari y se fue a Force India como probador, donde al menos tuvo la oportunidad de subirse al monoplaza en los entrenamientos libres de los viernes del GP de China.

Al mismo tiempo, ya sin volante para la GP2, el piloto francés decidió tomar parte en las World Series by Renault 3.5 de ese año con el equipo Tech 1, y con dos victorias y ocho podios en 17 carreras, fue subcampeón por detrás de Robin Frijns,

Este pequeño paso atrás le sirvió, sin embargo, para dar un nuevo impulso a su carrera ya que, por fin, el francés veía logrado su sueño de hacerse con un volante como titular en la máxima categoría. Tras sus infructuosas negociaciones con Force India, que acabó eligiendo a Adrian Sutil como piloto para ese año,en marzo Bianchi fichaba por Marussia.

Sus actuaciones de aquel año dejaron impresionados a todos. No sólo había sido infinitamente más rápido que su compañero Max Chilton sino que además, gracias a sus actuaciones, entre ellas un memorable 13º puesto en Malasia, el equipo logró acabar por delante de Caterham, sus grandes rivales de aquel año.

El año 2014 fue el de su consagración definitiva. No sólo porque continuó con un nivel de pilotaje extremadamente superior al de los pilotos de su categoría sino porque además su noveno puesto en el GP de Mónaco fue un hito histórico.

Jules Bianchi, celebrando con su equipo su histórico noveno puesto en Mónaco 2014
Jules Bianchi, celebrando con su equipo su histórico noveno puesto en Mónaco 2014

No sólo para él, que sumaba los primeros puntos de su carrera en la Fórmula 1 sino porque le dio sus primeros y únicos puntos del año a Marussia. Unos puntos que a la luz de los acontecimientos vividos después tras la desaparición del equipo, fueron fundamentales para el resurgir de la escudería esta temporada bajo el nombre de Manor…

Por su parte, Ferrari, que siempre le tuvo en mente, le brindó una importante alternativa en los tests de temporada disputados en julio en el circuito de Silverstone. que el galo aprovechó de forma brillante.

Tras marcar el mejor tiempo a bordo del Ferrari SF14-T, demostró que el futuro de Maranello pasaba por él, sin ningún género de dudas.

Desgraciadamente, esa maravillosa y prometedora carrera se truncó de golpe en la fatídica vuelta 42 del GP de Japón, cuando sufrió el accidente que nueve meses después ha acabado con su vida.

Incontables muestras de condolencia en el mundo del Motor

Los primeros en hacerse eco de su pésame por la muerte de Jules Bianchi han sido los miembros del equipo Marussia, hoy bajo el nombre de Manor: “Estamos devastados por perder a Jules después de una batalla tan dura. Fue un privilegio verle correr para nuestro equipo”, afirmaban en una nota.

También Ferrari se hizo eco enseguida de la noticia. A través de una breve nota en su cuenta de Facebook, Maurizio Arrivabene, en nombre de todo el equipo italiano, quiso rendir tributo a la memoria del que, sin duda, era su perla más preciada y estaba llamado a ocupar un volante en un futuro muy próximo.

” Cuando se pierde a un chico como Jules, el dolor y la tristeza más más allá del aspecto deportivo. Sinceras condolencias a la familia en mi nombre y de toda la GES (Gestione Sportiva, la división deportiva de Ferrari)”

Como la noticia de su fallecimiento ocurrió de madrugada, a medida que la noticia ha ido trascendiendo a lo largo de la mañana, se están conociendo cada vez más muestras de apoyo y condolencia hacia su familia por parte de numerosos compañeros y amigos del piloto desparecido.

Así pues, uno de los primeros en transmitir sus condolencias ha sido Max Chilton, su ex-compañero en Marussia hasta el momento de su accidente: “No hay palabras para describir lo que su familia y el deporte han perdido. Todo lo que puedo decir es que fue un placer conocerte y correr contigo”, afirmó el británico.

Fernando Alonso, amigo personal de Bianchi, también ha expresado su dolor a través de su cuenta en Twitter con unas sentidas palabras: “Amigo, compañero, talento, sonrisa. Eterno. Descansa en paz Jules. Siempre con nosotros”,

Asimismo, uno de los pilotos más afectados por la noticia ha sido su amigo y compatriota Romain Grosjean. El piloto de Lotus se mostraba absolutamente desolado: “Ayer perdimos a uno de los mejores hombres y mejores pilotos que he conocido, Te echaré mucho de menos, amigo mío…”.

Por su parte, Jenson Button ha dicho: “Anoche perdimos a un gran hombre y un verdadero luchador. Descansa en paz, Jules. Mis más sinceras condolencias a su familia y amigos”.

También Carlos Sáinz se mostró muy apenado por la pérdida del joven piloto galo a través de un tuit en su cuenta oficia: “Horribles noticias… Descansa en paz compañero. Un ejemplo de lucha para todos. Te llevaremos siempre con nosotros. #JB17

Otros menos conocidos como el italiano Davide Valsecchi. El ex-piloto reserva de Lotus, campeón de GP2 e íntimo amigo de Jules, quiso acordarse de la imagen divertida y jovial del francés, acompañando un tuit con una foto de ambos en una fiesta de disfraces años atrás con un texto en italiano que decía: “Tý y yo disfrazados en carnaval. Eras especial en todo. Menuda mierda, la vida es injusta amigo mío”

Por último, otras figuras pertenecientes a distintas disciplinas automovilísticas también se ha sumado a esta catarata de apoyos. El más importante la figura de un mito viviente del automovilismo francés y mundial como es Sebastien Loeb.

El nueve veces campeón del mundo de rallyes y compatriota de Bianchi, quiso rendir su pequeño homenaje al finado piloto con un sencillo pero emotivo tuit: “Muy triste por la muerte de Jules Bianchi. Un gran tipo y un piloto Top. Descanse en paz el campeón. Mis condolencias a sus familiares #RIPJules” 

Desde este blog, y con mucha tristeza, queremos mostrar nuestro pésame más sentido a su familia y amigos en este momento tan terrible. Descansa en Paz, Jules…

El exceso de velocidad, causa del accidente de Jules Bianchi según la FIA


La última reunión del Consejo Mundial del Deporte del Motor también tuvo como objeto desvelar las conclusiones de la comisión de investigación llevada a cabo tras el terrible accidente de Jules Bianchi en Suzuka el pasado 5 de octubre.

La FIA achaca a un exceso de velocidad el accidente de Jules Bianchi
La FIA achaca a un exceso de velocidad el accidente de Jules Bianchi

Hay que recordar que, prácticamente desde el día siguiente del accidente, la FIA constituyó un Comité de 10 expertos, entre ellos Stefano Domenicali o Ross Brawn, con el fin de intentar entender qué pudo ocurrir aquel infausto día

Así pues, tras incontables horas analizando diferentes vídeos de lo ocurrido y escuchando los testimonios de aquellos que, de una forma u otra, estuvieron presentes en Suzuka esa dura jornada (pilotos, directores, comisarios, etc.), la Comisión presentó sus conclusiones ante el máximo organismo de la FIA.

Un voluminoso informe de casi 400 páginas en el que, además de explicar las causas de lo ocurrido, presentó una serie de recomendaciones y mandatos para evitar que lo ocurrido en Japón pueda volver a repetirse en el futuro.

En concreto, el informe concluyó que Jules Bianchi no atendió las indicaciones que las dobles banderas amarillas ondeaban sobre el circuito de Suzuka y no redujo la velocidad.

No al menos como se esperaba en una situación de alto riesgo como el que se estaba viviendo en ese momento sobre el trazado nipón, bajo la lluvia y con una grúa en la pista, tratando de evacuar el monoplaza accidentado de Adrian Sutil. Y así lo pone de manifiesto el informe cuando achaca a Bianchi el hecho de “no reducir suficientemente la velocidad antes de perder el control en el mismo lugar donde ya se había salido de pista Adrian Sutil”.

Un exceso de velocidad que, sin embargo y tal y como concluyó el propio informe, no fue la única causa. El estudio hizo referencia a un posible fallo en un sistema del monoplaza que debió haber apagado el motor de su Marussia y, sin embargo, no lo hizo.

Lo que no queda claro si ese fallo pudiese influir en el hecho de que Bianchi no redujese la velocidad y acabase empotrándose de forma salvaje contra la grúa que evacuaba en esos momentos el Sauber de Adrian Sutil y dejó absolutamente destrozada la cabeza del joven piloto francés.

Recordemos que, desde entonces, Bianchi se encuentra en una situación crítica, prácticamente vegetativa y, aunque recientemente ha podido ser trasladado a su país y se le ha retirado la ventilación mecánica, lo cierto es que el galo no ha recuperado la consciencia y el pronóstico de sus lesiones es francamente pesimista.

Por último, y pese a la polémica suscitada en su día por la presencia de la grúa en la pista y la no salida del Safety Car tras el primer accidente sufrido por Sutil, el informe concluyó que la actuación de los comisarios fue correcta en todo momento, descartando así cualquier tipo de responsabilidad en el accidente.