Marussia, pendiente de decidir si reemplaza a Bianchi en Sochi


El equipo Marussia afronta el GP de Rusia con el enorme dilema de reemplazar o no a Jules Bianchi como segundo piloto en la carrera inaugural del nuevo circuito de Sochi.

Marussia inscribe a Alexander Rossi como sustituto de Bianchi en Sochi
Marussia inscribe a Alexander Rossi como sustituto de Bianchi en Sochi

Aunque Alexander Rossi, actual piloto reserva de la escudería anglorrusa, ha sido inscrito para tomar parte de esta carrera, lo cierto es que John Booth no ha decidido aún si habrá uno o dos monoplazas en pista a partir de este viernes.

De hecho, hasta el último momento Marussia, en una decisión que les honra, no tomará ninguna decisión sin haberla consensuado con la familia de Jules Bianchi, así que hasta que no comiencen los entrenamientos libres del viernes no sabremos si el joven galo tendrá sustituto o no en una carrera que, a buen seguro, nadie en la escudería de Banbury tiene ánimos por disputar.

Ni siquiera por el recuerdo de Jules ni por la más que segura intención de sus compañeros de equipo por ofrecer al bravo piloto galo el mejor de sus resultados. Sin embargo y como se dice en el circo, el show debe continuar…

«Tous avec Jules»: Los pilotos se vuelcan con Jules Bianchi en Sochi


Tras el mazazo recibido el martes con el funesto diagnóstico sobre el estado de salud de Jules Bianchi emitido por los doctores del Hospital de Mie, el mundo de la Fórmula 1 se ha volcado con el joven piloto francés.

Las grandes estrellas de MotoGP, también están con Jules Bianchi
Las grandes estrellas de MotoGP, también están con Jules Bianchi

La tradicional rueda de prensa del jueves previo a cada carrera ha tenido hoy en Sochi un denominador común en la figura de Jules Bianchi. Con semblante muy serio y algunos ciertamente afectados, como Fernando Alonso, la práctica totalidad de pilotos llevarán en sus cascos y sus monoplazas un mensaje de apoyo al francés.

Del mismo modo, la práctica totalidad de pilotos e incluso deportistas de otras especialidades como Marc Márquez, Valentino Rossi o Jorge Lorenzo, se han volcado en Twitter con el hashtag #TousAvecJules (todos con Jules), con el que pretenden mostrar su apoyo al piloto galo en estos tremendos momentos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Bianchi sufre una «lesión axonal difusa» según el último comunicado de Marussia


Después de una tensa espera, sólo rota por la breve nota hecha pública a última hora de ayer por la familia de Jules Bianchi, el equipo Marussia ha facilitado la primera actualización del estado de salud del piloto francés y las noticias que nos llegan desde el Hospital de Mie son ciertamente desalentadoras.

Jules Bianchi sufre una lesión axional difusa y su vida corre peligro
Jules Bianchi sufre una lesión axional difusa y su vida corre peligro

Así pues, en un comunicado publicado en la web del equipo anglorruso, además de agradecer las inmensas muestras de apoyo recibidas de todo el mundo, se informa de que Jules Bianchi ha sufrido una «lesión axonal difusa y está en un estado crítico, pero estable» y continúa en la UCI del Hospital de Mei.

Desgraciadamente no son buenas noticias ya que significa que, una vez transcurridas las primeras horas desde la delicada operación a la que el piloto galo fue sometido, se aprecia un daño cerebral muy importante y cuyas consecuencias, por regla general, no conllevan un buen pronóstico.

El daño axonal difuso consiste en el desgarro de los axones, que son la prolongación de las neuronas encargadas de conducir los impulsos nerviosos. Es una de las lesiones más comunes y más graves que suelen acompañar los traumatismos craneoencefálicos severos.

Su principal problema es que el daño no se produce no tanto sobre un área concreta y localizada del cerebro sino sobre una zona mucho más amplia. Además, se suele producir en la materia blanca del cerebro.

Normalmente, los casos más graves de este tipo de lesiones suelen llevar aparejado como consecuencia el coma, del que por desgracia, casi un 90% de los pacientes nunca se recupera y los que lo consiguen,  frecuentemente suelen sufrir graves secuelas neurológicas.

Sin embargo, y por buscar una lectura mínimamente positiva del comunicado, hay que decir que sólo ha trascendido el diagnóstico pero en absoluto el alcance exacto del daño sufrido por el piloto ni el grado de afectación de su cerebro. Por tanto habrá que seguir esperando a ver la evolución de la lesión en los próximos días para evaluar de mejor manera las posibles consecuencias.

Este es el texto íntegro de la nota de prensa de Marussia, publicada con el consentimento de la familia y de acuerdo con los médicos que tratan al piloto francés en el centro hospitalario japonés:

«Este es un momento muy difícil para nuestra familia, pero los mensajes de apoyo y afecto por Jules de todo el mundo han sido una fuente de gran consuelo para nosotros. Nos gustaría expresar nuestro más sincero agradecimiento.

Jules permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos del Centro Médico General de Mie en Yokkaichi. Ha sufrido una lesión axonal difusa y está en estado crítico, pero estable. Los profesionales de la medicina en el hospital le están proporcionando el mejor tratamiento y cuidado y estamos agradecidos por todo lo que han hecho por Jules desde su accidente.

También estamos agradecidos por la presencia del profesor Gérard Saillant, Presidente de la Comisión Médica de la FIA, y el profesor Alessandro Frati, neurocirujano de la Universidad La Sapienza de Roma, que ha viajado a Japón, a petición de la Scuderia Ferrari. Llegaron al hospital hoy y se reunieron con el personal médico responsable del tratamiento de Jules, con el fin de estar completamente informados de su estado clínico y de manera que sean capaces de asesorar a la familia. Los profesores Saillant y Frati reconocen la excelente atención que está siendo proporcionada por el Centro Médico General de Mie y que agradecen a sus colegas japoneses.

El hospital continaurá monitorizando y tratando a Jules y proporcionará más actualizaciones médicas, si llegase el caso».

Jules Bianchi sigue «crítico pero estable» y será atendido por Gérard Saillant y Alessandro Frati


El estado de salud de Jules Bianchi está siendo toda una incógnita desde que ayer por la mañana, desde el equipo Marussia y de acuerdo con la familia del piloto, se optó por el más absoluto mutismo y reserva.

Jules Bianchi continúa crítico pero estable, según el portavoz de la FIA
Jules Bianchi continúa crítico pero estable, según el portavoz de la FIA

Cuando han transcurrido más de 48 horas desde el fatídico accidente de Jules Bianchi en Suzuka y su posterior intervención quirúrgica, apenas se sabe nada con certeza y todo son rumores y meras especulaciones.

La única noticia que ha trascendido desde entonces ha sido un breve comunicado leído por el portavoz de la FIA, Matteo Bonciani,  a los medios que se agolpan en las puertas del hospital japonés de Mie y en la que simplemente se confirma que Bianchi continúa «crítico pero estable».

Esta sencilla actualización del estado de salud del joven piloto francés vino a colación de conocerse la llegada al centro hospitalario de los padres del piloto galo, procedentes de París y Dubai, los cuales, tras una breve visita a su hijo, abandonaron el hospital sin hacer declaraciones.

En ese momento, Bonciani, siguiendo instrucciones de la familia Bianchi, afirmó que :«La familia me ha pedido que les dirija unas palabras. Como saben, acaban de llegar de unlargo viaje para ver a su hijo. Me pidieron que les diga que ellos no quieren decir nada y respetemos su privacidad».

No obstante, el portavoz de la FIA añadió que «Han visto a su hijo y han estado con él. Su estado es, como se pueden imaginar, sigue siendo crítico, pero estable. Mañana se reunirán con los médicos y hablarán con ellos».

El profesor Gérard Saillant, que atendió a Schumacher, tambi
El profesor Gérard Saillant, que atendió a Schumacher, también atenderá a Bianchi

Por otra parte, también se ha conocido que tanto el prestigioso cirujano ortopédico y catedrático francés Gérard Saillant -que supervisó la recuperación de Michael Schumacher en Grenoble- como el conocido neurocirujano italiano Alessandro Frati (contratado expresamente por el equipo Ferrari) ya se encuentran en el citado centro hospitalario atendiendo a Jules Bianchi.

Recordemos que el accidente se produjo en la vuelta 42 del pasado GP de Japón, cuando Jules Bianchi perdía el control de su Marussia y se empotraba contra la grúa que en ese mismo momento estaba tratando de retirar el Sauber de Adrian Sutil, accidentado minutos antes en ese lugar.

A partir de entonces el piloto galo fue ingresado de urgencia en el Hospital de Mie, situado a escasos kilómetros del circuito de Suzuka. Allí fue operado para tratar de reducirle las importantes lesiones cerebrales sufridas tras el brutal impacto y su estado, a falta de nuevas noticias, es crítico y se teme seriamente por su vida.

 

Marussia pide «paciencia y comprensión» ante el estado de Jules Bianchi


La noche ha sido muy larga en el Hospital Mie, donde el grueso de los equipos Marussia y Ferrari , junto a los familiares de Jules Bianchi esperan con ansiedad alguna noticia sobre el estado de salud del joven piloto francés.

Jules Bianchi en el momento de ser atendido tras su accidente
Jules Bianchi en el momento de ser atendido tras su accidente

Ante la ausencia de novedades y, sobre todo, debido al aluvión de preguntas que los medios de comunicación están haciendo a los miembros del equipo Marussia que se encuentran en la sala de espera del citado centro hospitalario nipón, acaban de emitir un comunicado en el que se pide «paciencia y comprensión» a los medios y fans y «respeto» para la familia Bianchi en este duro trance.

Asimismo, han confirmado que habrá un nuevo parte médico siempre y cuando así lo decidan los familiares y los médicos que, en este momento, le están tratando de las gravísimas heridas que el piloto francés sufrió en la cabeza, cuando su monoplaza se estrelló violentamente contra la grúa que atendía en esos momentos al Sauber de Adrian Sutil, accidentado en la misma zona minutos antes.

El contenido completo del comunicado de Marussia se encuentra en su web y dice lo siguiente:

«Tras el accidente sufrido ayer por Jules Bianchi durante el GP de Japón de Fórmula 1 en el circuito de Suzuka, el equipo Marussia F1  Team quiere agradecer la gran cantidad de apoyo y afecto recibido por Jules y el equipo en este momento tan difícil.

Con respecto a la comunicación de la información relativa a la condición médica de Jules, respetaremos y nos guiaremos por los deseos de la familia Bianchi. Junto con los cuidados de Jules van a seguir siendo nuestra máxima prioridad. Por lo tanto, les pedimos paciencia y comprensión con respecto a las nuevas actualizaciones médicas, que se comunicarán en conjunto con el Centro Médico General de Mie en Yokkaichi, donde Jules está siendo tratado, cuando estimen que es apropiado.

Representantes del equipo Marussia F1 Team y la Escudería Ferrari permanecerán en el hospital para apoyar a Jules Bianchi y la familia».

De momento, lo único que se sabe a ciencia cierta es que, tras la delicadísima intervención quirúrgica a la que fue sometido durante el día de ayer, el piloto se encuentra en estado crítico y luchando por su vida.

Todo lo que ha trascendido después no son más que rumores y suposiciones, desmintiendo así el rumor que circuló la noche de ayer por los medios y, por el cual, el estado de salud de Jules Bianchi habría empeorado súbitamente y habría sido necesaria una segunda operación para detener una posible nueva hemorragia cerebral, así como que se encuentre intubado y conectado a un respirador artificial.

Desde este humilde blog rezamos por la pronta recuperación del simpático y brillante piloto francés y deseamos que los médicos puedan revertir una dramática situación  que, por desgracia, nos retrotrae a un nefasto 3 de julio de 2012, el día que nuestra inolvidable María de Villota sufrió el grave accidente que a la postre le costó la vida.

Jules Bianchi, en estado crítico tras sufrir un accidente en Suzuka


El piloto del equipo Marussia, el francés Jules Bianchi está siendo operado para reducir los hematomas cerebrales consecuencia del tremendo accidente sufrido hoy en Suzuka.

Su estado en estos momentos es crítico y su vida corre serio peligro, según ha informado la FIA en un comunicado, en referencia al estado de salud del joven piloto galo, accidentado hoy en el GP de Japón.

Jules Bianchi siendo atendido por los médicos en el lugar del accidente
Jules Bianchi siendo atendido por los médicos en el lugar del accidente

El accidente se produjo en la vuelta 42 cuando el Marussia del piloto francés impactaba violentamente contra la grúa que estaba en esos momentos tratando de retirar el Sauber de Adrian Sutil, accidentado instantes antes en la citada curva. Se ha dicho que el impacto fue de tal calibre (en torno a las 50 G) que el monoplaza del alemán, que estaba en esos momentos sobre la grúa, se precipitó contra el suelo.

A partir de ahí todo fue bastante confuso ya que no se registraron apenas imágenes de lo ocurrido. De repente salió el Safety Car a pista, acompañado del coche médico y en ese momento se desató el caos. No había noticias de Sutil y sólo en el box de Marussia se sabía que Bianchi había sufrido algún accidente al perder la comunicación por radio con el galo.

De repente, las cámaras empezaron a enfocar al box de Marussia y al lugar de los hechos, dónde no había ni rastro del monoplaza del francés y, por contra, sí se podía ver a Adrian Sutil, aparentemente en buen estado.

Sin embargo, el coche médico seguía ahí y las carreras empezaron a sucederse en torno al centro médico. Empezando por la aterrada novia de Sutil hasta cada vez más miembros del staff de Marussia y cada vez más pilotos, a medida que iban conociéndose los detalles del accidente. En ese momento, se empezaron a filtrar detalles de lo ocurrido y el desasosiego comenzó a flotar en el ambiente.

Bianchi lucha por su vida
Bianchi lucha por su vida

El Marussia y no el Sauber era el principal afectado por la colisión y el estado del francés era francamente preocupante, especialmente cuando el helicóptero medicalizado se puso en marcha. El accidente había sido brutal y Bianchi se encontraba inconsciente dentro del cockpit, con evidentes signos de daños en la cabeza.

Tras su rápida evacuación al centro médico, fue su responsable el doctor Cecarelli quien dio las primeras noticias y no eran en absoluto alentadoras. Bianchi había sido trasladado por carretera al Hospital General de Mie, cercano al lugar de los hechos, ante la imposibilidad de que el helicóptero pudiese despegar por las malas condiciones atmosféricas.

Sin embargo, pronto se fueron filtrando detalles de lo ocurrido y enseguida se supo que Bianchi había sido trasladado por carretera en una UVI móvil a petición de los propios médicos, para evitar problemas con la diferencia de presión, debido a los problemas de presión intracraneal que sufría en esos momentos el joven piloto galo. Además, también trascendió que la evacuación se produjo con un tablero dorsal y un colchón de vacío, con el fin de garantizar al máximo la inmovilización del piloto.

Desde ese momento, todos los pilotos sin excepción, además de mostrar en Twitter su apoyo al compañero herido, se desplazaron al hospital donde se encuentran hasta ahora, aguardando nuevas -y esperamos que mejores- noticias acerca del estado de salud de Bianchi.

Desde aquí, mientras que el bueno de Jules Bianchi está siendo sometido a tan delicada intervención y se espera con inquietud el resultado de la cirugía, nos sumamos al hashtag #ForzaJules y deseamos que pronto volvamos a ver su sonrisa y su talento a bordo de un Fórmula 1.

GP de Japón: Lewis Hamilton gana entre la lluvia y la tragedia


El GP de Japón de este año estaba predestinado a pasar a la historia aunque por muchos otros motivos. Especialmente porque era la carrera en la que Sebastian Vettel anunció por sorpresa su salida de Red Bull. Sin embargo, la carrera será recordada por el terrible accidente de Jules Bianchi, que a estas horas, está cen un hospital próximo a Suzuka, donde está siendo sometido a una intervención quirúrgica a vida o muerte.

Triste pódium el vivido en Japón, tras una nueva victoria de Hamilton

La carrera tenía todos los ingredientes para ser uno de esos Grandes Premios épicos, cargados de emoción, un aliciente a la soporífera temporada que estamos viviendo. La amenaza del tifón Phanfone se cernía sobre Suzuka y el aguacero que se esperaba durante la carrera prometía ser de antología, hasta el punto que se llegó a barajar la posibilidad de adelantar el horario de la carrera, e incluso suspenderla.

Sin embargo y pese a que en el momento de dar la salida caía un monumental aguacero sobre el trazado japonés, la carrera se disputó y, tras una bandera roja y tres Safety Cars, acabó antes de tiempo y de la peor manera posible.

Lo de menos fue la octava victoria de Lewis Hamilton, ofreciendo una sensacional lección de pilotaje en mojado, especialmente ante Nico Rosberg. El alemán acompañó a su compañero en el pódium, pero recibió un duro correctivo moral ya que la carrera de hoy demostró que en estas lides está a años-luz de su compañero.

El tercer lugar del cajón fue para Sebastian Vettel que protagonizó la remontada del día. El tetracampeón firmó su mejor carrera del año, volviendo a demostrar que es el mejor piloto del mundo hoy día en mojado, saliendo desde la novena plaza.

Por su parte, Fernando Alonso firmó el segundo abandono de la temporada, al sufrir una grave avería en el sistema eléctrico de su Ferrari F14 T nada más empezar la carrera. Un despropósito que, unido al esperpento de carrera protagonizada por Kimi Raikkönen, finalizando en 12ª posición, haya supuesto que Ferrari se haya quedado fuera de los puntos por primera vez tras 82 carreras consecutivas puntuando.

Análisis de la carrera

Aunque se rumoreaba una posible suspensión de la prueba y con el cielo jarreando sobre el asfalto de Suzuka, la carrera comenzó con una salida ralentizada por el Safety Car, que trataba de poner algo de sosiego en un pelotón más preocupado de ver qué tenían a escasos metros de sus ojos que de mantenerse  en pista.

Pero la cosa estaba tan sumamente mal que, cuando apenas habían cumplido el primer giro, Marcus Ericsson trompeaba y mandaba su Caterham al barro. Aunque el sueco lograba volver a pista, Charlie Whiting optó por sacar la bandera roja y suspender temporalmente la carrera y esperar a que escampase mínimamente.

Imagen de la salida ralentizada por el Safety Car
Imagen de la salida ralentizada por el Safety Car

Tras 25 minutos de tensa espera, la carrera se relanzó, de nuevo con el Safety Car como protagonista pero cuando apenas llevábamos  una vuelta el Ferrari F14 T de Fernando Alonso se apagaba de golpe. Una avería en el suministro eléctrico del monoplaza dejaba literalmente a oscuras al asturiano, que decía adiós a Japón con tan solo tres vueltas disputadas.

Hubo que esperar a la novena vuelta para que el Coche de Seguridad se retirase y, aunque es cierto que la lluvia había cesado prácticamente, el asfalto estaba muy mojado, lo que motivó que todos los coches se tomasen con mucha calma el relanzamiento de la carrera. Con todo el pelotón agrupado, se produjo un hecho a la postre decisivo, sobre todo para los intereses de McLaren ya que en la vuelta 10 y con la pista bastante encharcada, llamaron a Jenson Button para que montase neumáticos de lluvia intermedia.

Lo que parecía una locura pronto se reveló como un acierto. Con Jenson Button pulverizando todos los registros, el británico no tardó en auparse a la parte alta de la clasificación y su ejemplo fue seguido rápidamente por el resto. Entre las vueltas 12 y 13 todos los favoritos optaron por cambiar sus compuestos de lluvia extrema, habida cuenta que no se esperaban más precipitaciones.

Fernando Alonso, remolcado a su box tras quedarse sin sistema eléctrico
Fernando Alonso, remolcado a su box tras quedarse sin sistema eléctrico

Curiosamente los más remisos al cambio fueron los dos Mercedes. Pese a su superioridad mecánica evidente, tanto Rosberg, que sufría sobre el agua, como Hamilton, se resistían a modificar su estrategia. Pero sus tiempos eran tan malos que en la vuelta 14 Rosberg fue llamado al box para cambiar sus ruedas y una vuelta más tarde, era Hamilton el encargado de reemplazar sus compuestos.

En esos momentos se pudo ver cómo los dos mejores pilotos sobre mojado del momento, Sebastian Vettel y Lewis Hamilton, comenzaron a dar un recital y a machacar sin piedad a sus rivales. Mientras que el piloto de Mercedes trituraba a su compañero, rodando hasta un segundo más rápido que él, Sebastian Vettel iba dando de cuenta de Massa y Bottas, aprovechando que la velocidad punta de los dos Williams no tenía ningún valor hoy.

Algo parecido llevó a cabo Daniel Ricciardo, que siguió tras la estela de su compañero en pos de los dos Mercedes pero no contaban con el excelente ritmo de carrera marcado por Jenson Button, que supo aprovechar el factor sorpresa y se convirtió en un acompañante tan incómodo como inesperado, cómodamente asentado en la tercera plaza.

Por delante, los dos Mercedes seguían con su demostración de fuerza pero con una sensible diferencia. Mientras se veía sufrir más de la cuenta a Nico Rosberg para mantener en la trazada a su monoplaza, achacando problemas de sobreviraje, Lewis Hamilton dio rienda suelta a su ya famoso martillo y comenzó a volar como si de un catamarán se tratase sobre el asfalto de Suzuka.

Lews Hamilton dando caza a su compañero Nico Rosberg
Lews Hamilton dando caza a su compañero Nico Rosberg

A un ritmo de un segundo más rápido por vuelta, en apenas cuatro giros, la distancia que Rosberg había cobrado sobre su compañero se deshizo como un azucarillo en el agua y sin muchos problemas, en la vuelta 29 le rebasó sin excesivas dificultades. De hecho, el ritmo del alemán había caido en picado hasta el punto que Jenson Button, que continuaba tercero y Sebastian Vettel podían amenazar la cada vez más incómoda segunda plaza del Mercedes.

Sin embargo, la suerte le sonrió al alemán ya que en la vuelta 32, Jenson Button sufrió un problema en su segunda parada y perdió siete preciosos segundos que no sólo le alejaron de Rosberg sino que le hicieron perder la tercera plaza ante Vettel, que había parado apenas una vuelta antes que el británico.

Pero las cosas comenzaron a cambiar drásticamente a partir de la vuelta 36. Tras el pitstop de Hamilton para defenderse del de Rosberg realizado dos vueltas antes, la lluvia comenzó a aparecer nuevamente y además con fuerza.

Aunque parecía que Button podría disputarle la tercera plaza a Vettel, el alemán volvió a sacar el libro de estilo de pilotaje en mojado y protagonizó dos soberbias vueltas ahora que la lluvia arreciaba. Esto provocó que el alemán comenzase a acercarse peligrosamente a Rosberg, que veía cada vez más amenazada su segunda plaza.

Mientras que Hamilton decidió poner pies en polvorosa, Magnussen protagonizaba su enésimo error con un nuevo trompo, Jean-Eric Vergne que recibía un peligroso zarpazo de su Toro Rosso y la pista se comenzaba a anegar de nuevo.

Daniel Ricciardo adelantando a Valtteri Bottas
Daniel Ricciardo adelantando a Valtteri Bottas

Con el piloto británico paseándose y con media carrera en el bolsillo, llegamos a la vuelta 39. En ese momento Nico Rosberg tuvo la enome fortuna de que, cuando Sebastian Vettel le tenía ya a tiro, un pequeño error le mandaba a la hierba de Suzuka, haciéndole perder un tiempo que a la postre fue decisivo.

Por detrás, Jenson Button al límite de sus fuerzas protagonizó un espectacular duelo con Daniel Ricciardo. El joven australiano venía lanzado en pos de la cuarta plaza pero el británico vendió muy cara su derrota. Tras dos vueltas rodando casi rueda a rueda, con varios adelantamientos entre uno y otro, finalmente el piloto de McLaren acabó por entregar la cuchara.

Pero las cosas se torcieron definitivamente cuando, llegados a la vuelta 42 Adrian Sutil perdía el control de su Sauber en la curva 7 y tras un trompo, se estampaba sin control contra las protecciones. A priori nada importante pero, como vimos después, esa acción no sólo marcó el futuro inmediato de la carrera sino probablemente de la Fórmula 1 de los próximos años.

En ese momento, Jenson Button no se rindió y, aprovechando que la pista estaba más lenta debido a que el aguacero era cada vez más fuerte, de nuevo fue el primero en optar por un pitstop arriesgado. Así, en la vuelta 43 fue el primero en volver a montar los compuestos de lluvia extrema y comenzar una nueva remontada, aprovechando que sus rivales eran infinitamente más lentos.

Sin embargo, el británico tuvo poco tiempo para consolidar su tiempo puesto que llegados a la vuelta 44 salió de nuevo el Safety Car a la pista e, inmediatamente detrás el coche médico a toda velocidad aunque nadie era capaz de entender por qué. El accidente de Sutil había sido un par de vueltas antes y ya se había saldado con una doble bandera amarilla en ese sector y además, los comisarios ya estaban retirando el monoplaza accidentado. Tampoco la lluvia era tan intensa como para motivar una salida del coche de Seguridad en esos momentos.

Sebastian Vettel, remolcado al box tras declararse la suspensión de la carrera
Sebastian Vettel, remolcado al box tras declararse la suspensión de la carrera

A partir de ahí comenzó el caos. Entraron Vettel, que perdía su tercera plaza en detrimento de su compañero Ricciardo y Hulkenberg a cambiar sus neumáticos mientras reinaba un absoluto desconcierto en Suzuka. Sin ninguna información, las cámaras se centraban en el rostro asustado de la novia de Adrian Sutil para cambiar, de repente, al box de Marussia, sin motivo aparente aunque los demudados rostros de los mecánicos e ingenieros del equipo anglorruso no parecían presagiar nada bueno.

Mientras tanto, y con el Safety Car en pista, se mostraba la segunda bandera roja y la carrera se suspendía definitivamente, dando por buenas las posiciones existentes dos vueltas antes, por lo que Vettel recuperó su tercera plaza, y comenzó un auténtico festival de carreras hacia el centro médico del circuito.

Un drama inesperado

Tras decretarse la suspensión de la carrera, fue cuando comenzó a mascarse la tragedia. Aunque las imágenes no lo habían mostrado, mientras los comsiarios retiraban el Sauber de Sutil, instantes después de que el alemán se hubiese accidentado, el frances Jules Bianchi también había perdido el control de su coche, prácticamente en el mismo punto pero no había tenido tanta suerte.

Las primeras informaciones comenzaron a hablar de que Bianchi se había accidentado en el mismo lugar que Sutil y que habría impactado contra la grúa que, en esos momentos, retiraba al Sauber, dejándole muy malherido. De ahí la presencia del coche médico en pista y el cada vez más incesante ir y venir de la gente de Marussia así como del resto de pilotos, al centro médico a interesarse por lo ocurrido.

Nadie había visto lo ocurrido pero la presencia de una UVI móvil en la pista así como las primeras imágenes del helicóptero medicalizado empezaron a traslucir la gravedad del accidente.

Finalmente, la magnitud de la tragedia trascendió unos minutos después cuando, Adrian Sutil, afortunadamente ileso pero con el rostro deseencjado y como testigo de primera mano de lo ocurrido, contaba la violencia del impacto y el preocupante estado del piloto de Marussia. «Bianchi está en estado crítico pero no voy a hablar más del accidente», dijo el piloto alemán, visiblemente afectado.

Por su parte, las imágenes del responsable del centro médico cuando informaba que Jules Bianchi era evacuado por carretera a un hospital cercano ante la imposibilidad de volar del helicóptero por las malas condiciones climatológicas del momento, tampoco invitaban al optimismo.

Los comisarios de Suzuka tratando de auxiliar a Jules Bianchi
Los comisarios de Suzuka tratando de auxiliar a Jules Bianchi

Tras aproximadamente una hora de tensa espera, la FIA confirmaba por medio de un comunicado las causas del accidente y decía lo siguiente sobre el estado de salud de Bianchi:

«El escáner muestra que sufre importantes lesiones en la cabeza y en estos momentos está siendo operado. A continuación será trasladado a la unidad de cuidados intensivos, donde será monitorizado. El Hospital General de Mie publicará un parte médico en el momento en el que esté disponible una información ampliada», algo que a estas alturas no se ha producido.

Lo mejor y lo peor del día

Convendréis conmigo en que, con el drama vivido en Suzuka, no sea el momento para este tipo de análisis ya que toda opinión queda opacada por este terrible accidente.

Eso sí, no quería olvidarme del despropósito de la ceremonia del pódium, hoy más innecesaria que nunca, que demuestra que la FOM es absolutamente insensible al drama humano y que sólo está abierto al color del dinero y a su pleitesía a los patrocinadores.

Hoy no había nada que celebrar y así lo demostraron los tres pilotos que, encima del cajón, se abstuvieron de realizar gesto alguno de alegría. De hecho, sus rostros mientras sonaban los himnos de Gran Bretaña y Alemania eran todo un poema y demostraban bien a las claras que, aunque sus cuerpos estaban ahí, sus pensamientos estaban con Jules Bianchi, su familia y su equipo.

No había mucho que celebrar en el pódium de Suzuka
No había mucho que celebrar en el pódium de Suzuka

Por lo demás, sólo queda rezar puesto que, sin haber visto aún las imágenes del momento del siniestro, sólo con el testimonio de Adrian Sutil y el mero hecho de imaginarse cómo debió ser el impacto del Marussia a toda velocidad contra la grúa y ver cómo ha quedado el Marussia, no hacen presagiar nada bueno.

Eso sí, este accidente, además de que marcará un antes y un después en la Fórmula 1 moderna, deberá ser investigado a fondo. Entre otras cosas para entender qué hacía una grúa en una zona próxima a la pista sin que Whiting hubiese desplegado previamente el Safety Car, especialmente con un asfalto tan deslizante y peligroso como se encontraba en esos momentos el trazado de Suzuka.

Asimsimo, hay que valorar si Jules Bianchi estaba respetando la doble bandera amarilla presente en ese sector y si llevaba la velocidad más adecuada conforme al estado de la pista.

Pero ésa es harina de otro costal y ahora lo que importa es que Bianchi salga con bien de la operación y se recupere de este terrible accidente más pronto que tarde.

Por eso, desde este humilde blog queremos unirnos a la marea de apoyos que tanto compañeros pilotos y mecánicos de todos los equipos como infinidad de fans, le están dispensando al bravo piloto galo en todas las redes sociales.

Clasificación de carrera y del Mundial

Como dije anteriormente, conforme al reglamento, la clasificación de la carrera se cierra tomando en cuenta las posiciones que había dos vueltas antes de la suspensión, por lo que el GP de Japón terminó oficialmente así:

1º) Lewis Hamilton (Mercedes AMG), en 1h51’43»

2º) Nico Rosberg (Mercedes AMG), a 9,1»

3º) Sebastian Vettel (Infinti Red Bull), a 29,1»

4º) Daniel Ricciardo (Infinti Red Bull), a 38,8»

5º) Jenson Button (McLaren Mercedes), a 1’07»

6º) Valteri Bottas (Williams Mercedes), a 1’43»

7º) Felipe Massa (Williams Mercedes), a 1’45»

8º) Nico Hulkenberg (Force India Mercedes), a 1’46»

9º) Jean-Eric Vergne (Toro Rosso Renault), a 2’07»

10º) Sergio Pérez (Force India Mercedes), a 1 vuelta.

Lewis Hamilton, con gesto serio en el podium
Lewis Hamilton, con gesto serio en el podium

Con su victoria de hoy en Suzuka, Lewis Hamilton consolida su primera posición en la clasificación del Mundial de Pilotos y aumenta a 10 puntos su ventaja sobre Nico Rosberg. Sin embargo, los siete puntos de más que el británico se ha cobrado hoy en Suzuka valen mucho más de lo que representan por la enorme superioridad mostrada por un Hamilton en estado de gracia frente a un Rosberg en horas cada vez más bajas.

El otro gran beneficiario de esta carrera ha sido Sebastian Vettel, que merced a su pódium de hoy ha sobrepasado a Fernando Alonso  en la clasificación general y ya es cuarto, justo por detrás de su compañero Daniel Ricciardo.

1º) Lewis Hamilton (Mercedes AMG), 266 puntos

2º) Nico Rosberg (Mercedes AMG), 256 puntos

3º) Daniel Ricciardo (Infiniti Red Bull), 193 puntos

4º) Sebastian Vettel (Infiniti Red Bull), 139 puntos

5º) Fernando Alonso (Ferrari), 133 puntos

En lo que respecta al Campeonato del Mundo de Marcas, el equipo Mercedes sigue imparable al título con un nuevo doblete. Algo que, por desgracia para la competición y por suerte para ellos y sus múltiples fans, ha dejado de ser noticia. De hecho, con un resultado similar la próxima semana en Rusia le darán a las flechas plateadas el título de forma matemática.

Por detrás, las cosas parecen también seguras para Red Bull, que continúa asentado en la segunda posición del Mundial y, salvo una debacle inesperada o una sorpresa mayúscula en Abu Dhabi, que como recordaremos puntuará el doble, acompañará a Mercedes en la clasifcación al final de la temporada.

Donde están las cosas animadas es en la lucha por la tercera plaza ya que el patinazo de Ferrari hoy ha permitido que Williams se escape en su lucha por la tercera plaza

1º) Mercedes AMG, 522 puntos

2º) Infiniti Red Bull, 332 puntos

3º) Williams Mercedes, 201 puntos

4º) Ferrari, 178 puntos

5º) McLaren, 121 puntos

 

Jules Bianchi cierra los tests de Silverstone con el mejor tiempo en Ferrari


El francés Jules Bianchi ha dado la campanada marcando el mejor tiempo de la segunda y última jornada de tests en Silverstone a bordo del Ferrari F14 T, en el día que pudimos ver por vez primera los neumáticos de 18» en la historia de la Fórmula 1.

Jules Bianchi sorprendió a todos con el Ferrari F14 T
Jules Bianchi sorprendió a todos con el Ferrari F14 T

El galo, que repitió actuación, se subió en esta ocasión a bordo del Ferrari que inicialmente estaba previsto que ocupase Kimi Raikkönen y lo hizo francamente bien, con un crono de 1’35»262, tres décimas más rápido que Daniil Kvyat.

Jules Bianchi fue uno de los pilotos más activos del día, con una dura jornada de trabajo con casi 90 vueltas a sus espaldas. Por la mañana, el piloto francés se centró en la puesta a punto del coche, trabajando con las configuraciones habituales para Fernando Alonso y Kimi Raikkonen y probando una nueva después, mientras que por la tarde Bianchi se dedicó a probar una serie de evoluciones que Ferrari implementará en breve en sus monoplazas.

Como dijimos anteriormente, el segundo más rápido del día fue el Toro Rosso de Daniil Kvyat. Superados los problemas eléctricos que impidieron rodar ayer a Jean-Eric Vergne, el ruso ha trabajado hoy a destajo en una jornada ciertamente provechosa para el equipo italiano. En concreto, por la mañana Kvyat tuvo tiempo para llevar a cabo una serie de mediciones aerodinámicas y varias simulaciones de carrera con distintos tipos de neumáticos. Por la tarde, evaluaron una serie de modificaciones en la puesta a punto del STR9 y una simulación de carrera con una carga alta de combustible.

El tercero ha sido Kevin Magnussen, que hoy ha exprimido a fondo al McLaren MP4-29 durante las 91 vueltas que ha dado sobre el asfalto de Silverstone, en las que ha trabajado sobre la aerodinámica de su monoplaza, primero, y en la evaluación de las ruedas, después.

La jornada nos ha dejado una agradable sorpresa con la cuarta posición lograda por Giedo Van der Garde, piloto probador de Sauber. El holandés dio el susto del día al colisionar contra las barreras en la curva Copse a primera hora de la  tarde. Aun así tuvo tiempo de rodar 84 vueltas en las que trabajó la areodinámica del C33 y el desarrollo de distintas configuraciones para mejorar su rendimiento.

Y hablando de sorpresas, resultó chocante el quinto puesto de Lewis Hamilton. El británico tuvo bastantes problemas en la sesión matinal, que impidieron trabajar a fondo en Mercedes y por eso tan sólo pudo dar 47 vueltas, en las que marcó un crono ciertamente discreto, a casi 1,5 segundos del tiempo de Bianchi.

El español Daniel Juncadella, de nuevo al volante del Force India
El español Daniel Juncadella, de nuevo al volante del Force India

Tampoco estuvieron a la altura ni Valteri Bottas ni Sebastian Vettel. El que fuera segundo en el pasado GP de Gran Bretaña no pudo brillar como su compañero en el día de ayer. Al igual que Hamilton, unos problemas técnicos sufridos al inicio del día retrasaron los planes de trabajo en Williams y optaron por probar una serie de mejoras aerodinámicas en las 40 vueltas que el finlandés pudo estar en pista.

Por su parte, Sebastian Vettel sufrió el enésimo problema en la unidad de potencia de su Red Bull y tampoco tuvo su día. El RB10 estuvo parado casi toda la mañana pero el buen hacer de los mecánicos del equipo austríaco permitieron que el monoplaza del tetracampeón pudiese rodar al menos durante dos horas y emplearse a fondo probando los neumáticos de Pirelli, incluyendo unos prototipos de los compuestos del año próximo.

En el capítulo de caras nuevas, el segundo día de pruebas en Silverstone nos ha permitido ver a Charles Pic con el Lotus E22 con los espectaculares Pirelli de 18». Unas ruedas creadas por el fabricante italiano para  evaluar las potencialidades de unas llantas más grandes y neumáticos de perfil bajo y tener una idea de la reacción de equipos y aficionados.

También han tenido su oportunidad el colombiano Julián Leal, que hoy ha debutado a los mandos del Caterham CT03. Pese a los enormes problemas técnicos que ha sufrido y que le han tenido más de seis horas en boxes, el hecho de haber rodado al menos 300 kilómetros, el joven piloto sudamericano ha logrado la Superlicencia.

Por último, reseñar que el español Dani Juncadella ha tenido hoy una nueva oportunidad de sentarse al volante del Force India. En esta ocasión el catalán no ha brillado demasiado y, después de algo más de 50 vueltas, ha tenido que conformarse con el octavo tiempo merced a un discreto crono de 1’37»449.

Charles Pic, probando las nuevas ruedas de 18'' de Pirelli
Charles Pic, probando las nuevas ruedas de 18» de Pirelli

La clasificación del segundo y último día de pruebas en Silverstone quedó de esta forma:

1º) Jules Bianchi (Ferrari), 1’35»262, en 89 vueltas 

2º) Daniil Kvyat (Toro Rosso Renault), 1’35»544, en 55 vueltas 

3º) Kevin Magnussen (McLaren Mercedes), 1’35»593, en 91 vueltas 

4º) Giedo Van der Garde (Sauber Ferrari), 1’36»327, en 84 vueltas

5º) Lewis Hamilton (Mercedes AMG), 1’36»680, en 47 vueltas 

6º) Valtteri Bottas( Williams Mercedes), 1’37»193, en 40 vueltas

7º) Max Chilton (Marussia Ferrari), 1’37»359, en 77 vueltas

8º) Daniel Juncadella (Force India Mercedes), 1’37»449, en 52 vueltas

9º) Sebastian Vettel (Infiniti Red Bull), 1’39»410, en 76 vueltas 

10º) Charles Pic (Lotus Renault), 1’41»906, en 39 vueltas

11º) Julián Leal (Caterham Renault), 1’42»635, en 51 vueltas

Jules Bianchi y Pedro de la Rosa, sustitutos de Kimi Raikkönen en los tests de Silverstone


Ferrari ha confirmado que Jules Bianchi y Pedro de la Rosa serán los encargados de subirse al F14 T en sustitución del lesionado Kimi Raikkönen para los tests que se disputarán esta semana en Silverstone.

Jules Bianchi volverá a Ferrari por unas horas en Silverstone
Jules Bianchi volverá a Ferrari por unas horas en Silverstone

Aunque el estado de salud del finlandés no es en absoluto preocupante, limitándose tan sólo a unos simples dolores en el tobillo y la rodilla y unas magulladuras, en Ferrari han considerado que era más recomendable guardar reposo y no participar en los citados tests. Así podrán garantizar su presencia en el próximo GP de Alemania, que se disputará en el circuito de Hockenheim en menos de dos semanas.

Por tanto, el plantel previsto por La Scuderia para las pruebas de esta semana variará y así, en la jornada del martes será Pedro de la Rosa el que siente por vez primera al volante del Ferrari F14 T desde que llegó a Maranello en enero de 2013.

Aprovechando la presencia en pista del probador habitual en el simulador, Ferrari va a llevar a cabo un interesante experimento. Mientras De la Rosa esté rodando, Fernando Alonso estará en el simulador y los datos se recogerán de forma simultánea y en tiempo real para comparar los resultados. De esta forma, los italianos tratarán de sacar el máximo de conclusiones que permitan mejorar el rendimiento al cuestionado F14 T.

Por su parte, el francés Jules Bianchi, que tan buen papel está haciendo en Marussia este año -y que consiguió sus primeros y únicos puntos en su historia este año en el último GP de Mónaco– será el encargado de probar el F14 T en la jornada del miércoles.

El galo, que se crió a los pechos de la conocida Ferrari Driver Academy -a la que pertenece desde 2010- no será la primera vez que se suba a un Ferrari pueso que ya estuvo probando para el equipo de Maranello durante unos tests realizados por Pirelli en diciembre de 2013.

 

 

Sorpresa en Marussia: Jules Bianchi sustituye a Luiz Razia


jules-bianchi

Cuando todos pensábamos que con el fichaje de Adrian Sutil por Force India se había completado finalmente la parrilla de este año, hoy nos hemos enterado de la sorprendente contratación de Jules Bianchi por el equipo Marussia y el anuncio del despido fulminante del brasileño Luiz Razia hasta el día de hoy segundo piloto de la escudería rusa. Una decisión ciertamente extraña pues recordemos que el piloto carioca había sido contratado el pasado mes de febrero y ahora está fuera del equipo ruso sin ninguna explicación aparente.

Jules Bianchi abandona así la disciplina del equipo Force India, en el que militaba como probador. De hecho, recientemente sonó incluso como  segundo piloto, junto a Paul Di Resta en el equipo indio. Ahora, como segundo piloto y acompañante del también debutante Max Chilton, el francés tendrá la oportunidad de demostrar su valía, por más que las posibilidades que se le abren ahora en Marussia no sean precisamente las más deseables, sobre todo si las comparamos con el potencial de Force India.

Por lo pronto no va a tener que esperar ni un momento para subirse a su nuevo monoplaza ya que el joven piloto galo de 23 años ha sido designado por su equipo para probar el nuevo Marussia MR02 en los próximos dos días de tests en Montmeló, antesala de la primera prueba del campeonato, que tendrá lugar en apenas 15 días en Melbourne.

Sobre el fichaje de Bianchi, el director del equipo Marussia, John Booth ha manifestado que «estamos muy contentos de dar la bienvenida a Jules al equipo. El posee un talento demostrado y está muy bien considerado dentro del paddock. Él ha estado en una trayectoria clara hacia la Fórmula 1 y ha logrado algunos resultados impresionantes a través de las fórmulas de alimentación diferentes, en particular su temporada 2012 en la Fórmula Renault 3.5».

Por su parte, para Jules Bianchi, miembro de la Academia de Jóvenes Pilotos de Ferrari, se mostró muy satisfecho por este paso adelante en su carrera:  «Estoy muy contento de haber conseguido un puesto en carrera con el equipo Marussia F1″, dijo el francés.»Correr en la Fórmula 1 esta temporada ha sido mi objetivo durante el invierno y después de evaluar varias opciones he optado por este proyecto. Estoy muy emocionado de tener la oportunidad de demostrar que estoy listo para el siguiente paso en mi carrera deportiva».