Tragedia en la NASCAR Sprint Cup americana: Kevin Ward Jr. muere atropellado por Tony Stewart


Kevin Ward Jr.

Este fin de semana el automovilismo norteamericano vuelve a vestirse de luto tras el terrible accidente que le ha costado la vida a Kevin Ward Jr., ocurrido durante la disputa de una prueba de la NASCAR Sprint Cup en el circuito de Canandaigua Motorsports Park, en Nueva York.

Todo ocurrió de forma muy rápida e inesperada cuando el joven piloto Kevin Ward Jr., de 20 años fue arrollado mortalmente por el coche del  tres veces campeón de la NASCAR  y uno de los pilotos más conocidos de EE.UU., Tony Stewart.

El origen de todo ocurrió en la vuelta anterior, cuando el bólido de Ward Jr. tuvo que abandonar tras un toque con el de Stewart. Esto provocó una airada reacción por parte del primero, que aprovechó que la carrera había sido neutralizada para salir de su coche e invadir la pista hecho un basilisco, con la intención de recriminar a Stewart lo ocurrido.

Sin embargo, Tony Stewart, que estaba tapado por otro coche, no pudo ver a Ward Jr. , no pudo evitar la colisión y le arrolló mortalmente.

De hecho, el impacto fue tan seco y brutal que el cuerpo de Ward Jr. fue desplazado más de 15 metros y, pese a que las asistencias  acudieron casi de inmediato a auxiliarle., no pudieron hacer  prácticamente nada por salvar su vida. Aun así, Ward Jr. fue evacuado a un hospital cercano, aunque allí sólo pudieron certificar su falllecimiento.

Como no podía ser de otra forma, un afectadísimo Tony Stewart comunicó su pesar por lo ocurrido y su intención de no correr en la prueba del domingo, por medio de un comunicado hecho público instantes después por su equipo, el Stewart-Haas Racing Team:

“Sabemos que esta es una tragedia increíble. Nuestras oraciones y pensamientos están con la familia y amigos de Kevin. Esta es una situación muy difícil y emocional para todos, su familia, nuestra familia en Stewart-Haas, Tony Stewart. Así que habiendo dicho eso, nosotros como grupo hemos decidido que Tony no correrá hoy. Regan Smith ocupará su lugar”, indicó el comunicado.

Asimismo, y a los pocos minutos de conocerse la trágica noticia, la carrera fue suspendida y horas más tarde, la propia NASCAR emitió un comunicado de condolencia, en el que además se apoyaba la decisión de Stewart de no correr la siguiente carrera.

“Nuestros pensamientos y oraciones están con la familia, amigos y los pilotos que competían con Kevin Ward Jr. Apoyamos la decisión de Tony Stewart de no competir hoy y continuaremos respetando el proceso de las autoridades locales y estaremos supervisando la situación a medida que avance”.

Por último, hay que decir que tanto Tony Stewart como los comisarios de pista se pusieron inmediatamente a disposición del Sheriff del Condado neoyorquino de Ontario, Philip C. Povero, que se ha hecho cargo de las investigaciones. Unas investigaciones consideradas, al menos inicialmente, como un mero incidente en pista, por lo que no se prevé la existencia de cargos criminales contra el ex-campeón de la NASCAR.