GP de China: Lewis Hamilton vuelve al trono


El GP de China nos ha dejado el retorno a lo más alto del pódium de Lewis Hamilton, que recupera su cetro de máximo favorito al trono del campeonato de este año, tras una carrera tan inteligente como cambiante.

Lewis Hamilton, de vuelta a lo más alto del cajón
Lewis Hamilton, de vuelta a lo más alto del cajón

Le acompañaron en el cajón un brillante pero desafortunado Sebastian Vettel, que hizo lo que buenamente pudo para llevar a su Ferrari a la segunda plaza, y un exhuberante Max Verstappen.

El piloto neerlandés protagonizó la gran remontada del día, saliendo desde la 17ª plaza y, tras una brillante y muy valiente carrera, hasta acabar en la tercera posición final, tras una dura pugna con su compañero Daniel Ricciardo.

Por lo demás, fue una carrera en la que hubo muchas alternativas, especialmente por detrás, con intensas batallas intermedias en todos los asp

Españoles en carrera

El GP de China fue un nuevo cara y cruz para nuestros pilotos. A pesar de que ambos mostraron sus mejores caras al volante, Fernando Alonso y Carlos Sáinz vivieron sus carreras de forma francamente diferente.

El más atrevido fue Carlos Sáinz. El madrileño fue el único que, previendo que no habría más lluvia y que la pista se iría secando, decidió ahorrarse un pitstop y salió directamente con neumáticos lisos.

Esto supuso un hándicap enorme ya que, en su pésima salida, Sáinz arruinó su magnífica calificación del sábado, cayendo al final de la clasificación, con salida de pista incluida.

Carlos Sáinz, trompeando en su primera vuelta
Carlos Sáinz, trompeando en su primera vuelta

Manejar el coche en esas condiciones del asfalto era una tarea heroica y, aunque el madrileño lo intentó, su arriesgada apuesta le salió rana, al menos en las primeras vueltas.

Aun así, la entrada en pista de los Safety Cars, desplegados durante el primer tercio de carrera, le devolvieron su ventaja estratégica, quedando incrustado en una cómoda sexta plaza que le permitió batirse el cobre, entre otros con Fernando Alonso, su compañero Kvyat y los Force India.

Finalmente y, a medida que se fue quedando en tierra de nadie, acabó disfrutando de una plácida carrera y firmó un más que meritorio séptimo puesto.

Sobre Fernando Alonso y, sobre todo, sobre la lamentable fiabilidad de su McLaren Honda, poco hay que añadir que no se haya dicho ya estos dos años y pico. Debe ser frustrante para un tipo tan competitivo como él tener que sufrir día sí y día también los reveses de una mecánica tan escasamente brillante como nula en su fiabilidad.

En Shanghai volvió a dar una nueva lección de pilotaje y de cómo exprimir al máximo un coche tan poco competitivo como el McLaren MCL32.

Al igual que ocurrió en Australia, el asturiano llevó su coche al extremo y aunque lo intentó todo, resistiendo las acometidas de Bottas, Pérez y sobre todo de Carlos Sáinz, su coche volvió a romper, quedando fuera de carrera por segunda vez consecutiva en esta temporada.

En esta ocasión, lo que se rompió fue el palier pero, como dijo el propio Alonso nada más acabar la carrera, no es más que la consecuencia de no haber podido rodar apenas en los tests de pretemporada. Cada carrera descubren nuevos fallos, de modo que las probabilidades de ser fiables y competitivos se diluye en cada carrera.

Análisis de la carrera

La prueba, en la que la climatología fue la gran protagonista, estuvo presidida por una fina pero intensa lluvia que, minutos antes del arranque, dejó la pista bastante mojada. Esto obligó a que todos los pilotos, salvo un osadísimo Carlos Sáinz, optasen por montar de salida los compuestos de lluvia intermedia.

Sin embargo, la lluvia desapareció y, a medida que la pista se secó, obligó a los pilotos a optar por compuestos de seco y es ahí donde la estrategia jugó un papel predominante. Si a eso le unimos una serie de incidentes, especialmente al inicio, cuando con la pista ya seca pero muy fria.

Esto provocó que pilotos como los rookies Lance Stroll o, sobre todo, Antonio Giovinazzi, sufrieran sendos accidentes, que obligaron a desplegar por dos veces al Safety Car. El primero de ellos, virtual y el segundo, tras el enorme trompazo del Sauber del italiano, presencial y que marcaron el devenir de lo ocurrido después.

Hay que reconocer que Lewis Hamilton tuvo una pizca de suerte ya que se puede decir que se le apareció la Virgen en forma del segundo Coche de Seguridad.

Sebastian Vettel le había ganado por la mano, entrando a cambiar sus compuestos de lluvia por unos slicks y había cobrado una ventaja estrategica que, desgraciadamente, con el despliegue del segundo Safety Car le permitió al británico recuperarse y hacer lo propio con sus compuestos de seco.

Lewis Hamilton, liderando la carrera
Lewis Hamilton, liderando la carrera

Para más inri, la pequeña o nula ventaja que le quedaba al alemán para repetir triunfo se esfumó cuando, una vez relanzada la carrera por segunda vez, se encontró con un inesperado tapón formado por su propio compañero, Kimi Raikkönen, incapaz de rebasar al Red Bull de Max Verstappen.

El finlandés, que adoleció todo el fin de semana de ritmo competitivo, estuvo casi 10 interminables vueltas sin poder adelantar al joven piloto holandés.

Esta incómoda situación duró hasta que Vettel, harto de esperar y sabedor de que era más rápido que los pilotos que le antecedían, decidió cortar por lo sano.

El alemán se lió la manta a la cabeza y protagonizó un par de espectaculares adelantamientos a su compañero y a Versappen que, si bien, no le iban a permitir llegar hasta Hamilton, que había aprovechado para poner tierra de por medio, al menos le acercaban hasta el segundo lugar del cajón.

Sin embargo y, a pesar de los esfuerzos de Vettel por dar caza a Hamilton, fueron infructuosos. Cada intento del alemán apretaba a fondo para reducirle un par de décimas al británico, era respondido por éste con una nueva vuelta rápida.

Finalmente y transcurridas unas vueltas desde el último stint del Ferrari, Vettel tiró la toalla y se dedicó a nadar y guardar la ropa, dando por bueno el segundo puesto, ya que sólo un milagro en forma de desfallecimiento mecánico del Mercedes le podría dar la victoria.

Un segundo puesto que intentó poner en riesgo Max Verstappen. El holandés logró sobreponerse al error que le abrió la puerta del podium a Sebastian Vettel y, tras humillar a Valtteri Bottas, intentó sin éxito llegar hasta el alemán.

Valtteri Bottas, emparedado entre Vettel y Ricciardo
Valtteri Bottas, emparedado entre Vettel y Ricciardo

Un sobreesfuerzo que estuvo a punto de acusar cuando un inteligente Daniel Ricciardo le acabó dando caza a falta de cinco vueltas para el final. Sin embargo y a pesar del subviraje, el holandés mantuvo a raya perfectamente a su compañero, ganándose el derecho de acompañar a Hamilton y Vettel en el cajón.

Por detrás, hubo bastante guerra y prácticamente todos los puestos, desde el tercero hasta el último se peleaban al límite.

Muy bonitos fueron, por ejemplo, los duelos de Romain Grosjean con Jolyon Palmer y Nico Hulkenberg por la 12ª posición, casi tanto como el de los dos Red Bull por la tercera.

O los de Esteban Ocon con Felipe Massa y Sergio Pérez por los puntos. Casi tan emocionante como el que sostuvieron casi al final un redivivo Kevin Magnussen con el propio piloto mexicano por la octava posición.

Lo mejor del día

Por derecho propio, si hay un protagonista destacado del GP de China, ése es Max Verstappen. No sólo por su increíble salida, que le permitió recuperar 10 puestos en la primera recta sino por el espectáculo que brinda a diario.

Además de sus adelantamientos, algunos de ellos imposibles, como los que hizo a su compañero Daniel Ricciardo en la vuelta 11 o a Valtteri Bottas en la vuelta 33, el holandés demostró que es un hueso durísimo de roer. Que se lo pregunten a Kimi Raikkönen y a Sebastian Vettel, que tuvo que sudar sangre para poder rebasarle.

gp-china-vestappen
Max Verstappen, el gran protagonista del día

También hay que reseñar la gran carrera de Kevin Magnussen y Haas. El danés sumó los primeros puntos para la escudería norteamericana en una gran carrera en la que estuvo muy por encima de su compañero.

Magnussen supo gestionar perfectamente sus neumáticos, lo que le permitió no sólo superar sino después mantener a raya a los dos Force India y firmar sus primeros puntos desde 2014, cuando militaba en McLaren.

Lo peor del día

Una de las decepciones más grandes del día fue Valtteri Bottas. Un estúpido trompo mientras rodaba detrás del Safety Car acabó relegándole a la parte trasera del pelotón. Auque luchó por recuperarse, tan solo pudo llegar hasta la sexta plaza. Demasiado poco para un coche que daba mucho más de sí.

La otra, entre otras cosas por el buen rendimiento que apuntaba el Williams durante el fin de semana, fue Felipe Massa. Aunque a nadie le debería sorprender a estas alturas, lo cierto es que al carioca se le vieron todas las costuras, especialmente al inicio de la carrera.

En cuanto la pista se moja, es tremendamente significativo el bajón que ofrece Massa en su pilotaje y hoy no ha sido una excepción. Rodando sin ningún tipo de empuje, en ningún momento se mostró competitivo, dando la sensación que lo único que le importaba era que la carrera acabase cuanto antes.

De nada sirvió que el brasileño tuviese que defender el honor de Williams, habida cuenta además del accidente de su compañero Lance Stroll, embestido por detrás por Sergio Pérez en la salida. Massa estuvo gris y muy pasota y finalmente acabó en una más que discreta 13ª posición.

Otra gran decepción fue la de Renault. De Jolyon Palmer, para el que su presencia en la parrilla sigue siendo una incógnita, no se esperaba nada, sí que había mucha expectación por ver hasta dónde podría llevar el RS17, tras una magnífica calificación en la que se metió en la Q3.

gp-china-palmer
Jolyon Palmer en pleno trompo

Sin embargo, entre que su salida no fue muy brillante y que adelantó indebidamente mientras el Safety Car estaba en pista, lo que le hizo acreedor a una sanción de cinco segundos, acabó hundido y fuera de los puntos.

Clasificación de la carrera

Tras 56 vueltas al trazado del Circuito Internacional de Shanghai, así quedó la clasificación final

  1. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), en 1h 37′ 36”
  2. Sebastian Vettel (Ferrari), a 6,2”
  3. Max Verstappen (Red Bull TAG-Heuer), a 45,1”
  4. Daniel Ricciardo (Red Bull TAG-Heuer), a 46,0”
  5. Kimi Raikkönen (Ferrari), a 48,0”
  6. Valtteri Bottas (Mercedes AMG), a 48,0”
  7. Carlos Sáinz (Toro Rosso Renault), a 1’12”
  8. Kevin Magnussen (Haas Ferrari), a 1 vuelta
  9. Sergio Pérez (Force India Mercedes), a 1 vuelta
  10. Esteban Ocon (Force India Mercedes), a 1 vuelta
gp-china-hamilton.jpg
Lewis Hamilton, observando su Mercedes W08

Clasificación del Mundial de Pilotos

Tras dos pruebas disputadas y con los mismos protagonistas principales que en Australia, tanto Lewis Hamilton como Sebastian Vettel empatan a puntos en la clasificación general del campeoanto de pilotos.

Le siguen por detrás, aunque a más de 20 puntos, el siempre sorprendente Max Verstappen, Valtteri Bottas, que ha acusado el “pinchazo” de hoy,  y Kimi Raikkönen, todos ellos en un pañuelo.

  1. Sebastian Vettel (Ferrari), 43 puntos
  2. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), 43 puntos
  3. Max Verstappen (Red Bull TAG-Heuer), 25 puntos
  4. Valtteri Bottas (Mercedes AMG), 23 puntos
  5. Kimi Raikkönen (Mercedes AMG), 22 puntos.

Clasificación del Mundial de Constructores

Las cosas se siguen apretando entre los dos grandes favoritos del año, Mercedes y Ferrari. Aunque por un solo punto, los de las Flechas Plateadas dan el relevo en la cabeza de la clasificación, mientras ambos equipos abren brecha con respecto a sus rivales.

En tercer lugar figura Red Bull, que sigue a duras penas la estela de sus dos competidores aunque ya se distancia del resto de la “clase media”, encabezada por Toro Rosso.

Ferrari, segundos en el Mundial de Constructores
Ferrari, segundos en el Mundial de Constructores

Además, merced a los puntos sumados hoy por Magnussen, ya sólo quedan tres escuderías por puntuar como son Renault, Sauber y McLaren. Los de Woking ocupan el “farolillo rojo” de la clasificación debido a sus cuatro abandonos en estas dos carreras.

  1. Mercedes AMG, 66 puntos
  2. Ferrari, 65 puntos
  3. Red Bull TAG-Heuer, 37 puntos
  4. Toro Rosso Renault, 12 puntos
  5. Force India Mercedes, 10 puntos
  6. Williams Mercedes, 8 puntos
  7. Haas Ferrari, 4 puntos
  8. Renault, 0 puntos
  9. Sauber Ferrari, 0 puntos
  10. McLaren Honda, 0 puntos

 

 

Lewis Hamilton tendrá su propia bebida energética gracias a Monster


La firma californiana de bebidas energéticas Monster ha confirmado la firma de un contrato con el piloto británico Lewis Hamilton, por medio del cual el tricampeón se convertirá en su nueva imagen corporativa.

hamilton-monster.jpg
Lewis Hamilton tendrá su propia línea de bebidas energéticas con Monster

Aunque Monster ya era uno de los patrocinadores del piloto de Mercedes y su logotipo ya ocupaba un lugar destacado en el casco del británico, el nuevo acuerdo ahora firmado va más allá.

Así pues, a partir de ahora Lewis Hamilton se convertirá en imagen de la marca norteamericana, que a su vez desarrollará una línea específica de productos inspirada en él, que se llamará LH44

“Estoy muy emocionado de anunciar que voy a ser socio de Monster y trabajar con ellos para llevar a cabo mi propia bebida, que es algo que he querido hacer desde que empezamos a trabajar juntos hace años”, afirmó Hamilton.

“Monster Energy es una marca super fresca y modera. Están involucrados en tantos grandes deportes que me encanta verlos como fan e incluso participo en algunos durante mi tiempo libre. Es también una oportunidad muy emocionante para mí el poder conocer y colaborar con otros deportistas de la marca que admiro. Hay momentos emocionantes por delante”, añadió el tres veces campeón del mundo.

Aunque no tiene mucha presencia en el mundo de la Fórmula 1, Monster es una marca muy relacionada con los Deportes de Motor, especialmente con las motos, con Jorge Lorenzo y Valentino Rossi como principales abanderados. Incluso llegó a patrocinar varios Grandes Premios y al equipo Kawasaki de MotoGP.

Además de esponsorizar el equipo Monster World Rally Team del WRC, donde su imagen más conocida es el genial Ken Block, también patrocina a otro pilotos de otras especialidades como el australiano Jamie Whincup (Australia V8 Supercars) o el norteamericano Paul Tracy (Fórmula IndyCar), entre otros.

Por último, desde este año 2017, Monster se ha convertido en patrocinador principal de la NASCAR Cup Series y de la Carrera de las Estrellas de dicha categoría.

 

Nuevo Mercedes AMG W08: El retorno del Rey


En todo el calendario de presentaciones, el día de hoy estaba marcado en rojo ya que era la fecha prevista para la “puesta de largo” oficial de Mercedes ante el mundo.

mercedes_fw_08_01.jpg
Lewis Hamilton y Valtteri Bottas en la presentación del Mercedes FW08

Aunque se conocía que las Flechas Plateadas ya habían rodado por el asfalto de Silverstone con motivo de un Filming Day, lo cierto es que había muchísima expectación por ver el aspecto del nuevo Mercedes W08 EQ Power+ y su encaje, tanto técnico como sobre todo estético, en la nueva reglamentación.

Pues bien, toda vez que se abrió el telón, hay que decir que el nuevo W08 es una auténtica genialidad y, me atrevería a decir, que será con diferencia el monoplaza más bello de toda la parrilla. Sin duda, el legado que el gran Paddy Lowe le deja el equipo tras su marcha a principios de este año.

mercedes_fw_08_02.jpg
Detalle de la nariz del nuevo Mercedes W08

Su figura absolutamente estilizada, de formas absolutamente redondeadas, se continúa con unos impresionantes pontones laterales y, afortunadamente, sin aleta de tiburón aerodinámica en la parte trasera, le confiere un aspecto sencillamente imponente.

Y es que el trabajo aerodinámico llevado a cabo sobre el nuevo Mercedes FW08 es evidente, desde todos los puntos de vista. Más ancho y con un fondo plano aún mayor, la reducción de su parte delantera casi al mínimo es tremenda, que contrata con un alerón delantero ciertamente superlativo.

Los pontones laterales, por su parte, se han reducido al mínimo, quedando en dos niveles. Uno delantero, en la entrada de aire de los radiadores y otro pegado a la zona del motor.

Sin embargo, lo más logrado y, sin duda, la mayor genialidad en el diseño está en su parte trasera. Como dije antes, no hay aleta de tiburón y a cambio hay una cubierta del motor en dos niveles. todo ello enmarcado en una silueta armónica y de una estética envidiable.

Abandono de la denominación “Hybrid”

Con la llegada del nuevo Mercedes W08, la firma germana ha abandonado la denominación genérica “Hybrid” que acompañaba a sus monoplazas desde que en 2014 se abandonó la tradicional motorización térmica de los bólidos en detrimento de los propulsores V6 de carácter híbrido.

De hecho, la presentación del nuevo W08 se incardina en una nueva línea de negocio global de Mercedes y AMG, llamada EQ (siglas de “Inteligencia Eléctrica” en inglés), que la firma de la Estrella presentó en el Salón de París el pasado año.

 

Desde la próxima generación de la Clase S, todos los coches híbridos enchufables de Mercedes llevarán la designación “EQ Power”.

Así pues, el lanzamiento del nuevo W08 le convierte en el primer vehículo de motorización híbrida salido de Mercedes y AMG con la designación “EQ Power +”.

Un apellido específco que acompañará desde ahora a todos los deportivos híbridos tanto de la firma alemana como de su división deportiva.

mercedes_fw_08_05
Espectacular estampa del nuevo Mercedes W08

Un coche a gusto de todos

Como no podía ser de otra forma, el primero en mostrar su admiración por la gran obra realizada ha sido Toto Wolff.

El mandamás de Mercedes considera que el hecho de empezar prácticamente de cero merced a la nueva reglamentación no sólo no es un hándicap sino una nueva oportunidad de afianzar su aplastante dominio en la categoría.

“Las nuevas reglas para 2017 fueron diseñadas para hacer que los coches sean los más rápidos jamás vistos, para lo que han tenido un gran incremento en el rendimiento aerodinámico. Deben ser más físicos para ser conducidos y esperanzadamente más espectaculares. La prueba vendrá en las carreras de apertura, pero probablemente hemos alcanzado ese objetivo”, aseguró Wolff.

Por otra parte, y aun reconociéndose superiores en base a su trayectoria pasada, Wolff quiso sacudirse el favoritismo inicial y quiso situar a todos en un plano de igualdad ante las nuevas reglas.

“Por supuesto, en términos de rendimiento, está claro que cualquier cambio de reglas trae consigo un gran reajuste pero también una gran oportunidad. Este es el momento de permanecer humildes y mantener nuestros pies en el suelo. Ninguno de los equipos ha corrido bajo estas reglas y todos partimos del mismo punto de partida: el cero”, añadió.

mercedes_fw_08_04
Lewis Hamilton, el gran favorito al título de esta temporada

Sin embargo, los focos estuvieron puestos en el gran favorito para el título de este año que no es otro que Lewis Hamilton.

El tricampeón mundial tiene ante sí el reto de asaltar el trono que dejó vacante Nico Rosberg en diciembre y por eso se ha preparado a fondo este invierno para lograrlo.

“Ha sido un invierno fantástico y una temporada de entrenamiento emocionante para mí.  He añadido un nuevo elemento a mi régimen de entrenamiento que me ha mantenido en gran forma. Después visité la fábrica y ha sido super alentador poder ver la forma en que todo el mundo está trabajando”, dijo Hamilton.

El británico también quiso tener palabras de elogio para la gente del equipo y su trabajo durante estos meses, con lo intención de despejar cualquier asomo de duda sobre su relación con la escudería, tras el episodio final del pasado año.

“Después de todos los éxitos que hemos tenido, la gente podría haberse quedado sentada y descansando en sus logros. Pero no es así. Resulta inspirador ver cómo todo el mundo está empujando aún más fuerte que nunca y no ha dado nada por sentado en absoluto”.

“Me siento en un lugar positivo con el equipo. Hemos hablado de muchas cosas durante el invierno, cerramos algunas heridas y ahora nos comunicamos mejor que nunca y continuamos creciendo juntos”, concluyó.

mercedes_fw_08_06
Una trasera y un fondo plano inéditos hasta la fecha por su anchura

Por último, el recién llegado al equipo, Valtteri Bottas, se manifestó absolutamente feliz en la presentación y muy esperanzado ante el enorme salto de calidad experimentado en su carrera.

“Es un nuevo capítulo en mi carrera, un nuevo equipo, nuevas regulaciones … ¡todo nuevo!”, afirmó un emocionado Bottas.

“He estado esperando mucho tiempo para sacar este coche a la pista y, aunque sólo fue un día de rodaje, estoy deseando empezar a probar adecuadamente la próxima semana en Barcelona y entender realmente el coche que nos han dado en nuestras fábricas de Brixworth y Brackley”, aseveró el finlandés.

“Ha sido un invierno muy ocupado para mí desde que firmé con Mercedes y hemos tratado de aprovechar al máximo todo el tiempo que hemos tenido.Hemos ido día a día, aprovechando cada uno de ellos, pasando mucho tiempo en Brackley y pasando todo el tiempo posible con los ingenieros”, añadió.

“Me siento bien preparado en tan poco tiempo, pero, por supuesto, la curva de aprendizaje sigue siendo empinada y no dejo de recibir información útil todos los días. Depende de nosotros aprovechar al máximo todo este tiempo juntos”, concluyó Bottas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Lewis Hamilton confiesa sentirse ofendido por su equipo en Abu Dhabi


En una reciente entrevista concedida al diario británico The Telegraph, el vigente subcampeón del mundo Lewis Hamilton ha confesado su malestar por el trato dispensado por su equipo durante la disputa del pasado GP de Abu Dhabi.

Lewis Hamilton, molesto con el equipo por el trato dispensado durante el GP de Abu Dhabi
Lewis Hamilton, molesto con Mercedes por el trato dispensado durante el GP de Abu Dhabi

Recordemos que en aquella carrera Hamilton logró el triunfo pero no el colchón de puntos suficiente como para proclamarse campeón del mundo por cuarta vez y  el título recayó, tras un agónico final, en manos de su compañero Nico Rosberg.

En dicha entrevista, el piloto británico afirma que se sintió bastante incómodo cuando desde su equipo le instaron  en varias ocasiones a aumentar el ritmo de carrera dado que estaba perjudicando las opciones de su compañero, que estaba siendo alcanzado por Sebastian Vettel y Max Verstappen.

Aquella estrategia fue muy criticada dentro y fuera de Mercedes. Sin embargo y, a fuer de ser sinceros, hay que decir que aquélla era la única posibilidad para que Hamilton pudiese proclamarse campeón.

Para que eso ocurriese, Rosberg debía acabar en tercer lugar como máximo o sufrir un desfallecimiento mecánico en su coche, cosa que no se estaba produciendo. Por ello, decidió bajar todo lo posible su ritmo y hacer que los rivales que venían por detrás cazaran al alemán y le relegaran al menos, al tercer lugar del cajón.

“Ese fue uno de los muchos momentos incómodos que hubo durante el año. En última instancia, sentí que las personas que hablaron después me faltaron bastante al respeto. Uno no espera eso de aquellos que están al cargo de tanta gente”, afirmó Hamilton.

Lo más preocupante es que el piloto británico quiso dejar claro que, a pesar de la retirada de Rosberg y que él asumirá en todo caso su papel de líder, la cuestión no está ni mucho menos zanjada entre él y el equipo.

Por eso, cuando le preguntaron si las cosas ya se habrían arreglado entre ellos, Hamilton espetó un cortante “No, no lo están”.

Desde luego, da la sensación que al tricampeón no le valieron de mucho las palabras de Toto Wolff, pronunciadas días después de aquella carrera en las que, entre otras cosas, afirmaba que las cosas pudieron hacerse de otra forma entre el box de Mercedes y su pupilo.

“Quizás debimos habernos comunicado de forma diferente. Dejarles competir habría sido lo apropiado”, aseveró el responsable del equipo alemán.

Por último, el británico no quiso dejar pasar la oportunidad de lanzarle un dardo envenenado a su ya ex-compañero diciendo que un campeón como él no necesita de psicólogos, como sí necesitó Rosberg para afrontar el duro final de la temporada.

Nunca necesité trabajar con un preparador mental. Que Nico haya hecho eso para ir al límite es un cumplido para mí. Mire por ejemplo otros deportes, en los que cuando los rivales se enfrentan a gente como Tiger Woods o a Serena Williams, han de ir un paso más allá”, concluyó.

 

Enfado colosal en Mercedes por la actitud de Lewis Hamilton en Abu Dhabi


La actitud de Lewis Hamilton durante el GP de Abu Dhabi, desobedeciendo de forma deliberada las órdenes impuestas desde el muro de Mercedes de acelerar su ritmo de carrera, ha sentado francamente mal a la dirección de la escudería, en especial a su máximo responsable deportivo, Toto Wolff.

Nico Rosberg y Lewis Hamliton, enfrentados por la estrategia del británico en Yas Marina
Nico Rosberg y Lewis Hamliton, enfrentados por la estrategia del británico en Yas Marina

Wolff se mostró disgustado con el comportamiento de su pupilo, cuyo ritmo fue exasperadamente lento, con el único fin de que los más inmediatos -y peligrosos- perseguidores de Nico Rosberg, pudieran batallar con él y desplazarle hasta la cuarta plaza, la única posibilidad de Hamilton para ser campeón, dado que no había trazas de un desfallecimiento mecánico en su Mercedes.

Hamilton fue conminado en varias ocasiones a aumentar su ritmo, especialmente en las últimas vueltas, pero sin éxito. El tricampeón hizo caso omiso a las indicaciones de su equipo y Vettel y Verstappen se situaron a la cola de Nico Rosberg.

Pero es que esta estrategia, casi suicida, hizo que ambos pilotos también se pusieran a tiro del propio Hamilton, lo que puso en riesgo no sólo la consecución del campeonato para el alemán sino que el triunfo en la carrera del propio piloto británico.

Hamilton, felicitando a Rosberg tras la finalización de la carrera
Hamilton, felicitando a Rosberg tras la finalización de la carrera

De hecho, Toto Wolff, en declaraciones a la web oficial de la Fórmula 1, confesó haber temido por la victoria en el último tercio de la prueba, debido entre otras cosas a la imprudente negligencia de Hamilton al desoír las órdendes del equipo.

“Hubo dos momentos de la carrera en los que temí  perder la victoria. En primer lugar, no estaba claro si Verstappen estaba en una estrategia de una parada y estaba en una buena posición; y en segundo lugar, cuando vimos que Sebastian Vettel iba dos segundos más rápido por vuelta que nosotros”, afirmó Wolff.

“Nuestro principio número 1 en estos años es que queremos ganar y créanme que no importa si es la primera o la última carrera.  Por tanto, estos dos momentos nos llevaron  a pedirle a Lewis que aumentase el ritmo, porque parecía que Sebastian iba a ganar la carrera”, añadió.

En Mercedes están estudiando las posibles consecuencias

Asimismo, un Wolff visiblemente contrariado quiso dejar claro quién mandaba en Mercedes y que hay cosas, como el principio de autoridad en el equipo, que no pueden ni deben ser cuestionados por los pilotos. Por muy campeones del mundo que sean.

Ahora bien, quizás por la condición de ex-piloto de  responsable deportivo de Mercedes, quiso ponerse en la piel de Hamilton y por ello, no quiso pronunciarse sobre si su indisciplina traería o no consecuencias, ni de qué tipo (económicas o también deportivas).

“Una parte de mí dice que con 1.500 personas en el equipo y otras 300.000 en Daimler, todos compartimos una serie de valores que hemos de respetar y tú no puedes anteponer tus intereses a los de estas increíbles organizaciones. La anarquía no funciona en ningún equipo ni en ninguna empresa”, afirmó Wolff.

“La otra mitad dice: mira, ésa era su única oportunidad de ganar el campeonato. Tal vez no se puede exigir a un piloto, que es probablemente el mejor, que cumpla con una situación para la que sus instintos no pueden hacer que se cumpla. Ahora depende de nosotros encontrar una solución en el futuro”, añadió.

La indisciplina de Hamilton en Abu Dhabi, motivo de enfado en Mercedes
La indisciplina de Hamilton en Abu Dhabi, motivo de enfado en Mercedes

Por último, Toto Wolff quiso poner en valor el temple y el coraje mostrado por Nico Rosberg en algunos momentos del Gran Premio. Sorprendió ver cómo el alemán se sobrepuso a las dificultades y, lo más importante, cómo soportó la presión de una situación que daba la sensación de que se le estaba yendo de las manos.

Precisamente el hecho de cómo iba a responder Rosberg a una situación de presión extrema fue toda una gran sorpresa y un signo de la madurez que ha alcanzado esta temporada.

Y es que si algo caracterizó estos años al alemán ha sido su escasa fortaleza mental en determinados momentos clave. Una fragilidad que le llevó a cometer errores en momentos puntuales y a bloquearse y cometer errores a lo largo de su carrera, especialmente estos tres últimos años.

“Competir contra el piloto con más talento del paddock que además es tu compañero de equipo y ganarle el campeonato es algo que debe ser destacado”, dijo Wolff. “Nico es un hueso duro de roer. Hay algunos rasgos de carácter bastante notables que le ayudaron a conseguir el título ¡Es un muy digno campeón del mundo”, añadió.

Nico Rosberg, saltando feliz tras cruzar la meta en Abu Dhabi
Nico Rosberg, saltando feliz tras cruzar la meta en Abu Dhabi

GP de Abu Dhabi: Nico Rosberg se corona como campeón en una dramática carrera


Nico Rosberg ha visto, por fin, recompensada la brillante trayectoria de todo este año con el ansiado título de campeón del mundo en la última carrera de la temporada, disputada en Yas Marina y después de un final de auténtico infarto.

Ultimo pódium del año, con Hamilton como vencedor de la carrera y Rosberg campeón del mundo
El último pódium del año, con Rosberg como flamante campeón del mundo

Como era previsible, y a pesar del esperado triunfo de Lewis Hamilton, el alemán Nico Rosberg se ha proclamado campeón al finalizar segundo en un apretadísimo final, perseguido por Sebastian Vettel y Max Verstappen.

La carrera, como el resto del fin de semana, estuvo marcada por el esperado dominio de Lewis Hamilton. Evidentemente, el británico era quien más tenía que arriesgar ya que la base para lograr su hipotético cuarto campeonato pasaba únicamente por ganar y esperar una debacle de su compañero.

Precisamente por eso, Rosberg no arriesgó en absoluto y se limitó a seguir la estela de Hamilton, tanto en los libres como en los entrenamientos de calificación del sábado, donde se le vio más reservón que de costumbre.

Finalmente y tras unas agónicas cinco vueltas finales, agobiado por la presión de un desatado Vettel y del siempre correoso Verstappen, logró cruzar la línea de meta en segundo lugar, coronándose por fin como flamante campeón del mundo.

Un campeón que además hace historia al conseguir igualar en el Olimpo de la Fórmula 1 a su padre, Keke Rosberg, quien se hizo con el título en 1982, igualando así a Damon Hill, el único piloto hasta la fecha que había logrado emular a su progenitor.

Lewis Hamilton trató de ralentizar la carrera para perjudicar a Nico Rosberg
Lewis Hamilton trató de ralentizar la carrera para perjudicar a Nico Rosberg

En tercera posición, y a pesar de sus últimos esfuerzos, llegó el Ferrari de Sebastian Vettel, tras rebasar a escasas vueltas del final al holandés de Red Bull, que había protagonizado una vez más, la gran remontada del día.

En realidad, ambos protagonizaron sendos últimos stints memorables, aunque la estrategia de Ferrari, alargando hasta el extremo la última parada del alemán, hizo que sus compuestos llegasen en mejor estado, decantando la balanza del lado de los de Maranello.

Españoles en carrera

El fin de semana en general ha sido de muy distinto cariz para nuestros pilotos. El lado alegre, una vez más, ha venido protagonizado por Fernando Alonso.

En primer lugar, porque contra todo pronóstico, el asturiano se logró meter en la Q3, firmando una excelente novena plaza que le abrió unas perspectivas para la carrera que no estaban contempladas en un primer momento en el equipo.

Fernando Alonso, de nuevo en los puntos tras una meritoria carrera
Fernando Alonso, de nuevo en los puntos tras una meritoria carrera

En segundo lugar y, a pesar de que claramente era inferior en coche y motor, Alonso estuvo casi toda la carrera en la zona de puntos, batiéndose el cobre con los dos Force India y el Williams de Felipe Massa.

Aunque finalmente tuvo que entregar la cuchara, al menos salvó el honor de McLaren y cerró su participación en esta temporada con una 10ª plaza y un punto, que visto lo visto, l debe saberle bastante bien.

Fin de semana infernal para Carlos Sáinz

Por el contrario, el fin de semana fue ciertamente amargo para Carlos Sáinz, quien estuvo fuera de sitio durante todo el fin de semana. Además de una calificación espantosa, en penúltima posición sólo superado por Marcus Ericsson, al madrileño no le pudieron ir peor las cosas.

Claramente más lento y con menos ritmo que su compañero, inclusive peor que los Manor, la jornada acabó prematuramente para Sáinz cuando un error de bulto de Jolyon Palmer le dejó fuera de combate.

Fin de semana para olvidar para Carlos Sáinz y Toro Rosso
Fin de semana para olvidar para Carlos Sáinz y Toro Rosso

Ocurrió en la vuelta 42, cuando el británico intentó aprovechar que Sáinz era doblado para tratar de adelantarle. En ese momento, el piloto de Toro Rosso tuvo que frenar y Palmer, que venía lanzado, se lo llevó por delante, provocando un trompo del español.

Aunque Sáinz logró volver a pista, los daños provocados por el impacto dejaron sin potencia a su monoplaza, quien a duras penas pudo llegar a boxes para dar por finalizada su temporada.

Análisis de la carrera

Hamilton afrontó su carrera guardándose todos los ases, pero sobre todo escribiendo un maquiavélico guión que ni el más retorcido y perverso novelista habría imaginado.

Sabedor de su superioridad y dado que no esperaba un fallo en el Mercedes de Rosberg, Hamilton se dedicó a ralentizar su ritmo con el único fin de esperar que los dos grandes rivales de su compañero, Daniel Ricciardo y Max Verstappen, pudiesen aguarle la fiesta y se colasen por delante del alemán.

Instante en que Max Verstappen hace un trompo tras tocarse con Nico Hulkenberg
Instante en que Max Verstappen hace un trompo tras tocarse con Nico Hulkenberg

Aunque todos pensábamos que Hamilton iría a saco, con todo y a por todas, lo cierto es que nos acabó sorprendiendo. Entre otras cosas porque, quizás, el británico pensó que en la salida los Red Bull y quién sabe si también los Ferrari, que estaban saliendo francamente bien estas últimas carreras, pondrían en aprietos a Rosberg.

Sin embargo, eso no ocurrió así. De hecho, la salida de ambos Red Bull, los únicos que decidieron salir con los compuestos superblandos, no sólo fue decepcionante sino que incluso bastante accidentada.

Así pues, Ricciardo era superado claramente por Raikkönen, mientras que Verstappen se tocaba con Hulkenberg, trompeaba y quedaba a escasos centímetros del muro, perdiendo todas las posiciones.

Lewis Hamilton y Red Bull, doctores en estrategia

Esto motivó que Hamilton decidiese que no era momento para florituras ni alardes y, a pesar de que era claramente superior, decidió ralentizar la carrera ya que su compañero se había ido de rositas en la salida y, lo que es peor, sus a priori únicos rivales, habían quedado atrás.

Lewis Hamilton, liderando el GP de Abu Dhabi
Lewis Hamilton, liderando el GP de Abu Dhabi

Por eso, el británico, calculadora y cronómetro en mano, pensó que lo mejor para sus intereses era bajar el ritmo al máximo que pudiese con el fin de que Kimi Raikkönen, primero, y luego Max Verstappen, achuchasen a Rosberg.

Esta jugada tenía toda su lógica. Al poner a Rosberg bajo presión, podría llevarle a cometer algún error de pilotaje o a ser superado en pista por rivales que, de acuerdo a la tabla de tiempos, estaban yendo más rápidos que él en esos momentos

Y a punto estuvo de salirle maravillosamente bien la jugada porque, a pesar del error inicial de Verstappen y que Raikkönen no terminaba de llegar hasta Rosberg, la estrategia de Red Bul a punto estuvo de obrar el milagro.

A medida que el finlandés se hundió, una valiente estrategia de Red Bull con Ricciardo y sobre todo con Verstappen, que había venido remontando desde atrás. Primero hicieron entrar al australiano y dejaron en pista durante más de 20 vueltas al holandés, con la intención de aguantar todo lo que pudiese a Rosberg.

De esta forma, el nerviosismo empezó a apoderarse del box de Mercedes hasta el punto que, llegado un momento, su ingeniero le conminó a adelantar a Verstappen en pista al entrar en un instante “crítico” de la carrera.

Finalmente y , en una arriesgadísima maniobra, tras dos vueltas de acoso Rosberg se echó encima del holandés y le adelantó por el exterior, yéndose en pos de Hamilton.

Lewis Hamliton provocó un tapón importante con su estrategia
Lewis Hamliton provocó un tapón importante con su estrategia

 

A partir de ese momento, la carrera se ralentizó hasta el extremo de que por radio le preguntaron al británico si tenía algún problema debido a lo anormal del ritmo mostrado. Es más, Hamilton fue impelido por el propio Toto Wolff a aumentar su velocidad algo que desobedeció, llevando la carrera a un callejón sin salida.

De hecho, la actitud del británico para con sus jefes ha sido considerada por la cúpula de Mercedes como un acto de indisciplina muy grave y, sin duda, va a traer cola. No sólo porque estuvo en un tris de costarle el título a Rosberg sino que incluso puso en riesgo la propia victoria de Hamilton.

El viacrucis de Nico Rosberg

Las tablas de tiempos decían que tanto Verstappen, que había decidido ir a una sola parada y Sebastian Vettel, que había estirado su último stint prácticamente durante 30 vueltas, podrían dar caza a Rosberg, como así fue a falta de cinco vueltas para el final.

Desgraciadamente para los intereses de Hamilton, Verstappen, que llevaba ya un tute considerable en sus gomas, cedía ante el empuje de Sebastian Vettel cuando éste se fue en pos de su compatriota como alma que lleva el diablo y a falta de dos vueltas tiraba la toalla.

La última vuelta fue un auténtico via crucis para Rosberg, que tenía que sudar sangre para zafarse de la presión de Vettel y evitar dejarse rebasar por Verstappen puesto que, como le recordaron desde boxes, un podium le daba también el título.

Había que llegar como mínimo en tercer lugar y todo eso pasaba por no cometer errores. Y así fue. Verstappen apenas sí podía seguir la estela del Ferrari de Vettel, que ya no daba más de sí ante la mayor potencia en recta del Mercedes de Rosberg.

Finalmente, la bandera a cuadros cayó sobre los cuatro primeros, que llegaron en un puño en el final más apretado de toda la temporada y el júbilo se desató en el box de Mercedes y, más concretamente, en el de Rosberg.

Yas Marina fue testigo de una de las llegadas más apretadas de los últimos años
Yas Marina fue testigo de una de las llegadas más apretadas de los últimos años

Por último, decir que la frialdad fue la constante entre ambos compañeros. De hecho, he visto más calor en un saludo entre Pedro Sánchez y Mariano Rajoy que en el tímido abrazo que le brindó Hamilton a Rosberg en el parc fermé. De hecho, en la sala anterior al palco, ambos pilotos ni se miraron a la cara.

Habrá que ver si ahora que Rosberg, por fin, tiene un título en la buchaca va a dejarse mirar por encima del hombro por Hamilton como ha pasado estos últimos años…

Adiós a dos grandes: Se despiden Massa y Button

El GP de Abu Dhabi supuso el punto final a las carreras de Jenson Button y Felipe Massa, dos veteranos pilotos que, no por saber desde hace meses que se retirarían, hizo menos emotivo el hecho de sus marchas.

Sin embargo, ese último momento no fue igual para uno que para otro. El peor parado fue Jenson Button, que tuvo que bajarse del monoplaza mucho antes de tiempo.

Todos quisieron despedir a Felipe Massa y Jenson Button en sus despedidas
Todos quisieron despedir a Felipe Massa y Jenson Button en sus despedidas

Mejor suerte corrió Felipe Massa. Como único representante en pista de Williams tras el prematuro abandono de Valteri Bottas, con el que el brasileño mantuvo un bonito duelo fratricida en las primeras vueltas.

Massa hizo lo que pudo para mantenerse en la zona de puntos y así instalarse en una especie de tierra de nadie hasta casi el final, apretado como en la cabeza, y fnalizar noveno, embutido entre el Force India de “Checo” Pérez y el McLaren de Alonso.

Clasificación de carrera

Después de 55 apasionantes vueltas al siempre espectacular circuito de Yas Marina, así quedó la clasificación del GP de Abu Dhabi:

  1. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), en 1h 38′ 04”
  2. Nico Rosberg (Mercedes AMG), a 0,4”
  3. Sebastian Vettel (Ferrari), a 0,8”
  4. Max Verstappen (Red Bull TAG-Heuer), a 1,6”
  5. Daniel Ricciardo (Red Bull TAG-Heuer), a 5,3”
  6. Kimi Raikkönen (Ferrari), a 18,1”
  7. Nico Hulkenberg (Force India Mercedes), a 50,1”
  8. Sergio Pérez (Force India Mercedes), a 58,7”
  9. Felipe Massa (Williams Mercedes), a 59,4”
  10. Fernando Alonso (McLaren Honda), a 59,8”

Clasificación final del Mundial de Pilotos 

La clasificación final del Mundial de Pilotos corona a Nico Rosberg como nuevo y flamante campeón del mundo 2016, con un estrechísimo margen de cinco puntos sobre Lewis Hamilton.

Nico Rosberg, celebrando su título con unos "donuts" en línea de meta
Nico Rosberg, celebrando su título con unos “donuts” en línea de meta

El británico ha acabado pagando muy cara la rotura de Malasia, y por primera vez en la historia, un piloto que ha logrado ganar en 10 carreras en una misma temporada no ha resultado campeón.

Por detrás y con el tercer puesto decidido matemáticamente hace semanas en favor de un sorprendente Daniel Ricciardo. El australiano ha sido un auténtico ejemplo de regularidad e incluso en los dubitativos comienzos de temporada para su escudería, el australiano ha puntuado en 20 de las 21 carreras del año.

Por último, el duelo entre el emergente Verstappen y un Vettel cada vez más en entredicho, ha finalizado a favor del alemán, que ha acabado cuarto, a ocho puntos del joven piloto holandés.

La gran carrera de Vettel y este último podium del año ha servido como reivindicación personal y un golpe de mano ante Verstappen, que le había mojado la oreja estas últimas carreras y siempre con polémica de por medio.

La tabla definitiva de puntos del campeonato de pilotos ha acabado de la siguiente forma:

  1. Nico Rosberg (Mercedes AMG), 385 puntos
  2. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), 380 puntos
  3. Daniel Ricciardo (Red Bull TAG Heuer), 256 puntos
  4. Sebastian Vettel (Ferrari), 212 puntos
  5. Max Verstappen (Red Bull TAG Heuer), 204 puntos
  6. Kimi Raikkönen (Ferrari), 186 puntos
  7. Sergio Pérez (Force India Mercedes), 101 puntos
  8. Valtteri Bottas (Williams Mercedes), 85 puntos
  9. Nico Hulkenberg (Force India Mercedes), 72 puntos
  10. Fernando Alonso (McLaren Honda), 54 puntos
  11. Felipe Massa (Williams Mercedes), 53 puntos
  12. Carlos Sáinz (Toro Rosso Ferrari), 46 puntos
  13. Romain Grosjean (Haas Ferrari), 29 puntos
  14. Daniil Kvyat (Toro Rosso Ferrari), 25 puntos
  15. Jenson Button (McLaren Honda), 21 puntos
  16. Kevin Magnussen (Renault), 7 puntos
  17. Felipe Nasr (Sauber Ferrari), 2 puntos
  18. Jolyon Palmer (Renault), 1 punto
  19. Pascal Wehrlein (Manor Mercedes), 1 punto
  20. Stoffel Vandoorne (McLaren Honda), 1 punto
  21. Esteban Gutiérrez (Haas Ferrari), 0 puntos
  22. Marcus Ericsson (Sauber Ferrari), 0 puntos
  23. Esteban Ocon (Manor Mercedes), 0 puntos
  24. Rio Haryanto (Manor Mercedes) 0 puntos

Clasificación final del Mundial de Constructores

El campeonato de Constructores ha acabado con un nuevo doblete de Mercedes y la 19ª victoria sobre 21 carreras de alguno de sus dos pilotos.

Foto de familia de fin de temporada con todos los pilotos del paddock
Foto de familia de fin de temporada con todos los pilotos del paddock

Como no podía ser de otra forma, este dominio aplastante se ha traducido en un nuevo récord de puntuación (765 puntos), triturando su propio récord, establecido el pasado año con 703 puntos.

Por lo demás, no ha habido ninguna sorpresa más en la clasificación y no ha habido ningún cambio con respecto a semanas pasadas, incluyendo la irrupción in extremis de Sauber, merced a los dos puntos que obtuvo Nasr en el pasado GP de Brasil.

Además, y por primera vez en los últimos años, todas las escuderías han logrado puntuar al menos una vez en toda la temporada.

La clasificación final quedó, pues, de esta forma:

  1. Mercecdes AMG, 765 puntos
  2. Red Bull TAG Heuer, 468 puntos
  3. Ferrari, 398 puntos
  4. Force India Mercedes, 173  puntos
  5. Williams Mercedes, 138 puntos
  6. McLaren Honda, 76 puntos
  7. Toro Rosso Ferrari, 63  puntos
  8. Haas Ferrari, 29 puntos
  9. Renault, 8 puntos
  10. Sauber Ferrari, 2 puntos
  11. Manor Mercedes, 1 punto

 

Las combinaciones de Nico Rosberg para ser campeón en Abu Dhabi


Como en 2014, el próximo GP de Abu Dhabi vuelve a enfrentar a Nico Rosberg con Lewis Hamilton en una lucha fratricida, aunque con un signo radicalmente opuesto al de aquella ocasión.

Nico Rosberg y Lewis Hamilton se juegan el Mundial en Abu Dhabi
Nico Rosberg y Lewis Hamilton se juegan el Mundial en Abu Dhabi

En dicha carrera, Lewis Hamilton llegaba con 17 puntos de ventaja por encima de Rosberg y le valía con ganar o ser segundo, amén de un sinfin de combinaciones favorables.

Sin embargo, el hecho que aquel Gran Premio contase por primera -y última vez- con el sistema de doble puntuación, le daba algo de emoción a una lucha ciertamente desigual.

Finalmente, la pelea por el título no fue tal y Hamilton no dio opciónHamilton no dio opción. No sólo porque ganó con autoridad aquella carrera sino porque que coincidió, además, con un calvario mecánico en el coche de su compañero, que acabó incluso fuera de los puntos.

Sin embargo, en esta ocasión las cosas se presentan de forma muy diferente. Rosberg lidera la clasificación, con 13 puntos sobre Hamilton y, lo que es mejor para él, con una amplia combinación de resultados que le darían el título al alemán.

Posibilidades de Nico Rosberg para ser campeón

El actual líder del Mundial tiene todos los ases en su mano para hacerse con el título este domingo en Yas Marina.

Así pues, Rosberg será campeón en cualquiera de estas circunstancias:

  • Sube al podio en Abu Dhabi (con independencia del puesto de Hamilton)
  • Es sexto o superior, siempre que Hamilton no gane
  • Termina octavo o superior, siempre que Hamilton sea tercero
  • Hamilton es cuarto o inferior, en cuyo caso no sería necesario que acabase la carrera.

Posibilidades de Lewis Hamilton para ser campeón

Evidentemente, y visto lo visto, parece claro que sólo un milagro en forma de indeseada avería (como le ocurrió al propio Hamilton en Malasia) o a causa de algún accidente, podría darle el título al británico.

De esta forma, las únicas posibilidades de Hamilton para llevarse su ansiado cuarto Mundial únicamente pasan por:

  • Gana la carrera y Rosberg es cuarto o inferior
  • Acaba segundo y Rosberg acaba séptimo o inferior
  • Acaba tercero y Rosberg acaba fuera de los ocho primeros

A favor de Hamilton está el hecho que es, después de Sebastian Vettel, el piloto que más veces ha ganado desde que este Gran Premio empezó a disputarse allá por el año 2009. En concreto, el piloto británico cuenta en su haber con dos triunfos (2011 y 2014) y dos poles (2009 y 2012)

Por su parte, Rosberg se hizo con la pole en 2014 y 2015 pero, tras un fiasco monumental en en el primer caso, el segundo año le sirvió para ganar en Yas Marina de forma aplastante.

Sin embargo, si algo nos dice la experiencia, especialmente en la Fórmula 1, es que todo es posible hasta que no se cruza por debajo de la bandera a cuadros.

La historia del Gran Circo nos demuestra que a veces este tipo de milagros existen.

Recientemente, de hecho, se pudo ver sin ir más lejos en este mismo escenario en 2010, cuando un jovencísimo Vettel ganó su primer campeonato contra todo pronóstico. Un error táctico de dejaba compuesto y sin título a Fernando Alonso y a Mark Webber, en favor del tercero en discordia y para el que menos probabilidades contaba para llevarse el título.