GP de Alemania: Duro varapalo de Lewis Hamilton a Rosberg en su propia casa


El GP de Alemania nos ha dejado una nueva victoria de Lewis Hamilton que puede suponer un antes y un después en el devenir del campeonato. No sólo porque ha abierto una brecha aún mayor de puntos con respecto a Nico Rosberg sino por el golpe moral que sobre éste ha supuesto este triunfo.

Lewis Hamilton, presidiendo el podium de Hockenheim
Lewis Hamilton, presidiendo el podium de Hockenheim

El piloto alemán ha sido triturado en su propia casa, desplazado hasta la cuarta posición, sancionado y su pole del sábado, obtenida de forma brillante, absolutamente desaprovechada e inútil.

Y como dice el refrán, “a río revuelto, ganancia de pescadores”, los Red Bull fueron los que mejor aprovecharon el lío en la pista entre los dos Mercedes y se colaron en las dos posiciones del pódium, acompañando al británico.

Daniel Ricciardo, que hizo un auténtico carrerón, después de una salida absolutamente espectacular, logró encabezar el doblete de la escudería austríaca, acompañado de un Max Verstappen estelar, que una vez más volvió a dar la talla.

Por último, no quería dejarme en el tintero el cada vez más evidente malestar de Sebastian Vettel con Ferrari. Tras un fin de semana quejándose de los escasos progresos del SF16-H en estas últimas carreras, el alemán se permitió el lujo de desoír  las órdenes del equipo, conminándole a entrar en boxes a realizar su segundo pitstop.

Vettel, visiblemente contrariado, se negó hasta por dos veces a llevar su monoplaza al box de Ferrari porque, según él (y visto lo visto, con bastante razón) los neumáticos superblandos aún daban suficiente juego y no era el momento, a juicio del alemán, para realizar su sustitución.

Finalmente, el tetracampeón logró su propósito y entró varias vueltas más tarde a realizar su cambio de ruedas y afrontó el último stint en situación ventajosa, llegando incluso a amenazar, aunque tímidamente, la posición de Rosberg, teniendo que conformarse finalmente con la quinta plaza.

Día para olvidar para los españoles

Aunque las cosas no pintaban nada bien para Carlos Sáinz, que partía desde la 15ª posición, tras sufrir una penalización de tres puestos, por considerar que estorbó a Felipe Massa en la Q1, Fernando Alonso partía con muchas opciones de puntuar.

Sigue leyendo “GP de Alemania: Duro varapalo de Lewis Hamilton a Rosberg en su propia casa”

GP de Hungría: Hamilton asalta el Mundial tras una nueva victoria


Por si había alguna duda al respecto, el GP de Hungría nos dejó una muestra más del liderazgo incuestionable y el talento de Lewis Hamilton, no sólo sobre Nico Rosberg, al que volvió a batir por enésima vez en carrera, sino sobre el equipo, demostrando que él sigue estando a años-luz de su compañero en todos los aspectos.

Podium del GP de Hungría, de nuevo con Hamilton en lo más alto
Podium del GP de Hungría, de nuevo con Hamilton en lo más alto

Tras una fulgurante salida, y a pesar del empuje de los dos Red Bull, la única alternativa real hoy por hoy al poderío de Mercedes, Lewis Hamilton se hizo con el liderato de la prueba y, tras jugar a su antojo con sus rivales, aflojando y empujando cuando le apeteció, se llevó una nueva victoria, la quinta en las seis últimas carreras y la tercera consecutiva.

En segundo lugar acabó un cariacontecido Nico Rosberg, al que una vez más se le se han vuelto a ver todas sus carencias. Excepcional a una vuelta, en carrera baja bastantes enteros su rendimiento y hoy no ha sido una excepción. Finalmente, y aunque le costó, tuvo un Gran Premio bastante plácido una vez que vio que dar alcance a su compañero se convirtió en misión casi imposible.

El tercer lugar del cajón estuvo reservado a un sorprendente Daniel Ricciardo. El australiano estuvo muy activo todo el fin de semana y se reveló como un perfecto outsider, con mucho ritmo y la pizca de agresividad necesaria.

El piloto de Red Bull luchó lo indecible para dar caza a Rosberg pero finalmente tuvo que entregar la cuchara ante el poderío mecánico de Mercedes y al peor estado de sus compuestos en el tercio final de carrera. De hecho, Ricciardo acabó “pidiendo la hora”, ante el empuje de Sebastian Vettel, que finalizó detrás suyo pisándole los talones.

Daniel Ricciardo acabó tercero, con Vettel pisándole los talones
Daniel Ricciardo acabó tercero, con Vettel pisándole los talones

Este podium es de vital importancia para el piloto de Perth, ya que la presencia cada vez más amenazadora del talento emergente de su joven compañero Max Verstappen empezaba a resultar peligrosa para su liderato en Red Bull.

Precisamente Verstappen fue el gran protagonista del día, al mantener con Kimi Raikkönen  uno de los duelos más espectaculares de la jornada, en su lucha por la quinta plaza.

Este duelo, sin embargo, no estuvo exento de polémica. El holandés de Red Bull fue acusado por el piloto de Ferrari de hacer hasta tres cambios de dirección no autorizados en el momento de intentar el adelantamiento.

Esta conducta, considerada como punible por el reglamento no fue considerada como tal por los comisarios a pesar de las quejas de los de Maranello y Verstappen logró resistir el asedio y cruzar la meta a menos de medio de segundo por delante del finlandés.

Los españoles, en los puntos

No fue mal día para los españoles, que tras varias carreras con problemas de todo tipo, lograron meter sus respectivos monoplazas en los puntos. En concreto, Fernando Alonso finalizó séptimo, justo delante de Carlos Sáinz, que acabó en octavo lugar.

Fernando Alonso volvió a puntuar, delante de Carlos Sáinz
Fernando Alonso volvió a puntuar, delante de Carlos Sáinz

El madrileño hoy volvió a brillar muy por encima de su compañero Kvyat, y tras una carrera muy inteligente, confirmó su más que espectacular sexta plaza en la calificación del sábado, a pesar de ser un trazado poco propicio para los Toro Rosso.

Sigue leyendo “GP de Hungría: Hamilton asalta el Mundial tras una nueva victoria”

GP de Gran Bretaña: Y Hamilton cogió su martillo


El GP de Gran Bretaña ha sido una de las pruebas más divertidas y entretenidas de lo que lleva la temporada. Ha tenido de todo, lluvia, emoción, diversidad de estrategias, salidas de pista y adelantamientos a raudales pero el denominador común ha sido el mismo.

GP_GranBretana_podium
Nueva victoria de Lewis Hamilton en Silverstone

Y entre todo ese maravilloso caos surgió la figura imperial de Lewis Hamilton, que volvió a brillar con luz propia por encima de todos sus rivales, con una pasmosa superioridad que le llevó a obtener la tercera “grand chelem” de su carrera. Esto es, la consecución en un mismo fin de semana de la pole position, la vuelta rápida y liderar la carrera de forma ininterrumpida durante todas las vueltas.

Pero si dejamos aparte la cabeza de carrera, ciertamente inalcanzable y en un plano de superioridad absoluto, lo cierto es que el resto de las plazas, tanto las que daban acceso a los puntos como las que no, estuvieron francamente disputadas.

De hecho, la emoción por la segunda plaza duró hasta el final, hasta el punto que el piloto que los jueces tras la carrera desposeyeron a Nico Rosberg de su segunda plaza, al sancionarle con 10 segundos de penalización por uso indebido de la radio con su equipo.

El principal beneficiario de la sanción fue el holandés de Red Bull, Max Verstappen, que había finalizado tercero aunque a menos de cinco segundos del alemán.

Afortunadamente para Rosberg, la distancia que llevaba con respecto al cuarto clasificado hoy, Kimi Raikkönen, era lo suficientemente amplia para que, aun aplicándosele esa sanción de 10 segundos, el compañero de Hamilton pudiese conservar al menos el tercer lugar en el cajón.

En concreto, el objeto de la sanción se produjo cuando, a falta de cinco vueltas para el final, Rosberg reportó por radio un problema de cierta enjundia en la caja de cambios de su monoplaza.

Al parecer no entraba la séptima velocidad de su Mercedes y Max Verstappen, que había vendido carísima su posición precisamente ante Rosberg, se le estaba echando encima poniendo en riesgo la segunda plaza que tanto esfuerzo le había costado conseguir.

Espectacular carrerón de Max Verstappen
Espectacular carrerón de Max Verstappen

En ese momento, y dado que el alemán no tenía demasiada idea sobre qué hacer, desde el box de Mercedes se optó por ofrecer ayuda técnica para tratar de solventar la incidencia, algo estrictamente prohibido por el Reglamento.

Como la comunicaciones por radio son públicas, inmediatamente el Director de Carrera Charlie Whiting, seguramente alertado por otros equipos, entre ellos Red Bull, procedió a abrir una investigación con los comisarios, que se cerró horas después con la decisión ya conocida de sancionar al alemán.

Mal día para los españoles

Por su parte, el día fue francamente gris para nuestros pilotos ya que sólo Carlos Sáinz logró puntuar, gracias a un discreto octavo puesto, mientra que Fernando Alonso volvió a quedarse fuera de los puntos, al acabar en 13º lugar.

Lo peor de todo es que ambos pilotos tuvieron en sus manos la posibilida de acabar con mejores puestos. De hecho, Sáinz estaba sexto y peleando con Raikkönen y Pérez por la quinta plaza cuando dos trompos prácticamente idénticos en la curva 1 (en las vuelta 19 y 27r) le dejaron sin opciones de llegar a mayores.

Carlos Sáinz volvió a puntuar a pesar de dos trompos
Carlos Sáinz volvió a puntuar a pesar de dos trompos

Y algo parecido le ocurrió a Fernando Alonso. El asturiano peleaba a brazo partido con Hulkenberg y Massa por la 10ª posición cuando un error de pilotaje le llevó a la puzzolana de la curva 1 en la vuelta 24, relegándole al furgón de cola del pelotón.

Afortunadamente para el español, y a pesar de lo espectacular del derrapaje del español, su McLaren no llegó a colisionar por bien poco contra las protecciones. Además, Alonso fue lo suficientemente hábil como para desbloquear su coche, encallado a priori en la grava de la escapatoria, para retornarlo a pista si bien perdiendo un tiempo precioso para sus aspiraciones para puntuar.

Esa curva 1, la parte sin duda más mojada del circuito, se cobró numerosas “víctimas” en forma de trompos y salidas de pista. De hecho, ni siquiera Lewis Hamilton se pudo salvar de excursionar por la escapatoria paralela de asfalto de la zona y otros, como Sebastian Vettel -que vivió uno de los peores días que le recuerdo- repitieron sustos en al menos tres ocasiones.

Una carrera marcada por el caos y la lluvia

Sin embargo, antes que eso, la carrera fue maravillosamente caótica. Comenzó bajo un aguacero imponente, que obligó a controlar la salida por medio del Safety Car durante seis larguísimas e interminables vueltas.

GP_GranBretana_Safetycar
La salida fue neutralizada por el Safety Car a causa de la lluvia

Durante un buen rato en el que hubo bastantes escaramuzas, Lewis Hamilton aprovechó para poner tierra de por medio y decirle al resto que esta victoria en casa iba a ser suya y sólo suya. Y para que, de nuevo, pudiésemos ver en acción a un piloto como Max Verstappen, que a sus tiernos 18 años, volvió a dar muestras de una rapidez, un ritmo y una soledad, así como un aplomo y un valor impropios para un piloto de su edad.

La clave y quizás el punto de inflexión estuvo en la vuelta 16. El momento en el que Sebastian Vettel, en un alarde de imaginación y por qué no decirlo, de “testiculina” por parte de Ferrari, optaron por montar los compuestos de seco aun cuando la pista estaba bastante mojada y todos estaban con neumáticos de lluvia intermedia.

La apuesta de Vettel desgraciadamente llegó demasiado pronto ya que, apenas tres vueltas más tarde y cuando estaba marcando la vuelta rápida, se salió de pista en la famosa curva 1, dado que la pista no estaba suficientemente preparada para unos compuestos lisos.

Sin embargo, el resto de pilotos copiaron un poco más tarde su estrategia y se desataron las hostilidades entre todos ellos y para casi todos los puestos.

Fernando Alonso, fuera de los puntos
Fernando Alonso, fuera de los puntos

Incluso en el propio pitstop, más poblado que nunca, se pudieron ver maniobras incluso peligrosas, como una salida de Carlos Sáinz en la que el madrileño se jugó el bigote, así como otra de Jolyon Palmer, que le costó de hecho una sanción de 10 segundos por unsafe release.

Salvo los dos Manor, que abandonaron por sendas salidas de pista,  Jolyon Palmer, Marcus Ericsson y Romain Grosjean, todos por problemas mecánicos, hubo guerra durante las vueltas restantes entre todos los pilotos y a todos los niveles.

De todos los duelos, sin duda, el más emocionante fue el que sostuvieron Nico Rosberg y Max Verstappen por los puestos del pódium.

El holandés, del que no me cansaré de decir que hizo una carrera sensacional, no sólo puso contra las cuerdas a un rival con un coche, en teoría, más rápido como es el Mercedes de Rosberg. Es que le mantuvo a raya durante casi seis vueltas, en los que por más que lo intentó, el alemán fue incapaz de rebasar a un rocoso Verstappen hasta que, con los compuestos exhaustos, entregó la cuchara en la vuelta 38

Asimismo, por detrás, hubo otra pelea interesante que fue la que sostuvieron Sergio Pérez y Kimi Raikkönen. El piloto mexicano, que protagonizó la remontada del día, rodaba en la quinta posición pero Raikkönen, quizá espoleado por el fiasco de su compañero y por la noticia de su reciente renovación por Ferrari, apretó los dientes y se fue a por él.

GP_GranBretana_Sergio_Perez
Sergio Pérez, otra vez el mejor en Force India

Finalmente y tras varias vueltas de duro esfuerzo, el finlandés lograba rebasar al piloto mexicano a falta de nueve giros para el desenlace, salvando el honor de Ferrari en una jornada ciertamente gris para los de Maranello.

Max Verstappen y Sebastian Vettel, la cara y la cruz

Además de Lewis Hamilton, que estuvo a un nivel cieramente superlativo, casi fuera de concurso, lo cierto es que puestos a destacar a un protagonista positivo en la carrera, ése es Max Verstappen.

Se acaban los calificativos para definir el pilotaje de este chico holandés, hijo de piloto y del que muchos dudábamos de su preparación, especialmente para asumir un papel relevante en el paddock, en una escudería como Red Bull.

Lo de hoy, al igual que lo que pudimos ver la semana pasada en Spielberg, ha sido una nueva exhibición de un piloto que, con un poco de suerte, veremos ganando Mundiales y a no tardar mucho.

Verstappen lo tiene todo. Clase, valentía, es rápido y además, está siendo muy bien aconsejado por sus mentores en la escudería austríaca y ese punto casi suicida del que hizo gala el pasado año en Toro Rosso está siendo sustituido por un aplomo, que como dije antes, no se compadece en absoluto con su edad.

GP_GranBretana_verstappen-rosberg
Espectacular el duelo mantenido entre Max Verstappen y Nico Rosberg

Además, ese presunto rol de segundo espada en Red Bull parece que en apenas cuatro carreras se le está quedando pequeño y ya se le ha subido definitivamente a las barbas de su teórico jefe de filas, Daniel Ricciardo, al que ha vuelto a batir de nuevo en pista y en calificación.

Por contra, la gran decepción del día ha venido de parte de Sebastian Vettel, en particular, y en general de Ferrari. Se esperaba mucho más de La Scuderia, que llegaba a Silverstone con presuntas mejoras y con la intención de disputarle la carrera a Mercedes.

Sin embargo, tanto el equipo, a pesar de su arriesgada estrategia, como Vettel, naufragaron bajo el agua del trazado británico, especialmente en una carrera que se presentaba muy del agrado del tetracampeón.

Y es que las desgracias nunca vienen solas. A pesar de una buena calificación el sábado, en la que calificó sexto, tuvo que salir en 11º lugar debido a una sanción por cambiar la caja de cambios de su Ferrari.

La salida neutralizada tampoco ayudo mucho a sus planes ya que, cuando la prueba se lanzó, y a pesar de meterse en la zona “caliente”, no se le vio con excesivo ritmo, al menos no el suficiente como para dar caza a los de cabeza.

GP_GranBretana_Vettel
Día ciertamente para olvidar de Sebastian Vettel

Aun así, la presunta “genialidad táctica” de Ferrari, sacando a pista al alemán con slicks, a pesar de que la pista aún estaba húmeda pudo haber dado la vuelta a la carrera. Pero la salida de pista le descolocó y, desde ese momento, vimos muy poco del grandísimo piloto que es. Más bien todo lo contrario, estuvo excesivamente fallón, cometiendo varios errores de pilotaje que le lastraron.

Como mal menor, hay que reconocerle que el último tercio de carrera fue bastante aceptable, y al menos cumplió con el objetivo de puntuar. Ahora bien, estoy convencido que su novena plaza final, lograda en las últimas vueltas tras adelantar a Felipe Massa y Daniil Kvyat, le sabrán a muy poco al campeonísimo germano, sin ninguna duda.

¿Qué le pasa a Williams?

Por último, no quería dejar pasar la oportunidad de comentar la pésima carrera de unos desdibujadísimos Williams, que hoy han quedado fuera de los puntos y, lo que es peor, han mostrado un nivel francamente bajo y muy preocupante.

Valtteri Bottas ha estado irreconocible, con varios errores y  un ritmo bajísimo que le mantuvo casi toda la carrera muy lejos de la zona de puntos. Por su parte Felipe Massa, fue de más a menos y, de pelear por un buen puñado de puntos.

Williams, de mal en peor, hoy fuera de los puntos
Williams, de mal en peor, hoy fuera de los puntos

Nadie sabe qué le ha podido pasar a la escudería de Sir Frank, pero su rendimiento está siendo bastante preocupante, en términos de rendimiento.

Sorprende que en dos circuitos como son el Red Bull Ring y el de Silverstone, que se acomodan como un guante a la mecánica de Williams, se ha podido ver una peligrosa involución, lo que hace prever que el parón de agosto los ingenieros y mecánicos en Grove tendrán mucho trabajo que hacer.

Clasificación de carrera y del Mundial

Las 52 vueltas del GP de Gran Bretaña nos dejaron la siguiente clasificación final:

  1. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), en 1h 34′ 55”
  2. Max Verstappen (Red Bull TAG-Heuer), a 8,2”
  3. Nico Rosberg (Mercedes AMG), a 16,9”
  4. Daniel Ricciardo (Red Bull TAG-Heuer), a 26.2”
  5. Kimi Raikkönen (Ferrari), a 1’09”
  6. Sergio Pérez (Force India Mercedes), a 1’16”
  7. Nico Hulkenberg (Force India Mercedes), a 1’17”
  8. Carlos Sáinz (Toro Rosso Ferrari), a 1’25”
  9. Sebastian Vettel (Ferrari), a 1’31”
  10. Daniil Kvat (Toro Rosso Ferrari), a 1’32”
Lewis Hamilton, festejando con su equipo su victoria hoy en Silverstone
Lewis Hamilton, festejando con su equipo su victoria hoy en Silverstone

Esta nueva victoria de Hamilton, unido a la pérdida de un puesto para Rosberg, ha apretado al máximo la clasificación del Mundial de Pilotos. Aunque sigue comandada por el alemán, apenas un punto separa a ambos pilotos en la tabla.

Sorprende ver cómo Rosberg ha dilapidado una ventaja sustanciosa, que llegó a ser de casi 40 puntos tras las primeras carreras y ahora ha dejado todos los triunfos en la mano de Hamilton, que camina con paso cada vez más firme a por su cuarto título Mundial y el tercero consecutivo con Mercedes.

Más atrás, Kimi Raikkönen se despega de su compañero Sebastian Vettel que, tras su mala carrera hoy, ha sido superado también por Daniel Ricciardo. El australiano, en plan “hormiguita” ha vuelto a atrapar un buen puñado de puntos y, a la chita callando ya es cuarto.

Lo peor para Vettel es que ya tiene pegado a su rueda a Max Verstappen, que se sitúa en sexto lugar y a tan solo ocho puntos del tetracampeón.

  1. Nico Rosberg (Mercedes AMG), 168 puntos
  2. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), 167 puntos
  3. Kimi Raikkönen (Ferrari), 106 puntos
  4. Daniel Ricciardo (Red Bull TAG-Heuer), 100 puntos
  5. Sebastian Vettel (Ferrari), 98 puntos
Pascal Wehrlein tuvo que abandonar a causa de una salida de pista
Pascal Wehrlein tuvo que abandonar a causa de una salida de pista

En lo referente al Mundial de Constructores, nada nuevo bajo el sol. Más “madera” para Mercedes, que tiene a tiro su cuarto entorchado consecutivo. En lo que hay algo más de emoción es en la lucha por ver quién es el mejor de entre los “mortales”.

Los últimos buenos resultados de Red Bull, unido al perfil bajo de Ferrari estas últimas carreras, han acercado bastante a la escudería de las bebidas energéticas hasta el segundo lugar, que sigue ocupado por los de Maranello, aunque sólo a seis puntos.

  1. Mercedes AMG, 335 puntos
  2. Ferrari, 204 puntos
  3. Red Bull TAG-Heuer, 198 puntos
  4. Williams Mercedes, 92 puntos
  5. Force India Mercedes, 73 puntos

Por último, la próxima cita será en dos semanas, en el circuito húngaro de Hungaroring, el “Mónaco del Este” como es conocido. En ese momento, la Fórmula 1 se irá de vacaciones hasta finales de agosto.

GP de Austria: Agónica victoria de Hamilton al límite del reglamento


Lewis Hamilton ha logrado una agónica victoria, lograda a sangre y fuego en una polémica maniobra con su compañero Nico Rosberg en la que el alemán salió mal parado.

Hamilton, flanqueado por Verstappen y Raikkönen en el pódium del GP de Austria
Hamilton, flanqueado por Verstappen y Raikkönen en el pódium del GP de Austria

La carrera estuvo marcada por dos incidentes muy relevantes. Uno de ellos, ocasionado en la vuelta 27 cuando el neumático trasero derecho del Ferrari de Sebastian Vettel explotó en plena recta de meta y a casi 300 kms/h, llevando al monoplaza del alemán contra el muro. Afortunadamente para el tetracampeón, y a pesar del susto, el accidente tan solo se saldó con daños en el monoplaza aunque con un nuevo abandono.

El motivo del reventón no fue otro que el agotamiento de sus neumáticos superblandos, que llevaban encima casi 30 vueltas, algo muy alejado del comportamiento normal de este tipo de compuestos.

De hecho, unas imágenes de apenas un par de vueltas antes del accidente revelaban cómo el neumático trasero derecho estaba empezando a deshilacharse. Una verdadera lástima para Vettel puesto que el accidente ocurrió cuando lideraba la carrera y, encima, los tiempos marcados por el alemán hasta el momento del reventón no parecían presagiar tan desagradable desenlace.

El segundo hecho relevante  se produjo en la última vuelta y con el liderato en juego, Lewis Hamilton lograba por fina adelantar a su compañero, tras varias vueltas de infarto y con el británico absolutamente desatado en pos de una victoria que un error en su último pitstop parecía habérsele escapado.

Sin embargo, Rosberg quiso vender cara su derrota. Tanto que en el vértice de la segunda curva aguantó la frenada sobre su compañero, que ya le había ganado la posición por el exterior. El problema es que el germano apuró tanto la frenada que no pudo evitar impactar contra el coche de Hamilton y le sacó fuera de la pista.

Aun así, el británico logró aguantar el envite y al volver a pista volvió a ser embestido por el monoplaza de Rosberg con funestas consecuencias para éste, ya que el morro de su Mercedes quedó destrozado, empotrado bajo el morro.

El puñetazo encima de la mesa que dio Toto Wolff entonces fue de tal calibre que se debió oír en todo el Red Bull Ring. Un enfado monumenal que hace presagiar una semana bastante “intensa” en el seno del equipo. De nuevo, un duelo fratricida ha privado a la escudería germana de un doblete que estaba ya en el bolsillo, aunque afortunadamente con consecuencias menos graves que lo ocurrido en el pasado GP de España, que se saldó con el abandono de Rosberg.

Lewis Hamilton y Nico Rosberg en plena guerra civil
Lewis Hamilton y Nico Rosberg en plena guerra civil

Afortunadamente para el alemán, aquello no acabó tan mal como se esperaba ya que, aunque sin alerón delantero y sin apenas carga aerodinámica, pudo cruzar la línea de meta. Eso sí, en cuarta posición, rebasado in extremis por Max Verstappen y Kimi Raikkönen, en la que supone una nueva vuelta de tuerca a un cada vez más emocionante Mundial de Pilotos.

Además, y por si fuese poco, Rosberg fue sancionado con 10 segundos por su maniobra. Afortunadamente, como acabó a 14 segundos de Daniel Ricciardo se salvó de perder también la cuarta plaza. Sin embargo, de lo que tampoco se salvó el alemán fue de recibir una dura reprimenda por parte de Charlie Whiting por negarse a parar su maltrecho Mercedes, poniendo en riesgo la seguridad de otros pilotos.

Precisamente, y como digo, los máximos beneficiarios de este incidente fueron el holandés de Red Bull, que sigue asombrando al mundo y el Ferrari del finlandés, que salva la cara de Ferrari en una can. Ambos fueron los acompañantes de Hamilton en el cajón en la que ha sido la 46ª victoria en el palmarés del tricampeón británico.

Por lo demás, la carrera estuvo muy entretenida y con bastante emoción prácticamente desde el pistoletazo de salida y para prácticamente todos los puestos, dentro y fuera de los puntos. De hecho, no ha habido tregua en ningún momento, hasta el punto que hubo momentos en que entre el séptimo clasificado y el duodécimo apenas había un segundo de diferencia.

Renace McLaren y Sáinz y Wehrlein brillan con luz propia

Por último, hay que reseñar varios hechos muy significativos. El primero, el importante paso adelante experimentado por McLaren y Honda en este Gran Premio. Algo que se empezó a atisbar en los entrenamientos de calificación del sábado con Jenson Button partiendo desde la tercera posición (la mejor de estos últimos tres años para los de Woking) y que se ha confirmado con la sexta posición del británico.

Nueva remontada de Carlos Sáinz, que volvió a puntuar tras salir 15º
Nueva remontada de Carlos Sáinz, que volvió a puntuar tras salir 15º

Una progresión que, desgraciadamente, no se ha visto reflejada en Fernando Alonso, quien hoy de nuevo ha tenido que abandonar por un problema en las baterías de la unidad de potencia de su monoplaza, cuando peleaba por entrar en los puntos.

El segundo, la nueva e interesante gran remontada de Carlos Sáinz que, al igual que ocurrió en Canadá logró meterse en los puntos a pesar de salir desde la 15ª posición y tras superar dos roturas de motor consecutivas sufridas el sábado. El madrileño ha vuelto a estar muy por encima de su montura y, a base de tesón y mucho valor, logró finalizar octavo.

El tercero y no menos importante, el histórico punto logrado para Manor por Pascal Wehrlein. Un punto que, en el caso del modesto equipo británico, tiene un incalculable valor en lo que ha sido sin duda una hazaña inesperada, equiparable a aquel inolvidable noveno puesto del recordado Jules Bianchi en el GP de Mónaco de 2014 para Marussia.

El jovencísimo piloto alemán -el campeón más joven de la historia del DTM alemán y la más firme promesa de Mercedes-  culminó así un gran fin de semana iniciado el sábado con la clasificación para la Q2 y rematada con este punto, que supone el “sorpasso” (ahora tan de moda) con respecto a Sauber y su aproximación a Renault, sus dos grandes rivales para el Mundial de Constructores.

Histórica 10ª plaza de Pascal Wehrlein y su Manor en Spielberg
Histórica 10ª plaza de Pascal Wehrlein y su Manor en Spielberg

Clasificación de carrera y del Mundial

El GP de Austria nos ha dejado 71 emocionantes vueltas y la siguiente clasificación final:

  1.  Lewis Hamilton (Mercedes AMG), en 1h 27’38”
  2. Max Verstappen (Red Bull TAG-Heuer), a 5,7”
  3. Kimi Raikkönen (Ferrari), a 6,1”
  4. Nico Rosberg (Mercedes AMG), a 26,7” (se incluye la sanción de 10”)
  5. Daniel Ricciardo (Red Bull TAG-Heuer), a 30,9”
  6. Jenson Button (McLaren-Honda), a 37,7”
  7. Romain Grosjean (Haas Ferrari), a 44,6”
  8. Carlos Sáinz (Toro Rosso Ferrari), a 47,4”
  9. Valtteri Bottas (Williams Mercedes), a 1 vuelta
  10. Pascal Wehrlein (Manor Mercedes), a 1 vuelta
Lewis Hamilton, celebrando una más que trabajada victoria
Lewis Hamilton, celebrando una más que trabajada victoria

En lo relativo al Mundial de Pilotos, no hay cambios reseñables aunque de nuevo, la distancia entre el actual líder, Nico Rosberg, y su compañero Lewis Hamilton se vuelve a estrechar hasta los 11 puntos y se hace casi sideral con respecto a Sebastian Vettel.

La diferencia entre los dos pilotos de Mercedes y el piloto de Ferrari es ya de casi 60 puntos con respecto a Rosberg y de 46 sobre Hamilton, por lo que todo apunta a que, por cuarto año consecutivo la lucha por el título será cosa de dos.

Por contra, el abandono de hoy de Vettel, unido a la tercera plaza de Raikkönen, ha llevado hasta un empate a 96 puntos a los dos pilotos de Ferrari. Por su parte, Daniel Ricciardo se mantiene en quinto lugar, pero su diferencia con respecto a estos cae ahora hasta los ocho puntos.

  1. Nico Rosberg (Mercedes AMG), 153 puntos
  2. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), 142 puntos
  3. Sebastian Vettel (Ferrari), 96 puntos
  4. Kimi Raikkönen (Ferrari), 96 puntos
  5. Daniel Ricciardo (Red Bull TAG-Heuer), 88 puntos.

En lo que respecta al Mundial de Constructores, nada nuevo bajo el sol. Continúa el férreo dominio de Mercedes. A pesar del pequeño traspiés final de Rosberg, la escudería germana le saca más de 100 puntos ya a Ferrari, que se aferra al segundo lugar con uñas y dientes.

En tercer lugar se consolida Red Bull, especialmente tras la nueva exhibición de Verstappen, que acerca un poco más a los austríacos a Ferrari en el que parece que será el duelo a tener en cuenta en el campeonato.

Por detrás, se deshinchan Williams y Force India, sobre todo debido a los abandonos de Felipe Massa por los de Grove y de sus dos pilotos, Nico Hulkenberg y Sergio Pérez, por los de Silverstone.

  1. Mercedes AMG, 295 puntos
  2. Ferrari, 192 puntos
  3. Red Bull TAG-Heuer,  168 puntos
  4. Williams Mercedes, 92 puntos
  5. Force India, 59 puntos

La próxima cita, en apenas una semana en el histórico circuito de Silverstone, donde se disputará el GP de Gran Bretaña.

 

GP de Canadá: Nueva victoria de Lewis Hamilton gracias a la estrategia


Lewis Hamilton se ha empeñado en que un Mundial, que parecía encauzado para Nico Rosberg tras su fulgurante comienzo de temporada, lejos de parecer decidido vaya a cambiar de manos más pronto que tarde.

Canadá, una nueva muesca en el revólver de Hamilton esta temporada
Canadá, una nueva muesca en el revólver de Hamilton esta temporada

Tras la exhibición de Mónaco, el actual campeon del mundo ha dado una nueva lección de pilotaje llevando los compuestos hasta el límite y, en una casi suicida estrategia de una sola parada, se ha llevado el GP de Canadá.

Ni siquiera el arrojo en la salida ni el excelente ritmo en carrera de Sebastian Vettel le ha permitido desbancar a un cada vez más sólido Hamilton y el campeonísimo alemán ha tenido que conformarse con la segunda plaza en el cajón.

Un cajón que también ha tenido un sorprendente ocupante en la figura de un renacido Valtteri Bottas. El finlandés, que ha seguido una estrategia valiente de ir a una sola parada como Lewis Hamilton, supo nadar y guardar la ropa y, casi sin querer, se encontró con esu privilegiada posición, ante un nuevo descalabro estratégico de Red Bull y una dcepcionante actuación de Nico Rosberg.

El actual líder del Mundial no vivió precisamente su mejor día y, tras una salida en la que un encontronazo con su compañero le sacó de la lucha, luego vio cómo todo lo que le podía salir mal, le acabó por salir mal, inclusive un trompo final cuando luchaba por la cuartaa plaza con Max Verstappen en la última vuelta.

Por lo demás, Fernando Alonso y Carlos Sáinz vivieron dos carreras absolutamente antitéticas. Mientras que Sáinz tenía que ver cómo salía el último al tener que cambiar a última hora la caja de cambios de su Toro Rosso, protagonizaba  la remontada del día y acabó noveno, Fernando Alonso se quedaba fuera de los puntos.

A pesar de que salía 10º, el asturiano lo intentó todo pero entre que el propulsor Honda no dio señales de mejoría evidentes y que un error en el único pitstop realizado por el piloto de McLaren le privó de la lucha por los puntos.

Al final y a pesar de sus esfuerzos y un intento baldío de abandono, finalizó 11º y a pesar de que se recuperó al final y recuperó el puesto perdido con Daniil Kvyat, el asturiano se quedó fuera de los puntos.

Análisis de la carrera

Como dije anteriormente, la carrera comenzó con una fulgurante y espectacular salida de Sebastian Vettel, quien por el exterior adelantó a los dos Mercedes, más preocupados en marcarse entre sí que de cubrir huecos.

De hecho, la batalla entre ambos siguió hasta la primera curva en la que Hamilton cerró la puerta y tras tocarse levemente con Rosberg, mandó a la hierba a su compañero, que se despeñó en la clasificación hasta la 10ª plaza.

En paralelo, y como dice el refrán, “a río revuelto, ganancia de pescadores” y los dos Red Bull, en especial el de Max Verstappen, aprovecharon la coyuntura para ponerse a la estela de Vettel y Hamilton, que empezaron a poner tierra de por medio.

Sigue leyendo “GP de Canadá: Nueva victoria de Lewis Hamilton gracias a la estrategia”

Lewis Hamilton, sancionado con cinco puestos en la parrilla de China


Lewis Hamilton será sancionado con una penalización de cinco posiciones en la parrilla de salida del próximo GP de China.

Lewis Hamilton, sancionado con cinco puestos en China
Lewis Hamilton, sancionado con cinco puestos en China

El motivo, un cambio inesperado en la caja de cambios el Mercedes AMG W07 Hybrid, tras descubrir que dicho elemento de su monoplaza estaba dañado tras el toque sufrido entre el británico y el Williams de Valtteri Bottas.

Mercedes explicó que la decisión posterior para sustituir la caja de cambios tuvo en cuenta el hecho de que Shanghai es un circuito mejor para los adelantamientos que el resto y que, teniendo en cuenta que el ciclo de vida útil de una caja de cambios es de cuatro o cinco carreras, podrían perfectamente asumir la penalización.

Así lo ha confirmado el propio equipo a través de su cuenta oficial de Twitter:

mercedes-twit

Lewis Hamilton no tira la toalla y luchará por la victoria

Lejos de sentirse preocupado por la penalización y por el riesgo de que este Gran Premio supone que Nico Rosberg, su gran rival y compañero en Mercedes, pudiese ganar su tercera carrera consecutiva y separarle aún más en la clasificación.

Así pues, el campeón del mundo ha afirmado que va a estar firmemente buscará su victoria número 44 este fin de semana: “Por supuesto, cuando uno escucha en la mañana del miércoles que este fin de semana empieza con una sanción, cambia el enfoque, mi mentalidad”, afirmó.

“Pero para mí un reto es una oportunidad para crecer, así que estoy muy emocionado por esta oportunidad. Espero, con suerte, poder empezar la carrera en la mejor posición posible con la penalización”, agregó el tricampeón.

“Seguro que va a ser un fin de semana fácil para Nico . Pero eso no quiere decir que no pueda ofrecer una buena carrera desde donde empiece. Voy a empujar tan duro como pueda. Eso no quiere decir que no pueda ganar. Quiero que esto sea una parte de mi proceso de pensamiento, no una simple limitación de daños”, añadió Hamilton.

 

GP de Australia: Nico Rosberg da el primer zarpazo el día que Fernando Alonso volvió a nacer


El semáforo de la temporada 2016 se ha puesto en verde en la primera carrera del año, una carrera marcada por la competitividad de Ferrari, el  enésimo doblete de Mercedes desde 2014 pero sobre todo por el tremendo accidente sufrido por Fernando Alonso.

El GP de Australia se salda con la primera victoria de Nico Rosberg
El GP de Australia se salda con la primera victoria de Nico Rosberg

Sin ningún temor a equivocarme he de decir que, de haberse producido el espeluznante accidente sufrido por el asturiano en tiempos pasados -no tan lejanos- no habría salido por su propio pie, como afortunadamente le ha pasado.

De hecho, que Alonso resultase ileso viendo en qué amasijo de hierros quedó convertido su McLaren puede considerarse ya como un auténtico milagro de la Santina. Sin embargo, no exagero ni un ápice cuando digo que ese accidente pudo ser mortal y que el asturiano puede darle gracias a Dios de no haber sufrido ni una magulladura.

Por lo demás, la carrera tuvo al menos lo que no tuvo prácticamente la temporada pasada ni tampoco la infausta jornada de calificación del sábado: Emoción y alternativas aunque, por lo visto, todo apunta a que este año volveremos a asistir al dominio hegemónico de Mercedes.

Se notó el salto hacia delante de Ferrari, cuyos pilotos protagonizaron una salida espectacular y lideraron, de la mano de Vettel, gran parte de la prueba. La lástima para los de Maranello fue el parón provocado por el accidente de Alonso, que obligó a “resetear” la prueba y, de nuevo, partiendo de cero, esta vez los Mercedes no se dejaron sorprender.

Por último, destacar el duelo fratricida -casi suicida- mantenido por los dos Toro Rosso durante toda la carrera, en especial en su tercio final. Un desatado Max Verstappen, que no paraba de decirle a su equipo por radio que era más rápido que Carlos Sáinz y que quería adelantarle.

De hecho, el fogoso piloto holandés estuvo a punto de arruinar toda la carrera para ambos ya que, a falta de pocas vueltas para el final, Verstappen arremetió con su Toro Rosso contra el de su compañero en un ataque desesperado por adelantarle.

Afortunadamente para los de Faenza, el incidente se saldó sin consecuencias, a pesar de los trozos de fibra de carbono que saltaron del choque y el subsiguiente trompo de Verstappen tras el impacto.

Análisis de la carrera

Como si de una premonición se tratase, la carrera comenzó de forma accidentada ya que cuando estaba a punto de cerrarse la parrilla de salida, tras la pertinente vuelta de formación, el Red Bull de Daniel Kvyat se quedó clavado como una estaca a escasos metros de su posición.

Esto provocó que se activase el protocolo de salida y, mientras retiraban a boxes el monoplaza del ruso, se tuvo que dar una segunda vuelta de formación.

Eso sí, en cuanto se dio la salida las cosas empezaron de forma sorprendente, poniendo patas arriba todos los pronósticos. Los dos Ferrari protagonizaron una salida vertiginosa, que sorprendió a los dos Mercedes, que se las prometían muy felices.

Momento del adelantamiento de Sebastian Vettel a los Mercedes en la salida
Momento del adelantamiento de Sebastian Vettel a los Mercedes en la salida

Si brutal fue el adelantamiento de Vettel, metiendo su monoplaza como un cuchillo en mantequilla entre los dos Mercedes, no menos espectactular fue la maniobra de Raikkönen, que logró situar su coche justo detrás del de su compañero.

De hecho, la salida de los dos Mercedes fue tan mala que no sólo Rosberg perdió su segunda posición sino que el poleman, Lewis Hamilton, fue engullido por el pelotón, cayendo hasta la sexta plaza.

A partir de ahí, el ritmo de los Ferrari, sobre todo el de Vettel fue infernal y comenzó a tirar como un poseso, marcando un par de vueltas rápidas consecutivas, al tiempo que por detrás, tanto Rosberg como un sorprendido Hamilton, trataban de recuperar el tiempo perdido.

Hasta el primer pitsop, que empezó a partir de la vuelta 9 con la entrada de Carlos Sáinz y hasta la vuelta 17, las cosas no cambiaron demasiado, con Vettel al comando y con Rosberg, que ya había dado buena cuenta de Raikkönen, por detrás.

El peor parado en esos momentos seguía siendo Lewis Hamilton, quien había logrado escalar a la quinta plaza tras rebasar sin demasiados problemas a Felipe Massa pero que estaba sudando sangre para seguir la estela de Max Verstappen, que defendía con uñas y dientes su inesperada cuarta plaza.

Sin embargo, todo cambió radicalmente en la vuelta 17, cuando Fernando Alonso, que venía lanzado a más de 300 kms/h, fue a rebasar por el interior al Haas de Esteban Gutiérrez, que circulaba bastante más lento.

Sin embargo, aquel adelantemiento, una maniobra aparentemente intrascendente y sencilla estuvo muy cerca de convertirse en tragedia. Alonso, como él mismo reconoció más tarde, calculó mal la distancia y embistió con su rueda delantera derecha la rueda trasera izquierda del monoplaza del mexicano y se desató el caos.

Con el eje delantero partido y ya sin control, el McLaren de Alonso fue a impactar con rudeza contra el muro y, acto seguuido, salió volando literalmente más de un centenar de metros, dando varias vueltas en el aire hasta que acabó empotrado contra las protecciones, convertido en un auténtico amasijo de hierros.

En paralelo, el Haas de Gutiérrez, con el eje trasero destrozado se iba contra la grava fuera de pista, sin posibilidad de volver a andar.

El sepulcral silencio que se hizo durante unos segundos en las gradas, se transformó en una ovación intensa cuando se pudo ver cómo emergía de entre los hierros la figura de Fernando Alonso, aparentemente ileso.

Esteban Gutiérrez interesándose por el estado de Fernando Alonso tras el accidente
Esteban Gutiérrez interesándose por el estado de Fernando Alonso tras el accidente

Evidentemente, este incidente provocó la salida del Safety Car , que fue sustituido por la bandera roja prácticamente de inmediato y, con ello, la suspensión de la prueba durante más o menos media hora.

Desgraciadamente para Ferrari, con el relanzamietno de la carrera desde el pitlane, aquello supuso el fin a sus aspiraciones de victoria. Ahora en igualdad de condiciones y con compuestos nuevos, Nico Rosberg no tuvo piedad de Vettel.

Vuelta a vuelta, el Mercedes décima a décima, vuelta a vuelta, acabó por darle caza y aunque el tetracampeón vendió cara su derrota, un error en el último pitstop de Ferrari en la vuelta 36 acabó por destrozar sus posibilidades de ganar ya que cuando Vettel volvió a pista, lo hizo por detrás de Rosberg y ya no pudo darle caza.

A partir de ese momento la única emoción que quedaba era saber si Hamilton, que sufrió una sorprendente transformación tras el parón de la carrera. Aunque se las tuvo tiesas con Sáinz durante varias vueltas por la quinta plaza, acabó por sacar a pasear su conocido “martillo”, y rebasó también a Vettel, dejando las cosas prácticamente decididas, al menos en la parte de delante.

Por detrás, las cosas eran bastante diferentes, con una infinidad de alternativas. De los aspirantes, el primero en caerse fue Kimi Raikkönen, quien tuvo que despedirse en la vuelta 23 por un problema en el motor de su Ferrari, que acabó soltando fuego como un dragón por la toma de aire frontal, justo por encima de la cabeza del propio Kimi.

Ricciardo fue el más activo de todos y, tras una dura pugna con los dos Toro Rosso, primero, y con Massa, al que acabó por rebasar en la vuelta 46, se llevaba la cuarta plaza ante el delirio de las gradas, que jalearon cada maniobra de su ídolo.

El último gran duelo del día lo protagonizaron los dos Toro Rosso, en especial por un encabritadísimo Max Verstappen, al que un mal pitstop le dejó fuera de combate en la vuelta 33 cuando rodaba cuarto.

A pesar de ello, el holandés se lanzó a cuchillo contra todo y contra todos y tras una remontada espectacular, se encontró enfrascado en la batalla que estaba manteniendo su compañero Carlos Sáinz con el británico Jolyon Palmer por la última zona de puntos desde la vuelta 37.

El español se encontró de bruces con el británico quien se defendió como gato panza arriba de las acometidas del madrileño. Esto provocó una ralentización de la carrera que enfadó muchísimo a Verstappen, que venía lanzado desde atrás pidiendo paso por radio.

Sáinz tuvo que esperar casi seis vueltas hasta que pudo rebasar a Palmer, momento que también aprovechó el holandés para hacer lo propio y comenzó un duelo fratricida que duró casi hasta el final.

El problema es que la ansiedad de Verstappen fue en aumento a medida que Sáinz no podía con Bottas y él, considerando que tenía más ritmo que el español, a falta d tres vueltas para el final, trató de rebasarle en una zona imposible del circuito y ocurrió lo que tenía que ocurrir.

gp-australia-sainz
Carlos Sáinz finalizó en novena posición

El monoplaza de Verstappen arremetió contra la trasera del de su compañero y, afortunadamente y aunque saltaron unos trozos del alerón delantero del holandés, no fue a mayores y el incidente se saldó con un simple trompo del joven piloto neerlandés, que tampoco fue a mayores.

Sin tiempo para mucho más, cayó la bandera a cuadros sobre Nico Rosberg para sumar su primera victoria del año y la cuarta consecutiva, si tenemos en cuenta que el alemán venció en las tres últimas carreras del año pasado.

Análisis de los equipos

Mercedes: Poco se puede decir salvo que, como ya ocurrió en 2014 y 2015, va a costar un riñón y parte del otro desbancarlos de lo alto del pódium este año.

Nico Rosberg ha estado hoy soberbio. No soy precisamente “hincha” del rubio piloto alemán pero lo cierto es que hoy ha sabido jugar sus cartas, a pesar de su mala salida. Ha explotado la mayor potencia y fiabilidad de su monoplaza y, favorecido sin duda por la fortuna de la bandera roja, ha acabado llevándose el gato al agua.

Nico Rosberg, brillante vencedor en Albert Park
Nico Rosberg, brillante vencedor en Albert Park

Por su parte, Lewis Hamilton no ha tenido hoy su día. Lastrado por una infame salida (de las peores que le recuerdo en años) tuvo que capear el temporal y cuando quiso poner solución, ya era demasiado tarde, a pesar de que sacó a pasear su ya mítico martillo durante el último tercio de la carrera. Aun así, se llevó un jugoso botín con la segunda

Ferrari: Como ya le pasó el año anterior, también en Albert Park, los de Maranello han tenido que probar el dulce sabor del pódium logrado por Vettel, combinado con la amargura de un nuevo abandono -y otra vez por causas mecánicas- de su compañero Raikkönen.

Poco se puede decir de ambos salvo que dieron todo lo posible e hicieron soñar a sus fans con un doblete en el pódium e incluso una victoria contra todo pronóstico de Vettel. Sin embargo, la suerte les fue esquiva por dos veces.

La primera, con la suspensión de la prueba cuando el alemán lideraba con brazo firme la carrera y mantenía a raya a Rosberg. Además, estaba bien secundado por Kimi. La segunda con el homenaje a las Fallas de Valencia que ha protagonizado hoy el finlandés, al que una avería en el motor de su SF-16H convirtió la tobera de la toma superior de aire del monoplaza en un auténtico lanzallamas.

Red Bull: La firma de las bebidas energéticas, que sonaban como auténticos outsiders hoy, vivieron un episodio muy similar al de Ferrari. Si bien tocaron techo, con un cuarto puesto trabajadísimo por el héroe local Daniel Ricciardo, labrado a fuerza de trabajo y constancia, el pobre Daniil Kvyat ni siquiera pudo ser de la partida.

gp-australia-ricciardo
Excelente carrera de Daniel Ricciardo y su Red Bull RB12

El motor de su RB12 se paró justo cuando se disponía a situarse en su puesto en la parrilla de salida tras la vuelta de formación y no pudo ser arrancado, de modo que, tal y como le ocurrió en 2015, quedó fuera de combate sin haber dado ni una sola vuelta a Albert Park.

Williams: Los de Grove viven sumidos en la nada más absoluta, en una especie de “quiero y no puedo”, tal y como acabaron el pasado año. Con unos excelentes mimbres para haber hecho un coche ganador, que siguiese la línea del exitoso FW36 de 2014, desgraciadamente, la línea continuista con el gris FW37 del pasado año sólo ha traído eso, continuismo.

Aunque los de Sir Frank dan por bueno el quinto puesto de Massa e incluso el octavo de Bottas. Siendo honestos, viendo cómo se batió el cobre hoy el finlandés -lastrado por su penalización de cinco puestos en carrera sufrida ayer tras tener que cambiar la caja de cambios de su coche- lo cierto es que se les vio faltos de ritmo, especialmente al brasileño.

Muy poco bagaje para Williams. Un coche un año más con un potencial enorme pero que, como dicen de Brasil cada año, es la alternativa del futuro…y siempre lo será.

Haas: Un auténtico sorpresón el vivido hoy con Romain Grosjean, por el que ni los más optimistas del lugar le habríamos situado no ya en la sexta posición final que el galo muy brillantemente ha firmado, tras una estrategia muy valiente. Es que el hecho de haber acabado siquiera en la 10ª plaza ya era considerado por el equipo norteamericano como un triunfo.

De ahí la alegría desbordante del propio Gene Haas, que ha celebrado junto a sus mecánicos en lo alto de la valla del muro como si de una victoria se tratase.

gp-australia-grosjean-haas
Inesperado y sorprendente sexto puesto de Haas con Romain Grosjean

La nota negativa la ha puesto Esteban Gutiérrez. A diferencia de su compañero, el mexicano ha vivido un auténtico calvario durante el tiempo que estuvo en pista. Enseguida cayó a la parte trasera del pelotón aduciendo problemas de potencia en su motor Ferrari y de ahí ya no pudo salir.

Además, fue el protagonista involuntario del accidente de Alonso, si bien su reacción tras el golpe fue sencillamente encomiable y digna de elogio. A pesar del susto sufrido, lo primero que hizo fue preguntar por radio por Alonso y, nada más echar pie a tierra, se fue como un poseso hacia los restos del McLaren para ayudar al asturiano, al que saludó afectuosamente tras ver que éste estaba de una pieza. Un auténtico caballero, sin duda.

Force India: La cara y la cruz en todos los aspectos. La cara, como casi siempre, ha venido del lado del alemán Nico Hulkenberg, que siempre ha estado muy por encima de su compañero y rodando siempre en la zona de puntos.

Ahora bien, y a pesar de los puntos obtenidos por el piloto germano, se esperaba mucho más de los indios, en especial de Sergio Pérez. El mexicano estuvo francamente desdibujado todo el día, siempre peleándose con el “furgón de cola” y siempre fuera de los puestos de priviliegio.

McLaren Honda: Con independencia del susto sufrido por Alonso, lo cierto es que los de Woking han vuelto a dar la de arena. A pesar de las buenas sensaciones ofrecidas por sus dos pilotos en los libres del viernes y, en cierto modo, en la jornada de calificación, donde pasaron sin problemas a la Q2, firmando un digno papel, hoy han vuelto a decepcionar.

gp-australia-alonso
McLaren, hoy sin suerte y fuera de los puntos

Sin ritmo y con una carencia absoluta de competitividad, tanto Alonso como Button fueron pasto de sus rivales. Salvo un tramo inicial de la prueba, en el que el español parecía asentado en la décima posición, en cuanto la pelea empezó a subir de tono, enseguida se le vio el cartón a los dos MP4-31, adoleciendo de una sorprendente ausencia de potencia.

Una vez retirado Alonso, con el británico Button en pista como único representante de Mclaren en pista, y a pesar de sus esuferzos, el último stint se le hizo muy largo y, a pesar de que lo intentó todo, fue superado por sus rivales directos, hundiéndose finalmente en la clasificación, en la 14ª plaza, a una vuelta de la cabeza de carrera.

Desde luego, un auténtico “baño de realidad” que deja en muy mala situación a los triunfalistas mensajes de la dirección del equipo, filtrados desde su presentación el mes pasado. Desde luego, tienen mucho trabajo por delante…

Renault: El debut de los franceses en su vuelta al asfalto sólo puede calificarse como de ciertamente decepcionante. Ahora bien, no todo es negativo en esta “rentrée” de la marca del Rombo, más bien todo lo contrario.

A pesar de que tanto Magnussen como Jolyon Palmer se quedaron sin el premio de los puntos, hubo bastantes momentos en los que se les pudo ver rodando entre los 10 mejores.

Interesante debut de Jolyon Palmer hoy en Australia
Interesante debut de Jolyon Palmer y Renault hoy en Australia

Además, Palmer dejó unas pinceladas muy interesantes en algunas fases de la carrera en las que se mostró como un piloto duro y rocoso, defendiendo hasta el final la 10ª posición hasta que tuvo que entregar la cuchara ante el empuje de los dos Toro Rosso.

El británico acabó en 11ª posición y, en su particular lucha con su Magnussen, acabó un puesto por delante del danés, al que batió por algo más de un segundo y medio.

Sauber: El caso del equipo suizo es francamente lamentable. Aun cuando mantuvieron en pista a sus dos monoplazas, ninguno de sus dos pilotos pudieron mostrar nada relevante. Siempre en el furgón de cola, la carrera de Nasr y de Ericsson, hasta que tuvo que abandonar por una avería mecánica, fue claramente mala.

Lo peor no es la sensación de impotencia mostrada hoy en el asfalto de Albert Park sino el peligroso horizonte económico que se le avecina, que hace pensar que el año se les puede acabar haciendo larguísimo. Están desde luego muy lejos del equipo que sorprendió en este mismo circuito el pasado año.

Manor: Los británicos cumplieron en su papel de comparsa y, aunque su actuación está a años-luz de los ridículos ofrecidos el pasado año, aún están muy lejos de ser mínimametne competitivos.

Haryanto tuvo en debut desafortunado, al tener que abandonar al poco de darse la salida por un problema en su monoplaza, de modo que pudimos ver muy poco del indonesio.

Pascal Wehrlein dejó buenas pinceladas de clase a pesar de acabar último
Pascal Wehrlein dejó buenas pinceladas de clase a pesar de acabar último

Cosa distinta fue la carrera de Pascal Wehrlein, quien respondió a las expectativas depositadas en él. A pesar de las evidentes limitaciones de su montura, el piloto germano dejó algunas muestras del enorme potencial que atesora.

Incluso. durante algunas partes de la carrera logró rodar fuera del farolillo rojo, aunque finalmente se tuvo que conformar con cerrar la clasificación.

Clasificación de carrera y del Mundial

Tras 57 emocionantes vueltas, el GP de Australia de 2016 finalizó de la siguiente manera:

  1. Nico Rosberg (Mercedes AMG), en 1h48’165”
  2. Lewis Hamilton (Mercedes AMG), a 8,060”
  3. Sebastian Vettel (Ferrari), a 9,463”
  4. Daniel Ricciardo (Red Bull TAG-Heuer), a 24,330”
  5. Felipe Massa (Williams Mercedes), a  58,979”
  6. Romain Grosjean (Haas Ferrari), a 1’12”
  7. Nico Hulkenberg (Force India Mercedes), a 1’14”
  8. Valtteri Bottas (Williams Mercedes), 1’15”
  9. Carlos Sáinz (Toro Rosso Ferrari), a 1, 16”
  10. Max Verstappen (Toro Rosso Ferrari), 1,17”
gp-australia-rosberg
Nico Rosberg, feliz tras su primer triunfo de la temporada

De esta forma, como es lógico, el Mundial de Pilotos empieza comandado por el vencedor de hoy, Nico Rosberg, seguido a siete puntos de su compañero Lewis Hamilton, en lo que se prevé un tercer duelo fratricida en Mercedes.

Por su parte, y al igual que acabó el año pasado, la temporada comienza con Sebastian Vettel como invitado de lujo a la pelea, ya a 10 puntos de Rosberg, seguido del resto de pilotos que han puntuado hoy en Albert Park.

  1. Nico Rosberg (Mercedes AMG), 25 puntos
  2. Lewis Hamilton (Mercedes AMG),  18 puntos
  3. Sebastian Vettel (Ferrari),  15 puntos
  4. Daniel Ricciardo (Red Bull TAG-Heuer), 12 puntos
  5. Felipe Massa (Williams Mercedes), 10 puntos
  6. Romain Grosjean (Haas Ferrari), 8 puntos
  7. Nico Hulkenberg (Force India Mercedes), 6 puntos
  8. Valtteri Bottas (Williams Mercedes), 4 puntos
  9. Carlos Sáinz (Toro Rosso Ferrari), 2 puntos
  10. Max Verstappen (Toro Rosso Ferrari), 1 punto

Por su parte, el Mundial de Constructores sigue en la misma línea hegemónica de los dos últimos años, de nuevo en todo lo alto y abriendo ya el primer gran hueco. No sólo gracias al primer doblete de las Flechas Plateadas sino porque, además, ha venido acompañado por el abandono del Ferrari de Kimi Raikkönen y del Red Bull de Daniil Kvyat, dos de sus grandes rivales.

  1. Mercedes AMG, 43 puntos
  2. Ferrari, 15 puntos
  3. Williams Mercedes, 14 puntos
  4. Red Bull TAG-Heuer, 12 puntos
  5. Haas Ferrari, 8 puntos
  6. Force India Mercedes, 6 puntos
  7. Toro Rosso Ferrari, 3 puntos