El Porsche Panamera de Lindsay Lohan destrozado tras un accidente de tráfico


La famosa actriz norteamericana Lindsay Lohan parece empeñada en dar de qué hablar a la prensa más por sus asuntos personales que por los profesionales. Así pues, a una larga lista de escándalos de todo tipo (desde índole sexual hasta coqueteos más que serios con el alcohol y las drogas), la que fuese niña prodigio de los estudios Disney en la pasada década se acaba de ver implicada en un grave accidente de tráfico en la carretera del Pacífico, a la altura de Santa Mónica (California, EE.UU.), afortunadamente sin más consecuencias que mandar al desguace al flamante Porsche Panamera 4S que ella misma conducía.

Las causas del accidente aún están por determinar y, si bien, tanto la joven actriz como su representante (y acompañante en el vehículo en el momento del impacto) se encuentran perfectamente tras pasar por un hospital cercano, el caso es que el Porsche Panamera de Lohan se empotró contra un camión que, según aseguró la actriz en un primer momento, le cerró el paso.

La polémica está servida porque el conductor del camión (y al parecer varios testigos) aseguran que el Porsche Panamera venía literalmente “volando por la autopista” y además, como el mismo conductor -un tal James del que no se ha facilitado su apellido-  ha asegurado al portal norteamericano TMZ.com, una persona del entorno de la actriz que descendió de un Chevrolet Escalade que les seguía, le ofreció dinero para olvidarse del asunto y que éste no trascendiese a los medios a lo que el conductor del camión se negó rotundamente.

El caso es que el Porsche Panamera, valorado en más de 180.000 dólares ha quedado literalmente para el desguace. Ahora resta saber qué dicen las autoridades locales sobre el asunto ya que, en caso de demostrarse la culpabilidad de la actriz, se podría ver envuelta en un delito que incluso podría dar con sus huesos en la cárcel, aparte de una más que cuantiosa multa.

El Porsche Panamera 4S de la actriz Lindsay Lohan, camino del desguace