El Citröen DS5 patrocina el primer vuelo en traje de alas en Madrid


La madrileña Plaza de Colón ha sido escenario y pista de aterrizaje de un acontecimiento único en la historia de la capital de España. Es el lugar en el que, a las 13:00, ha tomado tierra el prestigioso chef Darío Barrio tras protagonizar el primer sobrevuelo de Madrid por el citado personaje, ataviado con un espectacular traje de alas, con motivo de un evento patrocinado por la gama DS de Citroën.

La alcaldesa de capital, Ana Botella, no quiso perderse el salto del mediático chef, un evento encuadrado dentro de los actos inaugurales de Madrid Sunday Shopping y asistió a este inédito acontecimiento. Darío Barrio inició su vuelo pocos minutos antes desde un helicóptero situado sobre la Plaza de Cuzco y, tras planear casi cuatro kilómetros sobre el Paseo de la Castellana, aterrizó en los Jardines del Descubrimiento, situados en plena “Milla de Oro” madrileña.

Este acontecimiento es parte del patrocinio de la Línea DS de Citroën a los Madrid Sunday Shopping by S Moda. Esta iniciativa, promovida por el Ayuntamiento de Madrid para incentivar el turismo de compras en la capital, tiene lugar en la zona del Barrio de Salamanca desde el domingo 27 de mayo y los cuatro domingos siguientes, hasta el 24 de junio.

Además de participar como patrocinadora, la línea de vehículos distintivos de Citroën colabora con el proyecto a través de acciones que contribuyen a animar y dar un toque emocionante y espectacular a esta iniciativa. Desde el primer domingo de Madrid Sunday Shopping, al pasear por el Barrio de Salamanca, podrán descubrirse los tres modelos de la línea distintiva de Citroën, DS3,  DS4 y DS5, que estarán expuestos en cuatro puntos diferentes de la “Milla de Oro” madrileña, entre la Calle Serrano (esquina con las calles Padilla, Ortega y Gasset y Jorge Juan) y Velázquez (esquina con la Calle Ortega y Gasset).

Por último, decir que en estas exposiciones del Citroën DS, se puede participar en el sorteo de un día 100% “distinctive”, consistente en un premio francamente interesante y suculento: Un paseo por la citada zona a bordo de un flamante Citroën DS5 con chófer, un personal shopper y, lo más importante, con una tarjeta de 600 euros para gastar.