Espectacular vuelta de tuerca de Mansory al Lamborghini Huracan


Superar lo insuperable es un reto al que el preparador germano Mansory está muy acostumbrado, tanto a la hora de reinventar berlinas de lujo como superdeportivos de élite.

Mansory Lamborghini Huracan, una desmesura de potencia y lujo
Mansory Lamborghini Huracan, una desmesura de potencia y lujo

El caso que nos ocupa hoy es precisamente uno de estos últimos. En concreto, hablamos del Lamborghini Huracan, una bestia indomable a la que el preparador alemán logra llevar a una nueva y sorprendente dimensión y que cuya puesta de largo será en la 85ª edicion del Salón de Ginebra, que tendrá lugar en la capital suiza entre los días 5 y 15 de marzo.

Un exterior furibundo

Desde el punto de vista estético, el resultado de la preparación es impecable merced a su nuevo kit de carrocería en el que hay una profusión de fibra de carbono. Dotado de unos nuevos paragolpes y taloneras laterales, Mansory ha introducido un nuevo difusor, un alerón trasero personalizado y unos nuevos retrovisores.

Para rematar la faena, el preparador alemán ha dotado a su Lamborghini Huracan de unas impactantes llantas de titanio de 21» en el eje trasero y de 20» en el delantero, alojadas en el seno de unos compuestos de 325/25 ZR21 y  245/30 ZR20, respectivamente, que acentúan aún más, si cabe, su aspecto fiero y agresivo.

Nuevos difusor y alerón trasero para el Mansory Lamborghini Huracan
Nuevo difusor y nuevo alerón trasero para el Mansory Lamborghini Huracan

¿Quién dijo que el lujo era aburrido?

En lo que respecta al interior, en Mansory no han escatimado un ápice en la incorporación de los mejores materiales, con el fin de convertir la adrenalina desprendida en la conducción en la máxima sensación de lujo y opulencia.

Los asientos, en una elegante combinación de colores negro y rojo, y el salpicadero están elaborados en cuero de primera calidad tan suave como resistente.

Una elegancia que contrasta con las inserciones de aluminio y carbono que vemos, por ejemplo, en la pedalera y los remates que adornan las puertas, en una combinación casi perfecta de lujo y deportividad, a partes iguales.

Lujo y deportividad a mansalva en el interior del Huracan de Mansory
Lujo y deportividad a mansalva en el interior del Huracan de Mansory

Prestaciones a la máxima potencia

Pero donde está la «chicha» de verdad del Lamborghini Huracan de Mansory es debajo de su capó. El motor V10 atmosférico de 5,2 litros y 610 CV ha ssido modificado, disparando sus ya de por sí estratosféricas prestaciones.

Mediante la inclusión de un turbo, unida a la reprogramación de su centralita, la incorporación de un colector y de un nuevo sistema de admisión, en nuevo Huracan alcanza ahora la nada despreciable cifra de 850 CV, aumentando su par hasta los 780Nm.

Con estos poderes, el nuevo Lamborghini Huracan pasa ahora de 0 a 100 kms/h en apenas 2,9 segundos  su velocidad máxima es ahora de 330 kms/h, es decir, ocho décimas y 10 kms/h más rápido que su «pariente» lejano de serie.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lamborghini Aventador Carbonado o cómo mejorar lo inmejorable, según Mansory


Cuando se tiene ante sí un coche como el Lamborghini Aventador LP-700 uno piensa que no es posible mejorar semejante maravilla. Sin embargo, son muchos y denodados los esfuerzos por parte de muchos de los preparadores más conocidos del mercado por tratar de dotarle de algo más a un coche que prácticamente lo tiene todo. Ya lo pudimos ver recientemente con esa especie de bomba «H» que los norteamericanos de Underground realizaron, con aquel impactante Lamborghini Aventador Twin Turbo de 1.200 CV.

Sin embargo, la visión que del superdeportivo italiano ha realizado el preparador alemán Mansory no sólo no deja indiferente sino que además, parece más realista y exclusiva, si cabe, que la del citado preparador estadounidense. La transformación que han realizado del Lamborghini Aventador no pasa tanto por dotarle de una potencia o unas prestaciones desproporcionadas sino por realizar una verdadera transformación en su aspecto -tanto interior como exterior- y mejorar todavía más sus casi inmejorables prestaciones.

Es por eso por lo que Mansory ha decidido no escatimar en el uso de la fibra de carbono y de otro tipo de materiales ligeros y de alta resistencia como el aluminio para elevar, aún más si cabe, la ligereza de un vehículo que es en sí mismo una pluma. Por lo pronto, el aspecto exterior del Lamborghini Aventador Carbonado impresiona desde el primer golpe de vista.

Como decimos, la fibra de carbono tiene una presencia preponderante en la carrocería, lo que le confiere un aspecto más agresivo y espectacular. Pero es que, además, Mansory le ha añadido una serie de espectaculares detalles que le otorgan una personalidad propia. Por un lado, ha mejorado las entradas de aire, optimizadas para mejorar la ventilación de los refrigeradores delanteros. Las aletas delanteras, así como el capó, son totalmente nuevos y han sidos sustituidos por elementos propios, cómo no, de fibra de carbono.

El nuevo Lamborghini Aventador Carbonado también crece por los lados, en concreto, 40 milímetros de ancho en el eje delantero y 50 milímetros en el eje trasero. Además, monta un diseño nuevo en los estribos laterales que, gracias a un sistema de canalización de aire, permite la aportación directa de aire frío adicional al motor y a los frenos traseros.

Por otro lado, el difusor integrado en el faldón trasero está pensado para estabilizar la parte trasera cuando se circula a gran velocidad, algo nada difícil de lograr en este coche. Incorpora además un nuevo alerón trasero, más grande que el anterior, que genera una sujeción adicional del eje trasero.

Las mejoras se completan con unas nuevas cubiertas para el techo y el compartimento del motor, sustituidos también por elementos de fibra de carbono así como por unas espectaculares llantas ultraligeras de cinco radios, calzadas con unos no menos imponentes neumáticos, de medidas VA 255/30 ZR20 y HA 345/25 ZR21

Por su parte, en el interior Mansory tampoco ha querido escatimar en lujo. Destaca el empleo del cuero tratado para los asientos y el salpicadero, que es a la vez resistente y suave. Para acentuar el carácter deportivo del interior e incluso instalaciones nuevas, Mansory incoropora un pedalier nuevo antideslizante de aluminio y componentes reales de fibra de carbono.

Desde el punto de vista meramente mecánico, Mansory también ha logrado mejorar las prestaciones del superdeportivo de Sant’Agata Borghese. Se mantiene la base del motor original, un V12 de6,5 litros pero, mediante la optimización del sistema de gestión del motor y la incorporación de nuevo sistema de escape de alto rendimiento logra la cuadratura del círculo.

Y es que el Lamborghini Aventador Carbonado machaca los registros de potencia y aceleración de su «primo» de serie. Ahora, la potencia pasa de los 700 CV iniciales a 754 CV, se logra aumenta la velocidad punta, que ahora llega a los 355 kms/h (frente a los 350 kms/h del Lamborghini del que trae base) y además consigue mejorar la aceleración, reduciéndola en un segundo con respecto al original, pasando de 0 a 100 kms/h en tan solo 2,8 segundos.

Por último, hay que decir que se desconoce el precio de salida pero sí su exclusividad, ya que Mansory ha anunciado que sólo seis afortunados en el mundo podrán disfrutar de esta maravillosa criatura. Lo que parece evidente es que, visto lo visto, cualquiera de estas seis personas se van a tener que rascar y mucho el bolsillo ya que nos tememos que los 350.000 euros que cuesta el Lamborghini Aventador de serie se van a quedar muy cortos…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Porsche Panamera Turbo Mansory: Poder absoluto


El preparador germano Mansory, especialista en la preparación de coches deportivos de lujo como el Bugatti Veyron o el Bentley GT, a través de su filial suiza, acaba de presentar un increíble kit de personalización para el Porsche Panamera Turbo que no sólo mejora su aspecto exterior, otorgándole una imagen aún más deportiva si cabe, sino de potenciación, elevando al máximo sus ya impresionantes prestaciones.

Desde el punto de vista de la motorización, Mansory ha realizado un trabajo verdaderamente impecable, logrando un incremento de la potencia y del par del coche en nada menos que un 36% con respecto a la versión de calle. Así pues, no sólo se ha modificado la centralita del motor  sino que se han incluido dos turbos más grandes y se le ha dotado de un complejo sistema de escape deportivo realizado en acero inoxidable.

De esta manera y gracias a dichas modificaciones, la potencia del motor se eleva hasta los 690 CV, frente a los 500CV de su versión de serie, y aumenta el par a 850 Nm a 4800 rpm. Esto redunda en una mejora de la aceleración, de modo que ahora el automóvil acelera de 0 a 100 kms/h en tan sólo cuatro segundos y alcanza una velocidad máxima de 328 km/h, esto es, dos décimas menos y 25 kms/h más que la versión «oficial».

Otros detalles de la personalización incluyen un difusor de fibra de carbono, un alerón trasero fijo también fabricado en carbono, unos nuevos detalles aerodinámicos realizados en poliuretano de alta resistencia, así como un nuevo capó delantero, más bajo que el original, rematado en un espectacular faldón delantero que lleva unas nuevas luces LED diurnas.

Mención aparte merecen las espectaculares llantas de 22», que dan cobijo en el eje delantero a unos inmensos neumáticos Dunlop SP SportMaxx 265/30ZR22, mientras que las ruedas traseras montan unos neumáticos aún más grandes, de medidas 295/25ZR22.

Sin embargo lo que no nos parece tan acertada es la elección de la combinación de colores que el preparador germano ha elegido para la personalización, que chirría bastante con el espíritu del coche, especialmente en el interior. No obstante, lo que está claro es que el aspecto de este coche, con estos u otros colores, jamás dejará indiferente a nadie y con él serás el objeto de todas las miradas…