Martin Winterkorn deja la presidencia de Volkswagen debido al escándalo de las falsas emisiones


El escándalo de Volkswagen no deja de crecer y ya se ha cobrado su primera víctima importante, quizás la más relevante de todo este rompecabezas, en la figura del presidente del Grupo, Martin Winterkorn, que ha presentado su dimisión irrevocable.

Dimite Martin Winterkorn como presidente del Grupo Volkswagen
Dimite Martin Winterkorn como presidente del Grupo Volkswagen

El cariz de la situación ha sido de tal calibre que incluso ha tenido que intervenir la Canciller alemana Angela Merkel, ante el descalabro que el gigante germano ha sufrido en lo que va de semana y que ha afectado seriamente a la imagen no ya de Volkswagen sino del sello de identidad “Made in Gemany”.

Por ese motivo, la primera cabeza en rodar ha sido la de su actual presidente que, aunque ha negado su implicación en los hechos, alegando un profundo desconocimiento de las prácticas fraudulentas en su compañía ha decidido asumir la responsabilidad, dimitiendo de forma irrevocable al frente del Consejo de Administración de la firma de Wolfsburgo.

Winterkorn ha presentado su renuncia por escrito, a través de una carta abierta y en la que el ya ex-presidente del fabricante alemán, con el fin de ofrecer a la compañía y a sus clientes un nuevo comienzo, que les devuelva mínimamente la credibilidad ahora perdida por el escándalo.

“Volkswagen necesita empezar de cero… Con mi dimisión, estoy allanando el camino para ello. Como consejero delegado, acepto la responsabilidad por las irregularidades halladas en los motores diésel y, por ello, he pedido al Consejo de Supervisión que apruebe mi cese en funciones como Consejero Delegado del grupo Volkswagen”, aseveró.

“Hago esto por el interés de la compañía pero no ha hecho “nada malo. Me encuentro en estado de shock por los sucesos de los últimos días. Por encima de todo, me siento estupefacto ante la posibilidad de que una mala práctica de esta envergadura sea posible en el Grupo Volkswagen”, añadió Winterkorn.

“El proceso de aclaración y de transparencia debe continuar. Es la única forma para recuperar la confianza. Estoy convencido de que el Grupo Volkswagen y su equipo superará esta grave crisis”, finalizó.

Una indemnización millonaria

Con su salida de la presidencia del Grupo VAG, Martin Winterkorn pone punto final a un corto pero intenso período iniciado en junio de este año al asumir el mando en sustitución del anterior presidente, Ferdinand Piëch, quien también dimitió precisamente por perder un pulso empresarial con el propio Winterkorn.

Un breve lapso de tiempo en el que, sin embargo, el Grupo logró el hito histórico de desbancar a Toyota como el primer fabricante mundial y lograr unos beneficios récord de más de 11.000 millones de euros, que hacían presagiar que el directivo alemán seguiría en el cargo al menos hasta el año 2018.

Ahora, la duda está en la posible indemnización que percibirá Winterkorn por la resolución de su contrato y que, según el medio consultado, estaría entre los 28 y los 60 millones de euros, en base a las normas relativas a los emolumentos de su grupo directivo.

No obstante, tanto el importe como el derecho a su percepción se someterá a estudio por el Comité de Supervisión del Grupo en su próxima reunión debido a que los estatutos de la compañía podrían dejarle sin un solo euro, en caso de que se decida su responsabilidad en el mayúsculo escándalo que le ha costado su puesto.

En todo caso, se trataría de una indemnización acorde al astronómico sueldo de 16,6 millones de euros al año que percibía Winterkorn como presidente del Grupo Volkswagen y que le situaron en el segundo lugar del ranking de directivos mejor pagados de Alemania.

Por último, aún habrá que esperar para saber el nombre del sustituto de Winterkorn al frente del Grupo Volkswagen, pero todas las apuestas sitúan a Matthias Müller, actual responsable de Porsche, un hombre próximo al equipo de Winterkorn.

Escándalo en el Grupo Volkswagen: Mintió en los datos de emisiones de más de 11 millones de coche


El Grupo Volkswagen afronta el escándalo más importante de su historia y quizás, de la historia de la Automoción, al admitir que mintió en los datos de emisiones de al menos 11 millones de sus coches en el mercado norteamericano.

Martin Winterkorn, presidente del Grupo Volkswagen, en el mayor escándalo de la marca
Martin Winterkorn, presidente del Grupo Volkswagen, en el mayor escándalo de la marca

La noticia estalló cuando un portavoz del consorcio alemán admitió haber engañado a la Environment Protection Agency (EPA), la autoridad estadounidense encargada de la protección del Medio Ambiente, a través del falseamiento de los datos de emisiones.

Para ello, el fabricante alemán habría instalado un programa informático en varios de sus modelos de gasoil mediante el cual evitaría poner límtes a las emisiones, superando con creces las tasas de CO2 declaradas en sus respectivas fichas técnicas.

En concreto, la EPA habría detectado el fraude la semana pasada y se lo comunicó el pasado viernes por carta a Volkswagen. Un primer cálculo del regulador norteamericano cifró en nada menos que 482.000 las unidades detectadas con el software oculto, que fueron vendidos entre los años 2008 y 2015.

Los modelos más denunciados fueron las versiones diésel tetracilíndricas de los Volkswagen Golf, Jetta, Passat y Beetle, así como del Audi A3. Modelos que, según la denuncia de la EPA, lanzaban al aire unas emisiones hasta 40 veces más contaminantes de lo permitido.

Sin embargo, aquello no fue más que la punta del iceberg ya que las autoridades de varios países han decidido comenzar sus propias investigaciones, lo que en en apenas unos pocos días ha destapado un escándalo de proporciones colosales, que afecta ya a más de 11 millones de coches en todo el mundo. Y parece que esto no ha hecho más que empezar.

Volkswagen, castigada duramente en la Bolsa

Este escándalo es un varapalo en toda la línea de flotación de la nueva junta directiva, presidida por Martin Winterkorn, que sustituyó a Ferdinand Piech y bajo cuyo mandato se maquinó este engaño masivo.

SIn embargo, y aunque seguramente Piech se verá salpicado por lo ocurrido, todo apunta a que la carrera de Winterkorn al frente del Grupo Volskwagen ha finalizado, apenas unos meses después de empezar.

El Audi A3 TDI del año 2008, uno de los afectados por el fraude masivo de las emisiones
El Audi A3 TDI del año 2008, uno de los afectados por el fraude masivo de las emisiones

En este sentido, la prensa económica germana ya da por hecha la salida del actual Consejo de Administración y la sustitución de su presidente por Matthias Müller, actual responsable de Porsche, prevista para el próximo viernes.

Pero el verdadero golpe ha venido dado por el enorme castigo que los inversores han infligido a Volkswagen en la Bolsa de Frankfurt.

Así pues, en apenas un par de días, el fabricante alemán ha perdido nada menos que un 35% de su cotización en el parquet, lo que se traduce en unas pérdidas de 25.000 millones de euros.

Volkswagen, ante multas récord

Además del enorme descrédito y el evidente deterioro en la imagen de Volkswagen, que se deja sin duda muchos pelos en la gatera de cara al futuro, lo cierto es que el horizonte se le viene encima es demoledor ante el aluvión de demandas que se esperan.

De momento y sólo en EE.UU. la EPA ha anunciado que castigará duramente al fabricante germano. De momento, ha amenazado con imponerle una sanción histórica que podría alcanzar hasta un total de 37.500 dólares (unos 33.600 euros) por coche afectado.

De esta forma, si multiplicamos por 482.000 coches como mínimo, el montante total de la sanción podría alcanzar la cifra récord de 18 millones de dólares, en torno a 16 millones de euros. Y esto sólo en EE.UU.

De hecho, esta millonaria multa pudo ser el detonante para que Volkswagen admitiese en apenas un par de días toda la culpa. Una declaración inculpatoria podría ser la puerta para que la marca germana pueda evitar tan duro varapalo en los juzgados norteamericanos.

Al parecer, la agencia estadounidense habría ofrecido la posibilidad de alcanzar algún tipo de acuerdo extrajudicial que pudiese evitar la dura sanción. Un acuerdo que pasaría en todo caso por la asunción de la responsabilidad y el reconocimiento de los hechos por parte de Volkswagen, algo que el presidente de la marca se habría apresurado a realizar.

“Estamos trabajando con las autoridades competentes en forma conjunta y de manera global con el fin de esclarecer los hechos de manera rápida y transparente”, dijo Winterkorn.

Un poco más escatológico pero igualmente gráfico se mostró Michael Horn, presidente del Grupo Volkswagen en EE.UU, quien entonó el mea culpa:

“La hemos cagado por completo. Hemos sido deshonestos con la EPA, hemos sido deshonestos con el consejo de la Air Resources Board (ARB) de California y, en definitiva, hemos sido deshonestos con todos ustedes”, afirmó Horn.

Desgraciadamente, el problema para Volkswagen está en que esto no ha hecho más que empezar y amenaza con llevarse por delante el prestigio y, lo que es peor, el dinero de la firma alemana.

De momento, algunas de las naciones más importantes en las que el gigante alemán es líder de ventas como la propia Alemania, Francia o España, ya han amenazado con iniciar acciones legales ante la dimensión del fraude, lo que no hace presagiar nada bueno para la firma alemana.

Ferdinand Piëch dimite como presidente del Grupo Volkswagen


Ferdinand Piëch, ha presentado su dimisión con carácter irrevocable de todos sus cargos en el presidente del Grupo Volkswagen.

Ferdinand Piech dimite como presidente del Grupo Volkswagen
Ferdinand Piech dimite como presidente del Grupo Volkswagen

El veterano directivo alemán, de 78 años, ha perdido la guerra interna que mantenía desde hace meses con Martin Winterkorn, el presidente del Consejo de Administración de Volkswagen AG y de Porsche Automobil Holding.

Alegando una falta de confianza, Piëch trató de quitarse de encima al que durante años fue su protegido y máximo aspirante a la sucesión de la matriz del Grupo.

Sin embargo, en esta decisión Piëch se encontró con la oposición de la mayoría del Consejo, en especial del representante del Estado de Baja Sajonia (accionista del grupo) y su primo Wolfgang Porsche, quienes se posicionaron del lado de Winterkorn.

Esta lucha de poder ha acabado hoy con la salida de la presidencia de Ferdinand Piëch y de su mujer, Ursula -que también contaba con un puesto en la directiva del gigante alemán- y su sustitución provisional por Berthold Huber, vicepresidente del Consejo de Supervisión del grupo y ex presidente del sindicato IG Metall.

Ferdinand Piëch es nieto de Ferdinand Porsche, creador del famoso Volkswagen Escarabajo y accedió a la presidencia del Grupo Volkswagen en 1993, reemplazando a Carl Hahn, en un momento sumamente delicado para el consorcio alemán, prácticamente en bancarrota.

Su gestión, absolutamente impecable y revolucionaria, no sólo salvó al grupo de la quiebra sino que lo devolvió en tres años a la zona de beneficios.

En 2002 dejó el cargo aunque pasó a ocupar la presidencia del Consejo de Supervisión del Grupo Volkswagen, aunque reservándose una cuota importante de poder que le llevó incluso a destituir en 2006 a su sucesor en la presidencia, Bernd Pischetsrieder y nombrar a Martin Winterkorn.

Con ambos personajes en la presidencia, el Grupo Volkswagen creció de forma exponencial en el mercado y, sobre todo, a realizar en 2009 la compra de Porsche, la empresa fundada por su abuelo y que, hasta ese momento era propietaria del 50,7% de las acciones del Grupo.

Volkswagen anuncia la creación de una caja de cambios automática de 10 velocidades y doble embrague


martin-winterkonrEl presidente del Grupo Volkswagen, el alemán Martin Winterkorn, ha anunciado el desarrollo de una nueva caja de cambio de doble embrague DSG de 10velocidades, que reducirá notablemente el consumo de carburante. El anuncio ha sido realizado durante una intervención en el 34º Simposio Internacional de Motor de Viena.

Allí, el máximo dirigente de la empresa alemana ha trazado las que se prevén líneas maestras en cuanto a investigación y desarrollo de nuevos motores del Grupo Volkswagen de cara a los próximos años, que incluyen entre otras cosas, el desarrollo de un nuevo motor diesel de alto rendimiento con una entrega de 136 CV por litro de cilindrada.

Volkswagen también ve un gran potencial para los sistemas de propulsión de gas natural, ya que el motor de gas es ecológico, económico y adecuado para su uso diario.La tecnología está completamente desarrollada y, de hecho, el grupo germano ya cuenta con vehículos así en el mercado. El mejor ejemplo es el nuevo Volkswagen E-up!, cuyos 79 g/km de CO2 le convierten en el vehículo de gas natural más económico del mundo.

Además, como desveló el propio Winterkorn, el Grupo Volkswagen va a continuar con la producción de nuevos modelos de tecnología de gas natural como son con el Golf TGI BlueMotion y el Audi A3 g-tron.

Nuevo Volkswagen Eco Up! El camino a seguir por el Grupo en cuanto a eficiencia
Nuevo Volkswagen E-Up! El camino a seguir por el Grupo en cuanto a eficiencia

Volkswagen reitera su compromiso con España


En un panorama tan desolador en el sector como el que está atravesando Europa en general y España, en particular, si hay algo temido por todos los países es el terrible fantasma de la deslocalización. Un eufemismo acuñado  por los expertos para referirse de forma menos hiriente a la práctica llevada a cabo por muchas empresas consistente en cerrar sus factorías, dar un portazo y llevar su producción a países emergentes y con menores costes de producción.

Por eso, e insistiendo en el actual panorama económico, se agradecen aún más las palabras que el Presidente del Grupo Volkswagen,  Martin Winkertorn, pronunció ayer en el marco del Encuentro Hispano-Alemán, llevado a cabo en la sede del Ministerio de Presidencia del Gobierno en Moncloa. Allí se dieron cita los representantes de las empresas más destacadas de ambos países, en presencia de Mariano Rajoy y Angela Merkel,  con motivo de la visita de la Canciller alemana a nuestro país.

En dicha reunión, Martin Winkerton afirmó tajantemente que “Volkswagen seguirá estrechamente vinculado a España en el futuro”, Esto supone una inequívoca –e importantísima- apuesta por nuestro país ante la posibilidad de que el gigante automovilístico germano pudiera abandonar nuestro territorio y dirigirse a otros territorios. De hecho, el Grupo Volkswagen da trabajo actualmente a 18.000 personas en las dos fábricas que mantiene abiertas en nuestro país, en concreto en las localidades de Landaben (Navarra) y Martorell (Barcelona).

Asimismo, Martin Winkertorn destacó el papel del Grupo Volkswagen  en la industria del automóvil en España: “Las actividades de nuestro Consorcio representan el 25% de la industria de automoción española y con las marcas Seat, Volkswagen y Audi nos situamos entre las empresas con mayor volumen de negocio en España. Además, somos el mayor inversor industrial en el área de investigación y desarrollo “

Por otra parte, sobre la situación actual del mercado del automóvil, el Presidente del Grupo Volkswagen señaló que “es cierto que Seat está sufriendo especialmente la fuerte caída del mercado doméstico español. Pero también es cierto que tiene el producto y el equipo adecuados para que cuando el mercado se recupere de nuevo, la marca crezca de forma exponencial”. Y añadió, “Seat seguirá siendo un elemento fundamental en la estrategia global del Grupo“. 

Por último, Winterkorn  se refirió a la “elevada tasa de paro juvenil”, que supone “una complicada hipoteca para el futuro de Europa. Afrontarlo debe ser un objetivo tanto político como económico”, aseguró el Presidente del Grupo Volkswagen, quien hizo referencia al compromiso de la compañía con las próximas generaciones, en especial, la de nuestro país a través de la implementación de su celebrado Programa ‘StartUp Europe’.