Max Biaggi prueba los frenos sobre mojado de una moto ¡a bordo de un portaviones!


max-biaggi-pirelli-gt-01

El seis veces campeón del mundo de motos y actual campéon mundial de Superbikes, el veterano piloto Max Biaggi ha sido elegido para realizar una prueba de frenada sobre mojado. Lo curioso y lo ciertamente espectacular es que el el transalpino llevó a cabo esta prueba sobre el puente de vuelo del Cavour, un portaaviones militar de la Marina italiana, cuya superficie se regó por bombas de agua a 17 atmósferas, amarrado en el puerto de Taranto.

Allí, Biaggi ha acelerado hasta 100 km/h, para después apurar los frenos sobre el punto de frenada preestablecido. Esta inusual pista de pruebas ha comprobado la calidad de los nuevos neumáticos sport touring de Pirelli, Angel GT, desarrollados para motos naked, superdeportivas y touring.

Los nuevos Angel GT han permitido a Max Biaggi exprimir todos los caballos de su motocicleta -una flamante Kawasaki Ninja 1000– para poder frenar inmediatamente después con todas las garantías sobre el asfalto mojado.

Marco Melandri y Max Biaggi, a tortas en el paddock de Donington Park


Que dos de los más importantes pilotos italianos de los últimos años,  Marco Melandri y Max Biaggi, no se llevaban bien, es un hecho cierto y conocido por todos, arrastrando su más que conocida enemistad desde su antigua época como corredores de 250cc y 500cc, cuando ambos corrían en la categoría reina.

Pues bien, ayer por la mañana, después de la disputa de la Superpole en la prueba del Mundial de Superbikes 2011, ambos pilotos protagonizaron una escena más bien poco edificante  en el paddock del circuito británico de Donington Park, en la que dejaron bien claro que difícilmente se irán juntos a cenar…

Por lo visto, ambos italianos estaban ya «picados» entre sí por un incidente previo en la pista. Por un lado, Melandri denunció a Biaggi por haberle frenado adrede, cuando buscaba una vuelta buena para mejorar sus tiempos. Por su parte, Biaggi acusó a Melandri de sacarle de la trazada en varias ocasiones durante la prueba.

El caso es que se «buscaron» al acabar la prueba y, cuando el actual campeón, Max Biaggi volvía caminando en dirección a su box, al pasar por delante del box de Yamaha, fue jaleado por Melandri, que le espetó un irónico «¡bravo!». Entonces, Biaggi se dirigió directamente a por su compatriota y le abofeteó la cara.
Este feo gesto le ha supuesto a Max Biaggi una sanción por parte de la dirección de carrera, de nada menos que de 3.000 euros, por lo que esperamos que la próxima vez se pensará dos veces dónde poner las manos…