Romain Dumas defenderá su título en la Pikes Peak International Hill Climb


La siempre espectacular “Carrera hacia las Nubes”, la famosa Pikes Peak International Hill Climb, que tradicionalmente se disputa en la conocida cima de las montañas de Colorado Springs, contará en su edición de este año con el vencedor de 2016, el francés Roman Dumas.

romain_dumas
Romain Dumas, vencedor en 2016, repetirá participación en Pikes Peak

El piloto galo, dos veces ganador de las 24 Horas de Le Mans, ha confirmado que el próximo día 25 de junio defenderá su título a bordo de un Norma MXX de su propio equipo, el RD Limited.

En esta ocasión, Dumas volverá a participar en la categoría “Unlimited”, la más espectacular y vistosa de todas y cuyo récord lo ostenta Sebastien Loeb desde 2013, con un Peugeot 208 T16 Pikes Peak.

El coche elegido, un Norma MXX RD, es un prototipo de cabina abierta, desarrollado en colaboración con la empresa francesa Norma, con el objetivo precisamente de acabar con la marca de su compatriota.

Roman Dumas, que con ésta sumará ya cinco participaciones en la Pikes Peak International  Hill Climb, ya ha ganado dos veces esta prestigiosa prueba (2014 y 2016), en su máxima categoría.

Además, desde 2012 ostenta el récord de la categoría “Open, al lograr ascender los casi 20 kilómetros de recorrido y sus 156 curvas en 9’46”181, a bordo de un Porsche GT3.

Por último, decir que esta edición, el equipo RD Limited también llevará un segundo automóvil, que participará en la clase Time Attack 1, aunque no ha confirmado todavía su nombre.

Histórica victoria de Rhys Millen a bordo de un coche eléctrico en Pikes Peak 2015


Aunque su nombre estaba entre los principales favoritos a hacerse con el triunfo final en Pikes Peak, lo cierto es que la victoria de Rhys Millen en la mítica “Carrera hacia las Nubes”, disputada este fin de semana en la conocida montaña estadounidense, es ciertamente histórica.

Histórico triunfo de Rhys Millen en la Pikes Peak 2015 , a bordo de un coche eléctrico
Histórico triunfo de Rhys Millen en la Pikes Peak 2015 , a bordo de un coche eléctrico

El por qué es bien sencillo. Porque la victoria de Millen se ha producido a bordo del prototipo Oscar PP03 eO, el primer coche eléctrico capaz de imponerse en la cumbre de la montaña de Colorado Springs en sus 93 años de historia.

El Oscar PP03 eO de Millen es una barqueta de origen letón, con 1.200 kilogramos de peso, propulsada por nada menos que seis motores eléctricos, capaces de transmitir una potencia de 1.368CV (1.020 kW) y desarrollar un par motor de 2.160 Nm.

Aunque Millen no pudo redondear la hazaña, al no poder bajar de los nueve minutos como era su objetivo, lo cierto es que el norteamericano logró recorrer los 20 kilómetros y sus 156 curvas en un tiempo de 9’07”22, a casi 30 segundos de su más directo rival, el japonés Nobuhiro Tajima, también con otro coche 100% eléctrico.

Carl Sorensen muere en Pikes Peak tras caer por un precipicio


La 93ª edición de la conocida “Carrera hacia las Nubes” de Pikes Peak acaba de comenzar teñida de sangre, al conocerse la muerte del piloto norteramericano Carl Sorensen, tras precipitarse por un acantilado.

El piloto norteamericano Carl Sorensen, muerto en Pikes Peak tras un accidente de moto
El piloto norteamericano Carl Sorensen, muerto en Pikes Peak tras un accidente de moto

El accidente se produjo sobre las 9 de la mañana, en horario local, cuando su Kawasaki ZX10R se salió de la carretera y se precipitó por un barranco, en una zona conocida como el Patio del Diablo (Devil’s Playground), cerca de la cumbre, mientras se disputaba la jornada de calificación de la mítica prueba norteamericana, que inmediatamente fue detenida.

La muerte fue prácticamente instantánea y, aunque fue rápidamente asistido por las autoridades de la prueba, nada pudieron hacer por su vida.

Aficionado a las motos y a las carreras en circunstancias peligrosas, Sorensen ya sufrió un accidente similar durante una exhibición el pasado año para la Asociación de Motos Roadracing. En aquella ocasión, el piloto de Colorado tuvo más suerte ya que, aunque se rompió la pelvis, pudo recuperarse e incluso participó en la edición de 2014 de la Subida a Pikes Peak, en la que finalizó 10º en su categoría.

Los organizadores junto a la familia del piloto, encabezada por su hermano Chris -también piloto- han elaborado un comunicado conjunto en el que lamentan profundamente la muerte de Sorensen y manifiestan su pesar.

“Los corazones colectivos de la Comunidad de Colorado Springs y el Consejo de Administración de la Subida a Pikes Peak International Hill, comparten el dolor de la familia y los amigos de Carl Sorensen, afligidos ahora por su prematura muerte”, afirmó la organización en su comunicado de condolencia.

“A lo largo de los 92 años que esta prueba única se ha llevado a cabo en la Montaña de América, hemos experimentado el gozo del triunfo final, la decepción del fracaso y ahora, la angustia inesperada de la pérdida de un competidor, cuyo amor a las carreras le llevó a Pikes Peak. Lamentamos la trágica muerte de Carlton y él estará en todos nuestros corazones este domingo para la 93ª Carrera hacia las Nubes“, continuó.

“Será recordado como un amante esposo, padre, hijo, hermano y amigo con un tremendo sentido del humor y una pasión por las carreras. Murió mientras hacía algo que le encantaba, haciendo frente a la realidad de la vida, la aceptación por parte de los competidores de los peligros de la carrera, y el corazón y el alma de un gran hombre”, finalizó el comunicado.

Esta es la segunda muerte consecutiva acaecida en esta carrera, tras el fallecimiento en 2014 de Bobby Goodin, quien murió trágicamente al estrellarse con su moto nada más llegar a la línea de meta.

Por otra parte, la Oficina del Sheriff del Condado de El Paso ha informado de otro suceso que, a punto ha estado de convertirse en otra tragedia, cuando un rayo ha caído sobre una zona ocupada por decenas de espectadores, en una de las laderas de la montaña.

Afortunada -y milagrosamente, hay que decir- el hecho se saldó únicamente con seis personas heridas de distinta consideración aunque fuera de todo peligro.

La subida a Pikes Peak, un territorio cada vez más eléctrico


La mítica subida a la montaña de Pikes Peak (Colorado), cuya 93ª edición se disputará el próximo domingo día 28 de junio, está mostrándose cada vez más permeable a la entrada de vehículos eléctricos para la disputa de su tradicional “Carrera hacia las Nubes”.

Nobuhiro Tajima correrá Pikes Peak con el E-Runner Concept 1
Nobuhiro Tajima correrá Pikes Peak con el E-Runner Concept 1

Sus 20 kilómetros de subida continua y sus 156 curvas se han abierto de forma casi definitiva a la entrada de coches eléctricos, que poco a poco van reemplazando en el paisaje a los espectaculares bólidos de diseños estratosféricos y potencias descomunales y motores térmicos, los verdaderos protagonistas de estos últimos años.

En este sentido, hay que decir que la edición de este año ha batido los récords de participación de coches eléctricos, hasta el punto que una de sus principales estrellas, el nueve veces ganador de esta carrera Nobuhiro Tajima, será de la partida con uno de estos coches.

El piloto nipón tomará la salida con el E-Runner Concept 1, un vehículo eléctrico especial, fabricado por Rimac Automobili. Un auténtico animal de cuatro motores eléctricos que desarrolla una cifra de potencia absolutamente monstruosa. Nada menos que 1,1 Mw (1.475 CV), que le permiten pasar de 0 a 100 kms/h en 2,2 segundos, con una aceleración de 0 a 200 kms  h de tan solo 5,4 segundos.

El japonés tendrá un rival difícil en la figura del piloto Rhys Millen, que volverá a Pikes Peak a bordo del Drive eO PP03. Un impresionante prototipo de origen letón alimentado por seis motores YASA-400 de desarrollo propio y 1 Mw de potencia.

Sus baterías de ion-litio le otorgan un par de 2.160 Nm, una velocidad máxima de 260 kms/h y un peso de sólo 1.150 kg son algunas otras especificaciones impresionantes que, unidas a la experiencia y buen hacer de Millen, también le han situado entre los primeros de las listas de apuestas.

Los coches eléctricos del equipo Entropy Racing, una alternativa barata para correr
Los coches eléctricos del equipo Entropy Racing, una alternativa barata para correr

Por su parte, un equipo completo, el Entropía Racing, va a participar por vez primera con tres vehículos 100% eléctricos, pilotados por Rick Knoop, Charles Turano y Tim O’Neill. En este caso, aunque no optan a la victoria, su objetivo es demostrar que las carreras con coches eléctricos puede ser asequibles.

Pese a que correrán con coches ciertamente poco competitivos, unos prototipos eléctricos de apenas 175 CV y 140 kms/h de velocidad punta, se han propuesto mostrar al mundo que este tipo de coches son la alternativa perfecta para aquellos pilotos que, por cuestiones de dinero o por no tener la técnica necesaria, no podrían acceder a correr en la alta competición.

De hecho, manifiestan sus responsables que sus coches son un 50% más baratos de desarrollar y, sobre todo, de mantener para que nadie que lo desee se quede sin darse el gustazo de participar en una prueba como Pikes Peak.

Por otra parte, una gran ventaja de los motores eléctricos frente a los tradicionales de gasolina es que a la altura a la que se desarrolla la carrera (se inicia a 2.860 metros por encima del nivel del mar y se acaba a 4.301) el oxígeno comienza a escasear y los motores tradicionales sufren. En cambio los motores eléctricos al no necesitar oxígeno, su pleno rendimiento está garantizado desde el primero hasta el último metro de carrera.

Por último, decir que la victoria de un coche eléctrico en una prueba como la Carrera hacia las Nubes de Pikes Peak sería algo histórico y un punto de inflexión dado que, en sus 93 años de historia, nunca vio ganar a un coche que no estuviese equipado con un propulsor que no fuese térmico.

Peugeot afina la puesta a punto de su 208 T16 en Pikes Peak


La subida a Pikes Peak es una de las competiciones míticas del mundo del motor. A través de sus más de 90 ediciones, grandes nombres y mejores pilotos se han enfrentado a las montañas de Colorado y como os informamos en su día, el fabricante francés Peugeot tomó la decisión de volver a participar y hacerlo, además, de la mano del más grande como es el galo Sebástien Loeb.

Con una versión específica del Peugeot 208 T16 desarrollada por Peugeot Sport para la ocasión, como el propio Loeb ha afirmado, esta prueba va a ser uno de los mayores retos de su carrera. Ppara ello, el 208 T16 ha comenzado las primeras pruebas en Pikes Peak.

No os perdáis las primeras evoluciones de esta bestia del asfalto, porque son sencillamente espectaculares. Si esto es así, en una jornada de pruebas y a modo de aperitivo, no queremos pensar cómo será el día de la carrera…

Desvelado el Peugeot 208 T16 Pikes Peak de Sebastien Loeb


peugeot-208-pikes-peak 01

Como ya os comentamos en su momento, Peugeot anunció hace unas pocas fechas su vuelta a las montañas de la siempre espectacular Pikes Peak Hill Climb del próximo mes de junio. Allí, tras unos años de ausencia y dos memorables victorias a finales de los 80 con Ari Vatanen y Al Unser, el nueve veces campeón del mundo de rallyes Sebastien Loeb afrontará el duro reto de  repetir triunfo en la citada prueba, que tiene su meta a una altitud de 4.301 metros.

Hasta hoy solamente sabíamos que el campeonísimo galo iba a contar la ayuda del nuevo Peugeot 208 T16 Pikes Peak, un prototipo diseñado y construido especialmente por Peugeot Sport para esta carrera, en concreto para la máxima categoría de la misma, denominada “Unlimited”.

Sin embargo, no ha sido hasta hoy cuando hemos podido conocer el aspecto real y los d de esta bestia de aspecto fantasmagórico, cuyo exterior destaca por dos enormes spoilers, uno delantero y otro trasero de proporciones descomunales aunque muy típico en los participantes de esta prueba.

Mecánicamente, se sabe que el Peugeot 208 T16 Pikes Peak contará con un propulsor V6 biturbo de gasolina que le proporcionarán una nada desdeñable potencia de 850 CV, que Loeb tratará de domesticar a través del tren de rodaje del Peugeot 908 de circuitos. Sin duda, el arma definitiva del fabricante francés para reverdecer viejos laureles.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Peugeot vuelve a Pikes Peak con Sebastien Loeb


Peugeot_pikes_peak

Peugeot ha anunciado su retorno a la mítica carrera en cuesta de Pikes Peak International Hill Climb, también conocida como la Carrera hacia las Nubes. Esta prueba, única por su trazado consistente en una subida a toda velocidad por las laderas de la citada montaña de la localidad estadounidense de Colorado, es un compendio perfecto de riesgo extremo, competitividad y la más alta tecnología para sus múltiples categorías.

A través de 156 curvas, los vehículos participantes en las distintas categorías han de subir un escarpado recorrido que comienza en el kilómetro 2,800  del ascenso y finaliza en la cumbre del monte que da nombre a la prueba  a 4.300 metros de altura. Esta carrera además goza de una especial tradición ya que se disputa desde el año 1916 y, tras las 500 Millas de Indianápolis, es la segunda prueba más antigua que se disputa en Estados Unidos.

Peugeot ya escribió su nombre en 1988 y 1989, con las victorias del finlandés Ari Vatanen -inmortalizada además en un documental llamado Climb Dance- y del norteamericano Robby Unser, respectivamente, a bordo de aquel inolvidable Peugeot 405 T16. Ahora vuelve a intentarlo con el nuevo Peugeot 208 T16 Pikes Peak y de la mano del mejor en estas lides, el campeonísimo francés Sebastien Loeb. Para poder lograr el triunfo, la marca del león contará con la unión de tres grandes apoyos como son Red Bull, un clásico en este tipo de competiciones y los fabricantes galos Michelin y Total.

La carrera dará comienzo con la inspección técnica de los participantes el próximo día 24 de junio y durante varios días se irán disputando las distintas fases de calificación hasta llegar al gran día, que será el 30 de junio. Allí podremos ver en acción al nuevo prototipo deportivo de Peugeot, del que sólo sabemos hasta el momento que será presentado a la prensa a mediados de este mes de abril.