Imagen del día: Perseguir aviones U-2 en coche, un trabajo complicado


Pues sí, amigos. En esta vida hay trabajos de todo tipo y éste no es de los mejores, por más que perseguir aviones a más de 200 kms/h a bordo de un Pontiac o un Corvette por una pista de aterrizaje pueda parecer divertido.

El trabajo de estos militares de la USAF consiste en servir de ayuda en el momento del aterrizaje a los aviones espía U-2, conocidos también como “Dragon Lady”.

Los vídeos que os traemos hoy precisamente están grabados desde el interior de sendos Pontiac y Corvette del ejército americano, en los que podremos ver la complejidad del momento del aterrizaje y lo vital que resulta la colaboración de estas personas a la hora de tomar tierra sin problemas.

Este avión, desarrollado por Lockheed en la década de los años 50, fue creado con el fin de poder volar a gran altitud y situarse así fuera del alcance del fuego antiaéreo enemigo y así poder fotografiar sus objetivos.

Capaz de alcanzar una altitud de 70.000 pies (más de 21.000 metros de altura), lo que equivale a volar prácticamente en el límite entre la atmósfera y el espacio exterior, este avión monomotor tuvo que ser diseñado con una gran cantidad de compromisos de peso y unas configuraciones muy determinadas para la ausencia casi total de oxígeno, lo que afecta gravemente a las condiciones aerodinámicas del aparato.

Así pues, uno de los principales hándicaps que sufre el U-2 está en unas alas más propias de un planeador y un sistema de mandos de vuelo no asistidos (que lo hacen incontrolable con el más mínimo viento), así como un sencillo y delicado tren de aterrizaje doble en el eje longitudinal para reducir peso y complejidad (en esas alas no caben bahías para un tren en condiciones).

Sigue leyendo “Imagen del día: Perseguir aviones U-2 en coche, un trabajo complicado”

Coches famosos a subasta


En el Blog de la aseguradora Ycar he encontrado hoy una noticia que, por mi edad (provecta y ya casi inconfesable) me ha traído muy gratos recuerdos del pasado.

El próximo 6 de noviembre se llevará a cabo una subasta benéfica organizada en Hollywood por la empresa Profiles in History, a beneficio de la organización caritativa Variety-The Children’s Charity of Southern California y la Fundación Team Fox, creada por el actor Michael J. Fox para el estudio del Parkinson, enfermedad que sufre desde hace años el citado actor.

Así pues, entre otros artículos, se podrá pujar por dos coches míticos, que traen imborrables recuerdos de mi juventud y con los que todos hemos soñado en alguna ocasión cuando teníamos 14 ó 15 años.

¿Quién no recuerda si no aquel inolvidable DeLorean DMC-12 con el que Marty McFly y su inseparable Doc cruzaban las líneas del tiempo en la película “Regreso al Futuro”? Pues bien, valorado entre 80 y 100.000 dólares, el citado coche saldrá a subasta por un precio de salida entre 25 y 40.000 dólares, es decir, todo un chollo para los coleccionistas más avezados.

No es sin embargo la única vez en la que los más nostálgicos han podido hacerse con los coches de su juventud. Así pues, no hace mucho fue adjudicada a un coleccionista por 30.000 dólares una réplica del famoso KITT, un Pontiac Firebird Trans Am del año 1982 más conocido en España como “El Coche Fantástico” con el que el inefable Michael Knight luchaba a brazo partido contra el crimen organizado a mediados de los años ochenta. Sigue leyendo “Coches famosos a subasta”