Sevilla instala el primer radar que identifica a los infractores en un panel


La DGT ha dado una nueva vuelta de tuerca en lo que al desarrollo e instalación de radares se refiere, en una situación que poco a poco se va tornando insoportable, eso sí, “por nuestra seguridad”, como pomposamente dicen las autoridades de Tráfico.

radar1
Sevilla instala el primer radar que identifica la matrícula del infractor en los paneles

Así pues, ya no es que tengamos aguantar un importante incremento de radares fijos y móviles por nuestras carreteras, un aumento del despliegue de los polémicos radares de tramo  o de los poderosos radares aéreos a bordo de los inefables helicópteros Pegasus de la DGT. Ni siquiera es suficiente implantar radares con capacidad de multar a varios vehículos al mismo tiempo y en los dos sentidos de la marcha.

El último grito en radares viene dado por el que la DGT acaba de instalar en la A-49 de Sevilla, a las puertas de la capital hispalense.

Se trata de un dispositivo de tramo, ubicado entre los kilómetros 4,2 y 2,7 de la citada vía, que no sólo cumple su función, “cazando” a aquellos conductores que excedan de la velocidad permitida sino que, para escarnio del infractor, publica la matrícula de su coche en un panel luminoso situado en la misma carretera.

Este nuevo radar tiene la peculiaridad que, en el momento que detecta que un vehículo ha superado la velocidad permitida en ese tramo de la A-49 -que es de 80 kms/h- este panel, situado en el kilómetro 0,5 de dicha vía muestra su matrícula junto a un dibujo de la señal con la velocidad obligatoria y el mensaje de “Modere su velocidad”.

De momento y, según ha informado el Delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanza, este sistema sólo tendrá una función meramente informativa y, por tanto, no acarraerá sanción..Pero todo se andará…

Anuncios

Ya está disponible la App de Radares de TomTom


tomtom-logoTomTom ha confirmado que ya está disponible su aplicación TomTom Radares de Tráfico en 15 países de todo el mundo.

Se trata de una app gratuita que ofrece un servicio de alertas tanto de radares fijos como móviles de alta precisión y en tiempo real, al tiempo que ofrece también el control de la velocidad media del vehículo.

Además, y para minimizar las molestias de las “falsas alarmas” la App TomTom Radares de Tráfico únicamente avisa de los radares en la carretera por la que se está conduciendo.

Por último, la app también permite su uso en el llamado “overlay mode”. Esto significa que los propios conductores pueden contribuir a la comunidad y recibir alertas, mientras están utilizando otras aplicaciones.

Ya está disponible la App TomTom Radares de Tráfico
Ya está disponible la App TomTom Radares de Tráfico

 

Corinne Vigreux, cofundadora y directora ejecutiva de TomTom Consumer, ha afirmado que, con este lanzamiento, TomTom quiere dar la bienvenida a nuevos conductores a su comunidad.

“Ya son 4,6 millones de conductores los que trabajan conjuntamente para reportar y verificar la localización de los radares de tráfico en tiempo real”, aseveró.

“Ahora todos los dueños de un smartphone con Android pueden unirse a nosotros haciendo de la conducción una experiencia más tranquila y relajada. Hemos puesto foco en reducir el estrés del conductor, diseñando una ordenada y sencilla aplicación, que minimiza las falsas alarmas de los radares menos importantes”, añadió.

Como ya hemos dicho, esta app es gratuita y, de momento, sólo está disponible en la Google Play, para usuarios de smartphones y tablets equipados con Android

Escándalo en Madrid: Montan un radar ilegal y el dinero de las multas va a la cuenta del alcalde


Aunque sabemos que el mundo de la corrupción política ha alcanzado límites difícilmente sospechables en nuestro país, hay que reconocer que lo que ha ocurrido en el consistorio madrileño de Villanueva de Perales sobrepasa todo lo imaginable en lo que a picaresca y corruptela se refiere.

Imagen del controvertido radar de Villanueva de Perales (Madrid)
Imagen del controvertido radar de Villanueva de Perales (Madrid)

Ahora que la DGT va a hacer pública la ubicación de todos sus radares, tanto fijos como móviles y además tendrá que señalizar su presencia, el Ayuntamiento de la citada localidad ha instalado uno completamente nuevo y del que sólo se ha conocido porque comenzaron a llegar ingentes cantidades de denuncias a sus convecinos por exceso de velocidad.

Hasta aquí todo podría parecer normal. No en vano, la práctica de instalar radares en zonas destinadas únicamente al incremento de la recaudación municipal es, hasta cierto punto y por desgracia, algo habitual.

En el caso de Villanueva de Perales, sin embargo, es muy distinto. El nuevo radar fue ubicado en un semáforo sito en la carretera M-523 que, para más inri, sufría problemas de funcionamiento. Al parecer, el citado semáforo duraba muy poco en verde y menos aún en ámbar -en torno a un par de segundos- lo que le convirtió rápidamente en objeto de deseo recaudador a las autoridades municipales.

De hecho, desde que se instaló el citado radar, al menos 800 conductores fueron denunciados con diferentes sanciones económicas y la retirada de cuatro puntos del carnet de conducir.

Sin embargo, hubo un hecho que hizo despertar las primeras sospechas de que ahí se estaban produciendo irregularidades. Así, mientras que las sanciones económicas sí se hacían efectivas, nunca se procedía a la retirada de los puntos. Además, las sanciones procedentes de este semáforo eran notificadas en sobres con un formato diferente al habitual.

Pero esto no fue todo. La sorpresa saltó cuando se conoció que la instalación del controvertido radar se había hecho en una ubicación para la que el Ayuntamiento no sólo no tenía competencias sino que además pertenecía a una zona de competencia exclusiva de la DGT. Y lo que es peor, la instalación del dispositivo se hizo a espaldas de las autoridades de Tráfico.

A raíz de este grave descubrimiento, tanto la Oposición municipal como algunas asociaciones vecinales comenzaron rápidamente a indagar en los pormenores de esta instalación y el resultado fue sorprendente.

El verdadero escándalo fue mayúsculo cuando, además de confirmarse que era ilegal, se supo que el dinero recaudado iba a a parar directamente a una cuenta bancaria abierta por el propio alcalde y en la cual no figura ningún interventor de la Comunidad de Madrid, como estipula la ley.

El titular del consistorio, César Muñoz Mateos (PSOE) se ha limitado a confirmar la veracidad de la información. Eso sí, haciendo hincapié en que el radar de la discordia se instaló “con el único objetivo de mejorar la Seguridad Vial y evitar posibles accidentes”.

Asimismo,tanto el alcalde como el grupo socialista han negado cualquier tipo de afán recaudatorio y además han arremetido contra la Oposición por el uso partidista de lo ocurrido.

Sin embargo, respecto al tema de la cuenta bancaria en la que figura el nombre del alcalde sin que haya un interventor de la Comunidad de Madrid, afirman que se debe a una “situación circunstancial” , imputando la responsabilidad a la propia administración autonómica por no haber mandado a nadie todavía para que cumpliese con dicha función.

Lo que sí se conoce es que, debido a la gravedad del escándalo, el consistorio está empezando a recular. Al parecer, desde el Ayuntamiento ya se habría empezado a dar marcha atrás en la tramitación de estas denuncias, hasta el punto que, como han informado algunas plataformas vecinales, ya se están conociendo casos de vecinos a los que se les ha notificado el sobreseimiento de sus denuncias, incluso sin haberlas recurrido.

 

Multan por exceso de velocidad a un mecánico con el coche de una clienta


En ocasiones, la realidad supera a la ficción y, como en el caso que nos ocupa, también al mas elemental sentido del deber y de las reglas de confianza que deberían unir a un mecánico con su cliente.

Sancionan a la clienta de un taller por el uso del coche por un mecánico
Los Mossos sancionan por error a a la clienta de un taller por el uso del coche por un mecánico

Ocurrió en la localidad tarraconense de Salou y su principal protagonista es la clienta de un taller, que recibió en su domicilio la notificación de una denuncia por exceso de velocidad.

Hasta ahí, todo puede parecer normal, de no ser porque la fecha de la sanción se correspondía con el período en el que élla había depositado su vehículo en un taller cercano con el fin de someterlo a una revisión rutinaria.

De inmediato, la clienta del taller puso el hecho en conocimiento de los Mossos D’Esquadra de la comisaría de a Vila-seca i Salou, cuyas pesquisas determinaron que, por la fecha de la infracción, era físicamente imposible que aquella señora hubiese cometido infracción alguna.

Al poco tiempo, los Mossos detuvieron a Samuel B.J., un empleado del citado taller, al que acusaron de un delito de apropiación indebida mediante engaño. Unos hechos que el mecánico admitió, reconociendo haber usado el coche de su clienta para su uso personal y, además, en varias ocasiones.

Para ello, el “avispado” mecánico iba demorando la devolución del vehículo a su legítima dueña argumentando que había encontrado nuevas averías ocultas.

 

La DGT confirma los márgenes de error para sus radares e informará de sus ubicaciones


La Directora de la DGT, María Seguí ,compareció ayer en rueda de prensa para, entre otros temas, confirmar los nuevos márgenes que los radares van a dejar entre la limitación de la vía y el momento en el que éstos dispararán su fatídica foto y procederán a la denuncia.

La DGT publicará una lista con la ubiación de todos sus radares, fijos y móviles
La DGT publicará una lista con la ubiación de todos sus radares, fijos y móviles

El anuncio se hizo a colación de una nueva iniciativa que va a llevar a cabo la DGT.  por medio de la cual se hará pública la ubicación de todos los radares, tanto fijos como móviles y además se advertirá de su presencia con antelación.

La publicación se hará en la web de la DGT y se espera que se produzca en breve. Según la propia Seguí, la medida obedece a velar por la seguridad y hacer que los conductores conduzcan con prudencia.

“Esta iniciativa se adopta para que los conductores respeten los límites establecidos y, en particular, en aquellos tramos identificados como especialmente peligrosos. La velocidad no es intrínsecamente ni buena, ni mala; el reto es su gestión. La denuncia no es el objetivo final”, afirmó la máxima responsable de la DGT.

Nuevos márgenes de error de los radares

Por otra parte, en lo que respecta al margen de maniobra que la DGT dejará a los conductores en caso de exceso de velocidad al paso por un radar, sea fijo o móvil, María Seguí confirmó que variará en función de la vía.

Por norma general, en aquellas vías cuyo límite sea igual o inferior a 90 kms/h el radar se activará cuando se sobrepase en 8 kms/h el límite de velocidad establecido (p.ej.: cuando circulemos a 38 kms/h en una vía de 30 o a 58 kms/h en una de 50).

La DGT ha desvelado el umbral a partir del cual se activarán los radares este año
La DGT ha desvelado el umbral a partir del cual se activarán los radares este año

Si la vía cuenta con una limitación de 100 kms/h, este margen sube hasta los 9 kms/h, de tal manera que se disparará cuando detecte una velocidad de 109 kilómetros por hora, mientras que en vías de 110, el margen ascenderá a 10 kms/h (saltará pues cuando se circula a 120 kms/h)

Por último, y para los tramos limitados a un máximo de 120 km/h (autopistas y autovías), este límite subirá hasta los 11 kms/h para vías con esta limitación, por lo que los radares se activarán en el momento que se superen los 131 kms/h.

Ahora bien, esta medida tiene “trampa”, al menos de cara a un futuro próximo ya que los radares se activarán igualmente a 131 kms/h en aquellas autopistas y autovías en las que se defina un límite genérico de 130 kms/h en vez de los 120 actuales.

Para finalizar, María Seguí ha confirmado que no se prevén nuevas adquisiciones de radares, de modo que la DGT seguirá contando con la nada despreciable cifra de 850 unidades distribuidas por todo el territorio nacional, entre los fijos, los instalados en vehículos y los que equipan los temibles Pegasus.

Un nuevo radar sembrará de multas la M-30 madrileña


Una de las joyas de la corona de la capital madrileña es la M-30. Esta vía de circulación es una de las principales arterias por la que circula a diario una media de media de más de 300.000 vehículos.

El Ayuntamiento de Madrid instalará un nuevo radar en la M-30
El Ayuntamiento de Madrid instalará un nuevo radar en la M-30

Con un longitud de 32,5 kilómetros y unas especiales características, que en ocasiones le permiten adoptar la forma de autopista y en otros de vía urbana, le han convertido en la vía más transitada de España y una de las más importantes de Europa en estos momentos.

Quizás por eso siempre fue objeto de deseo de las autoridades municipales, que la vieron como un pozo sin fondo de recolección de dinero, eso sí, “por nuestra seguridad”.

Sin embargo, especialmente desde su última y faraónica remodelación, llevada a cabo entre los años 2004 y 2007 y en la que se soterró gran parte de su recorrido, esta vía se ha convertido en una auténtica “zona de guerra”, trufada de radares ciertamente activos -y sensibles- que llevan desde entonces persiguiendo de forma inmisericorde los bolsillos de los sufridos conductores que circulan por su trazado a diario.

No contentos con eso, el consistorio de la capital ha desvelado que el próximo año va a proceder a la instalación de una especie de “Madre de Todos los Radares”, un multiradar de última generación, que dejaría en pañales la amplia lista de dispositivos de detección que pueblan la conocida vía de circunvalación madrileña (nada menos que 11, de los 26 que el Ayuntamiento tiene desplegados por todo el municipio).

Los radares actuales, en su mayoría situados en la zona de túneles de la M-30 -cuya velocidad está limitada a 70 kms/h- sólo son capaces de controlar uno de los tres -y hasta cuatro- carriles que integran el trazado madrileño. Sin embargo, el nuevo cinemómetro tiene la posibilidad de controlar hasta ocho carriles a la vez. Y no sólo en alejamiento sino en aproximación y, lo que es peor, en ambas direcciones y será capaz de capturar hasta 10.000 fotografías por día.

Así lo ha confirmado Enrique Núñez, el portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Madrid, aunque no ha especificado su ubicación exacta, ya que ésta no se habría definido aún por el consistorio. En lo que sí ha hecho hincapié el portavoz municipal es que su localización será en algún punto especialmente conflictivo y estará debidamente señalizado.

Torredembarra devolverá 80.000 euros por un radar mal ubicado


Señal de RadarEl Ayuntamiento de  la ciudad tarraconense de Torredembarra va a devolver los 80.000 euros de la recaudación de las multas procedentes de un radar mal señalizado, según acordó el Pleno del consistorio local celebrado el pasado jueves.

Esta histórica decisión es fruto del esfuerzo llevado a cabo estos últimos años por una asociación creada expresamente para denunciar la ubicación de un radar camuflado, situado en la antigua N-340, en concreto  en el tramo que une la C-32 (carretera de La Riera) y la T-210 (carretera de La Pobla) . Un radar que, entre el 18 de julio y el 16 de octubre de 2011 llegó a imponer 5.300 sanciones.

Desde su entrada en funcionamiento, ciudadanos de Torredembarra y otros pueblos de  la zona como La Pobla de Montornès, La Riera de Gaià, La Nou de Gaià y Altafulla, se organizaron en una Plataforma de Afectados, denunciando entre otras cosas que el Ayuntamiento de Torredembarra nunca informó de que la vía en la que se ubicó el radar era urbana, ni actualizó las señales, previniendo a los conductores de tal hecho. Asimismo, esta Plataforma criticó que las sanciones impuestas tardaron mucho en comunicarse (entre 60 y 90 días después de haberse cometido). De esa manera, prácticamente ningún conducto -sobre todo al principio- conocía que había cometido una infracción, por lo que era normal la reincidencia y, por ende, la acumluación de multas.

Sin embargo, la presión popular de esta asociación logró no sólo la retirada del polémico radar sino que además, consiguió que todas las sanciones fuesen declaradas nulas. Pero faltaba saber qué iba a pasar con aquellas multas que fueron abonadas, con anterioridad a la declaración de nulidad y que el Consistorio ya había cobrado, una vieja reivindicación de la Plataforma pero para la que el Ayuntamiento no ofrecía respuestas.

El polémico radar de Torredembarra
Torredembarra devolverá el dinero de las multas de su polémico radar

Pues bien, tras varios meses de lucha por parte de la PAR, el pleno ordinario aceptó las alegaciones presentadas por dicha asociación y aprobó que, a partir del 1 de septriembre, se iniciará el reembolso de  los más de 80.000 euros ingresados en las arcas municipales procedentes de las 526 multas y cuyos infractores ya habían pagado al Ayuntamiento.Igualmente, el Pleno decidió que el abono de estas cantidades se prolongará hasta el mes de diciembre y se hará con cargo a los presupuestos del BASE, el organismo público creado por la Diputación de Tarragona que recaudó en su día el importe de las multas.

A favor de esta medida votó el equipo de gobierno, integrado por la coalición CiU, PP e Independientes así como otros grupos de la oposición municipal como ABGv y el PSC, tras presentar varias enmiendas, una de ellas instando al alcalde, Daniel Massagué, a pagar la devolución de su bolsillo. Solo ERC votó en contra y mostró su enojo por cómo se había gestionado el conflicto, además de proponer recurrir a un seguro de responsabilidad patrimonial.

Por su parte, la Plataforma ha mostrado su satisfacción por la “victoria ciudadana conseguida tras dos años de lucha y reivindicaciones” y ha apuntado que “no bajaremos la guardia hasta que esté todo devuelto”.