App gratuita para móviles y tablets Android que detecta radares


Que la DGT ha redoblado sus esfuerzos recaudatorios es un hecho. Por este motivo, siempre son de agradecer iniciativas como  la llevada a cabo por la compañía SoftBoom. Esta empresa española ha desarrollado un interesante avisador de radares gratuito para usuarios de smartphones y tabletas.

Esta aplicación, denominada genéricamente Radar!, alerta en tiempo real sobre la presencia de radares fijos, móviles, semáforos controlados y zonas que sean peligrosas. Además, esta aplicación tiene una función social en tanto que permite a sus distintos usuarios ir añadiendo toda clase de radares que vayan surgiendo,, con el fin de mantener una base de datos lo más amplia y viva posible.

Utlizando el GPS de nuestro dispositivo, mediante una señal acústica se nos avisa de la presencia de un radar y el límite de velocidad detectado en el trayecto, de tal manera que si la velocidad supera el límite permitido, el aviso será más insistente.

Otra  de las características relevantes de esta aplicación es que se puede utilizar al mismo tiempo que el navegador, gracias a la función background que, además, también sirve para cuando la pantalla esté apagada. También utiliza un sistema inteligente de gestión de la batería, uno de los principales hándicaps de este tipo de dispositivos, cuando de un uso largo y prolongado se refiere.

Por último, recordar que esta aplicación es totalmente gratuita y está ya disponible en la Play Store de Google.

avisador-de-radares.02

avisador-de-radares

Fuente: Aplicacionesandroid.es

Anuncios

Los nuevos Renault y Peugeot traerán un avisador de radares de serie para sus coches


En los próximos días saldrán a la venta el nuevo Renault Clio y una de las principales novedades que presenta es la incorporación de la tableta conocida como R-Link, entre su equipamiento de serie. Este dispositivo cuenta con numerosas aplicaciones, una de las cuales se llama Coyote. Esta aplicación reúne una importante comunidad de conductores y su principal funcionalidad consiste en la posibilidad de avisar a sus usuarios sobre las incidencias de tráfico, incluidos los radares móviles.

La comunidad Coyote nació en Francia en 2006 como una forma de defenderse de la presión de los radares móviles. Al igual que nuestros padres (y algunos de nosotros también, por qué no decirlo) alertaban mediante ráfagas de luz a los conductores que venían de frente sobre la presencia alguna patrulla de la Guardia Civil, generalmente agazapada a la caza y captura de infractores, los usuarios de Coyote actúan de forma similar aunque ahora de forma más segura e interactiva.

Así pues, los conductores disponen de un dispositivo que permite comunicarse en tiempo real a todos sus usuarios entre sí y un servidor. De esta forma, y simplemente pulsando un botón, cualquier usuario puede avisar sobre cualquier incidente de tráfico –incluyendo la presencia de radares móviles- al resto de la comunidad en un radio de cinco kilómetros a la redonda en ciudad y de varios kilómetros en carretera.

Coyote cuenta ya con 243.000 usuarios en España y 1,7 millones entre Francia, Italia, Alemania, España y Bélgica, siendo Francia el territorio más “poblado” con casi un millón de  usuarios. No obstante, estamos seguros de que su número de usuarios crecerá como la espuma merced a los acuerdos firmados entre Coyote y Renault, para su implantación a través del citado R-Link (actualmente de serie en el Clio y próximamente en el Zoe) y con Peuegot, que lo llevará implementado en su exclusivo sistema Peugeot Connect Apps, de serie para el 308, que verá la luz el año que viene.  Además, se sabe que Coyote se encuentra actualmente negociando con un fabricante japonés, cuyo nombre se mantiene en secreto por la empresa gala.

El coste de este dispositivo en España ha variado. Hasta hace unos días, Coyote comercializaba  el aparato por 199 euros y además había que pagar una cuota anual de servicio de 99 euros. Sin embargo y, con carácter extraordinario, esa cantidad se ha modificado, de modo que se pagará una cantidad inicial de 299 euros, pero la contratación del servicio no llevará aparejado el pago de ninguna cuota adicional.

El nuevo Renault Clio contará con R-Link de serie y montará Coyote entre sus aplicaciones

La DGT espera realizar más de 100.000 controles de velocidad en su nueva campaña


El exceso de velocidad está en, al menos, uno de cada tres accidentes de tráfico con resultado de muerte. De hecho, la DGT ha calculado que la falta de respeto a los límites de velocidad ha estado presente en las 170 muertes producidas en los 157 accidentes ocasionados en nuestras carreteras hasta el pasado 15 de agosto.

Por este motivo, la DGT ha puesto en marcha una campaña por la cual desplegará durante esta semana a los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en 2.000 puntos de nuestras carreteras. Allí realizarán al menos 100.000 controles de velocidad, con el fin de concienciar a los conductores sobre el respeto a los límites de velocidad.

Asimismo, el organismo público dirigido por María Seguí también ha lanzado de forma paralela una campaña en las emisoras nacionales de radio, por medio de la difusión de varias cuñas sobre la velocidad en zona urbana, en vías secundarias, autovías y autopistas. En éllas se pretende reflejar cómo influye el exceso de velocidad en la disminución del campo visual, en la distancia de frenado y de detención así como en la gravedad del impacto en caso de accidentes, con el eslogan común de “Las prisas te hacen cometer errores y conduciendo no hay segunda oportunidad”.

Lo cierto se  que diversos estudios demuestran que si se circulara a una velocidad adecuada se podrían evitar un tercio de los muertos en accidente de tráfico. De hecho, el Estudio Nilsson sobre Velocidad concluyò que un descenso de apenas el 5% en la velocidad media traería consigo una reducción del 20% de los accidentes mortales.

Por su parte, los ensayos que EuroNCAP realiza con los coches nuevos para valorar la seguridad de los mismos y de sus ocupantes se realizan a 64 kms/h en el caso de un impacto frontal frente a los 50 kms/h de las pruebas de impacto lateral de un vehículo contra otro y de 40 kms/h para los peatones. Esto quiere decir que a estas velocidades el vehículo garantiza la protección a los ocupantes, pero no a velocidades superiores.

Por último, decir que el año pasado, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil  controlaron la velocidad de casi 29 millones de vehículos, denunciando a 850.000 conductores por superar los límites previstos mientras que 213 personas fueron puestas a diposición judicial por conducir con gran exceso de velocidad. Esto equivale a decir que un 2,9% de los conductores todavía no respeta los límites de velocidad.

Un nuevo radar móvil para las calles de Madrid


Según informa el diario 20 minutos en su edición digital de Madrid, el consistorio de la capital de España está preparando la adquisición de un nuevo dispositivo de radar móvil, que se sumaría a los tres que la Concejalía de Movilidad ya tiene desplegados por distintas zonas madrileñas, en concreto, las tres en las que el Ayuntamiento de Madrid tiene divididas la capital: Centro, Sur y Norte.

El coste del citado aparato, similar en cuanto a funcionamiento y tecnología a los otros que ya operan en Madrid, rondará los 30.000 euros pero, visto el rendimiento a nivel monetario en forma de sanciones, que están obteniendo los otros tres dispositivos móviles, mucho nos tememos que será rápidamente amortizado.

El modus operandi para el despliegue de los radares móviles que ya funcionan en Madrid es muy similar, por no decir idéntico al que se espera que asuma el nuevo dispositivo que adquirirá en breve el Ayuntamiento dirigido desde diciembre de 2011 por Ana Botella. Se ubica sobre un trípode -eso sí, nunca en la misma zona- y, dada la dificultad de ocultarlo en las calles madrileñas, la Policía Municipal (cuya división de tráfico se denomina pomposamente “Policía de Movilidad”) suele situarlo en el sentido de la marcha por delante de una voluminosa furgoneta del citado cuerpo de seguridad, para hacerlo invisible a los conductores que se acercan a él.

Las asociaciones de conductores y expertos han puesto la voz en el cielo protestando por esta operativa, ciertamente opaca y con fines meramente recaudatorios. Por su parte, desde la Dirección General de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid han hecho mucho hincapié en que su ubicación sería solo en zonas de “alta siniestralidad” o zonas sensibles, como inmediaciones de colegios o lugares donde se hayan recibido quejas de los vecinos por problemas con coches que circulan a altas velocidades. Además, niegan tajantemente que esos radares se escondan de forma premeditada y, por si acaso, se han negado a facilitar datos de ingresos obtenidos por multas procedentes de estos dispositivos.

Sin embargo, tanto agentes consultados por el citado diario como colectivos sindicales de la Policía Municipal admiten presiones para que esos radares se escondan cuanto más mejor con el fin de aumentar su innegable capacidad recaudatoria.

En todo caso, otro posible varapalo a nuestras ya maltrechas carteras así que si conduces por Madrid y eres amigo de pisarle, atento si ves una furgoneta de la Policía Municipal y no corras. Porque, aunque es triste recomendarlo, respetemos los límites de velocidad. Quizás así nos ahorraríamos estos disgustos…

Imagen de un radar móvil situado en el Paseo del General Martínez Campos de Madrid

Entran en funcionamiento tres nuevos radares de tramo en España


Para celebrar los más de 10 millones de desplazamientos previstos por las autoridades durante este megapuente de la Constitución y la Inmaculada, la DGT ha decidido que no había mejor momento que inaugurar sus nuevos radares de tramo que ahora.

Así, Pere Navarro quiere despedirse del cargo a lo grande, mediante la implementación de nada menos que tres nuevos radares de tramo, que para aquellos que no lo sepan, son sistemas de medición que, a diferencia de los radares tradicionales, no registran la velocidad en un punto concreto sino la velocidad media en un tramo determinado. De esta manera, estos radares cuentan con un dispositivo que registra  la velocidad a la que se entra en ese tramo concreto y, varios kilómetros más adelante, otro dispositivo similar registra nuestra velocidad de paso. En función del tiempo que hayamos tardado en pasar por los dos dispositivos, el radar calcula una velocidad media y si ésta supera la velocidad de la zona, automáticamente seremos sancionados.

Estos nuevos radares vienen a sumarse a los tres que entraron en vigor ya el pasado año 2010. En Madrid, el nuevo radar está ubicado en el tercer túnel de Guadarrama, en la Autopista del Noroeste AP-6. Está ubicado en sentido de entrada a Madrid, en un tramo de 8 kilómetros y con velocidad limitada a 100 kms/h.

Otro radar se ubicará en La Coruña, en concreto en la localidad de Fene, en el Túnel do Sartego de la Autopista del Atlántico AP-9 en sentido Ferrol. Aquí el tramo controlado será de algo más de un kilómetros (en concreto, 1.231 metros) en los que la velocidad máxima es de 90 kms/h.

Por su parte, el tercer nuevo radar de tramo se desplegará en la Z-40, la carretera de circunvalación de Zaragoza. Es un tramo de algo más de tres kilómetros, con una velocidad limitada a 120 kms/h, concretamente entre los puntos kilométricos 26,600 a 29,700.

Por último, decir que de momento y hasta el 9 de enero, los infractores no serán sancionados sino que simplemente serán informados por carta de la potencial sanción que les habría correspondido pagar por su infracción. A partir de esa fecha, el caudal recaudotorio se abrirá de par en par y comenzarán a llover las sanciones.

Entra en vigor la polémica reducción a 110 kms/h


Tras unos días de fogosos y acalorados debates sobre la polémica medida adoptada por el Gobierno socialista de reducir a 110 kms/h la velocidad máxima en autopistas y autovías, llega el momento de su entrada en vigor

Así, desde las 6:00 de la mañana de hoy lunes y hasta dentro de cuatro meses (aunque prorrogables) ha arrancado oficialmente esta medida que, desde que fue aprobada, sólo ha cosechado críticas desde muy distintos sectores de la población española y, en concreto, de los profesionales del sector, que ven en élla una medida que tiene un trasfondo claramente recaudatorio y que, en todo caso, tiene “gato encerrado”.

Empezando por la propia finalidad de la medida, que ni siquiera el Gobierno tiene clara, resulta difícil entenderla. Por lo pronto, ni siquiera los tres grandes Ministros de los sectores afectados (Interior, Fomento e Industria) se ponen de acuerdo en la cuantía del ahorro que se obtendría por estas medidas. En primer lugar, Alfredo Pérez-Rubalcaba, en su calidad de Ministro Portavoz, anunció hace un par de semanas, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que el ahorro de energía podría llegar hasta el 15%.

Sin embargo, apenas unos pocos días después, el Ministro de Industria, Miguel Sebastián, manifestaba en una entrevista en Onda Cero que el ahorro llegaría como mucho a un 3%. Asimismo el propio Sebastián, que en un principio defendía la medida, descartando que exisitieran problemas de suministro en nuestro país, hace escasos días decía que esta medida ahorraría a España el equivalente unos 18 millones de barriles de petróleo.

 

Alfredo Pérez-Rubalcaba, durante una comparecencia pública

Sigue leyendo “Entra en vigor la polémica reducción a 110 kms/h”

Llega el Trafistar SR590: La "Madre de todos los Radares", pronto en nuestras carreteras


Tras anunciarse hace unos pocos meses la entrada en vigor de los llamados radares de tramo, está previsto que para el año que viene empiece a desplegarse por nuestras carreteras un nuevo modelo de radar, el llamado Trafistar SR590, conocido ya en medio mundo como el “Super Radar”.

Se trata de un ingenio mecánico, desarrollado por la empresa suiza Multanova que ya ha sido probado con éxito en algunos países europeos y cuyas potencialidades, más que en un mero radar al uso, le convierten en una especie de “Gran Hermano” del tráfico rodado.

Por un lado, es capaz de controlar hasta 22 vehículos simultáneamente que se muevan en una carretera de hasta cuatro carriles, en un radio de 500 metros. Además, no sólo observará el estricto cumplimiento de los límites de velocidad sino que, gracias a su software, puede detectar y fotografiar para la pertinente denuncia hasta 10 infracciones diferentes, tales como el uso indebido del carril bus, pisar una línea continua, saltarse un paso de cebra, la realización de giros prohibidos y, sobre todo, no respetar las distancias de seguridad.

Sigue leyendo “Llega el Trafistar SR590: La "Madre de todos los Radares", pronto en nuestras carreteras”