GP de Canadá: Sorprendente victoria de Button en una muy accidentada y lluviosa carrera


Absolutamente demencial la carrera vivida hoy en el Circuito Gilles Villeneuve de Montreal, en la que tras prácticamente cuatro horas y una larguísima suspensión incluida, el británico Jenson Button ha conseguido hoy la que, probablemente, haya sido su más meritoria y trabajada victoria en toda su trayectoria deportiva. Inmediatamente detrás del piloto de McLaren le ha precedido Sebastian Vettel, que hoy ha demostrado que es humano cometiendo su primer error en carrera esta temporada. Por su parte, el tercero en discordia ha sido Mark Webber, tras una gran remontada.

Análisis de la carrera

La carrera de hoy, imprevisible desde el inicio, ha venido marcada por un aguacero sin precedentes en la historia de los distintos Grandes Premios disputados en Canadá. Esto ha motivado infinidad de incidencias, toques y errores humanos (algunos garrafales) que han hecho del Safety Car un compañero casi inseparable durante todo el desarrollo de la prueba.

El Safety Car, protagonista involuntario durante casi toda la carrera

En un Gran Premio para el que las previsiones meteorológicas anunciaban lluvias moderadas, ni el más pesimista pudo (ni supo) prever el tremendo temporal de agua que pudo caer durante las dos primeras horas sobre Montreal. De hecho, este aguacero fue de tal calibre que. ante la imposibilidad de hacer una salida normal, ésta tuvo que darse de forma lanzada con el Safety Car. Esta situación se mantuvo prácticamente inalterada durante casi el primer tercio de la carrera hasta que pasados tres cuartos de hora del arranque, los comisarios decidieron parar de forma provisional la carrera.

Sin embargo, durante el poco tiempo en que se pudo correr en ese primer tramo de la carrera dio tiempo a ver cómo Lewis Hamilton, muy agresivo en pista, apenas transcurridas cinco vueltas tenía un primer altercado con Mark Webber, para acabar triturado contra el muro, poco tiempo después, por su compañero Button, de modo que el Safety Car tenía que volver a pista.

A todo esto, la lluvia no dejaba de caer y por eso los estrategas de Ferrari, en una extraña decisión, mandaron a boxes a Alonso para que cambiara a neumáticos de lluvia intermedia. Sin embargo, la lluvia empezó a arreciar de forma espectacular, haciendo totalmente infructuosos los esfuerzos del asturiano para mantenerse dignamente en pista, teniendo que entrar rápidamente a cambiar nuevamente de ruedas y optar por unas de lluvia extrema. El resultado no pudo ser peor ya que el piloto español, que había hecho junto a Massa unos entrenamientos sensacionales, calificando segundo y tercero respectivamente, pasaba de golpe y porrazo a ocupar la octava plaza.

Sigue leyendo “GP de Canadá: Sorprendente victoria de Button en una muy accidentada y lluviosa carrera”