Roban uno de los coches de seguridad de las 500 Millas de Indianápolis y lo destrozan


Uno de los 100 Chevrolet Camaro descapotables personalizados que iban a participar como Coche de Seguridad el próximo mes de mayo en las 500 Millas de Indianápolis ha sido robado de un concesionario de la citada localidad.

Así ha quedado el Chevrolet Camaro de las 500 Millas de Indianápolis robado esta semana
Así ha quedado el Chevrolet Camaro de las 500 Millas de Indianápolis robado esta semana

Todo ocurrió en la noche del pasado miércoles, cuando un hombre aún sin identificar se coló en las dependencias del concesionario “Bill Estes Chevrolet”, sito en la localidad de Zionsville (Indianápolis).

El desconocido se hizo con los mandos de uno de los Chevrolet Camaro que habían sido seleccionados para estar presentes como Coche de Seguridad en las míticas 500 Millas y lo sacó a la calle atravesando literalmente uno de los escaparates de la tienda.

Como consecuencia del impacto, el frontal del coche quedó destrozado y, actualmente inservible. Quizás por este motivo, el ladrón decidió abandonarlo en cuanto el coche dejó de funcionar, apenas a unos centenares de metros del concesionario, y alejarse a pie del lugar.

De momento, la Policía no ha podido dar con el ladrón, del que lo único que sabe hasta el momento es que es de raza blanca, de mediana edad y que, en el momento de la sustracción, llevaba gafas oscuras e iba sin camisa.

Anuncios

Aparecen en un lago varios de los trofeos sustraídos a Red Bull


Según ha informado la policía británica, se han encontrado varios de los objetos sustraídos el pasado 5 de diciembre en la sede central de Red Bull en Milton Keynes.

Encuentran parte del botín del robo en Red Bull sumergido en un lago
Encuentran parte del botín del robo en Red Bull sumergido en un lago

Lo curioso de la noticia no es ya el hecho de la aparición de al menos 20 de los 60 trofeos y medallas que los asaltantes se llevaron de las oficinas del equipo austríaco sino el lugar en el que se han localizado dichos objetos.

Así pues, todos estos objetos han aparecido en el lago Horseshoe, situado en la localidad de Sandhurst, al sur de Inglaterra. Esto ha provocado que gran parte de los trofeos recuperados estén en muy mal estado, lo que está dificultando la identificación de los mismos.

Red Bull ya ha confirmado que está trabajando a fondo con la policía local para poder confirmar cuántas de las piezas localizadas se corresponden con las que desaparecieron de sus vitrinas tras el asalto. Lo que sí ha trascendido es que la réplica del trofeo de Campeón del Mundo del año 2013 no se encuentra entre los artículos encontrados bajo las aguas.

Las autoridades policiales creen que los “cacos” abandonaron parte del botín al descubrir que los objetos robados no eran más que réplicas sin valor, tal y como denunciaron fuentes de la escudería tras conocerse el asalto.

“Que fueran abandonados en un lago, dañados, prueba que era un robo sin sentido. Aun así, el daño que causaron a la fábrica fue enorme”, ha manifestado Christian Horner, actual jefe del equipo, al conocerse la aparición de parte de lo sustraído.

Desvalijada la sede de Red Bull en Milton Keynes


La sede del equipo Red Bull de Fórmula 1, sita en la localidad británica de Milton Keynes, ha sufrido esta noche la visita de los amigos de lo ajeno y ha visto cómo, entre otros artículos de distinto valor, los ladrones han arrasado con su sala de trofeos.

Asaltada la sede de Red Bull en Milton Keynes
Asaltada la sede de Red Bull en Milton Keynes

Según ha informado la Policía local, a la 1:30 de la madrugada recibió un aviso de robo procedente de la central del equipo austríaco y cuando se personaron en las instalaciones, el asalto ya se había perpetrado a través de un enorme boquete en la fachada principal.

Al parecer, por ese agujero entró un grupo de seis hombres a bordo de dos coches, un 4×4 de color plata y un Mercedes familiar de color oscuro, ambos, al parecer, con matrículas extranjeras.

Pese a la presencia del equipo de seguridad que estaba en esos momentos en la oficina, no se pudo evitar que en torno a 60 objetos, entre copas, medallas y placas conmemorativas, desapareciesen de las vitrinas del equipo Red Bull.

Lo que no sabían los “cacos” es que la inmensa mayoría de esos trofeos eran réplicas, por lo que, como el propio Christian Horner ha podido confirmar, el valor monetario de lo robado es mínimo. Aun así, el robo ha sentado francamente mal en el seno del equipo.

El valor material de los trofeos robados es escaso, máxime teniendo en cuenta que la mayoría eran réplicas, pero el daño moral es enorme, porque es el fruto de muchos años de trabajo en la Fórmula 1″, afirmó con pena el director del equipo.

“Este acto hará que nos replanteemos alguna cosas en nuestra fábrica y tendremos que hacer la sede menos accesible para los aficionados, lo que será injusto porque cientos de aficionados viajan a nuestra fábrica cada año para ver nuestros trofeos y nuestros coches de Fórmula 1”, concluyó Horner.