Finlandia tiene algo especial


No, no es una parodia de aquella canción de Los del Río, sino una verdad como un templo, el menos desde el punto de vista del automovilismo de competición.

Y es que algo de especial ha de haber en ese país nórdico que ha hecho que, históricamente y en proporción, sea el que más grandes pilotos, muchos de ellos campeones del mundo, ha venido aportado en todas las categorías del automovilismo, sobre todo en Fórmula 1 y en los rallyes, especialmente esta última.

De hecho ya veíamos ayer cómo las gastaba Kalle Rovanpera, que con apenas 8 añitos de edad era capaz de hacer auténticas diabluras al volante sobre nieve y tierra.

En la memoria de todos están esos grandes pilotos de Fórmula 1 como Keke Rosberg (campeón del mundo en 1982),  Mika Häkkinen (campeón en 1998 y 1999) o su último gran campeón actual, el hoy piloto de rallyes, Kimi Raikkönen, que se adjudicó aquel inolvidable campeonato de 2007 con Ferrari.

Sin embargo, donde los finlandeses son prácticamente imbatibles y ostentan una supremacía absoluta es en el mundo de los rallyes, categoría en la que históricamente han tenido grandes campeones del mundo, muchos de los cuales han pasado a la historia de este deporte por derecho propio.

Así pues, cómo olvidarse de leyendas como Ari Vatanen (campeón del mundo de rallyes en 1981 y posteriormente 4 veces campeón del París-Dakar, tres de ellas consecutivas), Juha Kankkunen (campeón del mundo en 1986, 1987, 1991 y 1993), Tommi Mäkinen (dominador absoluto de los rallyes entre 1996 y 1999) y  Marcus Grönholm que fue campeón del mundo en 2000 y 2006. Sin olvidarnos de su última gran promesa, Mikko Hirvonen o del malogrado Henri Toivonen, al que muchos de los que seguíamos aquella categoría mítica de los Grupo B nunca podremos olvidar.

Sin embargo han sido nuestros viejos conocidos del programa británico Top Gear quienes, después de mucho investigar, han descubierto el secreto encerrado en ese viejo aforismo que dice que “en Finlandia sólo se puede ser granjero, piloto o borracho y algunos son las tres cosas”.

No os perdáis pues este vídeo en el que nos lo cuentan todo, incluyendo las clases magistrales que Mika Häkkinen da al presentador sobre cómo llevar un coche en condiciones extremas. Quizás después de verlo podréis empezar a entender por qué Finlandia es la cuna de tantísimo gran piloto.

Este chaval promete


Viendo estas imágenes no me cabe la más mínima duda de que estamos ante un futuro campeón del mundo de rallyes porque conducir como lo hace el chico que es objeto de esta noticia, con apenas 8 años de edad y por esas carreteras heladas y llenas de nieve, tiene un mérito increíble.

Ahora bien, aun siendo nativo de un país tan prolífico en grandes pilotos como es Finlandia, pocas cosas quedan al albur de la casualidad y para este tipo de cosas, menos aún.

Así pues hay que decir que este chaval, Kalle, tiene un gran maestro en el que fijarse pues no en vano es hijo del famoso ex-piloto Harri Rovanperä, retirado en 2006  y que, aun sin llegar a ser uno de los primeros espadas del mundo de los rallyes sí que tuvo una dilatada carrera en la que disputó 111 carreras del WRC, conduciendo para marcas como Seat, Peugeot, Mitusubishi y Skoda, con una victoria final en su haber y más de 15 pódiums.

Así pues, como dice el refrán que de casta le viene al galgo, ahí os dejo un pequeño vídeo donde podréis apreciar cómo están ya de desarrolladas las virtudes automovilísticas y el talento de este chaval, insisto que de apenas 8 años de edad, que si sigue así será sin duda un digno sucesor de su padre.