Rinspeed Dock+Go o la mochila rodante


Aprovechando la inminente inauguración del Salón de Ginebra, el fabricante suizo Rinspeed ha presentado la que considera la solución definitiva para los problemas de movilidad en las grandes ciudades llamado Dock+Go.

Se trata de un prototipo, basado en el Smart Fortwo, al que, en función de las necesidades de carga, se le puede añadir un pequeño módulo trasero con un tercer eje y dos ruedas adicionales, a modo de mochila rodante, bien con la forma de un pequeño pick-up o como un espacio para carga. Esto convierte de un plumazo al siempre discreto Smart en una pequeña furgoneta o un minúsculo coche familiar pero sin perder su carácter urbano y, sobre todo, ecológico.

 

La gran ventaja que presenta esta especie de mochila rodante es que, al tiempo que facilita un espacio extra para el transporte, puede alojar un”paquete de energía” adicional, bien incorporando unas baterías adicionales que se recargan solas o incluso un motor auxiliar.

El procedimiento, bautizado como Variohybrid, es bien sencillo pero muy elaborado. El eje tercer eje de la parte acoplada hace rotar el eje del segundo y, al hacerlo, recarga las baterías. Unas baterías que, además de dotar de un plus bastante importante de autonomía al vehículo,  una vez que el coche está en el garaje, puede incluso proveer de electricidad a la residencia de su propietario.

Como dije anteriormente, el aspecto exterior del Rinspeed Dock+Go es exactamente igual al de un Smart Fortwo. Sin embargo, sea con maletero o como furgoneta, el diseño del añadido con el tercer eje ha sido elaborado de forma que la parte trasera del mismo sea casi idéntico al del Smart del que trae base, con el particular maletero.  Y es tal el parecido que en absoluto desmerece del conjunto ni da la sensación de ser un parche.

Para disimular la unión del añadido con la carrocería original y darle ese aspecto de naturalidad que hace pasar inadvertido el módulo, el fabricante suizo le ha dotado de unas tomas de aire laterales que camuflan perfectamente los puntos de unión con la trasera del Smart.

Si a esto le añadimos las futuristas y llamativas llantas, el aspect0 final del Rinspeed Dock+Go se asemeja más a una tanqueta de una película del espacio o a un vehículo lunar que al Smart Fortwo en el que está inspirado.

El interior, por contra, es bastante más potente y equipado que el del Smart Fortwo. Con un efectista tapizado en cuero rojo y negro, el salpicadero está dotado de la más alta tecnología. Posee controles para situar el iPod sobre el volante y tiene una enorme pantalla táctil, proporcionada por Harman, conectada a Internet, que le permite navegar y obtener toda la información precisa al tiempo que una serie de aplicaciones específicas facilitan la conducción.

Mecánicamente, el Rinspeed Dock+Go está dotado de un motor 100% eléctrico impulsado por baterías de ion-litio, que le dan una potencia de 25 Kw y un par motor de 120 Nm y le permiten una autonomía de aproximadamente 100 kilómetros. Con una sencilla caja de cambios automática de tres velocidades, alcanza una velocidad máxima de 95 kms/h y acelera de 0 a 50 kms/h en seis segundos. Un rendimiento que se puede mejorar sensiblemente en caso de montar las baterías o el motor adicionales.

En todo caso no es más que un proyecto que, visto lo visto, no va a dejar indiferente a nadie.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Citroën DS4 Racing: Deportividad extrema


Continúa apostando fuerte Citroën por su línea DS. Por este motivo acaba de presentar el nuevo Citroën DS4 Racing de cara al próximo Salón de Ginebra. Se trata de un concept-car basado en el ya conocido Citroën DS4 pero al que le han añadido una serie de elementos totalmente deportivos y que le confieren un aspecto fiero y temible.

Así pues, y como primera gran diferencia con su hermano de gama, cuenta con un chasis rebajado en 35 milímetros, así como unas vías que se han ensanchado 55 milímetros por delante y 75 milímetros por detrás. Si a ese conjunto le añadimos un difusor de aire, un spoiler en el paragolpes delantero, los faldones “racing” en los laterales de la carrocería y unas aletas más marcadas, el resultado es este prototipo absolutamente deportivo.

Pero no contentos con eso, la marca del doble chevron ha decidido añadir a la coctelera un motor 1,6 litros turbo, preparado por Citroën Racing, que desarrolla 256 CV y, sin embargo, deja escapar al aire unas exiguas emisiones de CO2 de 155 gr/km, lo que le convierte en uno de los compactos más potentes y, a la vez, eficientes de su categoría.

Pero no termina ahí la labor llevada a cabo por Citroën para dotar al DS4 Racing de una deportividad extrema. El chasis y los trenes rodantes han sido objeto de un trabajo de puesta a punto de alta precisión.

Por su parte, Citroën no ha escatimado a la hora de preparar un sistema de frenada acorde con la potencia y la deportividad del DS4 Racing. Para ello han montado unos excelentes frenos en el eje delantero, que llevan a cabo su labor sin problemas gracias a unas poderosas pinzas de cuatro pistones y los generosos discos, de nada menos que 380 milímetros de diámetro, escondidos tras unas impresionantes llantas de aleación  de 19’’, bicolor y de un diseño específico, rodeadas por unos no menos impresionantes neumáticos 235/40.

Externamente, otro elemento distintivo del Citroën DS4 Racing es su pintura gris mate con efecto texturizado y su techo bitono. Bajo este pomposo nombre se esconde una pintura absolutamente novedosa y revolucionaria en el mundo del automóvil. Consiste en una pintura cuyo granulado refleja la luz de una forma diferente, resaltando cada rasgo del vehículo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mini Clubvan Concept: Más espacio, más Mini


 

 

Con motivo del próximo Salón de Ginebra, BMW acaba de presentar el Mini Clubvan Concept, un prototipo desarrollado sobre la base del Mini Clubman. Este nuevo modelo pretende combinar las cualidades dinámicas típicas del “hermano mayor” de la familia Mini con una mayor capacidad de transporte. Con este concept-car, Mini recupera una idea que ya adoptó en los años 60, con aquel mítico Morris Mini Van. Una versión “comercial del Mini clásico, más ancha que éste, que tenía  con una distancia entre ejes 10 centímetros mayor, un comportamiento de carga cerrado y una puerta posterior de dos alas. Además, ese modelo fue la base para el Morris Mini-Traveller, una versión de cuatro asientos con superficies acristaladas en todas las ventanas y antecesor del actual Mini Clubman

La primera diferencia entre el Mini Clubvan Concept y el Mini Clubman, en el que está basado, radican precisamente en el volumen de carga del concept-car, cerrado detrás de los dos asientos delanteros y por las ventanas laterales posteriores selladas y, por lo tanto, no traslúcidas.

El Mini Clubvan Concept ofrece nuevas cualidades, tanto funcionales como estéticas, que le sitúan en el perfil de un diseñador de alta costura, el dueño de una galería de arte o de proveedores de catering para eventos especiales, así como también es el coche que ofrece la versatilidad que busca, por ejemplo, un fotógrafo profesional que en sus días de trabajo debe transportar sus cámaras, trípodes, equipos de iluminación y similares, y que en sus ratos de ocio utiliza su coche para transportar equipos de deporte de grandes dimensiones.

De esta forma, el Mini Clubvan Concept consigue combinar el aumento de funcionalidad propio de un vehículo presuntamente “industrial” con la estética que expresa el  “sello” Mini.

Máximo espacio interior

El Mini Clubvan Concept  sólo posee dos asientos, ofrece un amplio espacio aprovechable y, además, amplía las posibilidades para la personalización del coche. El compartimiento de carga empieza en la rejilla de separación que se encuentra justo detrás de los dos asientos y llega hasta la puerta posterior de dos alas. La superficie de su piso es completamente plana y se prolonga a lo largo de todo el interior, logrando una capacidad de carga incluso superior a la del Mini Clubman.

Sigue leyendo “Mini Clubvan Concept: Más espacio, más Mini”

Nuevo Citroën C4 Aircross: Un nuevo concepto de SUV


Con motivo del Salón de Ginebra, Citroën acaba de presentar el C4 Aircross, un SUV compacto de diseño francamente elegante e innovador, con el que el fabricante francés pretende introducirse en un terreno hasta ahora prácticamente inédito.

El nuevo Citroën C4 Aircross cuenta con un novedoso sistema de tracción “a la carta”,  con el que, en función de las necesidades del terreno, el usuario pueda elegir en todo momento la motricidad del vehículo. Para ello dispondrá de tres modos de funcionamiento que se pueden seleccionar manualmente (2WD, 4WD y LOCK).

Comtará con varias motorizaciones, tanto diesel como gasolina y montará en todas ellas su conocida tecnología Stop&Start. Además, en lo que se refiere a emisiones contaminantes, el Citroën C4 Aircross sólo emite 119 grs/Km de CO2 en su versión HDI de 115 CV de dos ruedas motrices, lo que le sitúa en un nivel casi inmejorable dentro de su segmento.

Al igual que otros hermanos de la gama (especialmente nos acordamos de la gama C4 Picasso) ha logrado conjugar el tamaño compacto de una carrocería de 4,34 metros de longitud con un amplio espacio interior, así como un nada desdeñable maletero de 442 litros de capacidad.

Por su parte, y con el objetivo de lograr la máxima comodidad a bordo, el Citroën C4 Aircross cuenta con una posición de conducción sobreelevada, un techo panorámico acristalado y un puesto del conductor muy intuitivo y de sencillo acceso a todas las funcionalidades.

En el apartado del equipamiento, Citroën ha decidido  no escatimar y para ello ha dotado al C4 Aircross con una amplia oferta de equipamientos tecnológicos: sistema de navegación Navidrive con pantalla táctil y cámara de visión trasera, acceso y arranque ‘manos libres’, sistema Hi-fi ROCKFORD, etc.

Por último, decir que el Citroën C4 Aircross se comercializará en versiones de dos y cuatro ruedas motrices y su puesta a la venta se espera que se produzca a lo largo del primer semestre de 2012, sin que haya  de momento precios definidos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.