Audi lanza Attitudes Ruta Segura, la app para asegurar la mejor ruta al colegio de los más pequeños


La App Attitudes Ruta Segura es una novedosa aplicación para móviles diseñada por el fabricante alemán en España por la cual ya es posible elaborar rutas seguras en el camino al colegio desde casa para los más pequeños, cuando éstos empiecen a ir solos al colegio.

audi-app-ruta-segura
App Audi Attitudes Ruta Segura, innovación para los más pequeños

Esta iniciativa, absolutamente pionera en nuestro país, tiene como finalidad educar a los niños, de forma divertida y de la mano de sus padres, para la elaboración de rutas seguras cuando los más pequeños de la casa empiezan a ir solos al colegio.

De esta forma, con esta app, y aprovechando el sistema de geolocalización de los smartphones, los padres podrán grabar una ruta de camino al colegio desde casa, registrando la posición y definiendo en la aplicación todos aquellos puntos de interés o de referencia. Estos puntos de referencia pueden ser de todo tipo, desde sitios más o menos conflictivos, domicilios de familiares o amigos, etc.

Así pues, cuando el niño comience a ir solo al colegio, la ruta previamente grabada se activará  y los padres recibirán un aviso en el móvil indicando que su hijo ha iniciado el camino y otro al llegar al destino.

Además, si así lo han configurado, podrán recibir notificaciones si el niño se aleja de la ruta, según una distancia de seguridad predeterminada. La aplicación permite también crear tantas rutas como sean necesarias para cubrir los trayectos que realice el niño de manera habitual, por ejemplo hacia casa de familiares o amigos.

Por otra parte, y con el fin de incentivar el uso de esta aplicación por parte de los niños, la app incorpora tres juegos educativos que se van desbloqueando en función del uso que el niño hace de la aplicación y del número de rutas que ha completado. Su finalidad es reforzar la autonomía del niño en la calle y favorecer su desarrollo psicomotor y psicosocial.

La App Attitudes Ruta Segura de Audi Attitudes es totalmente gratuita y e ha lanzado coincidiendo con la vuelta al colegio. Está ya disponible para los sistemas iOS y Android en sus respectivas tiendas on-line así como en un site de Audi creado a tal efecto

Llevar los neumáticos con una presión inadecuada supone un gasto de 50 euros al año


Según un estudio realizado por el Grupo Andrés, uno de los más importantes distribuidores de neumáticos de nuestro país, los conductores españoles estarían perdiendo en torno a 50 euros al año debido a la combinación de neumáticos con presiones bajas y  la subida de las temperaturas en verano.

El correcto inflado de los neumáticos ayuda a ahorrar dinero
El correcto inflado de los neumáticos ayuda a ahorrar dinero

En concreto, y tal y como se desprende del citado estudio, nada menos que tres de cada cuatro turismos circulan por nuestras carreteras con sus neumáticos inflados con una presión inadecuada, lo cual unido al incremento de las temperaturas, la factura de carburante se incrementaría al menos en un 7% además de comprometer la seguridad del vehículo y sus ocupantes.

De esta forma, se estarían quemando, de media, 50 litros de gasolina o de gasóleo cada año, tan sólo por el hecho de no llevar los neumáticos con la presiones recomendadas por el fabricante. Esto supone la nada despreciable cantidad  de 775 millones de litros de carburante consumidos inútilmente y una menos despreciable cantidad aún de 1.050 millones de euros al año, además del aumento de contaminación.

Los neumáticos con más kilómetros sobre sus lonas y con presiones más bajas son especialmente derrochadores de carburante, además de ser potencialmente más peligrosos. El envejecimiento de estas cubiertas se acelera al rodar sobre asfaltos recalentados, aumentando su vulnerabilidad a pinchazos y  reventones.

En este sentido, aquellos neumáticos con un inflado incorrecto, exigen un esfuerzo adicional al motor que provoca un desgaste prematuro en la banda de rodadura. Dicha deformación incrementa la temperatura de funcionamiento del compuesto y acelera su envejecimiento.

De hecho, el riesgo de reventón llega a multiplicarse por tres para aquellos automóviles que equipan cubiertas con presiones hasta 0,5 atmósferas por debajo de lo recomendado por el fabricante del vehículo, tal y como se desprende de las conclusiones del citado estudio.

El derroche innecesario de carburante es uno de los factores que debe animar a los automovilistas a comprobar el nivel de inflado de los neumáticos de modo sistemático. Menos de dos minutos en un taller especializado en neumáticos o en la estación de servicio ahorran hasta 50 euros de carburante cada año. Basta, con revisar las presiones de inflado cada dos o tres semanas, para evitar este gasto de más”, manifestó el Director General de Grupo Andrés, Eduardo Salazar, durante la presentación del estudio.

 

 

Bridgestone recomienda el uso de neumáticos de verano


Ahora que llega el verano Bridgestone ha lanzado una campaña de concienciación para el empleo de neumáticos de verano, tanto por seguridad como por ahorro de combustible, con el fin de que los conductores que hayan optado por el uso de compuestos de invierno, procedan cuanto antes a su sustitución.

Bridgestone recomienda cambiar con urgencia a neumáticos de verano
Bridgestone recomienda cambiar con urgencia a neumáticos de verano

Dado que no hay un “calendario” oficial para cambiar los neumáticos de invierno por los de verano -y viceversa-, entre otras cosas porque las condiciones meteorológicas pueden llevar a confusión.

Por eso Bridgestone ha propuesto una especie de regla nemotécnica para que los conductores no se olviden de efectuar el cambio de neumáticos y tan sencillo como hacer las pertinentes sustituciones apenas se proceda al cambio de hora.

Lo ideal sería que, en función del cambio horario de invierno a verano sobre finales de marzo, se cambiasen los neumáticos de invierno a neumáticos de verano. Por tanto, no habría que esperar a entrar en el estación estival para cambiar las ruedas.

En este sentido, el fabricante japonés aconseja a todos los automovilistas que todavía circulen con neumáticos de invierno que, con urgencia, cambien ya a neumáticos de verano. Esto se debe a que los compuestos más blandos y los diseños de la banda de rodadura especiales de los neumáticos de invierno, los hacen menos adecuados cuando las temperaturas aumentan.

Bridgestone asegura que, según las condiciones de la carretera y de la temperatura, las diferencias de rendimiento entre los neumáticos de invierno y los de verano, en términos de frenado o manejabilidad, pueden variar entre el 30% y 8%, respectivamente.

Así, en algunos casos, en situaciones de lluvia o pavimiento mojado, un vehículo equipado con unos neumáticos de verano de buena calidad tendrán una distancia de frenado hasta el 30% más corta que otro con neumáticos de invierno, en una temperatura ambiente de aproximadamente 30°C.

España registra su cifra más baja de muertos en carretera desde 1960


En una comparecencia pública del Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha hecho balance de la siniestralidad en las carreteras españolas durante el pasado año 2014 y las cifras son ciertamente esperanzadoras.

El Ministro del Interior durante su comparecencia de ayer
El Ministro del Interior durante su comparecencia de ayer

Así pues, los muertos en carretera no sólo han registrado su décima bajada consecutiva sino que las cifras de fallecidos se sitúan al nivel del año 1960, cuando empezaron a recogerse estas estadísticas y cuando el número de vehículos que circulaban por España era 30 veces inferior (en torno al millón de vehículos).

En concreto, durante el año 2013 se produjeron 994 accidentes mortales, en los que fallecieron 1.124 personas y 5.206 resultaron heridas graves. Esta cifra representa una caída del 16% en cuanto al número de siniestros mortales, situándose por primera vez por debajo de los 1.000. Además, también se han registrado descensos del 13,3% en el número de víctimas mortales y del 16% en el de heridos graves.

Si nos remontamos a tan solo 10 años antes, es decir, en 2003, el descenso de la siniestralidad es sencillamente espectacular, al pasar de los 3.993 muertos de aquel año los 1.124 de 2013. Esto es, 2.865 muertos menos y una reducción acumulada del 72%. Una reducción que también se aprecia en el número de heridos graves, pasando de los 19.493 de 2003 a los 5.206 en 2013.

Por otra parte, durante el pasado año hubo 29 días en que no hubo ningún muerto por accidente en vías interurbanas. De ellos, seis días fueron en marzo, cinco en mayo, cuatro en diciembre y tres en junio y julio. En total, el equivalente a casi un mes sin muertes en carretera. Esto también mejora las cifras de 2012, ya que en dicho año  sólo hubo 19 los días en que no se registraron muertos, frente a los 15 de 2011 y los exiguos cuatro de 2010.

Lo que no cambia es el tipo de vía en la que se viene produciendo el mayor número de accidentes. Las vías convencionales registraron 898 de las 1.124 víctimas mortales -casi un 80% del total- aunque por vez primera también baja de los 1.000 fallecidos, un 12% menos que en 2012. Además, los 178 muertos registrados en autovías y 52 en autopistas, también suponen un 19% menos que el año anterior.

De los 1.124 víctimas mortales, 590 se produjeron a bordo de turismos y 49, en furgonetas, un 18% menos que el pasado año. También bajó el número de ciclistas fallecidos en accidente. Sólo 26 víctimas, frente a los 36 de 2012. Sin embargo, donde se ha apreciado un pequeño repunte es en la cifra de motoristas muertos, que alcanzó un total de 188 fallecidos, dos más que el año pasado. También suben el número de peatones muertos por atropello, que pasan de 132 en 2012 a 138 en 2013.

Espectacular descenso de los fallecidos por accidente en España en 2013
Espectacular descenso de los fallecidos por accidente en España en 2013

Por tipo de accidente, la salida de vía es el que más muertos ha generado tanto en vías de gran capacidad (87 fallecidos) como en carreteras convencionales (333 fallecidos). Lo que sorprende es que en este tipo de vías, los atropellos a peatón (41) se han aupado al segundo puesto en cuanto a siniestros que más fallecidos generó el pasado año.

Por último, sorprende desagradablemente que aún haya gente que siga sin concienciarse de lo extremadamente importante que es el uso de los mecanismos de seguridad. Resulta apabullante escuchar que nada menos que un 21% de los conductores y pasajeros fallecidos en turismos y furgonetas en 2013 no llevaban puesto el cinturón de seguridad. Si comparamos esta última cifra con el año 2012, este porcentaje aumenta hasta el 25% y hasta el 38% en 2004.

Tampoco resulta comprensible que, de los 188 fallecidos en motocicleta, casi un 10% no llevaba puesto el casco en el momento del accidente. En el caso de los 27 fallecidos en ciclomotor, seis tampoco lo usaba. En el caso de los ciclistas, de los 36 usuarios de bicicleta fallecidos, 10 de ellos no utilizaban casco, pese a ser obligatorio en vías interurbanas.

Asimismo, de los 23 niños de hasta 12 años fallecidos en turismo o furgoneta, 15 usaban algún tipo de accesorio de seguridad pero seis (un 26%) no utilizaban ningún tipo de dispositivo de sujeción.

Según la DGT, abrocharse el cinturón o ponerse el casco habría ahorrado al menos 80 muertos y el descenso de víctimas mortales habría supuesto un descenso del 13% al 19%.

Arrancan los Audi Winter Driving Experience en La Molina


 

Desde el próximo fin de semana -los días 14 y 15 de diciembre- Audi dará comienzo una nueva edición de su tradicional Audi Winter Driving Experience, sus cursos para aprendizaje y perfeccionamiento de conducción sobre nieve y hielo.

Arranca una nueva edición de la Audi Winter Driving Experience
Arranca una nueva edición de la Audi Winter Driving Experience

La cita será en la estación invernal de La Molina, sita en el Pirineo catalán y su objetivo no es otro que enseñar a los conductores a controlar las reacciones de un vehículo ante cualquier imprevisto, así como aprovechar el potencial de los nuevos sistemas de seguridad y ayudas a la conducción.

El curso se llevará a cabo bajo el control y la supervisión de un equipo de instructores expertos y en él los alumnos tomarán partido en una serie de actividades de conducción, siempre relacionadas con la nieve y el hielo. Durante los dos días que dura el curso, los alumnos aprenderán técnicas de competición de rally con ejercicios de frenada, trazado de curvas, slalom, control del ABS, maniobras de balanceo y contrabalanceo y ejercicios de derrapaje controlado.

Tras finalizar el curso, los participantes serán capaces de reaccionar con mayor rapidez, naturalidad y seguridad ante cualquier situación imprevista durante la conducción en condicione, y estarán más capacitados para aprovechar de forma segura el potencial de su vehículo.

Todos los vehículos con los que se imparten los cursos de Audi Driving Experience son modelos de la marca alemana, equipados con la tracción integral Quattro. Entre los modelos que componen la flota se encuentran el Audi A1 2.0 TFSI Quattro de 256 CV, el Audi S3 2.0 TFSI Quattro de 300 CV, distintas versiones mecánicas de los Audi A3 Sportback, Audi A4 Avant y Audi A5 Coupé. Además, también podrán probar el deportivo Audi TT 2.0 TFSI quattro  así como los SUV de la marca de los cuatro aros como son el Audi Q3, el Audi Q7 y el  Audi SQ5 3.0 TDI Quattro de 313 CV.

Por último, decir que los Audi Winter Driving Experience incluye cuatro forfaits para cada asistente para ser utilizados el mismo fin de semana elegido que se realice el curso o cualquier otro día de la temporada de esquí.

Para disfrutar de estos cursos no es preciso ser cliente de  Audi. Toda la información sobre los cursos, con horarios, precios y posibilidad de reserva están disponibles en el microsite  de la experiencia.

Llevar a los niños abrigados en el coche puede afectar a su seguridad a bordo


Con la llegada del invierno la ropa de abrigo pasa a formar parte de la vida diaria de los niños, incluidos los desplazamientos. Sin embargo, lo que muchos padres desconocen es que cuando un niño lleva puesta la ropa de abrigo en la silla del coche, su seguridad puede verse reducida.

El llevar a los niños con abrigo compromete su seguridad
El llevar a los niños con abrigo puede comprometer su seguridad

Según el Departamento de Transporte del Reino Unido, hasta un 80% de los asientos infantiles se utilizan de forma incorrecta, siendo la tensión de los cinturones de las sillas el principal fallo.

El motivo es bien sencillo. La manera en que el niño encaja en la sillita es diferente cuando lleva puesta ropa de abrigo, ya que los cinturones no se adaptan de la misma forma a la constitución del pequeño. Esto aumenta las posibilidades de que éste salga despedido del asiento en caso de colisión o frenado brusco.

Todos los abrigos y la ropa en general se comprimen en caso de choque, pero los abrigos más gruesos de invierno no se comprimen lo bastante y producen un aflojamiento en el cinturón que hace que el niño se pueda deslizar del asiento, en caso de frenazo brusco. De ahí que el cinturón del asiento deba estar en todo momento lo más próximo al cuerpo del niño.

La mejor forma de garantizar la seguridad de los niños en invierno es meterles en la silla del coche con una chaqueta o jersey, a lo sumo, y calentar el interior del vehículo antes de iniciar el viaje. Luego, una vez abrochado el niño a la sillita, se le puede poner el abrigo encima, con la parte de delante hacia atrás y siempre que haga frío a bordo. De esta forma garantizaremos que el niño se mantendrá caliente y seguro al mismo tiempo.

Unos consejos para comprobar la verdadera sujeción con las prendas de abrigo

Debido a lo anteriormente expuesto, se recomienda a los padres que comprueben la seguridad de las sillas infantiles en invierno cuando los niños viajen con el abrigo puesto.

Para ver si la ropa de abrigo es segura cuando la lleve puesta en la silla del coche, habría que llevar a cabo una sencilla comprobación que apenas dura unos minutos pero que nos permitira comprobar el grosor de la prenda y, sobre todo, cómo se comprimirá durante el trayecto.

Para ello, bastaría con hacer esta simple comprobación, resumida en los siguientes pasos:

  1. Quitar la sillita del coche y llevarla a casa
  2. Vestir al niño con la ropa de abrigo que va a llevar en el viaje o en el trayecto
  3. Sentar al niño en la silla, abrocharle el cinturón y ajustarlo para que se adapte al tamaño del niño.
  4. Sacar al niño de la silla sin aflojar el cinturón.
  5. Retirarle al niño la prenda de abrigo y volver a sentarlo en la silla.
  6. Sin apretar los cinturones, comprobar que se pueden pasar dos o más dedos por debajo del cinturón, a la altura del hueso del hombro del niño. Si ello es posible, esa prenda de abrigo no sería segura para usarla en la sillita.

Ponle Freno y Continental, juntos por el mantenimiento de los neumáticos para invierno


La plataforma de Seguridad Vial impulsada por el Grupo ATRES Media “Ponle Freno” ha alcanzado un acuerdo con Continental para recordar la vital importancia de mantener en buen estado los neumáticos, especialmente con la llegada del mal tiempo.

Los neumáticos usados incrementan el riesgo de accidente
Los neumáticos usados incrementan el riesgo de accidente

Esta plataforma pone el acento en el hecho del auge cada vez mayor del uso de neumáticos de segunda mano debido a la crisis y alertan de que un neumático gastado aumenta la distancia de frenado y aumenta el riesgo de aquaplanning, especialmente en condiciones atmosféricas desfavorables.

Un consejo que, por sabido, no es baladí ya que, según un estudio elaborado por los principales fabricantes de neumáticos,s habría ya en torno a un millón de neumáticos de segunda mano rodando por nuestras carretera. Una cifra considerada como muy preocupante, debido a la incidencia directa que estos compuestos tienen sobre la Seguridad Vial. De hecho, este tipo de compuestos está presente en tres de cada cuatro accidentes de tráfico.

Está demostrado que los conductores que montan en sus vehículos gomas usadas aumentan significativamente las posibilidades de sufrir un accidente ya que, pese al aparente buen estado que aparenten tener las cubiertas pueden ocultar defectos internos.

La patronal de los talleres advierte del peligro del uso de neumáticos de segunda mano


Ya hemos hablado largo y tendido del enorme riesgo que supone para la seguridad vial la utilización de neumáticos de segunda mano. Sin embargo, su comercialización y su uso se ha disparado estos últimos años, sobre todo, como consecuencia de la grave crisis actual.

Desde la pérdida -en ocasiones muy importante- de las prestaciones del compuesto hasta la existencia de posibles daños internos que sólo salen a la luz con el coche en marcha, muchos son los inconvenientes que el empleo de neumáticos usados trae consigo sobre su principal ventaja, que es el precio.

Cartel de la campaña de CONEPA
Cartel de la campaña de CONEPA

Por ello, la patronal de los talleres CONEPA ha lanzado una campaña para concienciar a los conductores sobre los riesgos inherentes a la adquisición de neumáticos de segunda mano. Para ello ha editado una serie de pósters gratuitos para que los talleres puedan difundir este mensaje.

Estos pósters se distribuyen a los reparadores a través de las asociaciones adscritas a esta federación y han sido elaborados en colaboración con la Comisión de Neumáticos del Consorcio Nacional de Industriales del Caucho.

En ellos se subraya la importancia de circular con cubiertas en buen estado y se alerta sobre los riesgos asociados a los neumáticos de segunda mano, derivados de posibles defectos ocultos o daños estructurales en su interior, además de la considerable reducción de su vida útil, que puede

En cualquier caso, Conepa recuerda que su uso es legal siempre que la profundidad del dibujo sea de 1,6 mm como mínimo. También recomienda a los talleres que analicen rigurosamente cada cubierta de este tipo, en el caso de que sus clientes les pidan que la instalen en su vehículo, ya que puede acarrear serias responsabilidades al reparador

El 32% de los alumnos de Autoescuela reciben clases piratas


El 32% de los alumnos recibe clases piratas

El informe que ha hecho público FORMASTER, la Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Transporte y Seguridad, revela que hasta un 32% de los alumnos de Autoescuela han recibido clases “piratas” en algún momento de su formación como conductores. Un porcentaje que, además, crece a medida que la crisis sigue instalada en nuestra sociedad y la situación económica española no termina de ver la luz al final del túnel.

Así pues, según figura en este informe, hasta el inicio de la crisis, los alumnos que se presentaban al examen práctico recibían entre 30 y 40 clases de media antes de tomar la decisión de examinarse. Sin embargo, actualmente el número de clases desciende hasta una horquilla que oscila entre las 18 y las 24, lo que supone un 40% menos.

Por regla general, este descenso tan acusado no significa en modo alguno que los alumnos que se presentan al examen práctico hayan recibido menos clases prácticas que antes sino que éstas han sido impartidas de una forma, cuando menos, no demasiado “ortodoxa”.

Quien más, quien menos, todos hemos tenido un amigo o un familiar que nos ha llevado a algún paraje recóndito y deshabitado para hacer prácticas con su coche y así ganar algo de experiencia y ahorrarnos unos euros en concepto de clases prácticas en el Autoescuela.

Así pues, zonas como el parking de la Expo 92 en Sevilla; el polígono de Las Gándaras de Lugo, el polígono de Medina del Campo o el parking del Estadio José Zorrilla (ambos en Valladolid) o el polígono del Henares, en Guadalajara, son sobradamente conocidos por la Policía y la Guardia Civil, que los suele recorrer los fines de semana, a la caza del “pirata”.

Sin embargo, esta forma de actuar que, si bien, acaba convirtiéndose en un ahorro de dinero –que en ocasiones puede ser bastante sustancial- también trae consigo una peor preparación, una menor soltura y, lo que es peor, la adopción de una serie de  vicios que, por norma ,suelen traducirse en un suspenso.

Pero lo realmente grave de esta práctica ciertamente inadecuada es que estas clases piratas suponen conducir sin carné. Una conducta tipificada como delito y que puede acarrear no sólo graves sanciones económicas, que podrían alcanzar hasta 288.000 euros de multa, sino incluso penas privativas de libertad, de entre tres y seis meses. De hecho, no debemos olvidar que actualmente en torno a 500 personas está cumpliendo penas de prisión por delitos al volante, así que esto de conducir sin carnet no debe tomarse ni mucho menos en broma.

Por otro lado, hay que recordar que, ante un accidente del tipo que sea y el conductor no tiene su permiso de conducir en regla, el seguro no cubriría ni los daños propios ni a terceros (sean contra una persona, otro vehículo o mobiliario urbano). Además, el dueño del coche, que generalmente es quien acompaña al alumno, va a ser considerado responsable civil subsidiario del pago de los daños cometidos y cómplice del delito.

La DGT lanza su primera App oficial


menu-app-dgtLa DGT ha anunciado el lanzamiento de su primera App oficial. Se trata de una aplicación gratuita y totalmente compatible con iPhone y iPad, así como para todo tipo de smartphones y tabletas equipadas con sistema operativo Android.

Esta aplicación, diseñada para explotar a fondo las cualidades técnicas de los nuevos terminales, es multifuncional y ciertamente muy práctica. Por un lado, nos permite memorizar nuestras rutas más utilizadas (a nivel nacional, autonómico y local) y conocer en tiempo real las incidencias que existan en las mismas, tales como retenciones de tráfico, tramos en obras, estado de los puertos de montaña, etc.

Por otro lado, también podemos acceder al visionado de las cámaras oficiales de tráfico y conocer la localización exacta de los radares fijos. Asimismo, la aplicación dispone de un útil servicio denominado “Ya he llegado“, por medio del cual, el sistema enviará un mensaje de texto (SMS) a aquella persona de su lista de contactos a la que quiera informar de su llegada al punto de destino.

Por último, la aplicación incorpora un acceso directo al teléfono de Emergencias 112 y nos avisa mediante señales sonoras de las incidencias graves en un radio de cuatro kilómetros.