Se subasta el único Ferrari LaFerrari amarillo del mundo


Si resulta casi imposible ver un Ferrari LaFerrari en todo el orbe, pues sólo se hicieron 499 unidades para otros tantos afortunados (y millonarios) propietarios, más aún ha sido verlo en amarillo.

ferrari-laferrari-giallo-01
A subasta el único Ferrari LaFerrari del mundo

El motivo es bien simple. Sólo se fabricó una única unidad. Por motivos imaginamos que meramente comerciales, el color favorito de las pocas unidades que vieron la luz en Maranello fue el mítico “Rojo Ferrari”, conocido en la casa como Rosso Corsa.

Sin embargo, un anónimo cliente quiso darle a su ya exclusiva compra de un plus de exclusividad aún mayor y pidió expresamente una unidad en el no menos mítico Giallo Triplo Strato, el conocido amarillo de la marca del Cavallino Rampante.

Por si eso fuera poco, además de los 1,1 millones de euros que costaba el modelo, digamos, base, su opulento dueño no dudó en rascarse el bolsillo para hacer más única su adquisición. Por eso no dudó en gastarse más de ¡100.000 euros! en extras.

Pues bien, esa maravilla rodante que, para más inri, apenas tiene 196 kilómetros en su motor, saldrá la próxima semana a subasta en la localidad estadounidense de Amelia Island (Florida).

La casa norteamericana Gooding & Company, especializada en las subastas de coches, será la encargada de gestionar su puesta a la venta .

Lo más alucinante es el precio que se espera que este Ferrari LaFerrari pueda alcanzar cuando caiga el mazo. Nada menos que entre los 3,6 y los 4,3 milllones de euros. Sin duda, todo un récord para un coche de su categoría.

¿Serás capaz de encontrar tanto dinero en tus bolsillos para animarte?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Se vende por eBay el primer coche de Bruce Springsteen


El primer coche del cantante norteamericano Bruce Springsteen, en concreto un Chevrolet Bel Air de 1957, acaba de ser puesto a la venta en Internet.

chevy-springsteen
A la venta el primer coche de Bruce Springsteen

La historia de este coche es ciertamente curiosa ya que tiene el curioso honor de ser el primer coche que el Boss pudo costearse de su propio bolsillo, tras varios años en los que su carrera musical no terminaba de despegar y su cuenta corriente distaba mucho de estar tan saneada como ahora, como estrella consagrada del rock.

Springsteen, que pagó en 1975 2.000 dólares por el coche, lo cedió al Museo del Rock and Roll Hall of Fame entre 2008 y 2010, antes de venderlo definitivamente.

Pues bien, su actual propietario, un coleccionista norteamericano, acaba de ponerlo a la venta y para ello ha elegido el portal de subastas eBay, donde tras apenas dos días on-line, la puja ha alcanzado ya los 100.000 dólares y se espera que duplique esta cantidad cuando, en apenas cinco días, acabe el plazo para presentar ofertas.

Eso sí, para asegurar su autenticidad, el vendedor incluye en el lote la documentación original del coche así como un libro de 80 páginas escrito por Bob Crane, en el que además de fotos inéditas, narra la verdadera historia del vehículo

Detalle del libro que acompaña al coche como símbolo de autenticidad
Detalle del libro que acompaña al coche como símbolo de autenticidad

 

Subastado un Jaguar Type D ganador en Le Mans por casi 22 millones de dólares


El último Concurso de Elegancia de Pebble Beach, celebrado la semana pasada en la citada localidad californiana, nos ha dejado un nuevo récord en cuanto a subastas de coches se refiere con la venta de un Jaguar Type D de 1955

Subastado un Jaguar D-Type por casi 22 millones de dólares
Subastado un Jaguar Type D de 1955 por casi 22 millones de dólares

De esta manera, este coche se convierte en el coche británico más caro del mundo y se sitúa entre los más caros de la historia, al subastarse en Sotheby’s por un precio final de 21,78 millones de dólares (en torno  19,2 millones de euros).

Hasta ahora, el récord se encontraba en manos de un Aston Martin Zagato DB4GT, vendido en diciembre del pasado año por 14,3 millones de dólares.

Sin embargo, este registro ha sido absolutamente pulverizado con la venta de esta joya, que cuenta en su pedigrí con un brillante triunfo en la edición de 1956 de las 24 Horas de Le Mans, de la mano de los pilotos Ninian SandersonRon Flockhart, miembros del equipo Ecurie Ecosse.

El magnífico estado de conservación, así como la enorme dificultad de encontrar hoy día un coche ganador de Le Mans como éste han sido decisivos para convertir la subasta en un éxito y a su afortunado -y anónimo- comprador en una persona seguramente muy feliz…

Subastado el Aston Martin DB10 de James Bond en “Spectre” por 3,15 millones de euros


El flamante Aston Martin DB10 que acompañó al sempiterno agente 007 en “Spectre”, la última película de la saga cinematográfica de James Bond, ha sido subastado en la casa británica Christie’s por 3,15 millones de euros.

Subastado el Aston Martin DB10 de James Bond en Spectre
Subastado el Aston Martin DB10 de James Bond en Spectre

Se trata de un modelo espectacular, equipado con un motor V8 Supercharged de 4,7 litros, capaz de superar los 300 kms/h y cuya matrícula, además, estaba firmada por Daniel Craig, el actor que encarnó al superagente británico en su última entrega.

Por si esto fuera poco, el coche cuenta con el valor añadido de ser uno de los dos coches, de entre las apenas 10 unidades fabricadas en exclusiva para la película, que “sobrevivieron” al rodaje, lo que le ha convertido en una pieza aún más codiciada si cabe para los fanáticos de la serie.

De hecho, el precio de venta ha excedido con mucho los casi dos millones de euros (aprox. 1,5 millones de libras esterlinas) que la conocida casa de subastas británica había previsto para la venta del coche.

Finalmente, un anónimo -y millonario- coleccionista se llevó el gato al agua en una disputada subasta, tras una puja de 2,43 millones de libras (3,15 millones de euros).

Eso sí, hay que decir que los beneficios generados en la subasta, que incluyó otros lotes como por ejemplo el reloj Omega Seamasater 300 o el traje blanco y negro de Tom Ford, que Daniel Craig lució en la película, fueron destinados a la ONG Médicos Sin Fronteras.

El Ferrari 290 MM de Juan Manuel Fangio, subastado por 28 millones de dólares


De nuevo un Ferrari ha sido protagonista en una subasta, al alcanzar el increíble precio de 28,1 millones de dólares (unos 25,5 millones de euros).

El Ferrari 290 MM de Fangio, vendido en 28 millones de dólares
El Ferrari 290 MM de Fangio, vendido en 28 millones de dólares

El afortunado comprador es un ciudadano, de identidad desconocida y del que lo único que se sabe es que es europeo, que realizó semejante desembolso para poder hacerse con un maravilloso Ferrari 290 MM del año 1956.

Esta joya se subastó este pasado jueves en la sede norteamericana de Nueva York de Sotheby’s. Un coche exclusivo que además cuenta con el valor añadido que supone haber pasado, entre otras manos,  por las del mítico Juan Manuel Fangio.

El vehículo, ahora vendido, fue incialmente adquirido en 1957 por el norteamericano Temple Buell Jr., hijo de Temple Hoyne Buell, un famoso arquitecto y filántropo de Chicago.

El millonario americano lo compró para correr en distintas pruebas mundiales, con Jo Bonnier y Masten Gregory. En 1981 fue adquirido por el difunto millonario francés y conocido coleccionista de Ferraris, Pierre Bardinon, cuyos herederos decidieron sacarlo a subasta.

Se da la circunstancia de que Ferrari sólo fabricó cuatro unidades del 290 MM, destinadas a participar en la conocida prueba italiana de las Mil Millas (Mille Miglia) del año 1956, fecha de su penúltima edición.

Juan Manuel Fangio, a bordo del 290 MM en las Mil Millas de 1956
Juan Manuel Fangio, a bordo del 290 MM en las Mil Millas de 1956

Aunque esta unidad no ganó la prueba -lo hizo otro Ferrari 290 MM pilotado por el italiano Eugenio Castellotti-, a los mandos de Juan Manuel Fangio logró finalizar en cuarto lugar de la recordada carrera que unía Brescia y Roma, en su trayecto de ida y vuelta.

Sin embargo, apenas un año después, este mismo coche logró ganar los 1.000 kilómetros de Buenos Aires, pilotado por el trío integrado por el propio Eugenio Castellotti, su compatriota Luigi Musso y el norteamericano Masten Gregory.

Pese a lo espectacular de su precio, hay que decir que no es ni mucho menos el coche más caro del mundo. Los 28 millones de dólares de este Ferrari 290 MM quedan aún lejos de los 38,1 millones de dólares (en torno a 34,7 millones de euros) pagados en 2014 por un Ferrari 250 GTO Berlinetta en Pebble Beach.

Se subasta el Ferrari Testarrosa de la serie “Corrupción en Miami”


Uno de los programas más icónicos de la historia de la TV ha sido la mítica “Corrupción en Miami”, una serie que revolucionó el concepto de las series policíacas, grabada con técnicas de cine, con coches  y una acción trepidante basada en una banda sonora espectacular.

A subasta el mítico Ferrari Testarossa blanco de "Corrupción en Miami"
A subasta el mítico Ferrari Testarossa blanco de “Corrupción en Miami”

Su pareja protagonista, los agentes antidroga Sonny Crockett y Ricardo Tubbs, encarnados por los actores Don Johnson y Phililp Michael Thomas, corría incontables aventuras en su lucha contra los cárteles de la droga afincados en Miami y se desplazaban en un flamante Ferrari Testarossa blanco del año 1986.

Un auténtico símbolo que, algo más de 30 años después, saldrá a subasta, para deleite de mitómanos empedernidos y fans de la marca italiana a mediados del mes de agosto a través de la web de subastas Mecum Auctions.

El coche -que se encuentra en perfecto estado y con apenas 26.000 kilómetros en sus viejas espaldas- ha estado en un garaje desde que en 1989 fue retirado de la serie tras cumplir con su misión de fiel compañero de fatigas de sus dos aguerridos conductores.

Espectacular estampa del mítico superdeportivo de la serie estadounidense
Espectacular estampa del mítico superdeportivo de la serie estadounidense

El mítico Testarossa de Crockett y Tubbs cuenta con los avales de Ferrari Norteamérica y Ferrari Classiche, que certifican su autenticidad.

También se documenta con registros de servicio de Shelton Ferrari en Fort Lauderdale (Florida) donde recientemente su motor fue revisado y cambiado, con una inversión certificada de 8.000 dólares (aproximadamente unos 7.300 euros), si bien su precio de salida aún se desconoce.

El coche, desde luego, es en sí una bicoca y un bocado absolutamente apetecible para cualquier coleccionista. No sólo por lo que le rodea sino por el coche en sí.

Con el número de serie 63.631, este singular icono televisivo salió de fábrica en color Negro Metalizado, con un acabado especial de un solo espejo retrovisor llamado specchio mono.Sin embargo, fue repintado en blanco ya que el director de la serie consideró que resultaría más espectacular en ese color y que luciría mejor en las escenas nocturnas.

Un coche para que no se escape ningún "caco" en Miami
Un coche para que no se escape ningún “caco” en Miami

Cuenta con un motor V12 de 4.9 litros y 390 CV, caja de cambios manual de 5 velocidades y conserva el interior original en cuero beige, Además lleva aire acondicionado, control de crucero, elevalunas y asientos eléctricos y cierre centralizado.

Un Ferrari con mucha historia

Pese a ser uno de los más famosos coches de la serie, el Ferrari Testarossa que ahora se subasta no es el primer Ferrari que tenía un papel protagonista sino que se incorporó a la tercera temporada de la serie, en septiembre de 1986.

De hecho, en las dos primeras temporadas, sus protagonistas lucían un flamante Ferrari Daytona Spyder negro del año 1972 que, sin embargo era falso, en concreto era un Chevrolet Corvette “disfrazado”.

El Ferrari Daytona Spyder de las dos primeras temporadas era falso
El Ferrari Daytona Spyder de las dos primeras temporadas era falso

Cuando esta circunstancia llegó a oídos de Il Commendatore, además de provocarle un monumental cabreo, acabó por demandar a Universal Studios, la productora de la serie.

La situación se zanjó cuando el propio Enzo Ferrari decidió enviar dos Testarossa negros a la productora a cambio de que hiciese desaparecer aquella filfa de coche.

Y así fue, dicho y hecho. Al acabar la segunda temporada, aquel falso Daytona fue hecho pedazos, en una detonación provocada por un ataque de misiles Hellfire.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Caterham inicia el proceso de subasta


Parece que los días de Caterham como equipo de Fórmula 1 están contados y afronta sus últimos momentos con el anuncio de la inminente salida a subasta de sus últimos bienes.

Wyles Hardy & Co gestionarán la subasta de bienes de Caterham
Wyles Hardy & Co gestionarán la subasta de bienes de Caterham

Después de que el equipo británico liquidase gran cantidad de su “fondo de armario” en aquella inédita subasta llevada a cabo en noviembre para que Caterham pudiese estar en la carrera final de la temporada pasada en Abu Dhabi- y que le llevó a recaudar de manos de sus fans y seguidores la friolera de tres millones de dólares- ahora saldrá a subasta el resto de bienes de la escudería.

Para ello, los administradores actuales de Caterham han puesto en manos de la prestigiosa casa de subastas británica Wyles Hardy & Co lo poco que les queda aún a su nombre.

Desde la misma fábrica, con su planta de Investigación y Desarrollo, hasta trofeos, pasando por ropa de trabajo y los chasis de sus vehículos, todo saldrá a pública subasta  a partir del próximo día 11 de marzo, en vísperas del GP de Australia, inicio de la temporada.

Cuando todos esos bienes tengan nuevos compradores, la corta historia de Caterham en la Fórmula 1 habrá puesto su triste punto final y las esperanzas -mínimas, eso sí- de que pudiera volver en un futuro próximo al Gran Circo se habrán desvanecido para siempre.

Caterham subastará sus últimos bienes a partir del próximo 11 de marzo
Caterham subastará sus últimos bienes a partir del próximo 11 de marzo

Recordemos que Caterham inició su andadura en la Fórmula 1 en la temporada 2012, cuando el magnate malayo Tony Fernandes, entonces dueño del equipo Team Lotus, compró Caterham Cars y cambió el nombre de su escudería por el de Caterham Team F1, toda vez que había perdido su batalla con el equipo Lotus Renault GP por el nombre comercial de “Lotus” para la Fórmula 1.

Desde entonces, Fernandes, primero, y el francés Cyril Abiteboul después, intentaron sin éxito mediante una alianza estratégica con Renault, crear un monoplaza que pudiese al menos lograr siquiera puntuar en alguna carrera.

Incluso llegaron a contar con pilotos experimentados como el finlandés Heikki Kovalainen, el ruso Vitaly Petrov o incluso el japonés Kamui Kobayashi. Sin embargo, ni estos ni otros pilotos con menos caché como Charles Pic, Giedo Van der Garde o Marcus Ericsson, nada pudo evitar el desastre y, tras un esperpéntico proceso de venta después del verano de 2014, todo se acabó yendo a pique de forma tan rápida como sorprendente.

En apenas un par de meses pasó de intentar clasificarse en Monza e incluso contratar al joven y prometedor piloto español Roberto Mehri como probador a desintegrarse y quedarse fuera del GP de EE.UU. por falta de fondos.

Por último y tras una heroica cuestación para darle un último empujón para tratar de llevar a Caterham a Abu Dhabi, se ha llegado a esta situación en la que el equipo de Leafeld pasará a la historia de la Fórmula 1 como un fracaso más de los muchos que, por desgracia, han trufado este deporte