Marussia, a subasta en diciembre


La historia de Marussia en la Fórmula 1 llega a su punto final. Sin expectativas de volver e inmersos en un proceso de cierre irreversible desde principios de noviembre, al equipo anglorruso culminará su disolución con la subasta de todos sus bienes, que se producirá los días 16 y 17 de diciembre, a través de la web de CA Global Partners.

 

Marussia subastará todos sus coches en el portal de CA Global Partners
Marussia subastará todos sus coches en el portal de CA Global Partners

Dicha empresa, multinacional norteamericana especializada en la liquidación de empresas a través de las subastas, ha sido la encargada por la administración concursal de Marussia para liquidar todos los bienes del equipo susceptibles de ser vendidos al mejor postor. Con ellos van a tratar de hacer frente de alguna manera a la elefantiásica deuda acumulada en estos meses por la dirección de la empresa y que les ha conducido a la quiebra de forma irremisible.

De momento no hay un catálogo cerrado de los bienes que se van a subastar ya que el listado definitivo de bienes por los que pujar se determinará tras la visita que los representantes de CA Global Partners harán a las ya clausuradas instalaciones de Marussia en Banbury los días 13 y 15 de diciembre.

No obstante, tras un primer análisis de los bienes que podrán ser subastados se encuentra un jugoso surtido de objetos que, sin duda, harán las delicias de los más avezados fans de la Fórmula 1, que estén dispuestos a rascarse el bolsillo por hacerse con algunos de estos productos.

Por lo pronto se sabe que, entre los artículos que verán la luz se encuentran todos los coches del equipo de Fórmula 1 aunque sin motores, el laboratorio de pruebas al completo, los camiones de la escudería así como un elevado número de piezas de repuesto de todo tipo y equipamiento de última generación, tanto de pilotos como de mecánicos.

Desde luego, nadie podría imaginar hace tan solo unos meses que asistiríamos a este triste momento. Y es que resulta un auténtico contrasentido que, en la mejor temporada de su corta vida (novenos en el Mundial de Constructores, después de sumar dos históricos puntos en Mónaco de la mano de Jules Bianchi), tengamos que asistir a su desaparición definitiva.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

eBay vende un coche por minuto en el Reino Unido


Qué tiempos aquellos en los que hablarle a un concesionario -e incluso a un fabricante- de vender vehículos a través de Internet era algo casi tan lejano y tan increíble como un libro de Isaac Asimov. Sin embargo, ahora que pasa el tiempo aquel panorama utópico de hace apenas 10 años se ha transformado en una profunda realidad.

eBay vendió en 2013 un coche cada 60 segundos
eBay vendió en 2013 un coche cada 60 segundos

Así se desprende de la encuesta realizada por eBay Advertising, por la cual la multinacional de subastas on line afirma que el pasado año se registró la venta de un coche cada minuto a través de su plataforma de comercio electrónico. El cliente típico para este tipo de transacciones fue el de un varón de entre 30 y 35 años y el período del año más activo fue marzo, seguido de abril y mayo.

Por su parte, las marcas más buscadas fueron, por este orden, BMW, Range Rover, Mercedes, Mini y Land Rover, aunque necesariamente no significa que éstas fuesen las más vendidas.

Otro dato revelador de este estudio refleja que, de la misma forma que la primavera fue la época más activa del año en cuanto a compraventas, el verano y el invierno acumularon un mayor número de transacciones de accesorios para el vehículo, como remolques y portaequipajes para el período estival o cadenas y otra serie de artículos para garantizar la seguridad para las épocas de frío.

Por otro lado, según declaraciones de Phuong Nguyen, el máximo responsable de eBay Advertising en Reino Unido, la venta on line de coches ha crecido de esta forma tan importante debido a varios factores. Fundamentalmente, el aumento de la confianza en la compra por Internet por parte del gran público, que ha hecho que el importe dispuesto a pagar por los consumidores sea cada vez mayor.

En segundo lugar, el empleo de las nuevas tecnologías, en especial de los smartphones y las tabletas, que permiten no sólo ayudar a identificar el producto sino incluso a finalizar el proceso de compra. De hecho, un informe elaborado por Placed Data Indiana indica que, actualmente, nada menos que un 81% de los compradores de coche utiliza su teléfono móvil como fuente de información.

Fuente: Puromarketing.com

Subastado un casco de Sebastian Vettel por 86.000 euros


La casa de subastas londinense Bonhams ha subastado un casco firmado por Sebastian Vettel por 72.100 libras, una cantidad que al cambio suponen algo más de 86.000 euros.

El casco de Vettel del GP de Alemania 2013, subastado por 86.000 euros
El casco de Vettel del GP de Alemania 2013, subastado por 86.000 euros

Sin embargo y pese al enorme dineral que ha supuesto su adquisición,  que ha batido todos los récords en este tipo de subastas, tendrá un fin benéfico ya que irá destinado íntegramente a la fundación Wings for Life, perteneciente al conglomerado empresarial de Red Bull y que se dedica al estudio de las discapacidades provocadas por lesiones medulares. Así lo destacó el director de la subasta en Bonhams, Toby Wilson, que dijo que  “no solo hemos logrado un precio récord para un casco en una subasta sino que es más importante porque lo recaudado va a una buena causa”.

El casco en cuestión es un Arai decorado con el logo de Red Bull y la bandera alemana, con el que el tetracampeón corrió el último GP de Alemania, en el mítico circuito de Nürburgring y en el que logró vencer por primera vez en su vida.

Vettel tiene por costumbre correr cada carrera con un casco distinto y eligió expresamente uno con motivos nacionales de su país para correr en su tierra y, de hecho, el propio piloto germano ha dicho en repetidas ocasiones que éste era uno de sus favoritos.

El casco de James Hunt de 1976 , adjudicado por  45.000 euros en la misma subasta
El casco de James Hunt de 1976 , adjudicado por  45.000 euros en la misma subasta

Por otra parte, en esta misma subasta se adjudicaron otros dos cascos que también alcanzaron unos precios astronómicos. Uno, perteneciente al desaparecido piloto británico James Hunt, que llevó en la temporada en la que se hizo con su único Mundial, en 1976  y otro que perteneció a Mark Webber, autografiado por el australiano. El primero de ellos se vendió por 37.500 libras (aproximadamente 45.000 euros) mientras que el segundo alcanzó un precio final de 17.500 libras (en torno a los 21.00o euros). 

Un Ferrari 250 LM del año 1964, subastado por más de 14 millones de dólares


El mundo del coleccionismo automovilístico no deja de sorprendernos y demuestra que este sector está en pleno auge y, sobre todo que  esto de la crisis no afecta a determinados bolsillos, especialmente a los más pudientes.

Un Ferrari 250 LM de 1964, subastado por 14 millones de dólares en Sotheby's
Un Ferrari 250 LM de 1964, subastado por 14 millones de dólares en Sotheby’s

Subasta tras subasta, estas joyas clásicas sobre ruedas pulverizan registros, alcanzando cotizaciones incluso superiores a los de muchas obras de arte, de modo que cuando el mazo cae sobre la mesa, los coches clásicos no sólo no pierden valor sino que se adjudican por auténticas fortunas a sus flamantes nuevos propietarios.

El último ejemplo de esta desmesura nos llega desde Nueva York, donde la conocida casa de subastas Sotheby’s acaba de firmar la venta de un maravilloso Ferrari 250 LM V12 de 320 CV Carrozzeria Scaglietti, del año 1964 por la nada desdeñable cifra de 14,3 millones de dólares (algo más de 10,5 millones de euros). Esta unidad, la número 24 de una producción de tan solo 32 unidades, tiene como valor añadido el título de campeón de las 24 Horas de Daytona del año 1968 

Esta abultada cifra supone el récord absoluto en cuanto a precio de venta para un coche de estas características, superando incluso la más optimista de las expectativas por la organización para este vehículo.

Se desconoce la identidad del afortunado adjudicatario de la venta, que pujó por teléfono, pero sí se conoce la intrahistoria del coche, algo que le hace aún más exclusivo. Se sabe que el último dueño del multimillonario coche era un coleccionista japonés. Hasta ahí todo más o menos normal. Sin embargo, su primer propietario lo utilizó como coche de carretera en California.

Fue unos pocos años más tarde cuando su siguiente propietario, un acaudalado ciudadano ecuatoriano, decidió darle un uso más acorde a sus características y lo apuntó para correr las 24 horas de Daytona, donde finalizó primero de su categoría y octavo en la clasificación general.

Como dato anecdótico, decir que en la misma sesión, Sotheby’s subastó otras tantas joyas sobre ruedas. La más importante fue un Talbot-Lago T150-C del año 1938. Una pieza única cuya carrocería fue realizada en su día por Figoni e Falaschi, y que se adjudicó por 6,5 millones de dólares.

Otra de las piezas únicas de colección que se adjudicó esa tarde fue un fastuoso Ferrari 250 GT SWT de 1959, plateado y con carrocería Bertone, que se vendió por 6,45 millones de dólares y un Maserati de 1955. adjudicado por algo más de cuatro millones de dólares.

Por úlitmo, se subastó un Pegaso z-102 que había sido exhibido en el salón del motor de París en 1954 y carrocería de Saoutchik, cuyo precio alcanzó los 725.000 dólares.

Sale a subasta el coche de “Casablanca” por 370.000 euros


La relación entre el mundo del cine y el automóvil ha sido tradicionalmente muy estrecha, a lo largo de la historia del Séptimo Arte.

A subasta el Buick Phaeton de la película Casablanca
A subasta el Buick Phaeton de la película Casablanca

De hecho, muchas de las mejores historias del mundo del celuloide han tenido una íntima relación con el mundo de las cuatro ruedas.

Sin embargo, si hay un coche famoso en la historia del Cine, ése es el Phaeton Buick Limited 81C convertible de 1940 con el que Humphrey Bogart e Ingrid Bergman viajaban al aeropuerto en la mítica película “Casablanca”, una película considerada como una de las 10 mejores de la historia.

Pues bien, esta auténtica pieza única de la industria norteamericana va a salir a subasta el próximo 25 de noviembre y lo hará a través de la casa de subastas Bonhams.

Según la descripción ofrecida por dicha casa de subastas, este vehículo cuenta con un motor de ocho cilindros, transmisión manual con volante a la izquierda, 42.000 kilómetros oficiales recorridos y chasis número 82827860. Además, su exterior de color marrón e interior, aunque con algún leve desperfecto, se encuentra en su estado original

El famoso Buick Phaeton en un fotograma de la película
El famoso Buick Phaeton en un fotograma de la película

Lo mejor de todo es que esta joya sobre ruedas estaría lista para echar a andar hoy mismo, ya que, como la propia casa indica, su motor ha sido recientemente revisado.

El precio inicial estará en torno a los 370.000 euros, aunque mucho nos tememos que aquel afortunado –y adinerado- coleccionista que quiera hacerse con él, tendrá que rascarse bastante más el bolsillo porque ni mucho menos se adjudicará a ese importe.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A subasta los coches de la serie Breaking Bad


Aprovechando el final definitivo de la exitosa -y premiadísima- serie norteamericana Breaking Bad, la productora de la misma va a sacar a subasta, entre otros muchos productos, algunos de los coches más representativos de la citada serie, según informa la web Periodismo del Motor

Pontiac Aztek de 2001 de Walt White
Pontiac Aztek de 2001 de Walt White

En el catálogo, disponible en la web de subastas Screenbid figuran no sólo el ya inolvidable y destartalado Pontiac Aztek del 2001 de color claro, convertido en compañero inseparable de fatigas del químico Walt White sino también el Jeep Grand Wagoneer rojo y madera de 1991 de Skyler, la sufrida esposa del protagonista.

También podremos encontrar el vetusto Chevrolet Montecarlo del ’68 de Jesse Pinkman, el alter ego del profesor White y que tanto juego dio, especialmente en las primeras dos temporadas, e incluso el flamante Volkswagen New Beetle de 2006, propiedad de Marie Schrader, hermana de Skyler y cuñada de White.

Asimismo, hay hueco para el Toyota Tercel 4WD rojo de 1986 con el que Pinkman reemplazó su Chevrolet Montecarlo o el pick-up Ford F-250 de los años 80, pintado con los colores de la empresa Vamonos Pest Control, perteneciente a la empresa tapadera de White.

Por si fuera poco, tenemos la posibilidad de pujar incluso por el viejo Cadillac DeVille Sedan del ’77, con el que el veterano químico se mueve en algunos episodios de la quinta y última temporada de la serie.

Toyota Terce 4WD de1986 perteneciente a Jesse Pinkman
Toyota Terce 4WD de1986 perteneciente a Jesse Pinkman

Lo asombroso es que en esta subasta se pondrán a la venta no sólo estos coches, sino un montón de artículos más que tuvieron mayor o menor protagonismo en las cinco temporadas que la serie ha estado en pantalla y, curiosamente, los coches no son los artículos del catálogo que saldrán a la venta con un precio mayor.

Es más, dado que los coches se encuentran en el mismo lamentable estado que se pudo ver a través de la pequeña pantalla, por algo más de 1.000 dólares como precio de arranque, podríamos llevarnos a casa, por ejemplo, el Pontiac Aztek de Walt White y por algo más de 2.500 dólares, el Chevrolet de Jesse Pinkman. De hecho, sólo el New Beetle azul metalizado de la cuñada de White –el que se encuentra en un mejor estado- tiene un precio de salida importante (10.000 dólares).

Un precio bastante inferior, por ejemplo, a los 16.250 dólares con los que sale a la venta la dentadura de plata de Tuco el narcotraficante protagonista o los 1.700 dólares del traje aislante de Walt White, con el que el astuto químico elaboraba sus “productos”.

Sin duda una oportunidad de oro para coleccionistas y fans de la serie, máxime si tenemos en cuenta que nos habremos llevado a nuestro garaje un pedazo de la historia de la televisión.

Jeep Grand Wagoneer de 1991 de Skyler White
Jeep Grand Wagoneer de 1991 de Skyler White

Subastado en más de 20 millones de euros el Mercedes W196 de Fangio


A determinados coches clásicos les ocurre como a las grandes obras de arte y, a diferencia del resto de coches, lejos de devaluarse, su valor se incrementa a medida que pasa el tiempo.

Mercedes W196
Juan Manuel Fangio, a bordo del Mercedes W196 durante el GP de Alemania de 1954

Eso es lo que le ha ocurrido a un vetusto Mercedes-Benz W196, que ha sido subastado este fin de semana en Goodwood, por la nada despreciable cifra  de 17,5 millones de libras (aproximadamente 20 millones  de euros), durante la celebración de la vigésima edición del famoso Festival de la Velocidad de dicha localidad británica.

Dicho así puede resultar una barbaridad pero hay que ponerlo en su contexto, dado que el vehículo subastado no es mi más ni menos que el monoplaza que llevó al mítico Juan Manuel Fangio a ganar el segundo de sus cinco campeonatos mundiales de Fórmula 1 en 1954 y con los que logró vencer en los Grandes Premios de Alemania y Suiza de aquel año. Este coche también fue pilotado por Karl Kling, compañero de equipo del piloto argentino, en el GP de Italia de 1955 en Monza, aunque en aquella carrera sufrió una avería en la caja de cambios.

El coche fue subastado por la casa británica Bonhams, y fue adquirido por un comprador privado que presentó su puja por teléfono. Se da la circunstancia que éste es el primer –y hasta la fecha único- Mercedes-Benz W196 que cae en manos privadas y el único con el que se han ganado dos Grandes Premios de Fórmula 1. “Se trata de una pieza de joyería mecánica fabricada a mano”, aseguró un portavoz de Bonhams.

Aun así y pese a lo desmesurado de su precio, el récord absoluto sigue en poder de un Ferrari GTO de 1964, vendido el año pasado por 28 millones de euros.

Imagen de la subasta del Mercedes W196 de Fangio
Imagen de la subasta del Mercedes W196 de Fangio