Red Bull renueva con TAG Heuer por dos años más


Red Bull y la relojera suiza TAG Heuer han anunciado en Yas Marina la extensión de su acuerdo comercial por dos temporadas más.

redbull-tagheuer.jpg
Red Bull y TAG Heuer anuncian la renovación de su acuerdo hasta 2018

La confirmación de esta renovación llega cuando está a punto de cerrar un exitoso año, en el que la escudería de Milton Keynes finalizará la temporada como subcampeón de constructores, con dos victorias (Verstappen en España y Ricciardo en Malasia) además de 16 pódiums, 1 pole y 2 vueltas rápidas.

Este acuerdo, firmado el pasado año inicialmente por una temporada y que incluía el renombrado de los motores híbridos de Renault como la base principal del mismo, también contempla que la firma helvética seguirá siendo el cronometrador oficial del equipo hasta diciembre de 2018.

 

“Estoy muy contento de extender nuestra asociación de motores con TAG Heuer hoy. TAG Heuer y Red Bull Racing somos dos marcas que comparten su pasión por las carreras y formas de hacer las cosas de manera diferente, y esto constituye la base de nuestra asociación”, afirmó el Director de Red Bull, Christian Horner

“El lema de TAG Heuer #Don’tCrackUnderPressure (no romper bajo presión) es algo que en Red Bull Racing mantenenos vivo  día a día, por lo que esperamos a ayudar a TAG Heuer a mantener su historia en las temporadas que tenemos por delante”, añadió.

Por su parte, el responsable de TAG Heuer, Marc Biver, añadió: “La Fórmula 1 es parte del ADN de TAG Heuer. Red Bull Racing es un equipo joven, dinámico y con potencia, en perfecta sintonía con nuestra estrategia de marketing. Esta extensión nos dará una visibilidad aún mayor, con un enfoque real en el futuro. Tenemos una gran cantidad de diferentes proyectos por delante de nosotros”.

 

Red Bull confirma su renovación con Renault por dos años más


La relación, inicialmente de conveniencia, mantenida de forma casi furtiva en Red Bull y Renault durante esta temporada no sólo no va camino del divorcio como muchos pronosticaban, sino que está más fuerte que nunca.

Red Bull confirma que seguirá con Renault dos años más
Red Bull confirma que seguirá con Renault dos años más

La mejor prueba de este idilio apasionado viene dada por el reciente anuncio hecho público por Red Bull sobre la firma de la renovación del compromiso con Renault para que sea la firma francesa, aunque continuarán bajo la denominación de TAG Heuer, la que suministre los motores del equipo austríaco durante los dos próximos años.

Así lo ha confirmado Christian Horner, actual Director Deportivo de Red Bull, quien ha manifestado su satisfacción no sólo por la firma del acuerdo sino por la rapidez en su resolución.

“Estamos encantados de ampliar nuestra asociación que ha dado muy buenos resultados con el tiempo. Después de la reconstrucción que Renault ha llevado a cabo, se ha logrado un claro progreso que ha hecho lógica la continuidad con nuestros motores renombrados como TAG Heuer”, afirmó el jefe de Red Bull.

Así pues, con el temprano anuncio de la renovación de su colaboración, Red Bull podrá centrarse en el desarrollo del monoplaza del año próximo con todas las garantías para el futuro.

Pero también evita el calvario vivido los últimos meses de la pasada temporada, tras hacer pública su ruptura con Renault y los austríacos no eran capaces de encontrar un proveedor de garantías, hasta el punto que se plantearon incluso su salida del paddock para este año.

Una relación reforzada con un gran estado de forma

Evidentemente, esta especie de “segunda juventud” que viven ambas firmas, no es casual sino que se ha cimentado sobre las bases del fulgurante comienzo de temporada de la escudería de las bebidas energéticas, de la mano de los propulsores Renault.

El nuevo acuerdo devolverá los motores Renault a Toro Rosso
El nuevo acuerdo devolverá los motores Renault a Toro Rosso

La prueba de este nuevo idilio está en la brillante victoria de Max Verstappen en Barcelona, pero también en el pódium de Daniil Kvyat en China (por aquel entonces en Red Bull), así como la excelente actuación de Ricciardo en Mónaco, traducida en la obtención de la pole, y al que una incalificable actuación de sus mecánicos en boxes le privó de una casi segura victoria.

Grandes resultados que, de hecho, han convertido a Red Bull en un serio outsider en la lucha por al título de Constructores de esta temporada, además de protagonizar un sorprendente sorpasso sobre Ferrari, que eran los llamados a convertirse este año en el principal rival de Mercedes

De esta firma, se pone punto y seguido a una fructífera relación, probablemente una de las más longevas y exitosas de la Fórmula 1 actual, que arrancó en 2007 y que le ha dado nada menos que cuatro Mundiales de Pilotos con Sebastian Vettel y otros cuatro de Constructores de forma consecutiva, así como de 51 victorias.

Toro Rosso vuelve al redil

La otra gran novedad de este acuerdo, del que se venía rumoreando su inminente firma, es que engloba también a Toro Rosso, el equipo “satélite” de Red Bull.

De esta forma, los de Faenza  vuelven al redil de la marca del Rombo. al que llegaron en 2014 y del que salieron al finalizar la pasada temporada, tras una accidentada ruptura con Renault.

Y es que hay que recordar que la escudería italiana no tuvo tanta suerte como sus hermanos mayores y acabaron teniendo que montar unos vetustos motores Ferrari de 2015, reacondicionados a la normativa de este año.

Atrás quedan, pues, dos años de constantes desencuentros, en base a un pésimo rendimiento  y a una peor fiabilidad, que llevó a Toro Rosso a protagonizar dos de las peores temporadas de su ya larga historia en la Fórmula 1.

 

 

Red Bull, a un paso de renovar con Renault como proveedor de motores


Lo que son las cosas, cuando hace más o menos un año Red Bull y Renault estaban tirándose los trastos a la cabeza y llegaron incluso a romper relaciones en septiembre de 2015, la imposibilidad de encontrar un nuevo proveedor de motores de garantías de cara a este año para la firma de bebidas energéticas acabó en una reconciliación más o menos forzada entre ambas marcas, aunque disfrazada bajo la etiqueta de la relojera suiza Tag Heuer.

F1 - GERMANY GRAND PRIX 2011
Red Bull a un paso de anunciar su renovación con Renault para los próximos dos años

Sin embargo, esa relación más de conveniencia que de otra cosa entre Red Bull y Renault, marcada además por una fecha de finalización incialmente bien concreta, como era diciembre de 2016, lejos de enfriarse se ha reactivado y ahora vive una segunda juventud.

Según informa la división italiana del portal Motorsport.com, el acuerdo entre la escudería con sede en Milton Keynes y la marca francesa del Rombo no sólo funciona a plena satisfacción sino que incluso va más allá. Es más, el rendimiento del motor Renault de este año, está siendo absolutamente sorprendente y ha convertido a Red Bull en uno de los principales animadores de este primer tercio de temporada.

De hecho, ambas compañías habrían negociado la prórroga de su colaboración y el acuerdo sería total, a falta únicamente de unos pequeños flecos que han imposibilitado su oficialización incluso para este GP de España, pero que en todo caso sería inminente.

La renovación del contrato de suministro de motores por parte de Renault sería por dos años más, renovables, y llevaría aparejada la vuelta de su equipo “satélite”, Toro Rosso -actualmente motorizada por Ferrari con una evolución del propulsor de 2015-  al seno de la marca gala.

De hecho, la inminencia del acuerdo es tal que desde Renault han redoblado el esfuerzo en la evolución de su unidad de potencia, hasta el punto que en los próximos entrenamientos de temporada, que se disputarán esta semana en Montmeló, los dos Red Bull probarán una versión muy próxima al motor que, en teoría, montarán en Canadá el próximo mes de junio.

Con este anuncio, Red Bull busca la estabilidad perdida tras el calvario vivido en los últimos meses de 2015 y evitar retrasos indeseados en el desarrollo del monoplaza para 2017, un año decisivo para el futuro de la Fórmula 1.

Red Bull sopesó seriamente construir su propio motor en 2014


Helmut Marko ha admitido en una entrevista a la publicación Autosport.com que Red Bull estuvo sopesando de forma muy seria la posibilidad de desarrollar su propio motor.

Helmut Marko confiesa que Red Bull barajó fabricar su propio motor
Helmut Marko confiesa que Red Bull barajó fabricar su propio motor

Fue durante la temporada 2014, cuando tras una etapa triunfal de cuatro años -entre 2010 y 2013- de la mano de Renault, aquel tándem imbatible se rompió en pedazos y comenzó un auténtico via crucis en términos de fiabilidad y potencia.

Al parecer, en Red Bull pronto cayeron en la cuenta de que el propulsor V6 turbo híbrido de Renault no iba a ser competitivo como finalmente así fue. Aun así, aquel año se saldó con tres victorias parciales a cargo de Daniel Ricciardo y la firma de bebidas energéticas salvó la temporada con un digno segundo lugar en el Mundial de Constructores y la tercera plaza final del australiano en el de Pilotos.

Sin embargo, las relaciones con Renault se fueron tensando hasta el punto de romperse definitivamente un año después, por más que éstas se recompusiesen in extremis al final de la pasada temporada, bajo el nombre de TAG Heuer.

Por eso, no es de extrañar que en Red Bull, tal y como ha admitido Marko, a principios de 2014 se planteasen comprar alguna de las empresas de desarrollo de motores austríacas para iniciar su propio proyecto.

“Fue a raíz de los primeros tests de 2014 cuando empezamos a buscar e investigar sobre esto. Algunas compañías estaban haciendo turbo y todas ellas a una hora más o menos de camino entre sí”, afirmó Marko.

El directivo austríaco afirmó que la complejidad del desarrollo y, sobre todo, su enorme coste hizo que en Milton Keynes descartasen, de momento, afrontar dicha operación.

“Había suficiente know-how. Sin embargo, los costos y la complejidad de todo el asunto …No estamos hablando de un motor, estamos hablando de una unidad de potencia, que es mucho más complicado y encima todas estas regulaciones del motor“, aseveró el directivo de la firma austríaca.

“Es demasiado caro, es demasiada ingeniería dirigida. Los costos son enormes. Estamos hablando de 250-300 personas sólo para desarrollar un motor de este tipo y no sabemos por cuánto tiempo va a durar este reglamento”, añadió.

Pese a todo, este viejo sueño de Red Bull de cerrar el círculo, con un chasis y un motor propios, sigue en pie. Así lo confirmó el propio Marko, quien aseveró estar trabajando ya con varias posibilidades de cara a 2017, dado que su acuerdo con Renault acaba esta temporada.

“Tenemos varias opciones. No vamos a estar sin un motor próximo año”, bromeó Marko. “Sí, tenemos opciones pero queremos un motor competitivo, uno que nos permita estar delante, con el que se puedan ganar”.

“Todavía hay discusiones para ver qué hacemos el próximo año. De momento, vamos a ver lo que sucede con las regulaciones y veremos cómo se va desarrollando el motor que estamos utilizando esta temporada, que es un TAG Heuer”, concluyó.

Renault, abiertos a seguir suministrando motores a Red Bull en el futuro


El nuevo Director General del equipo Renault, Cyril Abiteboul, ha afirmado que la firma francesa está abierta a prorrogar su relación con Red Bull más allá de este año.

Renault, dispuesta a reconsiderar su relación con Red Bull de cara al futuro
Renault, dispuesta a reconsiderar su relación con Red Bull de cara al futuro

Hay que recordar que la relación entre Renault y Red Bull saltó por los aires a mediados del pasado año. Tras varios años triunfales, a raíz de la llegada de los motores V6 Turbo híbridos en 2014, las cosas fueron torciéndose a medida que la falta de rendimiento y la carencia de fiabilidad, en especial el pasado año.

Así pues, tras un incremento en la escalada de críticas desde Red Bull todo acabó con la ruptura entre ambas compañías y la búsqueda por parte de la firma de bebidas energéticas de un nuevo suministrador de motores.

Sin embargo, esa ruptura -en absoluto amistosa- se tuvo que acabar reconduciendo ante la imposibilidad de Red Bull para encontrar un nuevo proveedor. Ni Mercedes ni Ferrari estaban dispuestos a motorizar a un rival directo y, poco a poco, la puertas se le fueron cerrando a Red Bull.

Finalmente, y casi en tiempo de descuento, Renault accedió a suministrarles los propulsores para este año pero renombrados bajo el nombre de TAG Heuer.

La duda está en qué pasará al final de esta temporada, cuando expire el acuerdo que une a ambos fabricantes. Pues bien, el actual Director General de Renault, Cyril Abiteboul no ha descartado que Red Bull y Renault puedan prorrogar su relación de cara al futuro.

“Hemos anunciado un contrato de un año, pero puede ir más allá. Siempre hemos dicho que continuaríamos suministrando a Red Bull o cualquier otro si vemos en ello un interés estratégico para hacerlo”, afirmó Abiteboul.

“Está en nuestros intereses estratégicos el hacerlo este año, y si continúa el próximo año, ¿por qué no? Si tenemos una buena tecnología, entonces estoy bastante seguro de los equipos estarán interesados ​​en lo que tenemos que ofrecer, al igual que cuando teníamos el V8, un motor que tuvo un gran éxito. Todo el mundo quería un motor Renault. Ahora es muy diferente“, añadió.

Red Bull montará exactamente el mismo motor que Renault

Por otra parte, Abiteboul ha querido disipar cualquier género de duda sobre el grado de compromiso que Renault puede tener para con Red Bull, especialmente tras el desencuentro vivido el pasado año. Pero sobre todo tras el hecho de la entrada de la marca gala, de hoz y coz, en la Fórmula 1.

Por eso, el directivo galo aprovechó la ocasión para reforzar los vínculos con su único cliente y ha garantizado que Renault ofrecerá todo el apoyo tecnológico y mecánico a Red Bull, con independencia de que la firma del Rombo cuente ahora con su propia escudería y se trate, como se espera, de rivales directos en la lucha por los puntos.

“Si podemos ponernos al día, todo volverá a ser como antes porque somos extremadamente leales en la forma en la que tratamos a los equipos de nuestros clientes”, aseveró Abiteboul

“Si conseguir el pleno apoyo significa conseguir el mismo motor que nosotros, y la misma actualización que nosotros, entonces sí, absolutamente eso es lo que sucederá. Van a tener exactamente el mismo motor”, afirmó.

“Si tenemos una actualización, ellos también tendrán una actualización. Para ser honestos, es un gran honor saber que otro equipo que va a utilizar el mismo equipo que nosotros”.

 

Red Bull seguirá un año más con motores Renault, renombrados como TAG Heuer


Red Bull ha puesto punto final al culebrón del año al anunciar quién será por fin su suministrador de motores para la próxima temporada y, de paso, dar a conocer al que será su nuevo patrocinador principal.

TAG Heuer, nuevo socio de Red Bull, que seguirá con Renault
TAG Heuer, nuevo socio de Red Bull, que seguirá con Renault un año más

En una auténtica genialidad de marketing, Red Bull ha confirmado que Renault continuará proporcionando motores un año más a la escudería austríaca pero lo hará bajo el nombre de TAG Heuer, presentado también como el nuevo patrocinador principal del equipo.

Esta asociación no sólo convertirá a la firma suiza de relojes de lujo en socio principal y cronometrador oficial del equipo Red Bull en una relación que durará varios años. Además, dará el nombre al coche al monoplaza de la próxima temporada, que se llamará TAG Heuer Red Bul RB12, reemplazando a Infiniti como sponsor oficial.

El Director de Red Bull, Christian Horner, ha manifestado su satisfacción por haber encontrado en TAG Heuer  un sólido socio que no sólo le garantiza estabilidad económica sino que solventa la difícil papeleta que se le había planteado al equipo para encontrar un suministador de motores solvente para 2016.

“TAG Heuer y Red Bull son dos grandes marcas que comparten la pasión por las carreras y hacer las cosas de manera diferente, y esta colaboración única es una prueba más de ello. TAG Heuer ha sido un icono en el mundo de la Fórmula 1 desde hace muchos años y estamos encantados de que nos hayan elegido para continuar su relación con el deporte“, dijo Horner.

“Nuestros valores compartidos de la innovación y el deseo de estar de pie entre la multitud hacen de ésta una de las asociaciones más emocionantes de la Fórmula 1. También nos complace ver cómo Renault confirma su compromiso a largo plazo con la Fórmula 1 y me gustaría darles las gracias por su contribución al equipo desde el año 2007. Su asociación técnica nos da confianza, y esperamos con ilusión a la temporada 2016”, concluyó el responsable deportivo de Red Bull.

Por su parte, el CEO de la firma suiza, Jean-Claude Biver, añadió:  “La Fórmula 1 está profundamente arraigada en el ADN de TAG Heuer, y Red Bull es un equipo joven, dinámico y bien dirigdo, que encaja perfectamente con nuestra estrategia para las campañas de marketing. Nuestro lema #DontCrackUnderPressure será el principio rector de todas nuestras acciones con el apoyo del equipo Red Bull y su entusiasmo, altamente contagioso”.

TAG Heuer cambia a McLaren por Red Bull


McLaren ha anunciado la salida de la firma suiza de relojes de lujo TAG Heuer como patrocinador del equipo a partir del próximo año, tras más de 30 años de colaboración conjunta.

TAG Heuer deja McLaren después de 30 años de colaboración
TAG Heuer deja McLaren después de 30 años de colaboración

“El patrocinio de McLaren con TAG Heuer ha sido uno de los más exitosos y duraderos de la historia del deporte. Ha durado 30 años y durante este tiempo ambas partes han logrado enormes éxitos juntos“, afirmó un portavoz del equipo de Woking.

“Con gratitud anunciamos el final de nuestra colaboración de 30 años, satisfechas ambas partes por un trabajo bien hecho”, añadió.

En paralelo, la compañía relojera ha confirmado la firma de un importante acuerdo de patrocinio con Red Bull,  tal y como ha afirmado su CEO, Jean-Claude Biver.

Red Bull es joven, dinámico y perfectamente coherente con la estrategia de Tag Heuer“, afirmó Biver.

Es alarmante la sangría de patrocinadores que huyen de Woking con rumbo a otros equipos, ante la cada vez más alarmante falta de resultados y el descrédito creciente de la escudería, en un mercado cada vez más exigente.

Un duro golpe sin duda para las arcas de McLaren que, en apenas tres años ha perdido a varios de sus más importantes patrocinadores como Vodafone y Gillette y, sobre todo Hugo Boss, que firmó con Mercedes tras 34 años.