Tony Fernandes culpa a los compradores de Caterham de la crisis del equipo


El antiguo propietario del equipo Caterham de Fórmula 1, el magnate malayo Tony Fernandes ha querido salir al paso de las acusaciones vertidas por el actual equipo gestor y nuevo dueño de la escudería británica acerca de la crisis que amenaza incluso con llevársela por delante.

Tony Fernandes se defiende de las acusaciones de causar la crisis en Caterham
Tony Fernandes se defiende de las acusaciones de causar la crisis en Caterham

En concreto, la actual directiva, encabezada por su asesor deportivo Colin Kolles, han acusado a Fernandes de no haberse desprendido aún de su paquete accionarial y entregar la titularidad de la compañía a sus compradores, pese a que estos habrían desembolsado ya el 100% del importe acordado para su compraventa.

Sin embargo, Fernandes se defiende y afirma que Engavest, la empresa inversora que se hizo con Caterham en verano es la única responsable de la delicadísima situación financiera y deportiva que acecha al equipo de Oxfordshire.

Así pues, el empresario malayo ha confesado hoy en un comunicado que las condiciones que deberían haberse dado para que él pudiese transferir sus acciones a la nueva dirección, simplemente, no se han dado. De ahí que haya optado por retener sus acciones.

La primera y más importante condición para que la compraventa fuese efectiva, siempre según Fernandes, era que Engavest hiciese frente a las deudas del equipo ante todos los acreedores -los ya existentes y los nuevos- algo que él asegura que no se ha producido en ningún momento.

“En junio de 2014, decidí, junto al resto de los accionistas, vender mi participación en el equipo Caterham F1”, comienza diciendo Fernandes en su comunicado.

Nos pusimos de acuerdo de buena fe para vender las acciones de una compañía suiza llamada Engavest, sobre la base de su compromiso de pagar a todos los acreedores actuales y futuros, incluyendo el personal. La continuación del pago del personal y de los acreedores era tan importante para mí que me aseguré de que las acciones no serían transferidas a los nuevos compradores hasta que no cumpliesen con esta condición.

Tristemente, Engavest no ha cumplido con ninguna de las condiciones establecidas en el acuerdo y Caterham Sports Ltd ha tenido que ser puesto en administración por parte del Banco , con grandes sumas debidas a numerosos acreedores”,  continúa diciendo el magnate malayo.

“Nuestro acuerdo con Engavest era muy claro: no había obligación legal de transferir las acciones a ellos a menos que ciertas condiciones -que incluían el pago a los acreedores- se cumpliesen. No se han cumplido esas condiciones. Nuestros abogados han requerido a Engavest varias veces para cumplir con estas condiciones, pero que no han podido participar”, ha añadido Fernandes en su escrito de descargo.

Por último, concluye el comunicado responsabilizando de forma directa a la nueva dirección del futuro de la compañía. “Si usted se compromete a comprar un negocio, usted tiene que pagar sus facturas. Han incumplido esa promesa y ahora, por desgracia, hay otras personas como los empleados y los fans del equipo Caterham F1  que sufrirán las consecuencias si el equipo deja de correr. Espero sinceramente que éste no sea el caso y que podamos encontrar una solución”.

El CEO del Grupo Caterham, Graham MacDonald
El CEO del Grupo Caterham, Graham MacDonald

Por si fuese poco, el actual CEO del Grupo Caterham, Graham MacDonald, ha añadido más leña al fuego al dudar de las intenciones de Engavest de hacer frente a  las deudas, conforme a los términos del acuerdo. “Me parece que nunca tuvieron la intención de pagar estas deudas”, ha manifestado el directivo británico.

De hecho, MacDonald se ha mostrado muy indignado con la actitud adoptada por los nuevos compradores de Caterham.

“Seguimos viendo quejas y demandas contra el equipo de Fórmula 1 que son totalmente infundadas. No sólo fallaron en pagar a los acreedores (e incluso han dejado de pagar a nuestros accionistase), sino que han fallado en pagarnos hasta en el uso de nuestra fábrica y oficinas. Es que tampoco han pagado nada por el uso de nuestra marca. 

“En definitiva, los nuevos propietarios no nos han pagado nada y, ahora los administradores que han sido nombrados, quieren marcharse dejándonos sus pasivos,  dijo el responsable del grupo.

Como se puede apreciar, las posturas están sumamente encontradas. Al menos, lo suficiente como para hallar una salida rápida para los graves problemas que atraviesa el equipo. Las deudas acechan y los plazos vencen y no parece que ni Fernandes ni los nuevos propietarios de Caterham puedan encontrar un camino que garantice la viabilidad de la escudería, al menos en un breve espacio de tiempo.

Y es que lo que menos tiene ahora mismo Caterham por delante es eso, tiempo. En menos de un mes las escuderías tendrán que presentar las cuentas y sus respectivos avales que garanticen su continuidad el próximo año en la más alta competición y no da la sensación que en el equipo británico puedan estar mínimamente al día en cuanto a sus obligaciones de pago.

Una situación que recuerda y mucho a los últimos días del “difunto” equipo HRT por lo que somos muy pesimistas en cuanto al futuro inmediato de Caterham en la Fórmula 1.

Anuncios

Caterham, en grave riesgo de desaparición


Que Caterham era un equipo con serios problemas de viabilidad era un hecho desde el inicio de esta temporada.

Kolles y todo su equipo humano y monetario darán por terminado su paso por la escudería Caterham
Caterham, en grave riesgo de desaparecer

 

Sin embargo, la venta llevada a cabo por su antiguo propietario, Tony Fernandes, a un fondo de inversión y los cambios instituciones consiguientes, tampoco han sacado al equipo británico del atolladero en el que se encuentra.

La primera piedra en el camino la puso Kamui Kobayashi al filtrar en su cuenta de Facebook a principios de esta semana una foto de la suspensión rota de su Caterham t que los miembros del equipo no pudieron cambiar sino tan solo reparar de mala manera, recubriéndola de carbono, durante el pasado GP de Rusia.

Una situación ciertamente grave ya que se puso seriamente en riesgo la propia integridad física del piloto nipón, que confesó abiertamente que pasó mucho miedo durante la citada carrera ante la posibilidad de que dicha suspensión se rompiese.

Detalle de la suspensión del Caterham de Kobayashi en Rusia
Detalle de la suspensión del Caterham de Kobayashi en Rusia

Sin embargo, lo peor estaría aún por llegar y se ha producido hoy con la denuncia pública realizada por el nuevo equipo directivo de Caterham, encabezado por Colin Kolles ante una posible estafa por parte de Tony Fernandes, su anterior propietario.

Al parecer, y pese a que los nuevos propietarios han desembolsado ya la totalidad del dinero acordado para la venta del equipo, Fernandes aún no ha hecho efectiva la transferencia de las acciones.

Por este motivo, la nueva dirección ha amenazado con llevar al directivo malayo a los Tribunales y, lo que es peor, con desentenderse de la dirección deportiva de Caterham y liquidarla como escudería al final de esta misma temporada.

El ultimátum es bien fácil de entender. O se transfieren ya los títulos de propiedad de la escudería conforme a los términos del acuerdo suscrito o todo el staff técnico  y empresarial que hizo posible la compra de Caterham dará por finalizada su etapa en el equipo británico y se procederá a su disolución casi inmediata.

Problemas con Tony Fernandes en la venta de Caterham
Problemas con Tony Fernandes en la venta de Caterham

De momento, el actual máximo responsable del equipo, el italiano Manfredo Ravetto ha renunciado a continuar con sus funciones y aún no se sabe quién ocupará su puesto en el próximo GP de EE.UU., en Austin en menos de 15 días.

Así pues, y mientras esta situación no mejore, Caterham seguirá con la Espada de Damocles sobre su cabeza ya que, como el propio Ravetto ha admitido, la situación financiera del equipo es “crítica” y ha confesado que el equipo estuvo en un tris de desaparecer tras el GP de Gran Bretaña ante la imposibilidad de hacer frente a sus pagos más inmediatos.

Tony Fernandes confirma la venta de Caterham


Pese a que Tony Fernandes llegó a negar hace escasas fechas el incesante rumor sobre la venta de Caterham, finalmente el empresario malayo ha anunciado el traspaso de todas sus acciones en la escudería británica a un consorcio de inversores suizos y de Oriente Medio, por medio de un comunicado hecho público en la web del equipo.

Tony Fernandes vende Caterham
Tony Fernandes vende Caterham

Además, y según los términos del acuerdo, el equipo continuará en la Fórmula 1 y seguirá manteniendo su base de operaciones en la localidad británica de Leafield, como hasta ahora.

Este grupo inversor está asesorado por Colin Kolles y ha confirmado al ex-piloto holandés Christijan Albers como director y al italiano Manfredi Ravetto como responsable ejecutivo del equipo, lo que supone la inmediata salida de Cyril Abiteboul, su director hasta este momento.

“Somos conscientes del gran reto que tenemos por delante dada la lucha que hay en la parte baja del Mundial. Nuestro objetivo es tratar de conseguir la décima posición del campeonato”, ha dicho Albers.

“Estamos muy comprometidos con el futuro del equipo y vamos a luchar para que el equipo pueda contar con los recursos necesarios para desarrollarse y crecer y lograr todo lo que es capaz”, concluyó el ex-piloto holandés en el comunicado.

Caterham niega los rumores de venta


Caterham ha desmentido rotundamente que esté en venta, por medio de un comunicado hecho público en su web, en el que se reafirma de forma categórica el grado de compromiso de sus dos principales propietarios, Tony Fernandes y Datuk Kamarudin.

Caterham niega que esté en venta
Caterham niega que esté en venta

“A pesar de los rumores de la prensa en sentido contrario, Caterham Group no está en venta. Las informaciones que circulan sobre estos hechos son falsas“, reza en la declaración de la empresa británica.

Sin embargo, fuentes de la compañía han confirmado la búsqueda de nuevo capital para “cumplir con nuestros ambiciosos planes de desarrollo”.

Concluye el comunicado diciendo que “El Grupo Caterham no está en venta. Amamos lo que fabricamos y estamos siempre en búsqueda de una mayor inversión. Esto no es diferente a la forma en que empezamos AirAsia. Sí, estamos siempre en constante reto con nosotros mismos y tomando decisiones sobre todo desde la estructura de los proyectos dentro del Grupo. Eso es normal en los negocios. Pero eso no quiere decir en modo alguno que estemos vendiendo”.

 

Cyril Abiteboul, nuevo Director del equipo Caterham de Fórmula 1


La escudería británica Caterham ha anunciado el relevo de Tony Fernandes por el francés Cyril Abiteboul, que ocupará el puesto de Director Deportivo del equipo británico con carácter inmediato. De esta forma, Abiteboul combinará su nuevo rol con sus actuales responsabilidades como director general del equipo, cargo que asumió el pasado mes de septiembre, tras desembarcar en el equipo británico proveniente de Renault.

El directivo galo, de 35 años, se incorporó a Renault en 2001 y fue nombrado gerente de desarrollo de negocios para su equipo de Fórmula 1 en 2007, antes de pasar a ser director ejecutivo de Renault Sport F1 en 2010.

Por su parte, Tony Fernandes, que ha llevado al equipo desde 2010 -en aquella ocasión bajo el nombre de Team Lotus F1-, ha decidido dar un paso atrás para concentrarse en  la gestión de lo estipulado en el acuerdo firmado esta misma semana entre Caterham y Renault para el diseño y fabricación conjunta de coches deportivos.

El propio Fernandes ha manifestado sobre su sucesor que “Cyril va a ser un excelente director de equipo . Tiene una amplia experiencia en la F1, lo respeta muy bien y comparte al 100% nuestra visión de lo que queremos a nuestro equipo para lograrlo. Sucede en el cargo durante una temporada en la que todavía no hemos cumplido con nuestro potencial, pero en un momento en que tenemos todo en su lugar para ayudarnos a hacerlo. Un día vamos a ganar nuestro asiento en la mesa principal de la Fórmula 1 y él es la persona adecuada para llevarnos allí”

El primer objetivo a corto plazo que Abiteboul se ha marcado es mejorar la actual posición del equipo en el Mundial de Constructores, en el que a falta de dos carreras para finalizar la temporada, Caterham ocupa la 11ª posición, después de haber terminado 10º en 2010 y 2011, entonces bajo el nombre de Lotus.