Torredembarra devolverá 80.000 euros por un radar mal ubicado


Señal de RadarEl Ayuntamiento de  la ciudad tarraconense de Torredembarra va a devolver los 80.000 euros de la recaudación de las multas procedentes de un radar mal señalizado, según acordó el Pleno del consistorio local celebrado el pasado jueves.

Esta histórica decisión es fruto del esfuerzo llevado a cabo estos últimos años por una asociación creada expresamente para denunciar la ubicación de un radar camuflado, situado en la antigua N-340, en concreto  en el tramo que une la C-32 (carretera de La Riera) y la T-210 (carretera de La Pobla) . Un radar que, entre el 18 de julio y el 16 de octubre de 2011 llegó a imponer 5.300 sanciones.

Desde su entrada en funcionamiento, ciudadanos de Torredembarra y otros pueblos de  la zona como La Pobla de Montornès, La Riera de Gaià, La Nou de Gaià y Altafulla, se organizaron en una Plataforma de Afectados, denunciando entre otras cosas que el Ayuntamiento de Torredembarra nunca informó de que la vía en la que se ubicó el radar era urbana, ni actualizó las señales, previniendo a los conductores de tal hecho. Asimismo, esta Plataforma criticó que las sanciones impuestas tardaron mucho en comunicarse (entre 60 y 90 días después de haberse cometido). De esa manera, prácticamente ningún conducto -sobre todo al principio- conocía que había cometido una infracción, por lo que era normal la reincidencia y, por ende, la acumluación de multas.

Sin embargo, la presión popular de esta asociación logró no sólo la retirada del polémico radar sino que además, consiguió que todas las sanciones fuesen declaradas nulas. Pero faltaba saber qué iba a pasar con aquellas multas que fueron abonadas, con anterioridad a la declaración de nulidad y que el Consistorio ya había cobrado, una vieja reivindicación de la Plataforma pero para la que el Ayuntamiento no ofrecía respuestas.

El polémico radar de Torredembarra
Torredembarra devolverá el dinero de las multas de su polémico radar

Pues bien, tras varios meses de lucha por parte de la PAR, el pleno ordinario aceptó las alegaciones presentadas por dicha asociación y aprobó que, a partir del 1 de septriembre, se iniciará el reembolso de  los más de 80.000 euros ingresados en las arcas municipales procedentes de las 526 multas y cuyos infractores ya habían pagado al Ayuntamiento.Igualmente, el Pleno decidió que el abono de estas cantidades se prolongará hasta el mes de diciembre y se hará con cargo a los presupuestos del BASE, el organismo público creado por la Diputación de Tarragona que recaudó en su día el importe de las multas.

A favor de esta medida votó el equipo de gobierno, integrado por la coalición CiU, PP e Independientes así como otros grupos de la oposición municipal como ABGv y el PSC, tras presentar varias enmiendas, una de ellas instando al alcalde, Daniel Massagué, a pagar la devolución de su bolsillo. Solo ERC votó en contra y mostró su enojo por cómo se había gestionado el conflicto, además de proponer recurrir a un seguro de responsabilidad patrimonial.

Por su parte, la Plataforma ha mostrado su satisfacción por la “victoria ciudadana conseguida tras dos años de lucha y reivindicaciones” y ha apuntado que “no bajaremos la guardia hasta que esté todo devuelto”.

Anuncios