Toyota, dispuesto a implementar en 2015 toda su tecnología sobre seguridad en sus modelos


 

logo-toyotaToyota ha anunciado que  comenzará a implementar a partir del 2015 todo un conjunto de tecnologías de seguridad activa y de ayuda a la conducción de última generación.

Este proceso dará comienzo en Japón el próximo año 2015, para ir extendiéndose de forma gradual al resto de mercados, especialmente Norteamérica y Europa hasta finales de 2017.

Con esta iniciativa, Toyota pretender acercar sistemas como el Pre-Collision System (PCS), la alerta de cambio involuntario de carril, las luces largas automáticas y el Control de Crucero con radar a todos sus modelos de gama media y alta.

El PCSPre-Collision System es un sistema complejo que utiliza un radar de ondas milimétricas y una cámara para detectar peatones y vehículos. Para ayudar a evitar o mitigar las colisiones, este sistema activa un aviso sonoro y visual, además de la asistencia de frenado, seguida de la aplicación automática de los frenos, en el supuesto de que el conductor no pudiese frenar a tiempo.

Otro de los sistemas exclusivos de Toyota que el fabricante nipón desea implementar en sus modelos es el Control de Crucero con radar. Este sistema, basando en el mismo radar de ondas milimétricas del PCS, se emplea para detectar los vehículos precedentes y determinar su velocidad. A partir de ahí, el sistema ajusta la velocidad del vehículo para mantener la distancia de seguridad con el vehículo q de delante.

Además, mediante una cámara situada en la parte delantera y el radar, el sistema detecta los vehículos que entran o salen del carril y acelera o frena suavemente el vehículo durante la marcha para evitar la colisión.

También, a partir del próximo año, algunos de los nuevos modelos de Toyota serán compatibles con sistemas avanzados de cooperación vehículo-infraestructura, que utilizan una frecuencia inalámbrica reservada a los Sistemas de Transporte Inteligentes o Intelligent Transport Systems (ITS), para la comunicación entre la vía y el vehículo y entre vehículos, para así recopilar información que no se pueda obtener mediante los sensores del vehículo.

Por último, Toyota contará en 2015 con una tecnología de reciente desarrollo de luces de carretera adaptables, para poder controlar con más precisión la distribución lumínica gracias al empleo de la tecnología LED de control independiente.

Así pues, el nuevo sistema de luces de carretera adaptables de LEDLED Array Adaptive High-Beam Systemse vale de múltiples LED controlados por separado y dispuestos en una única hilera.

Este sistema ofrece una mayor amplitud de iluminación que los sistemas tradicionales y, lo más importante, sin deslumbrar a los conductores de los vehículos que circulan en sentido contrario o por delante.

Toyota desarrolla una tecnología para evitar atropellos


Toyota Motor Corporation acaba de desarrollar el exclusivo Sistema Precolisión PCS o Pre-Collision System. Un revolucionario sistema de prevención de atropellos, basado en el uso conjunto de la dirección asistida, la fuerza de frenado precolisión y el frenado automático, con el fin de evitar colisiones con peatones y otros usuarios vulnerables de la vía pública.

Toyota Precollision System, un sistema revolucionario para evitar atropellos
Toyota Precollision System, un sistema revolucionario para evitar atropellos

El nuevo PCS, con dirección asistida para evasión de peatones PASA (Pedestrian-Avoidance Steer Assist), puede ayudar a impedir colisiones cuando el vehículo circule a más velocidad de la adecuada o cuando un peatón se cruce de forma repentina e inesperada en la trayectoria del vehículo.

Así pues, un sensor a bordo detecta a los peatones y muestra inmediatamente una alerta visual en el salpicadero delante del conductor tan pronto el sistema determina que hay riesgo de colisión.

Si la probabilidad de que se produzca una colisión aumenta, el sistema dispara una alarma sonora y visual para que el conductor adopte acciones evasivas. Esto activa de inmadiato las funciones de fuerza de frenado precolisión y frenado automático.

Si, pese a todo, el sistema determina que no basta solo con frenar para evitar la colisión y hay espacio suficiente para evitarla, se activa la dirección asistida para esquivar al peatón.

Ya el pasado año, Toyota desarrolló un sistema que aplica una mayor fuerza de frenado precolisión y el frenado automático para ayudar a evitar colisiones con peatones.

El sistema, que se adoptó en el modelo Lexus LS, avisa al conductor si detecta una posible colisión con un peatón o un obstáculo. En el caso de que el conductor no hiciera nada para evitar la colisión, el sistema se activa automáticamente.

Sin embargo, este nuevo Sistema PCS está mucho más desarrollado que aquél y, en caso de implementarse, puede ser un avance sustancial en la lucha por la protección de los peatones,  iniciada ya hace unos años por Volvo y su sistema de prevención de atropellos.

El número de víctimas mortales por accidentes de tráfico en Japón se ha reducido por 12º año consecutivo, hasta las 4.411 en 2012. No obstante, de ese total, los peatones son víctimas frecuentes, representando un 37% de ahí que en la marca nipona se haya sensibilizado sobremanera por esta cuestión.